Ampliando: consecuencias de la nueva ofensiva buitre

buitresAyer subí la información que el fondo Owl Creek (“Cañada del Búho“) y el estudio Kirkland & Ellis empezaron a reunir bonistas para “acelerar” (exigir el pago total anticipado) de títulos que entrarán hoy en el “default selectivo” provocado por el fallo del juez Thomas Griesa. Si reúnen un 25% de los tenedores de bonos Par, unos u$s 5,4 mil millones de deuda, pueden reclamar – por la letra de los contratos originales – que se les paguen ahora todos los vencimientos, hasta 2038, de capital e intereses. Deben conseguir también un fallo favorable a sus pretensiones, pero ¿para qué están los abogados?

El agudo comentarista Daniel Arias – además de recordarnos el cuento de Ambrose Bierce, “An Occurrence at Owl Creek Bridge” – hizo una pregunta válida: “¿Qué más nos pueden hacer que no nos hayan hecho? Y lo hecho hasta el momento, lo pudimos bancar apretando las muelas“.

Con un día ocupado, no tuve tiempo de extenderme. Pero no quiero que Cristina me acuse de hacer “profecías apocalípticas”. Para eso están los comentaristas anti K. Como los K para decir que todo marcha y marchará bien, faltaba más. Mi hobby particular como bloguero es tratar de ser preciso: Lo que dije es que esto puede forzar a la Argentina a modificar profundamente su estrategia de inserción en el mundo. Procedo a explicarme.

Ante todo, hay que señalar que ésto no es una ocurrencia aislada. Bloomberg ya informaba el lunes que Redwood Capital Management LLC, un fondo de 6,7 mil millones de dólares que se especializa en la deuda en dificultades (otro buitre, bah), creó un fondo específico la semana pasada para invertir en activos argentinos. Uno pequeño, eh, de 160 millones nada más. Pero indica que algunos muchachos rápidos están previendo que hay negocios en el aire. Como decía ahí discretamente BloombergAsí, Redwood se une a Gramercy Funds Management LLC, Owl Creek Asset Management LP y Bienville Capital Management LLC en iniciar fondos que se especializan en la 2° economía de América del Sur” (la nuestra).

Es necesario aclarar que estos posibles juicios no causarán – ni siquiera en el peor de los casos – una catástrofe económica. El sistema global no admite, desde hace un siglo, el cobro de las deudas por la fuerza militar (Se requieren otros pretextos: armas de destrucción masiva, terrorismo, violaciones a los derechos humanos… que no son aplicables a la Argentina). Al mismo tiempo, reconozcamos que pueden alcanzar a cifras muy considerables, y el sistema global sí permite actualmente ser implacable en su cobro. No al contado, claro. En incómodas cuotas, y con condiciones leoninas. Griegos, españoles y otros PIGS pueden darnos detalles del asunto.

Es cierto que, gracias al trabajo de una década de nuestro Buitre Máximo, don Paul Singer, y la generosa sentencia del juez Griesa, ya nos encontramos en esa situación. Estamos conminados por la justicia norteamericana a reconocer una “deuda” de unos 1.300 millones de dólares, la hemos desacatado y – contra la esperanzada confianza del antikirchnerismo enragé – el mundo no se nos cayó encima. Tenemos una seria “restricción externa” (= escasez de dólares), pero esa no es una situación nueva (Los argentinos la vivimos cada tanto desde 1952. Desde que empezó a sernos importante contar con dólares para nuestras importaciones). El gobierno está manejando la situación. No tan bien como lo haríamos sus críticos, por supuesto, pero por algún motivo inexplicable el pueblo no ha elegido a ninguno de nosotros para hacerlo.

El punto es que ésta no era la estrategia elegida por nuestro gobierno hasta hace pocos meses. Hasta que la Corte Suprema de los EE.UU. descartó revisar el fallo de Griesa y la Cámara de Apelaciones. La indemnización a Repsol, el acatamiento a los fallos del CIADI, el acuerdo con el Club de París – todas decisiones que pueden ser discutidas individualmente, pero en conjunto son definitorias. La intención fue la de insertar a la economía argentina en el mundo aceptando las reglas de juego vigentes en la totalidad del sistema global (salvo en Corea del Norte, pero se me ocurre que no es una opción contemplada).

Y hasta donde sus necesidades tácticas y su realidad política lo permiten, esa sigue siendo la política del gobierno argentino. Lo muestra la insistencia oficial en que Argentina quiere pagar a todos sus acreedores – incluidos los que familiarmente llamamos buitres – en las mismas condiciones. ¿Vale la pena recordar que también las declaraciones oficiales del gobierno chino, con quien acabamos de efectivizar un swap, mencionan la necesidad de un arreglo diplomático de la Argentina con sus acreedores? El maoísmo existe todavía nada más que en la política universitaria local.

Mi opinión personal es que esa ha sido siempre la política económica de los gobiernos kirchneristas, y que la han seguido, quizás no con habilidad, ciertamente no con previsión estratégica, pero con mayor coherencia que la caníbal discusión política interna impide reconocer. Sus características han tenido que ver con cierto folklore peronista, pero mucho más con una decisión, también muy peronista, de no ser “puntos” de nadie.

Se esté de acuerdo con esto o no, quiero señalar que debemos asumir que existe el riesgo que la actual situación de emergencia se prolongue indefinidamente. No solamente por el fallo Griesa; por las características del sistema financiero global realmente existente en esta etapa. Las consecuencias del Gran Default – inevitable – de fines de 2001 se prolongan. Aunque se insista que la reestructuración fue “exitosa”, por el gobierno, para defender la imagen de Néstor Kirchner, y por el Dr. Lavagna, para defender la imagen de Roberto Lavagna. Prefiero decir que fue, en mi juicio, la mejor negociación que podía hacerse (los que ganan todas las carreras con el diario del día siguiente podrán disentir).

Pero el sistema financiero es hoy el mecanismo capitalista clave para la obtención de beneficios y también para el control de las economías “locales”. La fragilidad que mostró a partir de la Crisis que empezó en 2008 hace aún más imperativo que no se acepten excepciones (pregúntenle a Frau Merkel). Y, en un plano práctico, cuentan con lobbistas poderosos en todos los gobiernos y en particular en el estadounidense.

Por el otro lado, la posición argentina ha recibido el apoyo, diplomático, mayormente simbólico, pero significativo de la inmensa mayoría de los países. Y una parte no menor de los decisores en el Atlántico Norte están preocupados por una resolución judicial, el fallo Griesa, que estiman imprudente. El gobierno norteamericano ha mantenido una actitud de indiferencia hacia Argentina – privilegia en los hechos los intereses de algunos de esos lobbistas, y al mismo tiempo reconoce que nuestro país no ha tenido la estridencia caribeña en sus cuestionamientos y mantiene una relación formalmente amistosa y de colaboración en temas de seguridad.

¿Este equilibrio incómodo – sobre todo para nosotros – puede mantenerse? Pienso que no. Argentina – manteniéndose en el MERCOSUR, aún iniciando conversaciones con la Alianza del Pacífico (no debería sorprendernos, si sucede) – forzada por las circunstancias se estaría alejando de algo mucho más “pesado”: el área del dólar. Los swaps con Rusia y China, potencias capitalistas si las hay, pero que no se manejan de preferencia con esa moneda, son una señal en esa dirección. Y – aunque hasta ahora el anuncio de la Reserva Federal de disminuir drásticamente el ritmo de la emisión no ha provocado reacciones notorias – el drenaje de capitales hacia el centro puede ser un factor que haga que otros vecinos suramericanos, especialmente el más grande, traten de cubrirse.

Como ven, son especulaciones, adecuadas para un posteo. Eso sí, si la economía argentina se ve obligada a moverse en estas direcciones, no será una coyuntura pasajera. El gobierno que resulte elegido el año que viene, cualquiera que sea, tendrá que moverse en esta realidad. Ciertamente – me parece una apuesta muy segura – no habrá “lluvia de capitales” que le permita cambiarla.

Anuncios

16 respuestas a Ampliando: consecuencias de la nueva ofensiva buitre

  1. Rogelio dice:

    Abel:
    Alejamiento forzado del área dólar
    Además de la activación del acuerdo de swap entre el BCRA y el Banco Central Chino [¿ primera vez que se activa en forma efectiva ?], otro hecho que tiene que tiene relación con nuestro eventual “alejamiento forzado del área del dólar” es el anuncio del gobierno chino de que “el renminbi será directamente convertible con el dólar de Singapur [primer centro financiero asiático], en forma inmediata” => click ACÁ

    Y me parece que tiene que ver porque confirma en un nuevo escenario el posicionamiento global de la moneda china como alternativa al dólar USA (15 días atrás cerraron un acuerdo con la UE).

    Saludos

  2. Daniel E. Arias dice:

    Ante todo, gracias por los elogios (inmerecidos): recordar “An Occurrence at Owl Creek Bridge” es preguntarse si el actual frente judicial de buitres y pirañas nos puede complicar más, y si cuando -como el protagonista del cuento- creíamos escaparnos pero en realidad nos estaban ahorcando.

    Abel cree que nos van a seguir ahorcando durante años (concuerdo), pero tal vez yo lo tomo más ligeramente que él. No sé si por inconsciente, o por darle más importancia a la tonta realidad que a las preguntas inteligentes, de ésas con que nos comen y comemos el coco.

    La tonta realidad demostró que en 2002 resucitamos cuando nos daban -nos dábamos- por muertos, simplemente por la terquedad del Pingüino (con eso pasó a la historia, y de paso me saco el sombre ante Lavagna) en imponerle quitas y negarle a los acreedores externos el manejo total de nuestra política económica. La tonta realidad nos muestra que los chinos, que son tan maoistas como yo zulú, nos acaban de tirar un salvavidas de 814 palos verdes (para que les sigamos comprando trenes que podríamos fabricar aquí, supongo), y no me extrañaría que en estos días (y por competir con China) don Putin nos regale algún otro lujoso percherón de Troya, quizás para financiar alguna futura central nuclear tipo VVER, o cierta reconstrucción de nuestros mermadísimo equipamiento de Defensa.

    El asunto es que esto no nos descarrile de seguir fabricando trenes propios, o de desarrollar nuestro única central nuclear “de bandera”, el CAREM, que no vale tanto por los megavatios/hora que nos pueda dar, sino por las divisas: es un fierro para fabricar y exportar por decenas y durante décadas.

    Nada de esto es gratis. Más allá del bajón (a la larga insostenible) del petróleo y por extensión, del gas, el hecho es que mientras sigamos siendo importadores (y hay para rato de eso), esa caída de precios nos beneficia. También nos beneficia que podamos dedicarnos con calma a mejorar el rendimiento de las áreas petroleras en explotación secundaria y terciaria, para lo cual YPF Tecnología tiene bajo el poncho algunos trucos mecánicos, físicos y químicos “made in casa”. Hay más ahorro de divisas por ese frente tecnológicamente convencional.

    También resulta más sensata la búsqueda de nuevo petróleo y gas “fáciles” (YPF lo viene haciendo, tras dos décadas en que no lo hizo ninguna privada) que en someternos a contratos leoninos de 35 años + 10 de yapa por el shale gas y el shale oil de Vaca Muerta. Que contiene, vaya coincidencia matemática, unas reservas estimadas en 45 años a consumo actual. Más vale Vaca Muerta resucitada despacio y con veterinario propio que tratar de hacerla guita YA en condiciones impublicables. Y verla irse en un camión jaula de contratos de exportación.

    Yo prefiero retener el control mayoritario de ese recurso, desarrollarlo despacio con centavitos propios y al costo ambiental más moderado que se pueda, no exportar un metro cúbico o barril de lo que haya debajo; y usarlo para generar puestos de trabajo AQUÍ. Porque exportar energía, amigos, es generar trabajo afuera. Y aunque esta década haya sido más ganada que perdida, no nos faltan desocupados, subocupados y multiocupados con contratos basura.

    Cuando le pregunto -no sin miedo- a un tipo más ducho que yo en finanzas y economía como Abel qué nos pueden hacer que no nos hayan hecho, es porque resucitamos en 2002 sin un mango de capital externo, a pura autoinversión de PyMES. Y también porque mientras el mundo se derrumbaba en 2008, la Argentina ligó sus buenos cascotazos, pero salió de los escombros silbando bajito, sacándose la tierrita de la solapa, y siguió lo suyo sin pedir permiso o consejos.

    No es una tragedia que aparezcan yuanes o el vil oro de Moscú cuando la Reserva Federal nos gruñe que va a dejar de imprimir dólares, como juega el gato maula con el mísero ratón. El mísero ratón probó que puede comer de todo. Y el gato se está peleando con otros gatos, para bien del ratonaje.

    Nadie dice que el segundo tiempo venga fácil. Va a haber una de patadas que te la cuento. ¿Cuándo no las hubo? Pero hemos estado ante peores escenarios, Abel. Y aquí estamos, sin embargo.

  3. Trol tlumach dice:

    Creek=arroyo

  4. Norberto dice:

    Por si no lo vieron, esta información salió primero en la edición digital del Cronista, pero luego fue retirada, y hoy está en la edición impresa de Tiempo

    “Para el banco comercial y de inversión Barclays, por ejemplo, una aceleración es poco probable. En un reporte de la entidad sobre la coyuntura de los mercados emergentes, especificó que es difícil que los buitres alcancen el 25% de la totalidad de los bonos (unos U$S 1400 millones) necesario para la aceleración. Pero además, los costos legales de la aceleración y el posterior litigio contra Argentina son muy grandes, y es posible que el país no pueda responder ante un pedido exitoso de aceleración, que podría tener aparejado, por las cláusulas de cross default (default cruzado) un retroceso a los canjes de 2005 y 2010. Por lo tanto, la estrategia de no esperar puede tener costos relevantes y ningún beneficio.
    También los fondos de inversión coinciden con Barclays. Tom Mullen, titular de TWM Capital, consideró que “es demasiado costoso y logísticamente difícil para que los inversionistas traten de buscar el pago total antes de enero, cuando la cláusula Rufo expira”, a lo cual se sumó Alejo Czerwonko, un especialista en finanzas de la empresa UBS Wealth Management, quien opinó que “no tiene sentido para la empresa acelerar sus tenencias de bonos Par” frente a la posibilidad de cobro.”

    http://tiempo.infonews.com/nota/136485/bancos-y-fondos-desestiman-posibilidad-de-que-exista-una-aceleracion-de-bonos

    Esto está en linea con lo que decíamos ayer sobre el tema, y con lo que sostenemos desde hace un tiempo, la solución no es judicial porque no existe confianza en ese sistema corrupto encabezado por Scallia, el autor del fallo fetiche de Guillermo, falta de confianza compartida por la gran mayoría de las naciones, la solución vendrá del lado de la política.
    Nunca menos y abrazos

    • guillermo dice:

      “Fallo fetiche de Guillermo”:

      Si suelta los clichés del Patio de las Palmeras, se daría cuenta que jamás me referí a que el fallo fuese ‘bueno’, particularmente desde

      el criterio con que se juzgan cosas en un consultorio sentimental: “Ud que ha sufrido tanto merece una nueva oportunidad, deje a ese hombre y comience una nueva vida, haciendo feliz a sus hijos.’ Muy buen consejo, magnífica aspiración, pero la ley no funciona de la misma manera. Es un sistema de reglas y principios, codificados en función a los valores y objetivos de la sociedad que crea esas reglas. Nadie “obligó” a Néstor Kirchner a elegir la ley de New York para los bonos.

      New York es un centro financiero. Por lo tanto su ley comercial favorece al acreedor. Griesa dió un fallo que, si fuese objetable desde el punto de vista de la ley que aplica, hubiese sido cuestionado en instancias menores, o la Corte Suprema lo hubiera tomado. Por eso es ridículo gritar ‘justicia podrida’. Una justicia podrida es una que no se atiene o distorsiona las reglas que aplica. Si las reglas son mejorables es un tema de legislación, no de jueces. En muchos paises la ley de extracción compulsiva de ADN que aplica en Argentina es una barbaridad troglodita, pero es incuestionable la obligación de un juez argentino de hacerla aplicar.

      Para cerrar este tema, le recuerdo que la crisis de Mejico en 1994 y la de Brasil en 1999 tuvieron exactamente la misma raíz que la argentina en 2001, el colapso de la cotización de la moneda tras el intento de clavarla al dólar, y la imposibilidad de afrontar los compromisos externos. Como hicieron las cosas Brasil o Méjico fue muy distinto a la actitud argentina, declarando el default con gritos y aplausos en el Congreso, etc. Brasil o Méjico hoy no necesitan desesperarse por las consecuencias de esas crisis.

      Argentina eligió renegociar su deuda solita, sin ningún apoyo externo (a pesar de la sabiduría del Viejo Vizcacha y tener donde rascarse). En mucho porque la idea de estar cacheteando al mundo resulta irresistible. No recuerdo otro gobierno que, teniendo un caso judicial importante bajo justicia extranjera, se dedique sistemáticamente a denigrar al juez (aunque tuviera razón, ver Viejo Vizcacha), porque todo se hace para enloquecer a la muchachada saltando en la plaza, estadio, patio, o donde se junten. Asi le va al país. Cuando Daniel Arias pregunta ‘Qué más pueden hacernos?’, la pregunta real es cuanto de ese ‘hacernos’ no fue fatto in casa.

      • Norberto dice:

        El 92,4% de la deuda en poder de los tenedores de bonos no reestructurados acepto las condiciones, y desde ese momento, y hasta que un Juez violando su jurisdicción y competencia mediante un fallo absurdo bloque los fondos de terceros que no son parte de la litis, se hicieron efectivos todos los pagos en tiempo y forma.
        Nunca menos y abrazos

      • David dice:

        Lamentablemente, habiendo elegido las leyes del maldito Imperio, aceptamos que se requiere del 100% de acuerdo.

        Y la “mejor negociación de deuda del Universo” se fue al diablo.

        Una verdadera pena para nosotros, eternos ganadores morales.

      • Norberto dice:

        Mire David, la única batalla que siempre se pierde es la que no se da, no se si ha jugado rugby contra anglosajones, si lo ha hecho habrá entendido que según su opinión Ud debe respetar las reglas del juego, pero eso no corre para ellos, y lo mismo sucede en toda guerra que emprendan, ahora si Ud patea el tablero y el trasero de ellos, allí es donde le respetaran, si Ud se aviene a las reglas que ellos han determinado para su comportamiento, será Gunga Din y acabará como él en defensa del opresor, en cambio si Ud sabe sacar partido de las situaciones que se le presenten aún quebrando las reglas, será respetado como adversario, y aún aceptado a la barra para celebrar de igual a igual.
        Nunca menos y abrazos

      • David dice:

        Norberto,

        No he jugado al rugby jamás, pero cuando jugué al tenis, al fútbol o aL Basketball siempre me vi obligado a respetar las reglas del juego.

        Claro, nunca pude llegar a “la mano de Dios”. Y si no lo logré con el deporte, mucho menos con las leyes, que siempre son inflexibles con la gilada.

        Bueno, por ahora somos los giles de la comunidad internacional, y por eso perdemos las Malvinas una y otra vez…

      • Norberto dice:

        Ud ha dado el ejemplo exacto David, la “mano de Dios”, que es odiado , amado y respetado, todo a la vez por nuestros adversarios en Malvinas que de variadas formas también expresan su admiración por nuestros pilotos en el conflicto, y el temor que les provoca una Argentina desarrollada a la que intentaron recortarle sus dientes, y lo lograron durante unos años, de todas formas.
        Sin mucho conocimiento en Derecho, se lo suficiente como para conocer que los usos y costumbres derogan las leyes que caen decrépitas ante ellos, así como es legítima la resistencia ante la arbitrariedad de autoridades y leyes, y eso es lo que ha provocado la simpatía, declarada y oculta, de una mayoría abrumadora de las naciones del mundo, que ha tomado en sus manos la reforma de un sistema que ha demostrado ser permeable. por no decir corrupto, a las necesidades de los poderosos, aunque yo reconozca que entiendo que así lo diseñaron Hamilton y Madison.
        Nunca menos y abrazos

      • David (idu) dice:

        Seguramente dí en el clavo, Norberto:

        Maradona me parece el símbolo de lo peor nuestro: viveza, prepotencia y maltrato. Y obviamente, trampa (mientras no se avive el referí).

        Lo del “temor por una Argentina desarrollada” lo tomo como una licencia poética… o me quedo atónito sin respuestas…

        Ya para miedos, parecen más feroces los coreanos del norte, o los ayatollas persas, o si querés el ISIS, que está tan de moda.

        Efectivamente, los usos y costumbres derogan las leyes que caen decrépitas, por ejemplo la Ley de Medios, o la del Pago de Bonos en Baires, y otras muchas que siguen pasando alegremente por un Congreso cuyos miembros de mayoría automática no leen los proyectos antes de votarlos.

        Lo de la “simpatía declarada… de una mayoría abrumadora de las naciones del mundo¨”, bueno, bueno, paremos la mano: se trata del 25% del PBI mundial. Dicho de otro modo: el 75% del PBI NO NOS APOYÓ.

        El sistema financiero internacional está obviamente corrupto. Pero no (o no solo) por su vocación de sojuzgar a nosotros los buenos, sino por razones mucho más concretas: HAY EN EL MUNDO 10 VECES MÁS ACTIVOS FINANCIEROS QUE BIENES Y SERVICIOS ADQUIRIBLES.

        Saludos

      • Norberto dice:

        Debo haberme expresado mal David, porque cuando hablo de sentimientos contradictorios digo que los tienen los ingleses, y cuando hablo de unaArgentina desarrollada, no digo que lo está, sino que es un temor que tienen.
        Por otro lado ¿en qué país del mundo las mayorías parlamentarias, salvo en el nuestro como en la 125, votan en contra de las leyes del ejecutivo del mismo partido?, ¿no le parecería un poco loco que un gobierno vea cercenadas sus facultades por sus diputados o senadores, cuando como en en nuestro caso ya están los jueces para hacerlo en favor de las corporaciones oligopólicas como lo demuestran día tras día?
        Nunca menos y abrazos

      • David (idu) dice:

        Bué, al menos resulta que los ingleses tienen sentimientos… toda una novedad…

        No pretendo que los parlamentarios de la mayoría voten en disidencia (en esta Argentina con republicanismo en pañales). Solo que al menos lean los proyectos.

        Porque si los legisladores no tuviesen libre albedrío, el Congreso no necesitaría trabajar, ni debatir, ni reunirse, ni hacer comisiones: bastaría contar cuántas bancas tiene cada partido ante cada ley enviada por el Ejecutivo y listo el pollo (y las leyes).

        Así llegamos, por el absurdo, a que el parlamento debería servir para algo más que votar automáticamente los deseos del Ejecutivo.

        Ese algo se llama “división de poderes”, en donde la libertad de los legisladores (y lo mismo para los jueces) debería ser la norma.

        Sobre el modo de dictaminar de los jueces, bueno, a veces lo hacen a favor de las corporaciones oligopólicas y a veces a favor del gobierno. También automáticamente (no sé por qué pienso en Oyarbide y Casanelo…)

        Felizmente tenemos a Gils Carbó, y la eficiencia cuasi-infinita del tandem Cris – Carbó para poner jueces adictos antes de que se termine el gobierno (no eterno, parece) de la Presidenta.

        Saludos

  5. David dice:

    Interesante todo. Muy.

    Imagino en unos meses, a los porteños de clase media recorriendo la calle Florida, desesperdos por hacerse de rublos y yuanes.

    ¡Batalla cutural, si las hay! ¡Nunca menos!

    (¿Los Cedines serán convertibles a renmimbis?)

  6. Norberto dice:

    Hace poco el Escriba nos ponía en antecedentes de los nexos de un alto funcionario de la administración Obama con un director de ATFA, hoy es la Presidenta





    Nunca menos y abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: