La lección de anatomía peronista

la lección de anatomía

Entre el material que encontré a mi llegada, me interesó esta nota de Diego Genoud en La Nación del domingo. En la que el columnista recopila sesudas opiniones de politólogos, sociólogos y algún economista sobre ese tema de siempre, “la crisis del peronismo”. Y decidí compartirla con ustedes. No porqué esté de acuerdo, aclaro.

En algunas de las intervenciones encontré aportes válidos (En especial, en las de María Esperanza Casullo).  Pero decidí que mi título iba a ser el del famoso cuadro de Rembrandt: Los sabios doctores reunidos en torno al cuerpo inerte, lo estudian con atención. Y decidí que yo quería agregar mi aporte, desde adentro del objeto de estudio. Cerca del hígado, tal vez.

Entonces, los invito a leer el artículo -creo que les va a servir el abanico de opiniones, salvo para los que necesiten aferrarse a la propia, porque si no se hunden. Y al final, agrego mi diagnóstico.

Peronismo para armar. A la intemperie del poder.

…. ¿El peronismo tiene chances de volver al poder en 2019 o sus divisiones lo condenan a permanecer en el traumático rol de opositor? ¿Sus dificultades responden únicamente a la incapacidad de la dirigencia o está en duda también su histórica aptitud para interpretar, en cada época, las demandas y los humores de la sociedad?

Después de Perón, Menem y Kirchner, la discusión dentro del PJ pasa -como siempre- por el liderazgo. Hoy hasta se cuestiona la vigencia de una frase que fue parte de su religión política: “El que gana conduce, el que pierde acompaña”. ¿El nuevo líder puede nacer a la intemperie del poder? ¿Puede el peronismo en la oposición lograr la cohesión que tuvo en el Ejecutivo?

Profesora de la Universidad Nacional de Río Negro, Casullo remarca que la dificultad del peronismo se da en la oposición, que se fragmenta -como le sucedió al actual oficialismo hasta 2015- también a partir de la acción del gobierno. Sin embargo, advierte contra las conclusiones apresuradas: “El poder verticaliza, el peronismo lo sabe mejor que nadie y hoy está en una dificultad. Pero no es la primera vez. El alfonsinismo en el 85 estaba tan seguro de que eliminaba el peronismo de la faz de la Tierra como Cambiemos lo está ahora. Tiendo a pensar que ahora también va a procesar la crisis que atraviesa“.

Para el ensayista Alejandro Horowicz, el peronismo hoy está a la intemperie: no tiene jefe, no tiene programa y no tiene norte. “La derrota es anterior a las elecciones de la provincia de Buenos Aires: el peronismo fue a las presidenciales sin dirección nacional ni partido. La muerte de Kirchner planteó una crisis en la dirección. Cristina dirigía una liga de intendentes con la caja de los ATN y hoy es, en el mejor de los casos, una dirigente de la provincia de Buenos Aires. Después de doce años, eso no dice poco de la política que ejerció“. Doctor en Ciencias Sociales y autor de Los cuatro peronismos (Edhasa), Horowicz sostiene que existe una crisis de liderazgo motivada por una crisis de proyecto político, un “modelo nacional alternativo para la sociedad argentina, que Cristina nunca tuvo y el kirchnerismo tampoco“.

Por su concepción ejecutiva y transformadora, el peronismo está incómodo en la oposición“, admite Mauricio Mazzón, director ejecutivo de Gestar, el Instituto de Estudios y Formación Política del PJ que surgió durante el kirchnerismo, fogoneado por una nueva generación que tenía poco que ver con La Cámpora. Hijo del histórico operador del peronismo Juan Carlos Mazzón y muy cercano a la liga de gobernadores, afirma que el desafío es “expresar las demandas actuales y recrear mecanismos de construcción que permitan el surgimiento de nuevos liderazgos y mayorías“.

¿Las PASO salvadoras?

Con la foto de las PASO, sólo la unidad de los distintos campamentos peronistas permitiría derrotar a la alianza de gobierno. Si esa unidad es posible y depende sólo de ponerse de acuerdo en torno a reglas, también es parte del debate. El objetivo sería lograr algo similar a lo que consiguió Eduardo Duhalde en 2003, con el mecanismo sui generis de los sublemas que le permitió al peronismo sumar todas sus expresiones. Sidicaro y Horowicz hacen una salvedad: Duhalde era el presidente y el peronismo tenía las riendas del Estado. Ahora no.

Para el politólogo y director del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad de San Andrés, Marcelo Leiras, el gobierno de Cambiemos le ofrece al peronismo la posibilidad de ofrecer una alternativa competitiva en 2019. “Se trata de estructurar la competencia entre líderes peronistas, no necesariamente de unificar al peronismo. No veo rechazo social al peronismo ni crisis identitaria porque es una expresión que tiene cada vez menos contenido identitario, excepto la lealtad política de los pobres, que es muy persistente. Si quieren llegar a la Casa Rosada, tienen que encontrar una forma de alianza para competir eficazmente“.

Desde el peronismo y tras haber formado parte de la campaña presidencial de Daniel Scioli, el politólogo Gustavo Marangoni discrepa. “No veo una cuestión meramente instrumental o procedimental. El peronismo no sólo no se pone de acuerdo en las candidaturas: no tiene pulido un proyecto para el mediano y largo plazo. Ni siquiera hicimos un balance de lo que terminó. Venimos perdiendo sucesivas elecciones y sectores del electorado en los grandes centros urbanos y necesitamos un ámbito más amplio“.

Hoy alejado del ex gobernador bonaerense y como director de la consultora M & R, Maragoni sostiene que el peronismo tiene que plantear un camino “entre la resistencia con aguante y el seguidismo al gobierno” que combine el empleo, el mercado interno y las pyme “sin clausurar el aliento a las inversiones y a la economía global“. “Nuestro gobierno terminó a lo Caruso Lombardi, haciendo tiempo, no ofreció ninguna respuesta al agotamiento del esquema económico“.

¿Pueden reunirse en una PASO Cristina Kirchner, Sergio Massa, Florencio Randazzo y el resto de los gobernadores que aspiran a conducir el PJ? “Si la inquina de los gobernadores con Cristina es tanta que están dispuestos a perder antes que integrar al kirchnerismo, entonces estamos frente a otro peronismo, distinto del que conocimos hasta ahora“, responde Casullo.

Volver es relativamente barato, el peronismo no te cobra. Cafiero se fue y volvió“, afirma Leiras, que además considera el espacio peronista una confederación al estilo del Ejército Grande de Urquiza, “un esfuerzo colectivo del cual participan muchos líderes individuales“.

En el epílogo de su libro, Sidicaro recuerda que en 2003 Néstor Kirchner definió el peronismo de una manera similar, como “una confederación de dirigentes de partidos provinciales“. Después de su muerte y de la derrota del Frente para la Victoria en 2015, el peronismo parece regresar a ese estado. “Hoy es un partido de dirigentes provinciales y municipales que en su mayoría se inclinan por el que les puede dar más votos y no por una ideología“, dice, y destaca que los cuadros políticos más modernos están en los municipios.

Para Sidicaro, Kirchner edificó un gobierno de líder sin partido donde los recursos y las alianzas del gobierno sustituyeron el partido que el presidente no tenía. “Hoy el peronismo está eligiendo a quien aglutine por arriba y desborde para beneficio de gobernadores e intendentes que no están interesados en la política nacional“.

Marangoni plantea que el espacio que integra tiene todo 2018 para construir las reglas y discutir el para qué. Pero sostiene que hoy nadie quiere ser Cafiero, “el único que ofreció reglas de juego en setenta años de historia“.

Divididos por abajo

En agosto pasado, en el Congreso organizado por la Sociedad Argentina de Análisis Político, el sociólogo Juan Carlos Torre actualizó su trabajo de 2001 sobre los huérfanos de la política y planteó otro debate aún no saldado: en la pelea por candidaturas de la superficie puede estar la expresión de “un efecto social retardado de la crisis de 2001” y de “la fragmentación de las bases populares del peronismo” entre trabajadores formales y trabajadores informales o excluidos, una brecha que el kirchnerismo contuvo como pudo desde el Estado. El origen de la división estaría en el quiebre de la columna vertebral del peronismo, el mundo del trabajo. Mientras los primeros se habrían inclinado por Massa en 2013, los segundos permanecerían más identificados con Cristina Kirchner.

Una concepción similar viene enunciando el politólogo y sacerdote jesuita Rodrigo Zarazaga, que observa un abismo entre los trabajadores formales y los informales o desocupados. “El problema del peronismo no se reduce a que el partido esté dividido: sus bases tradicionales lo están y forman dos mundos aparte“, escribió en La Nación.

En la misma línea, Torre remarcó que el papel de la política es suturar la distancia entre las clases medias bajas y los pobres. ¿Puede hacerlo el peronismo fuera del Estado y encolumnarlos detrás de un mismo proyecto político de cara a 2019?

Aunque considera a Torre uno de sus politólogos preferidos, Casullo duda de que su análisis tenga validez más allá de la provincia de Buenos Aires. “Esa fractura entre trabajadores formales e informales no es tan clara en el interior, ni en Salta, ni en Tucumán, en Río Negro, en Neuquén. Pensamos en el peronismo y vemos la fuerza material y simbólica de los obreros en Plaza de Mayo pero no hay que olvidar que en las provincias su base fue otra cosa, una mezcla en la que hubo un rol absolutamente central de las pequeñas burguesías, una dirigencia que en muchos casos venía del conservadurismo, familias tradicionales, comerciantes o pequeños profesionales como los Saadi o los Sapag.”

Leiras también marca sus diferencias: “La explicación es más política: lo que motiva a los dirigentes a expresar esas diferencias sociales son motivos políticos. Para Massa, no era clara su perspectiva de crecimiento dentro del justicialismo: rompió y después buscó un nicho del electorado donde acomodarse“.

Para Horowicz, la división política no está determinada por la transformación del mercado de trabajo sino que es más bien al revés y tiene raíces más antiguas. “La crisis del peronismo con fundamento obrero puede ser fechada en el paro del 75 contra Isabel Perón: por primera vez, la base social del peronismo se enfrentó a la dirección política del peronismo, incluidos los dirigentes que se sumaron al paro obligados por la base. Después, con los paros contra Alfonsín, el movimiento obrero queda prácticamente al margen de la política. Puede hacer un paro pero no logra una alianza social ni un bloque político con capacidad electoral. El movimiento obrero pierde la capacidad política de actuar en bloque“.

Analistas y dirigentes del peronismo coinciden: si algo caracterizó siempre al peronismo fue su flexibilidad para adaptarse a los cambios de época. Según Sidicaro, eso se debe a que ya no conserva ningún tipo de esencia. “Como decía Perón, ellos le ponen la montura al caballo de la historia y van para donde va la historia. Son pragmáticos, como todos los políticos. Les interesa llegar al gobierno, manejar los recursos del Estado, beneficiando los intereses personales y sociales que le aseguren votos.”

Mientras Casullo destaca que, hasta ahora, el peronismo ha sido muy eficaz para sistematizar representaciones, Marangoni considera que hoy no está sintonizando la frecuencia del siglo XXI. “Es una paradoja porque desde sus inicios fue posmoderno“, dice. Su postura tiene puntos de contacto con la del historiador Jorge Ossona, que afirma que el peronismo se convirtió en una “burocracia pobrista” y va perdiendo incluso el voto de los más humildes.

Si existiera el acuerdo para sumar los votos de sus distintas facciones, el reagrupamiento podría abrir las puertas a una victoria electoral. Sin embargo, lo que no está claro es con qué proyecto político. ¿Una clara oposición a Cambiemos o con criterios similares a los del actual oficialismo? Más ambicioso, para algunos ya imposible, es que el peronismo pueda construir una élite dirigente y representar a ese sujeto colectivo hoy fragmentado. “En el primer peronismo sucedió porque había un Estado, que hoy no existe. Si no hay una cierta mística de nación, como había antes de la globalización, es muy difícil. El macrismo tampoco pudo hacerlo hasta ahora. Durán Barba da consejos de marketing pero no da proyectos políticos“, dice Sidicaro.

La discusión no se agota en acertar con la alquimia electoral que habilite el regreso al poder. Después de octubre, se volverá más urgente y necesitará además de un ámbito que reúna todas las variantes del peronismo: algo esencial que por ahora tampoco existe”.

Mis observaciones: Gente inteligente la que reunió Genoud para esta nota, que se esfuerza en dar un marco teórico, desde la sociología, la “politología”, aún desde los ejemplos históricos, a un problema concreto, fácil de percibir y que no tiene nada de novedoso, ni en el peronismo ni en la política.

Hoy existe, en la oposición, un liderazgo fuerte, con muchos votos y una militancia fervorosa. Cualquiera que no se esfuerce en cerrar los ojos puede verlo: es el de Cristina Fernández de Kirchner. No es solamente bonaerense: sectores del peronismo que se identifican con ella ganaron las PASO en Santa Fe, en la Capital Federal, hicieron buenas elecciones en Mendoza, en Salta, … No vale la pena hacer el listado completo: Se puede resumir diciendo que salvo en las pocas provincias donde existe un liderazgo local muy fuerte y exitoso, el “cristinismo” es una corriente interna del peronismo que no se puede dejar de lado, si se quiere ganar las elecciones.

Al mismo tiempo, una parte importante de la dirigencia territorial, una aún mayor de la sindical, y un número impreciso pero no insignificante de los posibles votantes no está dispuesta a aceptar ese liderazgo. Y sin ellos, sin sus aportes y los votantes que entre todos pueden reunir, tampoco se gana.

Este es un problema real, y tiene una solución concreta. En los tiempos del peronismo fundacional, más formalistas y menos hipócritas que los actuales, existía una cláusula en sus estatutos: Cuando un afiliado al partido ocupe la Presidencia de la Nación, será el que lo encabece. Más allá de las formalidades, esa cláusula sigue vigente: Estuvo en vigor durante los diez años de Menem, y durante los doce de los Kirchner.

Si CFK se muestra capaz de conducirlo nuevamente al poder político, el peronismo, con mayor o menor sinceridad, se alineará detrás de ella. Si no… tendrá que buscar un reemplazo. Muy apresuradamente, porque no hay mucho tiempo para ello. Precisamente, como la realidad rara vez da respuestas definitivas como Sí o No, Cristina corre con ventaja: es el liderazgo nacional que hay.

Por supuesto, esta situación no es un accidente. Surge de una historia y de una sociedad, y sin duda los intelectuales que aportaron a esa nota pueden decirnos mucho sobre eso. Yo también quiero ofrecer mis falibles opiniones, pero será en otros posteos.

Anuncios

23 Responses to La lección de anatomía peronista

  1. Cris Flax dice:

    Gracias cumpa Abel! La foto que elegiste me responde la inquietud que me preocupaba desde el 27 de abril de 2012 (Velez, UyO). La misma se inscribe en la siguiente pregunta: “Cuánto más sacrificial necesitan lxs cumpas a la Conducción? La necesitan presa? exiliada? o muerta?” – Y la imagen vale más que mil….abrazos!!!

  2. Daniel Eduardo Arias dice:

    Muy filoso, muy quirúrgico Horowicz.

    Todos dicen cosas acertadas, pero él es el único que usa la palabra “programa”, y para referirse a un programa económico como vertebrador de un proyecto político, antes que lo contrario. Ése piensa más como yo. Empecemos por la economía.

    Será que a Alejandro y a mí nos falta política. En el caso de él, no creo.

  3. Daniel Eduardo Arias dice:

    Otrosí digo: los tordos reunidos en torno a un cuerpo lívido e indefenso están disecando a un señor recién ahorcado.

    No creo que eso describa al peronismo de hoy, que más bien está como Tupac Amarú entre los caballos que tiraban cada cual para su lado.

    Era la justicia municipal holandesa, que dependía de algún modo de los burgmeisters, los alcaldes, la que en tiempos de Rembrandt proveía de señores disecables a los colegios médicos.

    No creo que la justicia argentina logre o se atreva a matar a gente que el día de mañana resucita, ¿por qué no?, y se cobra venganza. Hoy nuestros jueces federales embalurdan a Cristina con causas dibujadas, “made in AFI”, pero se les puede contestar: “Los muertos que vos matais, gozan de buena salud”. Al menos mientras no ofrezcan garantías reales de defunción política, y no es el caso.

    Interesante la elección de la pintura. Los propios gremios que contrataban a Rembrandt, como el Colegio Médico de Amsterdam, terminaban cagándolo en plata, porque era fiel a sus instintos de artista, muy de pintar lo que quería y cómo él quería, en lugar de obedecerle al cliente, que lo odiaba el clero, lo odiaba la municipalidad, lo odiaba la cana (“La ronda nocturna”)… lo odiaban todos. No por nada fue primero joven, famosísimo y rico, y después viejo y pobre.

    Después de muerto se hizo inmortal, pero eso es mas fácil.

    No sé si los médicos le garparon a Rembrandt por el cuadro. No creo que Genoud se esté volviendo rico en La Nación. Es demasiado independiente, para los estándares de ese templo de la información.

    • elepou dice:

      Daniel. Salvo porque no coincido en que AH (a quien conozco personalmente) sepa más de política que vos, me encanta tu comentario, con la yapa de las observaciones sobre Rembrant y las burocracias de la época. Gracias. Abrazo. PD: Con el Peronismo nuestros intelectuales left generslmente la pifian. Ver a BS. Ja!ja!

  4. Alfre dice:

    Sobre el “abismo entre los trabajadores formales y los informales o desocupados”, repito como un loro una idea: si recurrimos a la idea y a los supuestos de la “meritocracia”, pero “desde este lado”, y de modo consecuente, en contra de la “merito-hipocresía” de los nacidos en cuna de oro y parásitos del estado Y del tierritorio nacional…. Ese abismo deja de ser tan grande o un problema insoluble.

    Como problema meramente “teórico”, no es tan complicado. Falta un cacho de “audacia” (para decirlo amablemente) por el lado de los dirigentes en sostener un discurso creíble en ese tono.

    Si a algo, apenas a algo de eso, por ejemplo, hasta el mismo Massa recurre cuando habla de las ganancias de los bancos, gravar la renta financiera, etc., en favor de bajar el impuesto a las ganancias, etc.

    Saludos,

    Alfre

  5. manolo dice:

    Lo que no pudo lograr Alfonsín con la ideología lo consigue Mauricio con el Big Data,

    En fin Compañero Abel, si hasta el sucesor de Ramón Doll y su Arte de la Injuria le cayó la ficha; mientras los emocionales de Sergio y Cristina siguen con “dale que va”.

    Abrazo

    • Abel B. dice:

      Manolo, te comento que -aunque parezca extraño, porque a Asís no le levantaron la excomunión en Clarín desde que deschavó los chismes de alcoba de dueña y redactores- ahí están diciendo lo mismo: https://www.clarin.com/politica/big-data-receta-cambiemos-sacarle-ventaja-cristina-kirchner-octubre_0_ByqhfXocZ.html

      A pesar de eso, hay algo de verdad en lo que afirman. El Big Data es una herramienta valiosa (aunque con eso sólo no ganes elecciones). No hay nada inaccesible; en mi agencia podemos manejarla para los clientes, como en cualquier otra -son unas cuantas- que domine esa técnica.

      El problema … es que es relativamente cara. Y los políticos son en general gente muy austera, cuando no cuentan con los recursos del estado (O cuando el estado es pobre).

      Abrazo

      • ricardo j. m. dice:

        una cosa es la big data que son los datos publicos de internet y otra los datos no publicos que son los que manejan los estados, son dos big data

      • manolo dice:

        ¿Para que existen los partidos nacionales?; justamente para mantener un “elenco” técnico, o EM, que se encarga de un seguimiento antes, durante y después de las elecciones.
        Sin estar a “tiro” de Decreto de la contra.
        Haciendo “fluir” la “información”; reclamos de abajo -> respuestas desde arriba.
        Ya en los 90 se calculaban 1 “responsable” cada 20.000 habitantes.
        100.000 mesas / 2.000 responsables = 17.500 votantes =+/- 20.000 habitantes.
        Disculpa que me “meta” con tu negocio, pero Informe Confidencial de Duran Barbas ES el PRO, y no una “agencia” que esté disponible para los “ajenos”.
        En sentido estricto es el equivalente a las Stiftung alemanas.
        Ahora bien, si no se fue previsor cuando se tenía “presupuesto”, durante más de una década; ahora solo queda ir a llorar al rincón porque no juntas las monedas.
        Ahora bien, ¿Qué Cajas estaban disponibles desde 1955 a 1987?
        Algún sindicato, cuando no estaban intervenidos, que fue la mayor parte del tiempo de esos 32 años.
        Los que somos plus 50 lo vivimos en carne propia, juntando las monedas escamoteadas a la propia economía.
        Quienes quieran hacer política “cobrando” tienen al PRO, la UCR o el PS.
        El “desierto”, como la bota de potro, no es para todos.
        Y, como demostró el Tratado de Versalles, las “asimetrías” exacerban la Auftragstaktik
        http://deshonestidadintelectual.blogspot.com.ar/2011/09/peronismo-e-incertidumbre-global.html
        Abrazo

      • victorlustig dice:

        Abel

        si y no

        big data es solo el medio de recabar la informacion y los patrones de conducta para luego microtargetear al publico, bah, lo que hacia cualquier puntero que se preciara
        en ese sentido el pibe gol es un producto tipico de la segmentacion del big data, como los padres de zona norte, como yo, como Ud (parezco la sra esa que aparece en TV)

        antes lo hacian los punteros, la multiplicidad de punteros, ahora, pareceria ser que o los punteros no les dan bola a los kirchneristas, o se dedican a otra cosa, o, la ivory tower los contagio a todos en algun momento, y, resentidos somos todos vio.

        cierto, es caro, nada que un par de bolsos de Lopez no pueda pagar, por cierto, el big data que manejan los estados estaba para el gobierno anterior, pero bueno, Ud vio, es un problema de capacidades o de querer pagar

    • guillermo p dice:

      Soberbio Manolo

      “Figura olvidada y despreciada por igual por la superestructura cultural que día a día señala a sus figuras de cuño liberal y/o progresista, Doll ostentaba una sagacidad literaria y agudeza política para señalar nuestra dominación.”

      http://hojasdelabanico.blogspot.com.ar/2015/05/ramon-doll-el-maldito-de-los-malditos.html

  6. Norberto dice:

    No veo que alguno de los “politólogos” nombre otra cosa que el Gobierno como el rival a confrontar, cuando estamos ante un trípode que además existe en toda la América morena, del establishment y su punta de lanza mierdática, el Poder Judicial en su rol de defensor de la élite según la tradición que viene desde Madison y Hamilton, y el Gobierno pero a través de sus actividades ilegales de espionaje y extorsión de aquellos que no se avienen a esas pautas acordadas, sobre todo entre jueces, fiscales, dueños de medios y periodistas, tal como con total descaro vemos que hacen en estos días.
    Sin ese apoyo, los enanos con zancos mierdáticos hoy estarían en lugar que les corresponde y no serían meros instrumentos a su servicio, por una limosna siempre insuficiente de ATNs.
    Para quien conoce algo de peronismo y sus banderas, donde hasta los sectores conservadores del fundacional tenían el necesario orgullo nacional que los hacía converger con Perón, estos sirvientes del trípode solo pueden dar lástima y repugnancia, además de las sospechas del precio que cobraran por vendernos, por lo menos el riojano lo hizo traicionando, estos lo declaran con su actitud, será muy interesante ver a sus bases electorales optar por una candidatura de Cristina, a la que tienen pavor, contra el representante de esa liga.
    Nunca menos y abrazos

  7. Claudia dice:

    Por fortuna o por desgracia, 50 efervescentes años atras, no viviamos infestacion de analistas como ahora: la gente se lanzaba a la praxis político/sindical sin demasiada tutela intelectual y con bastante más originalidad (aunque los resultados no estuvieran garantizados como nos lo demostró una lección demoledora) . Ahora, en cambio, salvo unas pocas legiones de esperanzados inocentes, el resto danza dubitativo como los cangrejos. Porque la crisis del Peronismo no es exclusiva de esa fuerza en tanto todas las expresiones politicas argentinas enfrentan la crisis individual del sujeto-rehén del Neoliberalismo. El que no solo no puede reconocerse a sí mismo sino que esta impedido de mostrarse mas nitido a los partidos que quieren representarlo.
    Y a pesar de que cada argumento del artículo es atendible, de lo que trata la realidad peronista no es más que de la existencia, en su seno, de dos grupos históricamente antagonicos (tengan o no programa elaborado / explicitado). No se trata de virtuosos contra réprobos. Sino de unos que honran lo gregario y otros que se sirven transitoriamente de lo popular para luego convalidar poder efectivo y restrictivo para pocos. No es más que eso.
    Por eso ensoñar con estrategias cuasi castrenses para escenarios tan poco heroicos es casi un capitulo de ciencia ficción (algunos links al 2011 resultan una delicia alucinógena, realmente ).
    Y en función de esas dos concepciones contrarias dentro del partido, unos quieren obtener el poder con vías a transformar sociedad (profunda o levemente) y otros lo pretenden para cristalizar un statu quo del que están muy conformes. No mucho mas que eso, en verdad. Saludos.

  8. victorlustig dice:

    Claudia, a pesar que probablemente no me lea, yo si, y encuentro perlas discursivas excelentes, esta referida la peronismo y su aparente interior

    Sino de unos que honran lo gregario y otros que se sirven transitoriamente de lo popular para luego convalidar poder efectivo y restrictivo para pocos.

    exactamente

  9. claudia dice:

    No tomo a broma lo que aquí algunos comentaristas exponen respecto de planes estratégicos y tácticos indispensables en el Peronismo. Como tampoco la muy necesaria independencia táctica de las bases mismas. Lo que discuto es la utilidad de teorías centradas en el concepto “guerra” de los textos soporte que se aluden, situación que no es extensible a la forma en la que se ha manejado históricamente el Peronismo, más allá de que Cambiemos sí lo haya adoptado al plantearse el exterminio de toda oposición (por degradación tortuosa o vía proscripción judicial); a propósito, lindo regalito conceptual el de Asís al decir que Cambiemos ya es un movimiento… ¿será un aporte gratuito?
    Si me refiero a la psicodelia reinante en 2011 (de la cual ninguno de nosotros se sustrajo), es porque se referencian posts de ese período donde ya se pedía criterio estratégico y táctico y la mera lectura de tales correspondencias pretéritas enternece: peticiones de reconstitución de IAPI y nacionalización de banca para generar masas de crédito para desarrollo contrario a división internacional del trabajo, llamamientos a capitales mixtos ¡y voluntarios, ja ja! para desarrollar la energía necesaria, creación de nuevas ciudades estratégicas, de 600.000 a 150.000 viviendas por año, un plan a 10 o 5 años de obra pública, manija a Ferrocarriles (el pobre Belgrano en permanente estrellato imaginario), puertos alternativos a Rosario y Bs.As., pura energía nuclear sumada a eólica y solar (parques preferentemente a 300 km CABA, por ejemplo).
    La verdad es que ninguno de nosotros se privó de ensoñar en aquellos tiernos tiempos, sin tomar demasiado en cuenta qué pensaban en su interior esos cuadros que vinieron desde lejos a oxigenar al Peronismo o lo que craneaban los que ya medraban cómodos en él. Y lo cierto es que no tenían tales planes, ni los unos ni los otros. Al menos no inicialmente. De donde, toda estrategia ya venía corta de alcances. Ni hablar de la táctica…
    Por otra parte, ante el panorama de segmentación mundial y local, abastecer a cada segmento de respuesta puntual a su demanda, siempre resultará materialmente imposible. El Big Data tiene limitaciones prácticas. Y el Peronismo saliente no tuvo intenciones de usarlo (unos porque entendían ese uso claramente inconstitucional; otros porque no vieron peligro para sus modalidades de poder clásicas y estamentarias). Lo que no quita que Cambiemos, por el contrario, sí haya visto un potencial y adicional electorado abandonado y saliera a cumplirle una sola y básica demanda: represión del desorden social (visión tremendista que magnificó en su beneficio). Hoy el pibe Gol la tiene contra “el Brayan, la Kimberli y el Brandon” (ese triste chiste facho que circula por las redes, convenientemente manijeado) y no veo cómo cuernos le acercaríamos una propuesta que le agrade al “Gol”, si ya raseó sus necesidades a la mera fantasía de inexistencia de esos otros caricaturizados pares.
    Es cierto, sí, los partidos políticos se deben estrategias y tácticas mejores. Pero el asunto está en el hacia dónde vamos y ahí es donde, por ahora, está la debilidad del Peronismo, indeciso sobre si apostar a plenos o seguir jugando a calles. Siempre se intentó desde las intelligentzias, torcer el carácter epocal de los procesos políticos. Y nunca se logró éxito real sobre ese punto. Como para pensar en lo viable de seguir insistiendo, ¿verdad?. Saludos.

  10. mem dice:

    Bueno, algo en lo que acuerdan los politologos es que la actual crisis del peronismo no es meramente una crisis de liderazgo, sino de proyecto politico y que el interrogante respecto a este punto es si el proyecto peronista que viene se volvera una variante del macrismo, reproduciendo lo que actualmente esta haciendo el oficialismo o sera decididamente opositor a este. Y para mi las alternativas son enganosas, porque en la opcion por el proyecto politico decididamente opositor subyace la idealizacion del proyecto politico propio, el cerrarse a la negociacion, la confrontacion y el aislamiento que se deducen de lo que yo llamaria “estar demasiado convencido” del propio proyecto. En cambio no tener proyecto politico desemboca en convertirse en una variante del macrismo, termina en la reproduccion del proyecto politico neoliberal. La respuesta al interrogante sobre el proyecto politico mas conveniente a un Peronismo del siglo XXI es para mi ni sectario o dogmatico -porque eso como explique lleva a aislarse y a la confrontacion- ni espejo del macrismo. Como muchas veces sucede la respuesta esta en el medio, en el medio esta todo.
    Saludos.

    • guillermo p dice:

      Hay momentos en la historia de los hombres y de los pueblos en que el justo término medio es un extremo.

      Un día mi viejo se levantó inspirado y emitió la sentencia.
      Era radical, aunque medio raro.

  11. mauro dice:

    Cambiemos corre con una ventaja. El polo antiperonista (35% nacional) no cuestiona el liderazgo de Macri todavía.
    El 40%-50% cercano al justicialismo, incluido los dirigentes de todas las provincias, ya no aceptan a CFK como líder indiscutida desde que dejó la presidencia. Aunque sea la más votada, no necesariamente sumaría las otras voluntades panperonistas automáticamente, en cambio Macri podría conseguir esa “unidad oficialista” en la mitad “gorila” fácilmente.

  12. Anónimo dice:

    Robótica, Inteligencia Artificial y Peronismo no son compatibles. Es como apostar a que el I Ching, -en lugar de satélites meteorológicos- es la herramienta más adecuada para pronosticar las próximas lluvias.
    Termina todo el mundo con el culo mojado.

    Big Data = “La nueva política”

  13. sandro dice:

    muchachos y muchacha el peronismo el problema q tiene ademas de cristina es el haber gobernado la pcia de buenos aires durante 28 años y haberla dejado peor de la q encontro cafiero cuando llego al poder, con la tecnologia ya no se puede ocultar, lo q no hicieron durante estos años, es la mejor foto de presentacion, x eso pierden las elecciones una tras otras , nada es casualidad, nunca les intereso el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes.No puede ser q en el siglo xxi haya calles sin asfaltar, sin cloacas, sin agua y sin iluminacion, en algun momento la gente se iba a despertar, fijense lo q estan haciendo ahora el macrismo, asfalto y obras, no era tan dificil. saludos

  14. elepou dice:

    Gracias por este aporte, Abel. Como siempre, a los que opinan desde afuera, el Peronismo se les escapa. Coincido totalmente con tus observaciones (y correcciones, desde adentro). Espero, ansiosamente, las próximas. Abrazo militante, Compañero.

  15. Chiclana dice:

    Leo bastante por acá que Cambiemos gana por la derecha o por la llegada segmentada gracias al big data ( que se usa, pero… ).
    Tienen unos cuantos problemas, ¿como explican Lugano? ¿como explican San Luis?
    El kirchnerismo ofreció mucho presente, pero nada de futuro (lo dijo ella con otras palabras hoy) y eso se fue notando, cada día un poquito peor, y cuando no te fijás solo en tu día y mirás tu año o tus años, y ya no comparas todo con el 2001, lo hacés con el 2005 o el 2007 y ahí no cierra el relato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: