Por qué los políticos peronistas no se unen

peronistas

Los lectores que no son peronistas deben estar un poco cansados del tema. Pero además de la historia y de los sentimientos, alrededor de esto juega una parte importante de la realidad. Ahora, mi amigo Guido Cordero es antropólogo, marplatense y tuitero, pero cuando escribe de política vuelca su experiencia de militante del peronismo bonaerense. Una práctica más exigente y que obliga a ser más realista que comentar en los blogs. Por eso, cuando enlaza un artículo suyo en un posteo mío, me tomé el tiempo de leerlo. Y de discutir lo que dice. Iba a subirlo como respuesta en la columna, pero se me ocurrió que era valía la pena compartir con ustedes su artículo y mi respuesta.

“La foto que encabeza esta nota, en la que pude verse festejando a distintas facciones de la oposición, ha logrado generar cierta fugaz esperanza de una articulación frente al gobierno de Cambiemos. En los próximos párrafos argumentaremos que ello es ilusorio, lo cual podría haber sido advertido a simple vista ante la improbabilidad palmaria de algún tipo de asociación que exceda lo coyuntural, ya no en los otrora pertenecientes a un mismo espacio (Moyano/Kicillof, de Mendiguren/Rossi), sino entre el joven dirigente trotskista Nicolás del Caño y el dirigente peronista Felipe Solá.

La foto fue tomada en ocasión del primer intento de reemplazar la fórmula de actualización de diversas prestaciones de la seguridad social y refleja el festejo ante su fracaso. Pocos días después, no obstante, la nueva fórmula fue finalmente votada. Aunque menos lesiva que la inicialmente propuesta por el poder ejecutivo –que postulaba el congelamiento ad eternum de su valor real atándola exclusivamente al incremento de precios al consumidor- implicará, según todos los cálculos existentes, un traspaso a otras áreas del estado de un flujo significativo de ingresos de la ANSES con la consiguiente reducción de incrementos futuros en las prestaciones. La nueva ley posee otras aristas que es largo tratar aquí, por lo que solo mencionaremos la introducción de una diferenciación entre los haberes de jubilados con más de 30 años de aportes al momento de su jubilación y aquellos que los completaron mediante algún tipo de moratoria, que a nuestro juicio responde menos a una lógica financiera que al tipo de consideraciones morales y ético-políticas que configuran el núcleo ideológico del espacio político gobernante.

Frente a ello, la coincidencia de diferentes espacios políticos en el rechazo, aun cuando este no logró reunir las voluntades necesarias, ha sido visto como una buena noticia, reflejada en el propio recinto y en la “tribuna” de las redes sociales en ovaciones a algunos de los aliados/adversarios. A modo de ejemplo, puede mencionarse la súbita simpatía por la diputada Graciela Camaño expresada por sectores cercanos al kirchnerismo. La tentación de imaginar la construcción de un espacio opositor coordinado, indefectiblemente articulado alrededor de alguna variante del amplio campo peronista, cuyo peso cualitativo y cuantitativo no precisa demasiadas explicaciones, es fuerte.

Si la razonabilidad aritmética de dicha construcción parece evidente, lo es más aún en los dos años transcurridos desde la asunción del gobierno de Cambiemos cuando todo parece haber marchado en el sentido opuesto. No ha habido señales que indiquen una reducción de las asperezas que enfrentan a facciones que expresan el campo peronista y, por el contrario, el sector con mayor representación parlamentaria se ha ido fracturando sucesivamente antes, durante y después de las elecciones legislativas de este año. Ello ha sido atribuido por unos y otros a limitaciones de la dirigencia de ese espacio, a la venalidad de los que variaron su lealtad –que en política democrática solo una mente afiebrada podría asemejar a una suerte de juramento caballeresco a un señor o señora coyuntural- entre otras explicaciones que no tiene caso repasar aquí. Intentaremos en cambio proponer una lógica que explique por qué, desde el punto de vista de algunos observadores, todos juegan mal.

Con todos los peros y matices que puedan corresponder haremos una observación: en la Argentina democrática ninguna oposición ha logrado ganar elecciones presidenciales. Puede parecer una sentencia aventurada cuando es evidente que el período democrático de nuestro país se caracteriza por la alternancia de coaliciones político-sociales a razón de, aproximadamente, una diferente por década. Diremos, insistiendo en que se nos permita la generalidad del planteo privilegiando la percepción de una tendencia por sobre el rigor –y quizás más cerca en consecuencia del tipo de apreciaciones que podrían hacer los actores políticos reales-, que los cambios en el poder ejecutivo nacional se explican menos por el ascenso de fuerzas opositoras que por el declive de los oficialismos: son los oficialismos nacionales los que pierden, no la oposición la que los supera. Para que ello no se convierta en un simple juego de palabras –dos maneras de decir lo mismo- debemos puntualizar los modos mediante los cuales son los oficialismos los que pierden y no las oposiciones las que ganan. Creemos que se trata de dos tipos de tropiezos -a veces simultáneos- de diferente lesividad social pero similar efecto político: la fractura interna y el fracaso en administrar las tensiones económicas.

Una crisis económica y social de magnitud terminó con la derrota del partido de Raúl Alfonsín, cuyo apoyo a su propio candidato quizás no fuera de todos modos fervoroso. Luego de una reelección exitosa, el peronismo menemista fracturado en su capítulo bonaerense fue derrotado por una coalición que también incluía una fracción de origen peronista. El corto período de la Alianza fue alcanzado rápidamente por una fractura interna pero, fundamentalmente, fue arrasado por la imposibilidad de manejar los aspectos básicos de la economía. El fin del largo período de la coalición encabezada por el peronismo que comenzó con Eduardo Duhalde y culminó con Cristina Kirchner está inextricablemente ligado, a nuestro juicio, a sucesivas escisiones de facciones políticas y aliados institucionales (fundamental pero no exclusivamente las organizaciones gremiales) hasta verse reducida la coalición gobernante a su expresión más acotada, lo que la llevó a presentarse a las elecciones de 2015 exponiendo frente a los potenciales electores sus fracturas internas de manera ostensible.

Lo que nos interesa marcar es que los actores de la oposición actúan como si lo esperable fuese que la posibilidad de reemplazar electoralmente al poder ejecutivo efectivamente dependiera más de él mismo que de sus propias acciones. La construcción de una alternativa opositora amplia y competitiva posee tanto las ventajas –futuras, lejanas- propias del acceso al poder como una serie de desventajas presentes y palpables. Se ha abundado mucho en las desventajas que implica para quienes en sus roles opositores suman responsabilidades de gobierno en un sistema con ejecutivo fuerte, donde los presupuestos subnacionales dependen en proporciones variables, pero siempre relevantes, de decisiones discrecionales. Con consecuencias inmediatas menos visibles, la conformación de un espacio común también implica necesariamente una pérdida de visibilidad para dirigentes e incluso fuerzas políticas. Quizás más relevante, supone la resignación de reclamos y propuestas y por ello de la representación que esos reclamos/propuestas contienen. Si redujéramos a un listado de afirmaciones el combo de representación a que aspiran y poseen las fuerzas políticas opositoras encontraríamos rápidamente incompatibilidades irresolubles, cuyo abandono será condición necesaria para cualquier articulación imaginable, de modo que una propuesta en base a mínimos comunes sea viable. Ese abandono implicaría costos difíciles de compensar en el plazo en que el rol opositor tenga continuidad.

De ser cierto que los oficialismos nacionales no son derrotados en Argentina, sino como resultado de sus propias acciones o el efecto de una economía siempre inestable: ¿Cómo cabría entonces esperar que actúen los espacios opositores? Atomizándose y procurando sostener a su alrededor la mayor cantidad de voluntades posibles, disputándolas más hacia sus laterales –las otras fuerzas no oficialistas- que a su frente –el gobierno nacional-. Las enervantes y constantes acusaciones hacia otros sectores enfrentados al macrismo que vemos en la totalidad del campo opositor, la ruptura provocada y buscada por la primera minoría del peronismo bonaerense -y sus tácticas de aislamiento y expulsión de disidencias-, entre otras cosas que observamos a diario, tienen su lógica imbatible en la necesidad de permanecer una vez abandonadas las perspectivas de un triunfo.

No fue sustancialmente diferente el campo opositor al gobierno anterior. Basta recordar a la diputada Carrió y el lugar que ocupó en su discurso el presidente Macri durante décadas, adicionando a la crítica política los insultos y agresiones personales características de su estilo. Pero, a la zaga de cierto agotamiento de la experiencia anterior, expresado en la fractura del FPV y sus disputas internas cada vez más públicas, quienes no habían sido previamente arrasados por el ciclo kirchnerista, arrojados a los márgenes opositores o deglutidos por el FPV, vieron en el opositor con más posibilidades (que podría haber sido otro apenas un año antes) la ocasión de abandonar parte de sus posicionamientos y subsumirlos a un armado opositor potencialmente triunfante. Hasta tanto ello suceda en el ciclo iniciado hace dos años –y cualquier predicción al respecto sería aventurada- es de esperar que el estado actual de atomización se perpetúe. Cuando alguno de los dos tropiezos mencionados tenga lugar, y por el bien de todos esperamos que no sea en su versión de debacle económica, las diferencias hoy irresolubles, o parte de ellas, perderán relevancia aceleradamente. Mientras tanto, solo nos resta desear que la competencia interopositora no abra heridas difíciles de cerrar cuando sea necesario hacerlo para retornar a la administración del gobierno de la nación”.

Mi respuesta: Recién tuve tiempo para leer tu artículo, Guido ¡Muy bueno! Un aporte frío y realista, entre tanta pavada convencional.

Pero… demasiado esquemático. Yo también, ojo, dije muchas veces que los gobiernos argentinos no son derrotados; se suicidan (incluso Perón en el ´55 ¿Por qué tuvo que pelearse con la Iglesia y regalar a la “contra” lo que entonces era una carta de triunfo?).

Tiene bastante de verdad lo tuyo, y sirve para evitar la estupidez de encerrarnos en creer que los que votan a los “otros” son estúpidos y ya se van a dar cuenta de lo maravillosos que somos.

No es toda la verdad. Los oficialismos son reemplazados cuando la oposición ha construido una coalición que convence a la mayoría de la población, y de los intereses, que puede gobernar. La patética Alianza se cae prácticamente sola, en el derrumbe de la Convertibilidad, pero no hay un reemplazo estable hasta que Alfonsín y Duhalde, con la bendición de la Iglesia, arman un proyecto distinto.

Atención: no es necesario (ni posible) satisfacer a todos los sectores y todos los intereses. Basta con reunir una mayoría más o menos coherente, y convencer al resto que puede gobernar y que la anarquía es más peligrosa. Néstor Kirchner armó una coalición que dio doce años y medio de estabilidad. Algo sin precedentes en los 70 años anteriores de historia argentina. Y ese gobierno pisaba bastantes callos.

Esa coalición -su “herramienta electoral”, el Frente para la Victoria- es derrotado cuando se quedó con sólo los votantes más humildes, el núcleo duro del voto peronista (el Movimiento Evita era fanáticamente cristinista en ese tiempo, recordemos), y con los progres filo K. Y aún así perdió por menos del 2 % de los votos.

Esa coalición hoy no alcanza para ganar. Las elecciones de este año lo demostraron. Entre otros motivos poderosos, porque ya no es oficialismo en la mayor parte del país. Y el voto humilde tiene un fuerte sesgo oficialista, mientras el oficialismo le da una chance.

Esto no contradice tu argumento básico, Guido: que la lógica política estimula la competencia entre los diversos sectores del peronismo, hasta y si el oficialismo se debilite seriamente. Pero esa “competencia” se basa en una fantasía: que hay un “voto peronista” que se mueve por la sigla y el escudito.

No es así. El “voto peronista” expresa, expresó siempre, a sectores sociales muy concretos. Desde el mismo comienzo, los trabajadores industriales y una alianza policlasista en las provincias pobres. Que sumó desde los peones rurales a las burguesías, “conservadoras populares” en la práctica sino en el discurso.

Durante las décadas siguientes esos sectores disminuyeron su peso demográfico, y se incorporaron otros sectores, parte de esas clases medias argentinas que el peronismo transformó y multiplicó. Otra parte permaneció o se hizo antiperonista. Historia abreviada de los últimos 70 años.

El punto es que, si bien una coalición con posibilidades de triunfo necesita incorporar o recuperar a sectores que se perdieron en la larga experiencia kirchnerista, me parece absurdo proponer una sin los que permanecieron fieles a ella. Porque los expresa.

Entonces, Guido, el planteo de la unidad tiene sentido. Porque no es sumar dirigentes, sino sumar distintas realidades del pueblo argentino. Y este planteo en sí es parte de la identidad del peronismo, que nunca se vio ni se ve a sí mismo como una respuesta para un sector del pueblo, sino para su totalidad. Todos unidos triunfaremos.

37 Responses to Por qué los políticos peronistas no se unen

  1. julio dice:

    Al alma, la verdad
    al tiempo, el error.

  2. Norberto dice:

    La gran pregunta es ¿qué va a quedar de los dirigentes sin ideas, que no sean las del menemismo, sin dotrina, sin plata, porque se la darán a cuenta gotas por el ajuste para pagar a quienes si les interesa, o sea ellos mismos como prestamistas a través de bancos pantalla, y sin votos del “peronismo democrático” que gobierna algunas provincias por haber hecho campaña con Cristina como estandarte?
    Nunca menos y abrazos

  3. Manolo dice:

    Abel, ya que comienza un nuevo ciclo electoral, por que no comenzarlo leyendo el articulo de Eduardo Fidanza en la Nacion
    Quizas, solo quizas, le caiga la ficha a los craneos
    Abrazo

  4. guido dice:

    Gracias por la lectura. Coincido en lo que decíse. Abrazo y buen fin de año!

  5. vale dice:

    A medida que leo tu post abel, recuerdo un texto de Sarlo : “La pasión y la excepción”; repienso la facilidad con que sarlo entra y toma distancia del relato histórico en su ensayo.
    Esto a su vez, me hace pensar en perón, evita y un laburante reprimido y explotado en exceso por un sistema dictatorial mas la constante amenaza de quedarse sin laburo y la “mágica” aparición de evita ( pueblo también) que supo compartir y traducir en voz alta, ese miedo, la necesidad urgente, el sometimiento al que estaba sometido.
    Una masa explotada y sometida y un líder que se encuentran en el momento justo de la historia ( deseo y posibilidad) diría el psicoanálisis, todo pasión.
    Esto me hace pensar también en los paños fríos de perón que era mucho más racional y supo darle un marco político justo pero a la vez donde ellos fueran los actores principales, lo que supone construcciòn común para poder concretarlo y obviamente la formación politica. conocimiento y compromiso.
    Ordenando estas cosas, dando a la militancia algo más que pasión compartida ( que por supuesto no puede estar ausente) conocimientos para delegar más tarde el poder y también estrategias para construir ese poder ( porque no somos eternos ni siquiera los dirigentes lo son)…
    Algo parecido a lo de Perón y Evita, sucedió con Néstor y Cristina, volvieron a cruzarse el momento justo y las personas adecuadas.
    Este es un momento especial de nuestra historia, porque a las dos condiciones aludidas que están indudablemente, habría que sumarles una serie de estrategias mafiosas, amenazas, chantajes que son casi inéditas porque en algo se parecen a los años 30-40 del siglo pasado, aunque yo diría que son peores, si es que esto es posible.Y también son inéditas para los politicos de esta generación, aunque para los empresarios no y mucho menos para aquellos que descienden de apellidos de rancio abolengo involucrados con los prostíbulos , el comercio de esclavas polacas ( porque eran blancas y se pagaban bien) y los prostíbulos de la calle alvear en buenos aires. amainados entonces con esas viejas tradiciones muchos de ellos.
    Me pregunto si a la mafia es posible combatirla con politica?
    Me pregunto si los pueblos del norte serán libres para elegir?
    Me pregunto lo mismo referido a la ciudad de buenos aires?
    Me pregunto cómo se arma este rompecabezas politica y estratégicamente, cuando faltan tantas piezas.
    Italia libra una lucha a brazo partido con la mafia ndranghetta y europa con los kazaros….el mundo diría yo.
    Un país sin justicia , no es un país es solo un reflejo en el agua que corre. pueden nuestros politicos correrse del disimulo constante y hacer algo para recuperarla?
    Se podrá en estos dos años restantes recuperar la justicia? y la politica?…
    Alcanzará otra vez el entrecruzamiento de historica y deseo como en el 45, como en el 2003 y si es asi, cambiará nuestra actual dirigencia lo que hay que cambiar para mantener el poder?
    Yo también sumé a mi mochila la respuesta de Pichetto a michetti el otro día en el senado, “si no me permite( no da lugar a un privilegio solicitado), entonces empezaré a actuar como oposición” me pregunto y ahora qué es? a quién representa?…
    Sería bueno ya que se quitó el antifaz, que se lo invite cordialmente a sumarse al pro y correrse del peronismo.
    saludos

  6. Leí el artículo de Guido, también como peronista bonaerense (vicepresidente del PJ en Laprida, la ciudad donde nació Michetti pero hace una década gobernamos los peronistas) me gustaría hacer algunas respetuosas aseveraciones.

    Comparto la idea de que la unidad de los distintos sectores peronistas es una ilusión, de difícil concreción, que será difícil articular un trabajo que exceda lo coyuntural. No obstante, la dificultad no nos exime como militantes de enfrentar la tarea.

    Creo que el artículo contiene afirmaciones lúcidas pero se le escapan algunos hechos. Si bien los oficialismos son los que “pierden” las elecciones nacionales, esa derrota no se da en cualquier momento: se da cuando la oposición “logra” algo. Es decir, pienso que las derrotas oficialistas se dan en contextos favorables que conjugan errores oficialistas y aciertos opositores.
    La pelea Menem-Duhalde y los 10 años de neoliberalismo pueden haber sido el “aporte” a la derrota del entonces oficialismo, pero se conjugó con la conformación de la Alianza (que luego sería un fiasco pero en el momento de su articulación se constituyó en una luz de esperanza).

    Lo mismo ocurrió en 2015: al cansancio por la década K se sumó que el macrismo logró articular un frente que incluyó la estructura de la UCR y a Carrió, entre otras fuerzas menores. Sería política-ficción pero el triunfo de Macri por una ventaja del 3 % sobre Scioli, tal vez no hubiese ocurrido sin la confluencia de la estructura y los residuales votantes radicales, entre otros.

    Respecto de la fracción peronista en todo gobierno, Cambiemos también la tiene. Tal vez no en figuras de peso a nivel nacional, pero sí en las segundas líneas (Monzó, por ejemplo) y en abundante cantidad en las segundas líneas de todos los ministerios de los gobiernos nacional y bonaerense.

    La diversidad ideológica del peronismo, los intereses de sus dirigentes, la antigüedad y riqueza del movimiento han hecho (y harán) que peronistas haya en todos los gobiernos, con lo cual no es un tema que pueda frustrar una articulación política. Lo que hay que sumar, coincido con Abel, es los votantes de los distintos sectores peronistas (los pobres que votaron a CFK, los de origen trabajador pero en mejor situación económica actual, que votaron al Massismo o al Randazzismo, entre otros).

    Guido dice que las oposiciones esperan el momento de la caída del oficialismo “atomizándose y procurando mantener a su alrededor la mayor cantidad de voluntades posibles”. Respecto del segundo aspecto (el procurar mantener la mayor cantidad de voluntades) es lógico que sí, pero retorno a ejemplos anteriores para descreer de la atomización: Cambiemos fue un agregado, no una atomización; la Alianza en 1997 también sumó en lugar de atomizar.

    Por supuesto que estas afirmaciones no contradicen lo central del artículo de Guido. La ilusión de una articulación política que pueda derrotar al macrismo en 2019 todavía es sólo eso, una ilusión.

  7. Lorenzo Manuel Dobohoe dice:

    El tema es, al igual que el tenis, considerar que el Pro pueda concretar errores no forzados.
    Hoy ante un horizonte no ganador, las expresiobes territoriales se limitan a asegurar su espacio y se desentienden de lo nacional, pero si se lograra “Un Acuerdo, minimo, todos participan de la misma interna” el Pro veria un ruesgio, una alternativa que pidria cuestionar su actualidad ganadora y los goberna e intendentes no se sentirian tan impunes para avalar,acompañar, posibilitar, la ola amarilla, no más que eso y no menos.

  8. claudio Maxl dice:

    A ver: el contrabandista y 24% en las PASO 2015 con todo el Circulo Rojo puteandolo x sus medios x haber impedido (via hipotesis D. Barba y su amarillismo puro) la alianza con el menemismo residual Massita-Kincho q con sus 20 puntos le servia en bandeja la Rosada al Circulo. Esos 24 puntos PRO d las PASO se empino al 34% en octubre via voto util antiK ( tener en cuenta q Scioli los ayudo a full con su campaña d “gradualismo” replicante d la agenda PRO q espanto al voto K duro impidiendo el triunfo FPV en primera). El ballotage completo la tarea d aglutinar todo el voto gorila q nunca murio (el 54% en pleno extasis K 2011 expuso implicitamente un 46% antiK), aun asi con todo el bombardeo mediatico y todo el gorilaje unido se perdio x 1,2 puntos en ballotage. La grieta no solo esta intacta sino repotenciada tras 2 años amarillos, ergo: se repetira la dinamica 2015 con ballotage q en lugar d ser en noviembrre se dara d hecho en octubre 2019 entre Cristina y el candidato PRO mas alla d PJotismo q opere para chuparnos votos para impedir el triunfo peronista, podran hacerlo en las PASO, pero en el hiperrecontrapolarizado octubre seran barridos del escenario. D todos modos un ballotage es una moneda al aire y kienes inclinen la balanza sera el 5% d zurdos ( 2 o 3 puntos d ellos son troskos irrecuperables, je, pero los otros 3 puntos zurdos nos pueden dar el triunfo, peeero hay q “seducirlos” siendo mas osados con nuestras propuestas).

  9. victorlustig dice:

    quizas sea conducente quizas no

    lei dos veces a todos (no significa que lo entienda) y hay que cosas que notablemente no estan mencionadas

    La escision manifiesta por CFK en Velez,donde basicamente salio del peronismo, o, mejor dicho de su columna vertebral, luego, la vuelta al uso (parcial) de los simbolos, y, para peor, imitar el cotillon electoral PRO.

    La escision de las representaciones obreras es un clasico peronista en la oposicion, pero no la representacion politica, y ese es el hecho novedoso, esta ultima es tacita, nadie quiere decirlo, pero, es quizas un hecho nuevo que tampoco mencionan.

    La migracion implicita de dirigentes estrella del periodo anterior, el mas notable Abal Medina, y, hay bastantes mas, que, tampoco se los menciona.

    El acercamiento a la izquierda delcañistica de parte de los dirigentes estrella, tratando de juntar cosas que por definicion no son lo mismo (el peronismo no es mezclable con el troskismo, el CFKismo, quizas) .
    La persistente idea que el peronismo progre sera votado en CABA, para que usar ersatz, Del Caño esta mas a la izquierda, cuando no lo fue, gano, caso Erman Gonzalez

    La no asuncion que despues del 2011 la economia se vino abajo, por las razones que fueran (y, por favor, la probreza del 30% lo demuestra).

    Hay un clasico que dice que todo peronista tiene el baston de marsical en el bolso (bueno era de Napoleon), pero que persistan los mismo dirigentes en un movimiento cuyo fundador dijo mi unico heredero es el pueblo, es logico, el sillon es comodo, pero quizas tengan que dar un paso al costado, vaya a saber

    quizas nuestro anfitrion entienda que no es pertinente esto en una discusion de peronistas, cfkistas et altri, pero, sinceramente me llamo la atencion.

    PS NK dijo nos dicen kirchneristas para bajarnos el precio, pero Velez demostro que se fueron solos,a si que se pusieron de remate solos

    feliz año

  10. claudio Maxl dice:

    “y, por favor, la probreza del 30% lo demuestra”
    A ver, podes citar algun pais q haya desplomado 50% la pobreza un solo una decada?

    https://www.lacapital.com.ar/economia/la-ruta-la-pobreza-2003-2016-n1254781.html

  11. Capitán Yáñez dice:

    Mi siempre muy estimado blogger no más en jefe… tus últimos dos párrafos son impecables.
    Los firmo con las dos manos… y… ¡feliz año nuevo para todos!

  12. Capitán Yáñez dice:

    Por respeto al viejo y muy estimado ayj (devenido Lustig) no voy a preguntar si en la “conferencia de prensa” de Don Gato y en la de sus cuatro pandilleros estaban todos los miserables que otrora cantaron a coro “¡queremos preguntar!” blandiendo un cartelito al respecto. ¿Estuvo alguno? ¿Preguntó algo? ¿Estuvo la periodista seria e independiente que se casó con todos sus “jefes de noticias”, la que compartía noticiero co el caracúlico? ¿Estuvo el que dice haber tenido una vez “en la mira” al mismísimo general Menéndez?
    No lo voy a hacer… sería una chicana barata.

  13. Raúl C. dice:

    No solamente los gobiernos K. BAJARON la pobreza del 60% al 30%, sino que además la evolución de la pobreza fue ***monótonamente decreciente***, si se acuerda lo que esas palabras quieren decir. Nadie más lo había logrado antes.
    Si se miente hay que hacerlo con más viveza.

  14. Raúl C. dice:

    Ah, y antes de que alguien salga con un desvarío: esos números salen de la metodología actual del INDEM o INDET.

  15. victorlustig dice:

    Estimado Abel

    de, digamos, 9 parrafos lo unico que nuestros kirchneristas hablan es del 30%, que, no existia en el gobierno del Indec, teniamos menos pobres que Alemania.

    Si, con los mejores terminos de intercambio del siglo terminamos con el 30%, con los stocks de energia destruidos,y mil cosas mas, que, ni mencione.

    Hable de esto, de los actuales, ya escribi, mi objetivo estrategico, por lo que valga mi voto, que pierdan, asi que si Uds quieren que señale el peor error del gobierno actual es no decir como encontraron las cosas, tal y como NK y CFK dijeron durante 12 años.

    De todo lo otro, ningun comentario?

    saludos

  16. Nico dice:

    China bajo del 63% al 10% en 24 años. 500 millones de pobres menos, y la mitad de esa reduccion fue en 6 años (1981-1987).

  17. Norberto dice:

    Con deseos, tal vez muy optimistas dado el Gobierno que nos supimos dar, de un Feliz Año Nuevo, me queda una duda que no he visto planteada.
    Dada la evidente extorsión a Gobernadores, y por medio de ello a legisladores nacionales, para obtener las lesivas Leyes presentadas por el ejecutivo, ¿no hay nadie que presente una denuncia sobre estos mafiosos hechos probados por diversas declaraciones y actitudes de muchos de los involucrados?
    Se que es muy ingenuo plantear este tema, basta para ello mirar la “embestida” contra Freyler, Rafecas y la descarada amenaza de un ser tan ignorante y fuera de lugar como Laura Alonso a Casanello, o la última resolución de Lavie Pico sobre un contrato firmado violando la Ley vigente, a la que suspende con posterioridad para sostener la legalidad de ese documento, pero creo que debería plantearse lo ilegal de las sesiones bajo tales presiones para hacer retroactivas las consecuencias de la nulidad que plantea tal aberración contra la republica y la democracia.
    Nunca menos y abrazos

  18. guido dice:

    Muchas gracias por la lectura atenta, Pablo. Mi punto es que esa atomización tiene más probabilidades de ocurrir en la medida en que se perciba al oficialismo como fuerte (y así se lo hace ahora). Por supuesto, nada está escrito en política y al margen de mi pesimismo habrá que seguir tratando de encontrarle la vuelta porque las consecuencias de este gobierno las vamos a sufrir por décadas. Abrazo!

  19. claudio Maxl dice:

    China es un estado con partido q concentra la suma del poder publico, aca cuando se kiso implementar las retenciones moviles ( esencial para distribuir el ingreso q impulse el crecimiento economico) se desato una rebelion oligarkica q en China hubiera sido anikilada, ademas las canasta d pobreza china difiere d la argentina, con esa canasta no existirian argentinos pobres, je.

  20. Silenoz dice:

    Claro pero el régimen político económico chino es (y fue) MUY diferente al del kernerismo, lo cual (y de paso) justifica a los que decimos que lo que se necesitó (y necesita) es una mayor intervención del estado porque China tiene un régimen fuertemente intervencionista en la planificación, dirección y, sobre todo, control de su desarrollo económico, en donde la inversión privada es liderada por la pública, característica -entre otras- que acentúan el sesgo heterodoxo de su lineamiento ecónomico a pesar de ser un régimen no democrático. Como lo indica la experiencas asíática, no hay incompatibilidad entre dictaduras ponele con desarrollo

    De todas formas, las mejoras sociales del kernerismo son INÉDITAS -si se excluye el primer peronismo- en nuestro país, lo cual amerita decir por ej. que NO ALCANZA con el crecimiento económico sino que se necesita además, políticas específicas que REDISTRIBUYAN ese crecimiento. Por esta razón las former “tasas chinas” kerneristas fueron MAYORES a las de otros países de AL. A mismo “viento de cola” nuestro país creció más por el mayor gasto público (tanto en inversión como transferencias)

    En definitiva, no sólo hay que mezclar peras con manzanas sino además NO CONFUNDIR pelones con duraznos

  21. Silenoz dice:

    Je je…

    Bueno en realida hubo dos periodistas que incomodaron a la mejor comparsa (de hdp) de los 100 lustros, tal es así que en la versión taquigráfica del “stand up” al menos a uno de ellos lo fletaron…. anda por iutub la prueba del hecho….

    Gracias por los desesos y felicidades pa’to’o el mundo

  22. Raúl C. dice:

    Silenoz:
    Incluso, la CEPAL en su momento reveló que el ‘viento de cola’ de Chile (cobre) fue mucho mayor que en Argentina y las mejoras sociales fueron menores. Algo similar pasó con varios países más.
    El único país que en ‘viento’ y mejoras casi igualó a los de Argentina en esos años fue Uruguay.

  23. Raúl C. dice:

    Bueno, lo de la pobreza evidentemente no lo puede refutar (nadie puede). Alguna chicana muy gastada no cambia el panorama.

    No se preocupe por el ‘error’ de su amado gobierno: me enteré de que van a pedir una pericia a Gendarmería sobre ‘cómo encontraron las cosas’ en macroeconomía y ahí todo se va a aclarar.

    Claro que el problema lo van a tener con las presentaciones que hicieron a los posibles inversores y acreedores extranjeros, donde dijeron que los fundamentals que heredaron en 2015 estaban fenómeno.

    Pero no va a haber problema: de esos informes, y de los que los escribieron… también se va a encargar Gendarmería.

  24. Raúl C. dice:

    Al margen:

    Ya he leído y escuchado cien veces ‘el error de no decir cómo encontraron las cosas’.

    Lo gracioso y patético es que nadie de los que profieren esa frase se anima a EXPLICAR ‘cómo encontraron las cosas’ (usted incluido).
    Si el gobierno no lo dice ¿por qué no lo dicen ellos?

    Tampoco dicen quiénes, dentro del gobierno, deberían decir ‘cómo encontraron las cosas’.

    ¿Ninguno de los ‘economistas’ mediáticos que son neoliberales -casi todos- tiene la información?

    Conclusión: no es más que una frase de propaganda. Humo.

    Y le aviso: es una de esas frases de propaganda que definen a los escribientes de propaganda.

  25. Silenoz dice:

    “De todo lo otro, ningun comentario?”

    Bueno sí, como no:
    De acuerdo al modelo de cerebro triúnico contamos con los siguientes sub-cerebros digamos:

    -reptiliano: el más viejo, alrededor de 500 M de años, ligado al instinto
    -límbico: que data +- de 200 M de años y que agrega e interrelaciona con el anterior, las emociones
    -neocórtex: el más “nuevito” con apenas 100 000 años, cuya función es la de resolver problemas, éste es el que nos diferencia con respecto a otros mamíferos

    Este último funciona como una especie de RAM (el de las computadoras, no la guerrilla extremista que está combatiendo el tilingo valientemente en estos días), ante la necesidad de resolver un problema, arma distintos mapas con soluciones posibles, recurriendo al conocimiento adquirido y la experiencia anterior

    En términos de energía requerida, cada proceso de resolución de algún problema es muy costoso y, debido a su “juventud”, a medida que pasa el día digamos, este cerebro responde cada vez en forma más ineficaz, le cuesta el mapeo de soluciones ante cada problema nuevo. De aquí ese agobio mental al final del día, dichos como mejor lo veo más fresco a la mañana, o el necesito despejarme

    Con todo, esto no impide que la persona siga resolviendo problemas, lo que sucede es que a medida que la respuesta del neocórtex disminuye (por su falta de energía y lenta recuperación) el cerebro como unidad, sumando los tres, suple esta falta con el aporte del cerebro límbico.

    De aquí que se diga que los comportamientos y elecciones de los -muchos o algunos cuantos- “vecinos” tiene poco de racional. Y por esto también apelan a las emociones y prejuicios para resolver, interpretar y analizar la realidad

  26. Silenoz dice:

    Muy cierto don Raúl

  27. claudio Maxl dice:

    Aca tenes el estado de situacion macro 2015 relatado x el PRO en el prospecto d emision bono 100 años: economia 21 del mundo x PBI con 15.000 palos verdes Pbi/capita, el mas alto Latam, con deuda externa decreciente, deficit fiscal financiero cuasi Maastricht ,desempleo en 5,9%, con tasa crecimiento PBI 2,6%, IPC en descenso. Es obvio xq no kisieron decir como estaban verdaderamente las cosas; SE DESPLOMABA EL RELATO PESADA HERENCIA, je:

    https://es.scribd.com/document/352216785/Preliminary-Offering-Memorandum-Offering-2117#from_embed

  28. claudio Maxl dice:

    Asi es Norberto. esas sesiones fueron ilegales x extorsion mafiosa a miembros del legislatvo, mas importante aun fue la sesion d ley buitre (q tambien habilito el megaendeudamiento externo) aprobado via sanguchitos, esa sera la llave para declarar ilegal el endeudamiento M y poder zafa d hechor d los acreedores (ergo: legitimar un default).

  29. Politico Aficionado dice:

    Espectacular esta parte del posteo! El que quiera oir que oiga.

  30. Raúl C. dice:

    ¡Gran explicación!

  31. Politico Aficionado dice:

    Desde el curioso planteo de Vandor de que había que estar contra Perón para salvar a Perón hasta algunos planteos mas recientes de Hugo Moyano se percibe una actitud un tanto desubicada de algunos dirigentes de la CGT. Se equivocan estos compañeros.

  32. victorlustig dice:

    cierto, hay que cambiar al pueblo que no sabe lo que debe votar
    perdieron 3, sigan asi, por suerte en una de esas hay suerte y tenemos peronistas de nuevo

    pero de todo lo que dije? nada, sera que sera cierto?

    en fin

  33. claudio Maxl dice:

    Autocritica K: no haber nacionalizado los medios audiovisuales como lo hizo el general en su retorno….

  34. claudio Maxl dice:

  35. […] nada de nuevo, ni en el tema ni como noticia. Fue comentada hace una semana acá, y analizada luego aquí. Pero todas las notas políticas, aunque estén firmadas -en este caso por Gabriel Sued- tienen […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: