profanaciones

Siento que debo empezar – aunque no sea lo que importa – reconociendo que el rabino Sergio Bergman no me cae simpático. Más que algunas de sus posturas – con las que no estoy de acuerdo – me fastidia cuando mezcla su activismo político en los medios con un judeocristianismo light.

Como dije, no importa. Sólo que me hace sentir más obligado a agradecerle esto que escribió en La Nación: La Catedral y los cómplices. Porque el concepto de profanación es – a la vez – muy real, algo que hiere directamente la sensibilidad del que lo percibe; y es difícil, delicado de manejar. Esto no es cierto para los fanáticos, los que se aferran a su pedazo de verdad y la confunden con el todo. Pero el católico sincero – tanto como el ateo sincero y provocador, a la León Ferrari – deben preguntarse porqué los argentinos comunes y la Iglesia se han quedado callados, cuando se irrumpió en la Catedral de Buenos Aires para reclamar partidas presupuestarias. Algo que percibe como profanación aún un católico nominal como yo, de bautismo y primera comunión, que no tiene en su vida cotidiana mucha relación con lugares sagrados; tal vez por memorias de la infancia, o porque personas a quien uno quería mucho sí los respetaban.

No nos confundamos con mezquinas razones políticas de los que han utilizado como figura simbólica a alguien a quien no se atreven a respaldar ni a condenar. Eso vale para gobernantes y «dirigentes». Estamos más cerca de la verdad cuando pensamos en la anomia y sí, la cobardía inevitables en una sociedad que conserva muy pocos valores comunes y casi nada de convicciones firmes.

Si mal no recuerdo, hay un poema de T. S. Eliot donde habla de un tiempo en que «las personas buenas carecen de toda certeza, y los peores están llenos de apasionada intensidad». Quizás Hebe de Bonafini no sea de lo peor moralmente – ella cree en algo – pero el uso de la tragedia que ha sufrido para justificar su fanatismo es profundamente inmoral. Curiosa ironía: en eso se asemeja a enemigos suyos, que usan el Holocausto y el antisemitismo como excusas para las peores políticas de Israel en Palestina y en el Líbano.

Pero me parece que hay algo más en lo que pasó: lo que no sucedió. La Iglesia no mobilizó, hasta ahora, a sus jóvenes de la Acción Católica y de sus colegios. ¿Timidez, cobardía? Es fácil acusar; pienso que hay también responsabilidad: la memoria de una militancia que empezó en el ´58, cuando lo de Laica o Libre, y no terminó bien.

Igual, creo que los cristianos – aún los nominales – debemos defender nuestros valores, sin enfrentarlos a las otras historias que forman nuestra Argentina. Por eso, debemos agradecer a un rabino judío que – en la mejor tradición de su cultura- universaliza su reflexión: señalando «si se hubiera realizado la misma acción de presión ingresando en una sinagoga o en una mezquita o algún otro templo de cualquier confesión, sé que la reacción hubiera sido inmediata, masiva y de repudio» y se pregunta «si uno, por aquello que cree sagrado para su causa, se encausa y desborda en profanación de lo que es sagrado para otros«

One Response to profanaciones

  1. HARRY dice:

    BIEN LO DE BERGMAN ,PERO CON RESPECTO A LOS CATOLICOS,QUE HUBIESE PASADO SI LA SEÑORA BONA-FINI ,HUBIESE HECHO LO MISMO EN UNA MEZQUITA ISLAMICA ?
    CUANDO LOS SISTEMAS DE CREENCIAS COMIENZAN A SER CORRUPTOS DESDE EL POSITIVISMO CONTIANO TERMINAN POR SER CORRUPTOS EN TODA LA OFERTA DEL SISTEMA AXIOLOGICO.
    EL PAIS ES HIPOCRITA Y TEMEROSO. Y HAY UNA PERLA QUE SE AGREGA A ESTA MEZQUINDAD DE COJONES, AL PARECER LA MOSSAD LIQUIDO A UNO DE LOS AUTORES DEL ATENTADO EN LA AMIA,BUENO NO HE VISTO TODAVIA UNA SOLA VOZ IMPORTANTE DEL LLAMADO CAMPO NACIONAL OPINAR SOBRE EL ASUNTO.
    PORQUE ?
    SIMPLEMENTE PORQUE NO SABEN RECONCILIAR LOS INTERESES NACIONALES CON LA CLASICA VISION CONSPIRATIVA QUE LOS NUTRE.
    ISRAEL AL PARECER VENGO A SUS JUDIOS ARGENTINOS,NUESTROS DECLAMATORIOS NACIONALES SON INCAPACES DE PLANTEAR UNA SOLICITADA SOBRE EL ASUNTO.
    NI A FAVOR NI EN CONTRA.
    SALUDOS.
    HARRY.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: