“Habilitan” discutir el aborto: Reflexiones

classical

Ayer Marcos Domínguez subió a su blog un posteo Aborto legal: entre la “agenda setting” y la salud pública. Se anima a una reflexión seria y profunda sobre el aborto, y sobre los motivos del gobierno para ponerlo ahora en la agenda mediática. Y un par de temas menos obvios: el pensamiento liberal hegemónico, el deterioro del debate político entre nosotros.

Me parece valioso, y quiero compartirlo aquí. Aunque todavía no hice un esfuerzo por actualizar y desarrollar mi pensamiento sobre el asunto, como para volcarlo en el blog. Es importante, por cierto. Pero creo que toca a dos realidades muy distintas. La sociedad debe tomar una posición, seguro, sobre algo que hace a la vida y a la muerte. Pero como decisión individual sobre su embarazo, corresponde a la mujer tomarla. El deber del hombre es acompañarla y ayudarla, cualquiera sea.

Y la discusión en la sociedad que sí, hay que darla… por ahora se da, con pasión, entre los politizados (y politizadas). Donde las distintas hinchadas hacen tachín, tachín en los medios y las redes sociales. No hace a un debate serio.

“Como lo dijeron con el mayor vigor las militantes feministas, los problemas de la vida privada se tornan políticos, lo que excluye todo esencialismo. Así como en el siglo XIX la economía se convirtió en política, hoy ocurre lo mismo con la cultura, y los debates políticos más apasionados no se refieren a la nacionalización o privatización de empresas o bancos sino a la legalización del aborto, la fecundación asistida, los cuidados brindados a los agonizantes y hasta la presentación de la vida en televisión o las relaciones en la escuela de niños provenientes de medios culturales diferentes.”
Alan Touraine, “¿Podremos vivir juntos?: crítica de la modernidad.”

Nos guste o no el diagnóstico del sociólogo francés citado, el panorama se parece bastante a lo que describe, y aunque desde el blog no contamos con estructura para realizar sondeos de opinión, podemos asegurar que hay entre las y los politizados un debate intenso; naturalmente, también lo hay en la fauna militante peronista, que, entre otras cosas, se pregunta si la despenalización del aborto debe interpretarse como una política imperialista de control de la población o como una política de salud pública, es decir, como una reivindicación liberal individualista o como una medida que amplía los derechos de los sectores más postergados. El efervecente marco en el que se da el debate es, por lo menos, necesario de ser explicitado.

Desde este blog venimos insistiendo en que el gran flagelo que sufre nuestra sociedad es el de la pauperización sistemática del debate público, administrado por un inmenso dispositivo de lobby mediático-oenegeista, financiado por intereses tan foráneos como corrosivos. Este dispositivo reduce las discusiones y encorseta las tensiones ideológicas en un juego infantil y caricaturizante, donde el feminismo lo constituyen únicamente las transgresiones módicas de Malena Pichót; donde el conservadurismo son las bufonescas posiciones de Eduardo Feinmann; donde el progresismo cosmopolita se evangeliza: o bajo las obtusas conceptualizaciones de la izquierda trotskista, con eterna vocación de minoría pero sobrerepresentada mediáticamente, o en su versión de socialdemocracia moderada tipificada en el discurso rimbombante y decoroso de esos volubles sectores medios urbanos como expresión aspiracional del “ciudadano del mundo”. Por su parte, el “nacionalismo” se caricaturiza y se presenta encarnando entidades como Alejandro Biondini, que justamente existe para que nunca se entienda bien del todo qué significa el nacionalismo.

¿Qué elementos de la cultura juegan en este entramado? La formación política fast food, la holgazanería intelectual, la indiferencia con la esencia de las cosas y la radiación mediática de la novedad constante, que han convertido las categorías (las políticas sobre todo) en nominaciones tan descafeinadas, genéricas y polisémicas que “facho” es igual a “hijo de puta” o “anarquista” es equivalente a “quilombero”. Uno no guarda pretensiones snobs sobre el uso del lenguaje, pero sí considera necesario señalar que es en el marco de estos huracanados vientos del berenjenal ideológico donde el ciudadano promedio termina delirando de fiebre. El termómetro marca en las axilas de esa opinión pública afiebrada la temperatura política en la que ingresa la discusión sobre el aborto.

El vector de la pauperización recorre todas las discusiones que se instalan en la agenda. Por fuera de la cuestión sobre la despenalización del aborto, puede ejemplificarse el funcionamiento de este vector, por un lado, cuando se intenta (y se logra) presentar la película del último gobierno nacional popular bajo el prisma de la foto de “los bolsos de López”, y al feminismo como un grupo de feminazis desnudas arriba de un patrullero arrasado. Ahora bien, es claro que esta lógica no permitirá jamás a la sociedad entender la cuestión de la interrupción voluntaria del embarazo como un tema de salud pública, sino que por el contrario, se la seguirá triturando en la presentación del tema como una guerra de trincheras entre quienes se acercan a la Iglesia y quienes se alejan, entre devaluados progresistas y torpes conservadores (todos adictos al marxismo cultural de Netflix), entre “bandos” de países morales distintos que, sin embargo, confluyen sirviendo por igual a la maqueta gritológica funcional al oprobio colectivo. Esta lógica tampoco permite debatir sobre una política que facilite el régimen de adopción en el país, y de una política transversal de educación sexual, que este gobierno no ha hecho más que destruir.

Asistimos a un circo donde la única vara moral para medir la historia suele tener la lógica de quienes creen que una película comienza cuando uno se sienta a verla. Todo es medido desde el aquí y el ahora como “punto 0” de la historia. No hay carga cultural propia de cada hecho en su contexto , y si la hay, “no es justificativo” y todos deben morir en la hoguera, sofocados o en el bien pensante reglamentarismo moralino, o en un tradicionalismo vaciado de esencia y pacato.

Fue Alexander Dugin quien aportó elementos teóricos precisos para caracterizar la esencia del liberalismo contemporáneo, que reviste la argumentación de ciertos sectores. Según el filósofo y asesor de Vladimir Putin, a pesar de sus múltiples envases de presentación, el liberalismo tiene su estructura fundamental interior en los siguientes principios axiomáticos:

• Individualismo antropológico (el individuo es la medida de todas las cosas);

• Progresismo (el mundo va hacia el mejor futuro, el pasado es siempre peor que el presente)

Eurocentrismo (las sociedades euro-americanas son aceptadas como el estándar para medir al resto de la humanidad).

• La democracia es el dominio de las minorías (que se defienden contra la mayoría que es siempre propensa a degenerar en totalitarismo, en “populismo”).

• La clase media es el único actor social existente real y la norma universal (independiente del hecho de si una persona ya ha llegado a este estado o está en camino de convertirse en parte de la clase media, representando por un momento una clase media hipotética).

• Unimundialismo, globalismo (los seres humanos son esencialmente lo mismo con una sola distinción – la individual – el mundo debe integrarse sobre la base individual, el cosmopolitismo, una ciudadanía mundial).

Esencialmente entonces, diremos que en lugar de ser una teoría política, el liberalismo es una teoría crítica de la políticaNo podría decirse entonces que hay política liberal en sí, sino crítica liberal de lo político, que es una crítica a la limitación de la libertad individual. Para Dugin:

Durante el siglo XX el liberalismo venció a sus rivales, y después de 1991 se ha convertido en la única ideología dominante a escala mundial. La única libertad de elección en el reino del liberalismo global era entre el liberalismo de derecha, el liberalismo de izquierda o el liberalismo radical, incluyendo el liberalismo de extrema derecha, el liberalismo de extrema izquierda y el liberalismo ultra radical. Así que el liberalismo se instaló como el sistema operativo de las sociedades occidentales y del resto de las sociedades que se encuentren en la zona de influencia occidental. A partir de un determinado momento, es el denominador común de todo discurso políticamente correcto, la marca de los aceptados por la política dominante o de los rechazados a la marginalidad. La sabiduría convencional en sí misma devino liberal.”

Si esto es así, se debe asumir que la “agenda setting” del liberalismo continuará, pero lo hará con más fuerza mientras las y los militantes peronistas (únicos portadores de una doctrina) intenten confrontarla desde una visión fotográfica del peronismo, esto es: el peronismo debe dejar de ser una foto en la que, casualmente, no salimos; una foto que sólo puede ser admirada con purista melancolía, como estéril pieza de museo. El peronismo no puede ni debe mirar para otro lado, en una agenda en la que debe demostrar que, efectivamente, hay 2019.

En términos de coyuntura política, para el diario La Nación, por ej, “abrir esa discusión en esta coyuntura le puede servir a la Casa Rosada para sacar del primer plano el debate sobre la economía, la inflación o la protesta social”. Es cierto que el macrismo puede obtener algún rédito de esto, pero no tanto por tapar el sol con el dedo, sino por el peligro de división de sus opositores. Será tema de otro posteo la dificil situación que el PJ atraviesa en el debate, pues si el PJ vota a favor, el oficialismo puede vetarlo. Si el PJ vota en contra, el progresismo (trotskista y socialdemócrata) se encargará de fustigarlo. Si el PJ se divide, el macrismo no necesesitará el veto para obtener rentabilidad política.

No obstante lo anterior, que forma parte del cálculo político racional, si es que el lector espera un posicionamiento de este escriba, diré que habiendo revisado mi posición inicial, y asumiendo que las consecuencias sobre el conjunto de la población son imprevisibles -porque no se pueden proyectar los mismos efectos para clases medias urbanas que para los sectores más postergados-, estoy a favor de la despenalización del aborto, que no implica estar a favor de una “cultura del aborto” ni de nada parecido al flagelo absoluto de una tendencia tal como el “abortismo”. Tampoco se trata de que esta discusión signifique “correr el eje del debate” como sostiene la tribuna de doctrina, que aunque no lo diga, sabe que la hemorragia política del macrismo inciciada con la reforma previsional es indetenible. Se trata de entender el tema como una cuestión de salud pública, por fuera del discurso socarrón y soberbio de cierto progresismo biencomido, que se autopercibe moralmente bienpensante, descalifica, y embarra más de lo que aclara la senda del debate.

Lo cierto es que hoy las mujeres con recursos pueden abortar. Las pobres se mueren, mientras se discute si son muchas o pocas. Justo en ese punto, es que para quien escribe se trata de un tema y no de otro, se trata de igualdad de oportunidades. El tema reviste una complejidad enorme, y puede dividir de manera dañina si es que no se lo discute con seriedad y respeto.

En el año 2010, durante la administración de Cristina Fernández (cuya posición sobre el aborto se conoce), el Ministerio de Salud emitió el único protocolo para el aborto no punible que haya existido en este país jamás. Referentes de movimientos sociales, como Juan Grabois, se han mostrado contrarios a la despenalización, lo cual marca el grado de complejidad y heterogeneidad de posiciones que el asunto acarrea. Si esto es así, defenestrar a un referente por una posición que no comparte, sobre un tema complejísimo que no entra en el corset facilista, es lamentable. Este tipo de cosas marcan el grado de infantilismo en el que se encuentra buena parte del campo nacional, contaminado de un discurso moralino y socarron que ya muestra lo autodestructivo que puede ser.

En suma , este debate debe darse en otro marco, y no sólo en el de la radiación mediática y en los escuetos vómitos algorítmicos. La soberbia, la descalificación y la falta de respeto ante posiciones no compartidas, erosionan toda esperanza de la urgente unidad del campo opositor a la administración colonial macrista. Más allá de las diferencias de cada espacio en esta discusión particular, está claro que deben prevalecer los acuerdos políticos y programáticos en el plano general. Quienes no están a favor de la despenalización, seguramente tendrán sus respetables razones, desde aquí sin embargo, apoyamos la despenalización, en tanto “donde hay una necesidad, nace un derecho”.

38 Responses to “Habilitan” discutir el aborto: Reflexiones

  1. Daniel Eduardo Arias dice:

    Probablemente el PJ no tenga por qué fijar posición y es mejor que no lo haga, aunque inevitablemente lo harán los jefazos de sus diversas tribus internas, y el peronismo extra-PJ también.

    Una de las ventajas de ser presidente es que podés imponer y cambiar la agenda nacional de discusión sin tener que tomarte el trabajo de juntar 400.000 ñatos en la 9 de Julio.

    Una de las ventajas de ser oposición aún dispersa es no tener que fijar posiciones en torno a un eje que garantizaría que el peronismo no se reagrupe jamás, como éste.

    Por otra parte, y a la luz de los antecedentes de cada cual, prefiero que en este tema opinen la abue Carlotto y Milagro Sala, que de defender mujeres la saben lunga. Probablemente estén en desacuerdo. Pero éste es un tema en que, por ahora, prefiero que opinen mujeres sabías y que han sufrido.

    Nada de ello cambiará nada. Rescato el coraje de Abel de decir públicamente que él despenalizaría el aborto por cuestiones de igualdad y de salud pública. Es la de Ginés González García y también la mía, aunque yo no importo. Pero en Abel me parece muy noble decir esto aquí y ahora, porque no le es fácil y no lo libra de conflictos emocionales consigo mismo ni políticos con sus pares y compañeros.

    Sin embargo insisto en que nada de lo que se diga o haga en estos días cambiará nada. Los chicos del Cardenal Newman, el Papa y buena parte histórica del PJ piensan como Macri: apoyan la ilegalidad y el castigo del aborto. De modo que, discutir por discutir, como ciudadano prefiero hacerlo de paritarias y de cómo unificar a la oposición antimacrista,

    No sin antes declarar que sí, estoy totalmente a favor de despenalizar el aborto. Así como de mandar en cana a los médicos y jueces chupacirios y cagones que han logrado impedir ilegalmente, simplemente en libre uso del porongueo político al que se sienten obligados permanentemente los fachos con poder, los abortos perfectamente válidos de menores y minusválidas violadas.

  2. Paloma dice:

    Por supuesto, que quienes no estamos a favor de la despenalización , tenemos ” razones respetables ” y por ello no apoyamos la despenalización … Salvo algunas excepciones.

    Razones, datos, estudios de campo , estadísticas …casos cercanos , personales etcssss.

    ” Prevención ” Educación sexual” , ……………… , durante los sucesivos gobiernos …..??. ( menos CERO)

    ” Donde hay una necesidad , nace un derecho ” ….obvio , Educación , Trabajo, Salud, Vivienda, Cultura, Recreación etcs.
    Ahí están , estos son los Derechos.

    Organizaciones Pro aborto..y demás no hacen más que reproducir , en pequeño la misma lógica excluyente de Estado , en Derechos , contribuyendo así a su propia legitimación suicida.

    Gracias Cumpa Abel por su espacio ¡
    NO , volveré a intercambiar sobre este tema, aún teniendo los fundamentos.
    Tristeza.

    Abrazo Peronista.

    Paloma.

  3. vale dice:

    En un paìs injusto por donde lo mires, como el actual, sería entonces válido discutir por ejemplo:
    1) etapas de la evolución embrinaria de mórula ( primer mes) a embrión ( segundo mes) a feto finalizando el tercer mes, donde recién podríamos hablar de una vida en gestaciòn.
    Durante el primer mes el futuro feto es solo una célula en diferenciación, luego se implanta en el ùtero para continuar su diferenciación durante alrededor de un mes mas como embrión y un mes más tarde cumple sus funciones como organismo incompleto , hasta que a los nueve meses en los que desaparece la membrana hialina y puede respirar por si mismo, podemos hablar de posibilidad de vida independiente.
    2) las cuestiones sociales por todos conocidas, ( violaciones, carencias económicas, madres adolescentes, mujeres estafadas, con más el derecho de la mujer a decidir por si misma si es oportuno o no traer una vida al mundo y nadie mejor que ella lo sabe)
    3.- que no es lo mismo un niño nacido de una madre desnutrida y sin posibilidad de acceso a controles prenatales o a los elementos básicos posnatales por ausencia total de politicas de cuidado a dos vidas Una en gestación y la otra vulnerada social y culturalmente.
    Yo incluiría además en el debate los procesos de exclusión social ( estúpidos prejuicios) que someten a la madre adolescente soltera a una discriminación constante por una gran parte de las instituciones culturales y sociales de nuestro país y un número no menor de personas en el sistema educativo, en las empresas capaces de dar trabajo y etc. etc.como para empezar.
    Porque si creemos que esa discriminación social, desaparecerá mágicamente de esa clase social que se rasga las vestiduras hoy, ante el aborto, pero al mismo tiempo acusa a las madres con muchos hijos (de contextos desfavorecidos económicamente) o a las madres solteras de tener hijos para cobrar ” un plan” entre otras estupideces por el estilo, van a cambiar de idea porque una mujer decidió tener a su hijo, se equivocan, conozco casos de clases más favorecidas económicamente que u obligaron a su hija adolescente a hacerse un aborto ” porque es vergonzante tener un hijo soltera” o porque justo tenían que “viajar a europa” lo que impedía su deseo de ser madre; esos casos no se contabilizan en los porcentajes, porque se hacen emn las sombras en clínicas privadas de bahía blanca al menos.
    Entonces desde mi punto de vista sería necesario que quedara claro , antes de oponerse a la legalización:
    1) Si el estado dará continuidad a los programas de educación sexual en las organizaciones donde concurren adolescentes
    2) si se repondrán los progaramas de controles gestacionales y políticas de cuidado de la madre de sectores desfavorecidas;
    3) si se les garantizará una vivienda digna y elementos necesarios para el bebé en sus primeros meses de vida, y años , si tendrá garantizado un lugar en las instituciones educativas, controles de salud, vacunas y alimentación adecuada.
    Si todo esto no es asi, no podemos ser tan hipócritas perversos , permitiendo que nazcan niños no deseados de madres sin trabajo, sin vivienda y sin posibilidades de acceder a la salud a la cultura, al jardin de infantes y etc etc.permitamos entonces que la madre decida si es o no su momento de tener un hijo, que lo que que debería ser una gloria a veces es una condena.
    Saludos

  4. ram dice:

    El aborto DEBE ser despenalizado, no importa la opinión personal o ideológica que, por lo general, nunca tienen nada que ver con el drama personal, de creencias, de carencias o no, de amores o no, que vive cada mujer puesta en esa disyuntiva.
    No soy mina y no tengo ni tendría modo de saber qué se siente, qué sienten ellas (¿qué puede sentir uno, incomodidad, un poco de angustia, alivio?, una variedad de cosas, te pasa pero a vos NO te pasa, ninguna cuestión es comparable a llevar el “problema” puesto, eso si además no sos responsable y simplemente te borrás); sí tengo la certeza de que lo que sienten ellas NO ES frívolo, ni menos anecdótico, es un dilema y una carga pesadas (el que conoce alguna que haya abortado, sabe que fácil no le es y que ni el tiempo compone del todo), todo válido, todo lo mismo, para la rica y la pobre, la pequeña diferencia es que para una puede ser casi un trámite, para la otra es apostar la vida, con riesgo cierto de perderla o, quizás peor, cagarse para siempre.
    Y lo gracioso, si puede decirse así, es que tanto “defensor/a de la vida” no digan ni mu, cuando está a la vista el descalabro de todo lo hecho en educación y profilaxis para evitar llegar justamente a este trance del ambarazo no deseado; se oponen al problema pero lo estimulan…. linda, buena gente.

  5. vale dice:

    Respecto a las “habilitaciones” creo que en un estado democrático , que ql menos hasta dónde yo sé no ha sido modificado, no resisten el menor análisis y menos viniendo de un presidente que por lo visto no sabe lo que es.

  6. y olé!
    excelente artículo, y comentario ídem. ni hablar del último párrafo!
    creo que a esta altura, entre gente con conciencia social, es lamentable tener que reafirmar nuestra posición, que nunca
    podría ser otra que ésta:
    es una urgente cuestión de salud pública!
    no (querer) verlo así es sólo hipocresía.
    porque nadie pasará a obligar a, o a penalizar a la mujer que no quiera abortar.
    y sí se dejará de condenar a muerte (a inocentes) a nuestra propia gente, con total caradurismo, ya que la constitución no lo admite.

  7. ricardo j.m. dice:

    muy bueno abel

  8. Ezequiel Gaut vel Hartman dice:

    Más allá de la cuestión del aborto, quiero destacar el encuadre político general que expone el posteo; la idea de liberalismo como norma y términos aceptados del debate político, la inclusión de Dugin… no es poca cosa intentar descular la “macro” de las estructuras políticas.
    Lo de Domínguez me parece en línea con la idea de Hobsbawn de izquierda y derecha como hijas del iluminismo, juntas, como expresiones del proceso de individualización urbano, cuyo sujeto y objeto fueron, y son, las burguesías que viven realidades regidas por la idea de contrato e individuo, en oposición al cesarismo o a las formas populares de organización, donde el centro no está en el individuo y su autonomía, sino en el individuo y sus lazos sociales.

    Muy buen aporte todo
    Saludos!

  9. David (idu) dice:

    Coincido con la despenalización.

    Lo mejor que leí sobre el tema, es un escrito de Carl Sagan, publicado en el blog de Javier Smaldone:

    https://blog.smaldone.com.ar/2018/02/20/carl-sagan-sobre-el-aborto/

  10. Jose dice:

    “Pero como decisión individual sobre su embarazo, corresponde a la mujer tomarla. El deber del hombre es acompañarla y ayudarla, cualquiera sea”. Se lee muy ‘igualitario’: si el hombre quiere tener el niño y ella no, no tiene voz ni voto. Si el hombre no quiere tener el niño y ella sí, no tiene voz ni voto. Sólo responsabilidades y no derechos. Esa tutela a ultranza de la mujer, cómo si fuese un ser inferior, suena a “machista”.

  11. Jose dice:

    No dejemos de señalar la jugada maestra de los tácticos del gobierno: Dividir a la oposición.

  12. Nico dice:

    “bajo las obtusas conceptualizaciones de la izquierda trotskista, con eterna vocación de minoría pero sobrerepresentada mediáticamente”

    “Por su parte, el “nacionalismo” se caricaturiza y se presenta encarnando entidades como Alejandro Biondini, que justamente existe para que nunca se entienda bien del todo qué significa el nacionalismo.”

    Interesante contraposición. El nacionalismo se caricaturiza, en cambio lo que están haciendo aca con el trotskismo no es una caricatura. La famosa doble vara en acción.

  13. vale dice:

    no coincido con posturas criminalizantes, no son organizaciones “pro-aborto” las que apoyan el derecho de la mujer a optar por abortar o no, sino sencillamente personas que piensan con la misma libertad al razonar que otras que razonan diferente que una mujer decida por si misma, porque solo ella conoce su realidad y sus posibilidades o limitaciones.
    Cuando a uno le sacan el apéndice ( órgano necesario para la vida aunque no sea imprescindible y después el médico le dice: ” me lo confundí con un divertículo inflamado” y tranquilamente se va ( a mi me pasó textual).a ese médico no le pasa nada. Cuando una mujer decide hacerse un raspaje, de una célula, porque todavía no hay embrión siquiera todo el mundo opina? sabés por qué? porque media un precepto religioso desde hace siglos que está más arraigado de lo que se piensa y no por que les importe la vida y etc etc etc….
    Cuando en nuestra sociedad se abortó literalmente a los pobladores primitivos de nuestro país, no solo se veneró a los responsables por siglos monumentos, sino y declarando histórico ese día por centurias eso no fue acaso un crimen de una raza entera( genocidio que es peor todavía)..
    Yo no pretendo convencer a nadie, pero el pensamiento esquizoide tampoco me convence. respecto a la lógica excluyente del estado en derechos, desde mi punto de vista y con una cierta autoridad profesional te diría que en algunos sec sectores sociales pauperizados y excluidos de toda posibilidad de elección, pues precisamente de eso se trata y por eso abortan, por la lógica excluyente del estado.
    Pero ciertos razonamientos no me extrañan, atendiendo a que la derecha lacaniana, llama “pobreza simbólica” a lo que refleja únicamente su propia pobreza simbólica para interpretar ciertos códigos y ciertas realidades cuando no coinciden con la “media” que concurre a consulta con ese tipo de profesionales “psi”.
    Saludos

  14. Voces dice:

    Coincido plenamente.

  15. Norberto dice:

    La discusión excede a la oposición, y es parte de la interna 2023 adelantada al ’19 entre dos o tres de los candidatos a reemplazar a Isidoro ante el bajón de él y su banda.
    Y diría que esa interna va a ser muy sangrienta, porque hay quienes tienen derecho y quieren cobrar por las elecciones, tanto por las legislativas como por las presidenciales, para eso se debe tener en cuenta las corrientes internas de la Iglesia, con Aguer y el Opus como protagonistas, en la Obra militan la HH y Rodríguez Larreta, no olviden que el nombre Sophia de su fundación es toda una declaración, y que el Arsobispo a través de su influencia en la Conferencia Episcopal de mayoría conservadora hasta las últimas intervenciones de Francisco colaboró en el triunfo desde los índices de la UCA hasta con la difusión de la imagen de Anibal como delincuente en las parroquias y llamando a votar por la HH.
    No es necesario poner en claro creo, que tanto en el ’15 como en el ’17, ese aporte, si bien relativamente pequeño, fue decisivo en el triunfo, y la prueba está en la posición pública de los curas de la opción por los pobres con respecto a esa Conferencia Episcopal y sus acciones.
    Stop Fly pasajeros Bondi Arbus para pasajeros y equipajes de la lowcost
    Nunca menos y abrazos

  16. vale dice:

    José yo te sugiero que te des una vueltita por los tribunales de familia y averigües cuántos hombres que “quisieron tener sus niños” son objeto de demanda por alimentos ( en general con respuesta nula) porque la justicia sí es bastante machista y por ahí suele mirar para otro lado y porque hay muchos hombres que después de “tener sus niños” se borraron olímpicamente del mapa y muchos de ellos evitaron que la mujer se hiciese un aborto, pero no parece interesarles demasiado si “sus niños” comen todos los días o una vez al mes, no obstante son los favoritos entre los progenitores del niño para cobrar el salario familiar por parte de los dadores de trabajo, sencillamente porque ganan mas que las mujeres en líneas generales..
    Aquí ya no se trataría de una tendencia trotskista o machista sino que históricamente las mujeres estamos en desventaja desde que el mundo es mundo y de esto se trata parece que nos cansamos…además no te olvides que estamos hablando de situaciones excepcionales y son más los niños que nacen que los que no, aunque si nacen niñas, las matan , violentan, maltratan, te lo dicen las estadísticas no yo.
    También es sugestivo que la justicia no haga un análisis cualitativo de esos datos estadísticos y decida de una vez por todas tomar el toro por las astas y considerar equitativamente ambos géneros.
    Te recuerdo de paso que los hombres tampoco son víctimas solo que frente a ciertas situaciones parece agarrarles el síndrome de peter pan…y vuelan y todo!
    saludos

  17. guillermo p dice:

    Vale, como siempre sus comentarios suman.
    Pero sugerir una posición en base a concienzudos conocimientos de embriología no sirve. La decisión de cuándo comienza la vida es en todo caso discrecional.
    A partir de ahí podemos avanzar en el aspecto biológico del tema.
    Pero como todo lo humano es tal en la medida en que se aparta de “lo natural” para transformarse en artificio, ese argumento es el más elemental. No alanza ni para empezar.
    La cuestión de si la madre puede decidir sobre “su cuerpo” también es una decisión política. Y acá tenemos otra discusión.

    Pero yo tengo algunos interrogantes más pedestres que habitualmente no se tocan. Y sólo van agunos de muestra:

    ¿Qué pasa si hay un padre (con derechos) dispuesto a reproducir y hacerce cargo de su genética, o más bien de su paternidad?.

    ¿Qué pasa si la organización social decide hacerse cargo de la fecundidad de sus integrantes desde el preservativo al aborto o incluso desde el fomento de la castidad? ¿Totalitarismo?

    Bien, fácil, aprobamos la ley con algunos aditamentos tipo asistencia psicológica e integral de la embarazada y “acompañamiento de su decisión” hasta la x semana definida ecográficamente, sarasa. Los pobres se joden.

    ¿Qué hacemos si lo que ya es un negocio redondo (hay clínicas exclusivas para abortos a la vista y conocidas por todos y con prácticas tales de complicidad con las “autoridades del caso” de tipo mafioso no sólo en Bahía Blanca) va a seguir su lógica capitalista, ahora legal?.

    ¿Qué con los obstetras que por razones de cartel aducen objeciones de conciencia en el hospital público mientras practican abortos (no sistemáticos, para eso están las otras clínicas) en sus clínicas privadas con historia clínica incluída y todo legal? (después le explico).
    Y podríamos seguir, las aristas son muchísimas.

    Qué podemos sacar de las experiencias en otros países.

    Uff, y hay más.

    Pero es justamente usted quien pareciera dar en el clavo en su último párrafo.:
    Si el Estado se hace cargo sigamos como hasta ahora en materia legal (aceptamos exepciones tipo violación, enfermedad genética o congénita grave etc. etc. etc.)
    Si no, si decidimos que siga habiendo pobres, despenalicemos.

    Yo prefiero que no haya más pobres y que se despenalice en ese nuevo contexto.
    Si no, vamos a estar en la misma. Los pobres siempre se joden.

    Nunca menos y abrazos.

  18. Jose dice:

    Veo que en su parrafada omite a las egresadas de la UCA, hoy con rango ministerial, muy bien vistas por la Conferencia Episcopal
    Nunca menos (con info incompleta)

  19. Silenoz dice:

    Desde el punto de vista estratégico de “dividir a la oposición” y la táctica win-win para el oficialismo aka otra genialidad de Durán Barba:
    – Como bien apuntan porái, mostrar el truco no tiene el más mínimo sentido y de ninguna manera se lo puede presentar como una genialidad: ya se sabe como termina en esto porque ellos mismos se encargaron de ventearlo vía Pinedo “El Breve”
    – Que vayan y debatan pero en base a una propuesta de ley concreta, debatir en el aire, en el vacío es una pelotudez supina. Y que no salga o, en caso que sí -con la división interna dentro del P que no asegura nada redoblás la apuesta- que la vete como suele hacer el tilingo caprichoso cuando algo no le gusta….
    – Y si esto es humareda para no hablar de la economía…. significa que están rascando el fondo del tacho con los dedos en carne viva….

    En cuanto a lo demás: decididamente a favor del aborto y se me ocurre que una buena idea, además de la sugerida por el autor, es evitar paralelismos con otras prácticas quirúrgicas que NO SON similares, centrarse en el punto y listo

  20. guillermo p dice:

    Vale, otra vez. Deductivismo o falsacionismo explícito.
    Por más que la estadística muestre lo que muestre Un solo caso en contrario falsaría su conclusión.
    Guarda! yo vengo a ser más bien inductivsita, e ingenuo para más.

    Pero le voy a contar un cuento.
    Había una vez una pareja, cuyo primer embarazo (ya que disponían de todos los medios) había sido interrumpido de común acuerdo.
    Después vinieron dos hijos, un aborto espontáneo (ese sí) y otro hijo. Y entonces vino el sexto embarazo (los últimos cinco en cinco años (¡se lo juro!) él profesional, ella recién recibida y aterrada de su futuro profesional rodeada de niños. Quería abortar (ella)
    Lo descutieron en el asiento del falcon en la puerta de los padres-suegros. Como no había acuerdo decidieron poner un árbitro calificado (tenían todos los medios).

    Años después el “producto” de la “decisión” tuvo un embarazo no deseado por ella, y menos por el padre y los suegros.

    Fué la madre (la misma que había querido abortar) que luego de un trabajo titánico consiguió el acuerdo de todos (el padre ni enterado)

    Hoy fuí al cumpleaños de Mateo.

    Un abrazo.

  21. victorlustig dice:

    salvo el parrafo anteultimo, firmo, ese no por que, para mi, no tiene nada que ver

  22. elepou dice:

    Totalmente de acuero, Daniel.

  23. guillermo p dice:

    FUE FUI

  24. elepou dice:

    Las mujeres deben tener DERECHO a decidir parir o no. Como las pudientes lo hacen con seguridad es cuestión de darle a las pobres igualdad de derechos para no ser maltratadas en los hospitales públicos cuando acuden para terminar un aborto en curso. Pasa TODOS los días en todo el País. No seamos hipócritas.

  25. elepou dice:

    No digas estupideces. La mujer tiene que poner el cuerpo, primero nueve meses y luego toda la vida. El hombre está SIEMPRE en segundo plano en estas cuestiones.

  26. guillermo p dice:

    Claro, Vale, cualquiera me va a decir: todo muy lindo pero qué hacemos en el “mientras tanto”.

    Bien, sucede como dice Touraine que el debate es político, pero resulta que nunca voy a coincidir con un antiperonista francés liberal absolutamente previsible y aburrido.
    Justamente porque la cuestión es política es también (y en el amplio sentido) fundamentalmente económica por mas posmodernidad, posverdad etcéteras que nos quieran contrabandear.

    Mientras tanto podrá cambiar algo, para que nada cambie.

  27. Silenoz dice:

    “¿Qué con los obstetras que por razones de cartel aducen objeciones de conciencia en el hospital público mientras practican abortos (no sistemáticos, para eso están las otras clínicas) en sus clínicas privadas con historia clínica incluída y todo legal? (después le explico).”

    Acá no hay duda, y me pongo del lado del estado que más allá de las conciencias debe hacerse cargo del tema:
    – Regulás una práctico en negro y que opera con total impunidad, adjundicando nada más y nada menos que responsabilidades como cualquier otra praxis médica
    Y, de existir, encima blanqueás una situación en la cual el cirujano en lo público se presenta con una moralidad puritana de la san p…. pero que porái te pasa la tarjeta de su clinica (o la de un amigo) donde la conciencia es otra -hace la gran Groucho con los principios-
    – Si metemos la estadística, con la despenalización en todos lados bajó la mortalidad por ese tipo de intervenciones …

    La condición de pobre no se mejora por este tipo de cosas, esa condición se mejora por otras vías

    Si me parece importante ver qué pasa si el padre quiere tenerlo y hacerse cargo, no se si hay situaciones así pero me parece que hay que tenerlo en cuenta. Yo no creo que todos los padres “por error o casualidad” acepten resignar su parecer al respecto sobre lo que diga la mujer. Hay casos en donde a pesar que el hombre no le gusta la situación, sin embargo por una cuestión cultural del “hacerse cargo por su condición de hombre” ponele, los tipos la aceptan y se hacen cargo. Y, en este supuesto, los deberes de padre como sus incumplimientos deben ser penalizados y controlados por la justicia como corresponde, no debe agregarse como argumetno a favor de la despenalización. Me parece que son dos temas distintos

    Y en lo que sigue si me tildan de machista “nou problem”, me declaro culpable, pero había (o hay) una presión “fashion” por la cual los padres deben presenciar los partos, y en mi experiencia con amigos -que no me premite generalizar y yo tampoco la tuve- en confianza, a ninguno de ellos le gusto. Sin embargo en la decisión de aborto parece que su opinión no importa cuando la “cosa” es de a dos… igual pido disculpas por este “alto bien pensamiento”

    En d’finitiva, el tema por el cual en este caso “el hombre es de palo” no me convence, si vamos a respetar conciencias, respetemos las de todos

  28. vale dice:

    Estimado guillermo:
    Agradezco tu respuesta sinceramente, pero quisiera aclararte que no es mi intención en este tema construir un argumento lógico, sino más bien aportar una opinión que fue construida progresivamente en base a los datos empiricos que durante ta y tantos años de laburo me devolvió la realidad y la realidad, no siempre es lógica, como en el caso que nos ocupa.
    Por lo demás coincido contigo en que en el fondo de la resistencia al cambio se esconde un enorme negocio ( como en la mayoría de las cosas que se defienden con uñas y dientes) y que no hablamos siempre en términos de ética o moral ( al menos no todos).
    Por otra parte y aunque el narcicismo lo reproche, en nuestra evolución pasamos por la etapa unicelular y si vos observás un embrión humano de dos meses de gestación, presenta una casi identidad con el embrión porcino; luego pasamos a la etapa de feto al culminar el tercer mes quizá no captaste mi intención al remarcar eso pero te aseguro que es lo poco que sé, me lo explicó el obstetra mientras miraba mis hijos crecer en la pantalla del ecógrafo. Y yo creo que sí que es importante, porque hay varias personas que lo califican como un homicidio, eso significa que no saben de qué se trata, porque pasado el tercer mes , nadie se atrevería a practicarle un aborto a una mujer, al menos no un médico.
    Precisamente porque la pobreza es la resultante de decisiones políticas, el tema que nos ocupa es político, deduzco que habrá una posible respuesta política, por eso opino y seguramente si analizás mis respuestas a partir de la lógica argumentativa, mucho tendrás para criticar en cada uno de mis mensajes.
    En el mientras tanto poder poder poner en palabras un tema tabú como este ya sea por rechazo o por indiferencia a mi me parece que ya es mucho para este día, mañana tal vez menos movilizados y más tranquilos podamos empezar a construir entre todos, algún camino común para encontrar una salida política factible y viable que pueda acabar con este flagelo y comprendiendo que por lo general, la víctima no es solo el bebé y en la pareja suele ser la mujer la que lleva la peor parte, porque no he conocido ninguna que haya salido ilesa de esto ni psicológica ni emocionalmente.
    Y con respecto a mi conclusión, en ningún momento me referí a todos los hombres, si no a la actitud de “algunos” hombres que ponen la firma y después se borran, que en ciertos contextos lo hacen obligados por la justicia pero en cuanto dejan de ser observados, desaparecen, es mucho más frecuente de lo que vos te imaginás.
    saludos y un beso enorme a mateo! 🙂

  29. guillermo p dice:

    Sile, no me entendió.

    Me parece que no tiene claros los vínculos (con la paciente, con sus colegas…) y los condicionamientos que harían que los obstetras evitaran la práctica (hubo sonados síntomas en casos puntuales) en el hospital público, aunque sin ser “aborteros” discutan y accedan o recomienden sin ánimo de lucrar en otros ámbitos y relaciones.

    Esta situación como otras que mencioné no pretenden llevar agua para alguna posición, simplemente quise destacar la complejidad en la práctica del problema.

    O sea, el tema no se limita a derechos individuales, definiciones de humanidad o abstracciones de esa índole, importantes por cierto, o a largar alegremente que se trata de un problema sanitario sin conocer por dentro la lógica del sistema.

    Para cualquier lego la lógica tribunalicia es “kafkiana”, hasta que se involucra y empieza a “comprender”. Lo de Kafka no es el absurdo. “El Proceso” es una exquisita pieza de lógica pura formulada por un Doctor en Leyes.
    Bueno, los pasillos de los hospitales (por nombrar sólo el arquetipo de la salud) “padecen” lógicas distintas pero equivalentes.

    Con respecto a la pobreza y el aborto, por favor reléame, porque me interpretó mal.

    Nunca menos y abrazos.

    PS: Denos un poco más de Veblen. Vale la pena. Ya nos martirizó lo suficiente con Sraffa.

  30. guillermo p dice:

    Gracias Vale por tu delicadeza y por el nivel que siempre imprimís a tus comentarios.

    Respecto del embrión “porcino”, te cuento (¡peor!) que tenemos órganos o mas bien rasgos que se consideran atavismos por ejemplo de los peces (y que también nos parecemos a ellos en algún momento de la gesta, antes de parecernos a los chanchitos, por otra parte el animal más cercano en cuestiones de histocompatibilidad y genéticas que tenemos -¡Orwell?-).
    Pareciera que las teorías de Darwin se verifican también en este aspecto.
    No cambia nada, la decisión de cuando comienza la “humanidad” del bebé sostengo que es discrecional. No depende del animalito que parezcamos o de cuando somos un amontonamiento de células madre o una única célula diploide en proceso de migración.

    Pero existen poderosas razones de toda índole que determinan que el aborto deba ser considerado un derecho. No soy jurista pero entiendo que cuando se contraponen derechos (individuales y colectivos, de 1° 2° o 3° generación) inevitablemente hay que hay que resignar algunos.

    Para terminar te aseguro que no imagino nada con respecto a los que se borran. Transité una larga experiencia desde que no existía el fuero de familia (en PBA era cuestión civil y comercial!!) o en su caso penal, como causante o denunciante, “actora” (!) o demandado (todo a mi pesar).
    Y coincido, los que se borran son los más.

    Un gran abrazo.

  31. Rogelio dice:

    Estimado Silenoz:

    De qué estamos discutiendo ?
    No deja de sorprenderme la facilidad con la que en el blog se acomodan – dócilmente – a jugar el papel de caja de resonancia en una cuestión planteada en forma tan imprecisa por trascendidos del Poder Ejecutivo.
    E instalada con forceps en una operación de opinión pública tan obvia.

    En esta época de inspiración “frondizista” convicta y confesa, es casi imposible no recordar el episodio “Laica o libre” => https://goo.gl/vZYpx7, esa especie de niebla prefabricada en 1958 para ofuscar las decisiones tomadas en “la batalla del petróleo” => https://goo.gl/yxPkPN

    “Desensillar hasta que aclare”
    Le aseguro. Silenoz, que la cuestión no se plantea ni por asomo con el mismo dramatismo ni urgencia en la vida cotidiana de nuestros “barrios pobres” para los que aquí se reclama, no sin cierta procacidad, “igualdad de oportunidades” con una argumentación análoga al “control demográfico neo-malthusiano” del Banco Mundial en tiempos de Robert McNamara; referencia => https://goo.gl/iAiVXm

    Hasta que alguno de los poderes del Estado no formalice – siguiendo los procedimientos institucionales de rigor – una propuesta definida para modificar la normativa hasta hoy vigente, no tenemos que aceptar ningún tipo de presión para pronunciarnos.

    Saludos cordiales

  32. Palquienque dice:

    Coincido David. Lo iba a compartir. Tambien lo mejor que he visto hasta ahora. Para unos buenos mates y leerlo varias veces.
    Impresionante

  33. Silenoz dice:

    Es lo que traté de decir respecto a este “debate” desde el punto de vista estrictamente partidario, igual no se preocupe porque ahora cambiamos al humo de cobrarle a los extranjeros por atención hospitalaría y estudios universitarios….

    Por supuesto que creo también que la toldería tiene otras preocupaciones pero, a mi entender, no son excluyentes. El cro. Domínguez critica el “cualunqueo berreta” del “debate” pero el gobierno es el principal impulsor de esta arista en todos los temas, por eso es al pedo con estos tilingos

  34. vale dice:

    José, uniformidad no es lo mismo que unidad o si?
    te mando un beso
    Y guillermo, no sabía lo de los peces pero me encantan! entonces gracias a que no todos somos uniformes, porque así aprendemos más! todos/as de todos/as, eso es convivir.
    abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: