El peronismo está unido. Por eso se pelea

Colorados en Lujan 2

No quiero defraudar a los amables visitantes que vienen por noticias de la fascinante interna peruca. Pero este fin de semana probablemente voy a tener un acceso muy restringido a Internet (es enero…) Y mañana viernes hay una reunión en San Bernardo convocada por la muy activa conducción del PJ bonaerense. Así que les adelanto los alarmistas pronósticos de Letra P, y -previendo el ruido que se hará en los medios masivos- agrego al final un comentario tranquilizador (más o menos).

Cruje el PJ bonaerense: Espinoza y los K no van a la cita pautada por Menéndez

Poco duro la frágil unidad del PJ bonaerense. Antes de concretarse la primera reunión del Consejo del Partido, la flamante estructura, nacida de un acuerdo para evitar internas, se terminó desarmando.

El titular del Partido, e intendente de Merlo, Gustavo Menéndez había convocado a la primera reunión formal, mañana viernes, en San Bernardo, partido de La Costa.

Pero con las citaciones en curso, el ex titular del Partido y actual diputado nacional, Fernando Espinoza, se bajó del convite, junto al grupo de intendentes ultra K, y su pares del interior bonaerense. En la lista se acoplan los legisladores que integran los bloques de Unidad Ciudadana, aunque en estos casos, se esperaba que resistieran la invitación, ya que fue en el ámbito parlamentario donde primero quedó en evidencia la fractura interna.

“Antes de sacarnos una foto en la costa, tenemos que definir como se planta el Partido frente a Vidal” indica en reserva un representante de este sector.

Este grupo, que integran los jefes comunales, Verónica Magario (La Matanza); Mario Secco (Ensenada); Jorge Ferraresi (Avellaneda), y los 16 intendentes del interior que a fines del año pasado fueron a la legislatura a intentar impedir las reformas propuestas por la mandataria, busca posicionar al Partido en una posición crítica al gobierno de Cambiemos.

Y acusa a la nueva conducción del Partido y los intendentes, Martín Insaurralde (Lomas); Hugo Corvatta (Saavedra) y Juan Pablo De Jesús (La Costa), de negociar con el Ejecutivo para su propia conveniencia y no para el interés común de los demás “compañeros”.

Se refieren particularmente al aval que este sector dio a la ley de Pacto Fiscal, pedida por la mandataria, y que condiciona el reparto de recursos financieros y obra pública a los municipios.

Según expresan, “para sentarnos en una misma mesa como mínimo tenemos que acordar que ningún municipio adhiere al pacto fiscal” reclaman.

También, cuestionan el aparente personalismo de Menéndez que en los últimos días, y sin consenso del resto de las autoridades, se sacó fotos con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y el diputado nacional, Diego Bossio, una de las figuras más críticas a Cristina Fernández de Kirchner.

Hasta el momento la convocatoria, que hicieron de forma conjunta Menéndez y el vice, Fernando Gray, continúa en pie. Aunque con escasas posibilidades de mostrar, no ya una foto de unidad de todos los sectores, sino al menos una copia de la imagen que se mostró en diciembre pasado, cuando asumieron las nuevas autoridades, y Espinoza era promovido como futuro jefe del Congreso PJ“.

Los ejes de la discusión que se plantean arriba son muy reales (nada hay más real que el reparto de los fondos para obras), pero también hay otros elementos: los sectores que se identifican con el liderazgo de Cristina Kirchner tuvieron que resignar posiciones en el armado de esta conducción. Pero no renuncian a hacer notar que son una parte del peronismo bonaerense imposible de ignorar.

Además, si bien fue armada principalmente por los intendentes del conurbano -y por eso los del interior también se quejan- algunos de los más importantes entre ellos no están de acuerdo con el protagonismo que ha tomado en estas semanas Gustavo Menéndez (¿se acuerdan del Adolfo y el resto de los gobernadores, cuando el año 2001 moría?).

Es la política entre los seres humanos; los ángeles no la necesitan. Pero conviene tener claro que estas módicas pulseadas se dan precisamente porque ahora en el peronismo no hay proyectos serios de división. Unidad Ciudadana no se plantea como un partido aparte; y nadie está trabajando para ser la pata peronista de Cambiemos. El clima político, las evaluaciones, indican que ninguna de las dos opciones tendría futuro.

Por supuesto, y como ya dije antes en el blog, las decisiones definitivas serán el año que viene. Este año, los protagonistas tratarán de sumar voluntades y hacerse conocer, aquellos que no se consideran lo bastante conocidos.

2 Responses to El peronismo está unido. Por eso se pelea

  1. Katachi dice:

    Hasta Moyano pide que se incluya a CFK.

    Me parece que Masa y otros tendran que pasar por el psicologo porque no se entiende tanto rechazo hacia una persona.

    Yo estoy lejos de BS AS, pero tan buena es Vidal?
    No hay siquiera una investigacion?
    Esta va derecho a la casa rosada para el 23.

  2. Capitán Yáñez dice:

    Muy elegante la segunda oración el último párrafo, mi siempre muy estimado blogger no más en jefe. Sutil eufemismo para el viejo juego de “quien la tiene más larga”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: