La década que sigue

década

Ahora que tengo (un poco más de) tiempo libre, siento que debo retomar el blog y decir algo sobre esta etapa de la historia argentina, los diez años que se cumplen hoy de gobiernos Kirchner. Que es un lapso largo, para los tiempos de una vida humana.

Eso sí, no me interesa – ni tengo tanto tiempo disponible, tampoco – hacer aquí un balance de todo lo bueno, ni de todo lo malo que estos gobiernos han hecho. Ya hay muchos listados, y hoy habrá más, de autores de ambos lados de la divisoria. Bastantes son inteligentes y detallados, y algunos hasta sutiles. Además, los que siguen el blog saben que he dado mis opiniones, las favorables y las negativas, sobre muchas políticas y decisiones concretas.

Lo que tengo ganas de hacer es ver si puedo animarme a hacer un juicio sobre esta etapa en su conjunto. Para eso, no creo que sirvan los listados de medidas. Buenas y malas ¿para quiénes? y por cuánto tiempo? “Cada uno habla de la feria según le va en ella“, es un dicho muy viejo y muy cierto. Prefiero enfocarlo desde una pregunta: ¿Cómo sigue la historia?. Shakespeare escribió muchas frases hermosas, pero la que resume el espíritu de Occidente – del que somos herederos, también – es “El pasado es prólogo“.

Por eso lo que me parece más valioso de la experiencia de gobierno kirchnerista es que mostró que es posible mantener políticas económico-sociales favorables a la creación de empleo, al mantenimiento del consumo popular (y del otro, cómo no) y a una modesta industrialización durante un período prolongado. Se puede decir que éste es un objetivo reducido, aún en la experiencia argentina. Pero no hay que olvidar las circunstancias globales que enmarcan este período.

El “sentido común” que se impuso a partir de la Revolución Conservadora de Reagan y Thatcher, que pone como valor supremo la “confianza de los inversores” y demoniza toda intervención estatal que no se dirija a salvar los bancos, era dominante en 2003 y lo sigue siendo hoy, a pesar del deterioro social que las políticas de ajuste provocan en Europa, y que en EE.UU., Ben Bernanke, discretamente, deja de lado uno de sus postulados básicos “dándole a la maquinita” impresora de billetes.

En Argentina este modelo entró en crisis años antes, en 2001, y las consecuencias de su derrumbe fueron más desastrosas. Pero eso no significa que perdiera su dominio sobre la mente de muchos argentinos, especialmente los que ostentaban poder económico. Cuando Claudio Escribano dijo, al rechazar Néstor Kirchner su exigencia que siguiera una política similar en sus rasgos centrales a la de Carlos Menem, que iba a “durar un año”, no estaba haciendo (solamente) una amenaza. Estoy razonablemente seguro que creía estar haciendo un pronóstico.

Los gurúes de la economía convencional lo repiten todavía, como un mantra. Siempre, para ellos, el desastre es inminente. Y es muy posible que el desastre llegue, especialmente si se comenten errores graves. El manejo de una economía mixta, con intervención estatal, es delicado; en particular con el Estado deteriorado que tenemos. Pero hasta ahora, por diez años, no se ha “chocado el barco”. Esa lección no quedará desperdiciada para futuros gobernantes, o para estos mismos. Rara vez pueden darse el lujo de planear para un plazo mayor.

No me impresiona la crítica que hacen muchos amigos – algunos de ellos en este blog – que hablan de oportunidad desperdiciada. Es teórico. Es cierto que la mejora en los precios de nuestros productos de exportación nos dió – como al resto de América del Sur – una oportunidad muy favorable. Y la Gran Devaluación y las retenciones iniciadas en el 2002 le dejaron a Kirchner un tipo de cambio “recontraalto” y un Estado con recursos mayores que sus gastos. Pero ninguna circunstancia favorable es eterna. La clave es como se usan esos recursos “extraordinarios”.

En este caso, sirvieron para una extensión de la cobertura jubilatoria sin precedentes desde el primer gobierno de Perón, para la Asignación Universal por Hijo, para el estímulo a la industria… Seguramente podrían haberse usado en forma más eficiente. Y, con el diario del día siguiente, todos acertamos los resultados. Lo concreto es que no se ve cuál es la opción política que habría hecho un mejor uso de los recursos. Aún hoy, a 10 años, no aparece todavía en el horizonte… Cuando aparezca, si lo hace, la gestión K le habrá ampliado los límites políticos de lo posible.

Por el otro lado, me inclino a pensar que la peor herencia de estos diez años K es lo que no se hizo. Aunque se mostró que el gobierno podía tomar decisiones con independencia – dentro de los límites que impone la realidad – de los poderes económicos, no ha creado reglas más o menos estables que obliguen a los empresarios a disciplinarse y enfocar sus intereses en las direcciones que convienen al país. Ni parece tener idea de cómo hacerlo, más allá de los telefonazos de Moreno (Que no están mal, pero no alcanzan para el largo plazo. Que es el que importa).

Tampoco ha construido ni reconstruido las empresas estatales que creó el peronismo fundacional y que el mejor radicalismo – el que había aprendido del estado francés – trató sin éxito de conservar. Se ha mantenido en la mayoría de los casos – excepto cuando la realidad lo hizo imposible – el esquema concesionarios que fue una de las peores herencias del menemismo.

En el tema de los derechos humanos me parece que se ha hecho un aporte importante. Pero no, estimo, en lo que ha tenido mayor repercusión, aquí y en el exterior: el castigo a los represores. Mi reacción ahí se asemeja a la de una vieja tapa de la revista Barcelona “En la nueva Argentina de Kirchner ningún asesino babeante y senil quedará sin castigo“. Me parece mucho más importante haber manejado los conflictos sociales con prudencia y tolerancia. Por supuesto, hay excepciones graves, y no pocas. Pero lo cierto es que los gobiernos K han usado un nivel de represión mucho menor que el habitual en el pasado reciente argentino, incluidos los otros gobiernos democráticos, y en general en América (salvo Canadá). Nuevamente, han mostrado que es posible.

¿La corrupción? Es un tema importante en la actualidad política, y algo volveré a escribir sobre el asunto. Pero no lo considero una característica definitoria de esta experiencia, en ningún sentido. Ciertamente no es mayor que el que existía durante los gobiernos de Menem, y el breve de la Alianza mostró ejemplos puntuales peores que ambos, con el soborno institucionalizado a los senadores y la defraudación de las esperanzas populares. La peor, seguramente, fue la que se produjo durante los gobiernos militares, cuando el asesinato era una herramienta habitual también para el enriquecimiento ilícito.

Tal vez el factor más negativo – por el peligro que representa para la continuidad no conflictiva de la experiencia K – es el enfrentamiento que vemos hoy en el seno de nuestra sociedad. El kirchnerismo y el antikirchnerismo rabiosos no incluyen a la mayoría de los argentinos, claro, pero son muchos más que las minorías politizadas.

Por supuesto, los opositores enragés son tan culpables como los oficialistas que, por convicción o por conveniencia, se envuelven en el fanatismo. Igual, al gobierno le cabe la responsabilidad, porque es el que tiene más recursos. El hecho es que así los que aspiran a llegar al poder se definen no por lo que pretenden hacer con él sino por su enfrentamiento con el gobierno. Más precisamente, con Cristina.

El hecho es que, si Argentina ha crecido en los últimos 80 años mucho menos que Brasil, por ejemplo, se debe a que no supo mantener una continuidad mínima en sus políticas. Por eso, siento que mi evaluación no puede ser otra que comprobar que el desafío fundamental – por el cual será juzgada esta gestión – es la capacidad de construir una sucesión que no sea una ruptura.

19 Responses to La década que sigue

  1. Andrés dice:

    Buenas Abel,

    No pudiste con tu genio: Dijiste que no harías un balance de estos 10 años pero lo terminaste haciendo…

    En fin, la crítica más importante, que comparto, es que este triple gobierno “no ha creado reglas más o menos estables que obliguen a los empresarios a disciplinarse y enfocar sus intereses en las direcciones que convienen al país.” De todas formas, creo que es un tema que supera al gobierno como actor decisorio exclusivo.

    Quiero decir, ese disciplinamiento vendrá cuando las condiciones externas obliguen al empresariado a aceptar la realidad local no tanto por gusto sino por falta de alternativas. Me refiero a que cuando el valor de sus tenencias en el exterior se volatilice demasiado (caída abrupta de bolsas NYSE, Londres, devaluación de monedas de países occidentales avanzados, crisis en los sudamericanos del TPP por menores ventas a USA, etc.) ya no podrán contar con la esperanza de que vuelvas los viejos buenos tiempos.

    Creo que el gobierno lo sabe y por eso deja que los melones (o las sandías, no me acuerdo) se acomoden en la marcha. De hecho, esa dinámica es la que sucedió respecto a los trenes: Si el gobierno se apuraba a intervenir antes del accidente de Once, el empresariado y los medios lo hubieran castigado por stalinista-chavista al expropiar a un concesionario privado “exitoso” e intervenir en la economía. Luego del accidente lo acusan de negligencia por no haber intervenido antes, pero entonces tiene vía libre para expropiar a los Cirigliano. Siempre se paga un precio y el gobierno aprovechó el momento oportuno para tomar una decisión.

    Próximos 10 años? Yo diría que se verá claramente en 2016 o 2017, un poco después que la era K estrictamente hablando (no necesariamente el proyecto o rumbo político) haya finalizado . Será el buen momento para hacer retrospección y ver cómo se ajusta esa marcha que considero que seguirá exitosa al menos hasta el 10/12/2015.

    La idea política de una sociedad inclusiva no creo que cambie. Sí lo operacional: Se harán otras cosas en algunos aspectos (INDEC) y paradójicamente muchas actuales con menores resistencias de actores que has estado acérrimamente opuestos a las políticas K (será difícil repetir las cruzadas antiK con un gobierno distinto): Retenciones, impuesto a las ganancias extendido, desdolarización de la economía, horizontalización del mercado mediático, etc.

    A mi entender, restructuración impositiva y desoligopolización de la cadena comercial siguen al tope de los desafíos que se vienen.

    Saludos,

    Andrés

  2. CineBraille dice:

    Una observación lateral y mínima porque que el que anda con poco tiempo ahora soy yo: Brasil también creció mucho más que Argentina desde 1930 porque arrancaba de más atrás. Las “tasas chinas” de crecimiento sólo son posibles usufructuando capacidad instalada ociosa (Estados Unidos tras 1933) o partiendo de un gran atraso relativo (la propia China). Hace una década que Corea del Sur ya no crece arriba del 5 % anual. Y habría que ver cuántas décadas hace que un país desarrollado no crece a más que eso en un año. Tanto Argentina como Brasil eran subdesarrollados en 1930, mal que le pese a los adoradores de la vieja república, pero no al mismo nivel. Y además hay una diferencia demográfica descomunal, que da un impulso extra.
    Saludos y feliz aniversario del exitoso episodio porteño de la revolución hispanoamericana.

  3. MAGAM dice:

    Muy lindo post Abel y bastante equilibrado desde mi entendimiento. Y lo mejor, el cierre final.

    Saludos y buen fin de semana.

  4. CineBraille dice:

    Veo poco reconocimiento a la oposición por estos diez años de kirchnerismo. Sin ella, esta década no hubiera sido posible.

  5. Abel B. dice:

    Estimados:

    Gracias x visitar y comentar. Algunas observaciones:

    Andrés: NO dije que no iba a hacer un balance. Dije q no lo haría de “todo lo bueno, de todo lo malo”. De ambas cosas iba a necesitar mucho tiempo y espacio. Y me faltan algunas cosas muy importantes q voy a tratar de escribir por separado.

    Hay algo en tu análisis q me hace un poco de ruido. No es descabellado, pero asumís dos cosas: que la Crisis en el sistema global se va a seguir profundizando, más allá de Europa; que vamos a una recesión general en el mundo desarrollado. Y que el gobierno lo prevé y apuesta a eso.
    Puede ser, claro, pero no es seguro. Trazar estrategias con esa asunción se parece al error que se le atribuye al primer peronismo: asumir como probable una 3ra. guerra mundial.

    CineB: Lo que dice es cierto, pero no creo que se aplique al problema de (la lentitud en el) crecimiento argentino.
    Las políticas de Brasil no fueron ciertamente las óptimas para el desarrollo industrial, comparadas con las del Sudeste de Asia, por ejemplo. Menos aún las de Chile. Pero fueron consistentes en un período de 50 o más años. No así las argentinas.
    Si “explicamos” la diferencia en el hecho, real, que nuestra economía partía de una situación más desarrollada que la de ellos… tenemos que armar otra “explicación” para el desarrollo mucho más rápido de Italia y España entre la 2da. guerra y los ´80.

    Ahora me voy a Facebook (por unos minutos). Me he dado cuenta que mis posteos no se publicaban, ya desde antes que pusiera el blog “en pausa”. Lo que muestra la bola que le doy a Facebook…

    Abrazos

  6. julio. dice:

    Tenia el don inmediato
    de ponerse en el lugar del otro
    y sentir toda humana existencia.
    Aprendia a conocer toda humana existencia
    satisfacciones, contrariedades.
    Curado de un prejuicio
    se tiene por más discreto que antes.
    Saludos Abel, buen análisis-síntesis.
    julio.

  7. CineBraille dice:

    No estaba rechazando su explicación, que comparto: la estaba matizando.

  8. victorlustig dice:

    la guerra fria Abel, la cantidad de plata que recibieron es incontable
    por ejemplo, Eisenhower 350 palos verdes en 1953 a Franco, mas las obras a ejecutar por empresas españolas, luego, la CEE

  9. guido dice:

    Ese es un gran punto que siempre se subvalora.

  10. Harry dice:

    la guerra fria recibio dinero para contrarrestar a los sovieticos.Y asi se la gano y bien contento estoy de ello.El kirchnerismo es un pastiche de Sylvelberg en donde la falta de sustancia se escabulle con juego de luces y primeros planos metaforizados.Pero estan al fin ,que les queda ? intervenir la provincia de Buenos Aires,bueno volveran las asonadas militares y sindicales y la tacuarizacion de la juventud pero claramente por izquierda.
    Y se lo merecen.
    Arrivillaga.

  11. El Lurker dice:

    En los antik hay 2 grupos, los que piensan que Argentina está mal, y que sólo está mal porque el gobierno es un desastre, que nuestros problemas son relativamente fáciles de resolver con un gobernante bueno, y los otros, que piensan que el gobierno ya está sufriendo su propia herencia, y que Argentina tiene problemas serios, muy complicados, que quienes reemplacen al kirchnerismo encontraran una situación muy difícil. Pesada herencia se solía decir.

    La maraña inflación, energía, tarifas, subsidios, deuda, atraso cambiario. Un nudo gordiano para desenredar.
    También, con un opositor, supongo q los gobernadores ya no van a estar satisfechos con quedarse con solo el 25% de la torta + lo que reparta el gobierno discrecionalmente.

    Si recuerdo bien, a principios del 2007, preocupados por la inflación, el gobierno trató de liberar tarifas, y arrugaron por el ataque de las ONG´s defensoras del consumidor, y porque era año electoral.

    La inflación empezó a ser un problema en el 05 cuando todavía estaba Lavagna, como el 12% ese año, en el 06 con Felisa la contuvieron medio a la fuerza con acuerdos de precios a alrededor del 10%, pero a principios del 07 ya amenazaba con ser muy importante ese año. El mes siguiente intervinieron el INDEC.

    Tal vez si Néstor no hubiera arrugado en ese momento, hoy no tendríamos el problema que tenemos con la inflación y con el deficit energético.

    Cristina también trató de hacer algo así apenas ganó, la época en la que los “artistas populares” te invitaban a renunciar a tu subsidio voluntariamente.
    Eso pasaba porque en ese entonces Boudou era el principal referente económico de la presidenta, y Boudou no deja de ser en el fondo un ex UCEDE del CEMA.
    Pero Boudou cayó en desgracia por Lanata, y el referente económico pasó a ser Kicillof, quien convenció a la presidenta que la disminución y reestructuración de subsidios que quería hacer Boudou no era necesaria.
    Esa es otra oportunidad que dejaron pasar.

    Hace poco leí un artículo con el plan económico que planeaba aplicar el gobierno en el 2012, fue abortado completamente.

    Un artículo del 10 de enero del 07 http://weblogs.clarin.com/economia21/2007/01/10/tarifas_y_precios_ahora_o_nunca/

  12. Voces dice:

    Muy buen análisis Abel, lo mejor para mí este párrafo:
    “…no ha creado reglas más o menos estables que obliguen a los empresarios a disciplinarse y enfocar sus intereses en las direcciones que convienen al país. Ni parece tener idea de cómo hacerlo, más allá de los telefonazos de Moreno (Que no están mal, pero no alcanzan para el largo plazo. Que es el que importa).”
    y el último.

  13. Julia dice:

    Copio(no se linkear) este comentario que creo, completa su vision Abel, posteado en Patria o colonia .blog , de Eduardo Di Cola ; CAMBIO EN LA RELACIÓN DE FUERZAS.

    Indudablemente como “década ganada” podemos resaltar los increíbles resultados sociales, políticos y económicos alcanzados.
    Mucho se está diciendo y mucho más se podría decir.
    Pero quiero rendir mi homenaje resaltando una cuestión previa sin la cual no podríamos exhibir los logros que nos enorgullecen.
    Me refiero al cambio en las relaciones de fuerzas que conviven en la sociedad.
    La inclusión social, el crecimiento económico, el desendeudamiento, la recuperación del aparato productivo y la memoria, verdad y justicia, no hubieran sido posibles sin la voluntad del Presidente Néstor Kirchner en recuperar para la política la capacidad de decisión que se había perdido en manos del poder económico concentrado y sus aliados.
    Precisamente esta es la causa por la cual combatieron a Néstor y se ensañan contra Cristina. No son los errores los que les resultan insoportables. No pueden tolerar que ya no sea obvio quien manda.
    Esta voluntad política que nace de la más firme convicción, marca un rumbo que indefectiblemente lleva al enfrentamiento con los sectores que deben retroceder en sus privilegios.
    Cuanto más avancemos desde la convicción política, quedará en evidencia de cuanto fuimos capaces de hacer retroceder a los que no renuncian a su capricho de decidir en defensa de sus propios intereses.
    Al mismo tiempo, cuanto más privilegios deban resignar, más feroces serán en la oposición que ejerzan.
    Quiero finalizar rindiéndole un homenaje a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner por la pelea denodada que lleva adelante para consolidar un proceso que nos conducirá a muchas más “décadas ganadas”.
    Queda en nosotros los dirigentes, militantes y comprometidos con el proyecto dar la lucha en todos los frentes sociales, para que se comprenda que la disputa está planteada entre quienes creemos en la política como única herramienta legítima de decisión, contra las corporaciones que solo se defienden a sí mismas.
    Muchos de los que aún no lo comprenden, ya comprenderán que la crispación y malestar social que tratan de instalar como resultado de un enojo hacia el gobierno, no es más que su propia bronca que trasladan a la sociedad para convertirla en aliada en su lucha para mantener sus propios privilegios.
    Como portadores de una verdad histórica, la lucha y el tiempo se encargarán de demostrarlo

  14. Mariano. T. dice:

    Soy de los que piensa que va a costar bastante arreglar la macroeconomia, y que vuelva la inversion. Por eso me inclino mas por los gajos caidos del mismo palo que por la oposicion con menos cintura.
    Solo espero que no sean tan ladrones como los que estan desde hace 10 años.

  15. sergue dice:

    Y en los últimos 30 y pico de años de 1980 para acá en el acumulado crecieron más o menos la misma proporción

  16. […] Recién leía en Ramble Tamble un trabajo de Analytica, que me impresionó como un resumen válido de la economía de esta “década kirchnerista” y, más importante, una previsión lúcida de la realidad que encontrará el próximo gobierno, en 2015. Algo similar, pero mucho más preciso, porque se manejan con números, a lo que yo traté de hacer en el plano de la política en el posteo anterior. […]

  17. […] el blog, quise bosquejar un “cuadro de situación” de la política argentina después de 10 años K, mirando hacia lo que sigue. Y subí la nota de un economista amigo sobre un problema estructural […]

  18. Lucas dice:

    @CineBraille,
    “Las “tasas chinas” de crecimiento sólo son posibles usufructuando capacidad instalada ociosa (Estados Unidos tras 1933) o partiendo de un gran atraso relativo (la propia China).”
    Hay un chiste que dice que para tener tasas de crecimiento chinas primero hay que sumir a un país en la pobreza absoluta durante 30 años y luego lentamente abrir la economía.

    “Y habría que ver cuántas décadas hace que un país desarrollado no crece a más que eso en un año.”
    La tasa de crecimiento potencial de la economía americana (en la frontera tecnológica) es de 2,5-3 % anual, compuesta de 1% de crecimiento demográfico y 1,5-2 % de crecimiento per cápita (productividad). Por eso muchas veces se habla de ingreso per cápita como porcentaje del PBI per cápita estadounidense [1, 2]

    @guido,
    “Ese es un gran punto que siempre se subvalora.”
    Hay una extensa literatura en lo que se denomina convergencia [3]
    Que el PBI se expanda 2 % es para descorchar champaña en Alemania y para preocuparse seriamente en Argentina. Que Argentina, con algo menos de un tercio del PBI/habitante estadounidense tenga tasas de crecimiento potencial similares es un desastre.
    Que este punto no sea tenido en cuenta habla de la calidad del debate público en Argentina

    @sergue,
    “Y en los últimos 30 y pico de años de 1980 para acá en el acumulado crecieron más o menos la misma proporción”
    Aproximadamente correcto. Pero hay una diferencia: desde 1994 Brasil tiene estabilidad nominal [4], nosostros la tuvimos en los 90s y la empezamos a perder en 2006/2007. La estabilidad nominal/macro es condición necesaria, pero no suficiente para el desarrollo.

    1- http://research.stlouisfed.org/fred2/series/PGD2USARA621NUPN?cid=33109
    2- http://www.themoneyillusion.com/?p=5164
    3- http://en.wikipedia.org/wiki/Convergence_%28economics%29
    4- http://thefaintofheart.wordpress.com/2012/10/31/two-kinds-of-money/

  19. […] El título provisional de este posteo era “Deudas para la década que sigue“. Pensaba en las deudas que surgen a partir, por ejemplo, de la Asignación Universal por Hijo. Hace mucho tiempo que tenía en mente este tema, y sentí la necesidad de escribirlo cuando, hace unos días, intenté un bosquejo de balance de la década kirchnerista. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: