El amargo destino de los populismos

De todo lo que leí en estos días de política argentina y suramericana, encontré el desafío más estimulante en este breve texto de Pablo Daniel Papini. Ya había dicho otras veces que es un analista joven que renueva en las publicaciones digitales el debate político que hace diez años se daba solamente en los blogs. Pero esta vez… no me convence lo que él dice. Lo que me parece valioso, y por eso lo copio casi íntegro aquí, es lo que plantea.

No es el primero, por supuesto, que toma en cuenta lo evidente: que en este siglo surgieron en América del Sur, casi al mismo tiempo, gobiernos que llevaron adelante políticas sociales “distribucionistas” y que rechazaron el discurso “neoliberal” y de apertura al capitalismo financiero que caracterizó al “Consenso de Washington”. Es una descripción que abarca experiencias tan diferentes como las de Chávez, Lula, los Kirchner, Evo, Correa… Hasta Pepe Mujica y Fernando Lugo. Que también tienen en común que hoy están cuestionadas y .fuera del gobierno, con la excepción de Evo Morales

Papini lo encara aquí desde el problema de las sucesiones. La eterna cuestión de los gobiernos “¿Cómo sigue?” (que no se resuelve atornillándose, salvo con policía secreta y sólo por un tiempo, como demostró el caso soviético). No estoy de acuerdo con su análisis, porque me parece que no toma en cuenta lo suficiente las diferencias de países, de proyectos políticos, de circunstancia global. Pero el enfoque… vale mucho la pena.

Mis observaciones están al final.

“Rafael Correa fue derrotado contundemente (63 a 37) en la reciente (el 4 de este mes) consulta popular en Ecuador. De este modo, se suma a la lista de presidentes populistas sudamericanos de la primera década del dos mil que caen en desgracia. Están los que fueron golpeados (Fernando Lugo, Dilma Rousseff) y los que completaron sus mandatos pero ahora son perseguidos judicialmente (Lula da Silva, Cristina Fernández). Entre los que siguen en sus cargos, uno se mantiene a duras penas aunque con asombrosa capacidad de resistencia (Nicolás Maduro), y otro parece tener la situación más controlada pero hace poco sufrió un llamado de atención que siembra dudas acerca de su futuro (Evo Morales). En definitiva, los populismos de esta parte del mundo atraviesan una severa crisis.

Se sabe en Argentina, porque aconteció hace muy poco, del debate acerca de los límites de estas experiencias, y de sus posibilidades de reconfiguración. ¿Qué debía hacer Daniel Scioli? ¿Acelerar aún más el ritmo de CFK o meter un rebaje? La campaña tuvo tres etapas, y en cada una de ellas el ex gobernador bonaerense varió su marcha. Todavía hoy, a más de dos años de su derrota, no hay acuerdo en cuanto a dicha polémica. Lo verificable es que cuando, de cara a la segunda vuelta, se decidió por fin a polarizar fuerte con Mauricio Macri, logró una remontada cuasi épica. Luego de que, tras haber vencido en el primer turno, hasta se pronosticara su abandono. Como hiciera Carlos Menem en 2003, y al igual que el riojano, por temor a la goleada en contra que inicialmente se preveía.

Los ejemploscercanos quizás ayuden a pensar el tema. En Brasil, Dilma, tras ser reelecta, cambió su ministro de economía petista por otro más afín a la ortodoxia. Y, de hecho, el ajuste, que hoy lleva a niveles demenciales Michel Temer, ya había comenzado con ella. En Ecuador, Lenín Moreno, sucesor de Correa, antes y después de consagrarse, se cansó de anunciar -y llevó a cabo- un giro hacia la moderación. A Dilma no le sirvió para evitar la destitución. Es famosa entre nosotros la anécdota de los días previos al 24 de marzo de 1976: Herminio Iglesias estaba reunido con Isabel Perón, y le advirtió que caería en breve si no hacía algo. Ella no hizo caso: “No, quedate tranquilo. ¿Qué van a golpear, si ya les dimos todo lo que querían?” También aquí, Rodrigazo mediante, ya el plan económico era el de los luego golpistas.

Enemistarse con las bases propias para congraciarse con adversarios que, de todos modos, no se curarán del desprecio para con quienes, en definitiva, les son ajenos. Se trata de garantizar que en las decisiones estén expresados otros intereses. Y eso equivale a modificar la composición social en funciones de gobierno.

¿Qué será de Moreno a partir de los resultados en Ecuador? Es cierto que venció a su antecesor. Matar al padre es una de las vías para tomar el timón. Ahora bien, ¿da igual hacerlo de cualquier forma? Que Correa redujo su aprobación electoral se sabía desde que la fuerza que compartía con el actual primer mandatario necesitó de balotaje para ganar. Pero ahora casi calcó el desempeño de Alianza País en la primera vuelta de aquella contienda.

¿Puede una conclusión posible ser que el fundador del espacio se quedó con casi todo el capital del mismo mientras que su ahora rival se ha puesto en manos de votantes que natural y espontáneamente lo rechazan? Alguien dirá que Lenín puede conquistar a quienes hoy optan por él sólo como mal menor frente al pasado. De acuerdo, pero, entonces, ¿de qué le serviría eso al populismo en términos de continuidad, si de todos modos se vería finalizado por otra vía? ¿Podrá, en cambio, ser Correa desplazado de las preferencias entre los partidarios de la Revolución Ciudadana? ¿No debería para ello su verdugo abandonar el gris que practica, ser mejor que el pasado? Y si hiciera esto último, ¿no perdería ahí al menos parte del apoyo obtenido hace pocos días?

Néstor Kirchner barrió a su facilitador Eduardo Duhalde, pero sin travestirse. Por eso lo batió en los lugares en que otrora era imbatible el lomense, que fue a la postre quien se corrió ideológicamente en busca de recuperar la electorabilidad perdida.

El futuro dirá. Seguirlo de cerca a partir de las incógnitas planteadas será útil para estudiar, si se diera, el proceso de reconstitución del peronismo de cara a 2019. Días atrás, Ignacio Ramírez (lo comentamos aquí en el blog) dijo que el Frente para la Victoria 2015 fue una construcción amplia como pocas hubo, y que por tanto no se trata necesariamente de unidad la posibilidad de recuperación del poder.

Si bien puede rebatirse la referencia histórica, porque más allá de la pluralidad que implica que Juan Manuel Urtubey y Luis D’Elía hayan llamado a votar por el mismo candidato del FpV en 2015, también hubo sangría desde 2013 y no se ha corregió todavía, el consultor dice una gran verdad. El triunfo de Macri se basó en dificultades objetivas que no resolvió el kirchnerismo. De gestión. Que por supuesto supusieron rupturas del conglomerado que en 2011 voló hasta el 54%. Pero es importante tener claro el orden de los acontecimientos.

En concreto, el peronismo, tanto con el general Juan Domingo Perón como con CFK terminó penando porque un esquema de inclusión y consumo deriva, en los términos actuales de la estructura productiva –que no dio el salto al desarrollo– en restricción de dólares. Dicho sencillo: hasta entonces traía una dinámica de satisfacción que generó expectativas con las que no pudo seguir cumpliendo, porque se quedó sin cómo financiarlas. Todo mal tramitado políticamente, además, porque no se contuvo a esas demandas insatisfechas. Los quiebres en la construcción partidaria no pasan meramente por apetitos de dirigentes inescrupulosos. Es cierto, pues, que no alcanza con sumar ni tiene que ver necesariamente con velocidades la cosa.

Si no sólo quiere volver sino hacerlo con éxito, el justicialismo tiene que reformular su propuesta. Convencer a aquellos cuyas ambiciones defraudó, y que por eso lo abandonaron, implicará hablar claro de desafíos de peso que tendrá que afrontar: resucitar el estado de bienestar en un marco de restricción externa que Macri no ha solucionado (porque no es lo suyo hacerlo por las buenas, es decir con desarrollo, ni ha podido aún excluir todo lo que requiere para que camine por las malas).

Y eso en un contexto de comercio global detenido (entre 2003 y 2008 volaba a entre 3,5% y 5%, y de ahí más se estancó; o sea, no habrá ya los dólares genuinos baratos y fáciles que hubo durante el primer kirchnerismo), sin acceso al crédito porque en estos cuatro años lo agotará un modelo basado en endeudamiento del que, encima, y por último, tendrán que hacerse cargo las administraciones venideras. Ninguna pavada convocar frente a ese panorama”.

Criticando: Papini se enfrasca demasiado en la experiencia argentina y la extiende con demasiada facilidad al resto de América del Sur. Eso es muy de nosotros, pero pasar por alto las diferencias entre los procesos de los distintos países, no ayuda a tener claro lo que tienen en común.

Un aspecto es el espacio que dedica a la “restricción externa”: Coincido en que es un factor muy importante en la realidad argentina. He escrito sobre ello y lo seguiré haciendo. Pero no se puede generalizar, salvo en forma muy superficial, para todos los procesos en la América del Sur.

Vale la pena repetir lo obvio: son países y sociedades, muy diferentes, aunque formen parte de lo que Huntington llamaba “la Civilización Latinoamericana”. Portugal y Suecia son parte desde hace diez siglos de algo que puede llamarse “Civilización Europea”, pero no dejan de ser distintos.

Otra distinción importante es el poder acumulado por esos gobiernos que hoy agrupan -generalmente sus enemigos- con el mote de “populistas”. Un extremo es el venezolano: con origen militar, llega al gobierno en elecciones libres y es legitimado sucesivamente por ellas -como el peronismo fundacional-, ha conservado la lealtad de sus fuerzas armadas por más tiempo que el de Perón. Eso le permite fijar las reglas del juego institucional. El otro es el uruguayo, donde Mujica nunca expresó más que una corriente interna dentro del Frente Amplio.

Todavía otras diferencias claves son la capacidad de la oposición a esos gobiernos de unificarse bajo un liderazgo -si Macri conserva algo de buena voluntad en el establishment del Atlántico Norte, a pesar de una gestión que sólo pueden clasificar de mediocre, en sus términos, es porque es el único ejemplo, hasta ahora-, y el poder del liderazgo “populista” dentro de la fuerza política que lo apoyaba y sostenía.

Ejemplos: Lula pudo elegir con bastante libertad a Dilma Rousseff (si se equivocó o no es otra cuestión; la coherencia y dignidad que ella ha mostrado sugieren que no). Cristina debió apoyar a “un” Scioli (¿u hoy puede creerse que “un” Randazzo habría tenido un significado político distinto, más allá del discurso?) porque el “kirchnerismo” no se había consolidado en un proyecto político diferenciado en el peronismo. (Mi opinión es que el “kirchnerismo” nunca fue ni es otra cosa que una expresión peronista, pero eso es discutible. El hecho que no tiene otra realidad política que el liderazgo de CFK, no).

No conozco en profundidad la política de Ecuador para garantizar que es el mismo caso con Rafael Correa y Lenín Moreno, pero la evidencia apunta ahí.

(Continuará)

13 Responses to El amargo destino de los populismos

  1. Manolo dice:

    Es el Toynbee de las Minorias Dominantes y el proletariado interno
    Diria el Jauretche de la carta a Abalos, que publicaron hace poco
    O, como diria Ayj siguiendo a la Derecha tecnologica yanqui, es Sila contra Mario
    La dialectica entre Patricios y Plebeyos de las Decadas de Tito Livio segun el florentino
    El Estado Mayor Intelectual de la Hegemonia contra el Principe Moderno de Gramsci
    Como decia uno de mis mayores
    Nada nuevo bajo el sol, exepto nosotros mismos
    Que los Mandarines del Atlantico North quieran “ascender” a “categoria politica” al peronismo, ¿etapa superior del llamado populismo?
    No es un Capricho, sino una hipotesis sociopolitica, para desconsuelo de los “Organicos” de la “Republica”
    Como mencionas son curstiones que se discutio hace una decada, pero se prefirio darle bola a otras tesis mas “prestigiosas”
    Ahora hasta Sarlo clama por la “tarea historica” del peronismo; mas como “Fenomeno Social y Cultural” que por sus dirigentes y “personalidades”
    Abrazo, me voy a comer la mile con fritas

  2. Pedro dice:

    Creo que una debilidad de los gobiernos llamados populistas fue el fomentar el personalismo en sistemas políticos que están en cierta medida diseñados para combatirlo. O se cambiaba el sistema o se reduce el personalismo del proyecto. La excepcional persistencia de Evo y por ende de su idea ¿tuvo que ver con la legalidad y aceptación natural que tiene entre los Bolivianos su investidura tipo vitalicia? ¿Es un tema cultural? Y para dar también el contraejemplo, entiendo que una de las virtudes del sistema de Roma y luego el de la iglesia fue el contar con un concilio permanente que daba y da continuidad y coherencia por detrás de la figura principal. Tal vez algo así exista en Bolivia por detrás de la figura de Morales.
    ¿No es una debilidad de nuestro sistema y nuestra cultura, que depende tanto del líderazgo individual (ver Messi…) y que da además en lo legal tanto poder a la figura presidencial, y que para colmo tiene democracias de frágil historia.. digo, no es contradictorio por otro lado limitar la extensión del mandato a 8 años + 4? ¿Cuál es el sentido de esa norma? ¿No lleva eso casi necesariamente a un devenir contradictorio y zigzagueante del desarrollo, sea éste en el sentido político e ideológico que sea?
    Más como digo, si se decide respetar la alternancia, como la ley actual indica, creo humildemente que es importante desde el principio (es decir, desde ahora) no basar la dirección del proyecto en un liderazgo individual, sino en una estructura tipo concilio o semejante, que fomente y apoye a su vez el surgimiento de nuevos y mejor legitimados liderazgos individuales que representen adecuadamente un proyecto que, aunque tengan éstos el carisma y la inteligencia de Perón o Cristina, inevitablemente los excede. Organización > tiempo. Saludos.

  3. guillermo p dice:

    Bueno, todo eso ya está desplegado (que no descubierto) en Weber.

    Mario y Sila, César y Pompeyo (diría Jauretche).
    Patricios y Plebeyos a su manera habrá siempre, el tema es que los Patricios hagan honor a su apelativo y que además respondan a los plebeyos.
    Y compartiendo con Pedro “…una de las virtudes del sistema de Roma y luego el de la iglesia fue el contar con un concilio permanente que daba y da continuidad y coherencia por detrás de la figura principal.”.
    Ya va a llegar a nuestros pagos.

    Prefiero volver a Toynbee (Manolo) y a su ahijado, el antipático Huntington (Abel).

    Alguna vez se decía que “Europa termina en los Pirineos” y más allá era África.

    Bien, es cierto lo de los Pirineos, pero “Hispania” será parte de la “Civilización Latinoamericana” esa rara entidad que incluye a los cuasi franco-anglo-holando parlantes de Centro -Sudamérica y el Caribe (en rápido proceso de asimilación) y quizás pueda también llegar al sur de África (de Angola a Mozambique y de allí a Sudáfrica).

    En fin, delirios.
    Nunca menos y abrazos.

  4. Rogelio dice:

    El descamisado gigante


    El descamisado gigante expulsado de la ciudad


    El descamisado gigante dormido

    “El descamisado gigante” es una serie temática que Daniel Santoro desarrolló a partir de 2008.
    Aún está pendiente un debate sobre esta serie.
    Por razones ignotas (“un impulso”… suele decir Abel), me pareció que tenía sentido asociarla a este posteo mientras aguardamos que el debate ocurra.

    Para la serie completa => https://goo.gl/ExNjmZ

    Saludos

  5. victorlustig dice:

    Gracias por la mencion Manolo, Ud recordara que el primer Sila vs Mario es de 2009?, pero bueno, ahi Ud estaba exiliado por ser Casandra.

    Los populismos, y, hasta me animo a decir que Peron no lo era, como tampoco Yrigoyen, al menos en la acepcion actual, terminan cuando se termina la plata del otro, (adaptacion sui generis)

    El problema, quizas, es que los populismos no son compatibles con la democracia (burguesa diria algun trosco), pero es el menos peor de los conocidos (volvemos a las islas), ya que el poder omnisciente del lider sabe para donde es mejor ir.

    Capaz que eso no es democratico, como tampoco lo es el definirse parte de la minoria iluminada que conducira a la Argentina al destino luminoso que se ve en el horizonte, eso es de Mitre, probablemente junto con Roca uno de los politicos mas finos de esa epoca (cuando todos se equivocan, todos tienen razon)

    Capaz que antes de definir que es populismo habria que ver que paso con Mario y sus mulas, al final gano Sila, y despues de todo eso tampoco gano Marco Antonio, que era el mas populista, gano Augusto y empezo el Imperio, la “cura annonae” empezo con los Gracos

  6. Paloma dice:

    Ey ! Compa ..( concilios permanentes..), hay un libro de Leonidas Lamborghini , se titula ” Trento “…es muy muy interesante y re re delirante.
    En fin , delirios.

    Abrazo Peroncho !,,

  7. Paloma dice:

    Bellezas ¡,,,,

  8. Norberto dice:

    El problema son los ciegos diría Sábato.
    La plata de los otros no se término, solo les condonaron los impuestos que deberían estar pagando, y no sólo en beneficio de ellos, sino que en el propio de la banda, cuyos negocios y negociados en ese tema son muy importantes.
    Por supuesto si dejo de recaudar de quienes tienen, tengo dos opciones, o recaudar lo mismo por otros medios y en lo posible a los mismos, pecado capital en contra de sí mismos, o ajustando sobre los indefensos, entonces en vez de $8200 peso más o menos, los jubilados a partir de marzo tienen que aportar $500 por mes, para que la HH gaste en bacheo y cordones, y haga campaña para la alternancia de la Concordancia, cambiar para que nada cambie, además con alguien más incapaz, y por supuesto más vulnerable y despótico, recordemos la UCEP, el Indoamericano y el Borda, porque la borracha no está sola en esa jauría.
    Stop Fly pasajeros Bondi de Arbus para pasajeros y equipajes de la lowcost.
    Nunca menos y abrazos

  9. manolo dice:

    Ayj es muy común confundir Politeia con Democracia
    La segunda es a la primera lo que la Oligarquía es a la Aristocracia, en términos clásicos desdé ya
    Fuera de USA, hasta el fin de la II guerra Demagogo y Demócrata eran sinónimos
    Los confesionales pasaron a ser Demócratas Cristianos, los comunistas a ser Democracias Populares, y la II Internacional a ser Socialdemocracia a secas
    Hoy en día Mercado o Democracia es una disyuntiva que plantea la propia Globalización, mas que los ‘indignados’ por la ACTUAL crisis económico social
    Abrazo

  10. Norberto dice:

    ¿Y como clasificaría Ud a Franklin D o a los Gobernadores demócratas de los estados sureños, uno por izquierda liberal y los otros por derecha conservadora, estimado y admirado compañero, que para colmo eran una alianza que persistió hasta la rebelión de los segundos por la política de los Derechos Civiles con Wallace a la Cabeza?
    Stop Fly pasajeros Bondi de Arbus para pasajeros y equipajes de la Lowcost
    Nunca menos y abrazos

  11. Silenoz dice:

    Sila y Mario, Toynbee… Paricios y Plebeyos…. hugonotes y católicos… ahh no… ¡pará! estos no….

    Brishhhhante….. sólo falta enlazarlo a Dilma, Correa et al y la restricción externa y to’o eso…. pero “la basse sssta’ ” diría un filósofo
    Dans une guerre, le stratège victorieux ne se ‘une fois la victoire en poche.

    “Kerri on, kerri on”….

  12. victorlustig dice:

    Manolo

    segun diria Aristoteles

    A constitution based on the middle class is the mean between the extremes of oligarchy (rule by the rich) and democracy (rule by the poor). “That the middle [constitution] is best is evident, for it is the freest from faction: where the middle class is numerous, there least occur factions and divisions among citizens” (IV.11.1296a7–9). The middle constitution is therefore both more stable and more just than oligarchy and democracy.

    https://plato.stanford.edu/entries/aristotle-politics/

    Ahora bien, el problema aca es que JDP levanto a los pobres a clase media, ganandose el odio imperecedero de la clase media existente en los 40s/50s (la alta gano muchisima guita en esa epoca), ni Eva ni Peron querian pobres, querian clase media, lo mismo que Irigoyen, y, cuando se les termino la plata por el plan Marshall, Gomez Morales y ajustarse el cinturon.

    Por eso, en la mitologia peronista, quizas, el pibe gol se la gano el, lo unico que hizo el gobierno es presentar las condiciones para que se la ganara, y, la hizo laburando, no cobrando un plan

    Ud, que anda por el 3er cordon cobrando, sabe bien que opinion tienen de los planes y etcs, los comerciantes del B2B, los empleados de estos y los clientes de estos

    Ni que hablar de los hnos bolivianos y peruanos, emulos de los inmigrantes de los 50s y con las mismas aspiraciones inmigratorias, darse una vuelta por la UN de Matanza o Jose C Paz es eso (y como deben haber puteado con algun director de carrera celebre por su atamo con alambre)

    A que va esto? los votantes de Huey Long (su ejemplo) eran los blancos pobres que aun recordaban sus abuelos pobres como ellos pero libres frente a los esclavos, los de Truman, gran olvidado por la USA entre costas, eran los vueltos de la 1ra y 2da guerra que habian pasado la del 29 y que querian laburar sin sarasa, los hijos de ellos votaron a Trump, por exceso de sarasa, cualquier parecido aca se lo debo eh

    para mi eh

  13. Manolo dice:

    Norberto y Ayj
    Justamente, el sufragio no es de de ciudadanos individuales sino de bloques sociales autoconcientes
    La parte sana y decente contra la chusma
    El kilombo del Congo urbano y de la ruralidad urbana contra los ‘pillados’
    De alli la penalizacion legal del clientelismo, la ofensiva contra las cajas del vandorismo, y los lamentos de Majul et al contra los prejuicios anti Mauricio
    Las orillas del Volga es mas que una metafora
    Es la condicion previa y necesaria para llegar a los Urales
    Otro tema es Andorra, son Telefonica y Slim CONTRA Clarin por el 4G, y la inversion en infraestructura
    Ni siquiera Clarin y la Nacion estan en condiciones de aguantar un bombardeo masivo
    A menos que vayamos a unas Malvinas 2.0 😎
    Ambos multimedia tambien son periferia, como los paulistas de Obredrech y O globe
    Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: