La política en los años de Macri

escandinavo

El periodista noruego deportado por las autoridades de Buenos Aires. La foto podría ser apócrifa.

El tema del título ya sumó una gran biblioteca en estos 24 meses. Y este blog aportó una modesta colección de posteos, cómo no. Hoy quiero acercarles una breve reflexión … lateral. Porque la imagen de arriba, que le debo al amigo y colega Oscar Canabal, me sugirió algunas ideas.

Ante todo, aclaro que el autor de este blog no tiene una admiración indiscriminada por las ONG, y no cree que pueden reemplazar en sus funciones a los Estados nacionales. El punto significativo de la lista que el gobierno macrista confeccionó de los corresponsales y activistas a los que no se les iba a permitir el ingreso al país para la sesión de la OMC, es su actitud ante las protestas, no ante los extranjeros. Pero como eran extranjeros, y algunos de ellos periodistas, esto hará a que la imagen de este gobierno -que los argentinos, especialmente si son opositores y pobres, ya tenían clara- se defina también en el extranjero.

José Natanson fue criticado por decir que el macrismo era “una nueva derecha democrática”. Pero es importante entender que esa era la imagen que a este gobierno le interesaba proyectar hacia sus votantes y hacia el exterior, de donde espera -con razón- apoyos decisivos para su proyecto. Apoyado en algunos hechos: había ganado las elecciones; su discurso es similar al de las derechas europeas, sin el peronismo folklórico que inevitablemente arrastraba el gobierno de Menem; y mantenía las políticas sociales del anterior. Si éstas están siendo deterioradas por la inflación… es algo que no se nota fácilmente en el extranjero, ni por los que no sobreviven con ellas.

Esta imagen se desfleca muy rápidamente, sobre todo en los últimos meses (Parece que un éxito electoral inesperado afecta mal a los gobiernos argentinos). Los factores son unas fuerzas de seguridad a las que “se les soltó la rienda”. Y, más aún, un Poder Judicial que perdió su carácter “contra mayoritario” que plantearon teóricos como Madison y Jefferson. (Es curioso, pero esa condición de freno a las mayorías, es denunciada duramente por la progresía, que tiene la idea ingenua que es siempre mayoritaria. Sus maestros sabían que rara vez lo es).

Quiero ser preciso: tampoco decir ahora que “Macri es la dictadura” es creíble, salvo para activistas jóvenes del kirchnerismo y de la izquierda dura. En el extranjero, en la mayoría no politizada de la población, y en los que vivimos las dictaduras, no se piensa así. Pero la imagen en el exterior del gobierno de Macri es asimilable a la de un régimen autoritario y sin garantías para la oposición. Como eran frecuentes en la Europa menos desarrollada hasta que la Unión se puso exigente, como la Turquía actual. O Venezuela, un cuco con el que Macri hizo campaña.

Hay que ser realista: esto no va a ponerle en contra a los actuales gobiernos europeos, salvo un grave deterioro del “clima de negocios”. Ni va a preocupar a Trump. Tampoco, se me ocurre, le va a molestar a nuestro reciente visitante, el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev. Y Xi Jinping tiene otras cosas de qué ocuparse.

Pero sí le abre a la oposición oportunidades de diálogo y mejores posibilidades de conseguir apoyo en influyentes sectores en Europa y en los Estados Unidos. Donde la oposición, como en la mayoría de los países desarrollados, forma parte del establishment.

Esto no será fácil para el peronismo, en particular, que no tiene facilidad para los lenguajes (políticos) extranjeros. Y con frecuencia, cuando alguno de sus dirigentes empieza a dominarlos… pierde el suyo. “Un remedio peor que la enfermedad”. Pero es necesario que cultive los vínculos con los sectores que cuestionan la globalización, sobre todo cuando se apoya en el autoritarismo. Como advertía su Fundador, la política meramente local es de cabotaje. Y el apoyo del Papa, a pesar de la buena voluntad que ha mostrado Francisco, no es suficiente.

20 Responses to La política en los años de Macri

  1. Silenoz dice:

    “Esto no será fácil para el peronismo, en particular, que no tiene facilidad para los lenguajes (políticos) extranjeros. Y con frecuencia, cuando alguno de sus dirigentes empieza a dominarlos… pierde el suyo.”

    Creo que ese debiera ser el rol de la shegua, se podrá estar de acuerdo o no pero ¿quién puede alegar desconocimiento de su peersona?
    Y así conformar una “S (invertida) del mal” con epicentro-eje en Sudamérica:
    CFK – Lula – Evo – Correa – Francisco (que es Bergoglio) – y hasta Corbyn y Sanders….
    Pero tuvo la brillante idea de hacer “oposición” local (me pregunto por qué habiendo tanto peronista opositor ¿no?)

    Ahhh y además de meternos (nuevamente y potencialmente) en arenas movedizas con ciertas etnias, que no se calienten los nórdicos …. mirá que los miembros del “Inner Circle” siguen siendo referentes, alguno como el Conde está “on parole” por algún hecho anterior y, como pioneros y veteranos, tienen una legión de seguidores de temer, encima son furibundos anti cristianos.. ojota ehhh (ja ja…)

  2. CV dice:

    “Y, más aún, un Poder Judicial que perdió su carácter “contra mayoritario” que plantearon teóricos como Madison y Jefferson. (Es curioso, pero esa condición de freno a las mayorías, es denunciada duramente por la progresía, que tiene la idea ingenua que es siempre mayoritaria. Sus maestros sabían que rara vez lo es)”

    No se entiende esto. Y Jefferson tenía una posición muy distinta a la de Madison en este tema.

  3. Norberto dice:

    Debe haber confundido Hamilton con Jefferson, y también confundió la permanencia con la pérdida, sigue siendo contramayoritario, es decir defendiendo a la minoría realmente existente en ese momento, y ahora, es decir la élite del dinero y el poder de los supuestos desbordes del pueblo, es decir de las mayorías.
    Nunca menos y abrazos

  4. Oscar dice:

    Realmente a veces creo que nosotros los PERONISTAS somos unos peleotudos bárbaros Llevamos durante años a semejante .”inteligente Nathanson. A todos nuestros programas y lugares de difusión Me pudren los progres. A este Analista seguro que no lo censuran

  5. Abel B. dice:

    Tiene razón, C.V. El intento de sintetizar una larga discusión teórica se hizo confuso. Dejo de lado a los Federalist Papers, y mi crítica casual a planteos q acostumbra hacer Norberto en estas columnas y describo la situación como la veo.

    Siempre las instituciones republicanas han sido diseñadas por una oligarquía, una elite de propietarios y “notables”. En Argentina, en Francia, en EE.UU…. en Atenas. No es un complot; es una etapa inevitable en sociedades donde sólo una minoría pequeña es propietaria y (otra) sabe leer y escribir.

    Como generalmente no eran boludos, tenían claro que los votos de la mayoría (aunque no votaban las mujeres, y los pobres dependían de los prósperos) podían ir en contra de sus intereses. O hasta del “interés general” (no creían que el pueblo nunca se equivoca).

    Entonces establecieron un contrapoder “no democrático”. Es decir, elegido por exámenes y cooptación. Como los mandarines de China, la Iglesia Católica, los partidos comunistas… Los jueces y fiscales son vitalicios y difíciles de destituir.

    Frente a esta realidad “republicana”, el kirchnerismo, mayoritario en elecciones democráticas, insistía en la democratización de la justicia, para que no obstaculizara a las políticas del Poder Ejecutivo.

    Este enfoque no preveía q se pudieran perder las elecciones.

    Mi argumento es que no sirve cuestionar a los jueces hostiles diciendo que son anti K. Una buena parte de la sociedad es anti K, y otra, por ahora, está cansada de los K. La crítica debe ser que son ineptos y corruptos. Lo que tiene la ventaja de ser cierto.

    Saludos

  6. Pedro dice:

    ¿Qué responsabilidad tiene la CSJ en la decadencia del Poder Judicial y que capacidad de ponerle un freno? ¿No se puede proponer un cambio en la cúpula como medida intermedia a democratizar todo el aparato? Pregunto desde la ignorancia. Saludos

  7. Pedro dice:

    Agrego una posdata al margen: ¿Cuál seria la justificación de que los miembros del Ejecutivo y Legislativo tengan un límite en la duración de su servicio y los del Judicial ninguno?

  8. Peter de A. dice:

    Pero esa funcion del poder judicial no debería justificar su actual decadencia. Decadencia no sólo porque las encuestas le otorguen menor credibilidad que otras instituciones igualmente importantes. La inoperancia que demuestran ante cualquir causa federal en la que intervengan intereses mederadamente poderosos, la indiferencia de los jueces penales hacia la delincuencia violenta, la jerga vetusta con la que pretenden quedar a salvo de la evaluacion de la ciudadanía, etc.

    Creo que son demasiados los motivos comp para dejar de lado argumetos de tipo “el menos malo de los mecanismos de control”.

    Saludos

  9. CV dice:

    Abel:

    Ahí le contestó Norberto. Eso es lo que se tiene en mente cuando se habla de “mayorías” y “minorías” (y el carácter contramayoritario del Poder Judicial) en este contexto.

    No es sólo que son funcionarios vitalicios y difíciles de remover, sino (sobre todo) que tienen el control de constitucionalidad de las leyes (y demás normas) democráticas.

    Jefferson estaba en el campo anti-federalista:

    El tema excede largamente las preocupaciones de la “progresía”. Se ocupó del mismo alguien tan poco progre como Carl Schmitt…

    Saludos

  10. Pedro dice:

    Estimado, no entiendo qué es lo que ud propone como mejor solución posible. A mi nomas lo que me sorprende es que la CSJ no diga esta boca es mía. Si a ese órgano, que dicho sea de paso es electo de una manera relativamente democrática, no le corresponde de oficio poner un poco de orden, al menos en momentos como éste, no entiendo cuál es su función. Igual, repito, desconozco qué dice la ley al respecto.

  11. Claudio dice:

    Que buen punto este último párrafo argumental, Abel. Me parece que encierra o abarca cuestiones que trasciende este marco. Quizás no solo la critica, creo que también la praxis política debería trascender a lo “Anti K”. Darle forma a lo inepto y corrupto de este intento hegemónico de la derecha..

  12. Abel B. dice:

    Estimados:

    Me dejé enganchar en una discusión teórica… Son divertidas, pero consumen tiempo.

    De todos modos, ya estoy. Y sirve. Ejemplo: a Thomas Jefferson se lo usa para “bendecir” discursos y preocupaciones más modernas. Como un “anti Federalista”, porque rechazaba las atribuciones al Ejecutivo que proponía Hamilton. Y como denunciaba a la “tiranía judicial” (que los jueces pudieran decir lo que era constitucional y lo que no)… viene oportuno para las discusiones actuales.

    Lean lo que él escribió “The judges… should always be men of learning and experience in the laws, of exemplary morals, great patience, calmness and attention; their minds should not be distracted with jarring interests; they should not be dependent upon any man or body of men. To these ends they should hold estates for life in their offices, or, in other words, their commissions should be during good behavior, and their salaries ascertained and established by law.” –Thomas Jefferson to George Wythe, 1776. ME 4:259, Papers 1:410

    Amigos, Jefferson era un LIBERAL (además de propietario de esclavos). No neoliberal, que es algo distinto y opuesto, no un progre moderno. Era liberal como Artigas, como San Martín (lean lo q ellos mismos escribieron, no lo q los historiadores escriben sobre ellos. Y menos los inventos que se reparten por whatsapp). Era la filosofía de su tiempo, de todos los hombres educados en esa época. La reacción romántica antiliberal vino después. Y el marxismo todavía después. El peronismo, las diversas síntesis del pensamiento europeo con las experiencias latinoamericanas o de otras regiones del globo… aún no tienen un siglo.

    Esto no tiene nada que ver con el post, o sólo un poco: Si vamos a hacer alianzas con otros, debemos tener claro lo que ellos piensan. Y más todavía lo que nosotros pensamos.

    El tema de la política argentina y los jueces, q es lo q nos interesa, se puede plantear sin citas en inglés. Yo pensaba q estaba claro en lo que dije: Si los jueces van a ser elegidos, como el ejecutivo y el legislativo (el amigo Manolo Barge insistía en eso en una época) cuando se pierden las elecciones, hay un vuelco muy grande en las relaciones de poder. El poder económico… en su inmensa mayoría ya está del otro lado.

    ¿Alguien cree que NUNCA se pierden las elecciones?

    En el plano práctico, al peronismo le conviene denunciar a estos jueces sicarios, repito, como ineptos y corruptos. Que es lo que son. Ahí puede sumar a alguna parte de nuestra sociedad.

    Abrazos

  13. Peter de A. dice:

    Seguro, pero el problema judicial excede al fuero federal y alcanza todos los demás. Y no vendría mal que los funcionarios judiciales deban legitimar sus prerrogativas alguna vez, o mejor, de vez en cuando.

  14. Norberto dice:

    Demás está decir que acuerdo con el contenido del comentario, y en particular del último párrafo, en cuanto a la permanencia de los Jueces, aquí si con mayúsculas, el tema se salvaría de varias formas, entre ellas solapando las elecciones de los mismos, cada seis años por ejemplo, o cada ocho coincidiendo con legislativas, y por supuesto con representación federal y proporcional.
    Por otra parte hay que acabar con el control de constitucionalidad difundido, creando un fuero y Corte al efecto, allí si con estricta representación proporcional, dejando de lado la federal, dado que este fuero estaría a cargo de las garantías que involucran al pueblo de la Nación, por supuesto que está es una visión abierta y discutible de un lego en el tema que habla en función de los grandes problemas actuales.
    Nunca menos y abrazos

  15. CV dice:

    Abel:

    Sigo con la discusión teórica.

    No sé si es muy representativa del pensamiento de Jefferson esa cita. En otras crítica que el Poder Judicial sea “unelected” e “independiente de la Nación”.

    Era anti-federalista por muchos motivos más que esa crítica a Hamilton (en quien advertía tendencias monárquicas). Pero otros anti-federalistas estaban a favor de un ejecutivo fuerte siempre que fuera un yeoman. Su blanco era la “aristocracia natural” que conformarían el Senado y los magistrados (Ver el librito de Storing).

    Tampoco es claro que fuera “liberal”, sino “republicanista”.

    Sobre la coyuntura, las elecciones se pierden porque dividen a las “mayorías”.

    Saludos

  16. Esther dice:

    «Hay que ser realista: esto no va a ponerle en contra a los actuales gobiernos europeos, salvo un grave deterioro del “clima de negocios”. Ni va a preocupar a Trump. Tampoco, se me ocurre, le va a molestar a nuestro reciente visitante, el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev. Y Xi Jinping tiene otras cosas de qué ocuparse.»

    Estoy de acuerdo en cuanto a estos hechos vistos como consecuencia del autoritarismo macrista. Pero no sé cuáles son las interpretaciones que pueden hacerse o que se hacen a nivel de estos gobiernos. O de otros actores importantes que no son gobiernos.

    La imagen de un gobierno débil, por ejemplo. Que es capaz de salir disparado en cualquier dirección (como ser el obligar a varios países a intervenir a través de sus embajadas para impedir que sus ciudadanos sean deportados) porque es lo suficientemente débil como para no aguantar una cincuentena de representantes de organizaciones internacionales.

    Abrazo
    Esther

  17. Ezequiel Gaut vel Hartman dice:

    “En el plano práctico, al peronismo le conviene denunciar a estos jueces sicarios, repito, como ineptos y corruptos. Que es lo que son. Ahí puede sumar a alguna parte de nuestra sociedad”.

    De acuerdo.

    Otra cosa que podría “colar” en la sociedad, dentro del plano de lo práctico, sería promover la idea de que las causas tienen que cumplir plazos de tiempo estipulados para su resolución. No puede durar diez o 15 años un juicio.
    Los jueces no tendrían que tener jurisdicción sobre el tiempo que dura una causa. Por el manejo de esos tiempos es que tienen un gran poder de amenaza. Pero si las sentencias tuvieran que pronunciarse plazos estipulados, los jueces perderían la llave del cajón del cajoneo. Y esa llave pesa.
    Con eso solo alcanzaría, si lo que se pretende es que los demás poderes no queden sometidos a la discrecionalidad del Poder Judicial.

    En relación a lo teórico, me coloco en un lugar frío y conservador (por eso de no saltemos de la sartén al fuego, ¿vio?). El Poder Judicial no deriva su poder del pueblo: no representan a nadie y hacer que se voten los jueces por el público en general sería, en consecuencia, desvirtuar su naturaleza de expertos profesionales en la aplicación de la ley. El poder del PJ deriva de la ley, no de los jueces. En todo caso, el poder de ellos es su competencia técnica. Pero es la ley la que “se aplica”, es decir, lo que se aplica es el producto de la política de la misma sociedad en un punto anterior. La ley la hacen los parlamentos, por lo tanto, el material con que los jueces juzgan viene de la política. Aunque un juez pueda decir cualquier cosa (como que estuvimos en guerra con un país por el hecho de que un sector de la sociedad argentina LE ATRIBUYE dos atentados en suelo local, atentados que dicho país nunca se atribuyó), la última palabra la tiene la ley… y por eso la cosa puede doblarse, estirarse, pero no romperse. La causa Nisman ya se cerró dos veces (si mal no recuerdo) y ahora está esta reapertura de Bonadío que es un farolazo total. Veremos cómo sigue en la justicia, pero semejante interpretación me parece improbable que prospere (aunque nada es imposible).

    Pero que sea democratizada me parece que terminaría en una justicia más discrecional, no menos.
    Hago mías las palabras de Abel “¿Alguien cree que NUNCA se pierden las elecciones?”.

  18. ricardo j.m. dice:

    se podria no elegirlos para sus cargos pero si en elecciones ponerles nota por su desempeño

  19. vale dice:

    El problema no será la servilleta digo yo? Eso de que los jueces se eligen en el poder judicial bla bla bla, es un verso refinado que nunca me crei, las servilletas y las manos cuerdas invisibles que manejan los hilos de la historia, no son cuentos de brujas, son reales….Corach por ejemplo? y
    bye

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: