17 de noviembre ¿Cuánto es 50 años?

Escribí megaveces en el blog sobre el 17 de noviembre de 1972. Natural. Fue el momento más alto de una experiencia que marcó para siempre a una generación (política). Pero… los más jóvenes que participaron hoy se acercan a los 70, y de ahí para arriba. Los que quedamos vivos vamos a seguir jodiendo, claro, pero tenemos que recordar que hay otras generaciones políticas, que han vivido, o están viviendo, otros momentos definitorios.

Por eso, si alguien quiere leer reflexiones sobre ese momento hace medio siglo, ofrezco esto que escribí en 2019. Con algo de cuestionamiento de mitos, también.

Lo que quiero hacer ahora es reflexionar, «en voz alta», sobre el esfuerzo que hace hoy una gran parte del peronismo para recuperar -no ese momento; ningún episodio histórico es repetible- sino los motivos del regreso y la esperanza de días mejores.

¿Puede hacerlo? Gente más activa que yo en las redes sociales -los medios ya son casi irrelevantes en este nivel- están apuntando las dificultades, las contradicciones, de cuestionar las políticas de un gobierno que se impulsó y en el que se participa.

(Esto, al margen de si piensa que esas políticas son o no inevitables y necesarias, que es otra discusión. Que se trata de no dar).

En mi humilde opinión, el peronismo no tiene otra opción que hacer este esfuerzo. Porque no se construyó ni surgió otra, desde que fue derrotado en 2015.

(También al margen de la candidatura presidential en 2023, eh. No importa lo que se diga, la decisión definitiva no se tomará, me parece evidente, antes de mayo, como temprano. Los que pueden decidir en serio saben que la última palabra la da la realidad, y conviene esperarla).

Lo central ahora es lo que se propone al pueblo, a esa parte del pueblo que todavía puede depositar sus esperanzas en el peronismo. Y las esperanzas siempre se fundan en memorias, algo fantaseadas, de tiempor mejores. Y los tiempos mejores que se pueden recordar son los de los gobiernos Kirchner.

Los que añoran los tiempos de Menem -que son unos cuantos, eh- votarán por la otra coalición. Y los tiempos del peronismo fundacional… están demasiado lejanos para ser una memoria viva. 68 años, bah, más de 40 años, sí es mucho, para la experiencia humana. Esta no es una afirmación teórica sino empírica: se ha comprobado en la práctica muchas veces, por distintos protagonistas.

La esperanza, en la política real, también se deposita en una persona. Y, como ya dije bastantes veces, en el peronismo no ha aparecido otro liderazgo nacional que el de Cristina. Por eso, no puedo menos que desearles suerte a los que van hoy al estadio Diego Armando Maradona. Feliz día del militante.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: