Peronismo y centro izquierda, el amor imposible

Una discusión que se puede decir intensa y apasionada -pero no puede llamarse “debate”, porque los dos bandos gritan sus convicciones unos a otros pero no se escuchan- es la que se da entre quienes creen que la oposición a este gobierno de Macri debe nuclearse en torno a la doctrina y el pensamiento del peronismo (hay otra discusión interna, en marcha desde hace mucho tiempo, para definirlo y actualizarlo), o desde una posición de izquierda o de centro izquierda (que son dos cosas bien distintas, y que ambas tienen sus problemas para definirse con claridad). Igual, con todos los matices y confusiones, esa discusión es muy real, y decisiva para las estrategias políticas que pueda darse la oposición.

Atención: es necesario darse cuenta que esta discusión existe solamente entre los militantes y los politizados opositores. Para la mayoría de los argentinos de a pie que rechazan a este gobierno… Es difícil creer que los 3 millones y medio de  bonaerenses que votaron a Cristina Kirchner hace dos domingos -para citar un ejemplo de voto opositor- pensaban en esos términos (Esto sirve además para recordarnos un dato muy básico de la política actual: se vota o no se vota al candidato, no al “programa” o al “proyecto”).

Para la inmensa mayoría de los votantes oficialistas, esa diferenciación tampoco existe. CFK, Hugo Moyano, Guillermo Moreno, Axel Kicillof son igualmente sucios, feos y malos. El gobierno y sus operadores pueden hacer alguna distinción… en base a sus intereses de coyuntura. Así, Sergio Massa pasó a ser para el Mauricio “el próximo líder del PJ” en enero de 2016 a “Ventajita“, más recientemente. Nada personal, solo política.

Esto no quiere decir, reitero, que el peronismo y la izquierda (o centro izquierda) no sean identidades políticas distintas. Y decidir sobre cuál de ellas se va a construir significa una elección de estrategias.

Por eso resulta interesante una afirmación de Jorge Capitanich en este reportaje que le hizo Paula Vázquez:

En su discurso de la noche electoral, Cristina dijo “esto recién empieza”. Vos proponés un espacio de centro izquierda que no tenga como primera referencia al peronismo. ¿Ves a Unidad Ciudadana ocupando ese lugar?

Es necesario una primera etapa de acumulación opositora y para eso necesitás identidad ideológica, doctrinaria, filosófica. A la luz de la realidad: ¿cuántos peronistas comulgan con Macri? Caló está con Macri, Moyano por lo menos no expresa oposición, gran parte de la CGT son adherentes al modelo. Urtubey, ¿en qué se diferencia cualitativamente? Y lo digo con buena leche: el peronismo como expresión política no es el que define la contradicción. Si hay una centroderecha neoliberal conservadora, entonces la contradicción es con una centro izquierda de base popular y/o progresista. La contradicción es inmanente a la política. Y la oposición no puede hacer lo mismo que el oficialismo, porque si no no existe democracia representativa.
.
El primer peronismo tuvo su columna vertebral en el movimiento obrero, pero después de la dictadura el vector principal pasa a ser el territorio, ¿ahora se estaría planteando que la esencia es el discurso?
 .
Yo planteo que no hay política sin contradicción, y no hay contradicción sin discurso. El problema central es que el discurso precisa un actor como exponente, por eso la matriz hegemónica te va a insultar, agravia y descalifica al actor que enuncia. Nosotros tenemos un problema serio de comunicación, porque atacan al actor y descalifican el discurso. Pero la sociedad es cada vez más volátil. Cuando sean más los que pierdan, entonces habrá una redefinición desde el punto de vista electoral. Hoy la contradicción es pasado contra futuro, corrupción contra honestidad, lo cual te impide hablar del tarifazo o del endeudamiento“.
.
Recomiendo leer el reportaje entero, que subió -no es sorpresa- mi amigo Artemio. Capitanich es uno de los dirigentes -no son tantos- con formación y capacidad para hablar a la vez de macroeconomía y de estrategia electoral. Pero marco estos párrafos en particular porque el chaqueño ha sido Jefe de Gabinete de Eduardo Duhalde y de Cristina Kirchner y es intendente de Resistencia, Chaco. Tiene entonces historia y presente en el peronismo.
.
Le da así un eco distinto que cuando Jorge Alemán sostiene que el kirchnerismo es una nueva izquierda popular que es capaz de confrontar con la derecha desde un lugar distinto al del peronismo (J. A. es psicoanalista y escritor, lo que lo hace vulnerable a la acusación de hablar desde el barrio de Palermo). También sería natural si piensan así Martín Sabbatella o Leopoldo Moreau, desde otras opciones políticas.
.
Pero el Coqui es indiscutiblemente un hombre del peronismo. Eso nos obliga, pienso, a discutir lo que plantea, y no a quien lo plantea.
.
En esos términos, digo, de compañero a compañero, que no estoy de acuerdo. Y procedo a dar mis argumentos.
.
Empiezo reconociendo lo evidente: el peronismo tiene una doctrina, un pensamiento y hasta un lenguaje propios, que se pueden rastrear en las obras y discursos de Perón, y también en la historia del Movimiento Peronista. A pesar de eso, o por eso, fueron importantes y dejaron su marca en él hombres y mujeres de ideología, actuación y valores muy distintos: Evita, Mercante, Borlenghi, Cooke, Vandor … López Rega, Cámpora, Osinde, Bidegain, … Saadi, Menem, Duhalde, Kirchner, Cristina… Cualquiera que conozca nuestra historia puede hacer una lista mucho más larga. Estos son nombres tirados al azar, para mostrar que sí, Capitanich tiene razón: No es garantía que alguien tenga historia peronista para asegurar que va a trabajar para una Patria justa, libre y soberana.
.
Por supuesto, están los portadores del peronómetro -hay muchos- que explican que Fulano y Mengano no eran/son verdaderos peronistas. Pero ahí está ese pensamiento y esa actitud movimientista a que me refería. Perón lo explicaba, canchero “A mí se me presentan todos los días y me dicen: ‘Estos son los traidores’ y vienen otros y me dicen ‘Los traidores son los otros’. Y yo siempre les digo lo mismo, porque todos lo que vienen me dicen ‘¡Pero nosotros tenemos razón!’ y yo les digo ‘Tal vez, pero yo no soy juez, no estoy para darles la razón. Yo estoy para llevarlos a todos, buenos y malos’. Porque si quiero llevar sólo a los buenos me voy a quedar con muy poquitos“.
.
Aquí se enojan los militantes bienintencionados y exclaman que, entonces, que un dirigente sea peronista no garantiza qué es lo que va a hacer. Y no, no garantiza. Tenemos bastantes ejemplos de eso, no?
.
Reconocido esto, hay dos puntos que necesito señalar. Uno, el menos importante, es que formar parte de una nueva izquierda (o centro izquierda) popular tampoco garantiza nada.
.
Entre otros motivos, porque no tiene nada de nueva. Una y otra vez han surgido entre nosotros propuestas políticas que rechazaban al peronismo por burgués y/o negociador. O que cuestionaban a la dirigencia peronista que en ese momento lo conducía (con alguna justificación, seamos sinceros).
.
Según recuerdo -esto es un posteo, no un libro de historia- la primera, y creo que la menos cuestionable en su trayectoria posterior- fue el Partido Intransigente, formado cuando se recuperó la democracia en los ´80 por militantes sobrevivientes del E.R.P. en torno a la figura del Dr. Oscar Alende, un radical frondizista que había sido gobernador de Buenos Aires. Su destino fue el habitual de las “terceras fuerzas” entre nosotros: una lenta disminución de su presencia electoral hasta convertirse en un sello y una nostalgia.
.
El rechazo a las políticas explícitas de Menem -las privatizaciones, las relaciones “carnales” con EE.UU.,… una versión criolla de la Revolución Conservadora- llevó a la ruptura con el peronismo del Grupo de los 8 y a la formación del Frente Grande y luego del FREPASO, una fuerza “democrática, popular y progresista”, que llegó a ser 2° en las elecciones de 1995, por delante del radicalismo.
.
Para derrotar al peronismo en 1999, debió aliarse con la U.C.R. y ser garante de la convertibilidad. Y con una ironía cruel pero justa de la Historia, su referente, el Chacho Álvarez, fue el que propuso que Domingo Cavallo volviese a hacerse cargo de la economía en 2001. La historia posterior es conocida, creo.
.
No termina aquí la historia del progresismo argento. Luego de la catástrofe de 2001, surgió una expresión política, el A.R.I., creada por una disidente del radicalismo que huyó a tiempo de la catástrofe, la Dra. Elisa Carrió. Así es, aunque hoy resulte difícil creerlo, Lilita era una provinciana transgresora, cuestionaba a los empresarios corruptos como los Macri, y su referente económico era  Rubén Lo Vuolo. Muchos que hoy son kirchneristas fervientes la votaron en 2003.
.
¿La moraleja es que no se puede confiar en nadie? No. El otro punto, decisivo, que quiero señalar es que no son los dirigentes, mucho menos los discursos, los que dan la definición última de una fuerza política. Son los que la siguen, los que se sienten expresados por ella, los que la votan. Eso es válido para Cambiemos, para Unidad Ciudadana, para el peronismo.

26 Responses to Peronismo y centro izquierda, el amor imposible

  1. victorlustig dice:

    Estimado Abel

    El titulo es absolutamente una definicion, el problema de fondo quizas es que la centroizquierda (progres, zurdos, algun otro calificativo sin caer en lo peyorativo) cree en ser la minoria iluminada que conducira al pueblo a su destino manifiesto ( y como tal, expulsiva a quienes no comulguen con el credo)

    Y eso choca de lleno con dos preceptos fundacionales en el peronismo (expresados hace mucho y para mi eh)

    el pueblo nunca se equivoca
    mi unico heredero es el pueblo

    quizas habria que agregar, es un movimiento, las 3 patas del peronismo, y varios mas, pero los dos primeros son evidentes ahora

    saludos

  2. Silenoz dice:

    Si bien el cro. Coqui da a entender o al menos no descarta armar una coalición de centro izquierda sin el P -aunque en rigor no corrige las aseveraciones en las preguntas del entrevistador- yo creo que no es así. Más abajo cuando habla del “cocoliche” y cuando reconoce haber perdido recientemente por dejar afuera a UC, en ambos casos reconoce la potencia de las coaliciones partiendo de un núcleo P. Es más, si se le expone su idea de re crear un PI o Frepaso a CFK (cosa que no me parece) yo creo firmemente que ella no estará de acuerdo. UC es el resultado de la impronta “ferroviaria” pero sostenido en el P territorial,siempre lo vi como algo tipo P + todos los que compartan esta visión

    Más aún, el “cocoliche” es la clara muestra –para troskos y ciertos progres liberales de izquierda- que se ganan elecciones vía coalición de intereses y nunca por ideología, el tema central es la orientación que tiene el que la lidera, y en esa discusión electiva es que se plantea la impronta ideológica que deberá ser lo suficientemente promiscua pero inevitable. Y todos los demás por debajo de éste líder se acomodan a esta realidad. Un ejemplo claro de esta dinámica es Pichoto: el tipo ofrece su arte de la rosca a quién esté de turno, fue relativamente eficiente tanto para el kernerismo como ahora para los tilingos.

    Importa principalmente quien conduce, fuera del gobierno y sin el ordenamiento que garantizan las “cajas”, la falta de liderazgo o de su reconocimiento (con o sin razón, bien o mal) permite que afloren las labilidades y “traiciones”. Por supuesto, no ignoro las tirrias que todavía acarrean algunos dirigentes justas o no, pero creo que si no son capaces de hacerlas a un lado están condenados a la intrascendencia… si te calentás, perdés

    De todas maneras pregunto ¿cómo hacemos para conseguir voluntades que nos voten y se sientan expresadas con nuestra propuesta por fuera de lo que muestra el –antes- territorio, hoy llamado “gestión”? en algún momento se tiene que recurrir al discurso cuya finalidad es generar expectativas positivas en la satisfacción de las aspiraciones de “los vecinos” y la contrastación de modelos es inevitable

  3. Katachi dice:

    Ya no se si vale la pena hablar de construccion politica con el panorama actual. Ademas,¿quien se acercara a CFK si puede terminar preso?, NADIE.
    CFK tarde o temprano ira presa o lo que es peor para ella, tal vez uno de sus hijos y todo por una justicia podrida.
    Tal vez por CFK haya movilizacion, pero por los que de verdad importa a CFK, me parece que no habra y mas ahora que se esta fomentando una pasividad espantosa.

  4. jus dice:

    Ojo q “”el coqui”” como pretendió descalificarlo la pitonisa ex-chaqueña. tiene lungas carreras, le fató enumerar Abel, estos logros, no menores, dado q cumplio, creo, un plan de vuelo

    Gobernador de la Provincia del Chaco
    27 de febrero de 2015-10 de diciembre de 2015
    Vicegobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff
    Predecesor Juan Carlos Bacileff Ivanoff
    Sucesor Domingo Peppo

    10 de diciembre de 2007-20 de noviembre de 2013
    Vicegobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff
    Predecesor Roy Nikisch
    Sucesor Juan Carlos Bacileff Ivanoff

    amen de su retórica q las últimas veces q lo oí ha pulido, es mas q respetable. Para mi las espadas q quedan para el P>, son Rossi, o kicillof, jajaja, no muy PJ, pero Capitanich, los supera, sobre todo si trata de explicar un poquito menos sus decires.

  5. claudio Maxl dice:

    “Miguel es el senador preferido del oficialismo. Y si el oficialismo te está indicando cuál es el opositor de preferencia, entonces deja de ser opositor. Creo que hay que ser muy claro: Pichetto tiene plazo fijo. En 2019 no tiene más territorio y no tiene más representatividad como senador. Le tengo aprecio personal, pero no puede expresar a la oposición. Y sobre los intendentes, si no hay unión opositora el drenaje de votos los va a llevar puestos a todos. Si de 135 distritos electorales creo que 115 ganaron ellos, esto quiere decir que en la próxima te pueden ganar los 135″.
    ” Se dejó de lado expresiones políticas que representaron el once por ciento de los votos (NdR: se refiere a Unidad Ciudadana, que en Chaco fue con lista propia por fuera del Partido Justicialista). Si los hubiéramos sumado teníamos más del cincuenta por ciento. Es necesario construir una amplia coalición, saber conducir, administrar las contradicciones”.
    “Peppo propuso otro estilo, prefirió plantear otra cosa, y yo no quise entrar en contradicción, lo respeto, se hizo cargo del PJ, de conducir el Frente, maneja el gobierno. Pero la verdad es que no voy a ser un obstáculo, en tanto y en cuanto se gane. Si no se gana pienso plantarme, porque se nos va la vida a todos. Tanto esfuerzo no voy a dejar que se desperdicie por incompetencia política”.
    Reclaro: unidad peronista conducida x el dueño d los votos, Cristina en Nacion y el en Chaco, kienes resistan la estrategia d unidad tendran candidatos K plantados en sus territorios para provocarles la derrota.

  6. Norberto dice:

    Off topic, como son tan predecibles, en varios comentarios enfaticé que todo el carnaval de la semana qué pasó tenía que ver con la nueva filtración que se preveía del ICIJ, que hoy no publicó el pasquín mitrista, pero ahora es noticia en la mayoría de los portales.
    Por ahora están Luis Caputo y el comprador de Indalo, pero no me extrañaría que aparezca más de un empresario destacado por su sostén de las políticas, más bien artimañas, de la banda.
    Por supuesto que la información la tenían desde hace un tiempo tanto el citado pasquín como el multimierdos que tiene la exclusiva para sus mierdos audiovisuales, por lo que ahora queda claro a que se debían las operetas de la semana.
    Nunca menos y abrazos

  7. CV dice:

    Como cuestión descriptiva, distinguiría entre lo que era la “izquierda nacional” (o tradicional), preocupada por la “lucha de clases” y la “propiedad pública de los medios de producción”; del progresismo actual, preocupado fundamentalmente por cuestiones postmateriales: aborto a demanda, derechos “LGBT”, ecología, maltrato animal, etc.

    Cuando son “materiales”, el progresismo actual está pensando más bien en los Objetivos del Milenio de la ONU…

  8. guillermo p dice:

    Cito de su post:

    “…en torno a la doctrina y el pensamiento del peronismo

    o desde una posición de izquierda o de centro izquierda

    (que son dos cosas bien distintas, y que ambas tienen sus problemas para definirse con claridad)”

    nos llevaría a plantearnos que si ambos, peronismo e izquierda-centroizquierda no están definidos con claridad, contingentemente podrían resultar lo mismo.
    Y que, si CFK, Moyano, Guillermo Moreno o Kiciloff son igualmente feos sucios y malos (¿faltan algunos?), y, todos se autodefinen como peronistas y opositores al modelo oligárquico-neoliberal (para todos los gustos) ¿no podría ser el peronismo la némesis (en todos los sentidos de la metáfora) de dicho modelo?.
    Entonces ¿donde quedarían las expresiones “socialdemócratas” y de izquierda del tipo de Moreau o Sabatella?.
    Si nos remontamos al origen de los conceptos de “droite et gauche” y que tiñeron a toda la filosofía y práctica política de “occidente” hasta la actualidad vemos que el peronismo no encaja en esas categorías, de ahí sus caracterizaciones desde “nazi-fasci-nipo” hasta el “ala izquierda” de Cooke o el “marxismo” de Hernández Arregui.

    Entonces es válido el planteo de que en la Argentina existe otra categoría en la que el peronismo termina engullendo a todas las expresiones de la izquierda (anque de la derecha) Y NO AL REVÉS, a excepción de las agrupaciones (por su relevancia electoral) trotskistas, aunque no esté todo dicho (no olvidar p. ej. los orígenes de Abelardo Ramos).

    En mi opinión se puede confiar en “los que lo siguen, los que lo votan” y en la Doctrina y su actualización. Lo que claramente significa que no se puede confiar en nadie.

    Y que, en las palabras de Coqui “…el peronismo como expresión política no es el que define la contradicción. Si hay una centroderecha neoliberal conservadora, entonces la contradicción es con una centro izquierda de base popular y/o progresista. La contradicción es inmanente a la política.”

    Nunca menos y abrazos.

  9. guillermo p dice:

    Y desde ya que estas consideraciones son para los politizados…
    y la discusión interna.
    David abstenerse (aunque ya lo vamos a convencer).

  10. ram dice:

    Hablando de tirrias, a estas alturas, es sorprendente la del peronismo (en casi todas sus variantes) a ser considerado de izquierda; cuando al mismo tiempo se declaman ser la opción para defender y desarrollar intereses y a sectores sociales que, sí o sí, están A LA IZQUIERDA (y estuvieron y estarán) de la pantalla política argentina….. y no son pocos los que pensamos que quizás, el peronismo sea la máxima izquierda que este bendito país soporte.
    Peronistas de derecha hay, algunos hasta son buena gente, pero los otros, los más conocidos y ruidosos, son a lo sumo peronistas de mentirita y sus fines son muy otros que los de ese movimiento, incorregible, quilombero y, claro, transformador.
    Pero bueno, seguro que es idea mía, por no ser peronista y no gustarme el folklore.

  11. Voces dice:

    Señor Lustig:
    Cual es su opinión respecto a los “metodos modernos” del sistema de justicia actual, que utiliza el gobierno que votó y que tienen encarcelados a los compañeros De Vido y BOUDOU (con mayúsculas)?

  12. Claudia dice:

    “(…) quizás, el Peronismo sea la máxima izquierda que este país soporte”.

    Frase memorable y para el cuadro de honor. Patentela, ram, porque se la van afanar. Saludos cordiales.

  13. victorlustig dice:

    no se, no soy abogado, pero como en todo, cambio la ley en estos ultimos años? que yo sepa hay miles de presos sin condena con preventiva, porlo menos, pareceria ser asi, si los hay, es otro mas, sino los hay esta mal

    Con lo cual, si la ley no cambio, evidentemente lo que estaba bien antes lo esta ahora? o mal?

    Mutatis mutandi, cual era su opinion acerca del sistema de justicia en el 2012? habia presos con preventiva sin condena? hay diferencia en la ley de acuerdo a la persona?

    PS Esto viene a ser otro capitulo mas de la saga, inuitles, no cambiaron las leyes, solo ad hoc

  14. ram dice:

    No puedo, Claudia, es de Aliverti y de hace años…… aunque él hablaba de kirchnerismo, capaz que ésa sea la herejía, no?

  15. Claudia dice:

    Capitanich siempre fue un tipo extremadamente capaz y, a veces, eso se vuelve una maldicion para el portador de tan infrecuente cualidad politica. De hecho, siempre me pareció un mas que “curioso” error llamarlo desde el Ejecutivo a que oficiara de Jefe de Gabinete abandonando su lograda territorialidad (bueno, hasta los más inteligentes cometen errores: uno por estallar su poder material aceptando inequivoco destino de fusible…otro por temerle al punto de dinamitar al candidato sucesorio más natural).
    Todo lo que plantea Capitanich esta correcto. Pero como al pasar tira un dato que no es menor: a todos los intentos progresistas les faltó tiempo. Y la constante de esa carencia de mínimos 30 años para asentar planes de desarrollo y cambios culturales es lapidaria en cuanto a aspiraciones reales.
    Ahora bien, discutir acerca de centro izquierdas posibles y crecimiento de alternativas, en el actual contexto de inseguridad constitucional, me resulta un tanto ocioso. Es como si mientras nuestra casa de madera se incendiara, estuviésemos debatiendo posibles colores para el papel tapiz del living.
    Pero distingo la buena intención del post de Abel respecto de aproximar los razonamientos de un político como el Coqui, de otras formulaciones banales que cunden por estos días, como la tristisima entrevista de Diego Genoud a Vommaro. Sobre esta última, a veces me pregunto por qué no percibimos que los mismos actores intelectuales se entrevistan unos a otros en círculo y que debe estar corriendo mucho pero mucho dinero hacia las editoriales a efectos de construir mitologías e impostaciones (Vommaro vende al balbuceante egresado de la Universidad Kellog como artífice del proyecto de fusion Recrear-PRO; al ignorante del sueldo de un jubilado, ahora como estadista; a las fundaciones que las clases altas suelen usar como escenario para las alianzas familiares y económicas, como think tanks con plan deliberado desde hace dos decadas). En fin, que con tanto delirio intelectual, no es fácil no terminar alienado. Saludos.

  16. Tengo una antipatía epidérmica por la práctica y la ideología políticas basadas ampliamente en un sustrato religioso… pero sería de torpes negar la inteligencia de Capitanich. Recién empecé a leer el reportaje (que además está bien planteado y es divertido) y ya encontré cosa que me gustan (es un pragmático). Sigo leyendo (primero el reportaje, luego su posteo), pero no quería dejar de agradecerle que lo difundiera, Abel. Un abrazo.

    PS: “Idealista” no pretendía ser una ofensa, y lo de “racional” no era calificación personal sino una referencia a cómo se ven así mismos los partidarios del neoliberalismo (por eso lo de “en su propia lengua”). Yo no me creo más racional que nadie (mi posanarquismo residual me lo impediría), sólo practico el “whatever works” 🙂 ).

  17. guillermo p dice:

    “Todo preso es político”

    Y si, hay miles con preventiva sin condena y encima detenidos en condiciones infrahumanas.

    Fenómeno universal que marca que los beneficios de la leyes y las garantías no alcanzan ni de lejos en forma plena a las clases populares.

    Para Weber son las “situaciones estamentales”. son aquellas que influyen en el individuo en forma de privilegios, así como para Marx “… el derecho no se orienta hacia la idea de justicia, sino que es un medio de dominación y un instrumento de los explotadores, que lo emplean en interés de su clase” y para Perón “Recurrir a la fuerza para solucionar situaciones políticas es la negación absoluta de la democracia.”

    Dicho todo esto, está mal que haya miles de personas con preventiva sin condena y está mal que De Vido o Boudou están presos.

    Saludos cordiales.

  18. guillermo p dice:

    Y ni que hablar la entrevista del publicista del libro de Vommaro, el “pibe trosco” Ale Bercovich.

    https://ar.radiocut.fm/audiocut/entrevista-a-gabriel-vommaro-dr-en-sociologia-autor-de-la-larga-marcha-de-cambiemos/#

  19. Jose dice:

    “…se vota al candidato, no al “programa” o al “proyecto”. Cuando pidieron que se votara al “proyecto” entró cada uno que te la “voglio dire”.

  20. Jose dice:

    Abel, por favor corrija “Dr. Oscar Alente”. Gracias

  21. Abel B. dice:

    Ya está corregida. Gracias a usted

  22. ana lía dice:

    ésos son los digresionables (si no existe la uso igual) idiotas útiles!

  23. Voces dice:

    Ta bien Don Lustig, siga haciéndose el pelotudo.

  24. victorlustig dice:

    No, es que es un problema no definido, digamos asi

    todo preso es politico (ver arriba)
    hay presos con preventiva solamente?
    todos somos iguales ante la ley?
    la ley, cambio desde 2010 (por decir una fecha)

    de alli la respuesta, sino el tener presos con preventia a criterio del juez estaba bien en 2012, ahora no?
    los jueces, son los mismos?

    creo que a los que debe decir que siguen haciendose los pelotudos deberian ser aquellos que ahora no conocen a nadie, pongale

  25. Raúl C. dice:

    Bueno, a ver:

    Si no ve *ninguna* diferencia puede estar confirmando a Voces.

    Si quiere desmentir a Voces, es muy simple.

    Indique en qué casos (con nombres) el gobierno (2003-2015) ***apretó jueces para que dicten preventivas sin razones***.
    O ***con razones***, mire la ventaja que le doy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: