El PJ, la CGT… y Cristina?: “No me olvides”

febrero 21, 2017

pj-cgt

Ayer hubo una reunión muy importante para el espacio del peronismo (Que es hoy, se puede decir con entusiasmo o con resignación, la principal alternativa al oficialismo actual). Muy importante por lo que estuvo presente. Y también por lo que no estuvo. Vamos a la noticia;

La mesa de conducción del PJ Nacional confirmó que se sumará de manera “orgánica” a la protesta contra el Gobierno nacional. El de ayer fue el primer encuentro de los 5 que realizará la Central obrera esta semana con distintos partidos políticos. Los movimientos sociales, la CTA y varias cámaras empresarias que nuclean a Pymes ya confirmaron su presencia en la marcha que tendrá como epicentro la Plaza de Mayo.

El encuentro fue en la histórica sede del justicialismo en Matheu 130, donde concurrió el triunvirato cegetista: Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña junto a otros dirigentes sindicales como Andrés Rodríguez, Sergio Romero y Omar Plaini. Los recibieron José Luis Gioja y Daniel Scioli, presidente y vice respectivamente; el senador Miguel Ángel Pichetto, Fernando Espinoza (presidente del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires), el diputado Fernando “Chino” Navarro; y los intendentes Verónica Magario (Matanza), Gustavo Menéndez (Merlo) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas)“.

El resto de la nota, lo que se dijo ahí, es previsible. (Aunque valga la pena hacer notar que después de la reunión, Andrés Rodríguez, de UPCN, sindicalista sabio y prudente si los hay y que debe ser prudente porque sus afiliados, los empleados públicos, eran el sector más anti K -y anti La Cámpora- de los trabajadores, advirtió que si desde el Gobierno no hay una “rectificación de rumbo” económico, los gremios van a incrementar el plan de lucha. El clima social está cambiando).

El punto clave, a mi entender, es que allí en Matheu estaban expresados, sino contenidos, todos los sectores que comprenden lo que Perón llamaba “el dispositivo” del justicialismo: el PJ y a través suyo gobernadores e intendentes peronistas,y el movimiento obrero, y a través suyo los movimientos sociales y los sectores empresarios que pueden sumarse a un proyecto anti “neoliberal”. Todos… menos la ex Presidente, Cristina Fernández de Kirchner, la pre candidata a la que todas las encuestas le dan la mayor intención de voto de cualquier otra figura del peronismo, sean del distrito en el que ella  está haciendo campaña, Buenos Aires, o los demás (¿salvo tal vez Córdoba? Hmmm…).

Es una situación curiosa. No de ruptura. CFK ha demostrado en la práctica que su estrategia está en el peronismo, y ha tenido cuidado de no romper -a pesar de declaraciones imprudentes de algunos de sus miembros- con ese “establishment” peronista. También, hay que decirlo, a pesar de las exhortaciones (digitales) de una militancia apasionada y polarizadora, que afirma con elegancia que al pueblo (los votos) los tiene “en la patita”. Creo que su decisión es acertada. Aunque los gobernadores, los intendentes y los gremios tienen menos poder que el que les gustaría -en la Argentina moderna, el “sabot” lo tiene el Ejecutivo nacional- algo de poder, y de recursos, tienen. Y los gremios, con todos sus defectos, son las organizaciones de los trabajadores. No hay otras.

Sin el peronismo realmente existente, todo lo que podría construir Cristina sería un Frepaso bis. Y todos podemos recordar como terminó el Frepaso original.

Por otro lado, en ese establisment están los que han decidido acompañarla, cómo no. Prominente entre ellos es Daniel Scioli, cuya estrategia personal en los últimos meses está encaminada en esa dirección. En general, la dirigencia del PJ acepta en privado -con mayor o menor entusiasmo- la centralidad de Cristina Kirchner en la elección en Buenos Aires. Luego… se verá.

En cuanto a la dirigencia sindical… ninguno de ellos está ahí por adicción a comer vidrio. Si CFK se muestra capaz de reunir en torno de sí una coalición capaz de alcanzar el gobierno, el movimiento obrero formará parte de ella. Por ahora, se sienten seguros de su propia representatividad, y confían que el 7 de marzo quedará demostrada en las calles.

Atención: es importante destacar que la dirigencia sindical con mayor vocación de protagonismo político, la Corriente Federal de Trabajadores, por ejemplo, e independientes como Víctor Santa María, están cerca de Cristina y se mantienen en contacto con ella.

Igual, aún tomando todo eso en consideración, no es una situación estable. Que el poder estructural y la legitimidad que da en el peronismo la adhesión popular no estén integrados se presta a confusiones, operetas de los adversarios, y, lo más grave, confusión y desaliento en los votantes.

En mi modesta opinión, una parte de la responsabilidad es de CFK. Se ha rodeado de gente que no muestra, por decirlo suavemente, mucha capacidad de sumar, articular al resto. Es leal a ella, por cierto, pero la gente mala puede pensar que es leal porque no sería bienvenida en otro lado.

Pero, creo que la responsabilidad mayor, la falencia más grave, es del peronismo en su conjunto. Porque además de Cristina, no ha surgido en su seno, ninguna otra figura con alguna dimensión política que exprese la oposición clara y sin concesiones a este gobierno y sus políticas antipopulares. Mientras las posiciones políticas del peronismo “oficial”, aún a pesar suyo, aparezcan como blandas y acomodaticias ¿porqué Cristina pondría en riesgo su propia legitimidad mezclándose con ellos? Ella ha conseguido ser opositora sin ser tremendista ni “tirabombas” ¿Por qué para el resto de las figuras de primera línea del peronismo no consiguen hacerlo? ¿Porque le tienen miedo a lo que diga Clarín?


Macri y la pared

febrero 20, 2017

pink-floyd-the-wall-header-graphic

La semana pasada fue movida, aún para los estándares de la política argentina. El gobierno cometió una serie de torpezas (“errores no forzados”, en la jerga del tenis) que lo descolocaron (lo hicieron recular en chancletas, en la jerga del barrio). Ahora, la pregunta que trasciende la coyuntura es ¿hasta que punto lo debilitaron -no en sí mismos, no son lo bastante importantes- sino como síntomas de problemas serios en el mecanismo de toma de decisiones, en su mismo proyecto político?

Para responder a esto, es necesario tener claro que las principales dificultades de un gobierno en un Estado moderno -aunque desorganizado e ineficaz, como el argentino actual- no vienen de los opositores. Sé que es una desilusión para los militantes apasionados, pero los problemas críticos surgen cuando hay desaliento, desmoralización o divisiones en los sectores que los apoyan y sostienen.

En el Clarín de ayer hay algunos elementos que pueden ayudar a contestar la pregunta. No me refiero a las columnas de Kirschbaum ni de Blanck: son soldados del Grupo y llevan adelante su tradicional estrategia con todos los gobiernos: golpear y negociar. Además, saben la lección básica que los medios kirchneristas no lograron aprender: demasiado oficialismo hace un diario aburrido. Es el error fatal.

Pienso, en el plano de la política coyuntural, en la columna de Ignacio Zuleta. Un periodista profesional, con excelente acceso a fuentes de primer nivel, se ha dedicado en el último año a volcarse, sobre todo, al universo macrista. Por eso, su nota es interesante porque refleja como piensan los hombres del PRO y sus aliados radicales:

La cadena de tropiezos de la última semana (Correos, subibaja de las jubilaciones) puso a la coalición Cambiemos al borde de la ruptura terminal. Difícil que pueda superar otra igual, si se repite. Difícil que no se pueda repetir, ya que aunque ocultaron las escaramuzas, los aliados políticos del Pro provocaron un giro de Mauricio Macri de su posición en los dos asuntos. Hasta ese momento, se había negado 1) a hablar en público sobre el concordato del Correo Socma, 2) a revertir la modificación a la baja del cálculo de las jubilaciones. La vehemencia con la cual los bloques de la UCR y la CC enfrentaron esas conductas dieron vuelta la agenda del presidente.

Los términos de ese enfrentamiento fueron más virulentos que los que usó la oposición política ante esos dos temas, que expusieron la improvisación y la desorganización de algunos niveles decisorios del poder Ejecutivo.

Elisa Carrió lo dijo en público en la sesión del miércoles, cuando se discutía la ley de ART y tomó nota de que se había anunciado el nuevo cálculo de las jubilaciones. “¡Dame el teléfono! ¡Quiero hablar ya mismo con estos tipos!” – gritó desde su banca para la escuchasen todos, en particular Diego Bossio. Se sientan banca de por medio y lo había visto tejiendo con Sergio Massa la abstención que podía hacer caer la ley de ART. “¡Quiero la cabeza de Basavilbaso, esto se tiene que arreglar ahora mismo! ¿Qué se creen, que estoy en política hace dos meses?”, remató. ¿A quién le hablaba? A los propios, a los ajenos y a la cuarta pared, la del público, como manda la receta del histrión, que todo político en serio tiene dentro de sí. Con ese tono impuso la cuestión de privilegio para que se votase ART en el acto“.

Los invito a leer la nota completa, cliqueando aquí, por los entretelones que revela, para los que se interesan en eso. Pero creo que es más significativo -como le pareció a ex altos funcionarios y economistas del peronismo- este reportaje, que también apareció ayer en Clarín Económico.

Estamos absurdamente desajustados”, dispara Carlos Rodríguez, economista, formador de economistas, fundador del Centro de Estudios Macroeconómicos Argentinos (CEMA) y actual rector de la evolución de ese centro, la Universidad del CEMA. Señala que “la economía es un descalabro” y explica que el principal problema de la actual administración “es la falta de liderazgo y tener a los animal spirits en contra”, parafraseando a John Maynard Keynes*. También que privilegiar la lucha contra la inflación a costa del nivel de actividad es un error y que la política de endeudamiento masivo es insostenible.

-¿Por qué habla tanto de política?

-Parte del problema económico es que Macri basó su estrategia de poder en Cambiemos en un boom económico que se iba a generar por las inversiones que llegarían a la Argentina luego de su triunfo. Nosotros le avisamos que eso no sucedería porque no hay poder político. La coalición de Gobierno no genera confianza. El tema es que no te va a venir una lluvia de inversiones cuando tenés elecciones de medio término y cuando ganaste por un punto contra un candidato devaluado. Y ganaste con una coalición inestable, por decirlo suavemente. Y ganaste, además, reuniendo a todos los anti k. Recuerdo que ya desde el año pasado, el anteaño en realidad, después de las elecciones yo recontratuite mil veces que no hay poder político. No hay peronistas en el gobierno y eso significa que no están los votos suficientes para impulsar los cambios necesarios.

-Pero no empezó mal el Gobierno …

-Empezás mal ya en enero (de 2016) cuando anuncias que las tarifas aumentarían un 5000%, y la gente se asustó y dejo de consumir. Venías con un nivel de actividad en baja, pero nada dramático, y con ese anuncio se deprimieron los animal spirits, como decía Keynes y se impuso la recesión. Acentuó en serio la recesión en febrero. Aterrorizaron a todos los votantes. Los animals spirits hacen que la gente no consuma y no vienen los inversores porque tenés elecciones. No hubo lluvia de dólares y no va a pasar.

 

Sigue cayendo la producción sectorial, las ventas bajan, el consumo cayó en todo el año. La economía es un descalabro. ¿Por qué? Porque hay miedo a lo que va a pasar si se hace lo correcto. Así, las personas no quieren consumir y las empresas no invierten. Hagan lo que hagan. La plata no va a gasto. Y ni siquiera entra al circuito monetario. El efectivo entra al banco y de ahí van a las Lebac’s.

-¿Hay error de diagnóstico o de instrumentación?

-Yo creo que el gobierno tiene un único objetivo que es bajar la inflación. Creen que van a ganar las elecciones con un sólo número, que es una baja en la inflación. Fíjese lo que pasó con esa medida, “extraña” (dibuja en el aire las comillas) por lo menos que son los precios transparentes. Es una medida está destinada a bajar la tasa de inflación a lo que venga. Esperaban que el precio financiado siga constante y baje el contado. La gente sólo se fija si puede pagar la cuota, pero el INDEC registra los precios de contado entonces obtuvieron una pequeñísima baja en la inflación a costa de una fuerte caída en las ventas. O sea: todo mal. Subieron las cuotas y el contado bajó muy poco. Es como si sus asesores les dijeran: no importa la reactivación, sino la tasa de inflación.

-Pero ¿no es bueno bajar la inflación?

-Yo hubiera preferido un 40% de inflación con la economía funcionando y no un 20% con la economía a punto de explotar por la caída en el consumo y la recesión. Me parece que así como lo de precios transparentes es un error técnico, por definirlo de alguna manera, hubo una decisión de política económica de privilegiar la baja de la inflación en lugar de apostar a la reactivación. Y están errados.

-¿Se puede controlar el nivel de precios con las metas de inflación?

-Yo no creo en esa economía rara que definen como “metas de inflación”. Lo que yo aprendí en Chicago con Milton Friedman es que para bajar la inflación no hay que tener déficit fiscal y no hay que controlar las tasas de interés. Es nuevo que el BCRA fije las tasas y no la cantidad de dinero. Para mí eso es un experimento de pizarrón moderno. Claro que puede funcionar en países con 2, 3 o 4 puntos de inflación. Ahí funciona cualquier cosa. Pero nosotros no somos así. La base monetaria a fines de enero creció el 48% y dicen que la inflación será el 17%. No sé como lo harán. Con ese crecimiento de la base y un déficit fiscal base del 6%, porque no habrá blanqueo, … un cuasifiscal enorme por las Lebac’s … no puede ser una tasa de inflación real como dice el gobierno.

 

-¿Es correcto endeudarse para financia el déficit?

-No es sustentable el endeudamiento como lo están haciendo ahora. La prioridad del equipo económico es tomar deuda que, dicen, van a pagar con crecimiento, pero eso no sucederá. La gente piensa que la cosas no están bien y como no hay crecimiento, todo se agrava.

-¿Qué va a pasar con el dólar?

-Si supiera qué va a pasar con el dólar sería millonario. En serio, debido a la extraordinaria emisión de deuda se produce una revaluación del tipo de cambio que es insostenible. Con algo llamativo: un ingreso legítimo de capitales implica un dólar barato que se asoció a tasas más bajas y reactivación económica. Esto no sucede ahora, quizás porque es deuda, no capitales legítimos. Me intriga. Pero creo que tiene que ver con lo que estábamos hablando: no tienen los votos ni el liderazgo“.

Este reportaje es interesante, entre otras cosas, porque -salvo por la diferencia fundamental en los sectores sociales que toma en cuenta- las críticas a la política económica podrían haber sido hechas por un economista peronista tradicional como Eduardo Curia (Un neokeynesiano como Kicillof pondría diferentes énfasis). Pero ese no es el punto. La clave política es que Carlos Rodríguez es un vocero natural de los sectores del poder económico más afines al proyecto macrista.

¿Amenaza esto la estabilidad del gobierno? No. Ni los políticos de la coalición oficialista ni tampoco el “círculo rojo”, los diversos sectores del poder económico, tienen otro presidente hasta el 2019. Pero Macri ha perdido la confianza que le había ganado su victoria del 2015. No esperen cambios dramáticos: la lectura del Mauricio es, estimo, que si los hiciera, su poder se licuaría aún más. Pero creo que ya se puede hablar de una segunda etapa en su gobierno, más condicionada. Por ahora, por los mismos que lo han apoyado.


Argentina Nuclear, 2017 – XLIX: La electrónica argentina que llegó a ser

febrero 19, 2017

Este capítulo -¡ya vamos por el 49°!- de lo que ya debería llamarse “La Historia Moderna de la Tecnología Argentina”, es especial. En el plano político, es la continuación del anterior, una visión del Mercosur que pudo haber sido y no fue. En lo industrial y tecnológico, es la historia de una gran epopeya argentina. Que involucró, dio empleo y sueños a centenares de miles de argentinos, e influyó en la vida de todos. Y hoy está totalmente borrada de la historia, de las crónicas periodísticas que se publican y hasta, en gran parte, de la memoria popular. Cuando entendamos los mecanismos que produjeron este vacío, tendremos la clave de la frustración argentina.

  1. La gran electrónica argenta

varsavsky

cifra

El hombre y la obra: el astrofísico Carlos Varsavsky y las Microcifra 10 científicas, que en 1975 ya se exportaban a Europa. Como concesión a los EEUU, usaban punto decimal, en lugar de coma.

Y así los brasileños le hicieron a Manolo Sadosky la propuesta de la ESLAI, la Escuela Latinoamericana de Informática, para ir formando una mejor base de profesionales en el subcontinente entero. Como les sucedía con los asuntos atómicos, los primos tenían plata y la gastaban a espuertas en abrir y ampliar universidades. Ya empezaban a cosechar ingenieros, y buenos.

Pero eran esclavos de su pasado: les faltaba un siglo entero incubando un sistema educativo público de excelencia de punta a punta. Sadosky era Mariano Acosta + UBA, matemático, físico e informático. Varsavsky era Nacional Buenos Aires + UBA, astrofísico por una parte, y organizador industrial experto en prospectiva. Los propios ingenieros Madanes, una luz para la política y los negocios, jamás habían pisado un aula privada. Eran gente muy polivalente y de un nacionalismo nada declamatorio.

La historia de CIFRA entre 1969 y 1976 todavía eriza la piel. Bajo protección aduanera puesta por Aldo Ferrer durante la presidencia del general Roberto Levingston, y con Julio Broner, líder de la entonces potente Confederación Económica Argentina(CGE) – como para que se mantuviera en tiempos del general Alejandro Lanusse-, aquellos Madanes estaban inventando otra Argentina. Con tecnología 100% salida de la Universidad de La Plata, sin pagar un dólar de royalties a ningún consultor externo, acababan de fundar ALUAR en Madryn. La idea era transformar bauxita importada en aluminio nacional en lingotes. Lo quería la Fuerza Aérea quería para su Fábrica Militar de Aviones de Córdoba, por si había pesto con vecinos y pintaba boicot de proveedores externos.

Como reducir bauxita a metal es un proceso electrolítico que consume barbaridades de energía, a ALUAR Lanusse le construyó “gratarola” la central hidroeléctrica de Futaleufú, en la lejana cordillera, y un electroducto de 500 KV que cruzaba 300 km. de la estepa chubutense. El 99% de la electricidad se la “bebía” la inmensa ALUAR y con el 1% restante, sobraba para iluminar Trelew y Madryn. Paradójicamente, aunque ALUAR refundó Madryn y la hizo lo que es hoy, el único enclave patagónico de valor agregado, después de Bariloche, la Fuerza Aérea nunca le pidió “dural”, aleación de aluminio aeronáutico. No sé por qué razón, lo siguió importando. Pero el país se llenó de cerramientos, autopartes y matricería de aluminio argentino.

En el cenit de su poder económico, político e intelectual, aquellos Madanes y los discípulos de Sadosky hicieron de CIFRA uno de los 10 mayores fabricantes de calculadoras del mundo. Sí, leyó bien. Y la firma, conste en actas, no era un armadero fueguino: tenía tecnología propia integrada verticalmente: impresoras, memorias, carcazas… ¡Diseñaba sus propios chips con sistemas CAD en 1970! ¡Y los fabricaba, junto con los “leds” de las pantallas, en una planta de 1400 personas!

¡Y qué innovación! De 1973 a 1974, las CIFRA pasaron de tener 150 circuitos integrados a sólo 7, y mayor potencia de cálculo.

Aquellas máquinas tenían una impecable belleza y no había modo de romperlas. Literalmente hidrolavaron y rasquetearon del mercado nacional a Olivetti, IBM y Phillips, para luego inundar el latinoamericano hasta el Río Grande. Mientras en casa CIFRA era dueña del 50% de las ventas, en México, capturó el 30% en las barbas mismas del Tío Sam. En la orilla norte del Río Grande, Texas Instruments, encantada. El único mercado donde las “multis” del Hemisferio Norte le lograban armar una especie de Línea Maginot era… je, Brasil. ¿Cómo nos iban a olvidar, los vecinos?

En 1975 las CIFRA ya cruzaban el Atlántico rumbo a dos países de Europa, gracias a la “MicroCifra”, la segunda calculadora de bolsillo de la historia después de la Hewlett Packard 35, y la primera con capacidad de operaciones científicas y financieras. Aquí copó la región de movida, para desconcierto de Japón, que estaba llevándose puesto el resto del planeta con Casio, Canon, Sharp y Sanyo.

Cuando se quisieron acordar, los Madanes tenían 400 distribuidores en Argentina, unos 100 más afuera, y las maquinitas criollas pintaban hasta en la República Federal Alemana. El 30% de la producción se exportaba. El 15% de las utilidades se invertía en Investigación y Desarrollo.

La craneoteca de FATE Electrónica tramaba ya la serie 1000, una proto-PC de escritorio, sin teclado gráfico o pantalla independiente. Ahora el rival a barrer era IBM y el nicho computacional, el de las máquinas “mainframe”. La FATE 1000 tenía la potencia de cálculo de una IBM 370, la cual en comparación, por tamaño y forma, parecía una heladera adosada a un piano. La maquinita criolla intentaba una revolución conceptual: la transformación de la computadora como bien de capital en otro de consumo.

Y ahí quedó. En la búsqueda de ese cambio de paradigma, la CIFRA 1000 no llegó a enfrentarse jamás con IBM. Tampoco pudo batirse con un adversario aún más elegante, avanzado y temible, un artilugio modular con pantalla, teclado y mouse, que dos hippies de nombre Steve y apellidos Jobs y Wozniak respectivamente, pergeñaron en un garaje de Los Altos, suburbio de Los Ángeles. Hoy el lugar es sitio histórico: fue la cuna de la Apple II, que vendió unas 6 millones de unidades y cambió la historia de Jobs, Wozniak y el mundo.

La Apple II y la CIFRA 1000 coincidían en ser aparatos difíciles de imaginar para los ingenieros en sistemas, y casi amigables para quienes no sabemos un comino de computación. Jobs y Wozniak sacaron su producto sin el respaldo financiero e industrial de Madanes, pero en un ecosistema económico y tecnológico de inmensa potencia: el californiano. A aquellos Madanes, en cambio, se les estaba incendiando el país. Varsavsky se tuvo que rajar a los EEUU cuando mataron a su sobrino David, y con muchas amenazas de muerte encima. Murió allí como lo que había sido antes: un radioastrónomo académico.

Jobs dejó este mundo en 2011 sin haber siquiera oído de la marca CIFRA. El diseño de la ya antideluviana 211 tenía ese minimalismo “cool” de Apple. Pero esa firma (hoy la más valiosa del mundo) nunca pasó por el Rodrigazo y trascartón, por el industricidio traccionado a genocidio de aquel otro hijo de su madre, para quien era lo mismo producir aceros o caramelos, esquelético señor con apellido de hoz pero guadaña de Parca, quien con su apertura de de aduanas, de chupaderos y de financieras exterminó no sólo a miles de personas y empresas, sino también la noción misma de capitalismo tecnológico en Argentina.

Lector@s, no me fumé nada raro. Cualquiera que supere los 58 vio y usó las máquinas CIFRA. Quien conserve alguna, que la cuide: son objetos de culto en Internet. Cuando en 1978 las primeras Apple II llegaron a la Argentina, más como chiche de ricos que otra cosa, los restos mortales de FATE Electrónica fueron comprados por la firma japonesa electrónica NEC. Para su entierro.

Pero quién nos saca la copa del Mundial, ¿eh?


Macri te escucha, Sergio

febrero 19, 2017

fr

Ayer sábado tuvimos un episodio menor pero indicativo de las nuevas herramientas de la campaña electoral en marcha: En un audio de Whatsapp que circula en las redes sociales, se escucha la voz del referente del Frente Renovador, Sergio Massa “Ya salgan con el hashtag que están los diputados… no a la rebaja de las jubilaciones… tuiteando Macri recorta igual que De la Rúa“, se puede escuchar en el audio, difundido por la cuenta @danilerer.

Desde el F. R. confirmaron que Massa envió ese mensaje a uno de sus colaboradores, al conocerse que Macri había dispuesto disminuir el aumento previsto para las jubilaciones. Y varios concejales y seguidores de Massa tuitearon, nomás.

Parece que el tigrense ha resuelto las dudas que le provocaban el hecho que su imagen positiva bajaba en las encuestas cuando atacaba al gobierno. Natural: una parte de su público veía, ve a Macri como preferible a Cristina, aunque no se sienta representado en este gobierno. Pero creo que evaluó -entiendo que correctamente- que debe tratar de aparecer como un opositor no K. Aquellos cuya prioridad excluyente siga siendo la derrota del kirchnerismo… terminarán votando al macrismo, como en 2015.

Como dije, un episodio menor. Sólo aporto una opinión técnica: Twitter es una herramienta excelente para llegar a los seguidores, si uno no se olvida de atender y responder. Pero… no es la adecuada para llegar a un público numeroso, que no sea seguidor ni politizado. Por eso, es válido preguntarse quiénes divulgaron el audio, la primera vez.

Lo cierto, amigo lector, es que Ud., todos nosotros, debemos asumir que hay una oreja escuchándonos, y un ojo que examina todo lo que hacemos, por lo menos en Internet. Pero no se preocupe demasiado: esas herramientas las usan todos, pero sólo uno gana.


Interna bonaerense: “No culpes a la lluvia”

febrero 18, 2017

Santa Teresita 23/01/2016 - Los líderes del PJ Bonaerense encabezados por su presidente Fernando Espinoza se congregaron junto a los intendentes y legisladores peronistas para definir una agenda de trabajo ante los problemas económicos y sociales que generan las primeras medidas del gobierno de Cambiemos. Prensa PJ Bonaerense

Tomo la nota de Letra P porque me gustó el título, aunque el relato es exagerado. Igual, describe un episodio de la interna peronista en su principal distrito, así que un blog politizado no debe omitirlo.

Para el análisis… sostengo el que anticipé 32 horas antes (Ahora que lo pienso, otro título podría haber sido “Los gargantas tenían razón“). Es cierto que el rechazo a la conducción de CFK -y a los interlocutores que la expresan en la interna- es fuerte y explícito (en privado) en una parte considerable de la dirigencia provincial (Un 3° título: “¡Otra vez sopa NO!“).

Pero la política es personal. Y en las elecciones se elige a personas. En el peronismo bonaerense no hay otra candidatura instalada que la de Cristina. No veo que haya tiempo ni circunstancia para instalar otra.

Igual, si finalmente Randazzo, Domínguez, sus apoyos, consiguen articular una línea interna para dar batalla en las PASO, puede ser beneficioso para el peronismo y la política, si se mantiene en los límites de una interna. Pero tengo que decir que mantengo mis dudas que ese (muy tentativo) proyecto llegue a agosto.

Copio la nota de Letra P:

Se suspendió por el clima”, dijo un intendente peronista del interior bonaerense. Otros se ríen de eso, dejando entrever que se trata de una mentira piadosa. Si bien el Servicio Meteorológico Nacional anticipa para este sábado 18 de febrero un cielo nublado con probabilidad de chaparrones y tormentas, vientos leves a moderados del noreste y mejorando hacia la noche, lo concreto es que los truenos están dentro del PJ. El apoyo de La Cámpora a Cristina Fernández de Kirchner, un pataleo de los sectores más duros del justicialismo, el malestar contra El Evita y el sector del diputado Oscar Romero por la última sesión del Congreso, los petardos de Julián Domínguez y las pintadas de Florencio Randazzo fueron generando una cadena de bajas que terminaron de redondear lo que -muchos coinciden por lo bajo- iba a ser un fracaso.

Sumando todas las versiones que durante la tarde de este viernes fueron brindando en reserva los distintos sectores de un turbulento peronismo bonaerense, decir que la cumbre en Santa Teresita de este sábado se suspendió porque va a llover suena a excusa casi infantil. Lo que queda en evidencia es que el clima interno no era el ideal; muy por el contrario, los pases de facturas y acusaciones cruzadas llegaron a un punto tan límite que explotó todo.

En la semana, el intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, viajó a aquel distrito de la costa atlántica para mudar de lugar el cónclave, que pasaría del Club de Golf -sede de la cumbre del año pasado- al polideportivo La Quinta. Estaba todo listo para que se lleve a cabo. Y ahí ya se sabía que no iba a haber sol.

Se trataba de una reunión en la que esperaban lograr una nueva foto de unidad, tal como sucedió en algunos momentos del año pasado. Pero no va a poder ser. Los primeros que pegaron el portazo y se bajaron del encuentro fueron los intendentes del Grupo Esmeralda. El último miércoles, ese bando se reunió a cenar. Estaban Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Zabaleta (Hurlingham) y Eduardo Bucca (Bolívar), entre otros. Cuentan que allí decidieron no participar de la cumbre que se iba a desarrollar este sábado.

“Si queremos construir la renovación, lo nuevo, no podemos seguir atados a Cristina, a lo que ella decida”, se escuchó en la conversación. También, enojó a los jefes comunales la intención de La Cámpora de firmar un documento de apoyo a la ex mandataria ante los embates judiciales operados por el oficialismo.

Según el espacio de Máximo Kirchner, lo que ellos proponían era reproducir un documento similar al último congreso en La Matanza. “Había consenso para replicar eso”, argumentan y además niegan haber propuesto al PJ movilizar a Comodoro Py para respaldar a Cristina, porque ni siquiera ellos van a hacerlo.

El clima termina de enrarecerse por la jugada del ex precandidato a gobernador por el Frente Para la Victoria Julián Domínguez, que salió sin vueltas a adelantar postulaciones. “Voy a ser candidato sin importar lo que haga Cristina”, dijo el dirigente de Chacabuco. Además, el ex ministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo le puso picante a la previa con pintadas en algunos barrios de la capital bonaerense y en la bajada de la Autopista Buenos Aires – La Plata, con la leyenda “Randazzo Senador”. Las consignas fueron difundidas por dirigentes del grupo El Ateneo, entre los que se encuentran el ex funcionario provincial y presidente del Concejo Deliberante platense durante la gestión del ex intendente Julio Alak, Roberto “Pocho” Prandini -su apelllido acompaña al del ex ministro del Interior en una segunda versión de los grafittis.

“Todavía es demasiado pronto para andar haciendo estas definiciones”, reprochan en La Cámpora, y atacan directamente a Domínguez porque sospechan que aquellas declaraciones sirvieron para detonar todo, disimulando que en realidad lo que no quiere hacer es confrontar directamente con María Eugenia Vidal y Mauricio Macri. El documento que planeaban sacar a la luz este sábado contenía términos muy fuertes contra Cambiemos.

La última vez que se reunieron todos los sectores, también en Santa Teresita, había un mayor porcentaje de intendentes y otros dirigentes que sostenían que el futuro debía posicionarlos a ellos como principales protagonistas del peronismo, liderados por alguien que aún no había aparecido. Hasta ahí, estaban todos de acuerdo, en mayor o menor medida. Luego, los Esmeralda comenzaron a fogonear a Randazzo, quien nunca volvió a escena ni se hizo cargo. Tampoco apareció ningún otro. Entonces, el tiempo fue impulsando nuevamente a la ex Presidenta como la jefa del movimiento, apoyada por los intendentes de Avellaneda –Jorge Ferraresi– y Ensenada –Mario Secco– y La Cámpora, por supuesto. Eso enfrentó a todos los sectores.

Los Esmeralda se bajaron y así sucesivamente uno a uno. Entonces, la unidad nuevamente iba a ser un relato que, encima, ni siquiera se iba a poder camuflar en una foto, porque no iba a ir nadie. Este sábado va a llover, pero la tormenta ya empezó desde hace rato“.


Para una historia del correo (argentino)

febrero 17, 2017

buz-2

Este humilde blog no se siente en condiciones de agregar nada importante a la avalancha de informaciones, análisis y puteadas que se precipitó desde que saltó la liebre (¿o el gato encerrado?) en el asunto del acuerdo del Estado con el Grupo Socma por la cancelación del contrato que concesionaba las prestaciones del Correo Argentino.

Cuando hoy nada menos que en Clarín, con la firma de nada más que Marcelo Bonelli, se revela que la línea del Banco de la Nación Argentina había informado por escrito que ese acuerdo era “perjudicial”, y que el Directorio (hola, Melconian!) no se había atrevido a convalidarlo… Uno debe decir ¡cartón lleno! O, como señala un compañero, que el Grupo Clarín ya está pensando en un Plan B (el A, Macri, está un poquito quemado).

Tal vez mi único aporte técnico sea marcar como un episodio dado -no necesariamente el más importante, ni el más alevoso, pero sí que impacta en la imaginación popular- puede cristalizar una opinión que se está formando en el inconsciente de muchos. Y entonces aparece el impacto en las encuestas y en los focus groups.

Igual, me siento tentado a contarles una anécdota vieja, que muy pocos conocen. Si yo la recuerdo es porque en ese tiempo tenía responsabilidades de auditor, y algún conocimiento de curros.

Ante todo, es necesario despejar algunas leyendas. El Correo Argentino nunca fue privatizado ni podía serlo: está señalado en la Constitución como una responsabilidad del Estado nacional. Porque en épocas remotas, A. W. (antes de whatsapp), el correo era el instrumento que mantenía en contacto a la sociedad. Si podía ser concesionado, y en los tiempos del Turco Menem era inevitable que lo fuera.

De esas funciones del correo oficial, y de sus privilegios legales, andaban detrás poderosos empresarios. El principal de todos era el dueño de correos privados, el legendario Alfredo Yabrán, “el Cartero”. Pero don Alfredo fue demasiado imprudente en su crecimiento económico: como comenté una vez con un amigo suyo, hay estilos y métodos que pueden pasar desapercibidos cuando los activos de uno no superan los 100 millones de dólares. Pero no cuando pasan de los 1.000 millones.

Por eso finalmente el Correo quedó en manos del más cuidadoso Franco Macri. Pero… el fantasma del desarrollo tecnológico, que se agita para quejarse lastimeramente de la pérdida de empleos, golpea también, o más fuerte, a los empresarios, cómo no.

El correo, las cartas y los sobres, empezaron justo en ese momento, la segunda mitad de los ´90, a ser obsoletos. Había llegado el correo electrónico. Y ya nadie enviaba cartas personales. Hasta se olvidaron de las postales de fin de año. Es un karma de la familia Macri, tal vez. Cuando su hijo Mauricio llega a Presidente y quiere llevarnos de vuelta al mundo, gana el Brexit, pierde Mateo Renzi, y gana Trump. Ya cité la opinión en mi barrio: “Si compra un circo, le crecen los enanos“.

Por supuesto, quedaban nichos jugosos en el negocio postal. Todavía quedan. Y OCASA sigue ganando dinero, faltaba más. Pero las utilidades no alcanzan, ni remotamente, para bancar la inmensa estructura del Correo Argentino.

Ahora, Carlos Menem era un hombre generoso con sus amigos. Y más con los amigos que eran generosos con él. Surgió una idea -de autor desconocido- que se formalizó en oficinas del Ejecutivo y llegó a ser un proyecto de legislación: disponía que cada argentino debía tener una dirección de correo electrónico -vinculada a su documento de identidad- que serviría además para cualquier notificación legal. Y el administrador, por una suma mínima por cada dirección de mail, sería -por supuesto- el Correo Argentino.

Lamentablemente, justo en ese momento, una compañía norteamericana de Internet -me parece recordar que era OLX ( AOL (America Online, me corrije un apreciado comentarista)- empezó una campaña publicitaria en toda Latinoamérica ofreciendo casillas de mail gratuitas (En ese tiempo, segunda mitad de los ´90, eso era todo una novedad) ¡Otro enano que crecía! Don Franco decidió cortar las pérdidas, y, claro, dejar de abonar el canon.

Como ven, esto no tiene una vinculación directa con el escándalo actual. O tal vez sí. Lo que puedo decir es que de toda esa avalancha de información, excusas y denuncias, lo que me parece más sugerente es algo que vi en la revista Barcelona. Era la imagen de un Franco Macri pensativo, que decía algo así “Esto no me pasaba con Néstor. Ni con De la Rúa. Ni con Menem, con Alfonsín. Tampoco con Videla! ¡40 años haciendo negocios con el Estado, y me vienen a “dar la cana” cuando el Presidente es mi hijo!” Reíte de “El rey Lear”.


Nuestro cuyano alborotador

febrero 17, 2017

merceditasMarcelo Padilla, que ha colaborado con el blog desde Mendoza, y al que le hemos subido algunos buenos poemas, está siendo acosado por haber sido irrespetuoso en las redes sociales con el Sr. Presidente y, sobre todo, con el Sr. Gobernador (Es sabido que los radicales que se engancharon en Cambiemos son muy sensibles). Por eso subo esta declaración, y una solidaridad que ya lo acompaña, del sitio de la 5ta. pata:

Tras sufrir persecuciones, amenazas y el bloqueo de su cuenta en Facebook, Marcelo Padilla hizo responsable al Gobernador de la provincia Alfredo Cornejo, a través de un comunicado que reproducimos a continuación:

Podrán bloquear la cuenta pero jamás eliminar la rebeldía #CornejoesMacri

Luego del bloqueo, las amenazas y la persecusión, aquí estamos de vuelta x la vuelta y la revuelta. Hago responsable al Gobernador de la Provincia de Mendoza Alfredo Cornejo por mi integridad física y la de mi familia, así como la de los compañeros y compañeras que salimos a la calle a dar pelea contra los privilegios de clase y los abusos contra el pueblo trabajador. Volveré a pisar las calles nuevamente junto a todos aquellos que luchan contra las injusticias. HLVS

 Daniel A Salinas · Secretario de Comisiones y Bicameral de Seguridad en Honorable Legislatura de Mendoza
vamos compañero estamos acompañando su lucha

A %d blogueros les gusta esto: