La otra guerra de Clarín

No debemos pensar, los argentinos, que la batalla decisiva que está dando el Grupo Clarín es contra el kirchnerismo (entendiendo esto, como lo entiende el Grupo, como la posibilidad que Cristina Kirchner, o dirigentes comprometidos con la batalla que su gobierno libró con el multimedios a partir de 2008, lleguen al gobierno). O -desde un punto de vista más estratégico- que llegue alguien que pueda considerar que su capacidad de gobernar está condicionada por la existencia de un grupo mediático demasiado poderoso).

Es cierto que esa es la pelea más visible y abierta, por su misma naturaleza y cierta… obviedad del manejo noticioso de Clarín. Pero no es la decisiva.

Hay otro enfrentamiento, en el que el Grupo es un soldado menor, casi “tropa nativa” o auxiliares locales, lejos del frente principal, y en él se mueven batallones más grandes y con muchos más recursos.

Estoy usando metáforas, pero, créanme, no están lejos de la realidad. Voy a usar ahora una, más teórica, pero puede ayudar a visualizar esta guerra.

Los grandes grupos mediáticos, como el Turner o el Murdoch, y aquí entre los “emergentes” O Globo y Clarín, son dinosaurios. Grandes y poderosos, pero el asteroide ya cayó, hace casi dos décadas. No es que se vayan a extinguir rápidamente, no. En la naturaleza las cosas van mucho más lento que en las películas. Pero hay una nueva ecología, y se ha desarrollado una nueva categoría de animales, también hambrientos y más ágiles.

Les voy a copiar ahora un editorial, corto, casi más que esta introducción, que hace un análisis bastante correcto, eh. Pero lo escucho también -siempre metafórico, hoy me dio para ese lado- como el grito de guerra de un tiranosaurio (una variedad local, más pequeña). Lo lanzó ayer un viejo combatiente, Ricardo Roa, que ahora pelea por los dinosaurios. Lean:

El poder de los diarios (preguntarle a Facebook)

El viernes 16 de marzo, de acuerdo con su cotización bursátil, Facebook valía prácticamente lo mismo que el PBI de la Argentina.

La crisis que se desencadenó con las revelaciones sobre la utilización de datos privados de sus usuarios en campañas políticas (Trump o el Brexit) provocó un derrumbe. El valor de la acción de Facebook este martes era 18% más bajo.

Mucho más grave fue el daño simbólico: una campaña #DeleteFacebook (bórrese de la plataforma) se ha convertido en tendencia. Y el dueño de la compañía, Mark Zuckerberg, que había eludido hasta ahora pedir disculpas y había dado explicaciones elusivas, debió asumir el daño y la responsabilidad.

¿Dónde lo hizo? En los diarios de Gran Bretaña –The Observer, The Sunday Times, Sunday Mirror, Sunday Telegraph, entre otros- y en los principales de Estados Unidos, como The New York Times, The Washington Post The Wall Street Journal.

Zuckerberg eligió a los periódicos para disculparse y su elección es lo que debemos analizar porque la credibilidad y legitimidad sigue siendo de los diarios impresos.

Es un dato que habla más del periodismo, otra vez, que del inmenso e indiscutible poder del mundo digital.

Este reconocimiento es también el reconocimiento del poder de una investigación periodística que fue la que desencadenó esta tormenta sobre Facebook e iluminó la utilización de datos privados en la manipulación política.

Zuckerberg eligió a los periódicos para disculparse y su elección es lo que debemos analizar porque la credibilidad y legitimidad sigue siendo de los diarios impresos.

Lo que un ex empleado de Cambridge Analytica, que fue la principal fuente de la investigación de The Guardian y The New York Times, está revelando es el papel fundamental que cumplieron, por ejemplo, en el Brexit, la decisión británica de abandonar la Unión Europea que triunfó por un estrechísimo margen.

“Hacer trampas es hacer trampas”, dice Christopher Wylie, el ex empleado de la consultora que se animó a hablar y a describir el papel que jugó Cambridge Analytica en la utilización de datos de las redes sociales para predecir conductas políticas o inducirlas a cambiar de posición.

La inmensidad de datos personales que flotan en internet hace que resulte cada vez más difícil evitar este tráfico de información. El volumen del escándalo ha hecho levantar voces en reclamo de una regulación del Big Data, pero esta discusión recién está en el comienzo.

Las grandes filtraciones de secretos que han provocado terremotos, comenzando por Julián Assange o por quien entonces se llamaba Edward Snowden, así como los Panamá Papershan sido investigados y publicados en grandes diarios.

El periodismo sigue siendo el espacio donde esta gran cantidad de datos se torna inteligible para las audiencias. Más allá que eso, los diarios les dan a esas investigaciones jerarquía y credibilidad.

La palabra impresa conserva así su legitimidad y los factores de poder le siguen dando ese lugar privilegiado e indiscutible.

Se puede decir con propiedad -hay muchos indicadores que lo certifican- que los cambios de conducta de las audiencias afectan a los productos periodísticos impresos (también a los libros) porque la cultura digital avanza con el poder de un tsunami.

Sin embargo, hay razones sólidas todavía para que el soporte de papel demuestre que sigue vivo y que conserva su influencia por el poder del periodismo.

Hasta la arrogancia de Facebook lo admite”.

22 Responses to La otra guerra de Clarín

  1. Silenoz dice:

    Roa reinvindica al medio que representa en la “paritaria” con el gobierno aprovechando el tropezón del competidor….
    Y después algunos hormonales levanta zócalos propalan que la Ley de Medios devenía “abstracta” porque era anticuada y obsoleta, justificando su “tumbamiento”…. (si es así se corrige y listo pero andá a hacérselo entender a estos animalitos de dio’ )…..

  2. Daniel Eduardo Arias dice:

    Algo de razón tiene Roa. En cuanto un diario decide hacerse “full digital” porque su versión de papel hace perder guita a la empresa, lo primero que sucede es que se le píantan muchos de sus lectores digitales.

    Entienden, supongo, que el diario es menos creíble que antes. Huelen a vaciamiento, a achique, a ajuste, a periodistas superexplotados y peor pagados. Con toda razón, además.

    Y no creo que eso hable forzosamente de que el los lectores sean tan viejochotos como los diarios de papel con los que crecieron. Eso puede suceder con ALGUNOS lectores. Pero le pasa también a los pibes.

    El 100% de los lectores, lo admitan o no, prefieren la lectura en papel: es más amigable para la vista, y los tests psicotécnicos comparativos de retención de contenidos muestran que la gente recuerda entre un 20 y un 30% mejor lo que leyó en papel que lo que bajó de una pantalla.

    Cuando se interroga a la población testeada acerca de esta diferencia de rendimiento, a veces, tras carburar un rato, contesta que con el papel no siente que haya un objeto o soporte físico interfiriendo entre lector e información, cosa que evidentemente es falsa (un diario es un objeto, es un soporte físico). Pero indudablemente es un soporte menos interferente.

    En contraste, las pantallas, y más aún las pantallitas, te están diciendo “aquí estoy” sin parar, fatigan tus ojos al disminuir la frecuencia de parpadeo a la mitad (nadie sabe por qué, pero sucede), y de yapa, entre la publicidad y los fucking “pop ups”, suelen ser sitios visualmente comprimidos, abarrotados, asfixiantes, donde no hay modo en que una foto se luzca, o que ese equivalente visual del silencio que es el papel en blanco separando una columna de otra, o un artículo del artículo vecino, te de un poco de “lebensraum”.

    Alguien tendrá que inventar el “digital paper”, una lámina electrónica desplegable y recargable de información que la vuelva tan amigable como un diario o un libro. By the way, el e-book también es bastante interferente, en los tests de lectura. Tal vez deje de serlo si baja mucho de precio y se vuelve descartable, como los celulares “burners”.

    Creo que han caído los primeros aerolitos de una lluvia aniquiladora, Abel, pero la piedra del knock-out, la de 10 km. de diámetro, todavía no ingresó a la atmósfera. Long live papers!

  3. Ezequiel Gaut vel Hartman dice:

    Un lloriqueo de viejo. Los medios clásicos siguen siendo el parámetro de la información porque facebook, twiter y demás plataformas no generan contenidos propios; son, propiamente, medios. Es esa ausencia la que permite que los medios clásicos mantengan centralidad. Pero siendo realistas, ¿cual es la diferencia entre Cambridge Analytica o un call center de trolls y cualquier agencia de noticias? ¿Sería la distancia entre el dato informativo que es más inventado en un caso y un poco menos inventado en el otro?
    Acá nada tiene que ver la credibilidad ni la jerarquía. En la era de la posverdad todo es un orgiástico mentime que me gusta. Lo que da la centralidad de los diarios es su tamaño como productores de noticias, donde el dato es apenas un insumo, muchas veces prescindible, de un armado de sentido siempre destinado a saciar el hambre de un determinado público.
    Ok. Le metieron una piña a Facebook, pero eso no significa que volverán los buenos viejos tiempos donde lo que salía en el diario era “lo que pasaba”. Ya no hay más “lo que pasa”. Durán Barba entiende eso bien y por eso está más adaptado a los tiempos que corren. Sabe que con la verdad no se llega a ninguna parte.
    Cuando el ciclo Macri termine, no será porque haya mentido, sino simplemente porque se habrá terminado el tiempo de “la promesa, lo nuevo, la expectativa”.
    Los diarios no pierden credibilidad por mentir. A nadie le interesa que lo que digan sea cierto o no… y eso es lo que le da miedo a Roa, no tiene la carta de la seriedad (me hace reír) para pesar en la balanza… y si la tuviera tampoco haría ninguna diferencia. Están en pie de igualdad con blogueros y trolls, y eso no les gusta porque le devalúa a los periodistas su posición específica, su profesión, su lugar de “yo soy el que informa y no otro cualquiera”.

  4. Paloma dice:

    De excelencia Compa su análisis ! podría extenderme en esta temática, pero solo voy a compartir mi experiencia cotidiana ..

    No tengo Facebook , ni participó de ninguna red ja ! social y solo leo las noticias , informes etcssss en los Diarios ( en papel )

    Y también solo comparto algunas impresiones en este Único Blog , porque el intercambio me parece enriquecedor y a pesar de algunas ironías, es respetuoso y lejos de faltas de respeto, agresiones , violencia y donde se valora la Palabra, aún en la diversidad !

    Que Ud y mis Compañeros tengan unas Felices Pascuas es mi deseo ,,,,,!

    Abrazo Peronista , !,,,

  5. Norberto dice:

    Voy a hacer de boga diabólico don Daniel, eso que Ud dice es cierto en las pantallas de baja calidad, tanto que al principio hubo resistencia al glass cockpit entre los pilotos por los efectos del barrido de las pantallas, flickeo le decimos, que irrita los ojos y cansa la vista, sin embargo y ahora en vendedor, le recomendaría que pruebe una IPad de Apple con pantalla Retina (resolución en 10” de 1000×2000) y le aseguro que no garra más un p…. papel que no sea en el toilette.
    Y como la campaña de Cambridge Analytica y/o del Messina Group resultaron tan exitosas, podemos asegurar que el choque se produjo y la extensión está en curso y a toda marcha, porque esa forma de propaganda con seguridad pasará rápidamente al mundo comercial, y así como están quebrando los Shoppings gracias al comercio digital y el dueño de Amazon paso a ser el más rico del mundo, lo mismo sucederá en la información pero a mayor velocidad.
    Stop Fly pasajeros Bondi Arbus para pasajeros y equipajes de la lowcost
    Nunca menos y abrazos

  6. Capitán Yáñez dice:

    ¡Qué obsesión con “el poder del periodismo” tiene ese caballero Roa!

  7. Manolo dice:

    Traficantes de información, más allá de los soportes técnicos, es una guerra de traficantes por el “mercado”
    Pepsi vs Coca
    Hay empresas privadas, agencias estatales y hasta “partidos políticos”
    Isis y los catalanes entre otros están entre los terceros
    Ver el “chivatazo” sobre los mossos “infiltrados” en las movilizaciones de la última semana en Cataluña
    Los periodistas, por más que les duela, apenas son “insumos”
    En cuanto al Big data, todo operativo trabaja sobre un 3 a 5%
    Por supuesto antes hay que contrastar el mapa con el territorio, sino es delirio
    De alli el giro al progresismo sociológico de los últimos tiempos
    Aborto, anticlericalismo, gobernadora con las abuelas, los laboratorios, etc
    Por más que puteen la Derecha sociológica los seguirán votando

  8. Nico dice:

    “Zuckerberg eligió a los periódicos para disculparse y su elección es lo que debemos analizar porque la credibilidad y legitimidad sigue siendo de los diarios impresos.”
    Mark “androide” Zuckerberg eligió los medios impresos porque su presencia adelante de una cámara haría que las acciones de Fb caigan en picada.

  9. Manolo dice:

    Ayj busque Román Gómez Masiá, paisano étnico suyo
    Pilar, como guionista, del Teatro Independiente hasta 1983
    Cuando el Grupo Esmeralda le bajo el pulgar por ese texto
    Donde se habla de la Patria Contratista ateniense
    Abzo

  10. David (idu) dice:

    Difícil: ya hubo una película con él como personaje principal, en pleno auge de Facebook.

    Muchos yankis son rubiecitos con cara de inocentones. No te sorprenda verlo de candidato presidencial post-Trump.

  11. victorlustig dice:

    sorprendente, nadie hablo de wikileaks, ni Roa, ni nadie

  12. Capitán Yáñez dice:

    Pues… Roa menciona sin ambages a Assange… que es = wikileaks.
    ¿Qué le anda pasando últimamente Lustigbizer?

  13. victorlustig dice:

    Capi, estamos discutiendo de la lucha de medios digital vs impreso, de nuevo, raro, nadie menciono wikileaks, como el medio de informacion o difusion

    Ya parece Norberto!

  14. David (idu) dice:

    Cuando el ciclo Macri termine, no será porque haya mentido, sino simplemente porque se habrá terminado el tiempo de “la promesa, lo nuevo, la expectativa”.

    Completamente de acuerdo. Ese es el ciclo de todos los poderes, que finalmente son efímeros… aunque duren décadas en el Poder.

    Y efectivamente, hoy los diarios impresos están aterrados por el inexorable avance de las redes sociales. Nos enteramos de lo que sucede por Twitter incluso antes que en las ediciones on line de los diarios.

  15. fui correctora en medios impresos, en sf.

    testigo de la cotidianidad de la mentira…

  16. Nico dice:

    En la película Zuckerberg era el villano: hacía fb por resentimiento, cagaba a los amigos, terminaba solo.
    Y si bien se hablaba de una candidatura de Zuckerberg, y si pasa podría ganar, eso no significa que tenga carisma. No nos olvidemos que hillary saco 3 millones de votos mas que trump. Nadie hablaría de HRC como alguien con carisma, sin embargo.

  17. guillermo p dice:

    Un dinosaurio fanatizado.
    Roa, ¡qué pelotudo!

  18. Daniel Eduardo Arias dice:

    Norberto, hace un par de años que me propuso pasarme a la religión del I-Pad el ingeniero orbital de mi compañías (ésa que antes hacía satélites y ahora cava zanjas).

    Generoso, ese talibán del antipapelismo me hizo leer varios artículos del Scientific American, al que estuve repetidamente suscritpto y pagando un riñón, pero no me llegaban los ejemplares por afano en el Correo. Claramente, es el futuro. Cuando venda el otro riñón, me compraré una I-pad y volveré a suscribirme a Sci-Am con la seguridad de que la información me va a llegar.

    Lo que todavía no existe, Norberto, incluso con la pantalla Retina de 6 millones de píxeles en apenas 10″, es la diagramación de la página original, el arte puesto por el autor de esa diagramación en jerarquizar y ordenar los movimientos del ojo del lector, la belleza de ese resultado, que el lector agradece aún sin percatarse de la misma.

    Si la pérdida de la diagramación como “información añadida” vale para una revista de formato relativamente standard, no quiera ver lo que pasa con páginas mucho mayores (tabloid, supertabloid, formato sábana). El resultado es mucho menos inteligente y más desangelado, salvo para los resignados a leer toda información en formato “lista de compras en el supermercado”.

    Todavía no llegó el cuerpo principal del aerolito. Va a ser seguramente una lámina desplegable a formato supertabloid, fácil de doblar y volver a guardar en un sobolyi, de muy alta definición, gran rendimiento de colores, recargable con la información y la diagramación de un diario “de en serio” varias veces por día, pero interactiva, capaz de mandar tanto fotos como videos, y de yapa, barata, como para que uno no viva paranoico con perderla o ser despojado de la misma a fuerza de porra o de caño.

    Eso va a suceder en algún momento. No creo que vaya a tardar más de 10 años, tal vez 15.

    El resultado va a ser no la desaparición definitiva del periodista de redacción de hoy, sino su reencarnación en un superexplotado diferente. Le digo esto porque el último periodismo de investigación verdadera es el que habita los medios de papel, y el resto de los “opinators” radiales, televisivos y de red social viven de la información generada por ese pobre tipo/a, que repiten, distorsionan, amplifican o reconstruyen. Y lo hacen sin garpar.

    Ud. sabe bocha de ingeniería aeronáutica e incluso de interfaces visuales, Norberto, pero yo tengo 35 años en los medios. Y le puedo asegurar esto:

    La desaparición gradual del periodismo de investigación (hoy por hoy ligado al viejo y obsoleto papel, nos guste o no) está creando un caos en la base del ecosistema de la información. Falta la comida de todos los eslabones “superiores” (ja) de la cadena alimenticia. Que por falta de información legitimada y bien investigada por medios que tienen algún prestigio y algún método a defender, además de sus intereses, se dedican a repetir, distorsionar, amplificar o reconstruir la información que generan ellos mismos libres de toda responsabilidad, ya que no se juegan el laburo, la fama o el prestigio. Es decir, son recicladores de su propia mierda.

    Durante la década o más que falta para que surjan las pantallitas laminares plegables, vamos a vivir bastante ahogados en “fake news”. Tiempos espantosos para ser un periodista en un diario residual, de los de hoy, donde cada vez se labura más y por cada vez menos, pero fabulosos para ser un afanancio del estado. Nadie te investiga. Y tu jefe te exige que escribas cada vez más sobre boludeces que venden, no sobre el bosón de Higgs y cómo confirma la credibilidad de visión cuántica del universo, o sobre lo bien que nos hubiera venido el misil antibuque argentino Martín Pescador en Malvinas. Porque los medios de papel saben que se están muriendo de vejez, junto con sus lectores, y en la desesperación, se aferran a producir cada vez más y más mierda.

    Por supuesto, hay componentes sociales y políticos en este fenómeno de la pérdida general de calidad del periodismo de todo tipo, pero sólo quería darle la versión tecnológica y empresarial del asunto. No la tiene casi nadie, salvo que haya estado en el vientre de la ballena informativa mucho tiempo.

    Yo estuve.

  19. Daniel Eduardo Arias dice:

    Ezequiel, me remito a lo que le contesté a Norberto. Hace 20 años los medios de papel, más allá de sus intereses propios y sus pequeñas conveniencias inmundas, tenían GUITA para pagar periodismo de investigación, y lo hacían porque era un diferencial que el mercado premiaba con mayores tiradas y más ingresos publicitarios.

    Eso desapareció. No es un lloriqueo de viejo. Hay que ser ciego (trato de usar palabras socialmente aceptables, Ud. es un gomía) para no ver la diferencia. Si no la ve, no le puedo contestar con suficiencia “problema suyo”, porque el problema es de mucha más gente, y le diría que también de la sociedad y de su sistema político, amén de la desocupación causada entre investigadores que tratan de tomar su laburo en serio y lo ven evaporarse, empezando por quien firma estas sentidas palabras.

    El periodismo de investigación es CARO, amigo. En la cacofonía digitual actual, y hasta que algún nuevo evento la reordene, y durante un tiempo que al menos a mí me parecerá infinito o cuyo final tal vez no llegue a ver, no lo pagará nadie, salvo por mecenazgo. Póngale, Clarín es muy malo, cada vez peor, La Nación se ha vuelto ilegible, pero el New York Times sigue siendo un diario de puta madre por la calidad de sus investigaciones. Venía perdiendo guita a espuertas desde hace 20 años hasta que lo compró Jeff Bezos, el dueño de Amazon, y les dijo a los ñatos que ahí laburan: “Sigue todo igual, aquí no pasó nada, sigan perdiendo guita que me encanta lo que hacen”.

    Y Bezos compró el New York Times por lo mismo que Felipe de Francia le puso un castillo (chiquito) a Leonardo da Vinci, raja: consideraba que su mundo era más lindo con un da Vinci pintando maravillas y diseñando máquinas. Pero como se da cuenta, Ezequiel, este no es un modelo muy repetible. Ni siquiera creo que sea políticamente aconsejable. El NY Times “de antes” podía investigar a Jeff Bezos, si se le daba la gana. O contradecir a la pseudoizquierda demócrata yanqui autodenominada “Liberal”. Ahora supongo que le va a costar.

    Yo apoyo con guita a Wikipedia, toda vez que ésta me pide un mango. Ahora, con la mano sobre el corazón, ¿Ud. le cree más a Wiki o a la vieja Encyclopedia Britannica? Seamos más extremos e incurramos en anacronismos: ¿a TN o a la Opinión de Timermann padre, el Opio de los Pueblos lo tenga en su gloria?

  20. Daniel Eduardo Arias dice:

    Y sí, un físicoculturista alimentado a esteroides anabólicos con cara de bebé “yo no fui”, como Zuckerberg, tiene que ser más malo que un payaso asesino de Stephen King, o el que muñequito Chucky. ¿Cómi iba a plantarse delante de una cámara e explicar su bondad y pedir disculpas por su “error”? Roa debió pensar en ello.

    By the way, Paloma, yo tampoco soporto a Facebook, aunque mi editora me obligó a abrir una página allí. Pero no le doy bola. Demasiados huevones sacándose selfies y contándote qué desayunaron.

  21. Daniel Eduardo Arias dice:

    Los dinosaurios a lo sumo somos nostálgicos, no fanáticos. Más respeto, Guillermo.

  22. Daniel Eduardo Arias dice:

    Pucha, ¿no nos habremos cruzado en el GDA (Gran Diario Argentino) o en La Nazión o en Perfil 1.0, Ana Lía?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: