Y no los echan de la Plaza de San Pedro!

noviembre 7, 2016

francisco_con_organizaciones

El papa Francisco, este sábado en el Vaticano, con los participantes del III Encuentro Mundial de Movimiento Populares (EMMP).(Foto AICA/InfoGEI)

Estas recientes palabras del Papa Francisco (aka: Padre Jorge) han sido divulgadas en portales y blogs. Además, no tienen nada de nuevo; son conceptos que ha repetido una y otra vez desde hace tres años. Pero precisamente por esa insistencia que estos dichos, tan terminantes, tienen que ser leídos con atención. Aún a los corazones endurecidos de los que habla el Evangelio (yo sería uno) les deben hacer dudar de una ” onda cultural dominante en consonancia con triunfos electorales de la “derecha” “.

¿Quién gobierna entonces? El dinero ¿Cómo gobierna? Con el látigo del miedo, de la inequidad, de la violencia económica, social, cultural y militar que engendra más y más violencia en una espiral descendente que parece no acabar jamás. ¡Cuánto dolor, cuánto miedo! Hay -lo dije hace poco-, hay un terrorismo de base que emana del control global del dinero sobre la tierra y atenta contra la humanidad entera”. 

“Ustedes, los pobres organizados, se inventan su propio trabajo, creando una cooperativa, recuperando una fábrica quebrada, reciclando el descarte de la sociedad de consumo, enfrentando las inclemencias del tiempo para vender en una plaza, reclamando una parcela de tierra para cultivar y alimentar a los hambrientos”. 

“Están imitando a Jesús porque buscan sanar, aunque sea un poquito, aunque sea precariamente, esa atrofia del sistema socioeconómico imperante que es el desempleo. No me extraña que a ustedes también a veces los vigilen o los persigan y tampoco me extraña que a los soberbios no les interese lo que ustedes digan”.

Los que quieran escuchar y/o leer el discurso completo -o son desconfiados- pueden hacerlo en la página de la Radio Vaticano, aquí.

Agrego sólo dos comentarios: Uno, ya lo dije antes: Me resulta difícil creer que, en la Iglesia católica, que considera a la prudencia como una de las Virtudes cardinales, el Espíritu Santo, o al menos un grupo muy influyente de cardenales, no tuvieran idea en qué dirección la iba a impulsar quien estaban eligiendo Papa.

Con el otro quiero invitar a encarar un asunto más estratégico: Resulta evidente que la Iglesia se está dirigiendo a los que considera el sujeto histórico al que debe dirigir sus principales esfuerzos: los pobres, los marginados del sistema actual. Bueno, se dice que su Fundador tenía la misma idea.


Un homenaje no convencional a Néstor Kirchner

octubre 27, 2016

nestor-kirchner-en-la-rosada

Hoy, a seis años de su muerte, hay muchos homenajes, diversos. En el blog he hablado bastante de él -no siempre bien, es cierto, pero eso es también un reconocimiento a alguien que deja una huella perdurable en nuestra historia. Hay una expresión fácil que, curiosamente, casi no se ha usado “el peronismo del siglo XXI“. Bueno, del siglo XXI ya transcurrió una sexta parte, y el peronismo “realmente existente” en estos años ha sido -guste o no guste- el de Néstor. Y Cristina, porque, fueron una pareja en la tradición política peruca, si las hay.

Como sea, prefiero no repetirme. Y los homenajes convencionales tampoco me gustan mucho. Así que voy a subir un informe estadístico del Centro de Economía Política Argentina, sobre servicios de deuda y presupuestos nacionales, que sólo lo menciona una vez. Casi todo son números y porcentajes (es breve, eso sí). No sería necesario publicarlo -ya lo hace Artemio aquí– pero quiero que puedan acceder al informe completo, con gráficos -cliquear aquí. Y les acerco un fragmento, porque me parece que la actitud ante el endeudamiento externo es una de las cosas que lo ponen a Néstor aparte de la tradición política argentina. Y de muchos gobernantes peronistas también.

Porque, seamos francos, endeudarse en moneda extranjera no sólo es el mecanismo de control hegemónico en el sistema global y blabla. También, es muy fácil, para el que gobierna, ya sea nación, provincia o municipio. No tendrá que pagarla de su bolsillo.

Entonces, es bueno que homenajeemos a alguien que tenía prejuicios contra el endeudamiento externo. Son tan raros… El gobierno actual no los tiene, por supuesto, y eso dejará un problema serio para el que viene. Pero no será más grave que el que enfrentó N. K. cuando él asumió.

“...Resulta interesante analizar la relación de los servicios de deuda sobre los recursos y gastos del presupuesto.

La incidencia de los Servicios de Deuda sobre los Gastos Totales ascendía a 21,56% en el presupuesto del año 2001, se redujo a 13,23 en 2002 para volver a incrementarse en 2003 a 22,63%. Ya en el presupuesto del año 2004, primero elaborado por la gestión de Néstor Kirchner (aprobado por el Congreso a fines de 2003), los Servicios de Deuda representaron 11,55% de los Gastos Totales presupuestados.

De allí en adelante la curva que se visualiza es descendente. En efecto, el promedio del peso de los Servicios de Deuda en el Gasto Total de los presupuestos de 2004 a 2016 (aprobados entre 2003 y 2015) es de 10,09%. Un análisis similar puede extraerse de la relación Servicios de Deuda/Recursos Totales y de Servicios de Deuda/Ingresos Tributarios.

En los tres casos se marca un contraste en el proyecto de presupuesto del año 2017, elevado recientemente por el Poder Ejecutivo al Congreso Nacional. Para 2017 los Servicios de Deuda se incrementan un 137% respecto del presupuesto 2016 aprobado por el Congreso (aunque respecto del crédito vigente para 2016 a raíz de las ampliaciones dispuestas por el actual Jefe de Gabinete de Ministros como resultado de los nuevos compromisos asumidos, el incremento es de 21,61%), mientras que los Gastos Totales lo hacen 50,5%, Recursos Totales 27,9% e Ingresos Tributarios 22,7%. En este sentido, la incidencia de los servicios de deuda sobre el Gasto Total presupuestado para 2017 alcanzará el 10,48 (incrementándose 58% respecto de lo presupuestado para 2016). En efecto, un total de 143 mil millones de pesos es el monto en términos absolutos de aumento de los Servicios de Deuda en 2017, que representa 3,84 puntos porcentuales adicionales del Gasto. Es una cifra que ya no podrá destinarse a educación, salud o a inversión en ciencia y técnica, dado que tendrá que dirigirse al pago de Servicios de Deuda.

Adicionalmente, el peso de los Servicios de Deuda sobre Recursos Totales casi duplica al año 2016 (un aumento de 85,89%), al igual que la relación Servicios de Deuda/Ingresos Totales, la cual crece 93,9% entre 2016 y 2017.

Es dable advertir que a raíz de las numerosas emisiones de deuda que vienen llevando adelante las actuales autoridades, el gasto en Servicios de Deuda para este 2016 se amplió hasta el momento a 203 mil millones de pesos, es decir, un aumento del 95% de lo presupuestado originalmente.

No puede dejar de señalarse que 83 mil millones de pesos de los casi 248 mil millones que se pretenden destinar a Servicios de deuda en 2017 obedecen a las emisiones de deuda realizadas a partir del 10 de diciembre de 2015 y representa un incremento del 50% sobre los servicios de deuda que hubiesen correspondido abonar de no verse incrementado el endeudamiento en títulos públicos.

De no ser por las nuevas emisiones de títulos públicos, los Servicios de Deuda hubieran representado en 2017 un 6,95% de los Gastos Totales, considerando el nivel de gasto total propuesto por el Poder Ejecutivo para 2017. Es decir, se hubiera mantenido la tendencia declinante del peso de los servicios de deuda sobre las erogaciones del Tesoro nacional, permitiendo atender otros gastos“.


Una huelga que hacen mujeres

octubre 19, 2016

ni-una-menos

De la violencia contra las mujeres escribí hace poco, y no siento que tenga algo para agregar. Igual, hoy son ellas las que hablan, y actúan, y uno siente que debe acompañar.

(No me parece acertado llamarla huelga. Ser mujer es también una tarea -como ser hombre-, pero no la van a interrumpir. En inglés a la huelga le dicen “strike”, golpe, y puede ser eso lo que se necesita, para despertar).


118.079 empleos

octubre 15, 2016

esculturas

El INDEC, Instituto Nacional de Estadística y Censos (supervisado por Todesca, no por Moreno) informó ayer que en la primera mitad de este año se perdieron 118.079 empleos en el sector privado registrado. Esto es, entre los que trabajan “en blanco”.

No creo necesario recordar que la recesión -el descenso en las ventas- golpea siempre con más fuerza y más rápido entre los trabajadores informales. El sector donde se manifiestan las discutidas estadísticas de pobreza e indigencia que publica la Universidad Católica Argentina.

Sobre la política económica de este gobierno ya me pronuncié en el blog: el ajuste, sin un plan de desarrollo simultáneo, disminuye la actividad y la recaudación impositiva, y obliga a un nuevo ajuste. Este círculo autodestructivo surge de la observación directa, y la experiencia lo confirma hoy en muchos otros países.

Me parece inútil repetir todos los días los errores y horrores que se están cometiendo. Siempre se pueden encontrar ejemplos. Marco esto para recordar(me) que cada empleo que se pierde es un compatriota, una familia que está sufriendo un golpe muy doloroso.


Del Encuentro Nacional de Mujeres

octubre 12, 2016

(Este texto ya fue subido hoy en el blog de Artemio. Su publicación aquí es, entonces, simplemente una forma de solidaridad con lo que dice).

mujeres

Hay una parte de lo que sucede en los Encuentros Nacionales de Mujeres que nunca se cuenta. Me pregunto si no se enuncia porque es políticamente incorrecto hablar de eso; si es que en realidad es un relato secundario; si queda velado porque son hechos aislados y de un grupo marginal; o si en verdad resulta prioridad hablar de la avanzada violenta de la policía que es lamentable, preocupante y repudiable. Quizás sea un poco de todo. Pero al final, hay una parte de lo que sucede en estos encuentros que sigue sin contarse. En los medios de comunicación masivos, progresistas y entreguistas, siempre sale la misma noticia: un grupo de militantes feministas se enfrenta a militantes religiosos que rodean la catedral del lugar y la policía reprime. Es tan conocida y reiterada la escena que hasta una podría llegar a sospechar (sin justificar la violencia institucional, claro está) de la intencionalidad de las/los protagonistas.

Con amargura, esta vez tampoco fue la excepción.

Sin embargo, insisto en que hay dos cosas que quedarán ocultas para siempre. En primer lugar, nadie va a mencionar las prácticas despóticas de una fracción, de una fracción, de una fracción de la izquierda intransigente que no va a discutir, que impide que queden plasmadas las disidencias que sí existen entre las participantes y que sólo le preocupa que en el documento final diga lo que ellas quieren que diga. Con fines ilustrativos, en uno de los talleres de organización barrial, un grupo de militantes se opuso a que el documento final exigiera la libertad de Milagro Sala. En uno de aborto legal, se decidió omitir en la relatoría la posición disidente de un grupo de religiosas que habían participado. En un taller de sexualidad, la coordinara quiso echar a dos adolescentes que se acercaron a preguntar qué era la bisexualidad. Seguramente fueron hechos excepcionales, pero para la próxima habrá que prestar más atención porque la expulsión nunca puede ser el propósito de encontrarse.

Lo mismo pasó con las paredes de Rosario que quedaron pintadas con proclamas que no fueron debatidas, que no representan a la mayoría y que no promueven un avance en la lucha de las mujeres para alcanzar la demorada igualdad: “aborto y me divierto”; “la heterosexualidad es el opio del pueblo. Castración”; “la vida es corta, hacete torta”; “chucha con chucha, es la lucha”; “cuando comía carne, pensaba como mi papá”; “abortá por si te sale rati”; “machete al machote”; “muerte al macho”; “ni mujer, ni bonita, lesbiana feminista”. Esto también es violencia, genera rechazo y, para peor, resulta ser la acción de una minoría noticiable.

Nada bueno sale del odio. Ese no es el camino para exigir la igualdad, la justicia y la democratización en el espacio doméstico y en la arena pública. Esa no es la forma de sumar a más mujeres y hombres a pensar la desigualdad reinante. Estas prácticas de una minoría enardecida, también merecen el repudio de la mayoría que participa para construir más ciudadanía para las mujeres.

En segundo lugar, y más lamentable aún, nadie va a hablar de los enriquecedores debates que dieron las miles de mujeres que se encontraron para pensar(se) con otras sobre su lugar en la vida pública, en las organizaciones sindicales, en los barrios donde viven y militan, en la actividad artística y cultural, en el poder político, en las escuelas y las universidades, en sus organizaciones de base, en sus partidos políticos y en sus casas. Nadie va a escribir sobre las estrategias que se dieron las trabajadoras para exigir una guardería en el lugar de trabajo o para pelear un lugar en la lista de delegados; tampoco van a hablar de las hojas y hojas de apuntes con experiencias exitosas para resolver los problemas que comparten muchos barrios humildes; nadie va a contar las emociones que se juegan cada vez que alguna relata un triunfo o una derrota; tampoco van a publicar sobre los litros de mate compartidos, los pastelitos y las tortas fritas caseras que giran en ronda; ningún diario va a mencionar las listas de teléfonos y mails para seguir en contacto a pesar de la distancia; menos que menos van a mencionar la potencia y el impulso que se genera al encontrarse para seguir haciendo al volver.

Nadie cuenta eso que nunca se cuenta cuando termina un Encuentro Nacional de Mujeres. Y hasta una podría sospechar que hay gato encerrado, que hay una fuerza que opera para que así sea, porque ¿cómo puede ser que siempre sea la misma tapa de diario? ¿cómo nos pasa que nunca es noticia que 70 mil mujeres de todo el país se congregaron para discutir, reflexionar, apasionarse, contar experiencias, plantear preguntas, diseñar estrategias y difundir información valiosa?

Espero que el año que viene no tengamos que volver a repudiar la violencia policial, ni a lamentar heridas. Espero que podamos dedicarnos a hablar de estas cosas. Pero que contemos la historia entera, sin idealizar un espacio en donde se dan disputas de sentido, de forma y de contenido. Las nuevas mayorías se construyen así: señalando los avances, pero también los límites que hay al encontrarse para pensar un proyecto general que nos incluya con justicia e igualdad a todos y a todas.

Manuela Hoya, militante de la JPBA La Cámpora La Plata.
Foto: Paula Di Carlo, militante de la JPBA La Càmpora La Plata.


Pensando en Perón, un 8 de octubre

octubre 8, 2016

peron

Hoy se cumplirían 121 años del nacimiento de Perón. Digo “se cumplirían” porque los registros están discutidos, como casi todo. Pero que el Viejo sigue presente, eso es seguro. Entonces es un buen momento, para repensarlo.

No es que soy el primero, ni el número mil, que lo hace. Todos los peronistas vamos construyendo, o retocando, nuestra propia imagen, y también lo hacen los argentinos no peronistas. Sólo los antiperonistas tienden a quedar fijados, en el odio.

Se me ocurrió comentar esto porque cuando posteé para esta fecha el año pasado, cité un pasaje de mi amigo Manuel Barge donde él ponía énfasis en un lado que está moda marcar en la sensibilidad moderna (o posmoderna): el Héroe como el marginado, rechazado por los dueños del poder o la riqueza (también es un concepto cristiano, dicho sea de paso). Es la contracara de los viejos cuentos de hadas, donde el pastor resultaba ser hijo de un rey.

Decía Manolo: “Ilegitimidad burguesa”; orgullo de llevar sangre tehuelche y de ser hijo ilegítimo”. 

… Juancito Sosa, nieto de quichuizados y tehuelches, de tanos, gallegos, vascos y escoceses”.

Y tenía razón, porque también agregaba: “La oligarquía no le temió, ni le teme, por su origen genético o su condición de “natural”; sino por su construcción y aportes organizativos”.

Pero no es todo Perón, porque al reconocerlo su padre, fue hijo de una “familia bien”, en los códigos de ese tiempo. Y llegó a ser un oficial de carrera en un Ejército que era visto por los dueños del poder y la riqueza, por buena parte de nuestro pueblo, y por sí mismo como una de las instituciones fundamentales de la Patria. Un oficial prestigioso por su nivel intelectual, con influencia sobre muchos de sus camaradas. ¿O cómo se formó el G.O.U., si no?

Por eso les copio estos párrafos del propio Perón, según uno de sus biógrafos fundamentales, Enrique Pavón Pereyra (Están en “Perón el Hombre del Destino-Fasc. Nº 1, 2 y 3“, pero pueden encontrarse también en muchas otras obras).

(Reconozco que la idea me la dio el comentario de un veterano filoperonista (son los más estudiosos), que ahora está muy enojado con la nueva generación de peronistas. Pero eso es muy frecuente).

Un joven cadete:

Una de las cosas más lindas que tuvo para mí el Colegio Militar fue la camaradería, la siembra de buenos amigos. He seguido manteniendo esa amistad a lo largo de los años. La mayor parte de aquellos compañeros de promoción colaboró conmigo en el gobierno. De ellos, uno de mis más estrechos amigos es el general Isidro Martín, que también hizo la Escuela de Guerra conmigo. A los únicos que he tuteado, aparte de mi familia, es a los compañeros de estudios: es una consecuencia de las costumbres del Ejército.

Un joven cadete, piola

Todas esas fallas provienen del hecho de haber adquirido el militar una mentalidad deformada. A la mentalidad humanística que trae el cadete de su hogar, sucede una educación de pura impostura, donde prevalece un carácter falseado. En el Colegio Militar, apenas el alumno insinúa ‘yo pienso….’, le replican: ‘Cállese la boca. Aténgase al reglamento’. Una orden que es hechura del sindicato militar germano. En efecto, estas órdenes no contemplan nuestra mentalidad ni nuestro temperamento. Cuando el cadete responde: ‘Entendido, mi teniente’, ya está barruntando cómo puede burlar o evadir el disparate que le mandan hacer, porque siempre se considera más vivo que sus superiores.

Un joven militar, patriota, y su pueblo:

Fui destinado al Regimiento de 12 de Infantería de Línea, en Paraná. En la Primera Compañía, recibí una sección de ochenta soldados y diez suboficiales. Fue mi primer contacto con la realidad humana que contemplé con preocupación no exenta de emoción. Allí vi por primera vez, y a conciencia, las miserias fisiológicas y sociales. En un país con cincuenta millones de vacas, el treinta por ciento de los conscriptos era rechazado del servicio por debilidad constitucional, y los que se incorporaban venían semidesnudos, como provenientes de la mayor miseria. Ese impacto sobre mi sensibilidad de entonces estaba destinado a perdurar toda mi vida. Porque en aquel momento comencé entonces a concebir el patriotismo no como el amor a la tierra de nuestros mayores, ni a sus riquezas, ni a sus ciudades o sus pueblos, sino a nuestros hermanos argentinos, que son los que más merecen y necesitan.


La muerte de un cura

octubre 5, 2016

drogadependencia

Un amigo que milita en la “Generación Francisco” me hizo llegar este comunicado. No es costumbre del blog subir llamados pastorales; sus temas, y yo mismo, estamos más en lo mundano. Pero me llamó la atención que la muerte del Padre Juan Viroche ocupó en un momento un lugar prominente en los portales -por su lucha contra el narcotráfico en su Tucumán-, luego se anunció que “probablemente” sería un suicidio, y ahora ya se desvanece de las pantallas. Se ve que la Iglesia no tiene la misma actitud. Como la convocatoria es para mañana mismo a las 12 hs., pronto sabremos cómo reacciona el pueblo católico.

Como Comisión Nacional de la Pastoral de Adicciones y Drogadependencia que forma parte de la Comisión Episcopal de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina, conocimos este mediodía la muerte del sacerdote católico Juan Heraldo Viroche quien era párroco de la Parroquia de Nuestra Señora del Valle de La Florida, en la provincia de Tucumán.

El padre Juan era conocido por jugarse en contra del narcotráfico, habló claro hacia adentro y hacia afuera de su comunidad defendiendo la vida en peligro.

Ante sus más íntimos colaboradores expresó un profundo dolor ante las amenazas que recibió por parte de las mafias narcotraficantes.

En este Año de la Misericordia, nos unimos como pueblo en oración pidiendo por el padre Juan y su descanso en el Señor.

Por este motivo invitamos a todo el pueblo de Dios a una misa en homenaje a su vida este jueves 6 de octubre, en el santuario San Cayetano de Liniers, las 12 hs. Presidirá la eucaristía el obispo de Merlo-Moreno y referente episcopal para la Comisión Nacional de la Pastoral de Adicciones y Drogadependencia, monseñor Fernando Maletti y concelebrarán el padre José María Di Paola, coordinador de la misma Comisión, y todos los sacerdotes que puedan acercarse al templo.

Nos unimos a las comunicaciones emitidas en torno a este tema tanto por la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina como por el Arzobispado de Tucumán.


A %d blogueros les gusta esto: