la historia de los Reyes Magos

No soy un hombre de fe, pero fui formado en el catolicismo. Y algunas imágenes le quedan a uno desde su infancia. Busqué a alguien que hablara de ellas con las palabras adecuadas, y lo encontré en Chesterton:

«Es una historia extraña, aunque antigua, la forma en que llegaron de las tierras de oriente, coronados con la majestad de los reyes y revestidos con algo del misterio de los magos. La verdad es que la tradición los ha recordado sabiamente casi como cantidades desconocidas, tan misteriosas como sus nombres misteriosos y melodiosos, Melchor, Gaspar, Baltasar.

Pero llegó con ellos todo ese mundo de la sabiduría que había observado las estrellas en Caldea y el sol en Persia, y no vamos a estar equivocados si vemos en ellos la misma curiosidad que mueve a todos los sabios. Ellos representan el mismo ideal humano como si sus nombres hubiesen sido realmente Confucio o Pitágoras o Platón. Ellos son los que no buscaban historias, sino la verdad de las cosas, y dado que la sed de la verdad es en sí misma una sed de Dios, también tuvieron su recompensa«

3 Responses to la historia de los Reyes Magos

  1. Capitán Yáñez dice:

    Los muy cabrones… ¡me afanaron los zapatitos!

  2. Capitán Yáñez dice:

    Hablando en serio: es de esperar que a Nidera y semejantes (que se mandaron a guardar convenientemente durante «el conflicto con el campo», dejando que la cara la pusieran «los productores», cuando bien se sabe que el negocio lo manejan ellos), al Momo Venegas y a La Patria Chacarera -deberían visitarla por estos dias, es imperdible si quieren saber como piensa la gauchocracia (no se pierdan los «comentarios» de algunos de los dueños de la tierra-patria)- los Reyes Magos les hayan dejado un poco de humanidad.
    Vos mejor que nadie, Abel, sabés que las torpezas K de aquellos dias me transformaron poco menos que en un gorila. Me ganó la calentura, qué se le va a hacer.
    Ahora, serenados los ánimos, justificar la esclavitud -y como obrajero maderero que he sido en alguna etapa de mi vida acepto desafíos- porque la «industria semillera factura mil millones» me parece una miserable demostración del más puro «neoliberalismo-hijoputismo».
    ¿Te acordás del «lado oscuro de la luna» que mandé a La Hoja…?
    Pues allí sigue. Es un modelo de país, cuyo lado oscuro es… oscurísimo. Mariano T, en La Patria Chacarera, lo disfraza con un benévolo «los changos», categoría evidentemente inferior -parangonable a «bolitas», «paraguas», «perucas» y otras semejantes de las cuales hablamos no hace mucho- a «nosotros». «Los changos», debe aceptarse, son sujetos -objetos, mejor dicho- que vienen de la miseria, por lo tanto deben «agradecer» que los «productores-dueños de la patria» les den laburo. La Forestal, digamos.
    No resulta para nada curioso que «la prensa independiente» no le salte a la yugular al Momo como le salta a Moyano todos los dias o poco menos, aunque los camioneros vivan más o menos bien y los «trabajadores rurales» sean poco menos que esclavos. Debiera despertar alguna curiosidad ese asunto, pero…
    Es una de las deudas del «modelo», si. Pero más que «del modelo», de tal deuda debieran hacerse cargo, antes que nadie, los gauchócratas y el Momo – Duhalde.
    Al Momo lo conocí en Necochea veinte años ha, y puedo contar unas cuantas jugosas anécdotas. Para nada «progresistas», desde ya.

  3. Abel, ¿sabías que en inglés no son los 3 Reyes Magos sino los 3 Hombres Sabios? Creo que eso explica claramente el comentario de Chesterton.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: