Cristina y la candidatura presidencial – 2da. parte

cfk

(Este debate -cruce de dos monólogos, en realidad- se extendió en diversos posteos, por culpa de mi crónica falta de tiempo. Los que se interesen, pueden leerlo aquí y aquí).

El planteo central que hace Ignacio Ramírez, a mi entender, parte de un dato real incorporado en la mayoría de los análisis serios: El núcleo sólido del apoyo al gobierno actual de la Argentina se define por el rechazo a la experiencia kirchnerista en conjunto, no sólo a sus políticas (Como el voto a la Alianza en 1999 se basó fundamentalmente en el rechazo a la experiencia menemista).

Entonces, Cambiemos ocupa el espacio político del Otro del kirchnerismo, como señalaba Halperín Donghi que la Unión Cívica Radical “se reencarnó” a partir de 1946 como el Otro del peronismo.

También tiene razón I. R. cuando dice que, a partir de las elecciones del año pasado, se desvanece la “amenaza” (creada en buena parte por encuestas previas que resultaron equivocadas, no olvidemos) de una victoria segura de CFK, disminuye para los votantes de Cambiemos esa fuerte motivación, y empiezan a juzgar a este gobierno por sus propios méritos. Y muchos no lo encuentran satisfactorio, digamos todo.

Lo que yo me siento impulsado a cuestionar del análisis de Ramírez es un dato fundamental que pasa por alto. Como lo pasan por alto, seamos justos, un altísimo porcentaje de analistas y politólogos autoconvocados: Que, para una gran mayoría entre los posibles votantes de una opción peronista, y también entre los posibles votantes de Cambiemos, es decir, para una gran mayoría de los argentinos de a pie, el peronismo que conocen, aquel del que tienen una vivencia concreta, es la experiencia kirchnerista. Y su figura más relevante, por muuucho, es Cristina Kirchner.

Como siempre, trato de precisar lo que digo. Aunque me parece bastante obvio: Ella ha sido Presidente por dos mandatos, además de la esposa del Presidente anterior. Como si eso fuera poco, es objeto de la demonización de poderosos enemigos -lo que garantiza que siga presente en el escenario político. Y además ella misma lleva adelante desde hace no menos de un año y medio una campaña en las redes sociales, ámbito clave para la comunicación política actual.

(La única otra figura que podría haber aprovechado un nivel de conocimiento remotamente similar entre “los que no siguen de cerca la política” -algo como el 95 % de los argentinos- es el anterior candidato presidencial, Daniel Scioli. Y es evidente que no estuvo ni está interesado en competir).

Atención: tengo claro que -al contrario de lo que parecen pensar “cristinistas” entusiastas, que por algún motivo comentan en mi blog- esa identificación de CFK con el peronismo por parte de sus votantes, no implica una adhesión fervorosa. Eso se encuentra en la minoría militante. Uno puede detectar en la mayoría de los argentinos -tanto los que pueden votar peronismo como los que no- distanciamiento y descrédito con la política en sí. Además, como figura nacional, en buena parte del país, se la siente más remota que a los referentes locales.

Con todos estos condicionamientos que me sentí obligado a hacer – supongo que como reacción a algunos de esos cristinistas entusiastas 🙂 – me sigue pareciendo absurdo analizar el escenario político actual sin tener en cuenta la centralidad de CFK en el peronismo como opción política vigente (Del peronismo como pensamiento, desarrollo histórico, hecho cultural, hasta forma de ser argentino… se ha escrito mucho más. Y se seguirá haciendo).

Hay un elemento muy básico que demuestra este punto: Si las elecciones presidenciales fueran en seis meses, la candidata inevitable del peronismo, del frente que se armaría en torno suyo, sería CFK. Gobernadores, intendentes, legisladores, con escasísimas excepciones necesitan ser acompañados en sus boletas por un candidato a Presidente con “arrastre” nacional. Hoy no hay otro, u otra, en el peronismo. Que esta lógica es de hierro, quedó demostrado en la provincia de Buenos Aires el año pasado.

(Por supuesto, también existe el factor personal: Cristina puede decidir que no. Pero esa eventualidad habitualmente no se toma en cuenta en los análisis. Es rara).

Igual, las elecciones no se harán dentro de 6 meses. Están prevista para dentro de 20. Y hay ambiciones, rencores y distintos proyectos en la dirigencia peronista que impulsarán a buscar otra candidatura . Todos en el peronismo tienen presente que la conducción del conjunto la ejerce quien llega a la Presidencia de la Nación. Además, hay otro factor a considerar: Los que se oponen (en privado, por ahora) a una nueva candidatura de CFK argumenta que con ella se pierde. Y tienen ese mismo ejemplo: la provincia de Buenos Aires, el año pasado.

Precisamente, el punto central de mi argumento es que así como hay un elemento poderoso aglutinador de votos en el rechazo a Macri y sus políticas (ya estaba anunciando en el blog hace más de un año que se veía surgir), el antikirchnerismo visceral todavía existe. Y su blanco principal, por muuucho, es CFK.

Entonces, la pregunta que queda – y que la Realidad va a contestar con esa voz ronca que tiene- es si es posible construir en más o menos un año una alternativa, con chances, a una candidatura de Cristina. Mi opinión, que traté de fundamentar (o empezar a fundamentar) acá, es que no es un problema de personas. Cristina Kirchner expresa un proyecto peronista, el que se desplegó entre 2003 y 2015, con determinadas alianzas sociales. Quien aspire a ser esa alternativa, deberá expresar un proyecto que entusiasme o dé confianza a los votantes peronistas y a las necesarias alianzas sociales.

7 Responses to Cristina y la candidatura presidencial – 2da. parte

  1. Paloma dice:

    Muy bueno ! ….No hay una mirada sesgada, ni tergiversada, pero si asimétrica..Eso,es muy muy interesante..

  2. claudio Maxl dice:

    “…… argumenta que con ella se pierde. Y tienen ese mismo ejemplo: la provincia de Buenos Aires, el año pasado”, un “pekeño” detalle q cambia en 180 grados esa afirmacion: en 2017 no existia posibilidad legal d ballotage mientras q ese ballotage se puede dar en 2019.
    “Gobernadores, intendentes, legisladores, con escasísimas excepciones necesitan ser acompañados en sus boletas por un candidato a Presidente con “arrastre” nacional”, ese no es el problema para gobernas PJ amarillo ya q pueden desdoblar elecciones, la espada d Damocles sobre ellos es q Cristina les plante candidatos K q compitan contra ellos para chuparles votos peronistas y provocarles la derrota, desdeobladas o unificadas esos gobernas solo pueden zafar d esa espada q pende sobre sus cabezas si fichan para Cristina, instinto d supervivencia…..

  3. Norberto dice:

    Mientras tanto y ante determinadas consecuencias del plan de negocios de la banda, empezó la campaña para instalar los reemplazos

    gráficos afanados al compañero Sentís, a los cuales es imposible no relacionarlos.
    Ellos la tienen clara, tienen que llevar al país a ser uno más de los sometidos proveedores de commodities del mundo, con ellos como productores o intermediarios, y establecer la resignación en el contencioso pueblo argento.
    Stop Fly pasajeros Bondi equipaje
    Nunca menos y abrazos

  4. Katachi dice:

    A veces siento, con todos estos análisis, que deberiamos sentir culpables por apoyar a un gobierno/PERSONA que en 12 años le dio al pais mucho MAS QUE EN TODA LA HISTORIA. Hasta creo que la misma EXISTENCIA de CFK es un impedimento para el PERONISMO, en ese caso sera qe CFK deberia renunciar a la politica y dejar a los “pibes” peronistas que manejen el partido
    (eso si, la historia nos muestra que pocos son los peronistas nac & pop, Peron, Nestor y CFK, despues todos los otros fueron NEOLIBERALES).
    Por si no lo notaron, TODOS DE LA OPO SON PERDEDORES, por mas o por menos, pero perdieron las ultimas elecciones.

    Los que quieren desplazar a CFK deberian empezar a trabajar por el pueblo, POR EJ, massa ya podria estar en Rio Turbio o en Azul, pero claro, es mas facil hacer politica desde TN.
    algo hay que hacer qe el 23 es de la HIENA.

  5. claudio Maxl dice:

    A Heidi se la enfrenta con una Ingalls: Magario-Felipe goberna en una boleta encabezada x Cristina-Randazzo presi sepulta al Pro con la hiena a la cabeza.

  6. jcpaulina dice:

    Me gusto mucho tu comentario Abel … lo veo muy realista … no obstante ese factor antik del interior se va licuando lentamente ante lo complejo de la situación economica …

  7. victorlustig dice:

    bueno muchachi, la eleccion es de Uds, siguen con los que perdieron solos o sus elegidos o tratan que volvamos/vuelvan a votar al peronismo

    saluti

    el volvamos/vuelvan es absolutamente exprofeso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: