Las dos noticias más importantes del mes

mayo 31, 2013

Terminando mayo, me acordé de una conversación que tuve hoy sobre la importancia de las noticias que aparecen en los diarios. Mi posición era que, por lo general, no importan mucho.

Repensando, tengo que reconocer que todo el asunto de la “importancia” es demasiado relativo al observador, a desde dónde lo observa, a qué es lo que no sabe hoy y le cambiaría su idea si lo supiera… El nacimiento de un niño a un pareja humilde que se estaba trasladando para cumplir con el censo ordenado por César Tiberio no parecía algo especial – se dijo que lo preocupó al monarca local, cliente de Roma, pero es una historia dudosa, sin confirmación documental. Dos mil años después, parece haber tenido una cierta importancia.

Teniendo claro, entonces, que no puedo demostrar que son importantes, y que muestran más mis criterios de evaluación que otra cosa, les ofrezco dos noticias, una local – América del Sur – y otra global. Y mis comentarios.

La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Comisión Nacional de Energía Nuclear de Brasil (CNEN), firmaron en Río de Janeiro un contrato con la empresa argentina INVAP para la construcción de dos reactores gemelos en Argentina y Brasil, el RA-10 y el Reactor Multipropósito Brasilero (RMB).

… Las actividades de cooperación bilateral en materia nuclear entre Argentina y Brasil se dan en el marco del Mecanismo de Integración y Cooperación Bilateral (MICBA), quienes conformaron la COBEN (Comisión Binacional de Energía Nuclear) para efectivizarlos“. (Ver aquí)

La importancia no radica en la operación – muy menor, aunque a INVAP, nuestra empresa insignia de tecnología nuclear, le viene bien para solventar sus gastos – sino porque, justamente, no es una “noticia”. No es nada novedoso, sino la continuidad de un entendimiento estratégico que comenzó treinta años atrás.

He sido acusado que, como muchos nac&pop, doy excesiva importancia a lo nuclear. Sucede que – por viejas ideas y también por razones muy concretas y actuales – es la comunidad internacional la que le presta mucha atención. La cooperación entre Argentina y Brasil en este tema es algo que nos establece entre los “países serios”, esto en serio. Tanto que los protocolos de seguridad acordados entre nuestros dos países son aceptados por los organismos internacionales encargados de vigilar esta actividad.

Li-Keqiang visita India en su primer viaje como jefe del gobierno chino … Los primeros ministros de ambos países han firmado en Nueva Delhi las bases de un acuerdo económico sin precedentes para impulsar los intercambios comerciales entre las dos naciones más pobladas del mundo en un 40% de aquí a 2015.

La visita está cargada de simbolismo. No sólo porque India sea el primer destino que ha escogido Li-Keqiang para viajar al extranjero desde que en marzo llegara a la jefatura del gobierno chino. Sino porque con este gesto, pretende también desactivar las tensiones que resurgieron el pasado mes de abril, cuando una treintena de soldados chinos penetraron en una zona que la India considera bajo su soberanía en la cordillera del Himalaya“. (Ver aquí)

Aquí no hay mucho para discutir sobre la envergadura. El país más poblado del mundo y el que va a serlo en pocos años; la Gran Potencia emergente y la que está empezando a recorrer ese camino. Dos países continente, con armamente nuclear. Dos civilizaciones distintas, sin las cuales no se puede entender la experiencia humana…

Y dos jugadores en el tablero global, de cuyas malas relaciones entre sí tomaban como dato los otros: EE.UU., Rusia, Inglaterra, Pakistán… Por supuesto, no es que a partir de esto todo es paz y amor. Recién China gruñia por el acercamiento de India a Japón…

Pero… simplemente la posibilidad de que podrían llegar a acuerdos profundos, modifica ese tablero global. Ah, y ambos son buenos mercados para nosotros.


Para la atención del Chivo Rossi, algo de geopolítica

mayo 31, 2013

antartida

Los recientes cambios en el gabinete de la Presidente Cristina Fernández – en especial el desplazamiento del presidente del bloque oficialista y dirigente santafesino, Agustín Rossi. al Ministerio de Defensa – fueron comentados en la blogosfera y por los analistas de los medios a la luz de la situación electoral en su provincia (en algunos de los comentarios, del palo, se notaba un ligero sabor a sapo).

Seguramente tienen razón. Es un año electoral, Santa Fe es uno de los distritos claves, y la primera obligación de un gobierno es ganar elecciones, si quiere seguir gobernando. Corresponde que Cristina mueva sus fichas en la forma que evalúe mejora sus chances.

Pero me permito señalar que la Defensa, en un mundo al que los últimos acontecimientos – desde hace 6 mil años, más o menos – muestran muy inestable, es una materia importante. En el estilo de gobierno K, altamente centralizado, los ministros no juegan el rol fundamental. Pero, inevitablemente, por acción u omisión, tienen un papel importante en las áreas en que están.

Dentro de él, está el contribuir a formar un pensamiento, fortalecer unos valores, … es decir, elaborar, actualizar una doctrina.

Para aportar, subo este trabajo de Alejandro María Larriera, docente del Departamento de Derecho de la Universidad Nacional del Sur, donde encabeza un proyecto para analizar los riesgos que enfrenta Sudamérica en un siglo XXI donde los recursos naturales empiezan a cotizar demasiado alto: MALVINAS, ANTÁRTIDA Y ATLÁNTICO SUR: el período 1945 – 1955, clave en el ejercicio de la soberanía argentina y sudamericana.

Es un poco extenso, por eso me limito a enlazarlo con el blog del Foro San Martín donde apareció en estos días. Sí quiero resaltar este párrafo, que, como dicen en mi barrio, no tiene desperdicio:

Solía comentar Luis Alberto Herrera, líder del Partido Nacional Blanco de Uruguay, que Perón cuarenta y ocho horas después del éxito electoral del 24 de febrero de 1946 que lo llevó a la primera Presidencia, le envió un telegrama que finalizaba con esta frase “Hay que realizar el sueño de Bolívar. Hay que formar los Estados Unidos de Sudamérica”.

Nada de lo que ocurrió después fue producto del azar. Perón llegó a la Presidencia con una visión de la situación mundial y del papel de la Argentina y de América del Sur en el mundo muy clara. 

La conformación de un núcleo duro de aglutinación que pivoteara sobre el triángulo isósceles invertido de Argentina, Brasil y Chile impulsando una política de integración, apoyo y defensa común fue el eje de la primera política internacional explicitada y desarrollada por la Argentina en la época moderna.
.
Todo ello enmarcado en un mundo polarizado por dos sistemas mundiales de dominación, que avanzaba aceleradamente hacia la superpoblacion y superindustrialización. Anticipó con meridiana claridad, que las guerras del futuro serían económicas y despiadadas, por el control de los recursos naturales.
.
Se desplegó entonces no solamente una activa política de integración regional, sobre la base del histórico ABC (Argentina, Brasil, Chile) de 1910, que incluyó un sistema de Tratados de Complementación Económica e Industrialización de América del Sur, sino  además  una Doctrina de Defensa Nacional (DDN) inédita en nuestro país y en todo el continente con excepción de la gran potencia del norte. En conjunto significó, por primera vez en el espacio americano, la elaboración y puesta en marcha de una estrategia continental para el Atlántico Sur“.

Para la autoestima argentina, y armenia, también

mayo 30, 2013

eurnekian_eduardo

Esta noticia que voy a subir a continuación me interesó mucho, y encaja con las notas que me gusta acercarles sobre desarrollos tecnológicos argentinos, pero vacilé antes de decidirme a incorporarla al blog.

Suena demasiado como el típico chivo de la publicidad institucional. Y – aunque no tengo objeciones contra esa actividad – no he recibido ninguna pregunta de la empresa mencionada sobre el valor del espacio.

Pero… el hecho que hubiera sido publicada hace pocas horas por el Financial Times – probablemente la revista de negocios más leída en el mundo – y que nunca ha mostrado demasiada simpatía por Argentina y mucho menos por nada que tenga afinidad con el gobierno kirchnerista… me decidió. Jude Webber es el corresponsal de FT, y lo más cercano a su voz editorial en todo lo que tiene que ver con Argentina.

He tratado de traducirla con la mayor fidelidad para los que no dominan el inglés o no han conseguido una suscripción de prueba a FT. Las podas de lo que entendí innecesario fueron mínimas. Así que estimo que la información va a ser de interés, cualquiera sea la opinión que tengan sobre la K burguesía. Ah, y si alguien pronuncia “capitalismo de amigos”, le pediría que me nombre un país donde pueda encontrar un “capitalismo de desconocidos”.

Un pionero argentino descubre un nicho en semiconductores

Por Jude Webber, desde Chascomús

Los trabajadores de batas blancas y zapatos de protección caminan por el brillante suelo azul de una flamante planta industrial construida en el sitio de una antigua fábrica textil.

Las máquinas ronronean en vez de rugir y se ve más como un hospital estéril que una parte importante de la revolución industrial del siglo 21 en América Latina.

Pero Eduardo Eurnekian, uno de los empresarios más exitosos de Argentina, cuya Corporación América administra 49 aeropuertos en siete países de América Latina y Europa, ha encontrado lo que ve como un nuevo nicho: los semiconductores.

Tiene previsto invertir U$S 1.200 millones en una operación que inicialmente producirá chips para tarjetas inteligentes, como los pases de viaje recargables, así como para los teléfonos celulares, tarjetas bancarias y pasaportes. Pero con el tiempo, el plan es abarcar toda la cadena de producción: desde la extracción de arena de sílice, para la fabricación de las obleas de silicio, a la producción de los sofisticados microchips.

Nada de la tecnología es nueva en sí – de hecho, la fábrica, ubicada en Chascomús, a 120 kilómetros al sur de Buenos Aires, producirá transistores, los “bloques de construcción” de los chips, espaciados entre 350 a 90 nanómetros de distancia. Los chips que forman el cerebro digital de los últimos gadgets, como el iPad, se construyen con transistores separados sólo 40 nm entre sí y son por lo tanto mucho más potentes. Los líderes del sector, como Intel, están construyendo fichas con transistores de 22 nm de separación.

Pero la compañía, Unitec Blue, quiere posicionarse como pionera en semiconductores en América Latina, capaz de suministrar chips de manera competitiva a la región que se adaptan a una amplia gama de aplicaciones industriales que no requieren tecnología de vanguardia.

… No se trata de producir más barato que Asia – algo que los expertos dicen que sería imposible -, sino competir en cosas tales como el tiempo de entrega.

… Empresas argentinas importaron chips por $ 980 millones en el 2012 y se espera que esa cifra aumente a $ 1.300 millones este año… El mercado brasileño es siete veces más grande. Y el mercado regional “al sur de México”, donde Unitec espera competir, representa $ 17 mil millones.

Brasil ha luchado durante años para conseguir una industria de semiconductores en funcionamiento. Ya cuenta con un fabricante de semiconductores a pequeña escala en Ceitec. IBM, y EBX del multimillonario brasileño Eike Batista también están planeando una joint-venture para la fabricación de chips. Pero Unitec está comercializando agresivamente.

Creo que hay espacio para un jugador regional porque todas estas fundiciones no están localizadas en América Latina” acordó Tuan Samuel Wang, vicepresidente de investigación de Gartner, una consultora de tecnología. La mayoría de los fabricantes de semiconductores se encuentran en Asia y los EE.UU., con la industria mundial dominado por TSMC de Taiwán.

En América Latina, Intel posee una planta en Costa Rica, pero no permite su utilización a otras empresas de primera línea.

Lanzar Unitec Blue en Argentina, no fue, sin embargo, sin obstáculos: las restricciones a las importaciones demoraron la entrega de la maquinaria necesaria de Alemania.

Pero esos controles a la importación impuestos por un gobierno proteccionista podrían dar a Argentina ventajas en el desarrollo de diseño de microchips y la “profundización de las posibilidades tecnológicas nacionales“, dijo Pedro Julián, un experto en la industria y profesor de la Universidad Nacional del Sur, que está trabajando en un proyecto de diseño de un microchip y dice fundición que monta Unitec podría ser “muy complementaria. Se están moviendo en un segmento en el que podríamos usar escala regional“.

La empresa, prevista para su inauguración oficial por parte de Cristina Fernández, presidenta de Argentina, el 4 de junio, está financiada en su totalidad por el propio capital de Corporación América. “Ahora es el momento de invertir en Argentina“, dice el Sr. Eurnekian. “Los activos están baratos“.

Argentina está acosada por una inflación que se estima en un 24 por ciento anual y los controles de divisas han asustado a otros inversores, como la brasileña Vale, lo que llevó a abandonar un proyecto de $ 6.000 millones.

Pero para este empresario, la ecuación es simple. “Trato de investigar los nichos donde hay potencial“.


Raúl Scalabrini Ortiz, un 30 de mayo

mayo 30, 2013

scalabrini

Como dije otras veces, no me motivan los aniversarios de fallecimientos. Pero a Scalabrini debemos recordarlo.

No quiero mitificarlo. Pudo haberse equivocado en políticas concretas, y sus análisis no eran rigurosos. Pero tenía corazón y patriotismo, y su lucha fue siempre generosa. En nuestro país, muy proclive a los panteones de próceres, Raúl Scalabrini Ortiz se ganó un lugar de honor.


Aviso parroquial

mayo 29, 2013

miércoles calavera

 

 

moradores


Sergio Massa y el dulce encanto de la interna peronista

mayo 28, 2013

cristina y massa

Es una de las historias más conocidas de la literatura de crímenes, y la mencioné otras veces, pero es tan buena que quiero volver a contarla. En uno de sus casos, Sherlock Holmes le menciona al Dr. Watson la extraña conducta del perro de la casa durante esa noche. El buen doctor – que evidentemente funcionaba como el Javier Portales del Alberto Olmedo que era el gran detective – dice “Pero Holmes, el perro no hizo nada durante la noche!“. “Esa fue la extraña conducta, Watson“.

Por algunas semanas no me encontré con mis amigos, ni tampoco con mis no tan amigos, de la fauna peronista, y de la otra. Estos días empecé a conversar con algunos, y lo que llama la atención es lo que no sucedió en este tiempo.

Este es un año electoral, y, muy lentamente, la mayoría de los argentinos lo está asumiendo. La señal más clara: los más apasionados, K y anti K, ya se pelean en las reuniones de familia, mientras los demás los miran incómodos. La minoría politizada, por supuesto, no piensa en otra cosa. No es que se elija ningún cargo de importancia vital – salvo para los que necesitan renovar su banca – pero va a definir las condiciones de partida para la Gran Carrera por la presidencia que finaliza en octubre 2015.

Y en menos de un mes – el 22 de junio – deben estar presentadas las listas de quienes competirán en las Primarias Abiertas del 11 de agosto. Que, la ley es terminante en este sentido, serán los únicos que podrán competir en las elecciones nacionales del 27 de octubre.

Hasta ahora, los candidatos de las fuerzas políticas más importantes – primero y principal, el oficialismo – no aparecen. Salvo, claro, en la “información” periodística, que tuvo a Alicia Kirchner durante un año como cabeza de la lista de Cristina en la interna del FPV en la Provincia de Buenos Aires, sin molestarse en averiguar si estaba en el padrón (A pesar de eso y los medios, todavía es posible que la encabece, nomás).

Esto podría sorprender solamente a un ingenuo como el Dr. Watson. Hoy son muy, muy pocos los “dueños de la pelota”, los actores que cuentan con los recursos políticos y financieros para “armar lista”, y dar una campaña electoral. Todos ellos, empezando por la Presidente, están jugando sus cartas cerca del pecho: saben de memoria una vieja lección que repetía Lorenzo Miguel “Si armo la lista mucho antes que cierre el juzgado, los que dejo afuera tienen tiempo de armar una, o tratar de subirse a otra“. Claro, en este tiempo la situación es mucho más compleja que en las viejas internas de la Capital, pero, más allá de todos los análisis teóricos, hay un elemento personal: un jugador que mira a sus rivales y trata de sorprenderlos.

Por eso son tan patéticas las especulaciones periodísticas – en las que se prende el activismo, cómo no – “El gobierno estudia suspender las primarias“, “Fulano va a romper con el gobierno nacional“, “El candidato será Zutano“, … Esas decisiones se toman tratando de prever las de los otros jugadores. Que a su vez tratan de prever las de uno. Y nadie quiere quedar atado a una decisión antes que sea inevitable.

Lo realmente curioso, y significativo, es que aún antes, en quince días, el 12 de junio próximo, deben estar presentadas las alianzas que competirán en las PASO. Y todavía no están cerradas.

La explicación es simple, y lamentable para la salud de la política argentina: no existen hoy partidos políticos con estructuras orgánicas nacionales. Ni tampoco – al peronismo, tradicionalmente, le servían como reemplazo de ellas – agrupaciones fuertes, con despliegue en el territorio. Salvo, justamente en el peronismo, La Cámpora, que es y pretende ser un instrumento de la conducción de Cristina, el Movimiento Evita y otros movimientos sociales, que dependen demasiado de los recursos del Estado.

La militancia y el activismo, político o gremial, siguen siendo fundamentales, porque son, por ejemplo, los que ponen los fiscales. Pero, al no estar organizados, no alcanzan a condicionar a quienes pueden armarlas. Tienen que elegir del menú, es decir, las listas armadas por esos muy pocos dirigentes en condiciones de hacerlo; porque generalmente los activistas no pueden abstenerse; la interna es su razón de ser y, en muchos casos, una fuente de ingresos. Los decisores gozan de una casi absoluta libertad… hasta que los votantes dan su veredicto, claro.

En este escenario que he tratado de describir, el fenómeno más interesante de los últimos meses ha sido el crecimiento de la figura de Sergio Massa. Quiero precisar a lo que me refiere, porque este es un asunto muy debatido (y puteado).

Su gestión en la ANSES lo hizo conocido, aún para un electorado con poca memoria. Su paso por la Jefatura de Gabinete nacional le dio notoriedad. Y como intendente de Tigre con muy buena imagen en las encuestas, es un dirigente territorial importante en la Zona Norte de la Primera Sección electoral. O sea que es uno de los “referentes”, como se dice ahora, inevitables en la decisiva Provincia de Buenos Aires.

Porque todos los caciques locales – o que aspiran a serlo – que no están seguros de “mojar” en las listas que arme la Presidente – son unos cuantos – miran con interés la figura de alguien que puede encabezar una lista alternativa, en un fenómeno que el viejo jefe de la UOM entendía muy bien.

Si a eso se le suma la repercusión que la ausencia de candidaturas fuertes en los partidos opositores le garantiza de parte de los grupos mediáticos enfrentados con el Gobierno, que le dan visibilidad a cualquiera que podría hacerle sombra a Cristina, su crecimiento es muy explicable.

Lo que llama la atención es que hoy, objetivamente, Sergio Massa ha llegado a pertenecer a esa pequeñísima minoría que está en condiciones de armar una lista – para este 12 de junio, recuerden -que se percibe como un competidor real (Que se percibe, digo. Los votos se contarán el 11 de agosto, después de las 18 hs. Pero los otros que arman deben tomarlo en cuenta hoy).

Los comentaristas más esquemáticos atribuyen esto al Ctdor. Magnetto, a la Embajada, a la Sinarquía o alguno de esos poderes que eligen a sus candidatos en forma misteriosa, entre todos aquellos que aspirarían a ser los “bendecidos”. Otros, con algo más de información sobre lo que se rumorea, hablan de los aportes que habría hecho el Chupete Manzano.

Me permito señalar que no sirve como explicación. El dinero es necesario para hacer política, como todos los que conducen una fuerza con posibilidades entienden perfectamente. Pero con eso sólo no alcanza, como también lo saben.

Mi impresión es que Sergio Massa ha conseguido, tácitamente, ubicarse como la expresión de los que apoyan “algunas cosas” de este gobierno, pero rechazan la actitud de “confrontación”. Ser un candidato de los peronistas, y vecinalistas, y otros, que no son ni cristinistas ni se definen como anti cristinistas. Es una posición que le ha rendido muy buenos frutos en las encuestas por años a Daniel Scioli – su real competidor -, y Massa tiene las ventajas de una gestión más eficiente (bueno, tiene más recursos), su juventud, y ser, comparativamente, una cara nueva. Que son activos importantes para una candidatura.

¿Cómo sigue la cosa? Aquí arriba mostré que es, por definición, impredecible. Depende de la evaluación, y de los nervios, de cada jugador y de los otros sentados a la mesa.

Si yo fuese un profesional contratado por el intendente de Tigre, mi consejo sería presentar lista en la Primaria Abierta del FPV. No porque creo que pueda ganarla – es una elección interna, después de todo, y fuera de la Primera Sección, los dirigentes territoriales, los intendentes, más importantes de la Provincia no están de su lado – sino porque no necesita ganarla. Le basta con establecer una fuerte presencia para el 2015.

Pero me parece que vale la pena analizar las posiciones de los otros jugadores en lo que puede llamarse – con mucha amplitud – la interna del peronismo. A Daniel Scioli le conviene mucho más que el más fuerte challenger a la lista del FPV sea De Narváez, que no es competencia para sus ambiciones presidenciales, y no Massa – y ha movido sus fichas en ese sentido. Sucede que De Narváez estaría dispuesto a pactar con el tigrense ¿por qué no? Es otro al que ahora le sirve estar en la mesa, más que encabezar una lista.

Lo que va a ser más importante, obvio, es la jugada del oficialismo. Y ahí sucede otra cosa curiosa, en la línea holmesiana.

Sergio Massa es hoy la figura más detestada por la progresía K, y también de algunos peronistas de paladar negro que comentan en este blog. La militancia de la Provincia de Buenos Aires que ha decidido jugar para Cristina lo cuestiona duramente. Y el blog de Omix, vocero del massismo ortodoxo, tiene comentaristas abonados para insultarlo. El kirchnerismo ferviente rescata la actitud de ese agitador judío “Porque no son ni fríos ni calientes, y serán escupidos fuera“.

Pero… es llamativo que las figuras públicas del oficialismo, el Chino Navarro, por ejemplo, se abstienen de pegarle; incluso dejan caer algún elogio, como la misma Cristina. Y Artemio López, actualmente severo custodio de los valores K en la bloguería, corrige con severidad a Daniel Scioli, y castiga sin piedad a los alejados de la luz, como De la Sota o Bruera. Pero, desde hace algunos meses y hasta ahora, no dice una palabra sobre el tigrense.

Es posible que la Presidente haya llegado a la conclusión que necesita algo más que los votos de los convencidos. Que, como decía el General, “los buenitos somos pocos”. O que dos opositores son mejores que uno, en algunas circunstancias.

¿Mi conclusión? Sería soberbio si tratara de decir algo definitivo, por las mismas razones que he expuesto. Me inclino, eso sí, a repetir algo que ya dije hace dos meses, escribiendo sobre la interna de la Provincia de Buenos Aires “El intendente de Tigre tiene excelente imagen pública – excepto en la militancia K, lo que no es decisivo – y puede ser muy bueno en campaña. Pero hasta ahora su discurso gira sobre su gestión municipal y, tácitamente, no ser alguien “conflictivo”. Buenas cualidades para muchos votantes, pero no alcanzan para construir un liderazgo. Como me decía un massista reflexivo “Hasta ahora, Sergio tiene el discurso de Scioli, mejor articulado. Necesita empezar a decir algo más”. Estoy de acuerdo ¿Lo hará?


El acto del sábado en la Plaza

mayo 27, 2013

Acto 25-5

Retomando el blog, quise bosquejar un “cuadro de situación” de la política argentina después de 10 años K, mirando hacia lo que sigue. Y subí la nota de un economista amigo sobre un problema estructural de nuestra economía que vuelve a aparecer; porque esas son las cosas que trazan límites a lo que puede hacerse (no barreras; límites: eso que dice “esto hay que solucionarlo antes”).

Tengo material – si consigo el tiempo para trabajarlo – acerca de temas importantes para nuestro futuro: Y, por supuesto, se me ocurren algunos comentarios sobre nuestras fascinantes internas. Pero me di cuenta que no había dicho nada sobre el acto del sábado, en la Plaza.

Es que no hubo nada nuevo, en realidad. El acto, en su número, en su composición social, en su clima, fue similar a los de los últimos años del gobierno de Cristina. Distinto, por supuesto, de las grandes manifestaciones peronistas de la década del ´80, y todavía más distante de las movilizaciones de principios de los ´70, o de la mezcla de carisma desesperado y de aparatos que se dio en los ´90. Quizás lo más parecido, curiosamente, era el aire de fiesta popular, de “romería”, como decía Halperín Donghi, que se veía en los actos de los primeros gobiernos peronistas.

No importa. Lo que volvió a mostrarse en la Plaza es que el peronismo sigue existiendo. Y que es la única fuerza política que es capaz de provocar grandes manifestaciones. A favor o en contra.

Porque, ojo, una manifestación – aún una tan importante como la del sábado – no significa hegemonía, ni siquiera mayoría electoral. Eso casi se vio en Venezuela, hace muy poco, y en Argentina quedó muy claro en el ´83.

Por eso decidí ilustrar este posteo con la tapa de La Nación del día siguiente. No porque sea la mejor foto del acto – que lo es – sino porque demuestra, con su contenido, que también el antiperonismo sigue vigente. Y parecido a sí mismo, a lo largo de la historia.

Con esto no quiero decir que todos los que se oponen al gobierno de Cristina Fernández suscriben el pensamiento que expresa La Nación. Como tampoco todos los que lo apoyamos estamos encuadrados por la eficaz organización que condujo el acto. Pero en ambos casos puede decirse, con bastante justicia, “es lo que hay”.

El que quiera algo distinto, tendrá que construirlo, o ayudar a hacerlo. Pero creo que no podrá lograrse sin partir de una de esas dos realidades que muestran una asombrosa vigencia en Argentina: el peronismo y el (seamos benévolos) no peronismo.


A %d blogueros les gusta esto: