despidiendo el año… con Política y Economía, dos hermanitas divertidas

diciembre 29, 2007

Queridos amigos, es inútil disimular. Yo estoy con fiaca en estos días finales del 2007. Y ustedes… las estadísticas de esta página y de “El hijo de Reco” que brindan los servers del Imperio – ese que además manipula valijeros, como dice Cristina – los denuncian con claridad: las entradas aumentan en los días laborales. Ustedes leen – o imprimen – estas notas en sus lugares de trabajo. No tiene sentido que en estas horas finales elabore un argumento complicado – que, después de todos los brindis, ya no podría hacer.

En realidad, yo tenía algo preparado sobre el tema de (lo sabían!) la valija que trajo Antonini en el marco de la política internacional, pero – eso pasa con los blogs – algunos mails de amigos me hicieron pensar que hay cosas más importantes, y por eso envié urbi et orbi una reflexión sobre la Navidad (es el post anterior). Pero tengo demasiada debilidad con esas dos chicas jodonas, la política y la economía (juegos para adultos, decía Heinlein) y las recuerdo al cerrar este blog hasta el año que viene (donde volveré con don Antonini – porque en la Florida es invierno – y las aventuras de Clarence y Judy en la selva colombiana).

Como, ya lo dije, no tengo ganas de trabajar, recojo dos notas recientes en La Nación, nada menos: en una, Axel Kicillof – que de eso sabe – escribe sobre Keynes y el desarrollo. Vale la pena leer en el diario de la flia. Mitre lo que decía JMK “Espero ver al Estado, que está en situación de poder calcular la eficiencia marginal de los bienes de capital a largo plazo sobre la base de la conveniencia social general, asumir una responsabilidad cada vez mayor en la organización directa de las inversiones”.  Por supuesto, ahora sabemos las macanas que puede hacer el Estado (pregúntenle a los rusos), pero también es necesario saber que no hay otro para encargarse de algunas tareas (pregúntenle a los bancos yanquis que tratan de salvarse de la crisis de las hipotecas).

Y dejo para el final algo que quisiera haber escrito yo: La hora de los no políticos, de Jorge Fernández Díaz. Salió el jueves en La Nación, y también lo tomó Ignacio Fidanza – el hijo de Amílcar – en La Políticaonline. Pensándolo bien, tal vez encuentro su visión de el día a a día de la política demasiado teórica, propia de alguien que no lo es, pero la claridad con que describe la diferencia entre políticos y administradores… vale la pena leerla.

Feliz año nuevo

Anuncios

de la Navidad

diciembre 22, 2007

Chesterton dijo, en alusión a la masacre de los inocentes que ordenó Herodes, que en aquella primer Navidad los demonios también festejaron, en su propio estilo. Con un toque menos siniestro, creo que también los bloggueros podemos festejarla en un estilo propio, el de la controversia. Para eso, me animo a empezar con dos saludos que me hicieron llegar, bien diferentes.

Martín García es – como diría él – uno de esos viejos amigos que uno todavía no conoce. Aunque nunca fuí a una cena de la Oesterheld, tengo por amigos comunes y por contactos por mails la certeza que es un muy buen tipo. Igual, suele plantear cosas que me parecen desubicadas, como este saludo que me envió:

FELIZ CUMPLEAÑOS DEL COMPAÑERO JESÚS. Por Martin Garcia  

Esta Navidad festejamos un nuevo aniversario del nacimiento de Jesús del barrio de Nazareth. Un hombre que oso decirle al Cesar (una especie de Bush) que si el Cesar decía que era hijo de Dios, el también (Cristo) era hijo de Dios y chau pichu. Es mas, que todos lo éramos. Que todos éramos hermanos, hijos del mismo Dios. Un líder que enfrento en su tiempo al imperio y a las castas dirigenciales que lucraban con el pueblo. Que echo a los prestamistas del templo … (Lo siento; yo no  puedo menos que pensar que este compañero Jesús es un gallego anarquista a quien Martín conoce).

Otro viejo amigo, con quien sí compartí muchas cosas pero es un cristiano más ortodoxo que Martín o yo, Gerardo González, dió su respuesta:

Cuando gente chota, talentosa y descreida como Martín García u Horacio Ferrer, hablan de Cristo como un “cumpa” o “el flaco de la bicicleta blanca” me indigno.¿Que carajo creen que son para tratarlo como un amigo?¿Que, lo conocieron en el barrio?El jamás declaró ser amigo de los que lo seguían, porque su padre no era pariente de ellos.Y era parte galileo y la desotra parte no era de acá.

Ese fundó una religión, no una cofradía.Temo que Martín no irá al muere por Cristo.Los primitivos, los fundadores de la Iglesia, lo representan hierático, majestático.Mucho después viene la imagen del crucificado, esa que Nietzche aborrece.A Pedro, sucesor designado, Roma lo crucificó cabeza abajo.Yo soy seguidor de Paulo de Tarso, converso combatiente.Pero hoy sigue esta ominosa presentación de Él como un amigo. El flaquito.Como si el camino que trazó fuera fácil, amistoso.El camino de Cristo es uno solo: el dolor, el abandono personal.Los mejores se flagelaban, imitatio christi.

Si seguimos a Martín o a Ferrer, un día de estos Cristo viene a tomar mate con nosotros y es un igual, con el cual podemos charlar las grandezas argentinas. Y carentes de pecado, no le pediremos perdón, no?

Por mi parte, quiero señalar dos cosas: que la Navidad, como Cristo, son claramente muchas cosas para muchos hombres. No se puede separar de ella un mensaje de justicia y reparación, a riesgo que suene un poema que otro amigo, muy creyente, Alejandro Pandra, reprodujo en estos días: “No vengas, Navidad,   como insulto a la pobreza,   no llenes de caros licores   a los ricos de la empresa…   las madres están temblando   en el sol del mediodía   y los niños en las calles   vagan solos, sin comida” Porque ese mensaje está en el relato original de los Evangelios; como también Chesterton decía: “Jesús nace en el pesebre porque el posadero no puede tenerlo en cuenta, pero también porque el Rey no puede olvidar la amenaza que le han profetizado. Vienen a verlo los pastores para adorarlo, y lo buscan los soldados para matarlo“.

Pero sabés, Martín, los seres humanos tienen dolores que no se los cura la prosperidad, ni siquiera la Justicia. Necesitan también otro tipo de esperanza y caridad. Y aún a mí – que no tengo la gracia de la devoción religiosa – me parece que no podemos olvidar que lo que se afirma en Navidad es más profundo y, filosóficamente, más subversivo que cualquier manifiesto. El relato dice que alguien, mucho pero muuucho más importante que un César o un Bush, alguien que sería el Autor de todo, de las galaxias, de la mecánica cuántica, del cosmos y de la historia, hace dos mil años se hizo hombre porque nos amaba. Será cierto o no, pero ¡Que afirmación!


diciembre 11, 2007

CONVOCAMOS AL GRAN

ACTO POR

LA RECUPERACIÓN

SOBERANA

DEL PETRÓLEO Y DEL

GAS YA !!

13 de Diciembre Día del Petróleo Nacional

Centenario del Descubrimiento del Petróleo en Comodoro Rivadavia

La concentración se realizará a las 15:00hs sobre las avenidas Entre Ríos y Av. Rivadavia para marchar posteriormente a Diagonal Norte y Esmeralda

El petróleo, recurso natural negro, viscoso y clave si los hay, merece que los argentinos preocupados (especie en peligro) estudiemos a fondo: cuánto hay, cómo se lo extrae, a quién le aprovecha. En Reco traté de hacer unos muy pequeños aportes: aquí, aquí y aquí, entre otros artículos. En este mismo blog exploré – muy a la ligera, como cabe – sus vínculos con otros temas, como la coherencia de la política brasileña, por ejemplo. Por otro lado, está la política argentina, también negra y viscosa a veces, pero que no es principalmente un tema de estudio sino un escenario de luchas de ambiciones y de ideales a la vez. Pero la política, en sus mejores momentos, se trasciende a sí misma. Entre los que convocan a esta marcha hay algunas diferencias sobre el país que quieren y muchísimas diferencias sobre cómo se consigue. Pero en un momento dado, aprovechando un aniversario, quieren juntarse y juntar voluntades. No me parece que puedan conmover al poder político ni al económico. Pero pueden hacer un gesto y plantar una semilla. Y conoce poco la historia el que cree que estas cosas no sirven.


Cristina, Macri y Scioli, por Morales Solá

diciembre 6, 2007

Personalmente, tengo una reserva con los columnistas estrella de los grandes diarios: se la creen. De periodistas – una ocupación cuestionable pero necesaria – pasan a sentir que deben iluminar al resto de nosotros desde sus púlpitos. Me podrán decir que hacen lo que yo trato, en este blog. Pero lo hacen con solemnidad, y eso es pecado.

Morales Solá, blanco de los fastidios y las cargadas del progresismo blogguero, en especial del ilustre Artemio, muchas veces se lo merece: cuando parece una versión junior del profesor Grondona. Aunque escribe bien, yo no puedo perdonarle cosas como “los rayos del sol de otoño entran por los ventanales de Olivos”. Pero a pesar de todo eso, es justo que reconozca cuando – a mi juicio – da en el blanco. Y en esta nota, lo hace. Venzan sus prejuicios, y léanla.


A %d blogueros les gusta esto: