Peronistas hablan de Pichetto

pichetto

Las recientes declaraciones de Miguel Pichetto en contra de los inmigrantes pobres y de la cultura igualitaria en Argentina no me parecieron lo bastante importantes para dedicarle un posteo. Pichetto no da para ser un Donald Trump argento; hoy tiene algún poder, como “broker” en el Senado de los necesarios -pero no publicables- acuerdos entre el Ejecutivo nacional y las provincias, pero para el rol de “populista de derecha” se necesita un mínimo de carisma. No es lo suyo.

Tampoco, me parece y confío, esos planteos aseguran un espacio político perdurable entre nosotros. Tienen eco en muchos compatriotas -no nos engañemos- por el temor a la delincuencia violenta y la bronca por el deterioro de los servicios públicos, pero no forman parte de la identidad argentina. No somos Europa, gracias a Dios y a la Pachamama. Carlos Ruckauf, o sectores del MODIN decían cosas parecidas hace bastantes años, en otra época de desempleo alto, y hoy están olvidados. Biondini es un señor que tiene un partidito mínimo, y hoy se asume como moderado. O “perdonavidas”, como dice un comentarista.

Además, hay un motivo muy concreto. No hay albañiles argentinos. Y encontrar servicio doméstico local… no es imposible, pero demasiado caro. Vuelca a cualquier señora de Recoleta a una versión práctica de la fraternidad latinoamericana.

Considero interesante, eso sí, compartir algunas opiniones de otros peronistas sobre Pichetto. Muestran que el debate interno va por carriles que no son los que anuncia obsesivamente Clarín. Además, las dos que escojo entre muchas tienen una elocuencia que ya no se estilaba en el discurso político.

Dicen mis amigos del Instituto Independencia, Daniela Bambill y Julio Fernández Baraibar:

 “El Instituto Independencia repudia clara y enfáticamente las miserables palabras del señor Miguel Pichetto respecto a los compatriotas bolivianos y peruanos que han decidido enriquecer nuestro país aportando su cultura, su trabajo y sus hijos.
.
Sus declaraciones lo hacen indigno del cargo de senador nacional en representación de la provincia de Río Negro, tierra de pueblos originarios, criollos de viejo cuño, inmigrantes gringos y hermanos chilenos. Y repugnan a su carácter de representante de un movimiento que a lo largo de 70 años ha reivindicado a los pueblos latinoamericanos como ciudadanos de una gran nación inconclusa.
.
Nada tiene que ver su odio y desprecio racista con el movimiento fundado por Juan Domingo Perón, el primero en proponer la hermandad inseparable entre argentinos, chilenos, bolivianos, peruanos y paraguayos. Ni tiene que ver con la tradición de Roque Sáenz Peña, héroe de guerra y coronel del Ejército Peruano.
.
El señor Miguel Pichetto ignora, con su miserable declaración, el apoyo político y militar dado por el Perú en la Guerra de Malvinas y desconoce la hermandad con ese pueblo que viene desde los tiempos del creador de su bandera nacional: el Protector don José de San Martín. El señor Pichetto desconoce que nuestro primer jefe de gobierno, don Cornelio Saavedra, era un hijo del Altiplano, un boliviano.
.
El señor Pichetto ignora que los porteños y los habitantes del conurbano bonaerense pudimos comer todos los días verduras y hortalizas frescas, durante el inicuo boycott del campo, en el 2008, gracias a esos esforzados quinteros bolivianos que Pichetto desprecia y que diariamente ofrecen sus productos a la orgullosa y, muchas veces, ingrata ciudad de Buenos Aires.
.
El señor Pichetto ignora. Se ha comportado como un ignorante, como un infatuado hijo de gringos enriquecidos con el trabajo de esos pueblos a los que desprecia. Su rastacuerismo le ha hecho decir cosas que, ni siquiera sus nuevos amigos, la pandilla de millonarios que hoy gobierna la Argentina, cree necesario decir. El señor Pichetto se ha comportado como un lacayo de sus nuevos socios, que también lo desprecian“.
.
Y los invito a escuchar a otro amigo, Eduardo Valdés, hablar de Pichetto. Hace notar que no sólo no es aceptable que con esas declaraciones siga como presidente del bloque en el Senado; menos aún como secretario de Acción Política en el PJ. Recuerda que fue el primer menemista cuando estaba Menem, más cristinista que nadie con Cristina Kirchner, y ahora, claro, más macrista que Macri. Escuchen este breve radio cut.

23 respuestas a Peronistas hablan de Pichetto

  1. Daniel Eduardo Arias dice:

    Añado mi gotita personal de cianuro: a Pichetto lo conocí brevemente en 1986 cuando trabajé en Hipasam, la mina de hierro de Sierra Grande, en medio de la nada de la estepa costera rionegrina, entonces estatal y terriblemente deficitaria, luego cerrada por el menemismo, hoy en manos chinas.

    Pichetto era uno de los notables en el infiernito político y psicológico de aquel pueblo extremadamente próspero y de 20.000 habitantes, cuya vida giraba en torno a la mina.

    Era un notable porque como abogado de los mineros, que eran verdaderamente una élite obrera como jamás conocí otra, contribuyó -fogoneando decenas de conflictos al pedo- a hacer totalmente inviable la empresa, que era una organización paternalista que daba no sólo trabajo sino casa, agua, educación, salud y servicios normalmente municipales, y de la que todos robaban, desde gerentes hasta laburantes pichis. “De todo se ocupa Hipasam, incluso de hacer hierro”, eran un chiste habital en el pueblo.

    Los argentinos de todos los niveles en Hipasam estaban de paso en el pueblo, en la empresa y en la profesión. Vivían más en la cantina que en las galerías, y se patinaban unos sueldazos escalofriantes en autos de alta gama y zapatillas de lujo, pero no pintaban su casa (que de todos modos era de la empresa).

    Los únicos tipos que parecían tomarse en serio la vida ahí y la minería ahí eran los bolivianos. Eran los que asumían con orgullo la tarea realmente peligrosa: la de cavar chimeneas, en la que la máquina perforadora orienta sus taladros hacia arriba y asciende decenas de metros por día. Mientras sobre la cabina del operador, defendido escasamente por una especie de alambre de gallinero muy grueso, llueve polvo, cascajo y bloques de decenas y centenares de kilos de peso. El estrépito es innenarrable y el trabajo es bastante aterrador.

    Ningún argentino hacía chimenea. Y los bolivianos, una fuerza propia y compacta que se cagaba tanto en la patronal como en el sindicato, tampoco dejaban que en ésa, SU especialidad, se metieran argentinos. Eso les daba mucho poder. Una mina de galerías horizontales no funciona sin chimeneas.

    Los bolivianos parecían ser también los únicos que pintaban la casa, no querían irse a ningún otro lado y se preocupaban por la escolaridad de los pibes, a los que siempre en la calle se los veía impecables.

    Sus padres jamás iban a huelga salvo por algún motivo serio, pero las pocas veces que lo hacían eran durísimos en la negociación. Respecto de la infelicidad general de la vida de la ciudad, se mantenían un poco aparte. Eran muy familieros y bastante pacatos. Y no les gustaba lo que veían a su alrededor.

    Cuando Hipasam cerró, el pueblo pasó de 20.000 a 2.000 habitantes, y se volvió apenas un parador de camiones.

    Luego con Menem don Pichetto. se pasó fácilmente de bando y empezó a defender la empresa contra los obreros hasta que ésta fue provincializada y luego cerrada con el argumento de que era inviable. Situación a lo Pichetto que había contribuido no poco.

    Me imagino que una de las causas por las que Pichetto no quiere mucho a los bolivianos es que allá en Sierra Grande jamás se dejaron manejar por él.

  2. Eugenia mem dice:

    No lo defiendo para nada a Pichetto eh, no confundan, pero creo que el contexto en el que el hace estas declaraciones -que ni siquiera conozco- es el de una para mi adherencia al macrismo expresada en niveles de tolerancia que por lo menos -insisto, para mi- hubieran sido impensados anos atras. En este contexto de absolutamente TODO CORRIDO A LA DERECHA hay que poner estos dichos de Pichetto. Quizas haya querido enviar una senal a quien sabe que segmento que estara intentando recuperar para el peronismo como el lo entiende. No va a pasar nada, es mas intuyo que si hoy haces una encuesta para conocer que piensa la ciudadania al respecto un alto porcentaje estaria de acuerdo con lo expresado por Pichetto (escribo esto sin siquiera saber que dijo, pero imagino). No me parece algo importante, pasan cosas mas importantes. Yo lo veo mas como un error de comunicacion que como una definicion politica. Saludos gente.

  3. Marcelo dice:

    Matanegro, mataputo, matahippie, matatodo. Hombre sin rastro de dignidad y capaz de perseguir sus objetivos sin mirar atrás. No le entran ni las balas, así que todo lo que se `pueda decir de él, es pura catarsis. Ese pibe tiene todas las cualidades como para le vaya bien en su carrera, al frente de la banda de cipayos que votó las leyes de entrega desde diciembre hasta hoy. ¿Qué se puede esperar? La etapa lo habilita, como dice Eugenia..

  4. Esther dice:

    Muy bueno el audio de Valdez.

    Me pareció interesante este artículo:
    http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-313377-2016-11-04.html
    ¿Qué sucedería si los migrantes tuvieran derechos políticos?

    Con respecto a Pichetto: no sé cuántos votantes del FPV piensan como él, pero yo no estoy incluída. ¿Hará algo el FPV, digo, en forma “formal”?

  5. claudia dice:

    Aunque la capacidad de sorpresa tiente límites cada vez más extensos (¿alguien recuerda cuando asegurábamos que los legisladores de un hipotético FPV integrado serían límite infranqueable en el Congreso?), siempre hay lugar para un revés más.
    Igualmente, el origen, la génesis de un cuadro, dice mucho de lo que puede esperarse de él (el comentario de Daniel Arias perfila contornos muy precisos del personaje y si diseccionáramos muchos otros casos de resonante cipayismo actual, encontraríamos una misma entidad neblinosa inicial).
    Si se piensa un proyecto nacional de desarrollo, la línea divisoria para garantizar éxito no puede ser más que ideológica. Y las precisiones iniciales son necesarias. Las alianzas establecidas casi 13 años atrás – comprensibles por el contexto pero claramente inconvenientes en largo plazo – , revelan, con su precariedad, que en los inicios del Kirchnerismo no hubo planteos demasiado específicos (el acceso al poder de esos dos líderes fue casi una carambola histórica). Y como las epifanías repentinas son infrecuentes en política, casos como el de Pichetto no deben sorprender.
    Pero no dejan de ser aleccionadores estos tiempos. Y lo que dicen es que no se puede apostar a desarrollo soberano con huestes de civismo tan lábil. Aunque se tilde de emocionales a quienes trazan líneas ideológicas inexpugnables, tarde o temprano, decantará que para edificar no puede partirse de bases acuosas.
    Y así como le queda a los declarados “peronistas emocionales” rever sus pasos y oportunas alianzas, también tienen tarea pendiente los “peronistas pragmáticos” pues su campo de acción, si siguen doblándose, se achicará por la competencia de muchas otras fuerzas que pugnan por regir sobre la misma ambigüedad a la que parecen unos y otras. Saludos.

    • claudia dice:

      Fe de erratas: “ambigüedad a la que parecen suscribir unos y otras”.

    • Esther dice:

      ¡Clap, clap, clap!

      (Sí recuerdo, Claudia. Y cada día que pasa y nos acercamos más a una elección legislativa, más recuerdo…)

      Un abrazo,
      Esther

      • claudia dice:

        Esthercita: hay veces en las que creo haber vivido en una realidad paralela de la cual desperté cuando me aguijoneó esa verdadera Argentina contradictoria que expresó sus aspiraciones/limitaciones/fantasías en elección pasada. Tampoco pondría las manos sobre el fuego, hoy, asegurando la reserva cívica de la totalidad del 49% acompañante del FPV.
        En cuanto a tus inquietudes, en post anterior, respecto de qué qué diferenció las adhesiones en los territorios o sobre cómo podemos anticiparnos para tener mejores chances en 2017 – 2019, en verdad, más que mejorar el acercamiento publicitario, no veo mucho por hacer. Lo correcto, por supuesto, sería tentar ese relevamiento y a la par, reorganizar el corpus de creencias, pulir ideas-fuerza más significativas para propios y ajenos y, desde ellas, lanzarnos convencidos a compulsa. Pero esa tarea, me temo, no entusiasma a demasiados en el Partido y sobrevendrá solo cuando la urgencia lo imponga, me temo. Y en esto le apuesto a las generaciones más jóvenes, necesitadas, a nuestra partida o defección paulatina, de estructuración a la medida de sus propias aspiraciones. Un abrazo.

    • José dice:

      Si Claudia, y si le sumás las declaraciones de los economistas de “el que más mide” (Marangoni, Blejer) elogiando las medidas de Macri te das cuenta de lo “ingenuos” que fuimos.

      • Raúl C. dice:

        Varios, entre ellos yo, pegamos aquí el grito al ver lo que decían en 2015 antes de las elecciones Bein, Blejer y Marangoni.

        Igual, si ganaba Scioli no se hubiera dado el desastre que se está gestando.

  6. José dice:

    Los “hermanos chilenos” bien que nos respaldaron en Malvinas y no olvidemos el caso del canal de Beagle. Su héroe es Lord Cochrane y así se llama una de las avenidas principales.
    En cuanto a Cornelio Judas Tadeo Saavedra el primer triunvirato lo consideraba más un Judas Iscariote.

    • Abel B. dice:

      Con los hermanos chilenos ibamos a entrar en guerra unos tres años de antes del desembarco en Malvinas.

      Nada extraordinario. Las guerras entre hermanos son frecuentes, y muy feroces, en la historia humana. Pero los estados mayores de las fuerzas armadas argentinas deberían haberlo tomado en cuenta, no cree?

      José, el papel que eligió en el blog de “tábano insistente” no me molesta. Hasta puede ser divertido. Pero trate de pegar aguijonazos menos pelotudos

    • ricardo j.m. dice:

      las comillas van en respaldaron chabon

    • guillermo p dice:

      Y era boliviano (Saavedra digo). (O por lo menos nacido en lo que hoy es Bolivia).

  7. vale dice:

    Quién esperaba otra cosa de pichetto? Desde que tengo uso de razón, este muchacho mutó varias veces :
    Fue peronista cafierista neo afonsinista, menemista , delaruista, duhaldista, kirchnerista, latinoamericanista y xenófobo latinoamericanista anticapitalista y neoliberal, alguien esperaba algo diferente de este camaleón acomodaticio?….muchachos qué ingenuos!
    abrazos

  8. victorlustig dice:

    cierto, bai d euai, quien lo nombro como jefe de bloque en senadores?

    que feo los compañeros abjurar de aquellos que los representan, feo realmente

    ahora todos se hacen los desentendidos, es buenisimo, es mas o menos como Alemania 1946, solo Fritz habia votado a Hitler, el resto era opositor

  9. […] El Instituto Independencia repudia clara y enfáticamente las miserables palabras del señor Miguel Pichetto respecto a los compatriotas bolivianos y peruanos que han decidido enriquecer nuestro país aportando su cultura, su trabajo y sus hijos. Sus declaraciones lo hacen indigno del cargo de senador nacional en representación de la provincia de Río Negro, tierra de pueblos originarios, criollos de viejo cuño, inmigrantes gringos y hermanos chilenos. Y repugnan a su carácter de representante de un  movimiento que a lo largo de 70 años ha reivindicado a los pueblos latinoamericanos como ciudadanos de una gran nación inconclusa.> Fuente: La Nota Digital https://lanotadigital.com.ar/2016/11/04/repudian-dichos-xenofobos-del-senador-pichetto/ Argentina 5 de Noviembre – Peronistas hablan de Pichetto. Por Abel Las recientes declaraciones de Miguel Pichetto en contra de los inmigrantes pobres y de la cultura igualitaria en Argentina no me parecieron lo bastante importantes para dedicarle un posteo. Pichetto no da para ser un Donald Trump argento; hoy tiene algún poder,  como “broker” en el Senado de los necesarios -pero no publicables- acuerdos entre el Ejecutivo nacional y las provincias, pero para el rol de “populista de derecha” se necesita un mínimo de carisma. No es lo suyo.> Fuente: El Blog de Abel https://abelfer.wordpress.com/2016/11/04/peronistas-hablan-de-pichetto/ […]

  10. […] para dedicarles un posteo. Pensé que no daba, no da para ser un Donald Trump argento. Subí las reacciones de algunos compañeros porque expresaban bien algunas ideas que comparto, y también para mostrar que en el peronismo se […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: