Trump y Kim: Dos a quererse

kimtrump

Corea del Sur anunció que el presidente norteamericano, Donald Trump, aceptó una invitación del mandatario norcoreano, Kim Jong-un, para reunirse. Y el Donald lo confirmó, vía Twitter, como acostumbra comunicarse.

Agrego algunas precisiones -hasta donde se puede ser preciso en un mundo tan cambiante: Chung Eui-yong, director de la Oficina de Seguridad Nacional de Corea del Sur, afirmó que Mr. Trump había acordado reunirse con Kim en mayo, “para alcanzar una permanente desnuclearización“. Lo dijo en la Casa Blanca, después de reunirse con el Donald, así que…

(Esto fue el mismo día que los “globalistas” (como los llama mi amigo Juan Chingo) del gobierno de EE.UU. le renunciaban en masa, horrorizados por los aranceles al acero. Y una actriz porno le iniciaba juicio por algún episodio del pasado… Un hombre ocupado).

No tengo mucho que comentar, salvo que apunta como un hecho importante. Se trata de una reunión entre el Presidente de la que todavía es la potencia militar más poderosa -aunque algunos que comentan en el blog la vean ya cayéndose-, además de otras cosas. Y el gobernante hereditario de un país que tiene un ejército numeroso, armamento muy moderno y es vecino de China, Corea del Sur y Japón. Algo más que “una maldita estupidez en los Balcanes”, como decía don Bismarck.

La primera conclusión obvia es que contar con armas atómicas y misiles aumenta el respeto con que se te mira en el mundo. Es triste, pero es así. La otra obviedad es que la propaganda ideológica acerca del capitalismo / la dictadura, embarcado(s) sin remedio en un camino de destrucción global, es tontería. Pero eso ya lo sabíamos.

No hay más certezas hasta ahora, y este anuncio no garantiza que el asunto no termine en una destrucción masiva.

Sí les acerco un dato interesante, que encontré rastreando en el venerable New York Times: El único antecedente para un encuentro de un presidente de los EE.UU. con un gobernante de Corea del Norte fue hace 18 años. El funcionario estadounidense que se reunió con los norcoreanos fue la secretaria de Estado Madeleine Albright, que visitó Pyongyang en 2000, cerca del final de la administración Clinton. La Dra. Albright había planeado organizar una visita del Bill.

El asunto se vino abajo cuando Kim Jong-il, el padre del líder actual, no estuvo de acuerdo con un acuerdo de misiles por adelantado: quería negociarlo cara a cara con el presidente. Clinton decidió no correr el riesgo, omitió el viaje.

Y sí. Trump, como buen empresario en bienes raíces, es un jugador. Y, por ahora, les va ganando a los Demócratas.

trumpkim

4 Responses to Trump y Kim: Dos a quererse

  1. Rogelio dice:

    Estimado Abel:

    Me permito 3 glosas al post.

    1. “Se trata de una reunión entre el Presidente de la que todavía es la potencia militar más poderosa -aunque algunos que comentan en el blog la vean ya cayéndose-, además de otras cosas”.

    Quizás lo que se está decolorando un poco es el sistema monetario instituido en 1944 en Bretton Woods.

    2. “La primera conclusión obvia es que contar con armas atómicas y misiles aumenta el respeto con que se te mira en el mundo”.

    Parece ser que las armas y misiles atómicos – si los hubiera – han sido provistos por Occidente, lo mismo que la educación suiza del líder.

    3. “Y sí. Trump, como buen empresario en bienes raíces, es un jugador. Y, por ahora, les va ganando a los Demócratas”.

    ¿Tendríamos que hacer como Mauricio que le sigue jugando sus fichas a los demócratas ???

    Saludos

  2. victorlustig dice:

    Estimado Abel

    Sera cierto lo que decia el fallecido Jerry? que solo aquellos paises que poseen la bomba tienen verdadera soberania? Lo decia por que los amigos norcoreanos tomaban debida nota (el decia eso) de lo que les habia pasado a Saddam y Gadaffi (este ultimo a pesar de haberse desarmado de muto propio ligo la primavera arabe).

    Si es cierta esa teoria, nos espera un futuro complicado, pero como siempre, quien viva lo vera

    Probablemente la historia ahi termine como Inglaterra en visperas de la 1ra guerra, el cuidado de los intereses en el pacifico quedo a cargo de Japon en esa epoca, y ahora los japoneses estan gastando fortunas en, digamos, defensa

  3. Charrua dice:

    Pasen el pororó, como dicen los yankis.
    El gordito tendrá fama de loco suelto, pero no es ningún tonto. Y Trump no sólo no entiende nada del asunto y tiene la tendencia de estar de acuerdo con la última persona con la que habló sino que carece de personal capacitado (ni embajador en Corea del Sur consiguieron).
    Puede pasar cualquier cosa, en suma.
    Ah, la cosa con la ausencia de cumbres con Corea del Norte no pasa tanto porque los presidentes americanos tengan miedo del gordito; es que eran conscientes de que lo que los norcoreanos iban a aceptar era políticamente inviable en los USA, y hacer una cumbre para fracasar queda feo. Los últimos acuerdos, los negociados por Carter en los 90, no se cumplieron por eso.
    El bueno de Jimmy fue a negociar y logró un acuerdo, pero concediendo cosas que politicamente no podían cumplir (a él no le importaba mucho, el presidente era Bill, después de todo.).
    Cuando los norcoreanos se avivaron, empezaron a dejar de cumplir ellos y darle para adelante con la bombita.

  4. Carpe Diem dice:

    Un tema impostergable es la imposición de perpetua a los peluqueros de ambos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: