La crisis del consenso democrático

.
el anillo de poder
.
Otra vez el compañero Pepe Robles, del Instituto del Mundo del Trabajo de la UNTREF, hace llegar a nuestra agrupación un trabajo que me evita esforzarme en cualquier introducción o agregado. Estoy por completo de acuerdo en el diagnóstico. Claro, todos sabemos que encontrar la cura es mucho más difícil. Pero hay poca chance de hallarla si no tenemos diagnóstico.
.

La crisis del consenso democrático en Sudamérica

El impeachment de Dilma en Brasil es la exteriorización de la crisis del consenso democrático alcanzado en Sudamérica en la década de 1980 y consolida un panorama muy negativo para toda la región y para el Mercosur.

La democracia sudamericana -sobre todo, pero también en parte la democracia latinoamericana- consolidada en las últimas tres décadas,  es la consecuencia de un fuerte consenso entre sectores sociales enfrentados, sobre la necesidad de terminar con los golpes de estado y las dictaduras cívico-militares que en el marco de la Guerra Fría arrasaron con los derechos humanos y la justicia social en nuestra región, en la segunda mitad del siglo XX.

Este consenso democrático no sucedió sólo dentro de cada país, sino que ha sido evidentemente un consenso regional, en el que también ha jugado un papel central Estados Unidos, muy vinculado al proceso de golpes de estado.

América Latina y particularmente Sudamérica tienen sus procesos políticos interconectados, en mucho mayor grado inclusive que sus procesos económicos. La era de la independencia (primera mitad del siglo XIX), la era de las repúblicas oligárquicas (segunda mitad del siglo XIX), la era de los gobiernos apoyados en el voto popular (primera mitad del siglo XX), la era de las dictaduras (segunda mitad del siglo XX) y finalmente la era del consenso democrático (desde fines del siglo XX), han seguido un claro patrón regional y sobre todo subregional. No es casual que la primera decisión que tomaron Alfonsín y Sarney, cuando Argentina y Brasil daban los primeros pasos para tratar de dejar atrás el infierno de las dictaduras en esos países, fue precisamente un acuerdo de integración que seis años después tomaría forma definitiva con la formalización del Mercosur. El consenso democrático en la región es antes que nada una cuestión regional, como también lo han expresado las sucesivas cartas democráticas del Mercosur, la Unasur y la Celac. Ese consenso es el que se ha roto y ha puesto en crisis la democracia en la región. El desplazamiento de Dilma es la demostración más clara, pero detrás de ese desplazamiento hay algo aún más grave, que es la clara tendencia de los sectores económica y mediáticamente más poderosos de la región, con evidente apoyo internacional, a dar por finalizado el tipo de consenso democrático alcanzado en los ‘80 y los ‘90.

Esto sucede luego de una década y media en la que Sudamérica redujo históricamente los niveles de pobreza y dio paso a un crecimiento explosivo de nuevas clases medias-trabajadoras, en un marco de aceptación generalizada de la democracia como nunca había visto la región. No cabe duda que ambos fenómenos (democracia e inclusión social) estuvieron relacionados.

La década y media sudamericana que va de 1999 a 2015, está íntimamente relacionada también al ascenso global de China, su fuerte presencia en Sudamérica, y la paralela autonomización de Sudamérica que se concretó en el No al Alca de 2005 y la creación de la Unasur y la CELAC. Dentro de estos cambios hay que incluir la histórica modificación que significa para la Cristiandad, la asunción en el Vaticano de la Iglesia latinoamericana con su regla madre de opción por los pobres, marcando diferencias sustanciales con los otros dos grandes ciclos centenarios que la precedieron: la iglesia oriental y la iglesia occidental.

La situación comenzó a cambiar en Sudamérica a partir de la crisis de 2008 y muy especialmente a partir de 2012 -momento en el que la crisis mundial comenzó a impactar en China y Sudamérica-. China ha iniciado un repliegue de largo aliento sobre su mercado interno con reducción de un 40% de la tasa de crecimiento que venía trayendo. Las famosas “tasas chinas” ya son cosa del pasado.

Sudamérica enfrenta ahora el desafío de responder al fin del boom de los commoditties, la persistencia endémica de los niveles de desigualdad más altos del mundo y su crónica combinación de escasa población, con bajo poder adquisitivo y alta disposición de materias primas exportables (que a su vez lleva a la constante tentación de “primarizar” la economía, con un enorme costo social por la incapacidad de la producción de materias primas de crear empleo de calidad para toda la población). Globalmente, por otra parte, el gran ganador fue el sector financiero altamente especulativo que generó la crisis y los bancos calificados de “demasiado grandes para quebrar”. El boom de los fondos buitres expresa esa nueva degradación hacia la usura de sistema económico global.

Estos nuevos hechos, a los que se suma la caída impresionante del precio del petróleo, marcan un nuevo clima muy preocupante, en el que se destacan dos fenómenos relacionados: a) la inestabilidad del consenso democrático; b) la recomposición de los sectores económicos y políticos postergados en esta última década y media, que han caracterizado la mejora en las condiciones de vida de la población sudamericana como “una fiesta” disfrutada por la población, que ahora debe ser pagada.

Entre esos sectores que buscan recuperar posiciones se encuentran las tradicionales oligarquías sudamericanas históricamente beneficiadas por las altísimas tasas de desigualdad social, los grandes grupos económicos-financieros con centro en Estados Unidos y Europa -con un alto protagonismo de los “fondos buitres”- y la llamada “derecha dura” norteamericana, también en un más que preocupante proceso de mutación hacia posiciones extremistas como lo muestra la candidatura del millonario Donald Trump.

El impeachment de Dilma amenaza seriamente el consenso democrático alcanzado en la región, consolidado en la década de 1990, luego de la finalización de la Guerra Fría. Brasil no es un país más de la región. Por el tamaño de su población y su economía, Brasil es la mitad de la región.

Por eso el hecho debe preocupar seriamente, no solo al pueblo brasileño, sino a todos los pueblos latinoamericanos, porque el fin del actual consenso democrático, reabriría las compuertas para el desborde de los conflictos sociales y políticos, en un clima de inestabilidad política en el que ganarían poder de acción los intereses extrazona, muy especialmente aquellos vinculados a la derecha relacionada con los servicios militares y de inteligencia de Estados Unidos, postergados considerablemente en la última década como lo vienen señalando escandalizados los candidatos del Partido Republicano.

Una de las herramientas que más se resentirá con el impeachment de Dilma es el MERCOSUR, organización diseñada precisamente para consolidar y retroalimentar la democracia en la región. Del mismo modo que la Unión Europea fue antes que nada una herramienta para construir la paz en una Europa devastada por las guerras, el Mercosur fue antes que nada una herramienta para construir la democracia en una América del Sur devastada por las dictaduras. La integración económica y la complementación productiva entre los países sudamericanos, fue entonces un camino que llevó no solo a generar un bloque econónómico capaz de convertirse en actor a tener en cuenta en la globalización, sino a impulsar procesos sociopolíticos que iniciaron un cambio histórico de la estructura social de las sociedades latinoamericanas, mediante la inclusión de las mayorías históricamente sumergidas.

El Mercosur a su vez se conformó como una herramienta alternativa a los llamados “tratados de libre comercio”, a los que consideró como mecanismos para acentuar las desigualdades globales, cuando es realizado entre países con muy diferente poderío económico.

Luego de quince años de mejoras en las condiciones de vida y trabajo en América Latina, y muy especialmente en los países del Mercosur que alcanzaron considerables niveles de redistribución del ingreso y desarrollo sindical -fenómenos ambos íntimamente relacionados-, cualquier retroceso considerable en esos niveles de vida e inclusión va a ser resistido. Los niveles de conciencia y participación popular alcanzados son muy altos. Es cierto que los medios de comunicación también se han lanzado abiertamente a movilizar a la población en apoyo a los grupos de poder.

Todo esto sienta las bases para un aumento considerable de la conflictividad social y política, que si no puede contar con la democracia para dirimir las diferentes posturas, se desbordará con consecuencias imprevisibles. Tanto la trágica experiencia de las dictaduras latinoamericanas en la segunda mitad del siglo pasado, como el caos humanitario en que han caído las sociedades que fueron usadas como peones de los grandes poderes globales, nos muestran el peligro que enfrenta América Latina en este momento, de la mano de la crisis del consenso democrático.

La crisis del consenso democrático en la región y el debilitamiento del Mercosur, nos pone en el peor de los mundos para enfrentar la nueva ola de globalización que impulsan la nueva generación de tratados de libre comercio, como el TPP y el TISA, al debilitar la acción en bloque (Mercosur, Unasur, CELAC) que venía sosteniendo la autonomización de nuestros países.

Esta situación daña seriamente al movimiento sindical de la región, que se ha fortalecido asombrosamente en la última década y media, y en general a todos los movimientos ligados con los procesos de inclusión que han prosperado bajo el paraguas del consenso democrático.

En síntesis: Sudamérica ha entrado a una coyuntura extremadamente riesgosa, que tiene en su centro la crisis del consenso democrático que los diferentes sectores locales y globales con acción en la región, habían alcanzado a partir de mediados de la década de 1980. Esta crisis está asociada a una reacción -a partir de la crisis de 2008- de los sectores de poder local y global más tradicionales -principales beneficiarios de la altísima desigualdad social de la región-, afectados por los avances de los sectores históricamente excluidos. La crisis del consenso democrático abre la puerta a un desborde de la conflictividad social y política de consecuencias imprevisibles, en un mundo que debido a la multipolaridad creciente, también se ha vuelto mas conflictivo y tensionado.

Anuncios

31 Responses to La crisis del consenso democrático

  1. messi dice:

    Massa …… La última que recibió de Aurelio lo muestra al tope de las preferencias de los bonaerenses para senador, con un 36%, frente a un 24% que cosecha Cristina Kirchner y a un 13% de Elisa Carrió. En el Conurbano, no obstante, el kirchnerismo todavía late algo más fuerte: según esa medición, el renovador pelea cabeza a cabeza con la expresidenta.

    http://www.diariobae.com/article/details/62163/encuestas-futuristas-aduanas-colador-y-secretos-fiscales-de-la-familia-macri

  2. Luaro dice:

    Triste, pero asi es.

  3. Lamentablemente, es así. Aprenderemos de las derechas a hacer todo mucho más rápido, cuando volvamos?!!!

  4. Jaime dice:

    Abel:

    Corresponde hacer notar que la supuesta sincronía en la generalidad de los procesos latinoamericanos presenta algunas excepciones.

    Por ejemplo: el “impeachment” de CFK…
    … no ocurrió por decisión “de los sectores económica y mediáticamente más poderosos de la región”, como podría deducirse del análisis de Pepe Robles, sino por la libre expresión de la voluntad popular en agosto de 2013.
    Véase https://goo.gl/3QB0z8

    Un consenso democrático más genuino
    El “golpe de urnas de 2013 en Argentina”, como eslabón de un proceso político de madurez ejemplar cuyo actor y protagonista es “el pueblo argentino”, cerró en agosto de ese año las ilusiones de relección de “la mujer maravilla y la banda de UyO”.
    Fue un pronunciamiento que si bien no significó la superación de todos los problemas ni mucho menos, sin embargo creó las condiciones para corregir deformaciones evidentes y para intentar un “consenso democrático” superior: en eso estamos empeñados hoy.

    En síntesis: a pesar de las dificultades que hoy tenemos que afrontar, somos muchos los que no compartimos la visión maniquea y derrotista de Pepe Robles.

    Saludos

      • Politico Aficionado dice:

        ¿Realmente cree que la decisión “de los sectores económica y mediáticamente más poderosos de la región” no tuvo nada que ver?

      • para jaime, el eslabón perdido de ese proceso político de madurez ejemplar:

        te pagan para declamar o es congénito?

      • Mariano T. dice:

        Se puede resumir en lo siguiente para los ombligueros subjetivos:
        Si me gusta el gobierno, es una conspiración de derecha que haya manifestaciones, que te ganan las elecciones, que los medios no defiendan todos al gobierno, etc.
        Los mismos sucesos, si no te gusta el gobierno, son todas manifestaciones legítimas del pueblo

    • Leandro dice:

      Creer que en los procesos de “indignacion” de los cacerolos, que llevaron a las elecciones de 2013, no hubo ninguna participacion ni intervencion de “los sectores economica y mediaticamente mas poderosos de la region”, es obra de un desborde de inocencia (o malaleche, dependiendo de quien habla). Similar a hacerse el pavo y no notar que el impeachment a dilma es el hecho culmine de un proceso de “indignacion cacerolera” similar, basta recordar lo sucedido durante el mundial anterior de futbol.

      De igual manera, creer que “los sectores economica y mediaticamente mas poderosos de la region” no tuvierno nada que ver en que massa rompiera con el kirchnerismo en 2013, lo que dividio al peronismo, y facilito el triunfo de macri el año pasado, nuevamente o es causado por una ignorancia absoluta lindante con el analfabetismo politico y el total desconocimiento de las actividades, reuniones y fuentes de financiacion de Massa, o es obra simplemente de ser un malaleche massista solamente interesado en destruir al kirchnerismo.

      Se lo traduzco para que lo entienda, en caso de que su problema sea de ignorancia: Esos establishment economicos y mediaticos poderosos se dedicaron a minar la credibilidad del gobierno, tanto aqui como en brasil, con denuncias de corrupcion a mansalva (algunas reales, amplificadas y magnificadas al infinito para que hagan mas daño, y otras lisos y llanos bolazos). Y a la vez se dedicaron a COMPRAR mediante promesas y financiamiento a sectores de los partidos de gobierno, para que dejen de apoyar a los mismos, y asi dividirlos y lograr vencerlos (massa en argentina, marina silva y temer con el PMDB en brasil). Si aun asi no lo entiende, sera que no era ignorancia lo suyo, sino pura malaleche massista, y a ese problema solo lo puede ayudar a resolverlo un cura, psicólogo, psiquiatra o algun otro que tenga la capacidad de contener a sociopatas de tal tipo.

      • victorlustig dice:

        creo que la frase es cuando no tuvimos los medios ganamos y cuando los tuvimos todos perdimos

        Evidentemente todo el presupuesto nacional fue menos que los, ponele, P. Companc (por favor, no vengamos con la Guatemala de Arbenz, si?)

        O, podriamos decir que la inutilidad en el uso de los recursos fue una de las causantes de la debacle, solo morigerada por la militancia (podemos discutir despues si errada o no , pero son opiniones valederas de uno u otro)

        Lo que si es cierto que los recursos del estado, de los ,medios afines, de los subsidios (hola 40000 palos verdes tirados por miedo a los cacerolos), de las obras (no entremos en la multiplicacion de los panes y los peces) etc NO alcanzaron a contrarrestrar los medios y las compras de personajes del gobierno.

        Notable

        el enemigo es el otro que no piensa exactamente como yo

        ningun mea culpa? no pueden decir fuimos sectarios, por ejemplo? fuimos inutiles en algunas cosas, por ejemplo?

        PS Leandro, vos sos el del Conicet? espero disculpas si lo sos,, los PIP, te acordas?

      • Diego dice:

        En Brasil Oberdrecht está preso, sí, el dueño multimillonario de la constructora más grande de Latinoamérica, por la misma causa de los sobornos que vienen sofocando las estructuras dirigenciales del PT. Los agarraron, es simple, no hay muchas vueltas ni tampoco márgen para títulos rimbombantes como los estos que ponen en duda la continuidad de la democracia.
        Basta conta esta moral de hacerle el aguante al propio aun por encima de la legalidad. Vivir la política con esa mentalidad emputece el quehacer cotidiano, para decirlo de alguna manera.
        No pasa nada, queda el vice de Dilma, un personaje que seguramente le habrá servido para llegar ella a ser presidenta del país.

      • Leandro dice:

        Lo llamativo, Diego, es que dilma no está acusada de corrupción, y el impeachment no es por ese motivo, mientras que temer, cunha (el principal impulsor del juicio político) y gran parte de los diputados y senadores opositores que lo impulsaron SI LO ESTAN. LOS CORRUPTOS ENJUICIAN Y SEPARAN A LA NO CORRUPTA. Y a usted, que supuestamente está en contra de la corrupción, le venden ese buzón, y compra alegre.

      • Diego dice:

        Leandro, esas ya son cuestiones que se analizan con lupa. Es la presidenta del país, cayó en la volteada por una causa en la que el partido que la sostiene está manchado hasta el codo. Hasta Lula se muestra arrepentido.
        Si en esta puntual coyuntura le toca caer a ella y no a los diputados que la acusan, mala suerte. Se hubiese ocupado ella de denunciarlos (o al menos de no tomar a varios de ellos como aliados) antes de que se acomodaran los astros para empezar a sospechar del Poder Ejecutivo. Estas cosas son así, si jugás con fuego, te podés quemar. No pongo las manos en el fuego por Dilma, tampoco la acuso porque no estoy en el día a día de la realidad brasileña y tampoco conozco la cepa de cada uno de los personajes en cuestión, lo que sí te digo, es que ella se predispuso a gobernar el país mientras “abajo” ese festival de corrupción era algo instituido por el partido político que la encumbraba a ella en el poder ejecutivo. ¿Me vas a decir que no sabía? La verdad es el combo entero: Una figura con alma de luchadora arriba mientras abajo el festival se daba a pleno. Se ve que en Brasil no hubo Ferraris ni fajos de dólares termosellados. Los brasileros muestran su fiesta durante las semanas de carnaval, después parece que son más carpa que los argentinos, no tienen esa vocación de ser como Ricardo Fort, pero bueno, en esta los agarraron. Una vergüenza.

      • Leandro dice:

        Diego, vos dijiste “Basta conta esta moral de hacerle el aguante al propio aun por encima de la legalidad.”
        Bueno, eso es mentira. Dilma no hizo nada ilegal. Se le hace el agunate, precisamente, porque se quiere destituir a alguien que no esta acusado de corrupcion, y los que lo hacen si lo estan. “Basta de esa doble moral de no ver la corrupcion de los que te simpatizan, con tal de que destruyan al que no te simpatiza”, te contesto yo.

        Tambien decis: “lo que sí te digo, es que ella se predispuso a gobernar el país mientras “abajo” ese festival de corrupción era algo instituido por el partido político que la encumbraba a ella en el poder ejecutivo.” Lo que demuestra que no tenes ni idea de lo que pasa en brasil, te cuento, la mitad del congreso, y todos los lideres politicos de todos los partidos (con excepcion hasta donde yo se de marina silva y la propia Dilma) estan salpicados por el escandalo de corrupcion. TODA la clase politica de TODOS los partidos estan sucios hasta la nuca de mierda. Sin embargo, en los medios brasileños solo se habla del PT. Y esa indignacion selectiva se replica en nuestro pais, por eso seguro vos no tenes ni idea de la cantidad de politicos opositores a dilma que estan hasta las manos en la justicia, y sin embargo son pintados como “defensores de la moral” por o globo, veja y demas porquerias clarinezcas cariocas. Y encima le cargan el muerto a dilma, la que justamente NO ESTA SALPICADA. La misma miopia del argentino que dice “es legal tener empresas offshore” a los 2 minutos de insultar a la expresidenta por su supuesto afano. O del que acepto el “error de calculo”. O los sobreprecios en la obra publica de la caba, estratosfericos, escandalosos (por ahi anda circulando la foto de una placita de 2*3 metros que se enrejo (rejas para 2×3 metros) mas piso de cemento, por casi un millon de pesos, para que te des una idea). O que consideran que evadir impuestos no es (como lo es) exactamente lo mismo, tanta corrupcion, como el funcionario que cobra una coima o afana guita del estado. LO MISMO MISMITO. Miopia selectiva del doblepensar que despliega la gente de derecha como vos.

      • Diego dice:

        Leandro, seguís con la misma lógica que los llevó al destierro. ¿Qué es eso de andar desesperado, ahora, viendo cuánto salieron las rejas de las plazas de la Ciudad de Buenos Aires, cuando terminaron los dos periódos de Macri como Jefe de Gobierno y jamás escuché nada al respecto? En términos generales te lo digo: Si te importa la corrupción, sabé que no salvás a los tuyos encontrándole cositas a los de enfrente. La corrupción ataña a una cuestión ética y moral, por definición no se netea contra nada. No pueden entender cómo viene la mano.
        Para que puedas entenderlo, lo de Dilma, es como cuando un equipo de fútbol pierde todos los clásicos por goleada. No sé si la culpa es del técnico, a lo mejor sería más eficiente y más justo también echar a todo el plantel y comprar 20 jugadores nuevos, en lugar de ecchar al técnico, pero bueno, Pepito fue el D.T. de este equipo que perdió el clásico 5 a 0 de local. Los técnicos no sólo dirigen, sino que también simbolizan, esto es así básicamente porque no se pueden “ir todos” ni en el fútbol ni en la política. Los del PT se hubiesen preocupado antes por que los casos de corrupción que atañaban a los partidos opositores saliesen a la luz y se hiciera justicia con esos diputados que ahora están pidiendo que Dilma deje su puesto.
        Y acá en Argentina es todavía más grosero, Dilma sería un lujo para el kirchnerismo. Cristina no puede justificar ni la cartera Louis Vuiton que le gusta lucir.
        Y por favor, basta de justificar las derrotas en los medios. Date cuenta que lo que les falta es cierta fibra popular para entender el sentir popular. La ética no se netea, fundamental para entender lo que pasa allá afuera.

      • Mariano T. dice:

        Dilma no (la acusan por un delito menor) pero el PT es una cueva de ladrones. Más que la cabeza (Dilma) lo que explotó fue el cuerpo.

    • Voces dice:

      Este es el famoso Jaimito?

  5. victorlustig dice:

    frase memorable

    la mujer maravillosa y la banda de UyO

    lo malo es que nos dejaron como Mao despues de la revolucion cultural a China

    • Voces dice:

      A usted no se le acaba nunca el odio

      • victorlustig dice:

        odio? no, ya es solo lastima por ver como definen la cuadratura del circulo para defender la decada de los 40000 palos desperdiciados por temor a las cacerolas.
        con la mitad de eso se hubieran hecho tantas cosas…., en cambio, hospitales pintados a la Potemkin por el bendecido por la Sra como candidato, por citar algo nomas, o ahora la salud funcionaba perfectamente?
        10 años tirados pagandole a Spolsky, ponele (te dejo los dos de changui)

        en fin, tengo cada anecdota con los militantes rentados, da para una pelicula con capusotto haciendo de Axel

        eso si, si Moreno gana, me voy a reir muchisimo

      • Voces dice:

        Vos seguis hablando de como gastó el kirchnerismo y te hacés el boludo con las barbaridades de todo tipo que están haciendo estos tipos.

      • victorlustig dice:

        Querido Voces

        al pasar, no es el proposito del post

        5 meses y ya son lo peor desde Roca contra los indios?

        pero, la verdad cuesta encontrar periodos donde tantos recursos se malgastaron tanto y se hicieron tantas cosas a la Potemkim, usando la herencia recibida tanto tiempo, cuesta la verdad, y ni hablo del uso de elementos ideologicos para afanar.

        Por eso, podemos usar años y años la herencia recibida

  6. Politico Aficionado dice:

    Comparto el análisis que encuentro muy claro y acertado. Cabe preguntarse si, mutatis mutandis, no comienza a insinuarse una situación similar en los países del Sur de Europa.

    Aprovecho para señalar que El Guasón salió muy favorecido en la foto que encabeza la nota. Es innegable que hay un aire familiar que lo emparentaría con Gollum, el Hobbit malo de La Guerra de las Galaxias.

  7. vale dice:

    Ceo que el consenso democrático va resurgir, pero no en torno a la politica, sino a las comunidades, nadie se suicida, se va comprendiendo que consumir es morir más rápidamente.
    Muchas personas se están replanteando nuevos modos de trabajo, menos consumo, más vínculos y más tiempo libre para ser felíz y disfrutar de lo que realmente vale.
    De alguna manera , un mundo arrasa y el otro regresa a otros años de la historia ( la mayoría impulsada por la necesidad y el hartazgo) ya pasados, el vínculo vale más que un aparato tecnológico de última generación y genera sentimientos en un mundo real, no construido sobre la ilusión.
    Nadie se suicida, nuestra capacidad de aprendizaje es infinita y la creatividad también.
    Valores consensuados en igualdad de condiciones.
    saludos

    • Jaime dice:

      Vale, me parece mucho más realista tu perspectiva esperanzada que la visión derrotista de Pepe Robles y que el empecinamiento maniqueo – negador de hechos evidentes – de Político Aficionado, Ana Lía y Leandro.

      Saludos cordiales

      • Politico Aficionado dice:

        Evidentemente Ud cree que la decisión “de los sectores económica y mediáticamente más poderosos de la región” no tuvo nada que ver. Es su derecho.

  8. Mariano T. dice:

    Exagera. Ya hubo impeachments (Bucaram, Collor de Melo, Lugo). Hubo también, y es más preocupante, presidentes echados por manifestaciones callejeras. Nada nuevo bajo el sol.
    Calculo que la regla es que si tenés 2/3 del Congreso en contra, hay que manejarse con mucha habilidad política, y no tener a la vez una gran crisis económica como para terminar siendo el chivo emisario.
    Un analista político no debería discriminar la posición política del destituido para juzgar la destitución como buena o mala.

  9. julio dice:

    Son los hombres con sus acciones criteriosas,
    los que hacen grandes a las instituciones,
    inclusive, a la institución democrática
    -como a la familia, la religión, o una fábrica-;
    no habrá izquierda (socializan la tragedia) o
    derecha (socializan la explotación) que relampagueé
    en un cielo humanista o peronista,
    sino,
    veamos la benevolencia de nuestro pueblo y la historia,
    con los Celtas, Licurgo, Jesús;
    2 jesuitas+pueblo guaraní, Miranda+Bolívar,
    el mariscal López y algunos masones;
    J B Alberdi,
    el grupo de los MartinFierristas con Yrigoyen,
    Duhalde+Lavagna, N Kirchner+De Vido+Tomada;
    la Unidad Básica Vaticana…
    y dale que va..

  10. ruben (Alias el Hippie) dice:

    Me podrian explicar que se consensua y en torno a que con la SRA, la AEA, ?? Me parece que algunos borran a Hegel de un plumazo.

  11. ruben (Alias el Hippie) dice:

    A la politica de alianzas ahora le llaman consenso??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: