Y si a Macri le va muy mal…

relatos-salvajes

Yo no quiero que a Macri le vaya mal, porque el que se perjudica es el pueblo“. Esta frase, banal como parece, es la que despierta la ira más feroz y “políticamente correcta” de los opositores emocionales (pensé en llamarlos opos. ideológicos. Pero ideológicos son -somos- todos. Hasta los oficialistas, aunque ellos creen que no).

La cosa es que los o. e. saltan a la garganta -en las redes sociales, claro- de cualquiera que se atreva a pronunciarla, desde un político peronista poco conocido al mismo “Pepe” Mujica, al que no le sirvieron sus pergaminos de tupamaro, preso político, y ex Presidente de Uruguay. (La única excepción es Cristina, que la habría dicho hace cuatro meses, pero ahí el colectivo o. e. hizo como que no oía. Tampoco la pavada).

Atención: con emocional” describo un estado de ánimo. No significa irracional. Ellos tienen un argumento, sólido: la política económica de Macri no sólo ha provocado un empobrecimiento de vastos sectores de la población. Además, puede decirse -entre otras cosas- que, al estar basada en el endeudamiento externo perjudica la posibilidad de cualquier política con objetivos nacionales. Que este curso del gobierno macrista se sostenga en el tiempo, va en contra de los intereses a largo plazo de Argentina.

El contra argumento: que al pueblo, cuya gran mayoría no es o. e. ni siquiera se interesa mucho en política, decirle (como lo ponen habitualmente) que es inevitable que le va a ir para la mierda, y que se lo merece por no haber votado bien, no es la mejor forma de conseguir que voten para este lado… ese argumento no funciona con ellos. Da la impresión que prefieren tener razón a ganar elecciones.

Sí es tomado en cuenta por otro colectivo, el de los posibilistas pragmáticos, o pepes. De éste también hay muchos entre los peronistas, y goza de una aplastante mayoría entre los dirigentes. Que además se consideran a sí mismos tiempistas.

Ahora, mi historia (que es la historia, con menos dramatismo, de una generación) me da motivos para simpatizar con los pragmáticos. Y tengo muchos amigos entre ellos, además. Pero… tengo que preguntarles algo: ¿Están preparados para el caso que a Macri le vaya mal, pero mal?

Porque un análisis frío y objetivo de la realidad me hace pensar que no es posible descartar ese escenario. Más, que tiene una fuerte probabilidad.

Como lo mío no es el alarmismo gratuito, trataré de ser preciso. Dentro de la brevedad de un posteo, claro.

Primero, que le vaya mal al país no quiere decir que al gobierno le vaya, por fuerza, muy mal. Tenemos ejemplos de sobra, en Europa, pero no sólo allí, para demostrar que las recesiones -como la que atravesamos- hacen perder votos al oficialismo, pero no necesariamente lo desplazan si en la oposición no hay una alternativa que convenza a una mayoría sólida.

Entre nosotros, la caída de la actividad en la industria manufacturera es muy alta. Pero -como señalan hombres prudentes en la Comisión de Economía del PJ- ese sector representa sólo el 18 % del PBI, es decir, en el conjunto de la actividad productiva. Se siente, y dolorosamente, en sectores históricamente cercanos al peronismo, pero está lejos (¿todavía?) del derrumbe del 2001.

El sector financiero -que este año tuvo utilidades fabulosas- y, no tanto, “el campo”, es decir, la soja en la pampa húmeda, mantienen un nivel de consumo, en determinados rubros, que moviliza algo la economía. A pesar que en el 3° trimestre no se notó la recuperación estacional que se daba todos los años.

No es de esperar que esto alcance para el año que viene. Pero este gobierno no es el de la Alianza: está decidido -parece evidente- a gastar todo lo necesario desde el Estado en obra pública y en planes sociales (mezquinos pero numerosos) para evitar el derrumbe de la economía. Irónicamente, va a ser más “estatista” que cualquier gobierno peronista, en cuya política económica siempre el sector privado tuvo un rol clave (si bien a menudo conflictivo).

¿Cómo obtendrá recursos para eso, con un déficit fiscal bastante más alto que el de CFK? Como ya lo está haciendo: con endeudamiento externo.

Es cierto que hasta la muy inglesa y flemática BBC se muestra alarmadapor los niveles inéditos de endeudamiento a los que ha llegado el gobierno de Mauricio Macri“. Ni hablemos de los blogs y portales opositores (los medios “serios” locales se mantienen firmes en su oficialismo). En cualquier caso, economistas ortodoxos pero con experiencia en el mundo financiero internacional advierten que un país con la historia de Argentina no va a conseguir financiamiento barato ni ilimitado.

Pero ese no es el témpano en el horizonte cercano. Hay mucha liquidez en el mundo, y pocos países ofrecen los intereses que este gobierno está dispuesto a pagar. La deuda externa es un dogal, que obliga a los gobiernos a hacer las cosas que éste quiere hacer, de todos modos.

No. El riesgo inmediato es un clásico: lo atravesaron muchos países en los últimos 40 años (entre ellos Argentina) y se han escrito bibliotecas sobre el tema. Y Macri, Sturzenegger y Prat Gay se han metido en él con inconsciencia.

Pero en un rato tengo que manejar. Se la sigo a la tarde

(Continuará)

36 respuestas a Y si a Macri le va muy mal…

  1. Marcelo dice:

    Si a Macri le va muy mal, va a estar complicado vivir en las ciudades grandes. Con 1000 lumpenetas briosos y activos todos juntos y en un día de furia, no tenes ni febrero del 89`, ni Diciembre del 2001, Lo más parecido es Beirut del 75`.
    Vivo en Rosario y no exagero,
    En los barrios, los trabajadores serian capaces de aliarse con Belcebú (y hasta resignar parte de su bienestar) basta de vivir un poco más tranquilos, así que un escenario como el de 2001, seria muy distinto al 2001. ¿tranquiliza especular con que faltan cuatro años más de recesión, para llegar a una situación equivalente?.

  2. Gabriel dice:

    Interesante. Suscribo la visión peronista clásica de “primero la patria”. Aunque estos muchachos te lo ponen un poco difícil, hay que reconocer.

  3. Capitán Yáñez dice:

    Más allá del endeudamiento y las caídas industriales empiezan a hacerse muy notables el cierre de comercios y la proliferación de mangueros.
    Estamos tomando velocidad, no hay duda.

  4. Esther dice:

    Si al gobierno le va bien, le va bien al país/pueblo/a todos.
    Proposición carente de sentido: no hay razones para suponer que existirá tal causalidad en forma independiente al contexto; esa causalidad no es absoluta sino relativa. Sin contar que no está claro qué quiere decir que a un gobierno le vaya bien y por lo tanto no se sabe por qué le puede (o no) ir bien.

    Si al gobierno le va mal, le va mal al país/pueblo/a todos.
    Esto es más sencillo, porque intuitivamente se puede consensuar qué significa que a un gobierno le vaya mal; la cuestión es que automáticamente uno percibe que hay que invertir causa y efecto: cuando le va mal al país/pueblo/a todos, entonces le va mal al gobierno.

    Eso nos lleva al resto del post: ¿qué condiciones de país pueden darse para que al gobierno de Macri le vaya mal, pero muy mal?

    Espero la continuación de este post con mucho interés, jeje.

    Abrazo,
    Esther

    PD: sobre todo, me interesa mucho la respuesta o posibles respuestas a esta pregunta:
    «Ahora, mi historia (que es la historia, con menos dramatismo, de una generación) me da motivos para simpatizar con los pragmáticos. Y tengo muchos amigos entre ellos, además. Pero… tengo que preguntarles algo: ¿Están preparados para el caso que a Macri le vaya mal, pero mal?»
    Es un interrogante realmente incisivo. E inquietante.

    • Ezequiel Gaut dice:

      Ensayo una respuesta. ¿Realmente se puede estar preparado? Cuando la pelota te cae en el pie es una cuestión de decisión, velocidad y repentización el saber qué tenés que hacer con ella, y esa decisión depende de cómo están parados los jugadores en ese preciso instante, cuál es tu urgencia más perentoria (en este caso sería qué es lo que se está incendiando en ese momento), etc. También depende de quién se ANIMA a agarrarla y a asumir la responsabilidad de conducir.
      En 2001 la pelota hizo varias escalas hasta recalar en Duhalde.
      No sé. No me parece que se pueda estar preparado de antemano. Agarrar un país en crisis no es como hacer una carrera universitaria, o sea, no lo veo como un tema de preparación. En todo caso, el que agarre será el que tenga una idea de qué hacer, y a ese/a lo reconoceremos cuando no la pase al costado o atrás.

      saludos,
      e

      • Esther dice:

        Mmm… En un escenario de crisis como la del 2001, ¿realmente se puede estar preparado? Buena pregunta, buena pregunta… Supongo que la respuesta está en algunos elementos que mencionás: tener la decisión, la voluntad, una idea de qué hacer, una serie de factores que dependen del contexto tanto como de lo individual. Al final del gobierno alfonsinista también teníamos un escenario de crisis, pero allí había alguien preparado: Menem (que destruyera todo a su paso es harina de otro costal).
        Un abrazo,
        Esther

  5. Capitán Yáñez dice:

    “Esta cosecha récord que tenemos nos va a permitir salir de la pobreza” dixit hoy mesmito el Reverendísimo. Si uno no supiera que es un Reverendísimo HDMPs podría tomarlo por el perfecto imbécil.
    Tiene razón el viejo Semilla: el Reverendísimo toma un traguito del coctail “velocidad” y no para de decir estupideces durante 48 hs. seguidas.
    Además parece que ningún integrante del Barsa parece haberle aclarado que USA también tiene “cosecha récord”… y ergo si no hay silobolsa y canutos varios allá y acá los precios harán ¡PUM para abajo!
    En fin…

      • Esther dice:

        Jajaja, buena elección, Leo.

        (Y gracias, no sabía que estaba el video de justamente y solamente este último diálogo de la película, un final que es oro en polvo ☺☺☺,)

        Un abrazo,
        Esther

    • eduardo dice:

      No solo eso, se han extendido los plazos para el ingreso de las divisas producto de las exportaciones, con el cocktel de las lebac acechando ( que va a pasar con el tipo de cambio cuando tenga que salir de esa bola de nieve ) quien garantiza que los exportadores van ingresar los dolares para liquidarlas a $ 15 x dolar . . .

  6. claudia dice:

    “Primero, que le vaya mal al país no quiere decir que al gobierno le vaya, por fuerza, muy mal”.
    Suscribo a tu frase. Puede tener cuerda para rato si hay muletos posicionados para continuar tras debido maquillaje y los medios masivos siguen cumpliendo su papel embrutecedor.
    En cuanto al magro impacto en PBI de la caída manufacturera … sabemos de sobra la vinculación simbiótica de sectores formales e informales para con esa actividad como para no prever la peligrosa expansión de esa tendencia y sus consecuencias sociales. Al respecto, coincido con Marcelo sobre la aceleración en curso. Y entiendo a esta Administración como negativamente novedosa y desestructurante de lo conocido, lo que alimenta los peores pronósticos populares.
    En cuanto a este acuñar categorías “peronistas emocionales” / “peronistas pragmáticos” , no me parece metodológicamente útil. Ni siquiera tranquilizador para quienes se exigen una atmósfera incontaminada desde donde crecer en reemplazo de las fuerzas que entraron en lidia 12 años atrás.
    La negación de la experiencia conjunta en la que confluyeron heterodoxia y ortodoxia es francamente risible (fueron gobierno de la mano del Kirchnerismo en sus respecivas provincias y cotos políticos y les caben idénticas responsabilidades y yerros que al primero). Esta pretensión de diferenciarse es, eso mismo, una pretensión. Reñida con la realidad que los hibridó (más de lo que desean reconocer) con esos contaminantes funcionarios eyectados en 2015. Pero comprendo que sea necesario un “nuevo mito de origen” que contribuya a presentar como novedoso lo que ya es histórico en el Peronismo tradicional: su carácter amortiguador de los escenarios sociales sorpresivos. Saludos.

    • Jorge dice:

      Claudia: La última frase me hace interpretar que considera favorables, convenientes y positivos los “escenarios sociales sorpresivos”. Si es así, en mi caso me permito dudarlo.
      Por otro lado, posiblemente sin que ud. lo desee, le está dando al “Peronismo tradicional” un enorme poder que le ha permitido, histórica y paradojalmente, amortiguar esos escenarios, de los que el peronismo ha sido casi único protagonista.

      • claudia dice:

        Jorge, los escenarios sociales sorpresivos pueden ser negativos o positivos, pero siempre coinciden en ser reverendamente dialécticos. Son escenarios-vórtice que distan de ser tranquilizadores y por eso, a menudo, confluyen hacia ellos praxis urgentes que conllevan limitaciones, por exceso o por defecto.
        Creo que el Peronismo, por su probada capilaridad social, siempre fue llamado a amortiguar crisis que podían resultar indeseadas para el gran Capital. No es todo el Peronismo, pero sí una parte importante de él. De hecho, que se cuente hoy , para la continuidad de este retroceso social, con candidatos-muletos que adscriben a él, prueba que el llamamiento disciplinante cuenta con cierto caudal fijo de adeptos dentro del partido.
        El Peronismo, en su vasto conjunto, tiene la oportunidad de modernizarse de cara a ese nuevo sujeto sociológico amanecido tras la posmodernidad. Pero para ello – es mi creencia – debería salirse de las ambigüedades de hábito y perfilar sus alcances. Detallando claramente en lo que cree. Digamos que a las 20 verdades hay que adicionarle por lo menos , 180 más. Eso intentó el Documento de Formosa (al que los propios peronistas rebajaron y no dieron bola al no seguir esas prescripciones y ampliarlas con debido trabajo posterior).
        Y en cuanto al permanente protagonismo del Peronismo en instancias de quiebre, no hace sino reforzar la convicción de su sustancialidad como remedio para crisis. El asunto es si queremos ser una aspirineta en manos del Capital… o queremos combatir verdaderamente el cáncer que éste presupone.

  7. Eugenia dice:

    No soy muy de “cuanto peor mejor”. Más bien opino que cuanto peor peor. ¿Por qué? Muy simple: 1) Si a Macri le va muy pero muy mal va a significar (parece obvio, aunque no lo es tanto para los o.e.) que el país está quebrado. 2) Si la pregunta pretende indagar sobre si existe alguna remota posibilidad de que Macri se vaya antes de cumplir su mandato creo que realmente esa posibilidad no existe. El no gobierna, él es sólo un gerente por lo que estoy segurísima de que le vaya como le vaya lo van a sostener por lo que de todas maneras nos lo vamos a tener que fumar cuatro años. 3) Si le va muy mal es probable que haya represión.
    Ahora mi percepción basándome en lo de estos meses en los que el feroz deterioro económico no le significo a Macri tan importantes niveles de impopularidad o por lo menos logro a pesar de eso mantener un 50% que todavía confía en que va a haber una recuperación o le gusta tener un Presidente que baile al ritmo de Gilda o lo que sea, y considerando que el año que viene que es electoral probablemente intenten que la economia algo repunte (para pilotear la elección dignamente, digamos). Por todo esto más bien creo que a Macri le va a ir moderadamente mal, no muuyyy mal.

    • claudia dice:

      Ya me decía yo que esta categoría de o.e. (opositores emocionales) abriría camino a más opacidades, si cabe.
      Las suficientes como para que vos, Eugenia, te permitas atribuir a quienes se referencian en las gestiones anteriores, nula percepción sobre la inconveniencia del quiebre del país.
      Aquí se han subido muchos posteos y comentarios de gente realmente preparada en materia social y técnica, analizando y alertando sobre indicadores complejos. Yo me tomé el trabajo de leerlos para aprender de quienes saben. Si los hubieras internalizado, te habrías ahorrado presuponer que quienes expusieron sus análisis desconocen lo que significa un porvenir tan limitante o que estimulan el caos. Los v.i. (victoriosos pírricos) andan por bloguerías de otro signo, creéme.

      • Eugenia dice:

        Claudia sinceramente estoy sorprendida por tu combatividad hacia alguien que no te ofende, la verdad es que intento encontrar en mi comentario algo que hubiera podido resultarte ofensivo y no encuentro nada ofensivo, solamente una perspectiva, la de “cuanto peor peor” que evidentemente vos no compartis… Me llama la atencion que sin conocerme ni tener idea sobre mis estudios y mis actividades insinues que no estoy preparada en materia social y tecnica, que no se, bah. Yo tengo dos carreras universitarias en ciencias sociales y tambien estoy muy preparada, aunque vos no lo creas. “Cuanto peor mejor” tiene una resonancia marxista, como vos bien debes saber. Yo no atribuyo nada a quienes se referencian en las gestiones anteriores, digo solamente que no se debe perder de vista que “que a Macri le vaya muy mal” implica necesariamente una aun peor crisis economica y un paisaje social devastado (que le vaya mal al pais no quiere decir que al gobierno le vaya mal pero que al gobierno le vaya muy mal necesariamente implica que el pais este quebrado). No se si se entiende. Te mando un saludo.

      • claudia dice:

        Me parece que ya estamos grandes para tirar la piedra y esconder la mano, Eugenia. Te sorprende mi respuesta y no deberías. Porque venís atribuyendo, en cada comentario, estupidez y sedición al colectivo del FPV perdidoso (tal parece, también adorador del caos y del cuanto peor, mejor). Tus fantasmales O.E., Eugenia (entre los que ya enlisto, evidentemente, porque venís de atribuirme idéntico objetivo desestabilizante).
        En otro orden, internalizar un contenido requiere sencillamente de vocación de lectura o escucha. Lo demás, posesión de capital lingüístico y bagaje ideológico, acompaña pero no precede la voluntad de concurrir a la comunicación. Yo no me permito dudar de tus formaciones (no me corras con esa bagatela de contra-argumento) sino que me rebelo a tu persistencia en adjuntar a tus dichos el uso de expresiones menoscabantes para con un colectivo que desconocés. Porque prueba de ello es tu yerro permanente para traspasar su imaginario. Colectivo que, lejos de ser amenazante, padece encima el cinismo de quienes se desresponsabilizan del retroceso introducido con su voto y en un giro asombroso, lo culpabilizan de futuros previsibles y largamente advertidos por dicho colectivo.
        En cuanto a los comentarios, todos estamos sujetos a la misma regla: si decimos algo escaldante, sabemos que hay que aguantar el chubasco posterior. Es parte de la religión, como diría Charly. Mis saludos.

      • Eugenia dice:

        No atribuyo estupidez y sedicion al colectivo del FpV, Claudia, eso lo decis vos. Solamente pensemos un poquito de que estamos hablando cuando hablamos de instancias de quiebre porque lo que subyace implicito en ese hipotetico escenario es como te senale antes un pais quebrado con un paisaje social devastado. Nada mas.

  8. vale dice:

    En ocasiones hay que ser creativo, digo, si están matando a tu viejo por ejemplo ( me pregunto)
    -Permitís que lo maten para no agredir?
    – Te quedás expectante a ver si reacciona solo?
    – Llamás a un fiscal para que interceda?
    – Llamás a la ambulancia para que lo vengan a buscar? o a la funeraria directamente?
    Gente yo comprendo la complejidad inédita de esta hora, pero no me gustaría salvar el pellejo cumpliendo mandatos mientras mi vieja es agredida y siendo yo conciente y expectadora de ese hecho.
    En fin me pregunto si me sería posible viivir en la esclavitud….y encima con el cargo de conciencia de haber mirado cómo mataban a mi vieja, con los brazos cruzados y bien conciente de su sufrimiento…..no sé, a veces siento que quedan solamente despojos de hombres/mujeres caminando por la calle, sin ver , sin oír, sin oler ni degustar la vida.
    Se me ocurre que la política no es burocracia y que se nos agotó la creatividad.
    Qué pena!
    saludos
    (Ojalá que el 8 de noviembre fecha límite del nuevo holocausto final cuando presenciemos el duelo de titanes norteños, vuele en pedacitos al espacio, juro que lo prefiero antes de ver cómo despellejan a mi patria.No me gustaría seguir viviendo sabiendo que soy una miserable.)

  9. Norberto dice:

    Que le vaya bien al País y por ende al Gobierno con las políticas que no comparto, no necesariamente significa que le irá bien a su pueblo, la gente de a pie, y personalmente creo que eso no sucederá, porque al País hoy no salva una cosecha, que es la absurda idea de la estudiantina que juegan a ser CEOs financieros, entonces tenemos un País que puede llegar a mantener algunos números macro, no todos, en un orden temporario, pero este famoso equipo tiene una experiencia de la CABA de utilizar fondos para mediante punteros comprar votos como ha hecho en forma frecuente en la zona sur de la misma, a cargo del lumpen que hoy ocupa el Minisrerio de Gobierno de la PBA.
    Y de eso sacaron la conclusión que todo se puede arreglar con migajas. mientras tanto dejan de lado escenarios muy complejos, donde se puede vender el voto por qué no está en juego lo conquistado, eso que para las inmensas mayorías hoy se ha perdido, se está perdiendo o está amenazado, que hará que tengamos un voto en defensa propia dado que ya al pueblo le está yendo ya de muy mal, y en mí opinión eso desembocará en un desastre electoral del Gobierno y sus aliados.
    Uno de los hechos que parecen no haber tomado en cuenta es que ganaron por un pelo, a actúan como si hubieran arrasado, imponiendo su voluntad a horca y cuchillo, para colmo haciendo ostentación de ese comportamiento, mientras tanto la miserable Reparación Histórica provocará primero decepción y luego bronca en centenares de miles de votos, sentimientos respaldados por la baja en las prestaciones del PAMI, los avances en la igualdad educativa van desapareciendo mientras avanza la necesidad del comedor en la escuela, y aparecen nubarrones en el destino de las fuentes de trabajo de calidad, que hacen que Pignanelli se contradiga con su títere Romero, mientras el segundo dice que es el mejor presupuesto de los últimos años, el primero manifiesta alarma por la caída en la fabricación de automóviles, y el trío más mentado de legisladores del FR a cargo de la CGT mira para otro lado y se hace el distraído, o sale a defender a este Gobieno como estoy escuchando al esforzado títere de Barrionuevo de Camaño, Acuña.
    Y entonces aparece en la nueva Concordancia la desesperación por restablecer el fraude patriótico, eso sí agiornado electrónicamente, para bloquear la reacción popular por la vía democrática, y se inauguran como propias obras del anterior Gobierno, o se alteran indicadores socioeconómicos para demostrar que lo que recuerda el pueblo era fantasía, como si no les hubiera bastado la lección del ’73.
    En fin, se están cocinando en su propia salsa y no se cansan de agregar condimentos.
    Nunca menos y abrazos

  10. victorlustig dice:

    que malignos eficientes que de una economia excelente superavitaria, humana y no se cuantas cosas mas que en poco tiempo nos hundimos en el 2001
    ni Martinez de Hoz pudo tanto

    • Norberto dice:

      Si pudo tanto y mas, mire los numeros macro de aquellos tiempos, y la inflación, la pérdida de la participación del salario en el PBI, el cierre de miles de industrias, la ampliación de la deuda externa, y verá muchas semejanzas, y si bien ahora las persecuciónes son políticas, mierdáticas y judiciales, su saña no está muy lejos de la del aparato represivo de la época, y con la participación de los mismos actores salvo las bajas naturales.
      Nunca menos y abrazos

    • Erkekjetter Silenoz dice:

      En todo caso será nos hundieron el mejor equipo (tilingo) de los últimos 50 siglos que votaste previo brainstorming hormonal…. y buehhhh…… ahhh… bai de uei ¿de esta forma salís a bancar los trapos amarillos? ¿Arbus para en al puerta de tu casa… y los 50 000 (de deuda ehhh..)? ja ja….

  11. David (idu) dice:

    Si a Macri le va muy mal pasarán dos cosas:

    1) El pueblo lo pasará muy mal.
    2) El kirchnerismo y en especial su Jefa, tocarán el cielo con las manos.

    Ya lo han dicho sus voceros más excelsos: Hebe, D´Elia, Esteche,

    • Raúl C. dice:

      Debería darle vergüenza (bue, ya sé que es MUCHO pedir) seguir con la mentira escandalosa de que esos tres ‘representan’ al kirchnerismo.

      Analice las palabras de Cristina, del derecho y del revés, como quiera. Y deje de pavear, aunque sea por un día.

    • Raúl C. dice:

      Además, eso de que ‘Macri = el pueblo’… ni Macri se lo cree. Ni usted.

      • David (idu) dice:

        Una vez más tenés razón, Raúl:

        Vamos a aclarar lo dicho:

        En el posteo de Abel, que a Macri le vaya mal pareciera ser que la economía se vaya al diablo, la pobreza aumente, y el conflicto social estalle.

        Eso no necesariamente significa que a la Clase Política como tal le vaya mal. Incluso la macrista: ellos seguirán siendo millonarios, dilapidarán los impuestos de la gilada, y se dedicarán al populismo que está en el ADN argento del último siglo.

        Es más: seguirán aumentando el gasto público, seguirán aumentando los “subsidiados pobres”, seguirá aumentando el empleo público, y crecerán los sueldos de políticos, legisladores y jueces.

        Todo joya.

        Para tranquilidad de todos, solo resta esperar que el sindrome “gastrojudicial” de los K se tranquilice (cosa que ocurrirá más temprano que tarde), y toda la Clase Política esté de nuevo en pie en las elecciones del 2017 para felicidad del Pueblo.

    • Raúl C. dice:

      Este es un verdadero vocero del kirchnerismo (además de Cristina misma):

      http://www.letrap.com.ar/nota/2016-11-4-kicillof-se-gano-el-inesperado-reconocimiento-del-peronismo

      Sereno, coherente, íntegro, no comprable, no carpeteable, no panquequeable…

  12. vale dice:

    “Cuando se advierta que para producir se necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo; y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un auto sacrificio, entonces podrá afirmar sin temor a equivocarse que su sociedad está condenada”. Alissa Zinovievna Rosembaum (AYN RAND, su nombre de escritora y filósofa, nacida en San Petersburgo, vivió en Estados Unidos, 1905-1982; su libro citado, La rebelión de Atlas).

  13. […] la primera parte de este posteo “pasé revista”, en forma muy superficial, a políticas que está aplicando el gobierno […]

  14. David (idu) dice:

    Comparto

  15. Reynaldo dice:

    Una pequeña corrección: que sólo el 18% del PBI sea de origen industrial, no implica que genere el 18% de empleo. Es decir, los que sufren este plan son bastante más que el 18% (como si esto fuera poco).
    Incidentalmente, hay un trabajo muy interesante de Javier Rodríguez que recomiendo:
    web01.frba.utn.edu.ar/MATERIAS/eco_general/archivos/public_07.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: