Reflexiones después de la marcha

DWko7CSWsAAN5Mr

Por lo de la imagen y las palabras, elegí la de arriba para ilustrar el posteo, entre docenas de fotos impresionantes de multitud. Refleja lo que me impresionó en la marcha de ayer: una parte muy numerosa, muy diversa y representativa de los argentinos se había reunido para manifestarse contra este gobierno, y se sentía tranquila y en su lugar. Había pibas chequeando sus celulares, gordos comiendo choripán, y madres amamantando a sus bebés.

No es lo primera vez, ni la vigésima que veo eso, en una larga y politizada vida, pero no se dio en todas las marchas, tampoco. Y hay que tener en cuenta que pasó en un tiempo en que la sociedad está dividida (otra vez) por una grieta profunda, que los dos lados se insultan histéricamente en las redes sociales, y en el gobierno han hecho clara su intención de “cuidar a los que nos cuidan” (a ellos).

Atribuyendo méritos: Uno es evidente; una manifestación de este tamaño y ordenada, con tanta presencia de muchas provincias, puede hacerse con los recursos logísticos y la capacidad organizativa que tienen o el Estado o los gremios. No siempre sale bien -cuando leen mal la situación, el humor de los manifestantes o su propia coherencia- pero aquí debemos saludar a Camioneros. Tienen experiencia: por ejemplo, el 26 de julio de 2010 hubo una marcha de antorchas, donde por primera vez en casi 40 años marcharon juntos movimientos sociales, agrupaciones de izquierda y gremios encuadrados en la CGT. Su Secretario General era entonces Hugo Moyano.

Pero no cabe duda quién tiene el mérito principal: Macri lo hizo. Este intento de imponer en Argentina una lógica pre (o post) Estado de Bienestar -pre peronista, bah- con gremios débiles y salarios bajos, uno de los más torpes de los que se ensayaron desde 1955, ha creado su propio frente opositor. La manifestación de ayer no fue su primera expresión, por cierto, pero ha sido hasta ahora la más contundente y -como el 2019 se acerca- los que participaron en ella ya piensan en el futuro.

En este blog -en esa tradición un poco plomo que tiene- me interesa señalar lo que falta, y sugerir algunas formas de conseguirlo.

Ante todo, es necesario tener claro que la bronca con Macri y este experimento alcanza para juntar, pero no para sumar. Las identidades y los proyectos de los que pueden participar en ese frente opositor son muy distintos. Algunos de los componentes necesarios -el empresariado nacional, por ejemplo- están todavía muy débilmente representados. Y, la clave, falta mucho para elaborar una estrategia común.

Más las dificultades específicamente argentas, como esa inclinación por pasarnos facturas. Tiempo Argentino -que ya no es tan vertical como solía- habla hoy de eso. Y ya salió ese kirchnerista ferviente, Marcos Peña, a marcar el liderazgo de Cristina.

En mi humilde opinión, Marquitos se equivoca. Le servirá a Cambiemos, menos que antes, para mantener fidelizado a su núcleo duro de votantes. Pero no será, ni de lejos, el problema más serio para construir el frente opositor.

Porque si bien es cierto que el tema clave, y en la última fase el decisivo, será la candidatura presidencial -en nuestro país, ese cargo concentra el poder del Estado nacional, en manos de quien sepa usarlo- bueno, todos leemos las falibles encuestas. CFK también, claro. A fines de este año, principios del que viene, no pronosticarán el resultado -salvo catástrofe económica previa- pero indicarán quién tiene chances para ganar en octubre ´19 y quién no.

El desafío será, más que unir, articular. Coordinar las estrategias y objetivos de proyectos distintos. La identidad peronista de sus bases será un factor decisivo para armar, lentamente, acuerdos entre los liderazgos provinciales (con una buena dosis de conservadurismo popular, que tiene toda mi simpatía), los reclamos de los trabajadores organizados, las necesidades imperiosas de los movimientos sociales, y los sentimientos y aspiraciones de los que se identifican, en muy diversos sectores, con la memoria del gobierno de Cristina.

Y el peronismo no alcanza. Esa es una verdad muy vieja, que fue subrayada en 1983 (Dicho sea de paso, Perón la conocía. Nunca fue a elecciones sino como parte de un frente).

Entonces, un problema, mucho menos conversado que la unidad del peronismo, es si existirán fuerzas políticas coherentes, no peronistas, que pueden aportar a ese frente opositor, sin convertirse en sellos. Es uno de los (tantos) temas que tengo intención de hablar en el blog.

Anuncios

6 Responses to Reflexiones después de la marcha

  1. Manolo dice:

    1 están las mesas politico sindicales
    Cómo la que comparte Bancarios en San Martín con Kato
    2 Están las Paso que Macri supo usufructuar magistralmente en 2015
    3 como demostró Cafiero en 1988 los cierres por arriba en la CABA pierden por todos lados
    4 el número mágico es 45% + X
    No importa si el segundo logra 44.999%
    No hay balotaje, y eso lo sabe Balcarce 50, de allí la territorializacion y las escuelita
    Y la ley contra el clientelismo, militar (textual) por promesas de cargos o empleos
    Un 2 o 3 % que se pierda por debajo puede ser mortal por arriba
    Al fin y al cabo la política, en nuestro país, es local.
    Si lo sabrán los Radicales y Socialistas, que hace más de un siglo que la hacen
    Abrazo

    Pd la imagen es la representación de la Hegemonia muda, aquello que no se menciona pero igual crea identidad

  2. Norberto dice:

    Un detalle no menor fue que quedó claro, no a nosotros, pero muy a la vista del resto, que si la seguridad no es provista por Bullrich y sus sicarios, entonces no hay piedras ni delincuentes para detener al boleo.
    Y eso que ayer convivimos palos muy diversos convocados por el que prefirió Entre Ríos para su discurso, bah ese conjunto de palabras mal articuladas donde dijo que todos tenemos que poner, claro que como en el asado del Viejo, nosotros una vaca y ellos un pollo.
    Stop Fly pasajeros Bondi Arbus para pasajeros y equipajes de la lowcost
    Nunca menos y abrazos

  3. Eduardo dice:

    Afortunadamente el oficialismo está haciendo más que la oposición. La economía va a ser el determinante.

  4. Palquienque dice:

    “Más las dificultades específicamente argentas, como esa inclinación por pasarnos facturas.” verdad verdaita

  5. Manolo dice:

    Abel aclaro y aviso
    La ultima crónica del Turco Asis esta más relacionada con su reciente estadía en París que con las tesis debatidas por nosotros desde hace una década
    Aunque si es cierto que los Mandarines del Viejo Continente suelen pispear ésos debates
    Por otro lado la reciente “insumision” de los pensionistas hispanos, que puso muy nerviosa al palco noble del Estabhlisment peninsular, tiene como referencia nuestra respuesta “social”
    Preguntar a UGT y CCOO
    En fin Companero es lo que hay, que no es poco
    Abrazo
    Pd la foto de Pomelo y el Tano, con el Compañero Cardenal detrás de las plantas de interior, le da pasto a los Reaccionarios gallegos
    Eso sí, ellos más que “poner” están para “sacar”

  6. Jose dice:

    “Tiempo Argentino” publica
    Hugo Moyano hizo campaña por Mauricio Macri.
    Cristina Fernández estimuló la candidatura de Macri porque supuso que era un candidato fácil de derrotar.
    Sergio Massa contribuyó con el triunfo de Macri dividiendo el voto peronista.
    La izquierda hizo su aporte llamando al voto en blanco.

    Y omite decir que el rival de Macri “era un candidatazo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: