El impuesto a los bienes en el exterior, no declarados «Todo el arte está en la ejecución»

Corresponde que empiece este posteo con una sincera felicitación a la compañera Juliana Di Tullio. Este proyecto que presentó es una brillante idea política, que ha sido bien ejecutada.

Al lanzarlo en este momento, permite unificar a los sectores enfrentados -y a los desconcertados, más numerosos- del Frente de Todos en torno a una propuesta política razonablemente concreta y que aparece audaz. Ayuda mucho -eso también tiene que ver con la oportunidad de su lanzamiento- que la oposición -Juntos por el Cambio y el dúo Clarín/La Nación- se «comieron la curva» y de inmediato lo calificaron de «inoportuno», «ridículo» y «delirio total». La polarización es la salud de las coaliciones.

(Estoy especialmente bien impresionado por la jugada, porque justo en estos días estuve leyendo a los opinadores más inteligentes de Este Lado que se mostraban pesimistas no sólo sobre las chances en 2023, sino sobre mantener la unidad del FdT. Me sentía inclinado a murmurar «Volvimos mejores, pero deprimidos«. Y sí, para alguien que vivió como se resolvían las contradicciones internas en los ´70, no cabe duda que hoy se manejan mejor).

En cuanto al proyecto en sí: seguramente podrá mejorarse en el debate. Hasta con el aporte de legisladores de JxC, que conocen del tema, en cuanto se aviven. Pero está bien pensado y desarrollado, sin duda con el aporte profesional de algunos colegas.

Su núcleo es el artículo 7: «Los recursos … provendrán de lo recaudado por un aporte especial de emergencia que se aplicará a los bienes situados y/o radicados en el exterior que se localicen o detecten a partir de la entrada en vigencia de la presente Ley y no hayan sido declarados ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)«.

¿Tiene chances de lograr resultados concretos? En mi opinión, . La tolerancia de los Estados más o menos serios y de sus organismos de recaudación, con los «bienes no declarados» ha disminuido mucho en las últimas décadas. Hasta han financiado discretamente algunas «investigaciones periodísticas» que revelaron los capitales ocultos en paraísos fiscales, y los nombres de sus dueños. En estos días, la situación de algunos bilonarios a los que se considera amigos de Putin hizo más notoria esa actitud.

Argentina, entonces, si consigue hacer una trabajo diplomático medianamente competente y sobre todo discreto, podrá obtener colaboración. La Unión Europea está tan irritada con sus evasores que hasta ha divulgado nombres de quienes tienen fondos no declarados en aquellos países entre sus propios miembros que juegan el papel de Uruguay en nuestra región: Irlanda, Luxemburgo… Por alguna razón, a Liechtenstein no se lo menciona. Pero no aconsejo a nadie abrir la cuenta más inocente en Chipre.

EE.UU. … tal vez no dirá nada sobre los depósitos en Delaware, pero se ha mostrado dispuesto a revelar secretos en Panamá y en el Océano Índico.

En resumen: no creo que se recauden los 40 y tantos miles de millones de dólares de la deuda con el FMI, pero se podrá conseguir sumas interesantes, y de paso se mejorará la calidad de la política local. Eso sí, para dejar de ser un país deudor, será necesario que, con mucho esfuerzo, nosotros lleguemos a ser un país acreedor. Eso es el capitalismo, gente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: