¿Por qué le va bien a Trump?

trump

Advertencia: Este posteo no cumple con las metas de seriedad y precisión que trata de alcanzar el blog de Abel. Bueno, otros posteos tampoco -este es un blog, después de todo- pero trato de conseguir fuentes confiables en cuanto a los datos, y de dejar claro el sesgo que tienen.

En este caso, es difícil: los “medios serios” del Atlántico Norte no lo son con referencia al Donald. A los viejos liberales -estilo de nuestro Eduardo Fidanza, de La Nación antes de su sociedad con Clarín– les enfurece su desprecio por las normas de la corrección política y el discurso aceptado en los últimos 70 años. A los neoliberales les irrita que ponga en duda la suprema bondad de la globalización. Y a todos, que no parece respetar a los propietarios de esos “medios serios”.

Entonces, yo leo que una encuesta elaborada por CBS News arrojó que sólo el 37% de los estadounidenses aprueba su primer año de gestión, mientras que un lo 58% desaprueba. Otra encuesta, realizada por The Marist Poll en colaboración con NPR y PBS NewsHour, exhibió resultados similares: 37% de los 1350 consultados aprueba los primeros 12 meses de Trump al frente de la Casa Blanca, frente a un 53% que no.

Pero, los números mejoran cuando el balance del primer año de Trump se hace sobre la marcha de la economía. El 44% de los estadounidenses encuestados por The Marist Poll, NPR y PBS NewsHour considera que la economía del país mejoró durante el gobierno de Donald Trump. El estudio revela también que un 35% cree que la economía continúa igual, mientras que sólo un 18% dice que empeoró. Del trabajo llevado a cabo por CBS News, un 46% aprueba la forma en que Trump está manejando la economía, frente a un 49% que la desaprueba.

Un repaso por los principales indicadores económicos de los Estados Unidos durante el último año podría explicar por qué se da esto. El último informe del Comité Federal de Mercado Abierto de la FED estimó que en 2017 el PBI creció 2,5%, una tasa mayor que la registrada durante el último año de la presidencia de Barack Obama, en la que el crecimiento fue de 1,6%. Según informó el Departmento de Trabajo, luego que se crearan 2 millones de puestos de trabajo en 2017, el desempleo bajó de 4,7% en 2016 a 4,1%, alcanzando así el nivel de desempleo más bajo en 17 años. Mientras que la inflación acumulada durante el último año fue de 2,1%, misma cifra que la registrada durante el último año de Obama.

Entre las previsiones para este año se destaca que el PBI volvería a crecer en torno al 2,5%, que el desempleo bajará hasta el 3,9% y que la inflación será de 1,9%.

Hasta Trump se dio el lujo de tuitear que “debido a mis políticas, el desempleo entre los estadounidenses negros descendió a la “¡TASA MÁS BAJA REGISTRADA!”. Es cierto que el desempleo de 6.8% entre las personas de raza negra es el más bajo registrado. Menor que al fin del gobierno del ex presidente Bill Clinton, los últimos tiempos más o menos felices. Ya no se puede creer ni en el Klan.

Atención: No es el proteccionismo comercial, al menos en lo inmediato. A pesar de la retórica del muchacho de pelo naranja, según el director de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), Marcelo Elizondo, en los primeros 11 meses de 2017 las exportaciones de EE.UU. crecieron 6,9% y las importaciones 9,7%. Esto significa que, en dicho período, el déficit comercial aumentó un 7,5%.

Puede ser que esa política proteccionista planteada estimula al sector privado para que repatrie capitales, con bajos impuestos. Pero eso todavía no se refleja en el mercado de capitales global.

Entonces, aunque como ya dije hablando de política internacional, un año es un plazo muy corto para evaluar, igual surge la pregunta: ¿Por qué le va bien a la economía yanqui?

Los teóricos de las “expectativas racionales” dicen que la baja de impuestos ha alentado a las empresas a invertir. Economistas de un sesgo más clásico apuntan al dólar bajo: se ha desvalorizado, relativamente, frente al euro y el yen.

Otros dicen que simplemente Trump está cabalgando la aparente recuperación de la economía internacional después de la gran Crisis del 2008, y que la Unión Europea, por ejemplo, crece a un ritmo algo mayor que el de EE.UU. Es cierto que hasta hay un boom de los valores “emergentes” en los mercados financieros, donde sobra la liquidez (¿Ustedes no creen que Caputo consigue fondos por su simpatía personal, no?).

No ofrezco esto como guía para establecer estrategias. Es todo, todo tan fugaz, ya lo dice el tango. Pero sí como un dato que va a influir en el clima político en los próximos meses, en las expectativas -racionales o no- del Mauricio y su equipo. Y en noviembre hay elecciones legislativas en Yanquilandia.

8 Responses to ¿Por qué le va bien a Trump?

  1. Silenoz dice:

    ”¿Por qué le va bien a la economía yanqui?”
    According partner D. Baker (who usually throws fuck out the mainstream bullshit) it’s due to:

    1) The real average hourly wage increased by 0.4 percent from December 2016 to December 2017. (….)Real wages have been rising for the last three years, the only time this has been the case since the early 1970s, with the exception of the late 1990s. (….). Earnings for workers at the 25th percentile (a worker who earns more than 25 percent of workers and less than 75 percent) have risen 7.1 percent, and by 5 percent at the 10th percentile. “

    But ” However, we must remember that the employment rate of prime-age workers (ages 25 to 54) is still well below pre-recession levels, suggesting there are still many more people who would like to work, if given the opportunity.

    2) If we look to GDP growth, there is a modest uptick in the rate, with GDP advancing 2.6 percent over the year, compared to 1.8 percent in 2016 and 2.0 percent in 2015. The more rapid growth was primarily due to nonresidential investment. Investment grew at a 6.3 percent rate in 2017 compared to just 0.7 percent in 2016 and 0.3 percent in 2015.

    3) Equipment spending was up 8.8 percent in 2017 after falling 3.5 percent in 2016. A simpler explanation for the rise in equipment investment than America being great again” (N. de T ja ja ja…) ”is that higher world energy prices have led to more investment in oil and gas

    4) There is some evidence that the tighter labor market is leading to stronger productivity growth as firms attempt to use labor more efficiently. Productivity grew at more than a 3 percent annual rate in the third-quarter, compared to growth at less than a 1 percent rate in the prior five years”

    About de mainstream bullshit:

    ”The evidence to date is that we are not seeing the promised investment boom from the Trump tax cuts. New orders for capital goods actually slipped slightly in December, coming in 0.1 percent below their November level. While this is still early, if companies really are as responsive to tax rates as the Trump administration claims, they should have had plans that were ready to go as soon as it was clear that tax cuts would be approved. This should have allowed at least some companies to get their orders in before the end of December. The data indicates there was no such rush.

    While there is little evidence that anything Trump has done to date led to a pickup in growth, the economy is looking pretty good, at least by the standards of the last 45 years.

    O sea y segun el “cro.” Baker, maso como acá, los tiramierdas y CEOfascistas se llenan la jeta con el crecimiento del ’17 haciéndonos perder de vista que se estaba en el 3er. subsuelo (en nuestro caso un año antes -’16-; y en el caso de ellos comparando con los bajos niveles legados de Obomba)
    Ojo, porái le alcanza para zafar… como acá

  2. Silenoz dice:

    Ahhh respecto a las “expectativas racionales” por los “tax cuts”:
    “This should have allowed at least some companies to get their orders in before the end of December”
    O sea expectativas “ver para creer y ‘tons vemo’ pero no te lo aseguro”

  3. Nico dice:

    Por ahí lo que pasa es que Trump no tocó ni una de las variables de la economía que le dejó Obama, por algo todas mejoras de variables continuan tendencias empezadas con el presidente anterior. No nos olvidemos que bajo Obama se llegó practicamente al pleno empleo, tendencia que se confirma con Donald, y había un crecimiento del PBI similar.
    Es que hay que decirlo: el presidente es poco importante (en líneas generales) para cualquier economía. Y este caso en particular fue mucho humo y 0 cambio. Los empresarios no iban a dejar de invertir pq el naranja mandara fruta en twitter (asi como no iban a invertir aca por la llegada del presi ojos de cielo)
    El problema fue que los medios mas importantes hablaron del ascenso de trump como la llegada de una debacle economica total (como los medios mas importantes de aca, que levantaban la boludez esa de la lluvia de inversiones).

  4. Norberto dice:

    Además estimado Kumpa, ¿de qué crecimiento hablamos?
    La industria creció por la automotriz, cuyos años anteriores fueron un desastre por el programa neolib del Brasil que en eso pagamos nosotros, que se benefició del blanqueo del chiquitaje, mientras el resto presenta un panorama “titánico”, por supuesto en alusión al buque.
    En el producto bruto se computa el consumo, y este se compone de productos de primera necesidad cuya caída es más que evidente, el suntuario que es el que recogió la nacionalización de los fondos extraídos del colchón y se expandió en consecuencia, y los otros consumos familiares, e trae los que se encuentran los gastos de servicios públicos que estrangulan al resto de los mismos.
    También está la inversión, en este año inflada por la obra pública, continuando en algo la detenida el 10/12/15, e iniciando a todo vapor las visibles y cosméticas obras municipales, por supuesto en los municipios y provincias, amigos o sometidos, con fines electorales, pero también detenidas desde octubre y hasta las elecciones del 2019.
    Y por último la intermediación financiera, cuyo crecimiento es tan evidente que solo quien no entiende porque Boeing es una vendedora y armadora de componentes aeronáuticos certificados, convenientemente envueltos en aluminio y materiales compuestos, tal vez no vea.
    Creo que si miramos bien el desagregado del crecimiento nativo, en eso tendremos la mayor porcentaje del mismo, y es tanta la diferencia con lo instrumentado, tal vez a los ponchazos por el anaranjado del norte, que forzó a muchas empresas de ese y otros orígenes a rerradicarse en su territorio para poder vender en ese mercado, y ello me lleva a moderar la satisfacción y esperanza por los reactores que el INVAP vendió a Coqui Pharma.
    Creo que este será un año solo de ajuste y no de crecimiento pese a los pronósticos de los gurises, los de gurús les queda muy grande.
    Stop Flybondi
    Nunca menos y abrazos

  5. Charrua dice:

    De acuerdo totalmente.
    Dado que no hubo ni guerra comercial, ni abandono del NAFTA, que Yellen siguió en su cargo hasta hace poco, que la reforma fiscal recién empezó a regir este año, etc., no había ninguna razón para que la economía no siguiera evolucionando como con Obama (crecimiento razonable, casi pleno empleo).
    Todo lo demás es cháchara.

  6. Paula Bach dice:

    No coincido con que le vaya bien ni a la economía norteamericana ni a Trump. El problema es que el año pasado a la economía norteamericana le fue terrible (1,6%) y ahora mejorò aunque por primera vez Europa creciò màs que Estados Unidos. Muy parecido -como dice arriba Silenoz- a lo de Macri en 2017 frente a 2016. En realidad el crecimiento norteamericano està muy lejos de lo prometido y se parece demasiado a la media de los ùltimios años pos Lehman. Además los fundamentos de la economía, como la inversión y la productividad, amén de una leve recuperación, continúan extremadamente débiles. La clave del crecimiento norteamericano es el “Trump rally” un bull market que colocó a Wall Street en valores históricos y la relación precio/ganancia está un 15% por encima de su valor en 2007 antes del estallido. O sea que lo que hay es una hermosa burbuja que por abajo tiene un crecimiento mucho más débil que en burbujas anteriores. Incluso si uno se fija los documentos del FMI o la OCDE, el optimismo por la mejora de la economía mundial queda todo el tiempo relativizado por el hecho de que no alcanza ni de casualidad a recuperar los niveles previos a la crisis y enciman consideran que el techo viene en 2019 y que después va a ser peor. Dejo aquí para el que le interese lo que escribí sobre estado y pronóstico de la economía mundial incluído Estados Unidos.

    http://www.laizquierdadiario.com/Un-diagnostico-para-la-economia-mundial-y-la-inversa-del-reformismo

    Saludos.

  7. […] recién un posteo donde mencionaba el ánimo optimista de la economía global -Paula Bach lo cuestiona en la columna de comentarios- y corresponde que lo equilibre con esto. […]

  8. Paula Bach dice:

    Muy interesante “La pròxima guerra” y sugerente la relación entre robótica, armamentismo y por supuesto belicismo, en el artículo que menciono arriba justamente relaciono ambas cuestiones. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: