Relaciones con EE.UU.: la etapa Macri

cowboys

Las relaciones de la Argentina con los Estados Unidos en este siglo han estado decisivamente influidas por la “grieta” que nos separa entre nosotros. Como casi todo.

Hay poderosos motivos, por supuesto. Que tienen que ver con las distintas ideas que tenemos sobre nuestro propio país, y los diferentes proyectos que surgen de ellas. Pero… no es la forma más inteligente para manejar las relaciones con un jugador necesariamente importante en las relaciones de poder y económicas globales. Los países no tienen amigos ni enemigos permanentes; tienen intereses. Una frase cínica que no dice todo, pero hay que tenerla siempre presente.

Por eso acudo muchas veces en el blog a Juan Gabriel Tokatlian. No porque sea “objetivo” -ese animal no existe- sino porque se esfuerza a encarar los temas de política internacional desde el punto de vista de los intereses argentinos.

(Es cierto que el hecho de considerar que hay intereses nacionales que deben ser tomados en cuenta frente a cada situación, es también una definición política. Como sea, en mi brevísimo comentario al final tengo que situar las recomendaciones de J. G. T. en el momento actual… Encuentro difícil que sean escuchadas).

“La reaproximación ha sido la característica en las relaciones entre la Argentina y Estados Unidos durante el gobierno de Cambiemos. Ese acercamiento ha pasado por dos momentos distintos a partir de diciembre de 2015. En 2016 y al inicio de 2017, el Presidente Mauricio Macri buscó reafirmar sus credenciales pro-Occidente y tuvo en Estados Unidos un referente clave para mostrar sus diferencias con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

En términos generales, evitó sobreactuar la cercanía a Washington. El nivel de coincidencia con Estados Unidos en las votaciones en la ONU durante 2016, por ejemplo, fue de 52.6%; igual que Chile, y un poco más que Brasil (50.5%). A raíz de la visita del Presidente Barack Obama se firmaron varios acuerdos, pero no se invocó la retórica del alineamiento rústico.

En cuestiones relevantes para los dos países, como la situación en Venezuela y las relaciones con Irán, la Cancillería no se sumó a las voces conservadoras que desde el Congreso estadounidense exigían mano dura. Los pedidos de Estados Unidos (y Francia) para que la Argentina enviara tropas a misiones en África que, de hecho, implican acciones ofensivas en ámbitos atravesados por disputas religiosas y prácticas terroristas fueron evaluadas pero no avaladas.

La elección del presidente Donald Trump llamó, en un principio, a la cautela para no exagerar la sintonía con Washington a la espera de conocer el rumbo de su política exterior.

Sin embargo, en el segundo semestre de 2017, la administración Macri esbozó lo que se podría denominar “unilateralismo periférico concesivo“. En relaciones internacionales el unilateralismo es un tipo de comportamiento del Estado que procura asegurar sus preferencias y descarta el multilateralismo salvo cuando le es funcional a sus propósitos.

Es un concepto vinculado casi exclusivamente a países centrales y que se ha estudiado, de modo usual, en su manifestación más agresiva cuando una gran potencia impone sus objetivos.

El unilateralismo periférico concesivo también remite a un tipo de conducta de un Estado que pretende satisfacer sus preferencias pero sin desestimar del todo del multilateralismo (dada su condición de periferia) y que entiende que haciendo concesiones al poderoso se salvaguardan los intereses propios.

Desde mediados de 2017 se han presentado varios ejemplos en esa dirección. En agosto, a raíz de la presencia en el país del vicepresidente Mike Pence (ex legislador y gobernador de Indiana) se informó que la Argentina, que es autosuficiente en un 90%, le abría el mercado del cerdo a Estados Unidos (Indiana es el quinto productor).

Seis días después, el Departamento de Comercio anunció (y lo confirmaría a finales del año) un alza en el arancel a las exportaciones de biodiesel que en 2016 habían alcanzado US$ 1.200 millones de dólares. ¿Nadie advirtió el escaso valor de la concesión hecha y sobre la sanción en ciernes?

En diciembre y ante el anuncio de la Casa Blanca de trasladar su embajada a Jerusalén, la Asamblea General de la ONU rechazó por 128 votos cualquier acción o decisión sobre el estatus de esa ciudad.

La Argentina se abstuvo (a diferencia de Chile y Brasil), alejándose así de lo que el ex Embajador ante la ONU, César Mayoral, en una nota en Clarín, afirmó como “nuestra histórica política exterior en el conflicto árabe-israelí”. Según el gobierno el voto no alteró la posición argentina. Pero entonces ¿por qué y a cambio de qué se abstuvo en un tema tan sensible?

En diciembre también, y en el marco de la cumbre ministerial de la OMC, la Argentina pareció cambiar su enfoque histórico en materia de negociaciones comerciales internacionales; en particular en el tema de la agricultura. Según señaló el ex embajador en Tailandia, Felipe Frydman en una reciente nota en Perfil, el país optó “por un giro hacia los temas de interés de los países desarrollados” (léase, Estados Unidos y la Unión Europea). ¿Cuál es el beneficio tangible de ceder al temario comercial de Washington y Bruselas?

En enero de 2018, el nuevo embajador argentino en Washington, Fernando Oris de Roa, ofreció una entrevista a Clarín donde señalaba: “EE.UU, tiene hacia nosotros un interés político, y nosotros tenemos hacia ellos un interés económico. A EE.UU. le interesa el tema de la seguridad, el apoyo internacional, la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico… El desafío está en poder trabajar con ellos dándoles satisfacciones a los intereses que ellos tienen con respecto a nosotros, y al mismo tiempo, de una forma diplomática, que eso se traduzca en una actitud más bien positiva con respecto a nuestra agenda económica”. Sin quizás proponérselo, el embajador repitió, en un contexto mundial muy distinto, la lógica que guió la política exterior argentina de los ‘90. Probablemente, el gobierno que agrupa al PRO, la UCR y la Coalición Cívica, olvidó que el quid pro quo entre la política y la economía no funcionó en el pasado; en particular durante la crisis de 2001-02. ¿Alguien en la Casa Rosada realmente cree que complaciendo a Washington en lo “político” se hará efectiva, en lo “económico”, la “lluvia de inversiones”?

Temas claves de alcance global se perfilan en 2018. Ojalá el gobierno abandone el unilateralismo periférico concesivo hacia Washington que bosquejó en 2017 y que no fortalece los intereses colectivos y estratégicos de la Argentina”.

Si es correcto lo que informa Ámbito: que los bancos oficiales hoy han vendido (un viernes, con paro bancario) unos 400 millones de dólares para contener la suba de esa divisa… el gobierno está muy apretado. Es una suma pequeña en relación con las reservas del Banco Central… pero esas reservas son prestadas. Frente a una situación como esta, el gobierno hará cualquier cosa para mantener abierto el flujo del endeudamiento externo. Y a la larga, “cualquier cosa” no alcanza. Ya lo vimos en el 2001.

12 Responses to Relaciones con EE.UU.: la etapa Macri

  1. Rogelio dice:

    Éramos pocos y parió la abuela … https://goo.gl/VL2wao

  2. Norberto dice:

    Las reservas no son sólo prestadas, mes a mes deben ser renovadas a un costo cuasi fiscal que estrangula otras áreas del gasto e inversión del Estado.
    Por mes vencen entre veinte y treinta mil millones de dólares en Lebac, que de no ver negocio volarán en busca de otros destinos, no precisamente en una aerolínea trucha de un pirata, vinculado a Southern Winds y Flight Baboo, ni a un aeropuerto aprobado para vuelo instrumental donde no se puede aterrizar por lluvia, sino a los Bonos de la Reserva Federal en el famoso Flight for Quality, ya que las famosas Letes en dólares con que están tratando de reemplazarlas solo convierten en fiscal lo cuasi, circunstancialmente bajan la tasa, pero siguen siendo la espada pendiente cada vencimiento mensual sobre las escasas reservas netas para el pago de los mismos, porque más de la cuarta parte de los sesenta mil millónes son depósitos bancarios tomados como parte de ellas.
    Ah, y vean las posibles consecuencias, lo que se muestra al final de la escena es el patio de un colegio con más de dos mil quinientos alumnos, desde ya perdón y gracias Gran Jefe.

    Stop Flight pasajeros Bondi equipajes
    Nunca menos y abrazos

  3. vale dice:

    ël vino a marcar una “era poscristinista”, él se sintió el quijote de todos los oligarcas postergados: roy rogers de la maffia; él el llanero solitario, un poseidón sin olas , un Icaro sin alas. un platón sin neuronas, cristina estuvo ocho, él estaría veinte….hasta que los jinetes del apocalipsis, empezaron a hojear los expedientes….( qué mal que te veo man?…

    http://labrujula24.com/noticias/2018/41209_En-Comodoro -Py-se-reactivan-causas-contra-el-Presidente-y-sus-familiares
    (10.02.2018 | 15:11)

    Oh quijote soñador! oh caballero andante! temo que no haya esta vez un rocinante! ( los flybondi no pueden derrapar por las terrazas de la rosada), anda subiendo a la palmera y escondete entre los cocos que es más seguro que subirte a uno de esos. (eso sí . por las dudas llevàte un paracaídas por si te perdés en camino a la cima) Saludos y suerte “mauri!”

  4. vale dice:

    cambia el cambio en un instante…..después de todo es al azar siempre el que hace las combinaciones …..y no nuestra voluntad por más férrea que sea “y lo que cambió ayer tendrá que cambiar mañana” ” en fin compañeros, así es la vida, cortita pero jodida” diría Tejada gómez…

  5. ram dice:

    Todo muy bonito pero, permítame hacerle una corrección, no hay LOS flybondi, para que se suba el virrey….. hay UNO, solito y solo además, parece, bastante desvencijado…. pero bueno, quedan intactas aquellas cuestiones que deseaba el ídolo virreinal – el pinocho chileno – cuando trataba de decidir el destino de Allende; “sale en un avión, pero el avión se cae”….. en fin, sería el resultado lógico de un “estadista” cachivache y su genial política de low costs cachivaches….

  6. vale dice:

    E vero

  7. vale dice:

    La última!!!! Patricia Bullrrich se siente “triste” por esa noticia, no se sabe si es por haber envenenado la manzana que durmió a la cenicienta, por hipócrita, ó, por evadir nuevamente una responsabilidad inexcusable de incitación a la violencia en sus subordinados (conn sus abusos de poder acostumbrados desde un cargo que la excede) , pero así es ….se vió obligada a disparar un boomerang que volverá impactando en su calota con toda seguridad.

  8. victorlustig dice:

    los sueños humedos del 2001, aint gonna happen

  9. vale dice:

    Why? …después de todo si volvieron los del 30, …Why not 2001?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: