“No somos nada”: Presidentes del Perú y de otros lados

ex presidentes

El presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, presentó hoy su renuncia al Congreso. Se usa mucho la frase “Crónica de una muerte anunciada”, pero es justa. Fue elegido por el rechazo a Keiko Fujimori antes que por cualquier cualidad suya (¿les suena?), pero no consiguió construir una base propia, ni ejercer el poder de la presidencia en la despiadada política peruana.

No hay conmoción en el país hermano (en el caso del Perú, no es una simple convención llamarlo así. Estuvieron a nuestro lado cuando lo de Malvinas). Asumirá el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, y el “clima de negocios” no se verá afectado. Las reformas de Fujimori (sr.) fueron más perdurables que las de Menem, entre otros motivos, porque hay menos industria y sindicatos que aquí. En un plazo menos inmediato, esto debilita la institución presidencial, pero no conozco lo bastante de la situación allí para especular.

Más interesante, para nosotros y toda la América del Sur, es el motivo original de la ofensiva parlamentaria: los vínculos con Odebrecht. Pero esa historia no está terminada.

Por ahora, aprovecho un artículo de El Comercio, de Lima, que trae una lista de presidentes destituidos o que renunciaron en muchos países del mundo. Sin golpes militares, que -lo siento, Malaparte, Luttwak- ya están fuera de moda.

Destituidos por el Parlamento

► 1) VENEZUELA: El presidente Carlos Andrés Pérez, acusado de malversación y enriquecimiento ilícito, fue cesado en mayo de 1993, y su destitución confirmada por el Congreso el 31 de agosto siguiente.

► 2) ECUADOR: Abdalá Bucaram, acusado de desvío de fondos públicos, fue destituido el 6 de febrero de 1997 por “incapacidad física y mental”, seis meses después de su investidura.

► 3) ECUADOR: En abril del 2005, en medio de una revuelta popular, el presidente Lucio Gutiérrez, acusado de colocar a allegados en la Corte Suprema de Justicia, fue igualmente destituido por el Parlamento.

► 4) PERÚ: Alberto Fujimori fue destituido el 21 de noviembre del 2000, “por incapacidad moral permanente”, previa partida a Japón, donde permaneció varios años. Extraditado de Chile en el 2007, fue condenado a 25 años de cárcel por asesinato y secuestro.

► 5) PARAGUAY: Fernando Lugo fue destituido el 22 de junio del 2012 “por mal desempeño de sus funciones”, en un juicio político por el Senado.

► 6) INDONESIA: Abdurrahman Wahid, acusado de incompetencia y corrupción, fue destituido el 23 de julio del 2001 por el Parlamento.

► 7) LITUANIA: Rolandas Paksas, destituido el 6 de abril del 2004 por “violación grave de la Constitución y faltar al juramento constitucional”. Estaba acusado de conceder la nacionalidad lituana a un empresario de origen ruso, que era su principal apoyo financiero. Privado del derecho de volver a presentarse a unas elecciones en su país, fue elegido diputado en el Parlamento Europeo en el 2009.

►8) BRASIL. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, es destituida por el Senado el 1 de setiembre del 2016.

Obligados a dimitir

► 8) BRASIL: Fernando Collor de Mello, acusado de corrupción pasiva, dimitió el 29 de diciembre de 1992, lo cual no impidió que el Senado votase al día siguiente su destitución.

► 9) ISRAEL: Al hilo de un caso de evasión fiscal y corrupción, el presidente Ezer Weizman dimitió en julio del 2000. Prefirió así tirar la toalla antes que enfrentarse a un proceso de destitución.

► 10) ISRAEL: En junio del 2007, el presidente Moshe Katzav, caído en desgracia por su implicación en un escándalo sexual, dimitió también, previo compromiso con la justicia para evitar la prisión. Finalmente fue condenado y encarcelado en el 2011.

► 11) ALEMANIA: El presidente de la República Federal, Christian Wulff, se vio obligado a dimitir en febrero del 2012 al levantarse su inmunidad. Inculpado por corrupción, fue posteriormente declarado inocente.

► 12) GUATEMALA: Otto Pérez Molina, acusado de dirigir un sistema de corrupción en la administración aduanera, se vio privado de su inmunidad por el Parlamento el 1 de septiembre del 2015. Ante el riesgo de ser destituido, renunció al cargo dos días más tarde y fue colocado en prisión preventiva.

Procedimientos que no prosperaron

Otros jefes de Estado se vieron sometidos a un proceso de destitución, que no dio resultado. Fue el caso de Boris Yeltsin en Rusia (1999), Luis González Macchi en Paraguay (2003), Roh Moo-hyun en Corea del Sur (2004) o Hery Rajaonarimampianina en Madagascar (2015).

En Estados Unidos, en dos ocasiones la Cámara de Representantes votó por la acusación (‘impeachment’) del presidente, primero Andrew Johnson (en 1868) y luego Bill Clinton (en 1999). Pero ambos fueron salvados por el Senado.

En 1974, la Cámara inició los trabajos de cara a un ‘impeachment’ del presidente Richard Nixon, pero el procedimiento fue abandonado después de su dimisión.

6 Responses to “No somos nada”: Presidentes del Perú y de otros lados

  1. Juan José Rondon dice:

    El que se mete con Venezuela se seca. Cayó el perro faldero que comandaba la pandilla, perdón, el grupito de Lima. Ya veremos secos a Santos, Peña Nieto, Macri y Temer.

  2. Claudio dice:

    Y De la Rúa?

  3. José Steinsleger dice:

    Estimado Abel:

    soy uno de tus admiradores (en México, pero “del palo”).. Desde hace más de 20 años escribo una columna semanal en La Jornada, y conocí tu blog gracias a un amigo que me lo recomendó.

    Básicamente, te agradezco que me ayudes mucho a seguir la resbaladiza y volátil interna peruca. Y entre varios analistas que sigo, eres de los más ordenados y atinados. Pero hay algo que te pediría, si es posible (y a cuento de la “intoxicación informativa”): escribe un cachito menos, y dándole respiro a los muchos que a través de tus textos, aprendimos a respetarte y, si me permites, quererte bien.

    Perdona, en fin, el atrevimiento. Pero soy de la Argentina provinciana. O sea, algo más lento que la porteña. Es todo.

    Con sentido abrazo peronista, quedo de tí

    Pepe Steinsleger .

  4. Abel B. dice:

    Tenés razón, Pepe. Estoy posteando demasiado, y a menudo material ajeno con un tratamiento trivial (El presente es un caso).

    Pero… aunque te parezca raro, se debe a mi falta de tiempo libre (además de, obvio, una pasión por bloguear). Es mucho más fácil y rápido subir varios posteos con material ajeno, que encarar una reflexión en serio. Que, inevitablemente para mí, va a ser larga y complicada.

    Me disculpo a mí mismo diciéndome que en todos los casos trato de introducir un pensamiento o al menos una inquietud. Habitualmente con una o dos frases.

    Para mañana ya había dejado programada una encuesta, optimista (para los que nos oponermos a este gobierno) en la que dejé también al final una preocupación.

    Igual, este comentario tuyo me hace pensar, y reevaluar lo que estoy haciendo.

    Un abrazo agradecido

  5. José Mercado dice:

    ¡Ah, cómo se extrañan los halcones! (Por la visión política de largo alcance, digo): “The Endangered American Dream: How to Stop the United States from Becoming a Third World Country and how to Win the Geo-economic Struggle for Industrial Supremacy” by Edward Luttwak (1993, SÍ, VEINTICINCO AÑOS ATRÁS)
    Is the United States losing a war it does not even know it is fighting? Edward N. Luttwak asserts that we are – and that in the new struggle for economic supremacy, the United States could slide down into the status of a Third World country. In the central arena of world affairs – in which North Americans, Europeans, and East Asians compete – old-fashioned geo-politics has merely been displaced by geo-economics. In this new geo-economic struggle, the United States will suffer defeat after defeat, unless its military strength (now useful only in less-developed regions) is matched by economic power.
    In the trenchant style that made his Pentagon and the Art of War a best-seller, Luttwak exposes how ill-prepared we are for the new struggle that will determine the future of America: schools that fail to teach either culture or skills; the disastrous lack of savings and investment; the widening gap between elite and mass incomes; the increasing paralysis of unrestrained legalism and litigation, induced by an exploding population of lawyers; and our own already established inner-city Third Worlds. Luttwak shows how we can reverse decline to prosper in the global marketplace. At the same time, HE DEMOLISHES THE MYTH OF FREE TRADE, arguing that “globalization” can and should be controlled, instead of allowing it to drive non-elite Americans into poverty.

  6. Te faltó incluir el caso Honduras y la destitución de Manuel Zelaya. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: