Ah, la Francia! Entre la banca y la bronca

abril 23, 2017

Según las encuestas -el producto en el que nadie cree pero todos consumen- Emmanuel Macron (En Marcha) y Marine Le Pen (Frente Nacional tienen cada uno alrededor del 23% de los votos válidos. Así, les alcanza para dejar fuera a François Fillon (Los Republicanos), una derecha más o menos clásica (es decir, una que no ha sido rejuvenecida por el equivalente de Durán Barba) y con algunos escándalos de corrupción, y a Jean-Luc Mélenchon (Francia Insumisa), una izquierda renovada con algún toque de populismo latinoamericano, como les aconsejaba Laclau.

Si esto es así -y ya todos los voceros más o menos oficiales en Europa lo dan por hecho (no le hacen caso a mi amigo Artemio)- los franceses deberán optar en la segunda vuelta entre un candidato ¡centrista!, con una imagen juvenil y moderna (¿les suena?), y sobre todas las cosas, explícito partidario de la Unión Europea. Que armó su propio partido tomando cuadros del socialismo -fue ministro de economía de Hollande-, de la derecha y de los que no están ni con unos ni con otros. Casi el sueño de un “Círculo Rojo” francés.

Del otro lado estará -y será el cuco a ser demonizado por todos los medios de la globalización- Marine Le Pen. Ella también ha modernizado el viejo chauvinismo francés, pero no demasiado (Sigue siendo antisemita, sólo que en vez de los judíos está contra los árabes). Pero Marine hoy expresa mucho más que eso: la bronca y el temor de los perdedores de la globalización económica. Y de quienes sienten que la nueva sociedad cosmopolita y multicultural les roba de su identidad nacional.

El hecho es que hoy la Sra. Europa, Frau Merkel, suspira aliviada: el espectro de un balotaje Mélenchon-Le Pen se desvanece. Y con ella, todo el establishment del Atlántico Norte. Igual, falta la segunda vuelta el 7 de mayo. Pronto.

¿Cómo sigue? Macron es el favorito. Los votantes de Fillon, en su gran mayoría, irán con él. Igual, lo que queda del viejo Partido Socialista, su candidato Hamon ya llamó a votarlo, para frenar al Frente Nacional. Los que votaron a Mélenchon… una gran parte de ellos encontrará que su corazoncito progre les va impedir poner la boleta de Le Pen. Pero esto es lo que aparece hoy.

¿Cómo se llega a este resultado? La gauche, siempre lista para explicar sus derrotas con la maldad o la estupidez de los otros (igual que la de aquí), sacará a relucir los atentados terroristas que asustaron a los votantes. Sin duda es un factor, pero más a favor de Fillon y de Le Pen que para Macron. Por mi parte, yo ya dije que los franceses eran conservadores. Los pueblos que no están desesperados generalmente lo son. Además, algo en que los suramericanos debemos reflexionar: Parece que, con quejas y críticas, una porción mayoritaria de los franceses valora la Unión Europea.

Después de todo, les dio 70 años de paz (a quienes estaban adentro, claro). Puede ser, es, la “Europa de los banqueros”, como advertía De Gaulle. Pero es la Unión Europea que hay.


Postales de peronismo clásico: I – Gobernadores

abril 23, 2017

Esta semana, y antes durante abril, hice varios análisis políticos sobre el escenario actual y previsibles candidaturas. Y no me gusta repetirme. Mi evaluación es que no habrá cambios significativos en la superficie de la política local, esa que devoran (devoramos) los politizados hasta mediados de mayo, quizás hasta junio. En cuanto a las transformaciones en el clima social… esas van por abajo y no se ajustan a una rutina semanal.

Por eso este domingo voy a variar el plato habitual. Primero, una crónica ajena. Apareció en Clarín (les dije que incorporó algunas figuras nuevas que recorren el espinel de la fauna?) hace 5 días, y es una descripción que muestra cómo se da en la política cotidiana la aproximación de dos vertientes distintas del peronismo. La otra postal, la subo más tarde.

– El plan de Macri fracasó, hay que pensar en la reconstrucción: van a dejar una deuda enorme y la industria destruida.

En sintonía, Cristina de Kirchner y Alberto Rodríguez Saá compartieron el diagnóstico. Fue, según reconstruyó Clarín, el broche de la charla entre la ex presidente y el gobernador de San Luis en el Instituto Patria, el 10 de abril pasado.

El encuentro rompió una tradición bélica entre los dos clanes, los Kirchner y Rodríguez Saá, que se remonta a 2001 cuando el interinato presidencial de Adolfo se truncó por el vacío de los gobernadores del PJ, entre ellos Néstor Kirchner.

El puntano le reprochó al patagónico -compartían el bloque de mandatarios federales- que no le anticipó la emboscada que, decía, le armaba Eduardo Duhalde. La furia perduró: en 2003, Adolfo respaldó a Carlos Menem en un balotaje que no fue. Y siguió en los años K cuando los Rodríguez Saá fueron opositores intensos y, a veces, funcionales.

¿Qué pasó? “Pasó Macri” responden, calcados, en los dos campamentos. “El desastre de Cambiemos hace que los peronistas nos juntemos dejando de lado las diferencias”, tiran desde San Luis.

“Tenemos que hacer algo sino Macri destruye todo”, aporta un K que jugó en la previa del mano a mano entre Cristina y Alberto. Antes de esa cita, se acordó en la Comisión de DNU, donde está Adolfo, para frenar decretos de Macri y en Diputados a través del camporista Marcos Cleri -que preside DNU- y de Luis Lusquiños, eterno lugarteniente de los Rodríguez Saá.

El gobernador visitó a Oscar Parrili, se vio con Guillermo Moreno y nombró al frente en la Casa de San Luis en Capital Federal a Nicolás Rodríguez Saá, sobrino bonaerense, peronista y de pasado K, que agilizó los contactos.

Otro vector fue territorial y lo abrió con charlas con Edgardo Depetri (Frente Transversal) y Carlos Castagneto (Kolina), dos K puros. Cero azar: a Kolina reporta Enrique Ponce, alcalde de San Luis, una pieza clave en la ecuación electoral puntana. Máximo Kirchner siguió cada uno de los capítulos de la saga de la reconciliación.

El viernes, Rodríguez Saá estará en Lanús, territorio base de Depetri. El jueves dará una charla en el Instituto Patria sobre los refugiados sirios que cobija en San Luis por pedido del Papa Francisco. “Nosotros hacemos lo que Macri se niega a hacer”, desafían. La semana pasada, Marcelo Sánchez Sorondo, colaborador papal visitó San Luis y elogió la tarea con los refugiados.

Dato anexo: en San Luis brotó una campaña, quizá una extravagancia, que postula al gobernador para el Premio Nobel de la Paz por el corredor solidario para los refugiados.

Pero hay asuntos bien pedestre. Claudio Poggi, peronista que fue ahijado de los Rodríguez Saá, que fue gobernador hasta 2015, se rebeló, abrazó el macrismo y desafía al Adolfo que pretende reelegir como senador. Poggi configura una amenaza electoral inédita para el clan desde 1983 con su política de alianzas.

Alberto se arrimó a Cristina mirando el voto K de su provincia que en la elección de gobernador de 2015 rozó el 14%. En ese tránsito, viajó a ver a Milagro Sala, dio una suba de hasta 60% a los docentes y calificó de “perseguida judicial” a la ex presidente. Para Cristina es una extrañeza: a un año y medio de dejar el poder, excepto su cuñada Alicia, ningún gobernador peronista le responde. Rodríguez Saá le arrima territorialidad y una dosis de PJ clásico“.

Alberto Rodríguez Saá con dirigentes peronistas, entre ellos Guillermo Moreno, Mario Ishii, Leo Nardini, la diputada Carolina Gaillard y Nicolás Rodríguez Saá


La violencia sin ruido

abril 23, 2017

nélida rojas

Hay otra violencia, sin manifestaciones, sin declaraciones envenenadas. Se lleva adelante con abogados, resoluciones judiciales,… Es muy vieja (de mucho antes que Pilatos se lavara las manos), pero suele hacer falta que los poetas la hagan notar. José Hernández le dedicó muchas estrofas, pero siempre vuelve.

Esta vez, en Mendoza. Leía la noticia, y luego a Marcelo Padilla, el cuyano alborotador amigo de este blog:

Nélida Rojas, la líder de la agrupación Tupac Amaru en Mendoza, considerada por la Justicia “jefa de una asociación ilícita”, quedó imputada en 24 causas y ayer fue trasladada junto a sus hijas a la cárcel de mujeres de El Borbollón. Su esposo, Ramón Martínez, que comparte la acusación como jefe de la misma asociación ilícita, fue llevado al penal de Boulogne Sur Mer.

La detención de Rojas y parte de su familia, el viernes, fue una decisión judicial forzada por los propios imputados, que se presentaron espontáneamente en la Unidad Fiscal de Investigaciones, enterados de que habían sido autorizados 24 allanamientos que iban a ejecutarse junto con su detención“.

Sin cielo en la celda
y allá el desierto abierto
donde brotaron casas con tanques de agua
piensa con el sentimiento trizado
ese espejo con las colchas tapado
para ahuyentar los rayos en la tormenta
casas
porlan
yeso
huarpe ronda el fantasma que susurra en milcayac
el canto emancipatorio de los comuneros
Milagro en una punta
Nélida en la otra
y Rojas
las heridas
sin agua para tejer los hilos
ni pozo donde ocultar los diablos
esa celda sin cielo
ese piso sin luz
-que no conocen
ni al que se arriman-
aquellos que supieron
utilizar la estirpe para vender fotos espejadas
somos huarpes pujando en la historia
Tupac
Amaru
tajeando nubes
la ira de los santos paganos en las rutas
el motor a sangre
riega la tierra quebrada
riega
la celda sin cielo.


“Las políticas de amor y paz se terminaron”

abril 22, 2017

Estas declaraciones de la candidata porteña Carrió provocarían que uno exclame “¿Cuáles políticas de amor y paz?!” Pero es una pregunta ingenua. Las frustraciones en la sociedad moderna se descargan en la agresión rabiosa y anónima, y las que provoca el gobierno de Macri a los que lo votaron no les digo nada. Lilita es un animal político e dice en los medios lo que su público piensa. (Más o menos como Trump, para citar un ejemplo exitoso reciente).

Por eso, aunque lleve a acordarse de Américo Ghioldi anunciando “Se acabó la leche de la clemencia” ante los fusilamientos del ´56, la situación es distinta. Argentina estaba partida en dos pedazos que se odiaban, y ese enfrentamiento tardó 18 años en cerrarse (o en mutar en uno distinto, en realidad).

Aquí hay un intento de utilización política de odios sociales. Y es más peligroso -para todos- cuando se hace desde los aparatos o los recursos del Estado, que no es el caso de la Carrió, al menos por ahora. Estoy pensando en la “guarimba” de anoche en Río Gallegos (la llamó así porque no es muy distinta de las que pueden verse en Caracas: usar broncas y reclamos genuinos de sectores de la población para golpear un gobierno).

Ojo con la diferencia: aquí el gobierno nacional no fue el objeto de ésta (“por algo será” habrían dicho en otro tiempo). Si la legitima, corre el riesgo de legitimar otras posibles futuras con otros blancos.

Por ahora, debo decir que Cristina Kirchner ha manejado el tema con prudencia. No reproduzco el video que subió a su página de Facebook porque ya está en otros blogs y muchos sitios en Internet. Pero reproduzco unas palabras que encuentro muy significativas:

La gente tiene derecho estar enojada, pero lo cierto es que la gobernadora recibió una provincia quebrada con una superpoblación de la administración pública. Y no echó a nadie a la calle“. CFK no niega el derecho a enojarse con los gobernantes (algunos de sus seguidores insistirían que un gobierno tan maravilloso no puede ser criticado). Recurre, como todos, al problema de la “herencia recibida”. Pero reivindica algo fundamental: Que no se echa a nadie a la calle.

Tengo que preguntarme si los que rechazan ciegamente a Cristina -los hay aún en el peronismo- han evaluado si su liderazgo no es el que hoy puede expresar y encauzar los reclamos de la otra parte de la sociedad argentina que no se inclina a votar a Carrió o protesta en Río Gallegos.


Para la autoestima argentina: Feliz cumpleaños, OPAL

abril 22, 2017

OPAL

Hace tiempo que no publicaba uno de estos posteos. Es que en estos meses hubo pocas noticias que estimularan nuestra (alta pero insegura) autoestima. Ésta es una:

El reactor nuclear que INVAP construyó en Australia cumple 10 años de un funcionamiento “de excelencia”

El reactor de investigación OPAL, que la empresa estatal INVAP vendió a Australia por 200 millones de dólares, la mayor exportación tecnológica “llave en mano” de la historia argentina, cumple su décimo aniversario de funcionamiento “de excelencia”, destacan los compradores y otros voceros de la industria nuclear mundial.

“El reactor operó sin interrupción en los últimos seis años más de 300 días por año y ese es su principal índice de calidad. Su diseño original, estructura, mantenimiento y operación demostraron una muy alta confiabilidad, algo que los australianos resaltan permanentemente”, afirma el subgerente de INVAP Juan Pablo Ordóñez.

La empresa rionegrina emplazada en Bariloche ganó en el 2000 la licitación de la Organización Australiana de Ciencia y Tecnología Nuclear (ANSTO, por sus siglas en inglés), en la que enfrentó a las compañías del rubro más fuertes del mundo, tras lo cual diseñó y construyó el reactor en Lucas Heights, en las cercanías de Sidney.

El OPAL (Open Pool Australian Lightwater) comenzó su operación en forma gradual en 2006 para alcanzar plena potencia hasta que fue inaugurado oficialmente el 20 de abril de 2007, en una ceremonia presidida por el entonces primer ministro de Australia, John Howard.

Ordoñez destacó que se trata de uno los reactores de investigación “más versátiles y complejos” del mundo, con sistemas críticos duplicados y que pese a contar con sofisticados mecanismos de emergencias, nunca se detuvo por esta protección. Agregó que este mérito es compartido con ANSTO, a cargo de la operación del OPAL desde que comenzó a funcionar.

“Es un reactor multipropósito y además de producir radioisótopos para Australia y otros países, es una fuente de neutrones usada por más de 1.000 investigadores de todo el mundo para la investigación científica de materiales y desarrollo de tecnologías, además de usarse para irradiar silicio para la industria microelectrónica. El uso en investigación más intenso es el que le dan los científicos del sudeste asiático.

“Este proyecto demostró el nivel competitivo de la tecnología argentina. Todo el mundo sabe que el OPAL fue provisto por INVAP y a partir de ahí nos invitan a cada licitación que hay en el mundo para la construcción de reactores de investigación”.

En ese sentido, INVAP accedió a la licitación del reactor Pallas en Holanda. También fue contratada para diseñar un reactor productor de radioisótopos de molibdeno en Estados Unidos (n este caso el cliente es una empresa privada, la farmacéutica Coquí Farma).Y, asociada a la francesa Tecnicatom (una de sus competidoras en Holanda), participará de la licitación para proveer a Sudáfrica un reactor de investigación”.

Eso sí, como se advirtió en el blog, a lo largo de la serie “Argentina Nuclear”, en todos los casos es necesario que el proveedor brinde la financiación. Como lo hacen todos los que venden ingeniería nuclear ¿Conseguirá INVAP que los bancos oficiales argentinos lo hagan?


Música para el fin de semana: La “Heroica” de Beethoven, por Gustavo Dudamel

abril 22, 2017

Para este finde quise subir algo de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Venezuela “Simón Bolívar”, dirigida por Gustavo Dudamel. Y qué mejor que este concierto que tocaron en el Beethovenhalle, en Bonn, Alemania.

La 3° Sinfonía, cuando el gran Ludwig la compuso, estaba dedicada a Napoleón Bonaparte. Pero cuando el tipo se autocoronó emperador, Beethoven decidió que no la merecía. Es una hora y minutos del más puro, y mejor, romanticismo musical. Pueden escucharla mientras leen el resto del blog, que es poco romántico.


Randazzo y los votantes

abril 21, 2017

La -conversada, anunciada, posible- candidatura de Florencio Randazzo este año, en la provincia de Buenos Aires, está planteada de una forma que contradice todo lo que dicen los manuales. Eso no significa que sea irracional. Sólo quiere decir que en política, los manuales no son recetas fijas, y deben ser interpretados de acuerdo a las circunstancias. Por mi parte, evalúo difícil que se concrete. Pero varias señales (incluida la recientísima foto con Das Neves) en las últimas semanas me obligan a considerar esas circunstancias.

El dato más notorio es que hasta ahora, 21 de abril, Randazzo no anunció su candidatura. Ha sido hablada por otros: Julián Domínguez, intendentes del Grupo Esmeralda, dirigentes del interior de la provincia, el diario Clarín ¡en la tapa! Florencio mismo, no está haciendo campaña (que no consiste en reunirse con dirigentes y hablar con periodistas). Y el 24 de junio será el último día para la introducción de listas para las PASO. El que no esté en una de esas listas, no podrá ser candidato.

Créanme, amigos: dos meses no alcanzan para instalar una candidatura. ¿Entonces, es sólo un fuego de artificio? No necesariamente. Figuras más conocidas que la de Randazzo también juegan con la ambigüedad. La ex presidente Cristina Kirchner mantiene la incógnita sobre si será o no candidata este turno (y es probable que la mantenga hasta junio). Lilita Carrió la mantuvo hasta esta semana. Y cabe apuntar que Daniel Scioli, en el estilo difidente que ha hecho suyo, también pone en una nebulosa la posibilidad de ser candidato. Deja que consultoras filo K lo incluyan en sus encuestas, eso sí.

El ex ministro de Interior y Transporte, y sus actuales sponsors, pueden evaluar que él ya es lo bastante “junado” por los votantes bonaerenses como para no necesitar ser “instalado”. Su gestión con los trenes y con los DNI, durante el gobierno kirchnerista lo han hecho conocido. También la breve pre campaña en que se enfrentó al gobernador Scioli. ¿Es suficiente? No puedo asegurarlo, pero tampoco descartarlo. Una buena campaña puede refrescar la memoria de los votantes no politizados (que son los más).

Hay otro desafío más profundo de esta posible candidatura a la sabiduría convencional, y válida, de los consultores políticos: Un candidato no debe cambiar bruscamente su imagen. Sobre todo, no puede convertirse en el opuesto de lo que representaba (No, al menos, antes de ganar).

Hace sólo dos años, en 2015, Florencio Randazzo se convirtió para la militancia entonces oficialista más ferviente y más aferrada a lo que entendían como “el modelo” -el “frepasismo K” digamos- en su referente para el rechazo a la candidatura de Scioli, al que veían como “blando”, “acomodaticio”, casi “neoliberal”. Y en ese carácter consiguió un poderoso espacio político. Se podía apreciar, por centenares de miles de seguidores en las redes sociales (Lo que confirma, de paso, mi constante afirmación sobre la importancia, en votos, de este sector).

Ahora… no importa la consigna con la cuál salga, si lo hace (No estoy diciendo que no debería ser cuidadosamente pensada, por Dios!). El hecho es que la oportunidad de su aparición, algunos visibles apoyos, y, sobre todo, su silencio durante este año y medio lo alejan del peronismo opositor más duro, que en Buenos Aires inevitablemente se referencia en la figura de Cristina Kirchner.

¿Puede funcionar esto? ¿Alcanza con haber sido “el hombre que le dijo NO a Cristina” cuando ella quiso bajarlo de la candidatura presidencial para que asumiera la de gobernador? Hmm… Convengamos en que los politizados que se referencian exclusivamente en CFK son una minoría en el conjunto de los votantes, aunque una numerosa y vocal.

Pero la dirigencia y el activismo que mira con interés una posible candidatura de Randazzo, ya sea por rechazo al estilo de liderazgo de la ex Presidente, por hostilidad a La Cámpora, o simplemente porque ven a Cristina y su entorno como lo “viejo” y quieren que el peronismo presente propuestas nuevas (los hay, me consta) también son una minoría. Más pequeña que la anterior. Aunque manejen algún poder -los sindicalistas, en particular- y tengan acceso a los medios, cuando llega el momento de contar los votos, son un segmento menor de la minoría politizada de la sociedad.

Entonces me parece evidente que una hipotética postulación de “Flopi”, si es algo más que jueguito para la tribuna periodística y del gobierno actual, sólo puede apoyarse en una lectura: que existe un sector de votantes bonaerenses, no insignificante, que va a votar contra Macri, que se inclina por el peronismo, pero que rechaza la figura de Cristina. La misma apuesta que hizo Sergio Massa en el 2013 y que a él le salió bien. En un contexto muy distinto, claro.

Es una idea que no puede descartarse de entrada. Alguien que está entre los más inteligentes del entorno actual de la ex presidente, Axel Kicillof, dijo públicamente que podría ser conveniente que ella no fuese candidata. Que la elección debería ser un plebiscito sobre el gobierno de Macri, no sobre el anterior. Y no creo que lo haya dicho sin algún tipo de aval, o de indicación, de la misma CFK.

Como se habrán dado cuenta ya, en este tema tengo más preguntas que respuestas. Este posteo responde más que otros al título oficial del blog “Pensando en voz alta”. Pero adelanto mi evaluación de los, imprecisos, datos que tengo:

Se ha formado, y se consolida un voto “castigo” a Macri, muy numeroso. Es muy fuerte, como era previsible, en el conurbano bonaerense. Donde reside la mayoría de los votantes de la provincia. Y, como no sería tan previsible, al menos para los ideologizados ingenuos, está más extendido en la clase media baja que entre los pobres de toda pobreza, los que sobreviven con diversas ayudas del Estado.

Esos votantes enfurecidos -todas las encuestas lo indican- se inclinan por Cristina, por la memoria de tiempos mejores cercanos y, sobre todo, porque es la oposición más visible a Macri, visible para los muchos que no se les ocurre leer una noticia política o ver un programa político.

También se percibe fácilmente, en encuestas, en redes sociales y en la calle, que hay un voto anti kirchnerista / anti peronista, y que, por ahora, supera al malestar que al mismo tiempo les produce la situación económica. Pero esos votos no irían a un frente encabezado por un peronista, ni Massa ni Randazzo, salvo que la intención de voto del actual gobierno se derrumbara estrepitosamente. Lo que hoy no está pasando.

Resumiendo: la apuesta Randazzo tiene pocas chances de éxito. Lo que no indica que, como ya lo dije en el blog, no pueda ser conveniente para el peronismo en su conjunto. Le brindaría interés y dinamismo a las PASO del peronismo bonaerense, en un año donde las otras dos fuerzas mayoritarias aparentemente no las tendrán. Le daría interés a la interna, que no sería sólo la repetición de consignas de las hinchadas. Y esa interna (¿Scioli vs Randazzo?) a la dirigencia peronista, le da -ya lo comenté- una alternativa si, finalmente, Cristina decide no presentarse.

En todo caso mostrará, como indica la foto con Das Neves, posicionamientos significativos, no sólo en Buenos Aires, para el Gran Juego que empezará el domingo 23 de octubre a la noche: las candidaturas presidenciales para el 2019.


A %d blogueros les gusta esto: