China, Brasil y Magnetto: Socios incómodos

Para evitar malas interpretaciones, será mejor que aclare al comienzo que China y, sobre todo, Brasil son socios incómodos pero necesarios de Argentina. Mientras que a mi colega y el Grupo Clarín los considero socios necesarios pero aún más incómodos del gobierno de Macri.

Me lo recordó la lectura, esta semana pasada de la columna de Alcadio Oña. Muy dura y más triste todavía, no importa lo que diga Serrat, porque es verdadera. Mi comentario, breve, al final.

“Cada vez que alguien habla de vestirse a buen precio se piensa en un complemento cantado de las vacaciones en Miami o en los (ya viejos) tour de compras a Chile. Error: sería mejor correr el foco hacia China; decididamente y sin necesidad de un carísimo viaje a Beijing.

Según un informe de la Cámara Argentina de la Indumentaria basado en cifras del INDEC, la ropa que llega con ese sello de origen tomó hace rato forma de aluvión y tanto que, durante los últimos diez años, su presencia en el mercado local saltó del 40 al 70%. Proporcionalmente, varios puntos más que el 41% que arroja el promedio mundial.

La importación de textiles a bajo costo es nada o casi nada comparada con las de maquinarias y equipos, a las que con razón suele calificárselas de inversiones productivas, aunque también podrían ser vistas como ausencia de producción nacional.

Claro que siempre es útil calibrar los múltiples impactos sectoriales encadenados en cada caso. Con la indumentaria, a las empresas locales les toca pérdida de mercado en grande frente a compras al exterior que, medidas por su volumen, crecieron 104 % en enero respecto de enero de 2017. Competencia claramente desigual, quizás competencia desleal, tiene la palabra la Secretaría de Comercio.

Los textiles son apenas una muestra de esa particular sociedad comercial que la Argentina ha articulado con China, una manera de llamar a lo que en verdad significa una asociación muy despareja, de una sola mano.

Por años y hasta fines de 2007, el comercio bilateral cantó superávit argentino. La ventaja terminó ahí, porque a partir de entonces el contraste entre importaciones y exportaciones que marchan a velocidades muy diferentes derivó en un violento cambio de las cuentas. Y el superávit mudó a un déficit impresionante: desde 2008, China acumula una ganancia de US$ 43.000 millones.

Y sigue viaje por la ruta de una sola mano, pues las compras argentinas al coloso asiático ya pasan de largo a las concretadas en toda la Unión Europea: 28 países juntos, incluidos Alemania, Gran Bretaña, Francia, España e Italia. También superan a las que se focalizan en el Nafta, con Estados Unidos adentro.

Desde luego la culpa de una relación tan desigual no es toda de Beijing, que valiéndose de su desarrollo, de su envidiable red comercial y del precio de sus bienes, captura cuanta oportunidad tiene a tiro sin importar dónde está. Experiencia para combinar operaciones tampoco le falta, incorporada la variante de atar inversiones propias a negocios propios. Todo obviamente de su interés.

Son parte del escenario común los bienes que se intercambian. Lo que llega de China es pura industria, puro valor y trabajo agregados. De aquí van centralmente productos del complejo sojero, lo cual equivale a decir escaso valor y trabajo directo agregados.

Parecida en algún sentido y diferente en otros es la relación comercial con Brasil. Cada vez que la economía del gran socio del Mercosur levanta, acá vuelan las expectativas y sobre todo las de los industriales: cerca del 70 % de las exportaciones que cruzan la frontera son productos manufacturados.

Allí las proyecciones privadas para este año le anotan crecimiento del 2,8 % al PBI; del 3,5 % a la industria y del 5 % al consumo.

Son datos alentadores, tras un rebote económico de apenas 1 % en 2017. Y lo son, especialmente, después de dos años previos de una recesión sin precedentes y de un desplome industrial nada menos que del 18 % entre 2014 y 2016.

La cuestión pasa por saber hasta dónde Brasil tomará por un camino que luce previsible, viniendo de esos sacudones: buscar que sean sus empresas las que aprovechen la recuperación y capitalicen la mayor demanda interna. Subordinadas al supuesto, corren las perspectivas argentinas.

Un dato esperanzador fue que en febrero, por primera vez en trece meses, las ventas a Brasil superaran a las importaciones desde Brasil. Se verá si se trata de una tendencia, aunque medido en dólares el intercambio muestra un rojo que orilla los 1.200 millones para el bimestre.

Está claro que así el horizonte pinte mejor, nada garantiza resultados definitivamente provechosos. Como lo prueba una extensa serie estadística del Ministerio de Comercio Exterior brasileño.

Cuenta que desde 2003 el saldo a favor de ese país ya trepa a US$ 49.700 millones. Casi no hace falta agregar que durante semejante período en la economía del vecino convivieron buenas y malas, ni decir que acá las buenas sembraron bastante poco.

Brechas enormes en las escalas de producción, productividad, competitividad y tecnología explican, entre otros factores, por qué a la Argentina le va cómo le va con China y, en buena medida, también con Brasil.

“Durante los últimos diez años se destruyó en el país la cultura exportadora”, sostiene el ministro de Producción, Francisco Cabrera. Pero aun cuando la mención a los diez años apunte directo a la era kirchnerista, los últimos dos tocan a Cambiemos. Y si exportar implica, como implica, inversiones, crecimiento y dólares imprescindibles, la pelota está picando en el campo del Gobierno“.

Está claro que esta columna forma parte de los correctivos que cada tanto el Grupo decide aplicarle al Mauricio. Porque empieza con los números de la industria textil, a la que ya Roberto Lavagna, cuando era Secretario de Industria y Comercio Exterior en los tiempos de Alfonsín, consideraba inviable. Desde entonces, ningún gobierno alentó y casi ningún empresario decidió hacer las inversiones y reformas necesarias para producir para en nichos de calidad. Como las hizo hace mucho Italia, cuyos costos de mano de obra y materia prima son bastante más altos que los argentinos. Para un mercado masivo, es difícil competir con los chinos…

Esto es una disgresión. Nostalgia de debates en la comisión de Comercio Exterior del Consejo Profesional, en los ’80. El déjà vu argento.

Pero en realidad, la nota apunta al problema central de la estructura económica argentina, que no es original de este gobierno, por cierto, aunque sí lo agravó aferrándose a la superstición de la apertura comercial y los estímulos a los inversores.

Es, irónicamente, un problema que muchos países quisieran tener: grandes ventajas naturales en el agro y algo menos en la minería, más una población mediana -40 y algo de millones no son pocos, aunque escasos para el territorio- que en su gran mayoría tiene expectativas y exigencias de clase media. Más una base industrial deteriorada y desactualizada en su mayor parte, pero con capacidad de incorporar tecnología. Como lo hizo, justamente, el agro, entre 1960 y la actualidad.

Todos esos dones exigen, eso sí, un Estado capaz de planificar y equilibrar. Y algo de una virtud anticuada: patriotismo. El problema viene de muy atrás, y está contado en viejos romances: “Que buen vasallo fuera  Si buen señor hubiera”.

21 Responses to China, Brasil y Magnetto: Socios incómodos

  1. Rogelio dice:

    Estimado Abel:

    Inicio de la actual política con China

    En Lima, Perú, julio de 2010 en vida de NK; para los detalles => https://goo.gl/JGLS74

    Lo recuerdo (una vez más…) en beneficio de los desmemoriados y de los comunicadores que lucran con la promoción de grietas y dicotomías falsas.

    Saludos cordiales

  2. Todo depende, efectivamente, de la decisión política del gobierno nacional. Según en qué manos caiga, podrá apostar a un desarrollo crecientemente autocentrado o a repetir hasta el infinito la maldita ecuación colonial que alguna vez fue el espejismo de una generación pero ya es, desde hace largo tiempo, la tragedia de muchas otras. Por lo demás, no comparto lo que se afirma sobre la incorporación de tecnología por el sector agrario, pese a lo que canten los números crudos. Pero eso es otro tema.

  3. ricardo j.m. dice:

    vos cuando te convenia te llenabas la boca con la del que gana conduce el que pierde acompaña, perdiste en la pba flaco alineate a la conduccion, o asumite radical tardio

  4. Alcides Acevedo dice:

    Veamos:
    Porque empieza con los números de la industria textil, a la que ya Roberto Lavagna, cuando era Secretario de Industria y Comercio Exterior en los tiempos de Alfonsín, consideraba inviable. Desde entonces, ningún gobierno alentó y casi ningún empresario decidió hacer las inversiones y reformas necesarias para producir para en nichos de calidad. Como las hizo hace mucho Italia, cuyos costos de mano de obra y materia prima son bastante más altos que los argentinos.

    Este párrafo ilustra muy bien uno de los más grandes dramas argentinos: el anacronismo de los debates y la falta de comprensión de los fenómenos económicos modernos que definen el curso de las economías.

    ¿Lavagna decía hace más de 30 años que la industria textil era inviable? ¿el modelo es Italia?
    Ciertamente que Lavagna tenía razón hace 30 años, por otro lado el modelo industrial italiano hace rato que están en crisis (a diferencia del alemán o el suizo por decir algo), veamos las cifras de empleo de la industria textil en Italia:
    https://www.statista.com/statistics/427962/employees-in-the-manufacturing-of-wearing-apparel-sector-italy/
    Año 2008 = 218 mil
    Año 2015 = 165 mil

    No entiendo cómo no se dan cuenta, los modelos y debates que dominan la escena económica argentina (pero sobre todo los Nac&Pop) se basan en enfoques analíticos anteriores a mediados de los 70… cuando cambió el mundo, pero acá seguimos midiendo las importaciones textiles por “volumen”… independientemente del “peso” de los materiales el “diseño” y hasta la “marca”. Espero que se entienda.

  5. Silenoz dice:

    “los modelos y debates que dominan la escena económica argentina (pero sobre todo los Nac&Pop) se basan en enfoques analíticos anteriores a mediados de los 70… “

    Suponiendo y tan sólo suponiendo que así fuera, los que piensan como vos (en forma mucho más elaborada de lo que es capaz un socotroco como vos, bai de uei) andan con modelos de país por encima de los 100 años….. el modelito patriótico de la fulgurante generación del ’80, atado a la carnaza y los yuyos, timba y yoping….. tan “avant garde” y sustentabe es que, fijate vos, el crecimiento (del PBI) depende de la FED y de las lluvias….

    No nos para nadie… Argentiopía potencia…

  6. Silenoz dice:

    En todos los casos de industrializaciones tardías (al menos los asíáticos “iven” China + Australia y Canadá por el lado del Commonwealth) estos países consiguieron que algunos otros “financien” sus déficits de cta. cte. (sobre todo el comercial) y acceso relativamente libre a los mercados internos de estos últimos…. digo por que estos procesos que, en promedio rondan maso’ los 40 años, no culminaron exitosos por tener “superavits gemelos” o todas esa cositas prolijitas de los adláteres de las “finanzas sanas” (heteros-orto y ortodoxos) o “tipo de cambio real competitivo”

    Sin urgar demasiado se me ocurre que los únicos en condiciones de brindarnos algo de estas “prebendas” son China y Rusia. El enroque es vía “swaps” de yuanes y rublos ponele, sacando la rúcula del diome…

    Digo… para cuando ¿volvamos?….

  7. Rogelio dice:

    Es interesante la referencia, jus.

    Tres días antes


    La imagen corresponde a la cena de honor al presidente de la República Popular China, Xi Jinping, en el Museo del Bicentenario de Casa de Gobierno. Viernes, 18 de Julio de 2014.

    3 días antes, Franco Macri, eufórico, anunció públicamente que había cerrado el “agreement” con los K para que Mauricio fuera el nuevo presidente.

    “Si Mauricio es Presidente, los de La Cámpora serán los mejores colaboradores”

    Confrontar la edición El Cronista del 15 de julio de 2014.

    ¿ Un montaje troyano ?
    Para completar el escenario, sólo faltaba terminar de desgastar ‘desde adentro’ al candidato del FpV.

    En la bloguería, el agudo Ramble Tamble se destacó en la militancia de limado.

    También hizo méritos descollantes el florido ministro de los trencitos chinos que, confundido y enojado por primera vez, permaneció con ese fin en su cargo hasta el final.
    En 2017, naíf, volvió a confundirse y esta vez cayó en el plan para dividir el voto propio y garantizarle la senaduría a Bullrich.

    Una función pendiente de evaluación cumplió “6, 7, 8” que venía practicando desde años anteriores la estrategia conocida como “disonancia cognitiva” (caso muy interesante para el análisis de los expertos de la comunicación).

    Con todo…. en 2015 apenas hubo un empate agónico en segunda vuelta.

    Lo que viene
    En rigor, es lo que ahora importa y desvela.
    Alguien denominó “La meticulosa preparación del ballotage 2019” a la operación política en curso en la actualidad.
    Será tema de análisis en próximos comentarios.

    Saludos

  8. Jose dice:

    ¿Volverá “Chemea” a la Avenida Corrientes? Y en la misma avenida ¿Volverá “Scioli Internacional”?

  9. Raúl C. dice:

    Bueno, la prédica ***antiindustrial*** argentina es muy arraigada.
    La intención de mostrar como ‘nuevo’ el esquema de exportaciones primarias y valorización financiera, también.

    El problema es que ese esquema nos arruinó y nos va a volver a arruinar, en los setentas, en los noventas y ahora también.

    Y para peor… ¡es viejísimo!

    Una anécdota que quizá no muchos conozcan: en 1974/75 yo escuchaba por radio las charlas de un prominente dirigente sindical peronista.

    Entre otras cosas, dijo un día que ‘la sociedad industrial ya había pasado y habíamos entrado en la sociedad pos-industrial’… (bai de uei, como diría Silenoz: era un dirigente de uno de los principales gremios de servicios).

    Es decir: los antiindustriales de ahora dicen que la industria es cosa vieja, de los 70’s.
    Y en los 70’s había quienes decían que la industria era cosa vieja… (Cosa que, no olvidemos, también pensaba en esa época Martínez de Hoz).

    En resumen: ser antiindustrial es algo tan inmutable, eterno, esencial, absoluto, inmanente, paradigmático, etc… como una fe religiosa.

    Además, muy pero muy cipayo.

  10. Raúl C. dice:

    Ahora, yo me pregunto: tendríamos acceso libre a sus mercados… ¿para venderles qué?

  11. Silenoz dice:

    A m me parece que tenemos potencial para al menos alguna “parte” con valor agregado de rubros como aparatos médicos, quimica, farmacología, morfi elaborado, litio a su mercado u otros socios comerciales de ellos en resto de Asia, pero también podriamos ser una plataforma para que ellos expandan sus productos a AL usándonos como “cabecera de playa”, habia tirado una ideota con el tema de los trenes….

    No será fácil, pero son los únicos que estarían en condiciones de darnos “una mano” porque a pesar de sus números, todavía son emergentes y tienen más cosas en común con nosotros. China en su carrera hacia el “hegemonato” busca de todas las formas posibles “internacionalizar” su moneda, esto es estratégico si se quiere ser “hegemón” aka no lo van a abandonar y bueno, si necesitamos tecnología de punta -como empezaron todos- se las compramos y pagamos en en yuanes….

    Igual lo primordial es expandirnos a AL, acá tenemos la escala -al menos la más cercana- para nuestros productos.

  12. Silenoz dice:

    Ahhh che vos sos el de las selfies ¿no?… sabés que te salió un serio competidor ojo ehhhh… por allá arriba anda , promocionando una serie sobre una confabulación K-M, promete varios capítulos para la S01… veremos cuantas “seasons” habrá de producir…. proponele un “yoint ventiur” ja ja….

  13. ricardo j.m. dice:

    es un atractivista alcides

  14. ricardo j.m. dice:

    https://www.burbuja.info/inmobiliaria/conspiraciones/511782-confirmado-cristina-kirchner-reptil-y-asesino-a-marido-mantenerse.html

    Sí, aunque suene increíble la presidenta de la Argentina no forma parte de la raza humana. En un acto llevado a cabo hace un par de años en la casa de gobierno, CFK presentaba en público un artefacto detector de huellas digitales diseñado a fin de identificar (en su base de datos) a los llamados “barrabravas” del fútbol para así impedirles el acceso a los estadios.
    Al margen de algún error de identificación, cuando le toca a ella poner su dedo, la máquina NO LA DETECTA… ella insiste una y otra vez con diferentes dedos sin lograr ser detectada, sin embrago detecta a todos los demás que desfilaron y pusieron su dedo en ella, tal como se aprecia en el video siguiente:

  15. Capitán Yáñez dice:

    En efecto, mi siempre muy estimado blogger no más en jefe… son socios incómodos.
    Un país cuyo PBI no llega al 1% del PBI global… ¿puede aspirar a tener socios “cómodos”? Personalmente… lo dudo.
    De una cosa no tengo dudas: entre “liberales” de pacotilla, peronvidalistas y yerbas varias… tu paciencia es envidiable.

  16. Rogelio dice:

    😉

  17. Jose dice:

    Por favor don Silenoz, intente debatir con argumentos…
    El diccionario dice: Argumento

    Del lat. argumentum.

    1. m. Razonamiento para probar o demostrar una proposición, o para convencer de lo que se afirma o se niega.

    Deje de lado sus propias “elucubraciones” que nada aportan

  18. Jose dice:

    Rogelio, el “candidato que más mide” se limaba solo… Por ejemplo cuando declaraba que la solución para Argentina era nombrar 100.000 policías más, o con sus perpétuas indefiniciones, o con sus ridículos carteles arrodillado…

  19. Silenoz dice:

    ¡Joze´… Jozé! ja ja…
    Sólo quiero dejar en claro que el cro. Rogelio merece mi respeto más allá de lo que diga o haga….

  20. Capitán Yáñez dice:

    Usted, pepito, es un verdadero fenómeno. Vive tirando chicanas estúpidas de dos renglones y le pide a los demás que intenten debatir con argumentos.
    Admirable lo suyo, macrismo puro y duro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: