¿”Por qué perdió el peronismo”? ¿Por qué va a ganar ¿Por qué tiene que cambiar?

Medusa

Como ya comenté en el blog, no comparto la pasión por la autocrítica que buena porción de los dirigentes (o aspirantes a) del peronismo desplegó el año pasado. Porque casi siempre (o sin el casi) significababa “Autocritico a otro/a”. Este artículo de José Natanson, aunque en una parte pretende responder a la 1° pregunta del título ¿”Por qué perdió el peronismo”? no cae en esa. No habla como el que tiene”la precisa”. Repasa hechos y extrae conclusiones. Tiene un sesgo -como todos- pero usa argumentos razonables. Por eso, y porque no estoy de acuerdo con él, más adelante lo subiré a Google Drive para los discutirlo y, claro, exponer mis ideas. 

Por ahora voy a copiar aquí un fragmento muy corto de su artículo,donde desarrolla datos -correctos- tomados de M. Kulfas: Los tres kirchnerismos, Siglo xxi, Buenos Aires, 2016, págs. 48-49. Natanson los usa para dar una respuesta parcial a esa 1° pregunta. Yo, para mi respuesta a las tres (Y sí, Clinton tenía razón: “Es la economía, estúpido” ¿O porqué perdió su mujer?)

“El primer motivo es económico. El deslumbrante crecimiento registrado desde la llegada de Néstor Kirchner al poder en mayo de 2003 y la mejora sostenida de los indicadores sociales comenzaron a acompasarse a partir de 2008, cuando la economía argentina sufrió el impacto del primer shock de la crisis financiera global y el gobierno experimentó su primera gran derrota política, en el conflicto que lo enfrentó con los productores agropecuarios en torno de la apropiación de la renta de los cultivos de soja.

Los factores que explicaban el despegue en la primera etapa –la capacidad de combinar mejoras de bienestar de los sectores más vulnerables y las clases medias con una alta rentabilidad de las empresas y del sector financiero, gracias a los altos precios de los commodities y el aprovechamiento de la capacidad ociosa– ya no empujaban como en el pasado, a medida que el viento de cola comenzaba a girar a proa y los stocks (de energía, reservas internacionales, bienes de capital) se iban agotando. La inflación, que a partir de 2008 se mantuvo por arriba de 25% anual, fue el emergente de estas tensiones.

Como tantas veces en la historia argentina, luego de un cierto periodo de crecimiento, el superávit comercial se convierte en déficit: la creciente demanda de importaciones por parte de la industria, el desequilibrio de la balanza energética e incluso el rojo de la balanza turística (nunca antes los argentinos habían viajado tanto al exterior) reintrodujeron la temida «restricción externa», lo que el economista Aldo Ferrer definió como el «pecado original» de la economía nacional: el hecho de que, llegado a cierto punto, los superávits del sector agroexportador no alcanzan para cubrir las necesidades del resto de las ramas de la economía.

La respuesta del gobierno kirchnerista a este escenario de tensiones fue una política de «administración de la escasez» mediante una serie de iniciativas de regulación económica (control de importaciones, virtual desdoblamiento del tipo de cambio) e intervencionismo estatal (estatización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales, la empresa hidrocarburífera nacional), con el objetivo de sostener los indicadores sociales alcanzados hasta el momento… En palabras del ex-secretario de Política Económica Matías Kulfas, se pasó de «profundizar el modelo» a «aguantar el modelo»

Aunque modesta, la estrategia dio resultado: a diferencia de lo que había ocurrido muchas veces en la historia argentina, cuando los ciclos económicos largos concluían con estallidos sociales, crisis financieras y conflicto político, el kirchnerismo logró evitar la crisis total de la economía, pero al costo de dejar como herencia un panorama poco prometedor, una especie de normalidad decepcionante.

Los datos son elocuentes: la tasa de crecimiento anual del PIB, que había alcanzado a 8,8% durante el mandato de Néstor Kirchner (2003-2007) y a 6,2% en el primero de Cristina Fernández (2007-2011), fue de apenas 1,1% en el segundo mandato de la ex-presidenta (2011-2015). El resto de las variables se alinearon en el mismo sentido: el crecimiento de la producción industrial pasó, en los mismos periodos, de 10,4% a 8,6%, y de ahí a 0,8%; el de la construcción, de 15,6% a 5,7%, y de ahí a 2,1%; el empleo privado formal, dato clave del mercado laboral, había crecido un impresionante 10,6% durante el primer periodo de gobierno del kirchnerismo, 1,9% en el segundo y solo 0,4% en el tercero; las exportaciones, que habían aumentado 21,2% en el primer mandato, crecieron 5,2% en el segundo y cayeron un 4,2% en el tercero. La inflación pasó de 11,4% a 22%, y de ahí a 28,2%. En términos generales, si desde 2003 la economía argentina había crecido más que el promedio regional, a partir de 2012 su crecimiento se situó por debajo”.

Mi planteo: De los motivos de la derrota del Frente para la Victoria el año pasado, sólo voy a decir aquí que el motivo no fue la economía (De los otros motivos hablé bastante en el blog). Y sostengo este no, a pesar que considero la economía un factor fundamental, por los mismos motivos que Natanson cita: el kirchnerismo logró evitar una crisis y sostener los indicadores sociales alcanzados. En un país, donde, como él mismo señala, existe la conciencia en la población que “los ciclos económicos largos concluyen con estallidos “. No es extraño que exista: El último estallido fue hace sólo 15 años.

En todos los países, es menos frecuente que los oficialismos sean derrotados cuando la economía marcha bien. Por supuesto, lo que apunta Kulfas es cierto e influyó, por la negativa: ya no existía para los sectores más prósperos la certeza de aumentar sus beneficios en el futuro. Además, la economía también se percibe a través del cristal de la ideología: No sólo en la clase empresaria, sino también en una parte considerable de los sectores medios, aún los de ingresos bajos, existía una indefinida pero persistente convicción que “en los países serios” las cosas se hacían en forma distinta y mejor. No fue, hasta donde puedo apreciarlo, un factor decisivo, pero fue parte del “relato opositor” que triunfó.

Creo que resulta obvia, entonces, mi respuesta a la 2° pregunta. Los resultados de la gestión de Cambiemos ya no son parte de una -inconclusa- discusión ideológica o de un sesgo cultural. Ya afectan en forma negativa, en sus ingresos y en sus expectativas a prácticamente todos los sectores de la sociedad argentina. Con la excepción -no insignificante, pero muy minoritaria- de  los empresarios rurales de la pampa húmeda (si no han sido afectados por desastres naturales como las inundaciones o los incendios). Y, analizando con la mayor objetividad que me resulta posible, no encuentro cómo este gobierno, con estos apoyos, puede mejorar el empleo y el consumo en forma masiva en los próximos meses.

Aún tomando en cuenta a la “minoría intensa” que se aferre a este oficialismo por razones ideológicas o culturales o culturales, y a los que tengan cargos o negocios con él, encuentro inevitable que este año se produzca un clásico “voto castigo” contra el gobierno nacional.

Y el peronismo, a pesar de su actual inorganicidad -no me convence la metáfora de Natanson del Terminator de la 2° película de la serie, el robot de metal líquido que se rearmaba a sí mismo- es la estructura política nacional que está en mejores condiciones para sumar este voto castigo. Juega a su favor la memoria cercana de niveles de empleo y consumo mejores que los actuales. En las palabras de su fundador “No es que nosotros hayamos sido tan buenos. Los que vinieron después nos hicieron óptimos”.

Por supuesto, nada está asegurado. El peronismo puede cometer graves errores, Y queda en pie la pregunta “¿Cuál será el peronismo de la próxima etapa?”.

Hay algo que me parece evidente, y que resulta de todo lo señalado más arriba: El peronismo que vuelva en 2019, si lo consigue, no será igual, no aplicará las políticas -no podrá hacerlo- de la experiencia kirchnerista. Ésta, como las otras experiencias populares de este siglo en la América del Sur, se dieron en un marco determinado de la economía global. Ese marco ya no existe. Puede verse como una restricción: Es dudoso que los precios de las commodities que exportamos lleguen a valores similares en proporción. Y es imposible que haya el margen que ese inesperado aumento de principios de siglo dio para distribuir (a los gobiernos que distribuyeron).

También puede verse como una apertura: el pensamiento hegemónico en el “mundo desarrollado” a partir de los ´90, y que condicionó inevitablemente los desarrollos en cualquier región del mundo, simplemente por el peso económico y militar de las Potencias que lo afirmaban, está en bancarrota. El Brexit, el triunfo de Trump, no son más que “hojas en el viento” que señalan esta tempestad. El desafío será que haya gobiernos capaces de capear esos vientos, al menos con la habilidad conque el kirchnerismo aprovechó la irrupción de China en el mercado global y la absorción de Estados Unidos en las guerras del Arco Islámico.

Anuncios

57 respuestas a ¿”Por qué perdió el peronismo”? ¿Por qué va a ganar ¿Por qué tiene que cambiar?

  1. vale dice:

    Una reflexión, me quedé colgada abel de la última parte, soy dispersa y no me enojo si blqueás este mensaje, estás en todo su derecho.

    Si el peronismo no será el mismo para colgarse de esta fantasía global, no me parece legítimo que se siga llamando peronismo, que se llame juanperismo o cambiemos, podemos, somos o estamos y estaría bueno aclararlo para evitar confusiones, si no se llama sanchez, no será la hija de sandro, por más que se le parezca y por mejor que cante.
    El último gobierno de perón, no fue peronismo tampoco.
    Hay que dar lugar a lo nuevo, en eso concuerdo, pero desde la verdad, el pueblo está harto de mentiras y estafas.
    Si el peronismo y el justiciallismo desaparecieron porque se acepta que este mundo globalizado es el único posible para un grupo, al menos permitirle al pueblo elegir.
    El menemato y el delaruato tampoco eran peronismo o radicalismo pero llegaron colgados de una bandera falsa. Peronismo después de perón, fueron Nestor y Cristina y si no queda ni un “peronista” capaz de rescatarlo, formar un partido nuevo, con nuevas bases y “condiciones”
    y los afliados elegirán desde la verdad y sin triunviratos como intermediarios..
    Si no hay tres banderas que legitiman, el peronismo se murió, entonces un buen ex peronista, debería empezar de nuevo, convencer y enamorar como perón y evita lo hicieron pero con nombre propio.
    Mientras no se llame mimetismo o “másdelomismo” y no sea un “engendrismo”, estaría todo bien, pero para llamarse de algún modo primero debería cobrar identidad y enamorar al pueblo con una propuesta sincera , posible factible y viable y con un nombre original..
    “El año 2000, nos encontrará unidos o sometidos”….
    Por las noches me pregunto qué nos diría Perón si viviera en el 2017….
    saludos y mucha suerte

  2. David (idu) dice:

    Algunas observaciones:

    1) “y los stocks (de energía, reservas internacionales, bienes de capital) se iban agotando”

    ¿Cómo? ¿Se “iban agotando”? ¿Algo así como un cataclismo natural?

    No, amigos: “se agotaron” por depredación del capital (las reservas de petróleo y gas) sin reposición, o sea, sin inversión: Los gallegos la llevaron en pala (Lo que hablábamos en el posteo anterior sobre “inversión extranjera”.)

    2) El kirchnerismo no inventó nada respecto de los ciclos económicos de las pampas chatas: una primera etapa de “felicidad” seguida de una segunda etapa de “sintonía fina”. Los indicadores anuales de crecimiento (decrecimiento) del PBI, y déficit (superavit) fiscal son asombrosamente similares a los de la década menemista. Hay gráficos muy detallados en “La Década Sakeada” del Enemigo Público Número Uno (Fernando Iglesias).

    3) Obviamente la intención del gobierno actual es llegar al ansiado punto de partida de la “felicidad”, cosa que debería ocurrir sí o sí este año, ya que es un año electoral.

    De inicios complicados y continuaciones felices hay un antecedente reciente y peronista:

    La primera etapa de Menem fue de hiperinflación, con el prematuramente finado Roig y luego el “Bunge y Born” Rapanelli, hasta que llegó Cavallo e impuso la Convertibilidad. Para felicidad de todos… y el inexorable estallido (que demoró demasiado, y le tocó a De la Rúa. Paaaabreeeee….

    Felizmente el peronismo resuelve todos los desaguisados (es el único Partido que puede gobernar esto), y se mandaron el “Ajustazo” de Duhalde – Remes Lenicov – Pignanelli: 50% de pobreza. Récord histórico, pero sin desmanes ni saqueos…

    O sea, que el macrismo debería “traernos” felicidad pronto, o va a perder las elecciones.

    Lo cual puede no implicar necesariamente un “helicóptero”. Recordemos que a Macri en Boca le fue mal hasta que puso a Bianchi…. y llegó a la Copa Libertadores.

    La Historia se está escribiendo. No se pierdan los próximos capítulos: serán apasionantes.

    Buen finde.

  3. vale dice:

    LA CUERDA CORTADA

    La cuerda cortada puede volver a anudarse,
    vuelve a aguantar, pero
    está cortada.

    Quizá volvamos a tropezar, pero allí
    donde me abandonaste no
    volverás a encontrarme.

    Nuestras derrotas no demuestran nada
    Cuando los que luchan
    contra la injusticia
    muestran sus caras ensangrentadas,
    la incomodidad
    de los que están a salvo
    es grande.
    ¿Por qué se quejan ustedes?,
    les preguntan.
    ¿No han combatido la injusticia?
    Ahora ella los derrotó.
    No protesten.

    El que lucha debe saber perder
    El que busca pelea
    se expone al peligro.

    El que enseña la violencia
    no debe culpar a la violencia.
    Ay, amigos.
    Ustedes que están asegurados,
    ¿por qué tanta hostilidad?
    ¿Acaso somos vuestros enemigos
    los que somos enemigos de la injusticia?

    Cuando los que luchan contra la injusticia
    están vencidos,
    no por eso tiene razón
    la injusticia.

    Nuestras derrotas
    lo único que demuestran
    es que somos pocos todavía,
    los que luchan contra la infamia.

    Y de los espectadores, esperamos
    que al menos se sientan avergonzados.
    Bertold Brecht

  4. Politico Aficionado dice:

    Mientras procure la felicidad del Pueblo y la grandeza de la Nación, será Peronismo, vale.

    No reconocer que han cambiado las circunstancias, sería de necios, atento que la única verdad es la realidad.

    • vale dice:

      Es verdad, las circunstancias han cambiado polaf, pero este cambio nos invita a una reflexión detallada y algo más profunda.
      Entre otras cosas nos sienta a una mesa a negociar soberanía , independencia y justicia ( lo peor del caso es que no a todos, solo a algunos) en beneficio de otros pocos, si esta es la condición sine qua non, no me parece simpática ni equitativa.
      Doblarle las rodillas a los países que supieron preservar sus recursos para acumular fetiches( = dolares) y luego devastarlos y desbastarlos no me parece un cambio inteligente.
      Tampoco ceder nuestros recursos de manera forzosa y cruel , me parece justo ni entregar dócilmente por una cometa, me suena soberano.
      Vivimos en un mundo en que el dinero ( fetiche impuesto) se impone como una mercancía deseable.( dinero, banelco, servilleta), ese es el verdadero problema de argentina, como negociar en los descansos de sesiones del senado, diputados y c . deliberante los apoyos a una ley como si fueran figuritas de colección de las maneras más viles..
      Yo apostaría a cuidar y resguardar lo que nos pertenece más allá de los discursos huecos que pretenden convencernos en la creencia falaz de que no hay otro camino ( y más allá de la sanata globalizadora). Tengo la convicción que la tierra es del que la trabaja, ya sea en bienes o en servicios imprescindibles para acceder a ellos.( educación , salud , planificación racional factible y viable, ciencia y tecnología).o de manera directa.
      Si esas son las condiciones de un mundo que ha cambiado, yo te diría que me parece poco inteligente aceptarlas sin cuestionamiento alguno, como aceptar sin cuestiones un ministro que te explique las razones apocalíptticas por las que el país está en llamas porque no tiene fundamentos para respaldar el lugar que le asignaron.
      Todo esto me parece una tomada de pelo lisa y llana a aquellos que nos machacamos el tugess todos los días para sacar el país adelante y a los que algún transeúnte ocasional llamá “grasa militante” mientras hace “turismo” por alguna cartera de los gobiernos para hacer “trabajos sucios” vaciando la patria, mientras la patria financiera nos toma como única variable de ajuste posible, para seguir exprimiendo la nuestros en pos de sus beneficios personales y/ó familiares.
      Si este es el cambio, yo te diría que no es lo que la mayoría de los argentinos queremos y me sorprende terriblemente que nuestros politicos lo avalen, aunque entiendo que muchos de ellos tengan las manos atadas porque les conviene o convino en algún pasado oscuro, pero nosotros no tenemos la culpa de decisiones personales inconvenientes ni la patria tampoco, es hora de “hacerse cargo”.
      El mundo cambió, pero no para beneficio de los pueblos y a mi sinceramente no me gusta.
      un abrazo argentino

  5. claudia dice:

    Si bien los indicadores económicos expuestos por Matías Kulfas son elocuentes, acuerdo con que el fenómeno de la derrota corrió por lugares algo más difusos.
    Si convenimos en que el Kirchnerismo no realizó cambios estructurales de envergadura (a excepción de la inteligente promoción de las ciencias aplicadas a un pretendido nuevo ciclo de desarrollo, la revolucionaria quita de deuda externa, su clarividente lectura de la inserción china y la distracción guerrera de USA que desatendió patios traseros y permitió actuar sin su injerencia), no resultó, en sentido estructural, disruptivo de las experiencias anteriores. Pero fue leído como tal y despertó, en consecuencia, los reflejos tradicionales de una sociedad que no comulga demasiado con los igualitarismos. Igualitarismos apenas esbozados por un Kirchnerismo que no rozó los pilares de la propiedad privada, ni enarboló la idea de coparticipación obrero-empresarial, ni emprendió la revisión de la renta financiera o la reconfiguración tributaria, ni acometió un plan industrial expansivo y federal, hitos característicos del ideario de transformación setentista. Aunque sí rescató – y no es poco – patrimonios nacionales emblemáticos: la negociación de la deuda, el rescate de las empresas tótems del Estado, la activación de paritarias, y en lo simbólico profundo, la puesta en tiempo real de los Derechos Humanos.
    Lo cierto es que el Kirchnerismo fue percibido como peligro por las clases dominantes que, como bien apunta tu conclusión, perdieron la certeza de aumentar sus beneficios a futuro . Las que – agrego yo -, se sintieron, además, muy interpeladas por la revisión de los juicios de Lesa Humanidad y la cuestión del Banco de Datos Genéticos, dos iniciativas que arrojaban luz y barro, por igual, sobre un período en el que éstas crecieron exponencialmente en asociación con aquellos deleznables actores.
    Y fue el Kirchnerismo peligroso, también, para parte de una clase media postergada y para aquellos otros en evidente ascenso, ambos cultores de una mentalidad, paradojalmente exclusivista respecto de las oportunidades.
    En lo que refiere al cuadro peronista extenso, tiendo a resumirlo dentro de lo social. Los dirigentes son emergentes de su sociedad y si el Peronismo tradicional no secundó, no podía actuar diferente de la sociedad que lo había parido.
    Así que estoy convencida de que el Kirchenrismo, perdió por dos razones que no son de orden económico y que sobrepasan a éstas, por su valor simbólico : porque no mapeó cuán anti-igualitarista era la sociedad de donde había emergido; porque apareció un actor providencial que permitió el sinceramiento masivo de ese pensamiento restrictivo… Cambiemos.
    Todo esto, sin desmerecer el peso de las propias y características taras del Kirchnerismo, magnificadas y descontextualizadas hasta el hartazgo por los medios masivos y el poder que los controla.
    A decir verdad, el 2008 no debe leerse solamente como una derrota política de un sector del Peronismo ante las cámaras agropecuarias, sino como una derrota de un cúmulo de creencias sociales progresistas que se presuponían instaladas en el imaginario general. Como bien decís, las condiciones internacionales hoy, son adversas y lo que quede en pie después del desguace supersónico al que nos someterá Cambiemos, no dará para hacer mucho de bueno. Máxime, si falta creatividad en el Peronismo. Y, verdaderamente, hay dramática merma de ella dentro de un partido que parece no haber comprendido que las viejas mañas ya no tienen escenario posible. Saludos.

    • vale dice:

      hola clau! Bueno como te imaginarás…si por hacer lo que hizo la quieren meter presa y le tiran 19000 carpetas encima, si hubiera hecho un cambio estructural en la propiedad privada, la ponían en la hoguera.
      La argentina tiene una realidad social y económica complicada por dos hechos fundamentales: Grupos pequeños con poderes concentrados y un poder judicial independiente, solo de la gente que realmente necesita la justicia, pero….lacayo de esos poderes concentrados y con demasiado amor al status no por pertenencia porque bajaron de un barco como la mayoría, sino por referencia a un grupo que lo impone , (no al jurídico por supuesto…)
      Así las cosas me hubiera sonado poco inteligente intentar un cambio estructural repentino, máxime en lo atinente a la propiedad de la tierra mal habida desde el vamos.
      Cada vez que se intentó hacer esto la argentina recaudó miles de muertos y poderes de facto eternizados que nos costaron a los argentinos, deudas impagables siempre.
      No es que los dirigentes sean emergentes de la sociedad, por más que uno viva en sociedad ( si la podemos llamar de ese modo y por ser amables en el estricto sentido de la polisémica palabra) no significa que se transforme en cordero, algún grado de conciencia autónoma debe conservar para hacer su aporte creativo.
      Creo que a la gestión K le sobraron ese tipo de aportes, quizá no lo suficientemente apreciados dadas las reacciones de propios y ajenos. Precisamente por eso, tan similar a lo que sucedió con Perón y Evita, con acusaciones tan similares de parte de la corrupción agrupada que llevamos en argentina como marca en el orillo desde que nos llamamos de este modo y como condena perpetua, digamos que hizo demasiado, tanto habrá sido que son notables hasta para los no doctos como yo, las reacciones despertadas basadas en el odio y el resentimiento y la premura por meterla entre rejas por parte de las clases dominantes a la fuerza.
      Fue una osadía? un atrevimiento? o solo un acto de justicia priorizar la deuda interna que llevaba décadas? ( y si llegase algún atrevido nuevamente levaría centurias o directamente milenios en el estado que con tan solo 12 meses nos ha dejado la nueva gestión).
      Como verás hay muchos enfoques para evaluar una gestión.
      Yo creo que aquí, los atrevimientos se pagan caro , los resultados saltan a la vista sobre todo a juzgar por el comportamiento en estampida rumbo a lo que huela a poder de parte de los que hasta ayer nomás se decían de la cofradía no? una se pregunta de qué lado estarán y quién los pone ahí….en ese triste papel de un bife congelado que nunca acaba de cocinarse lo pongas del lado que lo pongas.
      un abrazo argentino

      • claudia dice:

        Estimada Vale: parece que tendré que ser más clara en cuanto a la reflexión que me impuse.
        Lo que sostengo es que no habiendo sido el Kirchnerismo más que un refrescante y dignísimo reformismo que insufló, sí, esperanza y entusiasmo nacional como desde hacía mucho no acontecía, fue un conjunto de administraciones consecutivas que concitaron una reacción de inusitada y desproporcionada virulencia, por parte de una gran proporción de la sociedad (descompongo todavía más ese 49% de voto afín y reduzco aún más la proporción que sí admitiría cambios más profundos).
        En ese sentido, no entiendo al Kirchnerismo como violentamente disruptivo (no se tocaron los pilares clásicos de una democracia burguesa, a excepción de la muy importante revisión del tema Derechos Humanos cuyos alcances entiendo hasta metafísicos).
        Y más allá de la inocultable planificación anticipada, foránea y feudal-local, para retrotraernos a un esquema de retraso cuasi colonial, me inquieta que existiera un importante sustrato social que abriera la puerta a ese proceso regresivo. Porque, en lo social, nada acontece como cataclismo fortuito sino como un proceso de causa-efecto.
        Es sobre la sociedad argentina, sobre su visceralidad reactiva para con quienes apenas esbozaran reformas positivas, sobre quien pretendo reflexionar. No estoy reclamando del Kirchnerismo reformas marxistas que sé que nunca habría introducido, dada la constitución de su plana mayor política y la de la mayoría de sus simpatizantes, entre los que me encuentro. Todo mi comentario apuntaba a resaltar algo en lo que creo: que esta sociedad, al igual que la de nuestros padres, no estaba y aún no está preparada para tolerar ni el más tibio reformismo social. Tan solo eso.
        En ese sentido, no veo viable una contrapropuesta efectiva si antes no sedimenta algo más básico: que vastos contingentes de vulnerables sociales, tienen legítimo derecho supervivencia y reproducción. Creencia elemental que parece no estar demasiado prendida, al parecer. En cuanto a que los referentes ejemplican las sociedades de las que emergen… a excepción de esas genialidades infrecuentes que son los líderes carismáticos… el resto de los mortales estamos demasiado constituidos desde esas estructuras que nos asfixian, de ahí la poca creatividad para salirnos de ellas y la morosidad para secundar a quienes sí tienen una visión de mucho más largo alcance. Un abrazo cordialísimo, Claudia.

      • claudia dice:

        a) el electorado que decantó por Cambiemos no actuó por engaño de los medios (ésta es una caracterización primera en la que muchos nos refugiamos, ingenuamente); se trata, por el contrario, de personas que realizan operaciones lógicas en su día a día con bastante efectividad y si se dispone de esas herramientas mentales, da para pensar el país y su devenir presente y futuro haciendo uso de ellas. Nadie puede eximirse de responsabilidad respecto de lo que votó en libertad;
        b) la percepción de gran parte de la clase media de que sus expectativas estaban parcialmente insatisfechas, traspasa los logros tangibles de los que fue beneficiaria en los 3 períodos anteriores. Pero debe comprenderse que haber desatendido su creciente desprotección impositiva e infraestructural a manos de inescrupulosos administradores urbanos y rurales (propios y de signo contrario), construyó una deuda que traería consecuencias políticas;
        c) el Peronismo pudo haber provisto correcciones al Kirchnerismo, si hubiera creído en el proceso que éste conducía. O si hubiera tenido nuevas y más avanzadas ideas para contraponer. Es claro que nadie por fuera del Kirchnerismo las amasó, realmente.
        e) tanto los paternalismos conservadores populares tierra-adentro como los practicados por el progresismo peronista en su ejercicio reciente, no tendrán lugar en la realidad quemante que se avecina. Deberán pensarse otras formas de interlocución popular que involucren a la totalidad de la población en una responsabilidad conjunta, porque no habrá Estado Benefactor que tutele, por varios años, tras el arrasamiento de Cambiemos. Saludos.

      • vale dice:

        Gracias por la aclaración clau! ahora sí te entendí y coincido con vos!
        tomé la oración por pasiva y me hago cargo, leí muy mal, disculpáme!Me suele pasar por atropellada.

      • vale dice:

        “Lo que sostengo es que no habiendo sido el Kirchnerismo más que un refrescante y dignísimo reformismo que insufló, sí, esperanza y entusiasmo nacional como desde hacía mucho no acontecía, fue un conjunto de administraciones consecutivas que concitaron una reacción de inusitada y desproporcionada virulencia, por parte de una gran proporción de la sociedad (descompongo todavía más ese 49% de voto afín y reduzco aún más la proporción que sí admitiría cambios más profundos).
        En ese sentido, no entiendo al Kirchnerismo como violentamente disruptivo (no se tocaron los pilares clásicos de una democracia burguesa, a excepción de la muy importante revisión del tema Derechos Humanos cuyos alcances entiendo hasta metafísicos).”
        Precisamente a eso me refería claudia en mi segunda respuesta.
        Para no quedarse en reformismo se necesita algo más que voluntad política desde el criterio de una excelente estadista, seguramente de no venir de la realidad politica social y económica de la que venía, sus decisiones hubieran sido otras, más profundas y más quizá, indestructibles, aunque a juzgar por la falta de respeto a la Constitución y las leyes vigentes , que se deshacen por decreto de un plumazo con prescindencia de los poderes del estado ( legislativo) y tantas otras cosas como ciertos apoyos a algunas decisiones que echan por tierra apoyos anteriores por parte de las mismas personas con toda parsimonia a todo lo contrario en los últimos años, me permite deducir que no pudo hacer otra cosa.
        Esto sumado a la furia con que la corrupción enquistada preparaba su venganza desde la 125, no le dejaron mucho margen.
        Desde mi punto de vista hicieron cosas increíbles y de manera creativa e inteligente durante doce años, cosas que en realidad para consolidarse necesitaban más, mucho más tiempo.
        Fijáte que Macri necesita 8 para consolidar la nada misma, imagináte un cambio real con la contradicción fundamental de la república argentina funcionando a full…quién con dos neuronas funcionando hubiera cuestionado la propiedad de la tierra, al mismo tiempo que ponía de pie el tendal de pobreza recibido, ponía a pùnto la educación y devolvía los derechos secuestrados , generaba estructuras de sostén para garantizarlos, juzgaba genocidas, negociaba con buitres , defendía la soberanía, ponía a `punto la justicia procurando leyes justas, gambeteaba patadas en el tobillo cuando estaba a punto de meter un gol…en fin tantas cosas en 12 años!.
        Se le puede pedir más a 12 años de gobierno?….parece que sí, robarle lo que es y era suyo para llevarselo quién sabe a qué “paraíso”.
        Yo puedo ser muy ignorante para juzgar ciertas cosas y lo asumo, tampoco es mi mettiere, pero todas estas cosas que te menciono, me dieron una gran alegría, no esperaba más, sino mucho menos por eso me duele la taxonomía microscópica que se hace de su gestión como se ha hecho con otras.
        Quizá los errores no fueron tantos, quizá faltó tiempo, porque lo que se construye en 50 años no se puede reconstruir en 12 .quizá fueron acontecimientos contingencias inesperadas para ella como moyano por ejemplo ( que se dice peronista y algo de experiencia debe tener y sin embargo se transformó en opositor de repente, buscando el mango que lo haga morfar será?
        me alegra que lo entiendas asi, después de leer tus mensajes con más profundidad.
        Aunque yo sí creo, que en algún sentido y a juzgar por el rumbo que parecía haber tomado nuestra historia en años anteriores, el kirchnerismo si fue violentamente disrruptivo, sobre todo en la conciencia de cierta parte del pueblo argentino.
        saludos

      • claudia dice:

        Me parece, Vale, que no debe confundirse el hecho de plantear “esto fue un saludable y vigoroso reformismo que no merecía cosechar una tan violenta y regresiva reacción”… con …”esto fue insuficiente y eran unos nabos que se equivocaron”. Yo no estoy diciendo eso. Ni remotamente.
        Pero llamarle al Kirchnerismo, reformismo, no implica insultarlo. Y debe ser posible tolerar esa palabra que puede que lo describa con más justicia que las que emite la derecha y las embajadas externas: populismo radical.
        En lo concerniente a las características inusuales de Néstor y Cristina, como conductores y en tanto personas físicas y morales, por aquí me explayé sobradamente acerca de cuánto los admiro y cuánto habría querido que hubiese más cuadros como ellos, para liberarlos de la tremenda responsabilidad de asumir toda la creatividad de un proceso social. Saludos.

  6. claudio Maxl dice:

    Aun el INDEC Todesca admite 2% promedio crecimiento para el 2 gobierno d Cristina, EN UN MUNDO NEOLIBERAL EN ESTANCAMIENTO-RECESION para ese mismo periodo (UE, EEUU, Japon, Canada, Mexico….), creacion d 700.000 nuevos empleos, los suficientes para absorber el crecimiento vegetativo, se sigue obviando intencionalmente q en un pais con bajisimo desempleo relativo como en los gobiernos d Cristina es obvio q la tasa d crecimiento d empleo debe ser baja, a ver si se entiende, si tenes 500.000 desocupados no podes pretender crear 1 millon d empleos; en ningun momento el resultado comercial fue deficitario (el supuesto “deficit” 2015 resulto d un cambio d metodologia d considerar exportaciones solo a los bienes embarcados y no al total d bienes vendidos al exterior), obvia intencionalmente el analisis q todo el comercio global cayo en ese periodo. Y respecto a la “restriccion externa”, aca la tenes: http://www.ambito.com/811407-habra-us-13000-m-del-agro-esperando-al-nuevo-gobierno
    Asi vemos q la restriccion externa no fue endogena al modelo (x lo menos no hasta 2015), no exculpo al gobierno K, como peronistas deberian conocer al IAPI. Respecto a la inflacion, si bien el inflado IPC Congreso da un media d 25% para el ultimo gobierno K (con todo derecho lo puedo considerar inflado, Bein al q no se lo puede considerar K y q en 2016 expuso su adscripcion neoliberal al asentir el proyecto M, marco para ese periodo una media d 20 puntos), omite el analisis intencionalmente q la media d ingresos d asalariados, jubilados y asignaciones perforo largamente un incremento d 30% x lo q se experimento INCREMENTO D INGRESOS REALES d asalariados, jubilados y asignaciones.
    Kieren interpretar el resultado 2015?: nuestra vieja y conocida grieta peronismo-gorilas en remake K-antiK siglo XXI, vieja grieta latente y larvada y retornada a posicion central en la sociedad argentina por la accion d los medios; grieta q solo pudo tener efecto electoral x la pesima campaña d Scioli d dar la chance d ballotage al descartar una campaña polarizadora en primera vuelta, ya en 2011 el 54% d Cristina delato un 46% antiK q no pudo expresarse electoralmente xq la obvia polarizacion provocada x Cristina candidata no les dio la chance d ballotage. Ese importante 46% pudo estirarse ligeramente al 51% x votantes seducidos x promesas d eliminacion d ganancias y el 82% para jubilados, resulta aleccionador akellos q se resistian pagar ganancias y hoy no la pagan xq fueron despedidos…., no duden q esos pasaran facturas a kien los forreo y a kienes desde organizaciones los direccionaron a ese voto.

  7. guillermo dice:

    … al menos con la habilidad conque el kirchnerismo aprovechó la irrupción de China en el mercado global…

    Tus escritos se benefician de tu inteligencia de análisis, pero padecen tu irremediable compulsión a hacer propaganda como sea. Es posible que con eso logres votos (aunque dudo mas allá de los ya convencidos) pero el problema es que, al validar errores, invitás a repetirlos.

    El kirchnerismo tuvo la enorme suerte de coincidir con el despegue de China, como Roca y los suyos con el despegue de Inglaterra en Africa y Sudamerica. Eso no tiene nada que ver con habilidad politica de los beneficiarios, sino con suerte estilo sacarse la lotería. Que se hace con el dinero disponible es donde se ve la habilidad de los politicos a cargo.

    Con los errores atribuibles con el diario de manana, se le puede cargar a la generacion del 80 con esto o aquello respecto a industrializacion (si era posible, no hubo ningun caso de desarrollo industrial de un pais con grado de subdesarrollo equiparable al argentino durante el siglo XIX) pero es indudable que armaron un país con infraestructura y resultados visibles aun hoy, incluyendo un sistema económico que funcionó por mas de 70 anios. Donde creés que se va a ver la marca del kirchnerismo en el desarrollo argentino cuando se hable del tema dentro de 130 anios?

    Habilidad implica hacer las cosas bien. El tema es si hacerlas bien para salvar la coyuntura es lo mismo que hacerlas bien a largo plazo.

    • Silenoz dice:

      ”El kirchnerismo tuvo la enorme suerte de coincidir con el despegue de China, como Roca y los suyos con el despegue de Inglaterra en Africa y Sudamérica”

      Una viuda de la patrulla perdida del “viento de cola” emparda dos concepciones distintas de política económica y pelotudamente ubica la visión y, sobre todo, la decisión política de los responsables leyendo la coyuntura del momento, a una mera cuestión de “lotería”.

      La virtud –si la hay- descansa en las politicas implementadas aprovechando la “suerte” y como se modifican a partir de ellas las condiciones sociales de la población. En esto NO SE DEPENDE DE LA SUERTE sino de la lectura política del momento con un sesgo ideológico en algún caso ofcors.

      Los primeros años de los ’90 se tuvo crecimiento pero con condiciones sociales en paulatino empeoramiento….. no se tuvo suerte según la particular epísteme cualunque del condenado al exilio por algún desagüe del Támesis

      ” no hubo ningun caso de desarrollo industrial de un pais con grado de subdesarrollo equiparable al argentino durante el siglo XIX”

      FALSO DE FALSEDAD ABSOLUTA:
      Alemania: tomando desde el Zollverein y USA si tomamos 1877. Es más, en el primer caso a cargo de un conservador rentista de la más pura cepa –al igual que sus camaradas vernáculos- pero con la suficiente visión o lectura del contexto político como para iniciar el “Estado de Bienestar” casi igual que la “generación de los rentistas” del subdesarrollo.

      Ahhh… ojo HMS que este comentario no es para vos…. al igual que tu compadre expulsado de la huerta terapéutica, la cantidad de metralla de taradeces desperdigadas a discreción que –afortunadamente- filtra el “jost” hacen que los pensamientos más simples no te entren ni por ósmosis ja ja….

      • guillermo dice:

        Vos lees, o estás programado para contestar como sea? Creo que es bastante claro por lo que dije que para mí un gobierno habil a largo plazo cambia/mejora la estructura productiva del pais si le toca un periodo de bonanza. Los Kirchner fueron el equivalente al que gana la loteria y revienta la guita . Seguro que fomenta el consumo mientras lo hace, pero cuando se acaba la guita la base productiva sigue mas o menos igual que antes de ganarla. La crisis energetica es el ejemplo mas obvio de la impericia para manejar la economia a largo plazo.

        Hay que ser caradura o desinformado para mencionar Alemania o Estados Unidos en el siglo XIX como paises equivalentes a Argentina en subdesarrollo. Los estados constituyentes de Alemania variaban en grado de desarrollo, pero cualquiera estaba mucho mas adelante en desarrollo en 1870, la unificacion, que Argentina. Y los USA, Washington tenía una fundición de hierro, un aserradero, y otros negocios por el estilo a mas de ser terrateniente. Que yo sepa, nadie en la Primera Junta fabricaba nada.

      • Raúl C. dice:

        Virtù y Fortuna, decía uno que sabía de estas cosas.

        A la suerte se la ayuda con la virtud, si no no sirve para nada (la viceversa también es cierta, claro, pero ahora no estamos hablando de la viceversa).

        Cada tanto aparece en blogs y redes sociales algún pelotudo diciendo ‘si De la Rúa hubiera tenido ESE precio de la soja’…

        Podemos imaginárnoslo: cero retenciones, rebaja de impuestos a los ricos, achicamiento del Estado, especulación financiera, Convertibilidad (si la Convertibilidad no aguantaba más, dolarización), bajos sueldos, cero paritarias, bajas jubilaciones (negoción de las AFJP floreciente), apertura importadora, depresión industrial, represión de la protesta social… todo lo mismo que ahora, pero sin la ‘pesada herencia’ de las paritarias, movilidad jubilatoria, AUH, Precios Cuidados, Ahora 12, etc. que aflojan un poquito el rigor del ajuste mientras duren.

        En una palabra: las divisas de la bonanza de la soja hubieran tenido hartos canales donde fluir. Hacia los ricos y la consiguiente fuga de capitales. Con recesión, obvio.

        También vale imaginarse lo contrario: si De la Rúa, sin Fortuna, hubiese tenido un poquito de la Virtù de la que carecía por completo…

      • guillermo dice:

        Las paritarias, la movilidad jubilatoria, y el resto de las virtudes mencionadas no fueron resultado de la bonanza sojera,. Ya que estamos, Macri no ha modificado ninguna de esas cosas. Son decisiones politicas en lo social/laboral, no tienen nada que ver con la conduccion economica. Que el kirchnerismo haya tomado decisiones politicas acertadas en esos campos no invalida ni cambia que la politica economica fue torpe, con los resultados sabidos.

        Puede ser que haya quienes digan que si de la Rua hubiese tenido la soja… Yo no, porque creo que de la Rua, como tantos presidentes argentinos incluyendo a los dos Kirchner, fue un animal en lo económico, manteniendo la convertibilidad hasta reventar. Pero usar meritos en el campo X para decir que lo que se hizo en campo Y fue magnifico no es muy distinto a ‘Si de la Rua hubiese…’

      • David (idu) dice:

        Es verdad Raúl:

        Si De la Rua hubiese tenido la soja a U$S 600 las cosas hubiesen sido muy diferentes.

        No en la dirección que tu análisis contrafáctico imagina, sino lo que (modestamente) intuyo en mi propia “contrafactitud”:

        Se hubiese tenido que ir en helicóptero igualmente.

        Porque el verdadero poder político de la Argentina, léase el peronismo, NO le hubiese perdonado disfrutar de semejante caramelito.

        Ese manjar es para la gente del “palo”: gobernadores, intendentes, punteros, bah, la Argentina de tierra feraz y depredación interminable.

        Saludos.

      • Raúl C. dice:

        Si mi análisis es contrafáctico, el suyo lo es más.

        El mío se basa en que De la Rúa habría seguido una política muy similar a la de Macri hoy.
        No por nada el gobierno está poblado de ex-funcionarios de la Alianza. Gente como Cavallo y López Murphy no están en cargos oficiales por razones de pasada quemazón, pero apoyan fervientemente lo que ahora se hace, de acuerdo con sus ideas. Y son referentes. Sus columnas han vuelto a aparecer, aprobando casi todo (o sugiriendo ser más drásticos en la misma vía).

        Lo del helicóptero es anecdótico. Fue decisión de él.

        Con Cristina hubo levantamiento del ‘campo’, disturbios con policías y con Gendarmería, y saqueos. No se tomó ningún helicóptero.

        Es claro que para usted lo que arruina a la Argentina es que la gente vote. Está a favor del régimen aristocrático, con voto calificado. O una dictadura lisa y llana de los que tienen guita. Que para usted son los que saben.

      • David (idu) dice:

        Hola Raúl:

        No me parece mal que la gente vote. De hecho, los cipayos como yo admiran a los sistemas republicanos donde la gente hace eso precisamente.

        Aunque elijan a Trump.

        De donde se deduce que las dictaduras no me gustan. Ni tampoco las “semidemocracias” o “semidictaduras”, en las que no se mata (mucha) gente, pero se escupen afiches de periodistas, se denuestan a los viejitos amarretes, se hacen gobiernos o emprendimientos paralelos autoritarios con plata del contribuyente, y se impiden investigaciones judiciales de jerarcas idos.

        Te concedo que mi “contrafacticidad” puede ser más fantasiosa que la tuya.

        Pero tal vez por eso, sea mi extravío más probable para un país que supo tener 5 presidentes en una semana.

        Lo del helicóptero de De la Rua, y sus posibles razones externas a su gobierno, algún día se sabrá… o no.

        Sobre que el actual gobierno está lleno de gente que perteneció a la Alianza, también es cierto, pero no es menos cierto que esa Alianza (a la que voté en su momento, no por el radicalismo sino por el Frepaso), básicamente por Chacho Alvarez y Graciela Fernández Meijide, supo tener luego algunos personajes en el kirchnerismo:

        Nilda Garré
        Eugenio Zaffaroni
        Aníbal Ibarra
        Abel Fatala
        Adriana Puigross
        Darío D´Alessandro
        Eduardo Jozami
        Vilma Ibarra
        Enrique Martínez

        De donde se deduce ¡Horror! que yo fui un kirchnerista de la primera hora.

        ¡Ja!

        Saludos

      • vale dice:

        Bueno David, es preferible tener cinco presidentes seguidos, que tener uno desde hace 20 años atornillado al cargo no? porque eso por lo menos garantiza la alternancia democrática! en cambio lo otro no y menos preferible lo hace su neoliberalismo rabioso. Agradezcamos que eso en argentina no ha sucedido nunca!!!
        saludos argentinos

      • David (idu) dice:

        Por supuesto, Vale !!!

        Un repúblico como el suscripto jamás aceptaría un gobierno de 20 años.

        Desde mi más tierna infancia hasta mi casi adolescencia, solo conocí un nombre: Perón. Y fueron “solo” 9 años.

        Lo peor (para mí) de los 5 presidentes en una semana fue no poder recordar todos sus nombres.

        Queda el Adolfo, obviamente, el feliz defaulteador para su Congreso y pueblo también felices.

        Lo de “su” neoliberalismo, no lo entendí.

        Saludos.

      • Raúl C. dice:

        Cuando dije ‘funcionarios de la Alianza’ me refería obviamente a la mayoría de ella, que era el radicalismo delarruísta. Con la misma ideología del gobierno actual.

        Los que usted nombra del Frepaso no tuvieron ningún cargo realmente importante en el gobierno de la Alianza. Disentían con De la Rúa y su camarilla desde el principio, y se les echó flit rápidamente.

        Así que para usted diez tipos anónimos escupiendo unas fotos (sin tocarle un pelo a nadie) son una dictadura. ¿No tiene algo de sentido del ridículo?

      • David (idu) dice:

        Admiro tu persistencia y dedicación.

        Los “diez tipos anónimos” eran NIÑOS. Obviamente alentados por sus padres, a su vez alentados por las acusaciones del oficialismo contra esos periodistas.

        Ahora, sobre los funcionarios de la Alianza en el kirchnerato, veamos:

        – Juan Abal Medina militaba en el Frepaso. En diciembre de 2001 asumió como director de Asuntos Políticos de Aníbal Ibarra. Había sido director del INAP en el gobierno de De la Rúa.

        – Carlos Tomada era parte del Grupo Calafate que impulsó la candidatura de Duhalde en el ’99.

        – Gabriel Mariotto trabajaba como secretario de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, manejada por Chiche Duhalde.

        – Nilda Garré era dirigente del Frepaso, parte de la Alianza. En diciembre de 2001 renovó como diputada por la lista de la Alianza. Fue viceministra del Interior de De la Rúa.

        – Daniel Filmus, secretario de Educación de Ibarra.

        – Martín Sabbatella Era intendente de Morón y todavía formaba parte de la Alianza.

        – Diana Conti militaba en el Frepaso y llegó a ser senadora nacional remplazando a Raúl Alfonsín, ya que era su suplente en la misma lista. Ocupó el cargo de subsecretaria de Derechos Humanos

        – Amado Boudou era gerente de Presupuesto y Control de Gestión de la Anses.

        – Gustavo López fue interventor del Comfer de De la Rúa.

        – Débora Giorgi fue secretaria de Industria y Energía de De la Rúa.

        – Julián Domínguez, ministro de Obras y Servicios Públicos de Ruckauf.

        – Aníbal Fernández era ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires.

        – Alberto Sileoni fue director de Educación Polimodal y subsecretario de Educación con Ruckauf y Solá.

        Omito intencionalmente a Cristina, Zannini, Alicia Kirchner porque si bien fueron funcionarios, no militaron en la Alianza, O al menos no puedo asegurarlo y me quiero ir a dormir.

        De nada.

  8. continuación del interruptus…

    tu problema es creerte: inteligente y que sabés de lo que rebuz… perdón, hablás.
    y decírselo a los otros, que parece que no se dan cuenta.
    tu perfil es el perfecto retrato del burro, a través de los siglos!

  9. Ricardo dice:

    Las 3 o 4 cosas que indudablemente se estaban haciendo bien a corto, mediano y largo plazo por parte del último gobierno peronista (sobre las que no tiene patrimonio histórico inaugural, pues de eso había antecedentes previos) están siendo desmanteladas y destruídas a toda velocidad por este gobierno liberal.
    ¿será que los liberales quieren apurarse pues especulan y temen con que no cuentan con demasiado tiempo?
    Y la recriminación a Abel por su “propagandismo”….. Hay múltiples formas de hacer propaganda política. Una, (la de Abel), es presentar hechos ciertos en forma favorable. Otra, la del liberalismo macrista, decir mediáticamente lo contrario de lo que se hace gubernativamente.

    • David (idu) dice:

      Ricardo:

      Me parece preocupante el luso liviano de la palabra “liberal”

      Sé que estoy violando expresas disposiciones sobre compulsiones de textos en el Blog, pero no quiero dejarlo pasar.

      Hablar de “neoliberalismo” es menos agresivo, sería algo así como nuestro querido y revolucionario francés “liberalismo”, pero con un condimento de los malvados de la segunda posguerra. Algo así como llamar a nuestros ancestrales aborígenes “negros de mierda”

      Pero ir directamente a atacar al “liberalismo” que es lo que dignificó a la Humanidad en los últimos siglos, ya es “too much” para mi tradicional intolerancia.

      Liberal viene de Libertad. Esa palabreja que nuestro Himno Nacional repite TRES veces.

      ¿Qué tendrá de “liberal” Macri? Tal vez que no nos llena la cabeza monopolizando nuestra libertad de escuchar la radio o mirar TV sin el discurso obligado.

      Por lo demás, lo veo bastante “estatista”, tal vez un término opuesto a “liberal”, no sé.

      El “Estado” que todo lo puede: en especial (y como es habitual), el reparto de cargos, subsidios, prebendas, y presión impositiva implacable para la gilada.

      La buena noticia es que el macrismo hará todo lo posible para parecerse al kirchnerismo de los primeros tiempos, y así ganar las elecciones de este año.O sea, poniendo plata en la calle y en los bolsillos de los caídos del Sistema.

      ¿Lo logrará, este “liberal”?

      “Recemos”, como dijo el rabino Bergman.

      Que al fin y al cabo Diciembre no fue un incendio en la Plaza de Mayo ni en los supermercados chinos del conurbano.

      • guillermo p dice:

        Evidentemente Idus atrasa dos siglos.

      • Raúl C. dice:

        Una vez le dije que tenía las mismas ideas del ala derecha (si eso es posible) del Partido Republicano de USA, y me contestó… ¡que ese partido lo creó Lincoln! Con lo cual confirmó mi presunción.

      • David (idu) dice:

        Guillermo p:

        Por favor, respetá mi nombre es “idu” sin la “s” al final.

        Raúl C:

        No sabía que Lincoln creó el Partido Republicano. Gracias por desburrarme. Y fijate de dónde lo sacaste, ya que no fue de mi.

        Abel:

        Juro que si no me mencionan, no responderé.

      • guillermo p dice:

        No se enoje Idus, es que tengo debilidad por el latín.

      • David (idu) dice:

        No solo no me enojo, Guillermus P, sino que me congratulo de dos cosas:

        1) Lo tuyo no era una dificultad de lectoescritura, sino puro y simple amor.

        2) También amo el latin, por lo que.”Amicitiae nostrae memoriam spero sempiternam fore”.

        Aunque también debo señalar “Vos vestros servate, meos mihi linquite mores”

        ¡Habemus Papam!

      • Raúl C. dice:

        No me extraña. Siempre niega lo que escribió.

      • David (idu) dice:

        Tengo exactamente 1.287 archivos sobre todos los posteos en que escribí desde el 2009. La palabra Lincoln la encontré antes de hoy en este posteo de 2010 en Artepolítica:
        ————————–
        David
        diciembre 20th, 2010, 7:30 pm
        En cierto modo es un consuelo, la Historia no es tan determinista:
        Aún hoy no sabemos si Rosas era “bueno” o “malo”. Pero eso lo atribuyo más a nuestra inmadurez como Nación, que como un fenómeno universal: Andá a critirarles Napoleón a los franceces, o Lincoln a los americanos.
        Lo que sí estoy convencido, es que quiero un país como el que pensaron Sarmiento y Alberdi (¡oh! ¡perdón!)
        —————————
        No jodas, Raúl.

      • David (idu) dice:

        Nobleza obliga, Raúl:
        Esto es del 2013:
        —————————–
        David
        30/3, 1:28 pm

        Estimado Raúl:

        Bueno, aprendí de la peli Lincoln, que el tipo ese era republicano. No estaría mal que fuésemos republicanos aquí.

        Ah, los demócratas tampoco me caen mal: ¡tienen un presidente negro!
        —————————–
        O sea, hablé de Lincoln sin recordar ni mencionarlo como fundador del Partido Republicano.

    • Juan el Bautismo dice:

      a los liberales de cualquier tribu se las tengo jurada, no les perdonare jamas que hayan hecho desaparecer el pan trabuco a 10km a la redonda. Gracias a Dios son mas faciles que fisica del chupete

  10. victorlustig dice:

    Igualitarismos apenas esbozados por un Kirchnerismo que no rozó los pilares de la propiedad privada, ni enarboló la idea de coparticipación obrero-empresarial, ni emprendió la revisión de la renta financiera o la reconfiguración tributaria, ni acometió un plan industrial expansivo y federal, hitos característicos del ideario de transformación setentista.

    Ahora no hizo nada, buenisimo, ya no somos kirchneristas, antes ya habiamos dejado de ser peronistas

    Aunque sí rescató – y no es poco – patrimonios nacionales emblemáticos: la negociación de la deuda, el rescate de las empresas tótems del Estado, la activación de paritarias, y en lo simbólico profundo, la puesta en tiempo real de los Derechos Humanos.

    Kicillof ponele, lo ultimo, secreto cuanto se pago, en fin

    • victorlustig dice:

      rescate? solo 1 y cuando fue negocio para Repsol, que, casualmente habia vendido una bocha en wall street antes, y, nos debia, hasta unlibro hicieron mas de lo que valia por pasivos ambientales

      como dijo alguien, hagan un partido etc

    • Voces dice:

      Eso sólo te deja claro que hay muchos que nos sentimos profundamente Kirchneristas, pero que tenemos muy claro cuales fueron sus limitaciones.

    • claudia dice:

      Disfraza su incapacidad para sumergirse en niveles más profundos de análisis, extrapolando fuera de contexto dichos de terceros (si los comprendiera, contra-argumentaría mejor). Y disimula de esta manera, también, su rotunda incapacidad para producir piezas reflexivas de propio cuño.
      Intenta – sin suerte, por eso la insistencia – definirme los contornos y como no puede ni asirme la sombra, trasviste a una tipa claramente sutil en una mazorquera de la Santa Federación (que es lo que gustaría que yo fuera).
      Y no solo afana palabras sin comprenderlas, sino que al igual que otros de sus socios en el asediotonto, arma Mecanos inverosímiles con lo escrito por terceros, en un reflejo frenético porque nos distraigamos, todos, del hecho más grosero e imposible de ocultar… QUE VOTO ALGO IMPOPULAR Y EN CONTRA DE SU PAIS.

      • victorlustig dice:

        deje pasar unpar de dias para esto

        NO lo escribi yo, y no lo personalizo en vos, para que? lo que escribis es solo un sintoma de:

        a) Alfonsinismo puro, no supe, no quise, no pude
        b) Puedo extenderme en soliloquios extensos, pero, no vale la pena, con el soliloquio que escriben los ahora ex kirchneristas, no? alcanza y sobra.
        c) Habla muy mal de la otra parte decir no comprende, es, quizas un sintoma de pedanteria.
        d) No defino a nadie, ni como sutil ni como mazorquera, evidentmente y aca personalizo, crees que sos sutil, no, con el debido respeto sos una clara exponente de la rive gauche, las revoluciones son buenisimas, aca hubo una revolucion, no, aca hubo un grupo de personas que fue elegida, hizo lo que pudo, quiso,supo y despues perdio, una vezdespejada la hojarasca queda lo que dijiste, vos.

        Dicho de otra forma, mucha gente creyo ser representada y defiende a aquellos que les recuerdan las epocas de juventud y las luchas por una patria nacional y popular, de alguna forma son la contracara de aquellos que defienden la vuelta de la colimba, creen recordar la colimba, solo recuerdan sus 20 años, vos sos solo probablemente una muestra (ya que lo personalizaste como ser inasible).

        Basicamente, como dije, una muestra de mucha gente que de un lado usa el perocristina tal cosa y del otro hicieron todo bien, ahora, bueno, les falto eso, se imaginan bajar de Sierra Maestra, tomando un cafe en la rive gauche.

        La verdad, me divierto en la deconstruccion del discurso, si queres copio y pego a algun frances.

    • Juan el Bautismo dice:

      un wannabe con poco tiempo por delante. Bendita sea la K que saco los inutiles

  11. […] ser por eso que aprecio el artículo de José Natanson, que cité en el posteo anterior -del que éste sería una continuación, en realidad- a pesar que no estoy de acuerdo con sus […]

  12. ram dice:

    Bueno, toda fuerza política puede perder, aquí y en la Cochinchina, en el juego de ganar-perder, es una posibilidad siempre presente.
    El problema no es perder, sino como en este caso, CON QUIEN PERDER, porque acá no sólo simplemente se perdió, sino que se abrió la puerta para que entre a jugar lo peorcito, el “alma” de los golpes de estado sin el estorbo de la milicada impresentable….
    Esta derrota excede al kirchnerismo, peronismo, populismo y demases ilusiones por el estilo, ganaron los dueños y a llorar a los velorios.
    “¿Por qué perdió el kirchnerismo?”, supongo que por una multitud de razones, cada uno tendrá SU versión del por qué.
    Yo no soy peronista ni lo quiero ser pero, antiperonista, ni en curda. Y creo que el kirchnerismo pierde, por peronista y por un vicio (a mi modo de ver) peronista, que es mirarse demasiado el ombligo y no advertir lo que pasa arriba, abajo y a los costados. error grave para gentes que suelen hablar de “táctica y estrategia” sin tener la precaución (obvia en el viejo general) de saber de qué se trata, qué significan esas palabritas.
    Acá se habla de “los medios” como actor influyente de la derrota y, siendo serios es una mirada cortita, especialmente después que alguien de EL medio, admitiera el “periodismo de guerra”….. o sea, estaban en guerra contra el kirchnerismo pero, ay, se ve que no se dieron cuenta – los “estratégicos” – no pensaron que fuera tan grave y patatín patatán…. la táctica y la estrategia, sí, claro, “te la debo”.
    No es joda ésto, la única estadista digna de llevar ese nombre en el país – Cristina – transformada en cuco y fastidio mediático y un fósil reaccionario como doña rosa legrand en “pensadora” y “líder de opinión”, sí, parece joda pero no es….
    Y así llegamos a tener un monigote corrupto de presidente, incapaz de articular tres frases al hilo y con los globos, los bailecitos y las frasecitas de poster, “cambiamos”…. pregunto, ¿estrategia del monigote? o el monigote como estrategia de otros? – ¿Y por casa?.
    Por casa la “estrategia” ganadora incluía el “fuego amigo” contra algunos propios, algún hacerse los bol…. no, digamos distraídos, así suena más civilizado. De sentirse “en guerra” con el medio que terminó decidiendo todo, sin novedad en el frente, no?.
    Y lo más lindo es que lo que parecía inimaginable que pase, pasó y sigue pasando; un montón de “tácticos y estratégicos” convertidos en opositores responsables (no, cómplices no, suena feo), levantadores de manitos, colaboracionistas indiferentes a la, ésa sí, estrategia triunfante de hacer mierda peronismo, kirchnerismo, loquesea-ismo que no les guste….
    La guerra sigue, la macana es tanto “peronista” que no quiere darse cuenta…..

    • Raúl C. dice:

      Yo analizaría, dentro del conglomerado peronista dirigencial:

      – Quiénes creen en el Estado de Bienestar, keynesianismo chabón o no chabón, redistribución del ingreso, desendeudamiento, políticas pro-producción, desarrollo independiente, unión latinoamericana, etc. Más allá de su simpatía o antipatía por Cristina o La Cámpora.

      – Quiénes creen que el neoliberalismo llegó aquí para quedarse y que, aunque no guste, es el único camino. Es decir, quiénes compraron el mito de la inevitabilidad (como en los noventas) y se conforman con limarle algunas aristas especialmente agresivas y/o insignificantes.

      – Quiénes son directamente neoliberales (bastaría con analizar viajes, cursos, seminarios, pertenencia a ONGs y fundaciones, etc.).

      Eso aclararía bastante el panorama.

      • ram dice:

        Digamos que mi obsesión por esa cosa de la “táctica y estrategia” tiene que ver con cosas que usted dice, no puede ser que haya tanta “volatilidad” peronista, no se puede ni debe ser cualquier cosa, keynesiano y neoliberal bajo el mismo paraguas?, no puede funcionar….. sí puede ser un buen momento para hacer control de daños, y de calidad…. porque, volver para seguir esta misma desdicha?

      • Raúl C. dice:

        Tal cual.
        Yo ni siquiera veo muy factible que el peronismo ‘vuelva’ con un discurso neoliberal o casi, porque para eso el electorado va a preferir votar al original (Cambiemos) y no a la copia.

        No veo a Massa (ni a otros que asoman) con la capacidad necesaria para armar un discurso diferenciado del oficialismo.

        Estas variantes peronistas en realidad no son totalmente nuevas: ya estuvieron en la época menemista.

        Ya sea como PJ, como FPV o como un nuevo frente, para tener alguna posibilidad en 2017 y en 2019 hay que tener un discurso no solo diferenciado, sino enfrentado con el neoliberalismo.

        Los dirigentes que no piensen así, si pretenden seguir en política, van a terminar obviamente como comparsas de Cambiemos, igual que los radicales. Y así van a contribuir a aclarar más cuál es la oposición verdadera al modelo neoliberal.

        Nota al margen:
        En los esfuerzos para encontrar algún camino, la onda bergogliana está tomando mucha fuerza entre peronistas.
        No me parece nada mal como expresión de resistencia, pero… tiene fecha de vencimiento.
        Cuando no esté más Francisco va a venir la restauración neoliberal en la Iglesia también, y va a aparecer de papa un Aguer u otro parecido.
        Es decir: por el lado católico no veo la posibilidad a mediano plazo.

      • claudia dice:

        Estimado Raul: la “onda bergogliana” podría derivar en conveniente pantalla distractIva de las contradicciones de una sociedad a la que se le están agotando los recursos de media tinta. La fecha de caducidad la veo más por ese lado que por la duración del papado de Francisco. La confesionalidad repentina de tantos referentes peronistas enternece y, en algunos casos, mueve a risa, verdaderamente. Ojala las intenciones “bergoglianas” sean genuinas y no un recurso desesperado de una de las instituciones más inteligentes en esto apaciguar inevitables fuerzas de la Historia en marcha ( que no son el imaginario y floklorico tren de la revolucion trotskista, aclaremos , sino algo mas difuso y todavia incognito). Saludos.

      • Raúl C. dice:

        De acuerdo con el agotamiento de las ‘medias tintas’ en esta época de capitalismo financiero salvaje.
        De todos modos, lo de Bergoglio en cuanto a posición socio-económica me parece que tiene ‘algo’ de genuino (es decir, algo menos hipócrita que las ‘preocupaciones sociales de la Iglesia’ a las que estamos acostumbrados, como por ejemplo las mediciones de pobreza de la UCA, sesgadas contra los gobiernos ‘populistas’).
        Igual, tanto por la finitud de Bergoglio como por la debilidad de las medias tintas, eso no creo que perdure.
        Mi intuición es que el próximo cambio en la Iglesia la hará volver a la ‘normalidad’ y será tan extremo como el pasaje de Cristina a Macri.
        Así que los dirigentes nac&pop devenidos ‘bergoglianos’ deberían ir pensando en otra cosa… no sé, estudiar algo, leer a Keynes, Kalecki, Sraffa (como recomienda nuestro experto Silenoz), a Marx un poco también, a García Linera, Lula, las experiencias de Bolivia y Ecuador… etc. etc.
        Si no se van para esos pagos, tarde o temprano terminan en la actividad privada.
        O (junto con Massa) en Cambiemos.
        Que es casi lo mismo.
        ¡Saludos!

  13. carlos peludero dice:

    Y si partimos del hecho indudable de que cualquier gama del peronismo estará acotada para sus políticas como gobierno por su orígen y su ideología?. Nunca el peronismo llevará a cabo las transformaciones que muchos, por ejemplo ex o no tan ex PC esperaban. La estructura de la economía argentina tanto en su composición sectorial, como en la concentración, la distribución del ingreso, la política financiera o el régimen tributario no fueron tocados a fondo. No debe desconocerse todo lo que se hizo, pero no debería pedirse peras al olmo (o las peronismo.

    • Raúl C. dice:

      De acuerdo, pero de ahí a hacer neoliberalismo o hacer la política de resignación ante el neoliberalismo, hay alguna distancia.

  14. oski dice:

    Una sola observacion, en promedio 2003 a 2015 el valor de los comodities del agro de la pampa humeda no esta mas alla del 10% de los precios actuales, Es decir cercano a los 390 400 para la soja,

  15. Julio dice:

    ..en santiago del estero,
    cuando los mayores hablan de trabajo,
    éstos, les exigen a los niños que prendan un espiral,
    así auyentan y educan.
    Pedagogía del Mínimo.
    Desde la muerte del pocho,
    la gente le pide (a los líderes, llámese intendente,  sindicalista, cura/pastor)  industrias, trabajos genuinos,  ser dueños de su propia pyme,
    y los muchachos con bastón de mariscal, con la guita que mandaban (gestionaban) néstor y cristina,
    se cansaron de hacer plazas, pintar cordones y
    algún que otro asfalto o mínima ayuda a pymes locales..
    Las bases (trabajadoras, no las de materia gris) están un poco más alto que la dirigencia,
    pero no agarran la papa caliente, si la pala.
    La base tiene claridad y hace,
    la dirigencia tiene confusión y habla, amaga.
    El recambio estará en los facundo moyano, una síntesis del trabajo y cierta intelectualidad. O los bergoglios boys, caminadores y fraternos.
    También está en los que se van formando con el justicialismo en
    escuelas industriales, agropecuarias, la UTN, ingenierias, juventud sindical…y dale que va.
    La victoria del bienestar comunitario está  en
    aquellos niños que pateén aquel espiral de los peronistas
    amosquitados y enrronchados con la cultura del trabajo.

    Saludos muchachos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: