Estamos mal pero vamos peor

Corregí un poco la recordada frase del inolvidable Carlos Menem, y créanme, sin mala onda. Siempre hago notar a los que me consultan que -no importa la sinceridad y convicción ideológica con que se plantee la cosa- los votantes no van a tomar bien que les digan que van a sufrir mucho, en merecido castigo por haber votado algo tan horrible como el gobierno actual. Pueden decidir votar a alguien que no les amargue, todavía más, la vida.

Pero a un blog con tanto material político como este, no entra nadie que no tenga ya su inclinación definida. Así que puedo señalar tranquilo algunos nubarrones que ennegrecen todavía más el panorama.

La situación de la industria la indica, con datos oficiales, el oficialista diario La Nación, informe que reproduce el peronista blog Hel-echo maldito: “Las fábricas argentinas están utilizando una pequeña porción de su capacidad de producción, por lo que no tienen estímulos para invertir en la expansión de su negocio“. Léanlo: tiene bonitos gráficos.

Me dirán que eso era previsible. Y que, hasta cierto punto, puede ser compatible con el proyecto, si alguno, de Cambiemos. Es posible. Pero… esta semana encuentro en AgroVoz, un portal serio del sector y casi más pro agro que La Nación:

Cosecha derrumbada por la sequía: ya son 20 millones de toneladas menos que el año pasado

Sin lluvias en las principales zonas productivas de la Argentina, el desplome de la cosecha por la sequía es cada vez más grande y comienza a ubicar a esta campaña como una de las peores de la historia.

En dos semanas, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires ya redujo en cinco millones de toneladas su pronóstico para la soja: este jueves, el Panorama Agrícola Semanal (PAS) estimó 42 millones. Hace una semana, había proyectado 44 millones; y la anterior, 47 millones.

Debe recordarse que la previsión inicial, en noviembre, era de 54 millones de toneladas para este año.

El maíz no escapa a esta tendencia: el nuevo cálculo de la entidad porteña es de 34 millones de toneladas, tres millones menos que la última estimación y siete millones por debajo de los 41 millones proyectados inicialmente.

Es decir que, en total, al día de hoy se prevén 76 millones de toneladas entre soja y maíz; 19 millones menos que las 95 millones de noviembre, y más de 20 millones por debajo de las 96,5 millones cosechadas en el ciclo 2016/17 (57,5 millones de soja y 39 millones de maíz)“.

Cálculos hechos en el reverso de sobres en la Comisión de Economía del PJ, indican que el efecto negativo sobre el PBI llegaría a un 1,5%.

Y mi reflexivo amigo, el economista Roberto Pons, señaló “Esta situación merece dos reflexiones: una estructural económica y la otra cultural. Primarizar la economía no sólo significa condicionar el desarrollo de una sociedad moderna sino que hace más vulnerable el resultado económico año a año. Los países monopendientes de productos agrarios sufren inestabilidad de precios y azarosos resultados de la naturaleza.

Segundo, si proclamamos que al campo hay que dejarlo en libertad con precios de mercado internacional, también deberíamos dejarlos librados al azar de los climas y a la volatilidad de los precios internacionales. Esta última contradicción no es de nosotros, peronistas, porque entendemos que la intervención pública es inherente a la política económica para buscar los equilibrios virtuosos entre producción, distribución, consumo y exportación en una economía compleja“.

20 Responses to Estamos mal pero vamos peor

  1. Daniel Eduardo Arias dice:

    No es por molestar inútilmente. Muchos de Uds. saben que apoyé casi incondicionalmente casi todas las iniciativas educativas, científicas, tecnológicas y productivas del ciclo NK-CFK. Algunas de ellas son magníficas, y tanto que ni siquiera Gaturro se atreve a pararlas, de modo que siguen vivas aunque a los tropezones.

    Pero el balance global del ciclo pasado es que como conjunto y según también números oficiales, la economía argentina se primarizó aún más que como la dejaron Menem y De la Ruina. En ello influyeron sin duda que el campo ganó mucha guita durante la rampa alcista (RIP) de la soja, y también que la megaminería de oro, plata y cobre se extendió por la cordillera como un incendio.

    Es decir que en medio del mayor rebrote manufacturero argento desde 1974, dos sectores absolutamente primarios, cada uno con su sayo de culpas graves en materia de dumping ambiental y social, tomaron la “pole position” de la economía argentina. Y muy por delante de la industria, incluso en los años de oro (hasta 2009) en que ésta creció hasta usar casi el 100% de su capacidad instalada, y exportaba sin problemas.

    Los gobiernos de NK y CFK no tenían planes para que el estado interviniera en el campo o en la megaminería, salvo como mirón que deja hacer, o como mero agente recaudatorio (eso con el campo). La tendencia natural de estos rubros avanza siempre hacia la extranjerización: China empezó a manejar el campo argentino ya no sólo desde la demanda, sino que se compró la 2da semillera (Nidera), y sus próximos blancos son poner cuñas propias en la logística (trenes y puertos) y probablemente la navegación.

    Las AFJP yanquis y europeas ni se enteraron del helicóptero de De la Rúa. Como sucedió desde 1990, siguieron siendo una fuerza activísima en el desmonte del Chaco Semiárido, con su secuela de expulsión ilegal y violenta de chacareros pobres y comunidades qom, toba y pilagá, apropiándose de tierras inaptas para soja para plantar… soja. Terrenos que serán abandonados a la arbustización en cuanto sobrevenga una racha persistente bajista en el mercado de Shanghaii. Ojo que ya de suyo la Argentina le ganó a Australia y es el #1 mundial en arbustización, con 60 millones de hectáreas inutilizadas para casi todo uso humano.

    ¿Qué sigue? El Belgrano Cargas, único modo de llevar soja desde el Chaco Semiárido hasta el Paraná a tarifas aceptables. Grandes créditos chinos para polentear sus 1600 km., con 107 locomotoras chinas, 3500 vagones chinos, y obras (playones, puentes y centros multimodales) a cargo de empresas chinas. Financiamiento: la CMEC (China). Los boleteros y guardias no serán necesariamente ciudadanos chinos, pero sí máquinas y sistemas chinos. Aumento de la capacidad de transporte: de 1,1 millones de toneladas/año a 4,4 millones en 2019. Que viajarán -lo que habla bien de la paciencia china- no a 15 km/h como sucedía antes por las vías desmontadas de sus durmientes, sino a 30 km/h. Bueno, eso si los chinos logran que llueva de una puta vez.

    Y a rogar que no lo haga, según los nuevos usos climáticos, de un modo tan brutal que arrase con los terraplenes y obras de arte. Porque, en fin, el “campo bruto” (como lo llaman los gobernas) o “monte nativo residual” como lo llaman los ingenieros forestales y edafólogos, es fabuloso haciendo que la lluvia se infiltre en el suelo y recargue las napas, en lugar de encharcarse en superficie y generar riadas y aluviones que destruyen pueblos e infraestructura. Y la base del renacimiento del Belgrano Norte fue, oh paradoja, la mayor ola de tala rasa de la historia argentina desde tiempos de La Forestal y de Papel Prensa.

    En la megaminería no puedo hablar de mayor extranjerización, porque nació afuera. Su base son más o menos 150 emprendimientos básicamente canadienses, australianos y europeos que se vinieron aquí en un “feeding frenzy” demoníaco favorecidos por la Ley Cavallo, generosamente permisiva incluso comparada con el Código Minero anterior, y bastante bien traducida del inglés.

    El gobierno de NK y CFK no objetó nada de lo hecho por Menem y De la Rúa, de modo que bajo sus gobiernos buena parte de los proyectos alcanzaron su tamaño actual, mientras otros salían del huevo y entraban en fase de explotación. Para protestona alegría de las cámaras mineras, aterrorizadas de que el estado nacional se entreverara en el negocio de las decenas de modos en que podría haberlo hecho, se limitó a subirles las tasas.

    Los metales estratégicos, litio y uranio, en los que el gobierno podría haber creado equivalentes modernos de YPF o Gas del Estado, quedaron en distintos limbos de evaluación. Por eso en doce años no surgió una maldita marca de baterías de litio argentinas. Y los rusos, en plan financiero/minero/exportador, han decretado que somos un país con montones de uranio. Las pelotas, tenemos apenas 30.000 toneladas, lo suficiente como para mantener nuestras pocas centrales durante 20 años, y los yacimientos prospectados durante 58 años por la CNEA son todos de muy baja ley, lo que significa de alto impacto ambiental: menos uranio en más roca implica más uso de ácido sulfúrico y otras porquerías para lixiviar el metal. Pero si los rusos dicen que tenemos uranio a patadas deben tener razón. Como los chilenos que se llevaron el gas de Loma de la Lata ya que éramos “un país gasífero” en un lugar de un país con un poco de gas.

    De aquellos polvos vienen estos lodos, compañeros. Lo hecho por el ciclo NK-CFK en biotecnología e ingenierías aeronáutica, nuclear y satelital fue admirable. Aunque es evidente que en lo aeronáutico y satelital (ver casos FAdeA y ARSAT) fue “too little and too late”.

    Pero son las áreas en las que el estado se limitó a hacer nada e intervenir nada (transporte, minería, agro), al más chancho estilo “laissez faire”, las que decidieron que el balance económico final de ese ciclo fuera una Argentina más primarizada aún que en épocas de De la Rúa.

    Es decir, más a la merced del clima y de los altibajos de las bolsas de commodities. Básicamente, las de China.

    Ahora sí, a quejarse de la sequía.

  2. Alcides Acevedo dice:

    A ver si entiendo ¿vivimos una situación jodida y a los peronistas lo único que se les ocurre es repetir la misma sanata de siempre?, veamos:

    Segundo, si proclamamos que al campo hay que dejarlo en libertad con precios de mercado internacional, también deberíamos dejarlos librados al azar de los climas y a la volatilidad de los precios internacionales.

    Bueno… si el campo no hubiera sido saqueado durante décadas podría bancarse una sequía, contingencia esta perfectamente esperable, lo mismo que el granizo o alguna plaga, los productores hasta podrían tomar coberturas… pero bueno, la tradición peronista de bailar en la cubierta del Titanic es más fuerte.

    Lo cierto es que el país está sujeto al albur de una buena cosecha, lo mismo que hace 100 años, lo mismo que durante el gobierno de Perón cuando comíamos pan negro…. y lo mismo que durante el kirchnerismo cuando los abanderados de la economía eran las ensambladoras de Tierra del Fuego y la “industria” automotriz con una integración “nacional” menor al 20%.

  3. victorlustig dice:

    Mi estimado Daniel

    Me alegra que haya hecho un post largo, sintetizando, lo nac&pop de la decada ganada fue Potenkim, mucho bell&whistles (anteultimo parrafo).

    Ahora, quizas comprendera mi persistente mencion a los inutiles y los Boabdil,

    Yo, disiento eso de admirable, es solo armaduria sin plan de negocios, los cientificos, como dije, no son industriales.

    Pero bueno, ahora a esperar los nac&pop residentes calificarlo de hereje y echarlo del paraiso como traidor.

    Peron dejo una industria metalmecanica y casi termina SOMISA, estos, tabula rasa, con los mejores terminos de intercambio del siglo y plata a montones, tirada eso si, en impos de energia por citar algo.

    Saludos

    PS: Peor que Loma fue Ramos

  4. manolo dice:

    Abel, Norberto y progresistas Word

    https://www.google.com.ar/search?rlz=1C2RLNS_esAR710AR710&tbm=nws&q=genealogical+science&spell=1&sa=X&ved=0ahUKEwjx9KLLgOLZAhWLk5AKHY8JDbAQBQgiKAA&biw=1366&bih=662&dpr=1

    El que avisa no es traidor…
    Si no les cae la ficha, por las “monedas adecuadas” desde ya, les explico como con relativamente poco dinero y mucha info se logra montar lo cuantitativo y transformarlo en cualitativo.
    Para más data ir a

    https://deshonestidadintelectual.blogspot.com.ar/2018/03/operacion-prontuario-2019-la-babia.html

    Abrazo

  5. Silenoz dice:

    Ja….

    Así que resulta que una sequía y más de 100 años de pelotudear con los Roca – Runciman y el “oro verde” de la “patria” + extractivismo es un problema de la “década depredada” y del Pocho?

    Como dice la jefa: “háganse suturar el o_ _ o”….. que manga de ___________ (complete a su saber y entender) ja ja

  6. Capitán Yáñez dice:

    Don Arias, un par de precisiones forestales a su vibrante alegato (que ha merecido el aplauso de uno de nuestros gorilas de cabecera):
    1) Entre las múltiples fechorías que cometió La Forestal no estuvo la tala rasa. Esa no la practicó.
    2) Ignorando de qué va Papel Prensa en todo esto, vale aclarar, de todos modos, que la madera que usa proviene de plantaciones hechas justamente para ser cortadas a tala rasa.
    Y… una pregunta: ¿qué se supone que hará un “boletero” en el Belgrano Cargas… fuere chino, argentino o ugandés?

  7. David (idu) dice:

    “Las fábricas argentinas están utilizando una pequeña porción de su capacidad de producción, por lo que no tienen estímulos para invertir en la expansión de su negocio”

    Exactamente. El rubro industrial al que me dedico (solo en parte, gracias a Dios y a Menem), está realmente trabajando al mínimo.

    Y “reubicando” al personal hacia la otra área empresaria (servicios), la vamos piloteando.

    O sea que el tema no es invertir (¿y el mercado?) sino sobrevivir con el capital instalado y el personal formado.

    Así que luego de 43 años de actividad, mi conclusión sería que solo es posible enfocarnos hacia emprendimientos de conocimiento y servicios.

    Los negocios grandes serán (ya son) para los chinos. El trabajo intelectual y ejecutivo quedará para profesionales que llegaron (o lleguen) a la Universidad con buen desempeño.

    Los que se cayeron del Sistema, no pueden, ni podrán siquiera esperar a emplearse en servicios de baja calificación: para eso están los voluntariosos inmigrantes venezolanos y colombianos.

    Y la buena noticia es lo que ya se dijo más arriba: “Con dos buenas cosechas…”

  8. victorlustig dice:

    Capi, si no comulgar con el credo kirchnerista es ser gorila, ok, pero, la verdad que no.

    lo peor de todo esto no es que lo diga Arias (que nuestro seudoeconomista residente ya denosto) sino que es verdad, y, como Ud sabe, el kirchnerismo se derrumba cuando aparecen los numeros vea

  9. victorlustig dice:

    Manolo

    esto, como Ud sabe, es mas viejo que andar a pie, pero los kirchneristas son dato resistentes, no les da para eso.

    Con los padrones y el DNi tiene el 70/80% de la informacion, sumele apellidos y hace el crosscheck, y asi un pco mas de laburo fino.

    pero bue, como Ud sabe, hay que laburar, y eso, no comulga con los kirchneristas, que, ni saben laburar, ni quieren pagar

  10. Capitán Yáñez dice:

    Lustigbizer… ¿qué puedo decirle? Las verdades y los números son relativos. Y usted y Acevedo ya no merecen ni respuestas.
    Ciao.

  11. Capitán Yáñez dice:

    ¿Ni saben laburar ni quieren pagar, Lustigbizer? ¿Y cómo hicieron para gobernar 12 años? ¿Usted es o se hace?

  12. victorlustig dice:

    whatever mi estimado Capi, esta afirmacion suya me hace dudar de su titulo de ingeniero

    los numeros son relativos, lo de las verdades podemos dejarlo pasar, pero lo de los numeros?

    en fin

  13. victorlustig dice:

    facil

    reparto lo que hay, le doy a los amigos para obras, realmente Ud quiere que siga?
    de nuevo, ni saben laburar ni quieren pagar

    U dice que gobernaron 12años? anduvo por PBA?

  14. victorlustig dice:

    lo corrigo, desde el 75 es asi

  15. Rogelio dice:

    Manolo:

    Me pregunto: ¿ de qué depende que la ficha caiga o no caiga ?

    Creo que también depende un cacho del contexto o microclima.
    Por ejemplo, no es lo mismo Recoleta que Quilmes o San Francisco Solano.

    Es muy natural que en “los bolsones de abundancia de Recoleta” (sic), habituados a los consumos, las mínimas privaciones y restricciones les hagan sentir mal y presentir un empeoramiento.
    Por contraste, aquí en Quilmes y Solano observo que vivimos serenamente la pobreza. Y aún con cierta dignidad.

    Saludos

  16. Politico Aficionado dice:

    Se hace clara la necesidad de discutir, acordar y proponer un proyecto nacional que contemple las necesidades y aspiraciones de nuestro Pueblo, el modelo macrista simplemente no tiene ni intenta tener respuesta para estas cuestiones.

  17. Capitán Yáñez dice:

    39

  18. David (idu) dice:

    Oh! Ese año comencé mis actividades industriales de la nada. Había de todo: ¡Hasta matriceros!

    Ese año llegó una pequeña delegación de ingenieros chinos vestidos de riguroso Mao, exhibiendo osciloscopios que parecían cajas de zapatos.

    Nosotros pensamos sobradoramenrte “a papá”…

    ¿Cómo se dirá “a papá” en chino?

  19. Daniel Eduardo Arias dice:

    Le respondo un poco tarde, Capi Yáñez, sepa disculpar. La Forestal hizo talas rasas en la posguerra, cuando a los ingleses estaban preparando su retirada porque les quedaba claro que el viejo Commonwealth se les caía a pedazos. Los árboles genéticamente capaces de dar fustes derechos, para usos estructurales, el resto con troncos más trompicados, chipeados para sacarles tanino, y los quebrachos colorados resueltamente inútiles, casi arbustivos, se los dejamos piadosamente al paisanaje para que fabrique carbón. Bye-bye, no nos extrañen.

    Fue un poco el equivalente en ingeniería forestal de lo que hicieron con sus propios ferrocarriles en Argentina: los dejaron sin mantenimiento hasta que lograron vendérnoslos en estado bastante desvencijado para extinguir su deuda de guerra.

    En cuanto a la deforestación de Papel Prensa, es un poco más vieja y perversa de lo que Ud. supone. Es cierto que los turnos de corta en Misiones son rápidos porque con las temperaturas altas los pinos crecen muchísimo: un par de clareos y luego tala rasa planificada, y replantación. Parece todo bastante racional y conservacionista, ¿no?

    Minga, no lo es. Los pinares de Papel Prensa, que en términos de biodiversidad son el equivalente de un desierto lunar, fueron implantados en los últimos relictos de Selva Paranaense o Mata Altántica virgen y primaria que le iban quedando a Misiones, donde todavía sobrevivían araucarias y yaguaretés. La tala rasa verdaderamente letal fue esa demolición de un capital biológico y turístico muy valiosos, y todo para hacer papel de diario para Magnetto.

  20. Capitán Yáñez dice:

    Perdonado, don Daniel. Pero:
    1) La decadencia y fuga de La Forestal comenzó antes de la posguerra y se debió tanto a la caída en la demanda de tanino como a que un tal Perón hizo sancionar el celebérrimo Estatuto del Peón, que privaba a la empresa de las “delicias” que practicaba en sus obrajes, “delicias” que le permitían abastecerse del preciado elemento (o sea… tanino) casi gratis. Se rajaron a Sudáfrica para proveerse tanino de “mimosa” en condiciones más o menos similares a las que usufructuaban acá.
    2) La tala rasa consiste en talar todo lo que hay. El tanino se obtiene de árboles gruesos, ergo, talar todo lo que hay para sacar árboles tanineros es, como podrá imaginar, absolutamente antieconómico, aún en las condiciones que imponía La Forestal a los hacheros. De los ingleses podemos decir cualquier cosa… menos que alguna vez fueron comedores de vidrio.
    3) Papel Prensa no usa pino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: