Los motivos (hidrocarburíferos) de Putin

Mi amigo Daniel Arias -una de las firmas más buscadas en las notas de AgendAR- me envió ayer por whatsapp una breve reflexión. La comparto aquí, porque como él mismo dice, «No hay nadie que hable de petróleo y gas en este entuerto». Y desde hace 150 años que no hay entuertos donde no estén presentes de alguna manera.

«Pírrica o no, la invasión de Ucrania por Rusia es consecuencia de que Putin no podía no actuar. Con su monopolio gasífero sobre la Unión Europea en juego, no podía dejar que los tres campos de gas ucraniano descubiertos en 2012, causa última del Euromaidan de 2014, privaran a Rusia de contratos que alimentan el 50% de su presupuesto, y del 30% de su PBI.

En 2014, al toque del Euromaidan, se apropia del principal, el de Crimea, con 2 billones (12 ceros) de m3 de gas convencional. Ahora, con la toma de Jarkov, en el Este y pegada a las republiquetas separatistas de Donetsk y Lugansk, se apropia de otro gran yacimiento inexplotado de shale gas y shale oil. Lo único que le queda a la Ucrania no conquistada es el tercer yacimiento, muy occidental y a pie de los Cárpatos, y también de shale.

Ponele que Rusia se detenga adonde está ahora o donde va a estar en una semana, y negocie con Ucrania y la OTAN no avanzar más hacia Polonia y restituirles Odessa (próximo a caer), puerto sin el cual Ucrania se vuelve una especie de Bolivia chata… Y eso a cambio de que Ucrania se abstenga de meterse en la OTAN y se declare neutral, como en 1955 lo hicieron Austria y Finlandia…

Hasta que la posible Ucrania residual logre desarrollar y poner en línea sus campos de shale occidentales, Rusia sigue con su monopolio actual: calculá 10 años. Y el resto del gas ucraniano por ahora lo comercializa Gazprom. Como bono extra, con la reapertura del canal Dnieper-Crimea, sucedida hace 4 días, esa península estepárida pero con 2 millones de habitantes vuelve a tener agua por primera vez desde 2014.«

Mi respuesta, + o -: Tu análisis es muy bueno. Y Fareed Zakaria, en el Washington Post de hoy, advierte que EE.UU., hoy el principal productor de petróleo, al nivel de Arabia Saudita, debe intensificar su producción al mango, para reemplazar a Rusia como proveedor de Europa…

De todos modos, tengamos presente que sin oficinas de presupuesto y estados mayores para verificar nuestros supuestos, nosotros dos estamos especulando.

Pero concedo que esas pueden ser las previsiones, optimistas, de Putin, que los tiene. Igual, debería recordar que dos grandes estrategas, Napoleón Bonaparte y Carlos XII de Suecia hicieron previsiones parecidas dos y tres siglos atrás respectivamente. El sueco llegó justo donde se está peleando ahora, en Poltava.

Como sea, aún asumiendo una victoria militar nítida de Rusia –muy probable- la pregunta es si sumar el petróleo y gas de Ucrania, y eliminarla como competidor en la provisión a Europa, compensa el costo: reconstruir la OTAN, es decir, la alianza EE.UU.-Europa (so sólo la UE), y aumentar su dependencia de China como el gran comprador y (distante) aliado.

También, un factor psicológico pero muy real -que hasta los discípulos inteligentes de la escuerla «realista» toman en cuenta: Putin se convierte en el «villano» necesario para la remake de la Guerra Fría, la ideología de esa alianza Estados Unidos-Europa, donde el poder militar de EE.UU. lo convierte en el socio hegemónico.

Como digo a veces, el que viva lo verá. Calculo unos cinco años, pero puede ser mucho antes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: