Hoy van a estar en la Plaza

agosto 22, 2017

movilizan

En esta foto de una reunión del viernes pasado en la sede de SUTEBA aparecen, de izquierda a derecha (sin connotación ideológica), Sonia Alesso (secretaria general de CTERA), Hugo Yasky (secretario general de la CTA y candidato a diputado por Unidad Ciudadana), Juan Carlos Schmid (triunviro de la CGT y secretario general de Dragado y Balizamiento), Pablo Moyano (secretario adjunto de Camioneros), Pablo Micheli (de la CTA Autónoma) y Roberto Baradel (el dueño de casa).

Tuvo mucho eco en blogs y redes sociales porque -es cierto- hace años que no se reunían todos juntos. Pero no fue la única, ni mucho menos. Schmid y Moyano han conversado con la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista Combativa (CCC): los movimientos sociales que, se calcula, aportarán un buen porcentaje de los que marchen.

También en el sindicalismo impulsó la marcha con fuerza la Corriente Federal de los Trabajadores, que encabeza el bancario Sergio Palazzo: no sólo la apoya sino que reclama un paro general.

Otros, son menos entusiastas y no contribuirán demasiado a la movilización. Ni se harán ver mucho en el palco. (El único orador previsto es Juan Carlos Schmid). A unos cuantos gremios poderosos les fastidia aparecer a la zaga de Moyano (sr.). También, pesa la ausencia de una estrategia clara elaborada en común y, en muchos casos, los intereses particulares de cada sindicato. Pero el clima entre los trabajadores pesa: cuando los “independientes”, José Luis Lingeri (Aguas), Andrés Rodríguez (UPCN) y Gerardo Martínez (Construcción) apoyan la decisión del moyanismo… Cierren la mesa 8.

Los “gordos”, los grandes gremios de servicios no están de acuerdo con enfrentar la gobierno nacional ahora (bah, casi nunca). Pero no van a romper la CGT por eso. No confían lo bastante en sus acuerdos con Jorge Triacca (jr.) para cortarse solos.

En cuanto a las agrupaciones políticas y político-sindicales del peronismo… ahí estarán, por supuesto.

Más allá de la información, y de lo que veremos esta tarde en Plaza de Mayo, me interesa hacer una evaluación de esta -frágil, limitada pero poderosa- “unidad en la acción”. Es algo más que la suma de los perjudicados por un gobierno comprometido con la globalización financiera, que abandona la defensa del mercado interno y aspira a una “reforma laboral” a la brasileña. Tiene un contenido que reconoce determinados valores comunes

declaración

Que la CGT y las dos CTA se unan en el rechazo a las políticas represivas y exijan la aparición con vida de Santiago Maldonado es una definición. ¿La acompañará la totalidad del gremialismo? Quizás no, pero eso no hará vacilar a los que la impulsaron.

¿Es un hecho nuevo? Por supuesto que no. El 26 de julio de 2010 la CGT y el Movimiento Evita hicieron una marcha de antorchas, donde por primera vez en casi 40 años marcharon juntos agrupaciones de la izquierda peronista y gremios encuadrados en la CGT. Su Secretario General era entonces Hugo Moyano…

Pocos recordarán que la primera vez que el viejo Partido Comunista fue autorizado como tal -no a través de siglas o agrupaciones “de superficie”- en un frente encabezado por el peronismo fue en 1983, cuando el PJ era conducido por Lorenzo Miguel.

En general los muchachos no se distinguen por preocupaciones ideológicas. Sí por un claro instinto para las relaciones de poder. Puede pensarse que, precisamente porque Cristina Kirchner no logró en las PASO el “batacazo” que muchos auguraban en la provincia de Buenos Aires, los sectores gremiales más preocupados por las políticas de este gobierno y también por su propio poder, se sienten menos preocupados que terminen sirviendo a una estrategia que no es la suya. O, como dice un secretario general conocido por su franqueza, “la de esos pendejos de los que gusta rodearse Cristina”.

Estas son especulaciones de bloguero. Pero la realidad es la que es (lo pongo así para no plagiar demasiado a Aristóteles y a Perón). El sindicalismo -hoy acompañado por los movimientos sociales, los sindicatos de los desempleados- es la única fuerza que puede poner límites a este gobierno, no las elecciones legislativas. Pero… en última instancia siempre se llega, debe llegarse, a una solución política. Y el sindicalismo, y los movimientos sociales, no tienen otra referencia para el 2019. Tengamos presente que esa elección de 1983 el peronismo la perdió…


“Perú por Malvinas”

agosto 21, 2017

0 peru por malvinas

Víctor Arreguine, cordobés, astrónomo y patriota (no en ese orden) me escribe: “Abel, con gran emoción te cuento que a partir de mañana se realizará un merecido homenaje en Córdoba a la FAP (Fuerza Aérea Peruana). Mas vale tarde que nunca.

El martes 22 de agosto de 2017 se inaugura la exhibición de uno de los Mirage de la FAP que lucho en Malvinas con nuestra bandera, a las 10y30 en la Plaza V. Sarsfield. Aunque descarto que no podrás asistir a este acto, te hago llegar a vos y por tu intermedio a todos los cumpas que te acompañan (especialmente a Daniel Arias) la invitación al mismo“.

Los medios no dan la noticia hasta ahora -ninguno-, pero entrando en la página de la Municipalidad de Córdoba leo:

En el marco del 105.°Aniversario de la Fuerza Aérea Argentina, desde el 22 hasta el 27 de agosto la Municipalidad de Córdoba emplazará para su exhibición un avión “Mirage” en la ex plaza Vélez Sarsfield. El ejemplar perteneció originalmente a la Fuerza Aérea Peruana y fue cedido a la Fuerza Aérea Argentina por Perú en el conflicto bélico del Atlántico Sur.

La aeronave … arribó a la VI Brigada Aérea de Tandil en mayo de 1982, procedente de La Joya, Arequipa, Perú.

Por aquel entonces, y a pesar del embargo militar efectuado hacia Argentina para adquirir armamento militar de otros países, diez aviones “Mirage” fueron entregados por el Perú como ayuda a la Argentina durante la guerra de Malvinas. Un gran gesto de solidaridad y fraternidad entre ambos países que tanto la Fuerza Aérea como el pueblo argentino jamás olvidará.

En consonancia con la exhibición de la aeronave, la Municipalidad de Córdoba realizará durante esa semana una serie de actividades complementarias junto con la Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea, el Consulado del Perú en Córdoba, FADEA y la Agrupación de Veteranos de Guerra de Malvinas y Atlántico Sur de la Provincia de Córdoba“.

En un blog politizado como éste, cabe aclarar que Ramoncito Mestre, el intendente de Córdoba Capital, y el que suscribe, estamos tan lejos como se puede estar en el escenario político argento. Ahora, en este tema, eso no importa un carajo. Mestre merece que se le reconozca el gesto, y así lo hago.

Para los que nos interesa la historia, y el futuro de nuestra región, agrego un video que subió El Peruano-Actualidad en Defensa y Seguridad, con la mirada de ellos sobre el conflicto. No es la misma que la nuestra, por supuesto, pero deben ser integradas en una visión común desde la América del Sur.


Argentina Militar VIII – Guerra aérea en Malvinas IV

agosto 21, 2017

Estos capítulos de la saga tecnológico-patriótica de Daniel Arias han recibido un buen número de visitas, por encima de lo habitual en el blog. Y algunas de quienes conocen del tema por experiencia personal.

Iconoclasta, cuestiona el entusiasmo argento por el Super Étendard y los Exocet. Además, ha estimulado un debate sobre una rotunda afirmación inglesa: que el portaaviones Invincible no fue dañado por bombas argentinas. Afirmación defendida que en la columna de comentarios es defendida con sólidos argumentos por alguien que habría nacido aquí (no es sorpresa).

No tengo los conocimientos técnicos para participar en ese debate. Daniel sí, y debo decir que aquí hace bastante para hacernos comprender -y dispersar- lo que Clausewitz llamaba “la niebla de la guerra”.

63. Kaiser mata a Almirante II

avión iraní

Diseño de Bob Kress, el F-14 Tomcat, el mejor avión naval de los EEUU, sólo que con bandera iraní, aterriza en Mehrabad. En combate barrió con todos los aviones europeos y soviéticos que enfrentó.

Pese a que la Fuerza Aérea, copiando el armamento de la COAN (Comando de la Aviación Naval), empezaba a usar bombas de 225 kg. retardadas por paracaídas, les empleadas contra el Vince (el portaviones HMS Invincible) no tenían frenos aerodinámicos: buscaban penetración, porque iban contra un barco de duro fierro, no de blando aluminio.

Las 3 bombas de Isaac, impactando a 950 km por hora (la velocidad de una bala .45) “por enfilada”, deben haber hecho un largo recorrido longitudinal dentro del barco, rompiendo mamparas y tabiques hasta frenarse en algún lado y explotar. Contra un barco, no hay tiro más letal que el de enfilada. Da para daños internos magníficos en una nave llena de aviones, munición y combustibles en bodega. Ni un tanquero arde tan bien como un portaaviones.

Cuando traté de venderle esta historia del Vince al 2do. mayor “Journal” de aviación militar yanqui, en 2002, enfrenté un enorme escepticismo inicial: en su momento, los editores habían comprado la versión inglesa de la historia, pero además, 20 años después ya la habían olvidado. EE.UU. es el paraíso de la narrativa de guerra aérea: todo el tiempo producen nuevas historias, con su apasionante intervencionismo. De modo que en la revista me catalogaron como un sudaca “freak” y no contestaron.

Para sacudir el avispero, en mi tercer mail le recordé al editor, Tom Atwood, que la última vez que un aviador yanqui había atacado un portaaviones había sido… 58 años antes, en el Pacífico, y delante de la ñata el tipo tenía una hélice. Vamos, Tommy, ¿no quería algo un poquito más nuevo? Si “Flight Journal” optaba por perderse semejante historia silenciada, tal vez “American Aviation” se interesara…

Siempre es más seguro, decía el matemático John Nash, inventor de la Teoría de Juegos, atacar a la segunda chica más linda de la fiesta: tiene más que perder y es más difícil que te diga que no. Ambas revistas mencionadas son muy leídas por las ramas aéreas de las Fuerzas Armadas yanquis, pero definitivamente “American Aviation” es la “top”, y “Flight Journal” lo sabe.

¡Bingo! Desafiado, Atwood picó el anzuelo. Gracias, Nash. Pero leído que hubo mi artículo y antes de publicarlo para el aniversario del ataque al “Vince”, lo agarró un ataque de pánico. Claro, el tipo sabía que habría protestas de lectores encumbrados. Su jefe, Roger Post decidió nombrar un juez prestigioso, imparcial e informado con buenos contactos con la Royal Navy. A los pocos días, Atwood me dijo que me comunicara con el ya citado Bob Kress, quien fungiría de tribunal de alzada. Fue con bastante emoción que en el curso de aquella semana Kress, tras consultar sus propios archivos, dio su fallo: “I believe the Invincible was whacked by Exocet” (Creo que el Invincible se ligó un Exocet).

Pero para mi desilusión, Kress se diferenció de la parte más heroica del relato oficial argentino. “I didn’t hear of any iron bomb action”, añadió. Y luego de algunas disgresiones sobre lo vulnerables al fuego que son los portaaviones en general, terminó con un saludo a nuestros aviadores: “Lo, the brave pilots!”.

“Iron bombs” son bombas de gravedad “bobas”, sin ningún sistema de guiado o propulsión. En 1982, fuera del Exocet, es lo que había. Bombas bobas y jefaturas imbéciles. No me hagan acordar de nuestro misilito Martín Pescador porque me pongo loco.

En aquella entrevista de 2002 con dos periodistas científicos (Quique Garabetyán y yo), bastante duchos ambos en no dejarse enroscar la víbora, el comandante Gerardo Isaac mantuvo la certeza de que sus tres bombas se habían clavado en el espejo de popa. No había tenido ni siquiera que usar la mira: “Fue como tirarle cascotes a una pared”, dijo.

Pero en ocasiones muy recientes el propio Isaac admitió –para mi asombro- que quizás las bombas pasaran de largo. A Ureta nunca tuve el honor de entrevistarlo, pero según leo, hoy sigue sin duda alguna de haber hecho blanco.

Garabetyán y yo nos fuimos de la entrevista con Isaac con la sensación que el aviador nos había mentido en una única ocasión, y sólo para salvar políticamente a sus superiores. Fue cuando le preguntamos por qué la Fuerza Aérea no había ampliado el aeropuerto de Puerto Argentino y construido una base apropiada para Skyhawks. Isaac intentó –no mucho- convencernos de las dificultades logísticas de efectuar semejante “upgrading” de aeródromo comercial chico a base de cazas en sólo un mes. Adujimos con aparente candor que entre el 2 de abril y el 1 de mayo, la FAA había hecho justamente eso mismo en San Julián, Sta. Cruz, pero partiendo desde mucho más abajo y llegando más arriba: de un aeroclub para avionetas hizo una base de Dagger israelíes. Ahí Isaac se irritó y Garabetyán me pateó bajo la mesa para hacerme bajar dos cambios, porque nuestro informante parecía a punto de dar por terminada la entrevista. No lo hizo.

En lo que se refiere al ataque al Vince, ambos creemos todavía hoy cada palabra que Isaac nos dijo. O por lo menos, creemos que él las cree, que no es poco. Ambos somos tipos a los que, por profesión, los atacan en bandada farmacológicas truchas con “la” cura “del” cáncer (y uno que creía que hay más de 160), o locos que acaban de fabricar la máquina del movimiento perpetuo. Entre estos dos extremos, menudean con más frecuencia los científicos que tratan de ascender en su carrera redescubriendo cosas ya descubiertas, o reinventando cosas ya patentadas. Hay de todo.

Aunque aquí me odien un poco, tomo con muchas reservas y por buena la versión de Kress sobre “bomb action”. El yanqui no tenía motivos para bolacearme, y los ingleses sí tenían todos los motivos para haberle dicho la verdad, por lo mismo que uno no macanea ante su abogado. Pero ante todo, ¿por qué se franqueó conmigo? ¿Le caí simpático?

Minga. No le caí antipático. Pero supongo que Kress estaba embroncado con los Brits, porque tras haberlo contratado para desarrollar nuevos sistemas de defensa antiaérea y antimisil para su flota, habían rebotado todas y cada una de sus ideas. Y eso a una deidad…

Por nacionalidad, prestigio y jubilación, don Bob era un intocable: en 2002, al menos él ya podía ignorar tranquilamente el secreto de guerra impuesto por el gobierno inglés sobre los sucesos del 30 de mayo de 1982, que rige hasta 2072 para los súbditos de Su Graciosa Majestad. Pero ni él era inglés ni los USA son el Reino Unido, ni es fácil apretar a un tipo con contactos.

Sin embargo, Su Graciosa tiene más y mejores. Si sirve de dato, con el artículo ya aprobado, diagramado ¡y para la tapa!, misteriosamente Tom Atwood lo bajó a último momento. Las explicaciones que nos dio fueron ridículas. Peor aún, no nos garpó.

Pensando con perspectiva, creo que don Bob tenía cuentas a cobrar también con el Secretario de Defensa, Dick Cheney, quien quería dar de baja la obra maestra de su vida, el caza naval F-14, para reemplazarlo por un avión “inferior” –palabras de Kress- como el Boeing F-18 Hornet. ¿Se entiende ahora por qué sus compañeros lo llamaban “Kaiser von Kress”, no? El que quiera consultarlo personalmente, va a tener trabajo: se murió en 2007. Un año después del último despegue de un F-14 Tomcat desde portaaviones.

Me genera dudas que dos pilotos argentinos como Isaac y Ureta, que aquel mayo eran sobrevivientes a tres ataques cada uno, que habían perforado su cuota de barcos mucho menores en porte y mejor defendidos, y que además habían hecho esto con armamento inapropiado (1 sola bomba boba de 500 kg), le hayan podido errar 6 bombas tiradas a quemarropa a una nave de 22.000 toneladas. Alguna debió pegar. Lo contrario es poco probable. Nash, una ayudita aquí.

No repetiré cosas que han sido argumentadas hasta el cansancio. El 30 de mayo a la tarde, según los operadores del Centro de Información y Control de Puerto Argentino, los Harriers prácticamente dejaron de operar. Cada uno de los que volaban pareció cambiar de rumbo y dirigirse apresurado a las pistas improvisadas metálicas de aterrizaje vertical que había montado el Ejército Inglés, o al Hermes, que ese día debe haber estado más atestado que el colectivo 60. El tránsito aéreo desde el cuadrante donde estaba el Vince se interrumpió.

El Vince no entró en triunfo a Portsmouth el 21 de Julio con el Hermes y la mayor parte de la Task Force: apareció recién el 16 de septiembre, pintadito nuevo, joya nunca taxi. Se dijo que –como proeza técnica- había hecho recambio de ambas turbinas Olympus ¡en altamar!, porque a las anteriores se les había acabado la vida útil. Sí, seguramente…

También hubo problemas con los ascensores, parece.

Me sigue pareciendo inexplicable que con 685 marineros y oficiales embarcados en el Vince aquel 2 de mayo de 1982, se haya podido conservar semejante secreto. Y eso durante 45 años y en un país mediática y políticamente desafiante de la autoridad. Sí, hubo peores desastres ingleses en ambas guerras mundiales y se ocultaron muy bien, con amplia y patriótica colaboración de prensa. Pero el asunto me inquieta.

Añado una imagen y un par de links: uno es el del blog “War is boring”, desapasionado y con buenos resúmenes técnicos del estado de cosas en equipamiento. Colijo de su lectura lo que ya dije en el posteo anterior: el SUE no calentó demasiado ni a la propia Francia en 1980. De los 100 que iba a comprar, redujo la orden a 71. Lo nuestro es fetichismo.

El otro link abre a una colección de fotos buenas y malas de Flicker, con diversas imágenes de la guerra tomadas por un tal Helimetric, adjunto a un helicóptero Sea King del 824 Squadron, probablemente hoy habitante de Oxford o cercanías, y dueño de al menos un perro Beagle. Las fotos fueron tomadas en Port Stanley (ya de vuelta con ese nombre) o a bordo del RFA Fort Grange, un buque de reabastecimiento. Las imágenes logran dar una idea de la cotidianeidad del trabajo logístico, la parte menos gloriosa pero más crucial de cualquier guerra. Algunas son “cool”, expresivas y profesionales, otras son no de amateur sino de franco patán (salidas de foco, movidas, subexposiciones, etc). No parecen del mismo autor. Es más, en su conjunto son imágenes demasiado impersonales como para ser la colección de una persona común. ¿Adónde están los gomías de a bordo, los brindis con cerveza marrón tibia, el ocasional cumpleaños? Si Helimetric existe como persona pero además es un avatar del MI-5 en la web, la implantación del adorable Beagle de Oxford es una metida de perro literal.

El álbum de Helimetric tiene algunas vistas del Vince tomadas, presuntamente, el 9 de junio, una semana tras el misileo/bombardeo. Nada certifica esa presunta fecha, 9 de junio, salvo el presunto autor. El portaaviones no es presunto, pero está pintado como recién salido de astillero, en franco contraste con fotos de parecida fecha y del mismo álbum de su primo mayor, el Hermes, lleno de lamparones, chorreaduras y cáscaras de óxido en cada chapa tras demasiados meses en operaciones y sin un segundo para mantenimientos.

Invincible

“You’re just too good to be true/ I can’t take my eyes off you”… El Vince aparentemente embellecido por un misil y algunas bombas que le fueron surtidas 10 días antes.

Como se ve, incluso “la ballena blanca”, el transatlántico “Canberra”, vuelto inmaculado buque hospital, para esa fecha también estaba hecho fruta. El Atlántico Sur en invierno te deja los barcos así, aún sin Argies locos en zona. Si aceptamos por buena la fecha de la foto del Vince, ¿no debería presentar un aspecto igualmente miserable?

Y ahora, para terminar de juzgar el AM-39 Exocet, traigo a mi médium e invoco la sombra de Saddam Hussein. No se lo pierda.


Peronismo: la unidad posible

agosto 20, 2017

rossi y rodenas

Más allá del ruido de los medios, hay un hecho que hace pensar a toda la oposición. Y a todo el oficialismo, cómo no. Si se sumaran en todo el país (en un ejercicio teórico, claro) los votos de todos los partidos y frentes de origen peronista, el resultado da una mayoría aplastante, “hegemónica”. Como se han presentado, ninguna de ellas obtiene una ventaja considerable frente a la alianza Cambiemos.

Para este tema de la unidad ¿posible?, recurro a material ajeno. Y nuevamente del joven y lúcido Marcos Domínguez.

El caso es que esta vez apruebo cómo describe las estrategias de las tres opciones de origen peronista que se presentaron -como tres fuerzas distintas- a las PASO de la provincia de Buenos Aires. Pero quiero cuestionar su planteo de la “unidad posible”. Me parece demasiado voluntarista. Y demasiado bonaerense. Pero vamos a su posteo, y luego se la sigo.

Octubre a contrareloj: el desafío de la unidad posible

“En Buenos Aires había quienes consideraban cisplatinos a los orientales. Eran los unitarios, porque los unitarios, como su nombre lo indica, son partidarios de la unión, como las viudas, que les dicen a los hijitos después del entierro: “Ahora que somos menos vamos a estar más unidos”. Y enseguida se ponen a buscarles un padrastro. 

Los unitarios tenían, además de las razones inglesas, las propias para desear que los orientales fueran extranjeros: más que razones propias, razones de casa propia, como se vio después con las dos “tiranías sangrientas”.

Arturo Jauretche – Zoncera n° 6 “Un algodón entre dos cristales” (fragmento)
.

Con o sin resultados finales, el desglose de las estrategias tanto de Unidad Ciudadana,  de 1Pais, como de Cumplir es fundamental para evaluar las posibilidades de una tan potencial como urgente unidad, que evite la consolidación de un proyecto oligárquico sostenido en votos en octubre.

Cumplir

Una primera aproximación al por qué del mal desempeño electoral de Cumplir, debe tomar en cuenta el innegable apoyo del Grupo Clarín a su candidatura,  que lo condenó a protagonizar el guión habitual con el que opera  en el juego político nacional, capitalizando las tensiones entre el ex ministro y Cristina acumuladas desde 2015.

El menú mediático presentó así una contraposición entre el perfil “honestista, autocrítico y de gestión transparente” del ex ministro, contra la imagen del “pasado corrupto y acrítico” de la ex presidenta. El análisis de sus propias intervenciones públicas por un lado, y de las expresiones de deseo de las editoriales por el otro, puede dar más puntos de apoyo para el desglose de como se fué complejizando la estrategia del candidato en la encrucijada comunicacional.

Hace unos semanas, el diario La Nación señaló textualmente que “Florencio Randazzo pidió “perdón” y dijo que el memorándum con Irán “fue un error”. Se sabe que todo el espectro de poder que apoya al oficialismo actual presentó un pujante desacuerdo en esta materia con la política internacional del kirchnerismo. Siendo que la única política es la internacional, podría sugerirse que este tajante posicionamiento del ex ministro obedeció al de alguien que representa electoralmente un espacio que no conduce.

Las innumerables notas y editoriales de los medios concentrados angelan la candidatura de Randazzo. En ena nota titulada “Se cocina la muerte política de la ex presidente” el columnista de La Nación Fernando Laborda es explícito en la definición del objetivo (de los medios concentrados, no necesariamente del propio Randazzo) : “Aun no llegando al podio reservado para los tres primeros, Randazzo podrá haber realizado, con su sola presentación electoral, una contribución histórica para la muerte política de Cristina”.

En este contexto, el candidato de Cumplir, debió adoptar una estrategia cada vez más atada al antikirchnerismo de lo que supuso para captar votantes volátiles de ese núcleo cambiemista, y no fué tan prolijo a la hora de hacerlo. Juan Abal Medina,  principal vocero de esta estrategia,  se paseó por los medios de comunicación ofreciendo declaraciones del tipo “el bloque del FPV se rompió por diferencias en torno a la corrupción” y demás adhesiones al discurso estratégico del oficialismo mediático.

El punto es si ante la realidad efectiva de las urnas el animal político que habita en el candidato oriundo de Chivilcoy todavía cree (o alguna vez creyó) que existe una vacancia en el clivaje bonaerense para el “Randazzismo” (etapa superior del divisionismo). El 6 porciento de los votos parecen indicar que para el electorado, fué mejor Massa conocido, que Massa por conocer.

Tanto Florencio Randazzo como su base  militante deberán definir, ya con el diario del lunes, si siguen usando la misma brújula que los llevó a unos magros 6 puntos, o se dan la posibilidad de probar una nueva.

1País

La incorporación de la Sra. Stolbizer al valioso grupo de cuadros peronistas de 1País, consolidó la tónica del espacio respecto de su aggiornamiento mediático, pasando del antikirchnerismo moderado (sobre el que ya tenía cierto margen de representación) al antikirchnerismo más volcánico, arraigado en el núcleo duro electoral de Cambiemos, que el tigrense no quiso dejar vacante para su eventual competidor de Chivilcoy.

En este sentido -como bien señala Jorge Asis-  se expresa la encrucijada en la que se encuentra parte de la fauna política: una cosa es ser un candidato apoyado por el medio, y otra ser el candidato del medio, rol que ya ha elegido Mauricio Macri.

Unidad Ciudadana

Con votos todavía secuestrados, y víctima principal de una mala estrategia del oficialismo en materia de comunicación (a la que se hizo referencia en este artículo), la fuerza liderada por CFK (que fué acosada judicialmente) cosechó menos votos que en 2015, pero se consolidó como el espacio del peronismo bonaerense con mayor capacidad de interpelación al electorado.

“Cristina se fué del peronismo”, fue la repetida muletilla con la que referentes y militantes de otros espacios calificaron la fundación del nuevo instrumento electoral liderado por la ex presidenta. En el personal y humilde criterio de este escriba, Cristina simplemente no cometió el error confundir la identidad política del peronismo con la fechitización de su tradicional instrumento electoral (PJ) y pudo adaptar al peronismo a las nuevas estéticas de comunicación.

Si bien optó por modificar su esquema comunicacional, siguió orientando sus lealtades a lo #cumplido por el gobierno anterior, y no tanto a #cumplir las promesas del macrismo. Con la premisa que delineó en su discurso en ATE, de que “la unidad no va a venir por el lado de la ideología, sino por el lado de representar los intereses agredidos”, Cristina fue a buscar los votos de ese sector al que representó muy bien en los spots, pero al que todavía no ha logrado efectivamente sumar a su base electoral.

Formas y contenido, contenido y formas convergen tácticamente cuando la representación política se expresa en las urnas, y dentro de un balcanizado peronismo, la propuesta liderada por Cristina obtuvo más votos que las demás.

La estética “ciudadana” fué la apuesta de  para apelar al carácter aspiracional del electorado bonaerense, carácter con el que el macrismo trabaja desde hace tiempo. A través de un nuevo dispositivo estético Unidad Ciudadana puso en juego su capacidad de representar electoralmente a un sujeto político de carne y hueso, no sólo a un sujeto comunicacional.

La elocuencia con la realidad, de la que carecieron las otras dos propuestas, fué uno de los factores importantes (aunque no suficientes) para definir la estrategia de unidad ciudadana como la más eficaz de las tres.

Cuando un espacio político pierde su capacidad de representar, la colonización mediática de su agenda debiera ser un factor a revisar.

EL DESAFÍO DE LA UNIDAD POSIBLE

De cara a octubre, la unidad posible  deberá basarse en una alquimia que pondrá a prueba el grado de maduración  de la cultura política del peronismo contemporáneo.

La “pelea por la lapicera” deberá darse asumiendo que una lista se arma construyendo un fino (y personal) equilibrio entre lealtad y representatividad. El punto es que esos dos vectores van unidos en el liderazgo de Cristina (aunque no le alcance con los votos cosechados para ganarle a cambiemos en octubre) , que además, como bien observara Durán Barba, se “reinventa”.

Es probable que la agresiva estrategia mediático-judicial haya fidelizado aún más al electorado de la ex presidenta, sobre todo porque la fuga de votos se dió mucho más pronunciadamente en otros sectores.

A su vez, los magros resultados obtenidos por las otras dos fuerzas, pueden explicarse no tanto por la falta de carisma de sus líderes como por el grado de colonizacion mediática de su agenda.

No obstante, Cristina tiene un doble desafío: por un lado deberá reinventar su estrategia de aproximación hacia las islas peronistas que pueden sumarle volumen electoral, y por el otro seguir intentando convencer a sectores progresistas  de su espacio de no abonar a un Neofrepasismo. Porque queda claro que “sólo con los mejores no alcanza“, pues la política consiste más en tener éxito, que en tener razón.

Habrá que superar heridas, broncas, y tensiones que se fueron generando. El interrogante sólo podrá resolverse fuera de la tinta derramada y los caracteres que tanto abundan esto días.

EPÍLOGO

Como versaba un no tan viejo eslogan de campaña, “en la vida hay que elegir”; el peronismo, también debe elegir, y ciertos espacios que lo componen se enfrentan a la encrucijada que involucra menos a su dirigencia que al futuro del conjunto del pueblo.

Históricamente, el massismo no se ha mostrado susceptible de alianzas tácticas con el kirchnerismo, a cuya oposición debe su identidad política más que a la oposición al macrismo. Está claro que desde el espacio conducido por CFK, el voto no se puede ir a buscar al núcleo duro cambiemista del 34%. Es entonces cuando aparece el factor Randazzo, que se verá en el dilema de:
a) “Subirle el precio” a sus 6 puntos de espaldas a la unidad urgente que debiera trascender cualquier espíritu mezquino.
b) Confirmar que su parábola manifiesta era ser al peronismo lo que Uruguay a la Banda Oriental del Río de la Plata , “un algodón entre dos cristales”, como sugiere la cita inicial.
c) Plegarse a una estrategia de unidad con CFK.

“The strategy of indirect approach” (La estrategia de aproximación indirecta) del Capitán Basil Henry Liddell Hart, es el legendario Manual de Estrategia de dicho militar británico, y uno de los libros de cabecera del Papa Francisco. Una de las ideas sugerentes de la obra para toda la dirigencia Peronista es que “cuanto más se intenta aparentar imponer una paz totalmente propia, mediante la conquista, mayores son los obstáculos que surgirán por el camino”.

El dilema de hierro de construir un peronismo con vocación de gobierno, o entregarlo al “laissez faire” de la balcanización, presupone la necesidad de distinguir la premisa peronista de Mao: distinguir contradicciones primarias de secundarias. Si la dirigencia no presenta una actitud acorde a los acontecimientos, tendremos un peronismo dividido en quintas, con más vocación de oposicion(es) eterna(s) que de volver al gobierno.

En suma, a nadie le conviene un peronismo de las ausencias – parafraseando a Macedonio Fernández- que concurra completamente fragmentado a las urnas, con espíritu alegre para una fiesta donde habrá tantos ausentes, que si faltase otro más no tendrá sitio”.

Marcos Domínguez tiene razón en lo que dice, pero lo que dice debió haber sido escuchado hace al menos tres meses. Ahora… es tarde. Que los dirigentes de esas tres fuerzas confluyan en el apoyo a una sola boleta, la que conquistó más votos… lo veo imposible en el caso de Massa, y muy difícil en el de Randazzo.

Aún en el hipotético caso que lo hicieran… ¿que pasaría con los candidatos que están en esas listas? Candidaturas diputados y senadores provinciales, a concejales en 135 municipios, que se quedarían sin una candidatura que “arrastre” a sus boletas. No va a andar.

Lo máximo que puede lograrse a esta altura, está expresado en la propuesta de Guillermo Moreno: que las tres fuerzas tengan sus comandos electores la noche del 22 de octubre en el mismo lugar: la sede del PJ nacional, Matheu 150 (Gioja aprobaría tácitamente la idea). Eso, se supone, mostraría a los medios y a los televidentes una clara victoria del peronismo en Buenos Aires, cualesquiera sean los resultados de cada fuerza.

Pero no lo veo. Considerando las personalidades involucradas…

De todos modos, en esto no estoy de acuerdo con el enfoque de M. D. Que es, como dije, muy bonaerense. Por eso elegí para ilustrar este posteo la foto de Agustín Rossi y de Alejandra Rodenas, los dos candidatos que compitieron en las PASO de Santa Fe, que Rossi ganó, y superó en votos a los de las PASO de Cambiemos y del oficialismo santafesino.

Y los dos candidatos del peronismo, el que ganó y la que perdió, se unen para recuperar dentro de dos años y después de doce, el gobierno de la provincia.

En mi modesta opinión, lo que unirá, y transformará al peronismo, y la coalición que va a liderar esta vez, es el desafío de recuperar el gobierno nacional en el 2019. Los resultados de octubre serán un dato más para el esfuerzo pendiente.


Música para este fin de semana: Freddie Mercury y Montserrat Caballé – Barcelona

agosto 19, 2017

Como dice el amigo Otto Rock, por razones obvias. Entre las que está la voz de Caballé.


El proteccionismo y Mario Bros.

agosto 19, 2017
 mario
.
Algo cansado de tanta interna argenta, quise retomar en el blog algunos temas estratégicos. Por ejemplo, el del proteccionismo, la palabra maldita de la teoría económica instalada. (E impuesta con una rigidez que hace parecer a Stalin como un poeta libertario).
.
Para eso, nada mejor que recurrir a Fredes Castro, para reunir material no muy conocido, y resumirlo con precisión. Comparto con ustedes este artículo suyo, una mirada fresca, informada y estimulante sobre viejas ideas y desafíos de siempre.
.
Eso sí, uno no debe perder de vista que se podrán llevar a la práctica si primero ese resuelven, bien, esas pujas internas que nos tienen cansados.
.
El ingeniero Henry Kressel fue durante 20 años investigador en los laboratorios electrónicos de la RCA, en tiempos en que era una corporación líder a nivel global. Con 31 patentes de invención a su nombre, además de formar parte de la Academia Nacional de Ingeniería de Estados Unidos, actualmente es un inversor privado y prestigioso tecnólogo. Recientemente publicó el libro Si realmente desea cambiar el mundo: una guía para crear, construir y mantener las empresas innovadoras.
.
En RCA Kressel contribuyó a la creación de pantallas televisivas planas, dispositivos láser, tecnologías de chips y sistemas de comunicaciones de variada índole. Industrias distribuidas por la geografía de su patria producían ese hardware, asegurando puestos de trabajo y multimillonarias ganancias a la firma industrial. Pero hace tiempo, sin embargo, que la mayor parte de esos productos se fabrican fuera de Estados Unidos, informa Kressel, y en ninguno de ellos su país se mantiene como líder mundial. Las pantallas planas y artefactos televisivos se hacen en Asia, China en primer lugar, en tanto que Corea del Sur y Taiwán dominan la tecnologías de chips. Pero el declive innovador industrial de Norteamérica comenzó con la injerencia de otra soberanía asiática, la verdadera patria del plomero “italo-estadounidense” Mario Bros, esto es Japón.
.
Kressel indica que la primacía industrial electrónica de su país fue posible por las inversiones empresariales combinadas con la financiación estatal provista por generosos programas federales, a favor de la investigación y el desarrollo materializado en universidades y laboratorios corporativos. Él simpatiza con las teorías de libre mercado, pero las califica como válidas para ser dictadas en “aulas felices”, que adoctrinan sobre mundos ideales.
.
El tecnólogo sentencia: “No estamos viviendo en un mundo ideal de libre comercio porque los decisores gubernamentales manipulan el sistema a través de subsidios industriales y restricciones legales que fortalecen ciertas industrias, limitan importaciones competitivas y promueven sus propias exportaciones”. En el rubro electrónico la única ventaja competitiva, explica, es la que hace el hombre, y Japón lo comprendió.
.
Fue el gobierno japonés el que decidió un “bloqueo a las importaciones de televisores y mantuvo precios internos mucho más altos que en Estados Unidos”, para subsidiar la penetración de mercados externos con sus mercancías autóctonas. Los consumidores japoneses pagaban 500 dólares por el mismo dispositivo que compraban por 300 dólares los consumidores gobernados por Nixon, Ford y Carter, y así financiaron la competencia que acabó con el dominio de Washington. La producción japonesa ofertó a los norteamericanos misma calidad a menor precio, y las plantas fabriles en que trabajaban buena parte de estos últimos consumidores no resistieron.
.
Sucede que entre apostar mayores recursos en inversiones de riesgo o relocalizar las plantas en geografías de bajos salarios, los decisores y directorios privados prefirieron lo último. Registremos esto: en vez de competir con innovación razonaron la competencia en términos de precios, y fracasaron.
.
Kressel resume la triunfante ventaja competitiva japonesa de los ’70 del siglo pasado en tres puntos: en primer término, un esfuerzo nacional formulado por el gobierno para apoyar a determinadas industrias (no a todas), que incluyó limitar importaciones competidoras; en segundo lugar, financiamiento generoso para la instalación de plantas fabriles; y en tercer lugar, una producción de bienes de consumo masivo, a bajo precio, pero de calidad y aplicando técnicas productivas novedosas, las que demostraron ser superiores.
.
Sin embargo, señala Kressel, el modelo japonés reveló sus limitaciones, resultantes de un excesivo proteccionismo estatal. La inversión se rezagó y nuevos liderazgos vecinos y foráneos los reemplazaron, entre ellos los mencionados casos de Corea y Taiwán. La ventaja competitiva electrónica requiere de la innovación constante, concluye el ingeniero e inventor, y, por ende, de una inversión “oportuna” en capital y recursos humanos.
.
El proteccionismo y la intervención estatal son condiciones necesarias, nunca suficientes, para obtener un desarrollo económico autónomo e industrial sustentable. En este sentido, es necesario contar con un Estado eficaz en la selección de las industrias con chances competitivas y en el diseño de las políticas públicas hábiles para promover las ventas externas de sus bienes y servicios. El modelo de desarrollo hacia adentro, con sus típicos y pocos ambiciosos programas de sustitución de importaciones, imposibilita un desarrollo sustentable por los déficits crónicos que le son inherentes.
.
Es necesario fomentar la industria nacional, por ser la mejor garantía para fugar de la periferia económica y de la consecuente dependencia. Construir industria nacional es asunto que no se logra con voluntarismo, sino con monitoreo de las condiciones de mercado y detección de los modelos de negocios y de gestión más exitosos. En el caso japonés, su éxito se hizo con proteccionismo y transferencias estatales/ciudadanas a favor de burguesías autóctonas exportadoras, pero también con esquemas organizativos (o de know how) sumamente eficientes, tales como el sistema integral de producción y mejora continua vinculado a la firma Toyota.

.

La existencia de industrias nativas pujantes es, por lo expresado en el párrafo anterior, una materia de orden estratégico, pero en la medida que existen en un mercado capitalista son también, por regla que admite excepciones, un negocio. El conocimiento de los modelos de negocios dominantes, para su promoción y difusión por institutos de desarrollo o educativos, e implementación por iniciativas privadas solicitantes de ayuda estatal, configura un capítulo no menor a la hora de crear políticas públicas.

Los modelos de negocios en la economía digital y de la internet de las cosas, reclaman una mentalidad apta para admitir colaboraciones competitivas; atender la creación de valor en los restantes componentes del rubro o género de que se trate; desarrollar capacidades para conectar con ellos (imprescindible para incrementar la propia cotización); y replegar de una edificación vertical a una orientación lateral; entre otras cosas. En definitiva, pasar de una concepción corporativa restringida a una mentalidad ecosistémica de negocios.

La agenda económica defendida por los populismos de nuestra región no debe permitir que la construcción de los mercados y de los negocios, y las nociones que los nutren sean apropiados como su patrimonio por las fuerzas conservadoras. Las ofertas de mercados y negocios propiciadas por las fuerzas conservadoras carecen de originalidad en países como Argentina, porque sólo piensan en términos de precios de los bienes y servicios, que asocian a la necesidad de ajustar salarios. El fracaso de estas ofertas no es el de los balances de las firmas nativas parasitarias que amparan, sino el del desarrollo de toda la nación que habitamos y que con ellas compartimos.


Película para este fin de semana: San Martín – Revolución

agosto 18, 2017

Para este finde largo, que deberíamos a que San Martín decidió morirse un 17 de agosto, pienso que podemos ver una película sobre un episodio de su vida. Y reflexionar un poco.

En nuestra historia argentina hay mucho material para la épica, y para la tragedia. Y algo de comedia también, cómo no. Pero -opinión personal- nuestros cineastas no han hecho mucho con ella, todavía. Con las excepciones que a cada uno se le ocurren. Que no son muchas.

No es por falta de talento. Sobre los tiempos recientes han hecho mucho valioso y conmovedor, y algunas obras maestras. No es, seguro, porque los viejos temas se enfoquen como parte de nuestras peleas actuales ¿Qué otra cosa que un panfleto patriótico escribió Shakespeare cuando compuso Henry V?

Me parece que cuando el tema es más lejano en el tiempo, nuestros artistas se envaran, adoptan una pose, y recitan. Un viejo problema del cine argentino, que en estos temas no lo superan. San Martín – Revolución, que tuvo más títulos: Revolución: El cruce de los Andes, San Martín: El cruce de Los Andes, de Leandro Ipiña, está entre lo mejor que se ha hecho.  Pero -opinión personal- todavía le debemos la película al Libertador. Una sobre su juventud en España, y su decisión de luchar por una Patria que todavía no existía?


A %d blogueros les gusta esto: