Feliz Navidad

a blogueros y blogueras, comentaristos y comentaristas, todos y todas quienes visitan. En serio.

No sé en lo que creen, pero es una buena ocasión para saludarnos y desearnos buenas cosas, porque hay un relato muy poderoso detrás. O relatos, porque se cuenta de muchas maneras, religiosas, sociales, humanas. Yo hace cuatro años hice en el blog una afirmación que todavía sostengo «No podemos olvidar que lo que se afirma en Navidad es más profundo y, filosóficamente, más subversivo que cualquier manifiesto. El relato dice que alguien, mucho pero muuucho más importante que un César o un presidente, alguien que sería el Autor de todo, de las galaxias, de la mecánica cuántica, del cosmos y de la historia, hace dos mil años se hizo hombre porque nos amaba. Será cierto o no, pero ¡Que afirmación!«.

Hoy mandé a muchos amigos – no a todos; aún no pude reinstalar el mailing del viejo Outlook Express – un mensaje con demasiado palabrerío pero que quiero compartir con ustedes: «Nuestra sociedad – especialmente en la clase media urbana, a la que la mayoría pertenecemos – se está haciendo casi post cristiana. Mammón atiende en los shoppings. Y – seré franco – yo tampoco soy un creyente fervoroso. Pero ese relato sigue teniendo una poderosa presencia, aún entre los que no creen o que creen en otras religiones.

De todas las citas bíblicas que me llegan en los mails de estos días, me gusta más esta simple del evangelio de Lucas «Mientras se encontraban en Belén, le llegó el tiempo de ser madre; y María dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había para ellos lugar en el hostal«.

Un autor sutil, Chesterton, señaló que ese pesebre evoca la imagen de un refugio humilde contra la intemperie, y también la de un escondite por la persecución – cuenta la historia – de los soldados que lo buscaban para matarlo, por la profecía que anunciaba que «el Rey de los judíos nacería en Belén». A mí, aficionado a las paradojas, me hace pensar en el posadero, que no podía tener en cuenta al niño que iba a nacer, y en el monarca, que no podía descansar pensando en él«. Como ven, es otra forma del Relato.

Felicidades.

4 Responses to Feliz Navidad

  1. Claudio dice:

    Hace muuucho que no pasaba por tu blog Abel. Un poco lejos de los escritos políticos, pero no pude dejar de leerte en esta oportunidad, desde mi otro blog, el que manifiesta mi compromiso con Cristo.
    Me gustó «una banda» tu reflexión.
    Dios te bendiga
    Claudio Casco (El Filomata)

  2. ana dice:

    Lo que hacen algunas personas ,cuando dejan de hablar de política ,lleva a uno a pensar «que algo se pierde» pués tendrían gran futuro como escritores no?
    FELIZ NAVIDAD.

  3. Oscar Cuervo dice:

    Muy bello post, Abel. Me gustaría haberlo escrito yo.
    Felicidades.

  4. harry dice:

    Bien Abel,felicidades y reflexion despues de la resaca.El cambio anual sera peor………..
    Harry

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: