Adelante, radicales. O al costado

abril 11, 2015

Sanz c intendentes

Subo esta noticia que leí recién en La Política Online en parte porque es un dato importante para la puja electoral en la importante provincia de Buenos Aires (que no es solamente el conurbano, recordarán). Pero sobre todo por su aporte a la discusión – tradicional en la blogosfera – sobre lo que significa, y lo que no, el apoyo de los aparatos territoriales del radicalismo. Y del peronismo. Digamos que es un vistazo a la “política realmente existente”, diferenciada de la discusión militante de blogueros y comentaristas.

(Ah, y si por un error inocente LPO hubiera sesgado la historia – en el título exagera un poco – fui a ver a las fuentes. Democracia, de Junín, la capital del radicalismo chacarero. Y fue así nomás).

Unos 17 intendentes radicales de la provincia de Buenos Aires mantuvieron hoy un encuentro con el titular de la UCR, Ernesto Sanz. Durante la reunión se consensuó habilitar a los distritos a administrar los acuerdos locales con el PRO y permitir a los candidatos a jefes comunales colgar sus boletas a las de Sanz y Mauricio Macri, simultáneamente.

La reunión se realizó hoy en General Alvear. El objetivo era conocer de parte del partido los lineamientos surgidos a partir de la convención de Gualeguaychú en donde se estableció avanzar en un acuerdo con el PRO y la Coalición Cívica.

El intendente de Saladillo Carlos Gorosito, aseguró que se trató de un encuentro “amable” y “sincero” en el que se acordó la forma de instrumentar el acuerdo con el PRO en la provincia y, en particular, en los distritos”. Gorosito sostuvo que la posición “mayoritaria” de los jefes comunales es “colgar sus boletas con la listas de Sanz y Macri en forma simultánea”, algo a lo que -aseguró- el titular de la UCR, se “mostró de acuerdo”.

Es que a los intendentes les preocupa la gran ventaja que según señalan todas las encuestas- el mandatario porteño tiene sobre el senador nacional, y temen ver disminuidas sus chances electorales.

En el encuentro se discutió además que en los 17 distritos gobernados por intendentes del radicalismo (muchos de ellos van por la reelección) los candidatos a jefes comunales sean del partido, con listas municipales “integradas” con el macrismo. De esa manera, los jefes comunales buscan evitar que la fuerza conducida por Mauricio Macri, les cole un candidato propio que dificulte las posibilidades de ganar. El intendente de Saliqueló, Enrique Cattaneo, dijo a LPO que ese punto “aún no está cerrado y que faltan ajustar detalles”.

Uno de los temas que se abordó en la reunión y preocupa a los jefes comunales es la falta de un candidato a gobernador, carrera en la que hasta el momento estaban anotados, el diputado nacional Miguel Bazze y el neurocirujano, Facundo Manes. Para los intendentes, el jefe comunal de San Isidro, Gustavo Posse, es un extrapartidario alejado de la UCR.

En ese sentido, quedó abierta la posibilidad de que los candidatos radicales a todos los cargos acompañen la boleta a gobernador de la candidata del PRO, María Eugenia Vidal o la de Posse. “Hoy por hoy la UCR no tiene candidato a gobernador en la provincia y se evaluará la posibilidad de acompañar las boletas de Vidal y de Posse en las PASO”, aseveró Cattaneo“.  (completo aquí).

Precisemos: la Unión Cívica Radical sigue siendo la estructura política más instalada en todo el territorio argentino, después del peronismo. Sus hombres gobiernan muchos municipios, y tienen buenas chances de hacerlo en unas cuantas provincias. Pero, después de la debacle de la Alianza, no tiene candidatos presidenciales con alguna posibilidad. En 2003 llevó a un hombre suyo, Leopoldo Moreau, que sacó un poco menos del 2 % de los votos.

En 2007 acompañó a un extrapartidario, Roberto Lavagna, y salieron terceros (con mejores resultados, eso sí). En 2011 probaron con el apellido Alfonsín a través de su hijo Ricardo, pero para gobernador de Buenos Aires llevaron a De Narváez. Nuevamente terceros. Entonces, que este año su candidato a la Presidencia no sería de sus filas, no era cuestionado por nadie serio. La discusión, y es real e importante, es sobre las candidaturas locales, que es también sobre el poder partidario.

Teniendo en cuenta todo esto, aún así tiene un significado de peso que en las Primarias Abiertas, donde acordaron la UCR y el PRO que competirían su candidato Sanz con Macri, los intendentes de la UCR, las figuras claves en su aparato partidario – como en cualquier otro – quieran que sus candidaturas acompañen la boleta del “rival”. No es lo mismo que pedirle que baje su candidatura – lo que dice el título de LPO. Es mandarlo al muere, dirían en mi barrio.

Creo, modestamente, que es la prueba más elocuente – no la única, por cierto – de algo en lo que insiste siempre el blog de Abel: los aparatos políticos, fundamentales como son para competir, y para gobernar, no eligen Presidentes en la Argentina de hoy. No es que no importen: eligen y forman los hombres y mujeres que, en cargos sobre todo legislativos, darán recursos y continuidad a esos aparatos políticos. Así influirán en un aspecto importante en la política del futuro. Pero el destino inmediato de nuestro país… lo decidirán los votantes.


La batalla de Buenos Aires ¿Alguien dijo municipalismo?

julio 27, 2013

CLMañana, domingo 30, a dos semanas de las Primarias Abiertas, los medios hegemónicos – los del hegemón Magnetto, el hegemón Szpolski, los otros hegemones – publicarán encuestas. Les aumentan, un poco, las ventas.

En realidad, como dice mi amigo J. R. Sentis, Perfil los primereó publicando hoy un cóctel de varias, y ofrece este resumen de las novedades que muestran sobre las anteriores:

La brecha que logró abrir Sergio Massa con el kirchnerismo comenzó a achicarse. En medio de la batalla política librada en la Provincia de Buenos Aires con la mira puesta en las primarias del 11 de agosto, y tras el lanzamiento de los spots televisivos donde se observa a la figura de Cristina Kirchner como preponderante, la mayoría de los encuestadores coinciden en que la lista del Frente para la Victoria empezó a disminuir la ventaja que le llevaba el intendente de Tigre con su Frente Renovador“. (nota completa aquí).

Supongo – son las reglas del juego – que estos datos darán para la primera plana de Página 12, y que La Nación encontrará en la encuesta de Poliarquía otros datos que le darán material para la suya (Actualización: acabo de recibir, cuando estaba subiendo este posteo, un sms: Poliarquía sigue dando a Massa, con 35 %, una buena ventaja. Es posible entonces que la misma encuesta le sirva a ambos lados. ¡Esos son empresarios, Artemio!).

En la tradición de servicio público del blog de Abel, también quiero ofrecerles algo más… estructural, a aquellos aficionados que prefieren un plato más sofisticado que la habitual comida chatarra “Vamos ganando!“.

Y me decidí por un enfoque que toma en cuenta la realidad electoral de la Provincia de Buenos Aires: sus 135 municipios. Ojo: como mis lectores saben, nunca creí que los votantes bonaerenses iban a decidir su voto fundamentalmente por la calidad de los servicios municipales. Y sigo pensando que se van a elegir, en parte, a los candidatos y la imagen que hayan conseguido formar en la mente de esos votantes; y la otra parte, sustancial, será un voto a favor o en contra del gobierno de Cristina.

Pero las elecciones son un hecho físico: el pueblo irá a poner su voto en locales habilitados en toda la Provincia, y los partidos que quieran contarlos tendrán que poner fiscales allí. Entonces les acerco estos datos de la Justicia Electoral – gracias, Su Señoría – que pienso son significativos.

Elecciones 2013

Habrá doce propuestas electorales en la provincia de Buenos Aires.

Este es el armado final de cada opción que se presenta a las PASO. Que son las únicas que podrán presentarse en las definitivas, en octubre. Con mi insobornada tradición de objetividad, las he ordenado por la cantidad de  municipios en que se presentan. Que, me parece, es el dato relevante: muestra la capacidad organizativa y la cantidad de fiscales que esa fuerza puede reunir.

– Lista 503: Alianza FRENTE PARA LA VICTORIA             135 municipios

Es la única que armó listas y fiscales en todos los municipios de la provincia.

Lista 504: Alianza FRENTE RENOVADOR BONAERENSE    131 municipios
Compuesto por Unión  Popular (Roberti) Concertación (Silvia Vázquez), Nuevo Buenos Aires (Pierri), MEJOR (Felipe Solá), PARTE (Alberto Fernandez), Renovador, FORD.

No armó en Coronel Pringles y Villarino de la 6° sección, y en Gral. Alvear y Roque Pérez de la 7° sección.

Lista 509: Alianza FRENTE PROGRESISTA CÍVICO Y SOCIAL 128 municipios
Compuesto por UCR, GEN, Socialismo, Libres del Sur y Coalición Cívica.

No armó en 7:  Suipacha de la 1a.; Rivadavia de la 4a.; Necochea y Balcarce de la 5a.; González Chaves y Tres Lomas de la 6a. y Tapalqué de la 7a.

Lista 501:  Alianza UNIÓN por la LIBERTAD  y el TRABAJO: 112 municipios Compuesto por Celeste y Blanco (de Narvaez); Federal;  Cultura, Educación y Trabajo (Moyano)

No armó en 23 municipios

Lista 506: Alianza FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES: 74 municipios
PO (Pitrola) – PTS (Cristian Castillo) – Izquierda Socialista (Sobrero)

No armó lista en 61 municipios.

Lista 508: Alianza UNIÓN CON FE de Gerónimo Venegas          71 municipios.

No armo en 64 municipios.

Lista 502: Alianza COMPROMISO FEDERAL:              68 municipios
Partidos UNIR (Assef), MIDJ (Castells), Es Posible (R. Saá).

No armó en 67 municipios. Ni la cuarta ni en casi toda la sexta y séptima secciones.

Lista 505:  Alianza JUNTOS  PODEMOS                      58 municipios                        PTP – Unidad Popular (De Genaro)  – PTS (V.Ripoll); vinculados al acuerdo PIno/ Lilita

No armó  en 77 municipios.

Lista 130:  Partido Lealtad y Dignidad                           35 municipios     (Mercedes Landa: menemismo asumido)

Lista 272: Partido Gente en acción (sólo para diputados nacionales) Sin municipios (Biondini)

Lista 276: Partido Movimiento Avanzada Socialista (sólo para diputados nacionales) Sin municipios

lista 1704: Partido FRENTE CIUDAD NUEVA: sólo en La Plata

Y la COALICIÓN SUR, formada por Proyecto Sur (Mario Cafiero) – Socialismo Auténtico (Mario Mazzitelli) – Coalición Cívica, se presentó como alianza, pero no listas y no participará. Ahí (en Coalición Cívica) estaba Adrián Pérez, que emigró en busca de mejores horizontes.


Scioli, seguridad y elecciones

febrero 28, 2011

Me siento mal metiéndome, otra vez, en la provincia de Buenos Aires cuando ni siquiera cumplí aún con mi promesa de completar el “cuadro de situación” de la Capital. Pero es un distrito clave, el tema de la “inseguridad” está instalado en la preocupación colectiva, y me dejaron pensativo este y este post, los dos muy recientes, de mi amigo neo ortodoxo Artemio López.

Él, que ha sido azote del sabbatellismo, nos dice que Scioli está sin rumbo, que sus operaciones de prensa – “La gente quiere rigurosidad y firmeza” – son lamentables y que va para tercero en las elecciones de octubre (!?). Es curioso: al mismo tiempo mi amigo paleo ortodoxo, Omixmorón, que sabe también castigar a los progres, sugiere abiertamente que las posturas, tan divergentes, de Scioli y de la progresía kirchnerista, son parte de una estrategia encaminada a sumar la mayor cantidad de votos al oficialismo e impedir el crecimiento de un candidato que capitalize por derecha, un nuevo De Narváez, el temor por la “inseguridad”.

¿Mi opinión? Conociendo a algunos de los protagonistas, me inclino a pensar que lo de Omix tiene sustento. Pero tengo una vieja desconfianza a este tipo de maniobras. Y, después de todo, Artemio es profesional. Aunque ya nos avisó que todas las encuestas a esta altura son operaciones, su advertencia es plausible. Después de todo, una bandera no puede ser enarbolada por cualquiera, sino por aquél a quien los votantes están dispuestos a creer. El ascenso y caída de Blumberg, aparentemente el de De Narváez mismo, son indicaciones. ¿Scioli ya no sería de teflon? Hmmm…

Eso sí, hay algo que quiero decir sobre el manejo de la policía, más importante que las estrategias electorales: En el caso de la Bonaerense, las dos políticas aparentemente opuestas, la “autogestión” policial, en el marco de un acuerdo político tácito con sus mandos, y la intervención política, acompañada de repetidas purgas, ambas han fallado.

No importa que nos digamos que las cifras de homicidios son mucho más bajas que las de México. Sí, y las de México son mucho más bajas que las de Honduras. El hecho social es que el delito común se vuelve más violento, y ninguna política social cambiará eso en el corto plazo. El hecho politico es que los argentinos comunes se sienten amenazados por esa delincuencia violenta, y no sienten que la policía los protege debidamente. “Es una sensación” ¿hay otra realidad en la política?

Concuerdo con lo que, aparentemente, está planteando Artemio: la “mano dura” puede responder a lo que exige una mayoría de la población, pero si no consigue resultados, si lo único que ofrece son nuevos escándalos policiales, la desilusión es rápida. Pero, aunque el otro lado tiene un discurso más sofisticado e inteligente, como buenos progres, mi amigo Luciano (qué doctrinarios están los links de este post! Falta uno con el texto de “Conducción política”recordaba hace poco que Arslanian había estado a cargo de la bonaerense en la última parte del mandato de Duhalde, y Arslanian y Saín en el de Felipe Solá.  Y en ambas oportunidades, sucesivas purgas fueron seguidas (¿provocaron?) graves episodios de violencia, hasta que vinieron, en reacción, Ruckauf y Stornelli.

No puedo mejor que copiar su síntesis “Es decir, la PBA ya tuvo sus “derechas” y “progresismos” trabajando en las áreas de inseguridad, pero hoy un policía raso se sigue quejando porque tiene que gastar una porción de su magro sueldo para comprarse una chaleco antibalas nuevo para no usar uno vencido”-

Eso sí, le comenté que no me parecía adecuado que nos limitemos a criticar los discursos vacíos de “garantistas” y “manoduristas”. Porque, sobre todo en un año electoral. ambos seguirán siendo usados por los sectores que se dirigen a sus respectivos públicos.

En ese post se aportaron algunas ideas interesantes, pero mi impresión personal – lo único que puedo aportar, como lego – es que no es un problema de encontrar “la política acertada”, sino de gestionar con eficacia, de brindarle a la policía recursos… y disciplina. El hombre, o la mujer, que lo haga deberá tener todo el respaldo de la política, en ambos planos, pero nada podrá garantizarle aciertos, excepto su capacidad. Dudo que lo encontremos, en un año electoral.


A %d blogueros les gusta esto: