No es un adiós. Más bien, hasta la vista, baby

casablanca

Bloguear ha sido una pasión curiosa para mí. Empecé con este sitio hace más de 10 años, en julio 2007 -y antes venía de una página, El hijo de Reco, y muchos mails colectivos. Lo mantuve en climas políticos y económicos muy distintos, y tomando tiempo de varias responsabilidades.

Hasta cuando empecé con una agencia de publicidad -tarea absorbente si las hay – encontré la forma de seguir (Es cierto que mi socio se puso al hombro casi todo el trabajo). Pero me ofrecieron un lugar, un desafío, en un nuevo proyecto de comunicación digital… Y fue una oferta que no pude -no quise- resistir.

La agencia, el portal, y mi vida personal… ya es bastante. El blog de Abel no desaparece -sospecho que no podré resistir la tentación de comentar de vez en cuando- pero no será la rutina casi diaria que ha llegado a ser. Y no autorizaré más comentarios ajenos. Los 83306 que tengo aprobados ya son bastantes, sin contar los que no autoricé.

Ha sido una experiencia estimulante para mí. Espero que la hayan pasado bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: