FELIZ AÑO

diciembre 31, 2011

El deseo es sincero, también para quienes no conozco. Porque son ustedes, los visitantes, los que dan sentido a este blog. Pero todas las palabras que uno puede poner aquí ya se usaron muchas veces. Por eso me quedo con las que me suenan mejor a mí, un fragmento de una vieja bendición irlandesa

Que el camino salga a tu encuentro


Fuerza

diciembre 28, 2011

Este título ya lo han usado recién los compañeros y amigos de Artepolítica, que simplemente subieron el comunicado de la Unidad Médica de la Presidencia de la Nación: “… el próximo 4 de enero la presidenta Cristina Fernández se someterá a una intervención quirúrgica por la presencia de un carcinoma papilar en la glándula tiroides …”. No es usual entre nosotros que se informe con rapidez, precisión y sobriedad sobre un problema de salud serio de un presidente. Es un punto a favor de este gobierno, aunque sería preferible que no tuviéramos que registrarlo.

No soy de los que son elocuentes en estas circunstancias. No muchos lo son, aunque necesiten desahogarse hablando de lo que los sacude profundamente. En mi caso… me inclino a repetir lo que ya encontró y tuiteó Lucas Llach en el artículo médico correspondiente de Wikipedia “el 93 % de los pacientes afectados por un carcinoma papilar en la glándula tiroides tienen una supervivencia de 10 años o más“.  Son buenas cifras, aunque eso sea un consuelo pobre para una mujer y una familia que ya han sido golpeadas muy duramente hace poco más de un año.

Este es un blog dedicado, principalmente, al análisis político. Pero, de vez en cuando, uno se encuentra con cosas que no son analizables. Sí, podría señalar la curiosa coincidencia de cinco líderes sudamericanos, Dilma Rousseff (antes de asumir), Fernando Lugo, Hugo Chávez, Lula (después de abandonar la presidencia) y ahora Cristina, que han sido golpeados en sucesión por el cáncer.  Pero no puedo convencerme que es más que una coincidencia.

Digamos que este hecho nos recuerda que hay cosas que están más allá de la política y del análisis. Aquellos que tienen sensibilidad religiosa, podrán encontrar consuelo, fuerza en la oración. Y alguna forma de comprensión. Por mi parte, pienso interrumpir mis notas en el blog, hasta después del 4 de enero. Fuerza, señora Presidente. Suerte a todos.


Immigraniada

diciembre 27, 2011

En el post anterior usé noticias que hablaban de los europeos que se radican en Argentina, un fenómeno menor pero creciente de los últimos años, para hacer algunas observaciones sobre política estadounidense – 1° vez que nombro a Newt Gingrich en el blog – escucharán de él; para valorizar el hecho que tenemos una sociedad abierta a la inmigración – estoy convencido que el estancamiento europeo tiene que ver con su incapacidad de absorberla; y para reivindicar un viejo orgullo argentino, algo olvidado en las últimas décadas pero válido y actual: el de ser una “tierra de oportunidad”.

(Eso sí, para que no nos la creamos – vieja debilidad argentina, también – les recuerdo otra noticia de hoy: “Pidieron ser españoles casi 10 mil argentinos en los últimos tres meses. Es porque hoy caduca la ley que habilita a nietos e hijos de exiliados“. Es la otra cara del mundo moderno).

Igual, esto de la inmigración tiene su lado duro. Para recordarlo, este video de un cantante que me recomendó mi hijo Juan. Disfrútenlo (?).


De inmigrantes

diciembre 27, 2011

Uno de mis posts recientes que tuvo más visitas, y más comentarios, fue uno bien casual: Un regalo de Navidad a la autoestima argentina. Nada de análisis profundo – sólo la versión en nuestro idioma de la noticia de un diario inglés con testimonios de los europeos que se están radicando en Argentina. Artemio dijo que era una muestra de mi chauvinismo guardián. Pero esos son los problemas de los que han sido educados por los salesianos. Lo que pasa es que el tema más fascinante para los argentinos es el de los argentinos, hasta para denigrarnos (ver los comentarios).

Mi reflexión era muy breve: “Tengamos claro, esta inmigración de clase media profesional tiene un impacto numérico mínimo. Pero puede revitalizar un viejo mito argentino, anterior al peronismo, pero del que los primeros gobiernos de Perón participaron y estimularon: la Argentina como tierra de oportunidad“.

Hoy, La Nación vuelve a reproducir una noticia que hace a este asunto, ésta centrada en España: “En tan sólo diez años la relación se tornó inversa: en 2001, en plena crisis económica, miles de argentinos embarcaban emigraban hacia España. Ahora, el madrileño aeropuerto de Barajas muestra un panorama similar: durante 2011 se disparó en un 36,6 % la cantidad de españoles que dejan su país y alcanzó a 50.000 personas.

El perfil promedio del migrante español está caracterizado por la preponderancia de hombres (58 %) jóvenes, la mayoría entre 32 y 36 años … En los últimos 6 meses, los destinos más elegidos son Estados Unidos (2988 migrantes), Alemania (2400), Argentina (1995), Ecuador (1890), Venezuela (1798), Suiza (1706) y Marruecos (1113). En mucha menor medida siguen China (497) y Australia (488)“.

Como se ve, las cifras no son importantes, y los motivos para elegir el destino son evidentemente muy diversos. Eso sí, confirma que Argentina puede ser un destino atractivo para un europeo, como evidentemente lo es para los países vecinos.

Y en un tiempo donde una de las pasiones dominantes vuelve a ser la xenofobia – es el hecho político más importante, por lejos, en los países europeos -, es algo para que lo pensemos con cuidado. Como ya lo dije otras veces en el blog, mi opinión es que esa incapacidad para aceptar e incorporar al extraño, es un síntoma clave del fracaso del experimento europeo.

Como será así, que Newt Gingrich, el hombre que aparece con más posibilidades para enfrentar por los Republicanos a Obama en la elección presidencial del muy próximo 2012, ha desafiado abiertamente los  prejuicios de su propio electorado.

Newt Gingrich, el aspirante que va a la cabeza de las encuestas entre los republicanos mientras el ala más conservadora del partido sigue buscando una alternativa al ideológicamente zigzagueante Mitt Romney, rompió con los demás aspirantes republicanos en el debate del 22 de noviembre en CNN diciendo … que es imposible -y moralmente cuestionable- tratar de deportar a la totalidad de los 11,2 millones de inmigrantes indocumentados de este país.

Gingrich dijo que Estados Unidos, tras reforzar la frontera con México y lanzar un programa de trabajadores temporarios para cubrir los empleos que los estadounidenses no quieren ocupar, deberá crear un sistema inmigratorio que permita que algunos indocumentados que llevan muchos años en el país se queden aquí.

“Si usted ha estado aquí 25 años y tiene tres hijos y dos nietos, y si ha pagado los impuestos y obedecido la ley, pertenece a una iglesia local, no creo que debamos separarlo de su familia, desarraigarlo por la fuerza y echarlo de una patada“.

De Newt Gingrich sus adversarios han dicho que es soberbio, y algunos de ellos que es inmoral. Pero ninguno ha dicho que es poco inteligente. Más bien, lo contrario.

En todo caso, es un problema que deberán resolver los yanquis. Y nosotros, observar con atención. Despúés de todo, la experiencia inmigratoria más importante entre 1870 y 1914 en el mundo, después de, justamente, la de los EE.UU., fue la argentina. Era un país injusto el nuestro, y ciertamente no era la gran potencia en ciernes que le gusta imaginar a algunos miembros en decadencia de las que fueron las clases dirigentes. Pero sí era una tierra de oportnnidad, y algo de ese etos siempre se conservó. Si hay algo que enfatizan por igual el discurso del primer peronismo y el del actual gobierno – muy diferentes en otros aspectos – es esa imagen de un país lanzado al futuro.


La “ley antiterrorista” y la soberanía nacional

diciembre 26, 2011

Como nos informan La Nación y Página 12 (trato de ver por lo menos dos lados de un tema, aunque en esta no difieren mucho), el Senado aprobó este jueves 22 las leyes que ya habían avalado los Diputados y estaban reclamadas por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI). Incorporan al Código Penal como delitos las acciones destinadas a afectar el orden económico y financiero, y castigan “las actividades delictivas con finalidad terrorista“.

Uno de los textos modifica el Código Penal con un artículo por el que “cualquier delito de la legislación argentina que se cometa con la finalidad terrorista descripta en los instrumentos internacionales aprobados por nuestro país incrementará su pena en el doble del mínimo y del máximo“.

El otro incorpora al Código Penal “las principales conductas punibles que, conjuntamente con el lavado de dinero, afecten el orden económico y financiero” del país. Se incluye el “delito de abuso de información privilegiada que, por sus características, pueda alterar la negociación, cotización, compra, venta y liquidación de valores negociables“.

Las leyes, ya en vigencia, aclaran que “la facultad de la Unidad de Información Financiera (el Dr. Sbatella) para el congelamiento administrativo de activos vinculados a delitos previstos en el artículo 306 del Código Penal en ningún caso podrán ser aplicados a hechos que no configuren actos de terrorismo conforme los describen las convenciones internacionales“. Con razón cuando Sbatella insinuó una interpretación amplia de actos de terrorismo, el gobierno, en la persona del ministro Randazzo, salió a tranquilizar los espíritus.

Las preocupaciones no se limitaban, claro, a los delitos, o posibles delitos, económicos. También un kirchnerista leal como Artemio López se sintió en la necesidad de informar en su muy visitado blog:

Para observar los alcances sobre una eventual criminalización de “la protesta social” que conllevaría la denominada Ley Antiterrorista, debe considerarse que en ella explícitamente se señala que: “resulta sumamente importante destacar que, por su propia esencia, los nuevos artículos 41 quinquies y 306 del Código Penal, en ningún caso podrán ser aplicados a aquellos hechos que no configuren actos de terrorismo conforme lo describen las convenciones internacionales”.

“De igual modo QUEDAN TERMINANTEMENTE EXCLUIDOS DE CUALQUIER INTERPRETACION CRIMINALIZANTE, LOS HECHOS DE PROTESTA SOCIAL, TODA VEZ QUE ESTOS ESTAN DIRIGIDOS A RECLAMAR POR DERECHOS INDIVIDUALES O COLECTIVOS y, en el supuesto que pudieran transgredir la ley penal, conforme la redacción propuesta y en virtud de la tradición normativa y jurisprudencial nacionales, no dejarían de constituir un derecho constitucional … EN NINGUN CASO, LA PERSECUCION Y SANCIÓN DEL TERRORISMO PUEDEN AMPARAR LA VIOLACIÓN A LOS DERECHOS HUMANOS“.

Cabe decir que – según los comentarios que circulan entre la fauna política y en algunos medios – este último apartado se agregó por indicación expresa de la Presidente. La Dra. Cristina Fernández, como abogada, sabe que en estricta técnica legislativa, no era necesario. Ninguna ley puede afectar un derecho constitucional. Pero. políticamente, quería dejar muy explícita su posición.

Igual, no sirvió de mucho. Todos los sectores políticos, y los parapolíticos, como los medios y personalidades mediáticas, salieron a criticar la legislación. Aún los oficialistas no peronistas. Era de esperar que se pronunciase en ese sentido la izquierda no afín al gobierno, pero que coincidan en una postura crítica – con diferentes argumentos, eso sí – sectores muy vinculados a él, como H.I.J.O.S., el C.E.L.S. y Abuelas de Plaza de Mayo y también un editorial del diario La Nación … no es frecuente.

Sólo el gobierno salió a defenderla. Y no todo. Porque un miembro de la Suprema Corte – el Poder Judicial es parte del gobierno, recuerdan -, el Dr. Eugenio Zaffaroni, tuvo conceptos muy duros: “La ley antiterrorista es una extorsión que nos hace el GAFI“.

Mis reflexiones sobre el tema: No estoy tan alejado de la tradición liberal – ni de la mejor tradición del peronismo – para no saber que debe haber límites precisos al poder del Estado sobre las personas. Y, si la inquietud que se mostró en este asunto habla de la sensibilidad actual de la sociedad sobre el tema, uno tiene la bastante experiencia política para saber que los climas cambian, y que las leyes pueden ser usadas con objetivos distintos a los que supusieron los que la aprobaban.

Al mismo tiempo, esa misma experiencia me indica que la ausencia de leyes punitivas no es obstáculo para la represión cuando quienes ocupan el poder se sienten gravemente amenazados, especialmente si la amenaza proviene de quienes no cuentan con un respaldo social importante, que haga peligroso el reprimirlos ¿Es necesario recordar que durante el Proceso del ´76 al ’83 a nadie se le aplicó la pena de muerte… legalmente?

Puede decirse, entonces,  que como peronista, nuestra historia nos ayuda a percibir los dos lados de la cuenstión: en varias ocasiones, y ahora mismo, estamos obligados a ser, al estar en el gobierno, el “partido del orden”, el que tiene  que sosstener un orden jurídico que permita la convivencia de los diversos sectores e intereses que componen nuestra sociedad – aún sabiendo que tiene rasgos injustos que deben ser modificados. Y, al mismo tiempo, esa historia nos ha marcado como víctimas de persecuciones, a veces bajo el manto de leyes arbitrarias, y nos permite entender los riesgos que comportan. En realidad, no es necesario ser peronista. Basta con sentido común y sensibilidad.

En la situación actual, no veo riesgos para los opositores, por todo su alarma publicitada. Este gobierno tiene todos los recursos de un Estado – no demasiado eficiente, claro – y la decisión de usarlos. Pero no cuenta con una estructura política centralizada y disciplinada – nadie podría decir que el peronismo – o, menos aún, la progresía – son eso. Y La Cámpora, por todas sus buenas intenciones, no da el piné. Sobre todo, no cuenta con fuerzas de seguridad ni militares política o personalmente leales. Su adhesión es burocrática, y no irá más allá del cumplimiento de las leyes. Que la Justicia moderará, especialmente, es cierto, para quienes pueden pagarse buenos abogados.

Igual, como dije antes, la reacción social y la visibilidad periodística limitarán, ahora y en el futuro previsible, la aplicación de estas leyes. Y los previsos que el gobierno ha introducido en esos cuerpos legales – basta releerlos – hacen difícil su aplicación arbitraria.

¿Entonces, cuentan con mi aprobación? No. Porque – seamos sinceros – en este caso el Dr. Zaffaroni tiene razón. Estas leyes no surgen de una necesidad de la sociedad argentina, ni hay indicios que ayudarán a investigar los atentados que se cometieron en el pasado. NI ofrecen razonables expectativas que desanimen otros atentados en el futuro. Quienes los llevan a cabo no se desalentarán por que haya penas de cárcel más severas, si, por ejemplo, están dispuestos a volar con sus explosivos.

Estas leyes responden – con bastante demora, como lo muestra el registro – a las exigencias del grupo de Acción Financiera Internacional, el GAFI. Y la amenaza implicita era excluir a la Argentina de allí y del G-20. Como a Argentina le conviene estar en el G-20, y le perjudicaría seriamente ser incluida en la “lista negra” del GAFI, la decisión del Poder Ejecutivo y del Congreso puede defenderse en términos de defensa realista de los intereses nacionales.

Entonces, mi reflexión, resignada, por ahora, es que estas leyes expresan una limitación a la soberanía nacional. Una limitación que no puede eludir sin costos excesivos un país mediano, especialmente uno que no cuenta con un lobby poderoso en el seno de la Potencia hasta ahora Hegemónica, los EE.UU. Cualquier observador sofisticado de la escena económica internacional puede darse cuenta que esa legislación, en lo que hace a las transacciones financieras, no se aplica donde están los intereses de las Grandes Potencias. Pero ya cité a José Hernández en este blog “La ley es como el cuchillo  No ofende a quien lo maneja“.

Para el 20 de noviembre pasado subí un post sobre soberanía, repasando un tema básico que toqué en le blog antes y después, como pueden verlo en el Buscador, a la derecha. El año anterior, para esa fecha, también había escrito, destacando avances positivos. Pero me faltaba uno sobre los límites de la soberanía en el mundo actual. Éste puede considerarse como un comienzo.


Postdata de Navidad

diciembre 25, 2011
Volví al blog – con el ritmo pausado que imponen la comida abundante, el vino y el champán, acompañantes casi ineludibles de la epifanía que es la Navidad en Argentina – con la idea de escribir algo sobre la ley “antiterrorista” (tema de moda) y los límites a la soberanía nacional.
.
Pero antes quería compartir con ustedes algo que estaba en una de las respuestas que recibí por el mensaje que envié por las Fiestas, ese que mencioné en el post anterior. Un viejo y querido compañero recordaba “el finado Facundo Cabral contó que un día se animó a preguntarle a Don Atahualpa Yupanqui si era creyente, y Don Ata le contestó, “No m´hijo, yo soy dudante“. En esta categoría creo que me encuentro con frecuencia“. Yo también.

Feliz Navidad

diciembre 24, 2011

a blogueros y blogueras, comentaristos y comentaristas, todos y todas quienes visitan. En serio.

No sé en lo que creen, pero es una buena ocasión para saludarnos y desearnos buenas cosas, porque hay un relato muy poderoso detrás. O relatos, porque se cuenta de muchas maneras, religiosas, sociales, humanas. Yo hace cuatro años hice en el blog una afirmación que todavía sostengo “No podemos olvidar que lo que se afirma en Navidad es más profundo y, filosóficamente, más subversivo que cualquier manifiesto. El relato dice que alguien, mucho pero muuucho más importante que un César o un presidente, alguien que sería el Autor de todo, de las galaxias, de la mecánica cuántica, del cosmos y de la historia, hace dos mil años se hizo hombre porque nos amaba. Será cierto o no, pero ¡Que afirmación!“.

Hoy mandé a muchos amigos – no a todos; aún no pude reinstalar el mailing del viejo Outlook Express – un mensaje con demasiado palabrerío pero que quiero compartir con ustedes: “Nuestra sociedad – especialmente en la clase media urbana, a la que la mayoría pertenecemos – se está haciendo casi post cristiana. Mammón atiende en los shoppings. Y – seré franco – yo tampoco soy un creyente fervoroso. Pero ese relato sigue teniendo una poderosa presencia, aún entre los que no creen o que creen en otras religiones.

De todas las citas bíblicas que me llegan en los mails de estos días, me gusta más esta simple del evangelio de Lucas “Mientras se encontraban en Belén, le llegó el tiempo de ser madre; y María dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había para ellos lugar en el hostal“.

Un autor sutil, Chesterton, señaló que ese pesebre evoca la imagen de un refugio humilde contra la intemperie, y también la de un escondite por la persecución – cuenta la historia – de los soldados que lo buscaban para matarlo, por la profecía que anunciaba que “el Rey de los judíos nacería en Belén”. A mí, aficionado a las paradojas, me hace pensar en el posadero, que no podía tener en cuenta al niño que iba a nacer, y en el monarca, que no podía descansar pensando en él“. Como ven, es otra forma del Relato.

Felicidades.


De la autoestima

diciembre 24, 2011

La palabra “autoestima” es un término de moda para nombrar al respeto por uno mismo. Los griegos del Período Clásico son – como en muchas otras cosas – los que han escrito con más profundidad del tema. Decían que un hombre (no tomaban en cuenta a las mujeres; no eran perfectos) no debe estimarse en más de lo que es, ni tampoco en menos. Y dedicaron mucho esfuerzo intelectual a encontrar criterios objetivos de valoración. Fracasaron, por supuesto. Cada cultura, cada tiempo tiene los suyos. Pero en esa tarea produjeron algunas de las obras más importantes del pensamiento humano, para todos los tiempos.

En el Occidente judeocristiano, como en el Oriente musulmán (qué raro que no se diga judeomusulmán, con igual validez) nuestros pensadores no han trabajado en el asunto con tanta claridad. Supongo que es la herencia de una intensa religiosidad monoteísta – que los griegos clásicos no tuvieron – que insiste que “todo honor y toda gloria corresponden al Señor“. Ojo: creo que la nuestra es – como la islámica – una herencia valiosa. Si todos somos hijos del Dios único, no hay justificación filosófica para la esclavitud, el racismo, las castas, … toda doctrina que establezca diferencias intrínsecas entre los seres humanos.

(Advertencia: No necesito que me recuerden que cristianos, musulmanes y judíos, y también ateos, practicaron con entusiasmo todas esas cosas. Además del hambre de gloria, y la vanidad personal. Estamos hablando de “justificación filosófica”).

Con la declinación de la religiosidad, al menos en Occidente, la humildad se transformó muchas veces en autodenigración del individuo, y en considerar que toda la gloria correspondía a ídolos berretas como el Partido, el Líder, la Raza, las Masas u otras pavadas. Sin más sinceridad que en el caso anterior, por supuesto.

Pero es por eso que creo que el tema de la autoestima debe ser pensado muy a fondo. No me siento en condiciones de encarar yo esa tarea, claro. Pero he insistido en este blog – la última vez, el post anterior – en la necesidad de estimular el respeto por sí mismos de los argentinos como pueblo.

Comentando ese mismo post, Andrés V dice con mucha lucidez: “la “fanfarronería” (el célebre ego argentino) y la “autocrítica destructiva” son las dos caras de una misma moneda: el acentuado ombliguismo y egocentrismo que nos caracteriza a los argentinos. Considerar que somos “los más corruptos”, “los más caros”, “los que tenemos la peor clase política”, “los más inseguros”, es creer que logramos alcanzar la cúspide del fracaso mundial… En definitiva, es creernos que somos los mejores de lo peor. Sin dudas,una forma de fanfarronería. Y es, además, idealizar al resto del mundo“.

Vale. Ese egocentrismo, junto a una mitificación de lo extranjero, existen. Pero considero que hay un aspecto anterior y más profundo del problema. Salvador Ferla entendía que era una explicación clave de la historia argentina: el complejo de inferioridad de las clases dirigentes de Buenos Aires frente a Europa y los Estados Unidos. Una visión que es consistente con lo que Nicholas Shumway detecta, desde afuera, en “La invención de Argentina“. (Los vínculos, si quieren, los rastrean ustedes en Google; este es un post casual esperando la cena de Nochebuena).

Creo que puede rastrearse todavía antes: como la forma que en una sociedad que se presume – sin serlo en realidad – de racialmente europea (concepto absurdo si los hay) se manifiesta un problema del fondo de la historia de Iberoamérica: una sociedad dividida en castas donde las sangres se mezclaban, necesariamente – porque no somos tan racistas ni tan hipócritas como la otra América – pero los de arriba se decían a sí mismos que eran “blancos” puros. O, como decían no hace tantos años en Salta, ” de la gente decente”.

Es en esa división en clases, social y cultural más que económica, se encuentra, sostengo, el origen de un rasgo común a una parte, quizás no tan numerosa como en el pasado pero significativa, de nuestras clases medias: denigrar automáticamente todo lo nacional, e idealizar los míticos “países serios”.

Por supuesto, no es el único motivo. Nuestra pobrísima perfomance económica durante el medio siglo en que Europa y EE.UU. prosperaron, hasta la derrota en la Guerra de las Malvinas – que provocó al principio una oleada de entusiasmo patriótico superficial en gran parte de esos sectores medios acomodados, justamente – están entre las causas que influyen en el sentido de la subvaloración de lo propio.

Pero es un rasgo cultural. Lograr una sociedad más igualitaria, donde no haya extremos de riqueza y pobreza, como plantearon por igual, en lenguajes diferentes, Aristóteles y Evita, es un requisito necesario. No cabe duda. Eso sí, no alcanza. Una tarea inmediata debe ser fortalecer el respeto por nosotros mismos como pueblo y el reconocimiento de nuestros logros. Tanto como la contracara necesaria: reconocer las falencias y fracasos, y las macanas que nos mandamos.


Un regalo de Navidad a la autoestima argentina

diciembre 23, 2011

¿No es eso que justamente La Nación – opositor estratégico si los hay a este gobierno, y a cualquiera con sombra de peronismo – haya publicado hoy esta noticia?

De Europa a la Argentina en busca de trabajo

Según un diario inglés miles de personas vienen en busca de un empleo y un estilo de vida relajado. A principios del 2011, el electo presidente de España, Mariano Rajoy, aseguró que debido a la crisis económica de su país ” al menos 1.200 jóvenes españoles emigran a Argentina cada año “. Los dichos, generaron un revuelo en la opinión pública. Aunque ahora el diario británico The Guardian, publicó una nota con la misma sintonía: “Jóvenes europeos emigran a la Argentina en busca de trabajo“.

Según explica la nota “es notoria la presencia de extranjeros en las calles de Buenos Aires. La mayoría de ellos proceden de España e Italia, pero algunos son de Gran Bretaña”.

El diario británico cita a varios testimonios de europeos que viven en la ciudad de Buenos Aires y que vinieron al país en busca de trabajo y otro estilo de vida. “En Barcelona no me molesto en buscar un trabajo porque simplemente no hay trabajo en España”, dice Montserrat Fabregas, una arquitecta de 30 años. También habla Chiara Boschiero, una productora de cine de 33 años de Italia: “Aquí la gente aún está dispuesta a poner su corazón en lo que hace. Italia es un país de personas de edad, es muy difícil para un director de menos de 40 años para hacer una película. Sin embargo, Argentina es joven y hay muchos directores y productores jóvenes”.

La Dirección Nacional de Migraciones es el organismo que instruye a los europeos que trabajan en el país, según explica el artículo que asegura: “Las cifras de permisos de residencia oficial para los europeos son alrededor del doble que en los últimos cinco años, a una proyección de 2.000 para este año. El número real de nuevos residentes es mucho mayor, primero son los españoles, seguido por los italianos, franceses, alemanes y británicos”.

La nota es en realidad un resumen de la crónica más detallada, y más entusiasta en los testimonios, que publicó The Guardian. Pueden leer el original aquí. Como el resumen es bueno, lo único que hice es corregir el sexo de quienes hablan. LaNación es sexista, qué se le va a hacer.

Tengamos claro, esta inmigración de clase media profesional tiene un impacto numérico mínimo. Pero puede revitalizar un viejo mito argentino, anterior al peronismo, pero del que los primeros gobiernos de Perón participaron y estimularon: la Argentina como tierra de oportunidad.


Si quieren algo de suspenso…

diciembre 23, 2011

Y no el que ya proporciona la política argentina. El que les propongo viene con humor.

Aunque el canal Encuentro es una de las armas más interesantes de la “batalla cultural”. No lo digo por su eficacia, que la tiene. Sino porque ha sido una de las primeras muestras que un gobierno peronista podía usar una herramienta mediática imaginativa y sofisticada (Les aclaro a mis amigos más ortodoxos. Dije “gobierno” y “herramienta mediática“. El peronismo creó – reelaboró – una cultura original y poderosa, y brindó imágenes de gran poder, en plástica y en arquitectura. La obra de Daniel Santoro nos ayuda a visualizarla. Pero nuestros burócratas…).

Creo que fue un resultado de la apertura del kirchnerismo a la izquierda, su incorporación y seducción (La derecha, desde la década del ´30 que no aporta nada en lo artístico, salvo en literatura).

Bueno, uno no puede contenerse y especula. Pero lo que quería hacer es acercarles una buena noticia, con espíritu navideño: El canal Encuentro está pasando todos los viernes a las 23 (repite los martes a las 2 y los sábados a las 14) Alfred Hitchcock Presenta. Un poco menos de media hora de un suspenso y de un cine como ya no se hacen, desde hace más de medio siglo. De paso, visitan ese otro planeta en que vivían nuestros padres – en algunos casos, sus abuelos -, un planeta con algunos parecidos al nuestro.

Les dejo una muestra aquí abajo (Alguno se preguntará “¿Dónde está el espíritu navideño?”. Díganme, ¿no lo imaginan al gordo Hitchcock vestido de Santa Claus? Yo sí. Claro, uno no puede dejar de preguntarse que tendrá en esa bolsa…).


A %d blogueros les gusta esto: