Buitres: más definiciones, camino al martes. Y una noticia

marzo 12, 2016

afiche

Pueden leer en los medios las tomas de posición que se van sucediendo frente al acuerdo con los fondos buitres que negoció el gobierno de Macri, así que por ahora no subiré más al blog. Salvo alguna muy sorprendente.

Sí quiero hacer algunas reflexiones, breves: El oficialismo y sus satélites se expresan a favor, naturalmente. Aunque, salvo Prat Gay por razones obvias, no hacen demasiado ruido. La izquierda dura se opone, pero es un punto más en su condena a un gobierno burgués. Es en el peronismo donde se ha convertido en un tema caliente, que marca líneas de fractura. No es por el acuerdo en sí mismo, importante como es. La clave es que la posición sobre él sirve para definir también la actitud ante el gobierno de Macri en este primer semestre.

Ahora, es evidente que sólo uno de los lados de esta disputa puede convocar argentinos dispuestos a manifestarse en las calles (el afiche de arriba es sólo uno entre muchos, el que más se adaptaba al formato del blog). Ésto no significa necesariamente que ahí está la mayoría de la población -la consulta popular sugerida no tendría un resultado asegurado, porque no está primero en las preocupaciones de los argentinos de a pie. Pero para una fuerza política, la capacidad de sumar militantes es un dato poderoso. Lo que se vea el martes no será trivial.

También, me parece relevante acercar esta noticia de hace algunas horas:

Un fallo de la Corte de Apelaciones de Nueva York dejó en suspenso la decisión del juez Griesa de levantar el embargo contra la Argentina.
.
El tribunal superior accedió a un pedido de un grupo de bonistas, entre ellos NML de Paul Singer, y dispuso que la medida resuelta por Griesa sólo podrá ser efectiva cuando se resuelvan las apelaciones presentadas contra ese fallo.
.
NML había aceptado la propuesta de pago formulada por la Argentina, pero igualmente apeló. Ahora, si la Corte no toma una decisión antes del 14 de abril próximo la situación de default de la Argentina podría extenderse hasta que ese tribunal de segunda instancia de Nueva York se pronuncie“.
.
Esto apareció en Infobae. Rastreando el origen de la noticia, veo que Reuters aclara que el fallo de la Corte se debe a que los abogados de Argentina no se opusieron a esta demanda de los acreedores. No soy experto en la jurisprudencia norteamericana en finanzas, así que no puedo juzgar la importancia de este nuevo factor, pero, como ya dije antes, no me impresiona la eficiencia de la mayoría de los funcionarios macristas.
.

En resumen: considero que estas palabras, de hace doce años, son las más adecuadas para nuestra situación.

“... Yo no endeudé a la Argentina ni ustedes endeudaron la Argentina; los que endeudaron la Argentina son los que siguen diciendo que tenemos que firmar cualquier acuerdo.

… Queridos amigos, nuestra posición es razonada, seria, que no nos coloquen como en la década pasada en la situación de que hacemos esto o se viene el caos.

… Por eso, que no nos vuelvan a meter miedo. Argentinos y argentinas, con absoluta tranquilidad les pido que estemos con los ojos bien abiertos“.

Del discurso de Néstor Kirchner en San Nicolás, año 2004.


Para una consulta sobre el acuerdo con los buitres

marzo 10, 2016

buitres

En estos días se debate en el Congreso nacional si se derogan las dos leyes, Cerrojo y de Pago Soberano, que impiden dar a los fondos buitres mayores beneficios que los que se otorgaron a los titulares de bonos argentinos que de buena fe entraron en el canje de deuda. Y el bloque de diputados del PJ-FPV anunció un proyecto de ley para impulsar una “consulta popular” sobre el acuerdo que propone el gobierno de Macri con los tenedores de bonos que no entraron en el canje. Que los habían comprado antes, a precio de remate cuando el default de 2001, con el propósito de litigar y conseguir que se los paguen al precio nominal, más los intereses. Lo hacen con todo país (que no sea una Gran Potencia) que defaultea o declara una moratoria. Esa es su actividad empresaria, y de ahí el nombre “vulture funds”.

En mi opinión, se trata de una movida inteligente. Más allá que el proyecto “camine” en el Congreso o no (las baterías más pesadas del oficialismo, las mediáticas, empezarán a disparar). Con esto los diputados peronistas procuran desviar la discusión de problemas de procedimiento parlamentario como si se da quorum o no, y del temor o la realidad de sórdidos borocotazos. Y a los voceros y funcionarios del gobierno macrista les resultará difícil disimular su convicción que estos temas no son para que el pueblo opine.

Quiero ofrecer, modestamente, sugestiones sobre la forma de encarar una campaña a favor de mantener esas leyes, en el hipotético caso que el bloque PJ-FPV llegase a estar en condiciones de hacerla. Este impulso no se debe al sesgo profesional de uno, sino porque está en marcha la “divisoria de aguas” en el seno del peronismo, como había anticipado en el blog. Se expresa ya  en los bloques de diputados y senadores nacionales, pero abarca mucho más que eso.

En realidad, las líneas de división en el peronismo van a pasar por el grado de oposición a las políticas de este gobierno: de un lado, los que privilegian la negociación; del otro, los que procuren encabezar el rechazo. El “caso buitres” es, estimo, sólo un episodio actual. Pero la carga simbólica que tiene hace inevitable que hoy concentre la atención.

Lo primero que hay que entender es que lo de la carga simbólica vale para la militancia y los politizados. Para la mayoría de los argentinos, es un asunto de finanzas, sobre el cual tendrán opinión o se la formarán, pero nunca será tan cercano como el empleo, el aumento de los precios o la delincuencia violenta. Y aunque corresponde avisar del riesgo (real) que los tenedores de los bonos que entraron al canje -que pueden ser los mismos fondos, porqué no?- encuentren otro juez Griesa, en otro tribunal, que sentencie que ellos tienen derecho a los mismos beneficios (1200 %) que el acuerdo Macri les concede a los que litigaron antes… no será un argumento eficaz. Sería otra “campaña del miedo”, y cuando antes del 22/11 se advirtió que Macri haría despidos masivos, o su devaluación desataría una campaña inflacionaria, no fue creída. Y a Bambi no se lo hizo paté, después de todo.

Como un patriotismo elemental, y una vieja desconfianza de los yanquis, sí están presentes en una gran cantidad de argentinos (no en todos), se debería acercarles la noticia de BloombergWall Street está al mando de Argentina (otra vez): Los muchachos de J.P.Morgan y el Deutsche Bank están manejando la nueva Argentina“. El portal Política argentina ya la tradujo, para los que no saben inglés. Esto sirve bien para lo que debería ser, entiendo, el mensaje básico del peronismo: El gobierno de Macri es el gobierno de las empresas transnacionales y sus gerentes. Un mensaje eficaz, porque es cierto.

No se puede insistir demasiado en que se deben dejar de lado los lugares comunes del discurso político peronista o de izquierda. Son valiosos y necesarios para formar y concientizar militantes, pero se debe tener claro que quienes los entienden y aceptan, son los que ya están convencidos de rechazar el acuerdo.

El problema con los militantes es que pasan demasiado tiempo hablando entre ellos, o bardeando en las redes sociales a los del otro lado. Se me ocurre que un buen camino es enfrentar los argumentos de los (muchos) dirigentes y técnicos del peronismo que piensan -sin militarlo, por supuesto- que Argentina perdió el pleito -ante un juez “municipal” que fue avalado, directa o indirectamente, por el sistema judicial norteamericano, hasta su Suprema Corte- y que el arreglo de Macri es malo, pero es el del gobierno que los argentinos votaron, y que es preferible a seguir “en default”.

En este tema, Don Aldo Ferrer nos hizo un último favor a sus compatriotas. Hace un mes y medio planteó una pregunta lúcida:

La cuestión central en el conflicto con los buitres es la respuesta al siguiente interrogante: ¿su resolución es indispensable o solo conveniente para el curso futuro de la economía argentina? En el primer caso, se impondrá la demanda de los buitres y la negociación es, en realidad, una ficción. En el segundo, la negociación es real porque puede no haber acuerdo, si el costo de la demanda de la contraparte es mayor que sus beneficios“.

Su respuesta, que la Argentina no sufre un perjuicio serio si prolonga la negociación hasta llegar a un arreglo satisfactorio, y las razones para ello, fueron publicadas en ese momento, y reproducidas recién por el Grupo Fénix (El comentarista Magam las acercó recientemente al blog). Con esos argumentos, obligadamente simplificados por los publicitarios, el peronismo puede responder que pone obstáculos a un arreglo infame, no a la Argentina.

Aquí copio nada más que su último párrafo, porque pienso que nos sirve más allá de la coyuntura, y que sirve para contrarrestar el pesimismo que propalan los que quieren convencernos que no hay otro camino que entrar como mano de obra barata, o desempleados, a la globalización, y que también se infiltra en los desmoralizados por la derrota.

Durante la “guerra fría”, el presidente Kennedy afirmó: “Nunca hay que tener miedo de negociar y nunca hay que negociar con miedo”. No hay razón alguna para que los negociadores del nuevo Gobierno actúen con “miedo”. Es decir, que supongan que el arreglo con los buitres es una cuestión de “vida o muerte”. Existe un nivel de deuda externa pública y privada entre los más bajos del mundo y los bancos están rentables, con carteras sólidas, fondeados en pesos, sin burbujas especulativas ni descalce de monedas. Podríamos estar más fuertes, si conserváramos el “superávit gemelo” en el presupuesto y el balance de pagos y aumentaran la reservas internacionales. De todos modos, el país conserva la fortaleza suficiente para negociar sin miedo ni urgencias“.

ACTUALIZACIÓN:

Un wasap urgente me avisa que la propuesta de consulta popular no es de autoría del bloque PJ-FPV de diputados, sino que es del PTS-FIT, a la que adhirieron (Eso me pasa por usar demasiado las fuentes de The Nation, como me advirtió un comentarista). De todos modos, mantengo mi evaluación: es el mejor enfoque para el tema.


El G-20 y los buitres

noviembre 16, 2014

g20 australia

La Argentina ha conseguido otra victoria diplomática en su lucha contra una sentencia – el fallo Griesa – del sistema judicial estadounidense. Como saben, trato de ser lo más preciso que puedo, sólo por gusto personal. Me fastidia el triunfalismo berreta, aunque no tanto como la actitud de los que se complacen en derrotas del gobierno, de nuestro país.

Entonces, como los medios locales, hasta ahora, sólo han volcado las declaraciones de nuestros funcionarios, con los del lado opositor tratando de dar la impresión que lo importante fue el koala Jimbelung, les acerco el texto original del Comunicado de los Líderes del G-20, y les traduzco el párrafo relevante (Está entre los Temas para seguir avanzando, junto a las exigencias de mayor capitalización a los bancos más importantes y la reforma del Fondo Monetario Internacional). Como ustedes esperan, supongo, agrego algunas reflexiones al final.

Teniendo en cuenta los desafíos planteados por litigios y con el fin de fortalecer el orden y la previsibilidad del proceso de reestructuración de la deuda soberana, acogemos con beneplácito el trabajo internacional sobre el fortalecimiento de cláusulas de acción colectiva y pari passu. Hacemos un llamamiento para su inclusión en los bonos soberanos internacionales y alentamos a la comunidad internacional y el sector privado para promover activamente su uso. Le pedimos a nuestros Ministros de Finanzas y Presidentes de Bancos Centrales discutir los progresos realizados sobre éste y otros asuntos relacionados“.

Esta decisión no afecta la situación jurídica de Argentina en su litigio, como no la afectan la solidaridad de la UNASUR, la resolución del G77 más China, ni la votación en la Asamblea de las Naciones Unidas. Pero decir que no tienen importancia es decir que la diplomacia no tiene importancia. Metternich, Río Branco y Kissinger se sorprenderían de esa opinión, si la conocieran y la tomaran en serio.

En un aspecto es más significativa que las anteriores, porque el G20 refleja con mayor realismo la naturaleza oligárquica del poder global (No es un insulto, eh. Es una clasificación técnica “gobierno de pocos sobre muchos”). Ha sido un éxito para Argentina el conseguirla.

Además, ciertamente no quedará en la nebulosa de los declaraciones de buenas intenciones. Este viernes Bloomberg nos anunciaba “Crédito Mexicano: Un contrato a prueba de Singer inspirado por Argentina. Esta semana México se convirtió en el primer país en incluir una disposición en los contratos de bonos regidos por la ley de Nueva York que impida a los titulares con menos del 25 % de la deuda total bloquear una reestructuración“. (Tengo que decir que Bloomberg se equivoca aquí: en realidad México fue el 2°, como se anticipó en este blog. El 1° fue Kazakstan).

Estimo que mejora la posición de Argentina en una eventual negociación, en 2015 o en 2016. Y hay que reconocer, Dr. Duhalde, que aunque no se ajuste a la rígida etiqueta de Lomas de Zamora, es una victoria diplomática conseguida sin corbata.


Soderberg, Braden y otros episodios

noviembre 1, 2014

soderbergPara esa apreciada porción de lectores que lee algo más que el título, les aclaro que los episodios a que se refiere son muy diferentes en su naturaleza. Por ejemplo, el embajador Braden, de infeliz memoria, intervino en la política argentina en 1945 en su carácter de funcionario, llevando adelante una política que contaba con el consenso de sus superiores en el Departamento de Estado de los EE.UU. Nancy Soderberg, también embajadora (a la ONU, 1997-2001), interviene en estos años por cuenta de un lobby privado.

Y los otros episodios que me vinieron a la mente cuando me enteré de la reacción de la Presidente argentina son todavía más distintos en los provocadores. Pensé en Dilma Rousseff, Presidente de Brasil, cancelando su visita oficial a Washington por el espionaje a su país por parte de la Agencia de Seguridad Nacional norteamericana. En Ángela Merkel, Primer Ministro de Alemania, furiosa con Barack Obama por el posible espionaje a ella.

El parecido relevante lo encuentro explorando el etos de la sociedad estadounidense y su relación con el resto del mundo. Y, en el caso de esos dos episodios que transcurrieron en Argentina, en las reacciones que producen en nuestra dividida sociedad.

Resumo la historia del caso más reciente: El primero que nota algo digno de atención es, hasta donde yo sé, el valioso bloguero Nicolás Tereschuk: “La organización no gubernamental American Task Force Argentina (ATFA), que desarrolla una agresiva campaña pública en favor de la empresa Elliott Management y en contra de los planteos del gobierno argentino, tiene algún vínculo con la Casa Blanca. Nancy Soderberg, co-presidenta de esa organización … es parte de la actual administración nacional estadounidense en un cargo político“.

En muy pocos días, el gobierno argentino decide enfrentar esta situación. Ayer la Presidente Cristina Fernández le pidió explicaciones al Presidente Obama por la designación en un cargo de su gobierno a una persona que “copreside una entidad dedicada a agredir y difamar a una nación soberana”.

No hay ninguna exageración en ese texto. Pueden ver las páginas de la ATFA en inglés (más explícita), y su versión en español GRUPO DE TAREAS ESTADOUNIDENSE PARA ARGENTINA, y juzgar por Uds. mismos. La Argentina es calificada de “Narco estado” y su gobierno es acusado de corrupto. Nada que no pueda verse en las cataratas de odio que se derraman localmente en los foros online, pero en este caso se trata de una agencia de relaciones públicas con un presupuesto muy alto, dedicada a influir por cuenta de sus clientes – en este caso, Paul Singer – en la política argentina, y en la estadounidense, en lo que hace a la relación con nuestro país. Usando las herramientas habituales de las “campañas sucias”.

El punto clave es la relación del gobierno norteamericano. En Infobae, anónimos funcionarios norteamericanos dicen que “Obama designó a la Soderberg el 16 de noviembre de 2012. Y ocupa uno de los nueve lugares del cuerpo en calidad de representante del sector privado. Es un comité asesor creado por el Congreso de los Estados Unidos en el año 2000 con el fin de promover el acceso a los registros gubernamentales relacionados con las actividades de la seguridad nacional. Los puestos son part-time, y es usual que los miembros de su directorio tengan un empleo externo“… (¿No debería reclamar a UPCN?).

En cambio, Martín Granovsky en Página 12 dice que “la Oficina de Desclasificación de documentos que ¿preside? Nancy Soderberg (como funcionaria) es importante por sus relaciones con el mundo de la inteligencia y la seguridad nacional de los Estados Unidos“. Y que “Paul Singer juega para los republicanos mientras contrata a gente de tradición demócrata como Soderberg, varias veces funcionaria de Bill Clinton. Meterse en el corazón del Congreso y de sus negociaciones es un modo de tener en jaque a Obama, un político al que Singer quiere debilitar porque lo considera demasiado permeable a los partidarios de la regulación financiera“.

Estimo que tiene bastante razón Granovsky en su lectura de la puja política en esta etapa final de la Presidencia Obama, pero me parece que omite un dato básico: la naturalización del rol de los lobbies en esa sociedad.

Es cierto que no figuran en la Constitución norteamericana, ni en los escritos de los Padres Fundadores, pero desde hace unas cuantas décadas son necesarios, imprescindibles, para la financiación de la política, en particular de las campañas de ambos partidos (lo mismo pasa en Argentina, eh, pero aquí no lo hemos naturalizado).

Es por eso que los lobbies, y en este caso el de los fondos buitres, si bien moralmente reprensibles para muchos norteamericanos, prácticamente todos ellos, y todos los funcionarios, los aceptan como parte de la realidad. Y las reacciones de indignación que producen en otros países… hace mucho que la sociedad norteamericana no tiene claro lo que uno de sus Padres Fundadores, Jefferson, recomendaba como ”un respeto decente a las opiniones de la humanidad”. No hablemos del espionaje, que se justifica en el sagrado nombre de la Seguridad.

En lo que hace a nosotros, hay parecidos con el caso Braden: el gobierno ganará las simpatías de argentinos patriotas que, aunque discrepen con sus políticas, se sentirán molestos, hasta ofendidos, por los ataques de un extranjero al que no le importa nada la Argentina ni su pueblo. Y – lamentable pero real – este extranjero ganará las simpatías de aquellos argentinos que odian a su gobierno y/o a su pueblo. Recordemos que Braden fue homenajeado con infinidad de cenas al término de su gestión. Antes de las elecciones de 1946, claro.


Kazajstán y los buitres

octubre 5, 2014

Encuentran-figuras-gigantes

Supongo que la noticia estará muy pronto en los medios. Pero a los que en este blog han seguido la pelea con los buitres, quiero contárselos ya: Mañana, lunes 6, Kazajstán será el primer país en vender bonos soberanos que contienen nuevos términos: Las decisiones tomadas por la mayoría de un solo voto serán vinculantes a todos los inversores. Como anuncia en su titular, más en pena que en ira, el Financial Times, son los primeros “contratos post Argentina”.

Ya, como les había comentado aquí, la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA), que representa a algunas de las instituciones financieras más grandes del mundo, había propuesto cambios en sus reglas para que una minoría de acreedores no pueda bloquear acuerdos de reestructuración de deuda soberana, en respuesta a la crisis que se desató cuando un juzgado neoyorquino bloqueó los pagos de la deuda argentina, para garantizar un fallo que favorecía a los fondos buitres.

Es curioso que el primer país en aplicar las nuevas normas sea Kazajstán, un país que aparece muy poco en las noticias (La más reciente es que un grupo de arqueólogos encontró en el norte del país más de 50 geoglifos – dibujos realizados sobre la tierra – de entre 90 y 400 metros de diámetro y de algunos miles de años de antigüedad [ver la foto de arriba]. Hasta donde yo sé, ninguno es de un buitre).

No es muy poblado – tiene 17 millones de habitantes – pero es el más extenso de Asia Central y el noveno país en superficie del mundo (Argentina es el octavo, casualmente). Y tiene mucho petróleo, así que se espera que los “mercados” reciban sus bonos, cómo no.

El Club de Fans de Thomas Griesa, numeroso en nuestro país, se apresurará a decir que este hecho, puramente comercial, no modifica en nada su fallo. Cierto. Pero contribuye a afirmar el clima – aún en el mundo financiero – que hace cada vez más difícil apoyarlo, y forzar su cumplimiento.


Brasil y los buitres

octubre 2, 2014

CHASCO-3-VIEIRA-E-GUIMARAES

Es natural, y razonable, que todas las discusiones políticas y económicas en estos días se encajen en dos trincheras: a favor y en contra del gobierno nacional. Después de todo, es el que puede y debe tomar las decisiones por el Estado argentino.

Pero eso no quiere decir que sea el único actor, obvio. Ni tampoco que es el único de “este lado”. Hace pocos días, 124 países tomaron posición sobre el tema de los buitres. Por sus propios motivos y en relación a operaciones futuras, pero es una posición que hace a esta pelea, cómo no. Y ahora el amigo Víctor Arreguine me marca este artículo de Marcelo Falak, que, como de costumbre, ofrece información valiosa sobre un compromiso más concreto e inmediato de nuestro vecino y socio. Leemos:

La pregunta fue directa: ¿El Gobierno de Brasil espera que el conflicto argentino con los fondos buitre pueda resolverse en el primer tramo de 2015? La respuesta fue contundente e incluyó una revelación importante. “Yo creo que sí. Y hay iniciativas en Brasil, con actores privados, que están en curso para eso. Con nuestro conocimiento, con nuestra observación y con nuestra disposición a ayudar si es necesario“.

Quien habla es Marco Aurélio Garcia, uno de los funcionarios más influyentes del Gobierno de Dilma Rousseff. Hombre del Partido de los Trabajadores y amigo muy cercano de Luiz Inácio Lula da Silva, es asesor especial de la Presidencia para Asuntos Internacionales. Pero su influjo excede en mucho la pomposidad del cargo. Es quien, en los hechos, lleva la relación de Brasil con el Mercosur y Sudamérica, por lo que su voz en esas materias prioritarias es, en la práctica, la de un canciller. Y es, además, un intelectual de nota y uno de los mejores amigos con los que la Argentina puede contar aquí.

Consultas con fuentes del sector financiero en Brasilia permiten afirmar que esas gestiones, efectivamente privadas, siguen activas, y que apuntan a adquirir las acreencias de los fondos buitre, que cuentan ya con fallo firme de Thomas Griesa y la Corte Suprema de los Estados Unidos … La administración de Cristina de Kirchner, en tanto, también tiene una condición: que el arreglo no se limite a los más de 1.600 millones de dólares del caso, sino a la totalidad del universo de los holdouts, algo razonable para evitar en el futuro inmediato una nueva ola de juicios, por, acaso, 20.000 millones que contarían, además, con el actual precedente judicial“.  (completo aquí)

La otra noticia que quiero acercarles no está directamente vinculada a este tema. Pero “todo tiene que ver con todo” El repunte de Dilma desespera a los mercados: se desplomó la bolsa. El Bovespa cayó 4,5% y el real sufrió una fuerte depreciación.

Buena suerte este domingo, compatriotas suramericanos.


Debate en Trulalá… digo, Chacarita

septiembre 30, 2014

Scalabrini

Mi amigo Juan Manuel Valdés, de la Scalabrini, me avisa que este miércoles se debate en Chacarita con el Viceministro de Economía Alvarez Agis sobre la pelea de una nación soberana contra la especulación financiera y la usura internacional. A las 19 horas en Forest 469.


A %d blogueros les gusta esto: