Cómo se negocia una Unidad

La unidad del peronismo es el sueño / pesadilla de la política argentina. La división entre los que sueñan y los que tienen pesadillas con eso es nítida, pero no coincide exactamente con la “grieta”, eh. Como sea, ayer subí un posteo sobre las dificultades que será necesario vencer para alcanzar esa meta. Que tampoco son las obvias.

Ahora, para aportar luz y reflexión desde la teoría, está Artepolítica, el blog de y para los estudiosos de la política. Aquí Nicolás Tereschuk (el Escriba) comenta un libro de Marcelo Leiras sobre la fragmentación y reconstrucción de los partidos argentinos.

A mí me parece valioso, porque en lugar de quedarse en el moncloísmo ingenuo, de las “3 o 4 cosas que todos podemos estar de acuerdo” (no existen o son banalidades), asume que siempre hay ganadores y perdedores. Pero los G y los P siguen existiendo, y es necesario llegar a acuerdos que permitan convivir.

(Entre nosotros: aunque Nicolás lo envió a propósito, justamente, de la unidad del peronismo, no creo que sea en este tema donde es más necesario este enfoque. Entre nuestros más dialoguistas y menos dialoguistas, el libro de pases siempre está abierto. Pero si el actual experimento termina mal -y la conferencia de prensa de ayer aumentó mucho la inquietud de la sensible sociedad argentina… habrá que pensar en serio en los acuerdos necesarios).

“En su libro “Todos los caballos del rey. La integración de los partidos políticos y el gobierno democrático de la Argentina, 1995-2003”, publicado en 2007, Marcelo Leiras describe “el proceso y los mecanismos que llevaron a que el sistema de partidos y a los partidos nacionales argentinos” a fragmentarse. El autor busca ofrecer “herramientas para pensar si la tarea de reconstrucción está a la medida de la fuerza” social necesaria.

Parte de una premisa: “Reintegrar a los partidos políticos es condición de la reintegración del sistema de partidos”. Y de una convicción. “Un sistema de partidos más robusto es indispensable para extender y profundizar el gobierno democrático en la Argentina”.

“Unidad” es la palabra que más usan los opositores al gobierno de Mauricio Macri. Es cierto, le ocurre a cada oposición (fragmentada) que se enfrenta a un presidente (fuerte). Pero además, la palabra tiene connotaciones especiales para la principal oposición al macrismo, la que encarnan dirigentes peronistas. “Unidos” es una palabra clave para el peronismo. Se llamó así la revista que pensó cómo debía o podía ser el peronismo de la transición democrática. Los peronistas no se piensan “juntos”. Se piensan “unidos”. “Todos unidos triunfaremos”. ¿Y si no estamos unidos, no triunfaremos?

En uno de los apartados del libro, Leiras aborda una cuestión clave. Se titula “El precio de la derrota: competencia e integridad intrapartidarias”. Lo hace con un lenguaje muy “politológico”. Pero el lector que no tenga esta formación y a quien le interesen las dinámicas que se dan dentro de los partidos políticos y, por supuesto, la cuestión de “la unidad de los peronistas” encontrará algunos conceptos que quizás le despierten algunas reflexiones. Dice Leiras:

“(…) la competencia intra-partidaria no es puramente conflictiva. Tiene atributos que la emparentan con los problemas de intercambio. Quienes compiten dentro del partido intercambian la disposición a seguir colaborando entre sí una vez que la competencia ha concluido. Cuando son efectivos, los intercambios producen un resultado mejor que la situación previa para todas las partes: todos dan algo que desean o necesitan menos a cambio de algo que desean o necesitan más. La mejora puede beneficiar a alguna de las partes en mayor proporción que a las otras, pero lo decisivo es que el intercambio no represente un perjuicio para ninguna”.

Y agrega: “Cuando alguna de las partes cede a la tentación de conservar lo propio y obtener lo ajeno, los intercambios fallan. El problema de intercambio consiste en evitar que alguien ceda a esta tentación”.

Luego, el autor se pregunta “¿Qué problemas plantea la competencia intra-partidaria para la supervivencia y la unidad de los partidos políticos?” y propone “un modelo sencillo de interacción estratégica para responder a esta pregunta”.

Más allá de los detalles sobre cómo funciona ese modelo, me interesa marcar algunos de sus componentes. El autor trabaja sobre la idea de una “compulsa interna de autoridades partidarias o candidatos para cargos electivos”. Uno tiende a pensar que esto va más allá de esas dos situaciones y de si se da en el marco de elecciones internas o no. Lo interesante es el marco y los elementos que componen esto que ocurre en el marco de una disputa interna.

Así, de acuerdo a este modelo repleto de fórmulas, hay un “Ganador” (G) y un “Perdedor” (P). ¿Y qué ocurre entre ellos?

“G puede elegir entre dos estrategias: ‘compensar’ o ‘no compensar’. La forma particular de compensación puede ser variada: por ejemplo, pueden ofrecerse espacios en los órganos de conducción, en las listas de candidatos del partido, nombramiento en la burocracia pública o recursos útiles para la actividad política de P”.

A su vez, el perdedor (P) “puede elegir entre ‘colaborar’ y ‘no colaborar’. Nuevamente, la colaboración puede tener diversas formas: movilizar su maquinaria electoral en elecciones generales, defender el programa de G en el debate público y, en general, hacerle más sencilla la vida a G dentro del partido”.

El panorama se completa así: “Cada jugador define sus estrategias de acuerdo con lo que estima que hará el otro jugador y según el beneficio que le reporte el resultado de cada estrategia del oponente. Los jugadores conocen el valor que cada uno le asigna a cada resultado posible del juego. Los jugadores deben decidir su estrategia sin saber lo que ha hecho el otro jugador. Para este análisis preliminar, consideraremos que el juego se juega una sola vez”.

Esto es interesante: “La utilidad de cada jugador tiene cuatro componentes. Uno de esos componentes es independiente del juego y deriva del resultado de la interna partidaria previa (…) “. El segundo componente, al que el autor llama “x” “representa el valor de la compensación que puede ofrecer” el ganador. El tercer componente (y) “representa el valor de la colaboración que puede prestar el perdedor (P)”. Estos valores son distintos de cero “esto es: tanto compensar como colaborar tienen un costo y reportan un beneficio”.

El cuarto componente es “u”“representa el valor político de tener un partido unido y desarrollar una acción partidaria coordinada”. Aclara Leiras que “sólo aparece cuando P decide colaborar y siempre tiene un signo positivo, porque la unidad partidaria también beneficia a P”.

Una vez puesto todo esto en juego, situación que, por supuesto, puede generar distintos escenarios (y también, dicho de otro modo, escenarios donde la esquiva “u” se logra o no se da) el modelo permite ver entonces que “el problema del intercambio que plantea la competencia inter-partidaria consiste en inducir la colaboración de los perdedores y la reciprocidad de los ganadores”.

“El análisis indica que el problema tiene solución pero que ésta puede darse bajo ciertas condiciones. En particular, la resolución de los problemas de intercambio intrapartidarios requiere reducir el costo de compensar a los perdedores y el de imponer sanciones a quienes no colaboran o no recompensan la colaboración”.

El texto es elocuente. Agrego unas reflexiones breves.

La unidad tiene un valor (o puede tenerlo). Puede pesar como elemento en la mesa de negociaciones. Si todos lo saben y coinciden en eso. Si “ganadores” y “perdedores” de “la interna” le dan un valor para su propio futuro político, es decir para ver en el horizonte la posibilidad de derrotar al adversario (Porque de eso se trataba, no?).

Podemos pensar que si los “ganadores” y “perdedores” no pueden definir de por sí que ese partido político gane una elección puede comenzar a tener más peso e importancia la la cuestión de la unidad y algunos elementos de la dinámica que marca Leiras. Quizás así los ganadores tengan más incentivos de “compensar” a los perdedores y los perdedores a “colaborar” con los ganadores. Hay, de todos modos, una dinámica que puede jugar en contra de un juego virtuoso y es la memoria que queda en los dirigentes de fallidas negociaciones (o su total ausencia) en el pasado.

¿’Triunfaremos? ¿Unidos? ¿Todos? El tiempo dirá”.

31 Responses to Cómo se negocia una Unidad

  1. guido dice:

    Escribí por ahí que no hay ganancia en la unidad para los actores en la medida en que no se visibilice un final cercano a la experiencia de Cambiemos. Si eso cambia…otra será la cuestión.
    Buen año!

  2. Norberto dice:

    Creo Gran Jefe que hay tiempos muy diferentes entre los actores, están aquellos que subordinan la política a la guita para ella, y quienes tienen claro que sin política con este gobierno de “señoritos” nunca habrá plata.
    Alguna vez conté la respuesta de un ingeniero de Iberia con un alto cargo en la estructura de mantenimiento, le preguntábamos por qué sus representantes en Aerolíneas nunca cumplían lo que firmaban, y la respuesta fue “pues que son señoritos (hidalgos), y para ellos tu eres basura, lo que te firmen no tiene valor”.
    La banda son “hijos de algo”, y por ello creen tener el fuero especial de esas gentes, quienes acuerdan con ellos dentro de un tiempo tendrán el mismo discurso que Beder Herrera, mientras peronistas, radicales, y todo un amplio espectro político seguiremos construyendo por fuera de los acuerdistas, y cuando llegue el momento será cuestión que se alineen, o tengan enfrente un K con pergaminos que les haga perder sus pobres ventajas.
    Nunca menos y abrazos

  3. Manolo dice:

    Abel, un poco de word para terminar un anio excell
    1/Tit for tat, el dilema del prisionero mas sencillo y eficaz
    Ver wikipedia
    2/la unidad del Corto Maltes y Rasputin
    “Maniana, si salimos vivos, haceme acordar que te tengo que matar”
    3/Caliban no solo es mas racional de lo que parece, ya que sigue a raja tabla las reglas de Tit for tat
    Abrazo y un 2018 divertido

  4. vale dice:

    De qué hablamos cuando hablamos de “unidad de un partido”? de banderas en alto? de convicciones? de conveniencias particulares?..
    a) De todas?
    b) De ninguna?
    c) de algunas selectivamente según los vientos soplen?
    Siempre me acuerdo cuando Alfonsin expulsó del partido radical a Jaroslavsky que era su amigo; esa decisión lo entristeció terriblemente, pero se trataba de una falta ética.
    Es obvio que en un partido haya diferencias de postura, pero estuve mirando la triste intervención del senador Pichetto en la última sesión y realmente repugna ” Si usted me responde así, entonces empezaremos a actuar como oposición”, me deprime mucho haberlo votado, pero mucho, porque no solo traicionó mi voto y el de tantos otros idiotas como yo, sino que además lesionó las bases y los fundamentos en los que se asienta el partido
    Yo lo voté como oposición y él se burló de eso, de mi voto, de mi confianza y de los peronistas todos los que saben por qué están donde están y no en otro lado con eso alcanza y sobra para estar unidos
    Yo sé que las estrategias forman parte de la política, pero esto me resulta muy…grosero ya..un peronista gobernando contra el pueblo? vaya x Dios! cosas vederes!
    en fin” otro que amaina su plumaje al primer ruido”, pobre Argentina!
    saludos

  5. Norberto dice:

    Y mientras tanto las costuras revientan por todos lados

    Nunca menos y abrazos

  6. elepou dice:

    Coincido, Compañero. Feliz 2018

  7. Silenoz dice:

    A pesar que concuerdo, bajo ciertas limitaciones, la “ley” por la cual las elecciones las pierden los oficialismos (igual me hace ruido por que se me hace determinista porque este tipo de planteos descuidan en más o en menos el contexto), me parece que hoy la atomización de la oposición NO ES SIMILAR a las oposiciones anteriores, sobre todo cuando el actual oficialismo era opositor.

    La dispersión de estos último se debía a que criticaban hasta lo que estaba bien o nadie percibía como malo (el ejemplo más claro fueron los pronósticos de crisis en todos y cada uno de los 12 años que hacían los tiramierdas)
    Su error básico fue criticar absolutamente todo a un gobierno que tenía bastante más en su haber que en el debe. Un gobierno que cuenta más o menos con este saldo positivo (como lo fue hasta inclusive el primer mendeznismo y que genera cierto grado de confianza como para renovarle chances aunque la cosa no esté del todo bien) sumado a los recursos con los que cuenta cualquier oficialismo, es claro que es imposible ganarle

    Hoy la situación no es así, la diferencia entre esa oposición y la actual es que esta última cuenta con posibilidades ciertas de ser oficialismo porque este gobierno de mierda empeoró la situación de la mayoría => hay “campo orégano” digamos. Hoy el oficialismo no tiene UNA buena para mostrar, a pesar de los conejos que pueda sacar de la galera, su “ideología” se lo imposibilita.

    Resumiendo: aquella oposición (hoy oficialismo) era zombie y pavota porque criticaba sin fundamentos hasta lo que estaba bien, no le quedaba otra que esperar el ” final cercano a la experiencia” kernerista, que decante y desgaste sola. Mientras que la actual está dispersa por propia miopía, vuela abajo y se distrae gastando demasiadas energías en asuntos banales y casi de último orden

    Hoy tenemos las costillas contadas y una ventana de oportunidad de torcer no tanto esa “regularidad empirica” pero sí el ciclo de duración, entre otras cosas falta que los dirigentes así lo entienden condición mínima pero NO suficiente. A pesar de dicha ley, depende de ellos y no tanto del “oficialismo”. Aunque sea por un voto en el ’19 alcanza y sobra

  8. Norberto dice:

    Y otras cosas también lo hacen

    “La decisión fue tomada por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico.

    La sala B de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico confirmó la validez de la prueba de documentos informáticos utilizados por la jueza Verónica Straccia para procesar a decenas de ahorristas que tenían depósitos en dólares en la sede suiza del HSBC. Los involucrados habían sido denunciados hace tres años por el entonces titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) Ricardo Echegaray.

    El procedimiento recae sobre las 4 mil cuentas denunciadas en 2014 por el ex jefe de la AFIP. La información sobre los argentinos que tenían depósitos millonarios en el banco HSBC, presidida por el banquero Gabriel Martino, había sido conseguida por las autoridades de Francia en el allanamiento a la vivienda de un hombre que ofrecía venderla a particulares y estados, Hervé Falciani, ex ejecutivo de esa entidad en Suiza.

    Las cuentas en Suiza fueron un escándalo mundial con ramificaciones en varios países del Mundo. El capítulo argentino tuvo a Martino como uno de sus protagonistas, al punto de ser sancionado durante el Gobierno anterior. Esa sanción se levantó, curiosamente, con el cambio de la gestión en Casa Rosada.

    Martino es uno de los banqueros cercanos al presidente Mauricio Macri. En su nota de este viernes, el columnista de Clarín Marcelo Bonelli reveló “para Macri fue decisiva la opinión de calificados banqueros” a la hora de decidir los cambios anunciados el jueves en conferenci ade prensa. Sobre los consejeros del jefe de Estado, Bonelli agregó que “se trata de financistas con llegada directa al Presidente, como Gabriel Martino y Enrique Cristofani, además de Federico Braun que comparte las mesas de póker con Mauricio Macri”.

    Si bien parte de los acusados lograron demostrar que tenían declarado ese dinero en la Argentina ante sus autoridades impositivas, al tiempo que otros se incorporaron al último blanqueo de capitales, el resto fue procesado por Straccia por el delito de evasión agravada, castigado con hasta nueve años de prisión, en julio pasado.

    La decisión de la Cámara cuenta con la firma de los jueces Marcos Grabivker, Roberto Hornos y Carolina Robiglio. Los pedidos de nulidad se basaron en que la prueba había sido conseguida de una manera ilícita, a través de un hurto de los archivos informáticos del banco suizo. Sin embargo, primero Straccia y ahora los camaristas sostuvieron que ella fue lograda en un allanamiento legal realizado por la Justicia francesa.

    En una causa derivada de ésta, el fiscal Carlos Stornelli le pidió esta semana al juez federal Claudio Bonadio que envíe a juicio oral y público a Echegaray por la presunta comisión de varios delitos, entre ellos el de revelación de secretos, en perjuicio del ex diputado y ex ministro Alfonso Prat-Gay, apoderado de algunas de estas cuentas pero que estaban debidamente declaradas ante la AFIP.”

    http://www.eldestapeweb.com/confirman-procesamientos-cuentas-del-hsbc-denunciadas-echegaray-n37721

    pero también hay fuego amigo, aquí en la intención de apropiarse por pocos pesos del Grupo Indalo

    “Marcelo Tinelli bloquea la venta del Grupo Indalo”

    http://www.eldestapeweb.com/marcelo-tinelli-bloquea-la-venta-del-grupo-indalo-n37731

    entre bomberos no se pisan la manguera, pero si hay Plata por medios, la pelea es a cara de perro, y estos perros son raza pitbull si olfatean eso.
    En fin, en el mix de noticias del día hay varias que indican debilitamiento en la hasta ahora muy sólida trama de protección tejida alrededor de Isidoro y su banda.
    Nunca menos y abrazos

  9. miguel irazoqui dice:

    Estimado Abel
    no quiero ser aguafiestas, este es un momento para abrazos sinceros y quiero primero que nada participar de eso, abrazando a los que aun creen que es posible construir una patria libre, justa y soberana y también a los que aunque no hagan plena conciencia de ello, lo sientan en su desolado esfuerzo cotidiano que merecería mejores resultados…pero… solo pido que hagamos un esfuercito de reflexión en este espacio final, a ver si pudieramos encontrar el camino que hace tanto perdimos…leo en tu última entrega…
    “Reintegrar a los partidos políticos es condición de la reintegración del sistema de partidos”. Y de una convicción. “Un sistema de partidos más robusto es indispensable para extender y profundizar el gobierno democrático en la Argentina”.
    …es decir, asi el liberalismo a triunfado definitivamente!…es posible que solo se piense en clave electoral?, es posible que nadie exprese una idea de como queremos organizar la Nación Argentina?…es posible que no haya una dirigencia con la mínima lucides para ver que los partidos están desapareciendo en el sentir de los pueblos en el mundo actual y que eso que nos imponen como “democracia” no es sino demoliberalismo y que asi hemos perdido tambien nuestra idea de “democracia social” a manos de esa cosa que siguen vendiendo en el mundo y que no es sino la manera de sujetar a los pueblos: – “bueno, si no les gusta, hagan un partido y ganen las elecciones!…ante tanto despliegue de saberes electoralistas, me acuerdo de aquel que pedía, – maestro, a ud lo que le hace falta es un poco de ignorancia!!!…o mejor quizá, conciencia que eso solo sirve como nos pedía Perón, como instrumento para alcanzar el poder, pero, sin Modelo Argentino, sin Proyecto Nacional, sin Comunidad Organizada, podrá haber alguna pequeña aproximación a la idea del peronismo, pero no habrá peronismo…reconstruir la idea actual de un peronismo para salir de esta encerrona histórica, requiere que como decía Perón, “que actúen los cerebros de punta cuando se aproxima la gran batalla”… y eso no está a la vista de esta dirigencia que no solo piensa y actua en el campo del enemigo, también a sido enredada ideológicamente…el pueblo espera…el momento de desplegarse será cuando avisore que está frente a una nueva gesta patriotica, cuando les vuelva a sonar en las tripas esa idea maravillosa de Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía Política…gran abrazo a todos los que aun crean y a los que aun confundidos pero sanamente, no hayan dejado de creer en el pueblo como la categoría primera en la construcción social y política de nuestra amada Patria!
    Miguel Irazoqui

  10. victorlustig dice:

    pero la dejaron pasar y le pidieron disculpas

  11. Capitán Yáñez dice:

    Mi siempre muy estimado blogger no más en jefe, podríamos discutir ad infinitum la aplicación de la “teoría de juegos” y el “equilibrio de Nash” (por John Nash, inspirador de la película Una mente brillante, el matemático que la introdujo en la autodenominada “ciencia económica”, después de demostrar matemáticamente que “la mano invisible” de Smith es una paparruchada) a la Política… pero supongo que no es el caso.
    Aclarado el punto, vayamos al asunto.
    Y el asunto es, ni más ni menos, si “el sistema de partidos” sirve verdaderamente para algo en estos convulsos tiempos (por así decirlo, pues… casi todos los tiempos han sido más o menos convulsos). La respuesta es… ¡vaya uno a saber!
    Por lo pronto, huelga aclarar que el peronismo nunca ha sido un “partido” sino una turba que arma y desarma “el partido” (ésa “herramienta electoral”) según el caso. Lo cual, a primera vista, sería aplicable a la teoría de juegos. Ocurre que la turba se mueve según lealtades y deslealtades que exceden el “análisis racional”. Creo haber contado, alguna vez, la anécdota de un “referente kirchnerista” y un “referente massista” que compartieron colectivos, allá por mediados de 2013, para llevar y traer votantes a dos localidades de un mismo distrito… a sabiendas, ambos, de que algunos de los trasladados iban a votar “al otro”. Teniendo en cuenta esto… ¿la “unidad” es posible? Pues claro que sí, pero se me ocurre que hace falta algo más contundente que la “utilidad marginal” para conseguirla. Lo contundente sería el “proyecto nacional”… pero, por ahora, no es posible. Hay mucho por discutir… y son pocos los “discutidores”, más allá de Cristina sí o Cristina no.
    Por ejemplo: ¿qué hacemos con la soja?. Y no hablo sólo de las retenciones, eso es lo de menos.

  12. Abel B. dice:

    Miguel, no quiero que pienses que no valoro tu mensaje donde reiterás, rescatás consignas y valores.

    Pero lo apreciaría un poco más si leyeras antes lo que yo escribo, antes de comentar: “Un sistema de partidos más robusto…” es lo que dice en su libro el estudioso Marcelo Leiras. Nicolás Tereschuk lo comenta -sin necesariamente suscribir todo su pensamiento- para enfocar la puja interna del peronismo. Y yo tomo lo de Nicolás a la luz de la teoría de resolución de conflictos. Son análisis prácticos, para los problemas prácticos de la “herramienta electoral” y los de gobernar.

    En el plano doctrinario: el liberalismo es una doctrina, un pensamiento que ya tiene más de 300 años. El marxismo pronto cumplirá 200. Viven todavía, por supuesto, y tienen sus fieles (menos que en sus momentos de gloria).

    El resto de nosotros los podemos tomarlos como parte del legado del pensamiento humano.

    Abrazo

  13. Capitán Yáñez dice:

    ¡Ay Lustigbizer…! Seguramente usted esperaba que la violaran… como Perón hacía con las niñas de la UES.
    Lo suyo empieza a acercarse al patetismo.

  14. claudio Maxl dice:

    Unidad: zanahoria y latigo, zanahoria para kienes tienen votos y suman unidos a nuestra lista, latigo para kienes operan para impedir el triunfo del peronismo 2019 y tienen todos los boletos para perder gobernaciones si Cristina les planta candidatos K en sus provincias. Tener en cuenta q la polarizacion sera extrema en 2019, la PASO funcionara como primera vuelta y octubre sera un ballotage d hecho, ergo: cualkier candidato q plante el Pjotismo para impedir el triunfo d Cristina sera borrado en la hiperrecontrapolarizacion d octubre, el Pjotismo d gobernas amarillos tiene mucho para perder a cambio d nada: latigo….

  15. Rogelio dice:

    Estimado Manolo:

    Es evidente que cuando aquí se habla de “cómo se negocia la unidad política” se alude centralmente a la “unidad política del campo popular” en la provincia de Buenos Aires y específicamente a la “unidad política del peronismo bonaerense”.
    Porque en otros distritos, la CABA por ejemplo, el peronismo ha decidido tercerizar la política del distrito en otras fuerzas.

    Aclarado el punto anterior, es bueno dejar constancia que además de “la luz y reflexión desde la teoría” que aporta Artepolítica, contamos también con “la orientación que desde la teoría y la práctica política” aporta la conducción peronista bonaerense.
    Creo que conviene hacer referencia a las definiciones que ayer hizo públicas sobre la cuestión el compañero Gustavo Menéndez, presidente del PJPBA.

    Unidad en la concepción de las ideas en el campo popular con eje en el peronismo
    – Dispersión de la dirigencia y de la militancia; no de los votantes
    – De las últimas 5 elecciones, 4 derrotas, las 3 últimas consecutivas
    – Los errores y las derrotas son grandes maestros
    – Humildad, amor por la tarea, amor por la patria y por la gente, solidaridad, inteligencia, reorganización
    – Para superar los dolores de cabeza que trajo la “conurbanización” del PJPBA: rueda de consulta en las 8 secciones electorales provinciales
    – Rueda de consulta con todos los gobernadores de origen peronista
    – Los compañeros con miradas diferentes nos ayudan a ampliar y enriquecer nuestra propia mirada

    Abrazo

  16. Rogelio dice:

    Hola Vale !
    No sabía que eras rionegrina.
    ¿ De Viedma o del Alto Valle ?
    Tengo grandes amigos en esa provincia.
    ¿ A quién querrías haber votado ?

    Saludos
    PS: estoy redondeando una devolución a tus dos últimos comentarios al post “Un cacho de cultura: ¿Qué es el peronismo?” => https://goo.gl/rofWj8

  17. Norberto dice:

    Lo cortés no ……., ni fue la Mujer Maravilla ni querían agredirla, solo querían lo lo logrado, negociar, pero el tema que es que loas problemas, costuras que revientan, están empezando a brotar a borbotones, superando las tapas que tapan.
    Nunca menos y abrazos

  18. Politico Aficionado dice:

    Chapeau, Capitán. Si no sabemos porqué estamos jugando me interesa bien poco la teoría de juegos (e anche la política).

  19. Politico Aficionado dice:

    Y si, si no es el amor será el espanto el que nos una.

  20. Raúl C. dice:

    No puede ser… el que sabe todos los temas no se da cuenta cuándo se trata de una puesta en escena.

    https://www.diarioregistrado.com/politica/un-medio-de-mar-del-plata-mostro-lo-que-sucedio-entre-vidal-y-los-guardavidas_a5a479079a4d76178ffbd5bc6

  21. vale dice:

    Estimado rogelio:
    No soy rionegrina y agradezco que marques de cerca mis furcios porque esto me permite paliar mi ignorancia; de todos modos y aclarado ese punto, no creo que ese furcio invalide todo el mensaje o si?, si es así hacémelo saber, lo cual no ,me molesta en absoluto, por el contrario me ayuda a ser más prolija.
    Así las cosas sigo pensando que Picheto no es peronista, en primer lugar porque un axioma básico y profundo recalcado por Perón al fundar el movimiento decía:
    “Jamás un compañero debe traicionar a otro compañero”
    No es lo que Picheto hizo en su conferencia como rotario con respecto a Cristina.
    En segundo lugar porque no concibo a un peronista que cambie votos por favores a su provincia, defecándose en el tendal de pobreza que su voto habilita en el senado:
    “Primero el movimiento” decía Perón…¿ te acordás?
    Y en tercer lugar porque me parece de mal gusto y contrario a los principios elementales de ética política , lo que ya mencioné en el mensaje anterior al que vos tan amablemente me invitaste a corregir mi error, que de no ser así todavía seguiría manteniendo, ya que estaba convencida que iba por la provincia de buenos aires, ( aunque a fuer de sinceridad, comparados con los de la vcepresidenta del senado referidos a la falta de conocimiento e ignorancia supina que manifiesta en para las exigencias de su rol, sería un conna consecuentemente en cada sesión, serían como flores en el desierto)
    Saludos agradecidos!
    Vale

  22. vale dice:

    Y si bien, yo no lo voté puntualmente en la elección, su obsecuencia y selectividad al emitir su voto en el senado, personal y cuidadanamente me perjudica personal y axiológicamente, de todos modos es una opinión más, no una sentencia, porque al momento de elegir, mi voto vale.
    saludos

  23. David (idu) dice:

    Lo que “realmente sucedió”, remite al concepto de “verdad”.

    Que como todo el mundo sabe, cada uno tiene su “verdad”, o sea que la “verdad” no existe como tal.

    Quedará en el placer (o displacer) de cada uno en ver a Heidi en acción.

    Por mi parte seré totalmente feliz cuando Heidi produzca esa “puesta en escena” con muñecos como Baradel, o el gordito de los subtes, y de paso los chicos tengan clases y los pobres puedan viajar.

    Utopía progresista, ja.

  24. David (idu) dice:

    Efectivamente, Vale:

    El General dijo: “Jamás un compañero debe traicionar a otro compañero”

    Si entendemos que Perón fue un “compañero” más, (de hecho fue el Primer Trabajador), cabría pensar si alguien se sintió (o no) traicionado por él:

    1) Los “imberbes” de la Plaza
    2) Los de enfrente: o sea lo que podríamos llamar “la derecha”.

    ¿Patria Socialista o Patria Peronista?

  25. vale dice:

    Es algo que yo también me pregunté david, nunca entendí demasiado ese gesto de perón, pero, quizá te lo responde él?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: