AgendAR

Este año acepté el desafío de un nuevo portal de noticias. Online desde el 2 de abril (la fecha en que este blog empezó a ser descuidado. Nada de coincidencia). No voy a ponerme a describirlo; si les interesa, cliqueen aquí. Mi intención es señalar una paradoja (como ya saben, me gustan). Una parte del proyecto requería, requiere, evitar el compromiso con algunas de las opciones políticas en juego.

No la definición política. Todos los medios la tienen, abierta, tácita o disimulada. Y AgendAR la hace muy explícita en “A todos” en Acerca de, y -como los demás medios- en su contenido. El punto es que el compromiso político activo es una parte importante de mi vida, y muy evidente en este blog. Ya lo dejo de lado en mi agencia -los clientes no se seleccionan por ideología- y no me resulta difícil hacerlo en el portal. Pero lo pensaba como una limitación.

Lo es, por supuesto. No se suben notas de política partidaria, salvo que sean parte de una catástrofe económica o ambiental. Pero también es una apertura. Mental. Me obliga a dirigirme, en temas económicos y por eso necesariamente políticos, a los que piensan como yo y a los que no piensan como yo. Es un ejercicio que recomiendo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: