Música para el fin de semana: Ginamaría Hidalgo

enero 19, 2018

Con el Buscador del blog, me doy cuenta que en todos estos años solo subí una vez una canción de Ginamaría Hidalgo. Por eso ahora busqué este album y lo comparto con ustedes (no sin antes disfrutarlo largo). 30 canciones. Para los que disfrutan de su voz, un festín.

Anuncios

Película para el fin de semana – Fernando Birri

enero 5, 2018

La semana pasada se fue Fernando Birri. Documentalista, director y actor argentino. Tenía títulos para que lo consideren el padre de lo que llamaban, más de medio siglo atrás, el Nuevo Cine Latinoamericano.

Murió a los 92 años, que para nosotros los humanos no es poca vida. Y la suya fue llena. Además, recibió merecidos homenajes antes de su muerte. Entre los recientes, en 2010, el premio de honor del Festival Internacional de Cine de Innsbruck, que realizó en su honor una retrospectiva.

Igual, siento que Birri, el Nuevo Cine Latinoamericano y esa Latinoamérica de su tiempo, fueron un “daño colateral” de la Guerra Fría. Pero, bueno, a todos nos toca el pedazo de la Historia en que nacemos.

Para recordarlo, subo una copia remasterizada -y aún así imperfecta; es la que hay- de su primer documental, que hizo en 1960. 35 minutos de la vida en las ranchadas de Santa Fe de ese tiempo. El cine, el lenguaje, la mirada son distintos, un testimonio de otra Argentina. Pero la vida de los de abajo… no cambió mucho.


Empezando el 2018 con Charly García

enero 2, 2018

Recibí muchos videos para este fin de año, y éste es el que más me gustó. Alcancé a reenviarlo a algunos amigos, antes que la conexión se angostara demasiado, y ahora lo comparto con ustedes. Charly compuso Inconsciente colectivo en 1982.


Despido al 2017, los saludo a ustedes

diciembre 31, 2017

Mucho calor -hasta ayer-, el abuso de comida y bebida, y una conexión de unos dos Kb les dieron alivio de mis convulsivos posteos (En mi dictadura, el acceso a Internet será considerado un derecho humano, como pasa en los países serios. San Luis, por ejemplo).

Pero uno tiene sus pulsiones, y viajé unos 8 kilómetros para sentarme en una heladería y subir esto. Para mandarles buena onda. 2017 ha sido razonablemente bueno para mí, pero muy jodido para muchos. Espero que le vaya bien a todos los que me hacen el favor de leerme, y que crean, como yo, que el 2018 es mejor, porque es futuro (Como leí en algún lado “¿No es digno de lástima un Dios omnisciente?“).

Agrego algo, para la inmensa mayoría que no conozco personalmente: Este es un blog politizado. Excesivamente, quizás. Pero reivindico la elección por la política que hice… hace bastantes años. Dijo el Viejo “No debería nacer un hombre que no tenga una causa noble por la que luchar“. Y es verdad: la vida de quien no tiene objetivos que lo trasciendan… es muy pobre.

Pero eso no se refiere a la vida digital! Como la “persona” digital es sólo un aspecto menor de uno, pero es el que conozco aquí cuando comentan, tengo que decirles que comentar obsesivamente a favor o, peor, en contra de algo… es aburrido y limitado. Eso vale también para mí como bloguero, eh. Entonces subí este video de dos minutos de Woody Allen. Donde el talentoso judío neoyorquino, doblado con acento madrileño (¡Dios!), enumera sus razones para vivir. Pueden servirles, o no. Yo comparto algunas. En todo caso, como dicen en su barrio, “¡Consíganse una vida!“.


Música en el último finde del año – Peaky blinders

diciembre 29, 2017

Tal vez para fin de año uno debería subir algún tema emblemático, La Misa Criolla, por ejemplo, o, si se quiere ser cosmopolita, la Oda a la Alegría. Pero en esto -como en todo el blog- hay mucho de impulso personal.

Y hace tiempo tenía ganas de compartir este tema, emblema de una serie que este año disfruté mucho Peaky blinders (las 2 primeras temporadas; un último capítulo mal resuelto me arruina la 3°). Bueno, las series son el arte popular, “para las masas”, como empezó a serlo el cine hace un siglo. Y la música obsesiva de Red Right Hand, el tema de Nick Cave and the Bad Seeds está identificada con esa serie.

(Nuestros creadores locales deberían tomar la idea. Hay temas del tango de ahora que encajarían muy bien con una serie negra argentina. Un género en el que tenemos escritores talentosos. Ya se ha hecho en el cine).


Música para este fin de semana: J. S. Bach “Oratorio de Navidad”

diciembre 23, 2017

¿Por qué la “música navideña” tiene que ser empalagosa? Es cierto que una buena parte de nuestra sociedad -la más europeizada- se puede llamar post cristiana. Van a la iglesia cuando bautizan al hijo de un amigo (más o menos, mi caso). Y es una ocasión de reunirse con gente a la que se ve poco, brindar y comer mucho. Pero ¿por qué el arte asociado con la fecha en nuestra época tiene que ser trivial?

Como historia es poderosa: el Autor de Todo, las galaxias, la mecánica cuántica, la vida, se hace hombre como un niño desvalido. Tiene los pastores que reciben la noticia, el posadero que no tiene lugar para los viajeros, el rey que lo hace buscar para matarlo porque le han dicho que lo sacará del trono…

Como sea. Les acerco el Oratorio de Navidad, de Juan Sebastián Bach. Lo dirige  Nikolaus Harnoncourt. Es una hora y 20 minutos de uno de los compositores supremos. Lo pueden escuchar de a ratos, mientras están haciendo otra cosa (más o menos, mi caso).


Arthur Clarke cumple 100 años

diciembre 16, 2017

Quiero recordarlo hoy, 16/12/2017, a un siglo exacto de su nacimiento. También para combatir esa tendencia a asociar la memoria con las muertes.

Este es apenas un saludo personal. No soy crítico literario, y tampoco me atrevo a anticipar como se lo recordará dentro de otros cien años en tanto escritor. Fue uno del puñado de grandes autores que definieron la ciencia ficción del siglo pasado. Pero no sé si tendrá sucesores, que hagan por ese género lo que él y sus pares hicieron con el legado de Verne y de Wells. Las generaciones jóvenes resuenan más con la “fantasía heroica”, seudo-medieval. También es una forma de apartarse de la rutina cotidiana, pero son mundos imaginarios muy distintos.

Lo que es seguro es que -mientras los humanos usemos satélites geoestacionarios- y más si alguna vez anclamos en esa órbita “ascensores” o estaciones permanentes, se lo recordará como un promotor y un poeta de ese sueño fáustico – el viaje espacial.

Leí de pibe (en “Vea y Lea” ¿alguien la recuerda?) “El fin de la infancia”, su primera novela y quizás la mejor. Después lo seguí leyendo, en castellano y en inglés, con mayor o menor fascinación, pero siempre con el interés que despierta una mente inteligente. Algunas de sus novelas, y casi todas las “colaboraciones” en las que aportaba su nombre, eran apenas trabajos comerciales competentes (los autores también tienen que ganarse la vida), pero sus artículos y ensayos siempre fueron lúcidos, originales y estimulantes.

Hace casi 10 años subí “La estrella“, uno de sus grandes cuentos, por el que será recordado. Ahora, en lugar de la habitual “música para el fin de semana”, les acerco este audio libro, con “El centinela“. Unos 37 minutos de una agradable voz femenina, que espero les transmita la fascinación de explorar el universo.

Este cuento fue escrito hace casi 70 años, y dos décadas después sirvió de semilla para “2001 Odisea del Espacio“, la película de Kubrick. La idea central es la del encuentro con una inteligencia superior, que es la que inspira la mayor parte de la ficción de Clarke (también “La estrella“, en cierto modo). Pero alguien talentoso debería filmar “El fin de la infancia“.


A %d blogueros les gusta esto: