La guerra de los buitres

agosto 27, 2014

an

Amigos y otros visitantes: Pienso que ustedes pueden estar cansados del tema. Yo lo estoy. Pero…

Ya he escrito y subido material en exceso sobre el conflicto del Estado argentino con Paul Singer, el dueño de los fondos especulativos que compraron bonos argentinos defaulteados en 2001 a precios de remate, y tras un pleito que ha durado una década, obtuvieron un fallo que les reconocía sus pretensiones – una ganancia sideral – del juez Griesa y – en forma explícita o tácita – de todos los niveles del sistema judicial estadounidense.

Sucede que han aparecido nuevos pájaros en el cielo. Y no sabemos si corresponde decir que son los “buitres buenos”. Trataré de ayudar a encuadrar esa duda.

Ya cuando Horacio Verbitsky, este domingo 24, anunció la aparición de David Martínez Guzmán me sentí obligado a señalar en la columna de comentarios del posteo que había subido horas antes con un análisis pesimista de Pablo Tonelli sobre los riesgos de la posición argentina, que este nuevo hecho no los eliminaba, pero obligaba a tomar en cuenta otro elemento.

Tengamos en cuenta que David Martínez Guzmán no es un actor nuevo en la economía argentina. En el blog tuve ocasión de comentar, en noviembre del año pasado, su intervención en la pugna del gobierno con el Grupo Clarín. Y ahí dije:

David Martínes no es un Leo Fariña cualquiera. No da el perfil del testaferro. Fundó Fintech en 1987, y entró a jugar en primera con la reestructuración de la deuda de CYDSA, un gigantesco conglomerado mexicano. En 1994 compró directamente del gobierno argentino bonos de deuda con vencimientos a 8 y 37 años por un valor de 834 millones de dólares. Podríamos decir que es un buitre bueno“. Como ven, en este caso adelanté mi opinión diez meses.

También tengo que hY  acer notar que la intervención de D.M.G. en esa disputa por la Ley de Medios fue anunciada en esa fecha – ¡sí! – por Horacio Verbtisky en Página 12.

Y ahora han entrado en la batalla dos pájaros de dimensiones gigantescas, aún mayores que las de nuestro amigo mexicano: George Soros y Kyle Bass. Los fondos de inversión Quantum Partners y Hyman Capital, cada uno de ellos manejado por dichos señores, iniciaron una demanda en Londres contra el Bank of New York Mellon (BoNY) por no haber girado 226 millones de euros correspondientes a los intereses de los bonos Discount en su poder. El dato importante, que a cualquier abogado le llamaría la atención, es que no demandan al Estado argentino como corresponsable.

Sobre esta operación y estos financistas, informa, casi mascullando, La Nación, eufórico, el oficialista Página 12, y con lujo de detalles Carlos Burgueño en el cripto oficialista Ámbito. Así que no es necesario que alargue el posteo (estoy de vacaciones, después de todo). Léanlo allí.

Entonces, a la duda original ¿son buitres buenos?: Del célebre Soros han dicho cosas mucho peores que “buitre”, directores del Banco de Inglaterra – al que le dobló el brazo en 1992, forzándolo a la devaluación de la libra. Pocos han dicho que es “bueno”, aunque es cierto que apoya causas progres.  Bass es un texano dedicado a la administración de fondos de inversión. Aunque critica a los fondos buitres, “operadores en el margen del capitalismo” los ha llamado, ha hecho muy buenos negocios con la reestructuración de la deuda griega, por ejemplo.

Podemos estar seguros de algo: que no intervienen en el tema por caridad. Esperan ganar dinero. Lo que es lógico y natural: vivimos en un mundo donde impera la lógica capitalista, aunque en algunos casos el sistema político sea leninista (Están también los delirantes, pero esos no importan).

El interés primordial de Argentina en este asunto es que el monto de su deuda pública en moneda extranjera se mantenga dentro de los límites manejables. Las movidas de Martínez, Soros y Bass no cambian la situación jurídica. Pero introducen un elemento que cualquier sistema judicial – aún el norteamericano – debe tomar  en consideración. Además del Estado argentino, por supuesto.

Por mi parte, espero que el gobierno esté dedicando todos los esfuerzos de que sean capaces sus organismos diplomáticos y de inteligencia a hacer un mapa de la tenencia de los bonos argentinos, en dólares, euros y yenes, Discount y Par. Que, es claro, puede variar día a día.

Y en nuestra lamentable oposición deberían tratar de hacer su propio mapa. Hay algunos banqueros con muchas conexiones y asesores financieros vinculados a importantes casas de cambio que podrían ayudarlos. Si se interesasen en los hechos y en la posibilidad de preverlos, en lugar del último titular que lanza un medio periodístico.


EE.UU. e Irán, aliados en Irak

agosto 25, 2014

US_Irak_Iran

Hace tiempo que no posteo sobre política internacional. Estoy sin tiempo disponible, y los medios locales publicaron en estos días poco que valga la pena sobre el tema. Y eso que la ornitología – pájaros como Paul Singer, George Soros y David Martínez – dan para notas interesantes…

Pero no debo quejarme si no aporto. Apenas, aquí les traduzco la introducción a un análisis de Stratfor sobre un aspecto interesante del Gran Juego de las potencias. Stratfor mira desde Washington, con los valores de Texas, pero tienen una visión muy realista de los intereses propios. Una buena lección para nosotros.

Desde junio, la atención internacional se concentra en Irak, donde el movimiento yihadista transnacional Estado islámico se hizo cargo de grandes franjas de las zonas de mayoría sunni del país y declaró el restablecimiento del califato. A pesar de esa atención mundial, sobre todo de parte de Estados Unidos, las operaciones militares contra el Estado islámico, la cooperación entre EE.UU. e Irán contra el grupo yihadista – una dinámica significativa – ha pasado casi desapercibido.

La convergencia de intereses, en particular en relación con los gobiernos regionales del centro de Irak y kurdos, ha hecho necesario que Washington y Teherán coordinaran sus acciones. Sin embargo, la desconfianza y la oposición interna continuan obstaculizando esta cooperación.

A pesar de su enemistad de 35 años, los Estados Unidos e Irán han cooperado en contra de un enemigo yihadista común en el pasado, como cuando trabajaron juntos para derrocar al régimen talibán afgano tras los ataques del 9/11. Sus relaciones rápidamente se agriaron de nuevo cuando la administración del presidente George W. Bush declaró que la república islámica era una parte del “eje del mal”, y cuando la controversia sobre el supuesto programa de armas nucleares de Teherán estalló en 2002. Sin embargo, estas tensiones no impidieron que los dos lados cooperaran de nuevo en el esfuerzo de Estados Unidos para derrocar a Saddam Hussein en 2003.

Para Teherán, la decisión de Washington de derrocar el gobierno baasista de Irak fue un regalo del cielo; cambió la amenaza más grande a la seguridad nacional  de Irán en una oportunidad geopolítico importante. Los iraníes hicieron todo lo posible para facilitar la expulsión del gobierno encabezado por el presidente iraquí Saddam Hussein. En estos esfuerzos, socios iraquíes de los Estados Unidos – por ejemplo, los shiítas y kurdos – habían sido durante mucho tiempo aliados de Irán. Estas dos comunidades, que habían sido privadas de sus derechos durante décadas bajo un orden dominado por los sunnitas, recibieron el apoyo de Washington y Teherán, primero para derrocar el viejo orden y después para formar un estado dominado por los shíitas en la que los kurdos tuvieron una autonomía considerable.

… Ahora, cuando el nuevo gobierno iraquí, digitado conjuntamente por los estadounidenses y los iraníes se enfrenta a su mayor desafío desde el fin de la insurgencia sunnita en 2007, es natural que las dos potencias unan fuerzas una vez más para enfrentar la amenaza común. Las preocupaciones de Teherán y  de Washington sobre el Estado Islámico trascienden las fronteras de Irak e incluyen los intereses comunes en el resto de la región. El actual proceso de acercamiento facilita dicha acción común. Por lo tanto, el contexto geopolítico de la cooperación entre EE.UU. e Irán es bastante favorable“.  (completo aquí)


El desalojo de la villa Papa Francisco

agosto 25, 2014

villa Papa Francisco

Me encuentro lejos, en geografía y en comunicación, de la Capital Federal. Y del barrio de Lugano, que también es América. Y no me gusta opinar desde la ideología, o desde las reacciones sentimentales. Me llama la atención, o no, que en los blogs politizados más leídos se ha hablado poco del asunto.

Les acerco algo que escribí sobre incidentes parecidos – no puedo medir, como dije, cuán parecidos – en diciembre de 2010, La próxima década empezó en Soldati. Y les enlazo las notas que publicaron dos fuentes muy distintas.

Una es La Nación, diario tradicional, y, como todos saben, opositor. La información es sesgada, inevitable, pero factual:

Después de un homicidio ordenaron el desalojo de la villa Papa Francisco

Los terrenos linderos con la villa 20 estaban usurpados desde febrero; eran tierras contaminadas con metales pesados en las que vivían 700 familias; la zona fue escenario de reiterados hechos de violencia relacionados con el narcotráfico.

El miércoles, un balazo en la cabeza acabó con la vida de Melina López a metros de la villa. Su muerte pareció activar todos los resortes que durante seis meses estuvieron dormidos. Ayer, más de 2000 efectivos de tres fuerzas de seguridad irrumpieron en el asentamiento ilegal Papa Francisco para desalojarlo.

“Francisco no se va, Francisco no se va”, arengaba la Pony, una de las desalojadas del predio tomado en Villa Lugano. Habían pasado varias horas después de la irrupción de las fuerzas del orden en el terreno de la avenida Fernández de la Cruz y Pola, en Villa Lugano, pero aún quedaban unas 300 personas en la calle que se negaban a ser trasladadas a un parador como lo proponía la asistencia del gobierno de la ciudad“.  (completo aquí)

Otra es la Agencia Paco Urondo, periodismo digital, y militante en la coalición oficialista. Y debo decir que ésta vez me parecen flojos, muchachos. Está hecha desde una posición jugada, lo dejan claro en el comienzo, pero ocupa más espacio la crónica del maltrato a unos diputados que se acercaron para intervenir, y algunas denuncias de agrupaciones, que la descripción de los hechos:

Represión en Lugano: balearon a Pablo Ferreyra

Este sábado 23, la Gendarmería Nacional y la Policía Federal y Metropolitana, bajo la conducción de Sergio Berni, desalojó y reprimió el barrio de Lugano conocido como “Papa Francisco”. El diputado Pablo Ferreyra, hermano de Mariano, recibió cuatro impactos de goma“.  (sigue aquí y aquí)

Cuando esté de vuelta en Buenos Aires hablaré con algunos amigos y tal vez pueda decir algo más. Lo único que puedo agregar ahora es que me parece significativo el nombre que le pusieron sus moradores a la villa. Es gente muy, muy pobre. No se da el lujo de la ideología. Necesitan símbolos claros y apoyos. Entonces, que eligieran “Papa Francisco” es un hecho importante de lo que algunos llaman la batalla cultural.


Nuevo agente de pagos. El riesgo de un nuevo canje

agosto 23, 2014

la-insoportable-levedad-del-ser

Reconocí, en respuesta a un comentario, que me faltaba intentar una evaluación actual de las estrategias de ambos lados en la “guerra de los buitres”. Bueno, mi amigo Pablo Tonelli, peronista y licenciado en Economía, frecuente colaborador del blog – de quien hace poco subí la primera parte de su “cuadro de situación” – lo ha actualizado a la luz del proyecto de ley que el Poder Ejecutivo envió al Congreso.

Y su evaluación es pesimista. Cree no tendría éxito en sus objetivos, y su resultado final sería un nuevo canje global de la deuda emitida bajo legislación extranjera (unos U$S 28.000 millones).

Agrego algunas observaciones al final.

“BUITRES: CANJE LOCAL Y NUEVO AGENTE DE PAGOS.

Pablo Tonelli, economista

En principio voy a relatar los hechos por todos conocido: A raíz del fracaso de la negociación llevada adelante, en primer término, por el Ministerio de Economía de la Nación y el mediador designado por el juez Griesa, luego por los Bancos locales y finalmente por un conjunto de Bancos internacionales, el Gobierno Nacional adoptó una serie de medidas.

El objeto de las mismas es permitir que los tenedores de los bonos reestructurados por la Nación en ocasión de los canjes de los años 2005 y 2010 continúen percibiendo los servicios de la deuda en forma normal, ya que el vencimiento del pasado 30 de julio se encuentra inmovilizado por una decisión del Juez norteamericano, que abarca incluso otras jurisdicciones nacionales, más allá de su incumbencia directa que es la ciudad de New York.

Las medidas anunciadas y enviadas en forma de Proyecto de Ley al Senado de La Nación, proponen la remoción del Agente Fiduciario encargado de hacer efectivos los pagos, el Bank of New York Mellon (BONY) y reemplazarlo por Nación Fideicomisos, entidad bajo la órbita del Banco de la Nación Argentina. El motivo es su imposibilidad de hacer efectivos los pagos realizados por el Estado Argentino, al atenerse a las disposiciones del Juzgado del Distrito Sur de la Ciudad de New York, que lo prohibieron.

En segundo lugar se propone habilitar el canje de los títulos  bajo legislación extranjera por otros similares, emitidos en las mismas condiciones financieras y en los mismos plazos, pero bajo jurisdicción argentina. Este cambio es de “condiciones de pago” y tiene carácter voluntario. Esta modificación no inhibe formalmente a los bonistas de elegir otro lugar de pago internacional u otro fiduciario. A su vez se decide depositar en la cuenta del fiduciario nacional el monto correspondiente a los servicios de los buitres y holdouts, que no han ingresado a los anteriores canjes, incorporándolos de hecho a un nuevo canje en los términos de 2005 y 2010 que rechazaron, originando el conflicto legal.

Más allá del embrollo legal, la decisión tomada por el Gobierno Nacional es no aceptar el fallo de la Justicia de los EEUU, que otorga a los fondos buitres condiciones no pactadas en los canjes, por considerarlas ilegítimas, abusivas y violatorias de la capacidad soberana del Estado Argentino de reestructurar sus compromisos.

Esta decisión es la causa, en última instancia, del fracaso de las iniciativas privadas de negociación con los buitres: la imposibilidad de fijar un precio a la transacción. Esta, estimo, es la clave, independientemente de la interpretación sobre los reales alcances de la cláusula RUFO, vigente hasta el 31 de diciembre del 2014 y del impedimento legal que la Ley 26547 plantea al impedir otorgar condiciones más favorables a los que hayan litigado contra el Estado Nacional. Esta decisión se fundamenta en la interpretación antagónica de la cláusula denominada “pari-passu”.

El extenso documento que a modo de “Considerandos” acompaña al Proyecto de Ley del Ejecutivo Nacional, detalla esta controversia. Según el mismo, ya en diciembre de 2003, antes del canje de 2005, nuestro país sostuvo “que se dejara sentado que la cláusula pari-passu i) no requiere pago a prorrata, ii) no establece prohibición de pagar a un acreedor y iii) no ordena el cese de pagos por no pagar a uno o más acreedores”. En su momento el juez Griesa rechazó la moción argentina  “alegando que no había caso o controversia” (en ese momento) y con su dictamen, según el texto mencionado “se negó a brindarle seguridad jurídica a la República Argentina en forma previa a encarar el mayor proceso de reestructuración de de deuda soberana de su historia

Casi una década después, la orden judicial del 21 de noviembre de 2012, confirmada por el Segundo Circuito (Cámara de Apelaciones) que quedó firme al negarse la Corte Suprema de Justicia de los EEUU a tratar el tema, establece: (me baso en el texto de los “considerandos”)  que cada vez que se paguen los bonos bajo las Ofertas de Canje realizadas (los títulos reestructurados en 2005 y 2010)”  la República deberá simultáneamente – o con antelación- realizar un “pago a prorrata” a NML “ (titular de la parte Buitre junto a otros). Interpreta que el monto del “pago a prorrata” deberá ser igual al “porcentaje de pago” abonado a los bonistas del canje multiplicado por el monto total más intereses que se deba en ese momento a NML y otros. Ese “porcentaje de pago” es un cociente entre el monto efectivamente pagado en relación al vencimiento del canje que se pague y el monto total de esa obligación.

Se interpreta de lo anterior que si un servicio de deuda de los bonos reestructurados implica un tres por ciento del total de esa obligación, el mismo porcentaje deberá abonarse a los buitres sobre el monto total de su deuda más intereses al momento de ser efectivizado. Los “considerandos” afirman que las órdenes de pago pari-passu de Griesa fuerzan a la Argentina a otorgar un trato desigual entre sus acreedores, condenándola a pagar a los fondos buitre el 100% del capital más intereses devengados cada vez que Argentina pague el importe total adeudado a los bonistas que adhirieron al canje.

De este texto surge, en mi interpretación, que el pago total y en efectivo de la deuda exigida por los buitres, implica un reconocimiento total de la deuda más intereses y compensaciones prorrateadas en cada pago de la deuda reestructurada. Es decir se paga el mismo porcentaje de una en relación con la otra, aunque la primera sean sólo intereses (la deuda reestructurada) y la deuda reconocida a los buitres sume el capital original. Si bien el punto es la aceptación o rechazo del monto que la justicia norteamericana reconoce a los buitres sería bueno que el debate parlamentario aclarase si esa deuda se paga a prorrata o de una sola vez. El texto de los “considerandos” me induce a pensar lo primero, personalmente pensaba que se trataba de lo segundo.

En principio la elección de un nuevo fiduciario por parte de los tenedores de la deuda reestructurada bajo legislación extranjera es un trámite que enfrenta numerosas dificultades. Ya la Justicia de los EEUU se expidió, en sus fallos anteriores, en contra de la posibilidad que los bonistas acepten un nuevo agente pagador y ello pesará en las decisiones de las instituciones que efectivizan los pagos en los EEUU y Europa (DTC, Euroclear y otras) respecto a entregar a un nuevo fiduciario el detalle de los bonistas particulares beneficiarios, y el certificado global de su tenencia.

El juez Griesa manifestó que lo anunciado por el Gobierno Nacional es “ilegal”. Ahora bien, la figura del desacato no tiene tradición en la legislación que rige las relaciones entre naciones, pero es aplicable a los intermediarios financieros. Sabemos que “nada es más cobarde que el capital” como decía un Viejo General. En este contexto opino que los fondos poseedores de deuda reestructurada, muchos de los cuales por razones estatutarias solo pueden poseer títulos con legislación de los EEUU, oscilarán entre vender sus posiciones, forzando a la baja su cotización o reunir un porcentaje equivalente al 25 % de la emisión de cada título individual (Discount, Par, etc.) y pedir  la “aceleración” del título, es decir, que en virtud de la imposibilidad de cobro de los vencimientos sea exigible el capital total emitido. Las condiciones de emisión de los bonos del canje mencionan que si un 66% de ellos aceptan modificar las condiciones de emisión, esta decisión será extensiva a todos. Esto podría modificar la situación, pero personalmente soy muy escéptico de que algo así ocurra.

Me arriesgo a opinar, con todas las incertidumbres inherentes a un vaticino, que vamos inevitablemente a un canje global de la deuda emitida bajo legislación extranjera (unos U$S 28.000 millones) por deuda emitida en las mismas condiciones bajo legislación nacional, es decir, en términos de los abogados norteamericanos de la Argentina “permitir que la Justicia Americana fuerce un default”. En el ínterin el juez Griesa acusará a la Argentina de incumplir sus fallos, aunque no sea desacato.

El Gobierno Nacional ha juzgado inaceptable el fallo de la Justicia de los EEUU en la que mantuvo un litigio de más de una década, durante el cual expreso con claridad sus principios, justos y consistentes con el interés argentino. Ellos fueron desechados y el juicio se perdió.  Desobedecer el fallo es, como toda decisión política, un juego de costos y beneficios. Una apuesta de enormes riesgos de toda índole, con un final abierto y decididamente incierto. Espero sinceramente equivocarme”.

Mis observaciones: no encuentro nada que me haga pensar que lo que teme Pablo sea un evento imposible. Más, estimo que es una posibilidad presente desde el mismo comienzo de esta fase del conflicto, a partir que el juez Griesa decide que, al no haber bienes embargables, la única forma de enforzar su fallo era impedir el pago de los bonos reestructurados bajo su jurisdicción. La cláusula RUFO o la “aceleración” planteada por los titulares de esos bonos “embargados” por Griesa han sido amenazas que ambos lados anunciaron como peligros en algún momento de la pelea.

Porque son amenazas simétricas “Argentina no puede pagar a los litigantes porque se cae la reestructuración de su deuda” / “Si Argentina no paga a los litigantes, forzaremos la caída de esa reestructuración”. Y tienen sentido en tanto amenazas. Porque nuestro país no tiene nada que ganar (económicamente) en este juicio. Y la otra parte puede perjudicarnos seriamente a través del sistema judicial estadounidense, pero con eso no cobra un solo dólar (Los CDS o “seguros de default” son apuestas entre privados. Ni Argentina ni ningún otro Estado gana o pierde ahí).

El nuevo canje conflictivo, una renegociación aún más larga y a “cara de perro” que la de 2005 , si ocurre, será una limitación muy seria para la política económica de este gobierno… y de cualquier otro futuro. Esta posibilidad obliga a que el gobierno nacional examine cuidadosamente las reacciones externas (“las negras también juegan”) antes de aprobar la ley. Si se aprueba, es muy probable que una nueva camada de buitres, o los mismos, como mencioné en un posteo anterior, tendrá que hacer nuevos juicios, posiblemente tan largos como el que ha llevado adelante el Buitre par excellence, Paul Singer.

Crece el Producto Bruto, en Europa

agosto 23, 2014

noticia_normal

Mejoró mi acceso a Internet. No así mi tiempo disponible para escribir. Entonces, me limito a compartir esta noticia aparecida en El País, de España, que me acercó el amable lector Juan Carlos Lafosse. Nos dice algo sobre una mentalidad que desarrolla la economía moderna en los países serios, y que a la vez contribuye a darle forma:

El PIB subirá hasta un 4,5% al sumar prostitución, drogas

La revisión estadística y metodológica rebajará la ratio de déficit y de deuda pública

El producto interior bruto (PIB) —el indicador que explica el tamaño y la evolución económica de un país— pegará un salto olímpico de hasta un 4,5% a partir de septiembre, lo que supone una inyección de unos 46.000 millones de euros al PIB. No será por una milagrosa mejora de la actividad, sino por un cambio estadístico. La nueva cifra recogerá el impacto de las drogas y la prostitución en la economía.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) está recalculando el valor del PIB para cumplir con un reglamento de la Comisión Europea y las recomendaciones de Eurostat, la oficina de estadística comunitaria. Bruselas quiere actualizar la metodología contable para aplicar la normativa denominada SEC 2010. Los gastos militares y en I+D+i se contabilizarán como inversión en vez de como consumo, lo que aumenta el PIB entre el 1,2% y el 1,5%. Además, Bruselas insiste en que se recojan las actividades ilegales —producción y tráfico de drogas, prostitución y contrabando—, que engordará la cifra entre 1,5% y el 3%. Este aumento también se debe a la actualización del censo de población y de vivienda, la nueva Encuesta de Población Activa y a otras mejoras estadísticas, según explican desde el INE, que remachan que lo ilegal no tiene por qué ser muy importante”.  (completo aquí)

Perdón, Moreno.


Música para el fin de semana – Esquina Sur

agosto 23, 2014

Durante el Festival Mundial de Tango BA, era inevitable. Quería que escucharan una de las orquestas jóvenes que tocan tangos clásicos. En este caso, “Junto a tu corazón”, de Francini-Stamponi y Contursi.


Aviso parroquial – En el Festival de Tango

agosto 22, 2014

esquina sur

Este domingo, en el marco del Festival Mundial, Esquina Sur, con tangos de Fresedo, conservando esa elegancia que fue uno de los que se la sumaron. Estoy lejos de mi Buenos Aires querido, pero ahí tocará alguien querido. Disculpen el nepotismo.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 709 seguidores