Vale la pena ir al acto de la CGT

abril 30, 2009

Como de costumbre, quiero aclarar desde dónde hablo. No soy ni he sido kirchnerista; uno nunca sabe lo que le depara el futuro, pero correr en auxilio del político que va perdiendo sería muy poco peronista, aún para un heterodoxo como yo. Respeto a la hinchada K, que aguanta los trapos, pero siempre asumí que mi aporte, si sirve de algo, es desde un pensamiento crítico. Muy frecuente en los intelectuales, no lo es tanto – en Argentina – en los que tenemos alguna experiencia de política práctica y del Estado.

Eso sí, apoyo – críticamente, por supuesto – el “modelo”, si llamamos así a la política de tipos de cambio alto y superávit fiscal primario que comenzaron Duhalde-Lavagna y ha administrado (bien, con prudencia y habilidad) Kirchner. Tengo claro que necesitamos cambios, pero las oposiciones, o no tienen ninguno claro, o la que lo tiene – el elenco estable cuyo símbolo, y uno de los pocos serios, es López Murphy – es nefasto. Pero ésta es una elección legislativa, y la “previa” al 2011. Es plebiscitaria en ese sentido, sí. Pero el “amague” de Néstor y Cristina, decir que está en juego “la estabilidad democrática” me parece una nueva maniobra de esta campaña (la quinta o sexta), que, sospecho, tampoco va a funcionar. Menem siguió gobernando después de la derrota de 1997 (lo que hace imperdonable que no saliese de la convertibilidad entonces, pero esa es otra historia).

Si afirmo que hay que ir al acto de la CGT – más allá si es parte de la campaña electoral, como lo es – y confiar que Hugo y sus muchachos lo manejen bien, es porque el Movimiento Obrero Organizado, esa etiqueta que ha acompañado tantas macanas, es y debe segur siendo un actor importante de la realidad argentina. Aunque dice algo que el gremio hegemónico sea uno del transporte automotor. Esa es hoy nuestra realidad, y si queremos mejorarla debemos apoyarnos en ella. Es un poco más sólida que las elucubraciones teóricas.

Si lo digo ahora en el blog es porque mi motivación, la convocatoria que me movilizó, digamos, fue lo que se dijo en el encuentro de la Asociación Cristina de Dirigentes de Empresas. No fue conscientemente gorila, no es ese el estilo de la ACDE. Uno de sus directivos repitió la banal muletilla “La Argentina construyó un sólido y merecido no lugar en el mundo“, pero es un lugar común del periodismo banal, y los empresarios rara vez se destacan por su originalidad. Arriazu repitió críticas convencionales, algunas válidas, dicho sea de paso, pero diferenció con realismo ésta de otras crisis, que considera “menos dañina para el país, porque no se pidió prestado y el volumen de depósitos es pequeño y por lo tanto, la salida de capitales no tiene un efecto tan siniestro”. El tono opositor del encuentro sí me parece destacable: al igual que la CGT, otras corporaciones se declaran públicamente.

Pero eso es legítimo y necesario. Lo que me preocupa es un pensamiento que se extiende y ahí lo expuso el “analista político” Carlos Pérez Llana: “Acá no importa cómo se vota en Córdoba o en Santa Fe. El país se juega en el segundo cordón, en el conurbano. Hay que cambiar el modo de representación, darle espacio a los que producen, a las provincias y al campo“. Como análisis político, es una estupidez. Importa, y mucho, cómo se vota en Córdoba y en Santa Fe. También en el resto del país. Pero como prejuicio, crea su propia realidad política, su “relato”, lo llamaría Cristina.

Ese es el enemigo a combatir. Desde la elocuencia de los hechos – bah, la demostración de poder – en 9 de Julio y Belgrano. Desde el pensamiento, entre otros sitios, en los blogs. Manolo, Luciano, Ezequiel… resto de la fauna: les hablo a ustedes.


¿Por qué Clarín le golpea a Ibarra?

abril 29, 2009

El título no es una pregunta retórica. Es una pregunta. No tengo una explicación buena; pero me parece que hay una intencionalidad evidente. Ibarra ha mostrado ser lo bastante imbécil para caer en una trampa cazabobos montada para cualquier político en campaña. Pero la difusión que le dió el Grupo tiene un olor a alevosía que voltea.

Aclaro que mi opinión sobre Aníbal Ibarra difiere de la que circula más en la blogosfera. No pongo enfásis en lo de “ladriprogresista”; no lo veo más ladrón ni más progresista que una buena cantidad de los políticos del correspondiente “espacio”. Pero estimo que demostró ser un inútil, como gobernante y como político. Lo primero se puede suplir, a veces, con un buen equipo. Lo segundo… no tiene cura.

Pero me gustaría conocer los motivos de la inquina del Grupo ¿Alguien sabe algo?


¿alguna otra catástrofe, jefe?

abril 28, 2009

Con este blog – repito – no me interesa, ni puedo, competir con los medios. Pero cuando algo importante lo pasan por alto los locales… Como dicen en mi barrio, la dejan picando. Y es raro, en un país donde anunciar catástrofes es un buen negocio. Una conocida dirigente política ha hecho una carrera importante con eso. Y no es la única.

Es cierto que para catástrofe global y no obsesionarnos tanto con las elecciones ya tenemos la Crisis (para que se preocupe nuestro ministro de Economía, el Dr. K) y la gripe porcina y la seria posibilidad que se transforme en pandemia (para que se preocupen la lic. Ocaña y Artemio). Pero faltaba algo, para que se preocupe el Dr. Taiana y mis amigos Harry y AyJ tengan algo que decir.

El jefe de la I.A.E.A. (Agencia Internacional de Energía Atómica) de las Naciones Unidas Mohamed ElBaradei, un tipo serio, generalmente respetado excepto por iraníes e israelíes, y que siempre está llamando al diálogo – se opuso a la invasión de Irak – anunció hace 4 días en Beijing que Corea del Norte tiene armas nucleares y la capacidad de alcanzar blancos en Corea del Sur y Japón (y China, si apunta para el norte). La cosa es oficial.

Uno, como aconseja Scioli, siempre trata de ver el lado positivo. América del Sur puede mostrar al Sr. Obama, y – si viene al caso – al Sr. Hu Jintao, una región del mundo donde los países en condiciones de acceder al armamento nuclear si se lo propusieran, tienen acuerdos sólidos mutuos y dirigencias razonables ¿Hablo de Lula y Kirchner? Comparados con Kim IlJong, son los reyes filósofos que pedía Platón.


la antipolítica del insulto

abril 27, 2009

Este fin de semana Rafa – El lobo estepario – rescató en este post En defensa propia una nota de LaNación de Mori Ponsowy. La autora y el estilo son muy típicos del estilo culto de ese diario (lo estoy diciendo sin ironía); el contenido, para nada. Uno se imagina a Victoria Ocampo, que escucha una charla de Jauretche y queda por un rato impactada por su personalidad y sus ideas: habría escrito algo parecido, con alguna frase en francés y una alusión a la filosofía hindú.

La escritora recuerda a una tía abuela (describe a la típica – siglo pasado – guaranga de clase alta, venida a menos) que calificaba a la gente que le disgustaba de “chusma” y si eran mujeres, “yeguas”. Y dice “Aunque murió hace cuarenta años, desde hace un tiempo su espíritu anda de lo más vital dando vueltas por el país, despachándose a diestro y siniestro contra la Presidenta. Lo he leído en insultos irrepetibles, plasmados en algunos blogs y, con frecuencia, lo descubro vituperando en las mesas vecinas de algún bar. Sé, incluso, que uno de los lugares donde el fantasma de la tía se encuentra de lo más a gusto es en la sala de prensa de la Casa Rosada: un periodista amigo que va allí con frecuencia me contó que desde el inicio de nuestra democracia nunca había escuchado en boca de colegas adjetivos tan denigrantes hacia un presidente. Tanto es así que, según él, la palabra “yegua” resulta una caricia, comparada con otras que ahí se oyen

La nota es larga, e incluye todos los lugares comunes de la clase media urbana anti K (algunos de los cuales son ciertos, claro). Pero no voy a discutir las posiciones políticas de Mori Ponsowy o de nadie más, en este post. Me interesa valorar la sensibilidad que le permite percibir lo que señala – que a muchos de sus conocidos (y los nuestros) no les choca, y sus frases finales “querríamos pedir disculpas … a aquellos argentinos que la votaron, que todavía se sienten representados por ella, y a quienes también ofendemos cada vez que insultamos a Cristina en lugar de criticar, con inteligencia, sus políticas”.

Rafa tiene la inteligencia de incluir en el post – estableciendo el parentesco con esos insultos que la autora menciona – el video que protagonizan Mariano Grondona y Hugo Biolcatti, el chiste irresponsable y berreta que conté aquí. Pero – como dije antes – no lo estoy analizando desde la política. No me interesa que me digan que es consecuencia de la “crispación” que los Kirchner han introducido en la política argentina, que era un caballeresco minué hasta que llegaron.

Como de costumbre, aclaro mi posición: Encuentro el estilo de conducción de Néstor y de Cristina difícil de soportar, y tendrían que ofrecerme un Ministerio – o una buena Secretaría de Estado – para que aceptara trabajar directamente con ellos. Pero no hay señales que estén contemplando la posibilidad.

Entiendo que la política es conflicto de intereses, y lucha de egos. Y no me escandaliza. Los políticos… se ganan la vida ahí, y saben como mejorar los modales cuando les resulta conveniente. Lo que me preocupa aquí es el clima entre los argentinos de a pie, que hace que insulten ellos, o acepten los insultos cuando se dirigen a aquellos que critican. Que Grondona – viejo operador en la opinión pública – perciba que puede bromear con la estabilidad democrática sin pagar demasiados costos. Y no importa que el imbécil de Pérsico le haya dado el pretexto para su “broma”.

Es cierto que es justamente los sectores medios y altos lectores de LaNación los que profieren con más entusiasmo los peores y más bajos insultos. Basta leer los foros de lectores, o escuchar sus conversaciones. Pero la militancia K se está enganchando en el estilo, sobre todo desde el conflicto con el “campo”.  Uno de los comentaristas de un post reciente de Ramble terminaba con “Buzzi, agradecé que en los tiempos que corren estos juegos no se desayunan con traviatas“.

Artemio tiene razón cuando me dice que “Ud y yo sabemos que ese camino se cerro como alternativa posible justamente con ese tremendo episodio que la metáfora sobrevuela“. Seguro, pero me sigue preocupando ese clima, no por sus consecuencias políticas en el futuro inmediato, sino por lo que está mostrando de nuestra sociedad.

Puede ser, probablemente es, que la gran mayoría de los que insultan desde la seguridad del anonimato o el seudónimo sean pobres infelices que se desquitan de las humillaciones y fracasos de la vida cotidiana. Pero esta práctica estimula en el largo plazo – inevitablemente – la dialéctica del enemigo en la política. Fue un precio caro por las transformaciones sociales del primer peronismo. Pero al menos tuvieron su razón en esas transformaciones, que perduraron. Fue una locura estúpida en los ´70. Y es por lo menos una estupidez hoy.

Porque la lógica amigo-enemigo, que Carl Schmitt ve como fundamento de la política, es siempre peligrosa, aún cuando es necesaria. Y es doblemente peligrosa cuando la categoría de enemigo no representa a alguien cuya estatura honra mi coraje, sino a una basura despreciable. ¿O cómo creen que se logró que los hombres de las Fuerzas Armadas, que entonces eran jóvenes, aceptaran una política de masacre?


Artemio será menchevique, pero es groso

abril 27, 2009

Artemio López recuerda aquí el 30° aniversario del primer paro nacional – 27 de abril de 1979 – a la Dictadura del ´76/83 – encabezado por Saúl Ubaldini. Y le tengo que perdonar algún viejo rencor contra el petiso Rucci. Sube una hermosa foto, y menciona también a las 62 de Lorenzo. Como dice uno de sus visitantes, ya que estamos haciendo test de ADN para esta democracia, contemos también la posible paternidad de Saúl


una análisis (superficial) sobre Reutemann

abril 25, 2009

Reutemann ha recibido en los últimos meses mucha atención del peronismo bloguero. Por supuesto, la hinchada kirchnerista en la Red, en especial los progres que viven en el Litoral, que se ven a sí mismos asfixiados por un mar de chacareros egoístas, cerrados y anti K,  le dieron para que tuviera, desde que tomó distancia del oficialismo en el tema de la Resolución 125. Más reflexivo, Luciano había argumentado aquí, ya en febrero, sobre la necesidad que el peronismo fuera unido en Santa Fe, aún si implicaba un paso al costado del campeón K, el Chivo Rossi. En otros blogs – pocos es cierto – se señaló esa obvia necesidad; el mismo Artemio lo planteó en sus análisis tanto como se lo permitía su sano temor a la cólera del Néstor.

El análisis de Luciano es todo lo contrario de superficial: valora los avances concretos en trabajo e ingresos que se hicieron durante el gobierno de KIrchner, examina la situación actual y se anima a decir: “¿Con qué elementos concretos se puede decir que Carlos Reutemann no avalaría el modelo kirchnerista de ser presidente de 2011? Yo no aventuraría decir que el Lole es lo contrario de Kirchner ¿Quién, antes de ser Néstor presidente, podía establecer diferencias entre ellos?

Pero bueno, Luciano parte de que “es un error mayúsculo establecer la imprescindibilidad de Kirchner“. Mi amigo, yo no podría estar más de acuerdo. Pero mis años en la política práctica me obligan a señalarte que hay dos sectores que – por razones muy humanas – estarán orgánicamente en desacuerdo: los kirchneristas y, claro, Kirchner.

Más recientemente, el legendario Manolo publica este post donde diferencia lo que es la actitud de un peronista (aunque sea sojero) con las de, por ejemplo, el PRO. También les sugiero que lo lean, y presten atención a los comentarios del chacarero Mariano T., que no son los previsibles.

Yo, que no estoy en un momento que me salgan análisis profundos en mis posts (después me dejo llevar por la filosofía en mis respuestas a los comentarios!), voy a colgarles aquí una descripción pedestre del posible rol político de Reutemann en los próximos tiempos. Lo tomo, un poco emprolijado, de la respuesta que dí a un mail que me envió un amigo, igualmente reflexivo que Luciano pero más desconfiado, preguntando “¿Qué pensás de Reutemann?”:

“…Voy a lo que es, estoy seguro, el sentido real de tu pregunta: ¿Qué rol puede jugar el Lole? En un plano utópico, Cristina debería haberlo nombrado Secretario de Agricultura inmediatamente después del fracaso de la Resolución 125. Evidentemente, esa posibilidad está cerrada. En la realidad que enfrentamos… depende del diagnóstico que se haga.

Ante todo, sus posibilidades dependen, por completo, de si en las elecciones de aquí a dos meses, gana en Santa Fe. Si no triunfa, se desvanece en la muy poblada segunda línea de la dirigencia peronista. Si triunfa, en cualquier resultado de la elección nacional, jugará un rol muy importante.

Si el oficialismo gana bien en Buenos Aires, los opositores que triunfan en otros distritos no muestran ser una alternativa real y NK no se pega un tiro en el pie (como últimamente ha mostrado cierta tendencia a hacer), el “proyecto K” (necesariamente transformado, pero conservando algo de la alianza entre el aparato del justicialismo y la “centro izquierda” que ha sido el rasgo definitorio de esta experiencia) tendrá oportunidad de seguir en la cancha. Aún en ese caso, el Lole tiene un rol importante. Como aliado, si consiguen arreglar, en una candidatura a gobernador de Santa Fe; también es posible, pero lo veo más difícil, como el candidato presidencial de compromiso que NK evalúe que necesite. Un nuevo y más independiente Scioli (¿Scioli independiente? Bueno, vos decime que pasaría si Daniel lo llama a Néstor a Olivos y le dice: “Mirá, Karina me ha convencido; yo ya no estoy para esto. Voy a anunciar mi retiro de la carrera electoral y, a lo mejor, de la gobernación“).

En este escenario hipotético de resultado favorable para los K, también es posible, y más probable, que Reutemann sea un adversario. Uno de los varios candidatos a enfrentar a los K en el 2011, con razonables posibilidades. La esperanza blanca de la Argentina sojera y del interior que gira en torno a ella, puesto que Binner, necesariamente, pagaría el costo de una derrota en su provincia. Ojo: ambos roles no son excluyentes. Si como adversario no alcanza a formar una coalición con chances de ganar, siempre le queda el rol de aliado en la disputa provincial. El peronismo es así. En realidad, la política es así, aunque a gente de coherencia férrea como la Dra. Carrió, el Dr. Cobos y la licenciada Bullrich les cueste entenderlo.

Ahora, mi opinión – y la de muchos otros – es que hay muchas probablidades que el kirchnerismo sufra una clara derrota el 28 de junio. Si esto es así, la valuación del rol de Reutemann depende de lo que uno piense del valor de un peronismo unido. Yo estoy convencido que necesitamos conservar la unidad del peronismo. El 2011 está muy cerca, y no veo ninguna posibilidad (salvo actos de Dios, que generalmente son inquietantes) que se construya una opción diferente de las que hoy aparecen sobre la mesa.

Entonces, después de una eventual derrota de Kirchner, la opción es, creo, entre un peronismo unido, con un equilibrio a lo Duhalde de los gobernadores y los sindicatos, o alguna expresión particularmente estúpida de la derecha vernácula (como vos sabés, mi problema no es que sea derecha sino que es estúpida). Duhalde no puede ser el candidato. Tiene demasiado rechazo en la Argentina urbana y, sobre todo, en el electorado de su propia provincia. La realidad, con esa voz desagradable que tiene, me insiste que las opciones más probables son Reutemann y Macri.

Ojo, nuevamente. La realidad es un jardín de senderos que se bifurcan, como recordaría Luciano. Pero este es mi “cuadro de situación” a hoy. Vos, probablemente, lo sentís muy limitado. Se me ocurre que tus expectativas se extienden más allá del 2011, y querrás saber las posibilidades de nuevos desarrollos en la política argentina. Comparto tu interés, pero no puedo dejar de pensarlo en el marco de la lucha por el poder que es la política cotidiana.

Porque evalúo – como creo que lo hacés vos – que el adversario a vencer no es la expresión pura y dura de la derecha liberal que sería un Mariano Grondona, sino el neomenemismo. Ayer estuve en una cena junto a – además de muchos otros – Ikonikoff. Y Moisés, hoy, en el 2009, no tiene otro proyecto que impulsar que esa versión local de la receta thatcheriana. Es lamentable, peor, es impracticable, pero expresa la nostalgia de un sector significativo de la sociedad, con no poca presencia en el peronismo.

Por como es la Argentina hoy, creo que esa batalla sólo se puede dar, con alguna probabilidad de éxito, en el seno del peronismo. Eso sí, necesitaremos propuestas mejores que el keynesianismo provinciano y elemental de los K “


los peligros de la inseguridad

abril 24, 2009

los-4-blogueros

Con la mínima responsabilidad de haberme ocupado algunas veces de la delincuencia violenta en este blog, tengo que decir que – por lo que parece – el Plan de Seguridad Ciudadana, que va a comenzar por los municipios de La Plata, Berisso, Ensenada, Presidente Perón y San Vicente, frontera Sur del Conurbano, apunta como un proyecto inteligente. Al menos, no parece influido por las fantasías que tratan de creer que si se endurecen las leyes (“derecha”), o si se les explica que la culpa es del capitalismo (“izquierda”), los delincuentes se dedicarán a repositores en los supermercados. La encara como lo que es: un problema – en lo inmediato – policial. Después viene la Justicia, como metafóricamente se llama a nuestro sistema legal. Pero paso a paso, como recomendaba el gran Mostaza Merlo.

De todos modos, les pongo un link al post de Manolo (el pelado con un sobre) que es quien lo explica mejor.

Aquí, yo quiero hacer una autocrítica: hasta ahora consideré a una Ley de Medios Audiovisuales como un paso importante y necesario, pero sin  consecuencias políticas importantes en el corto plazo (aparte de afectar algunos negocios mediáticos, como la transmisión del futbol). Su repercusión la veía como una deformación semiprofesional de la bloguería K y otros sectores intelectuales, que soñaban que el canal Encuentro pasaría a tener más rating que Bailando por un sueño y Página 12 se iba a vender más que Clarín. La verdad, me importaba más la política industrial.

Grave error. Viendo esas caras -Sbariggi, Omix, Manolo y Andrés el Viejo – uno se da cuenta que pueden ser más insidiosos que Magneto. Una Ley de Medios restrictiva, urgente!


A %d blogueros les gusta esto: