Las distintas unidades del peronismo

CainyAbel

El título de este posteo es confuso, lo reconozco. Pasa que este domingo, lleno de encuestas y una sola elección, antes que un análisis prefiero compartir una impresión. Y repetir una vieja indicación mía.

Lo que me llama la atención es la variedad de gente -politizada- que se está preocupando por la unidad del peronismo. Más que por los resultados del 22 O, que se darían por descontados (Creo que es un error, pero eso es otra historia).

Sólo que no es la misma unidad la que plantean. Desde el vasto campo del “no peronismo (versión anti K)”, los más lúcidos tienen claro que el actual gobierno debe tener una oposición. Aceptan, con mayor o menor disgusto, que la única probable -en un plazo corto y en uno mediano también- es el peronismo. Y tienen una idea de cómo debería ser.

Uno de los que la expone con más precisión es Marcos Novaro, que aspira a ser el Mariano Grondona de este tiempo (todavía no le da, pero se esfuerza). Dijo esta semana en Clarín: “Este peronismo que se prepara para competirle a Macri en su terreno. Por ejemplo reclamando más orden y progreso, más dureza con los mapuches, con los piqueteros, con los narcos, más garantías a los inversores, un discurso que ya ensaya Pichetto y puede funcionar muy bien al tándem con Urtubey, Massa y Bossio. Con esos actores, ¿esta vez sí podría madurar un sistema de partidos más o menos estable y competitivo?

Sin tanto detalle -y asumiendo que impulsaría determinadas políticas económicas, no las de Macri- un sector del establishment argento daría la bienvenida a esta versión del peronismo. Probablemente el Grupo Clarín (ver posteo anterior), don Paolo Rocca,… Una parte de la UIA, seguramente. El problema es que ese peronismo no sumaría los bastantes votos -es la conclusión decisiva de todas las elecciones de los últimos 15 años, y seguramente será la del 22 O- para ser una alternativa a Cambiemos.

La mayoría, por lejos, de los votos peronistas se irían con el liderazgo que simbolice la oposición. Y la consolidarían hasta convertirla en la única alternativa posible. Esta película ya la vimos, y sabemos como termina.

En el otro frente, la mayor parte de la numerosa y articulada militancia que sigue a Cristina Kirchner está aceptando, con mayor o menor disgusto, la idea de la unidad. En sus términos, sería “tragarse los sapos pejotistas”. Porque empiezan a percibir que los votos de CFK no alcanzarían para volver al gobierno en 2019. Y los argentinos son reluctantes a aceptar pagarés a 6 años.

Eso sí, la condición irrenunciable que plantean para esta unidad es que Cristina sea quien conduzca (Ellos lo traducen como “quien mande”, a pesar que Perón insistía que eran dos cosas distintas). El problema aquí es que algunos dirigentes tienen sus propias ambiciones, y todos tienen su cuota de poder, y sus intereses, a defender. Lo resolvería fácilmente quien tuviese el Poder Ejecutivo nacional (es el método peronista, y como vemos, también el de Cambiemos), pero… para tenerlo habría que conseguir primero esa unidad.

Desde fuera de la política, muchos militantes bienintencionados señalan que el interés del conjunto es apoyar a quien tiene mejores condiciones para lograrlo. Pero decidir esto sin pelear antes con garras y dientes… hay muy pocos casos en la historia argentina. Y en la universal.

Igual, no hay que exagerar la dificultad de la tarea. Porque la unidad del peronismo, no la harán sus adversarios, por supuesto, ni tampoco los militantes, por más bienintencionados que sean. Al menos la unidad táctica la haría esa misma dirigencia ferozmente competitiva. Es la que hay.

Me consta que en estos días, se están haciendo esfuerzos para mostrar una imagen de unidad del peronismo en torno a los resultados del 22 O. Que, se espera, mostrarán que la suma de los resultados de todas las fuerzas de origen peronista -más sus aliados en Santiago del Estero y Misiones- muestre que son una clara mayoría en todo el país. Bien por arriba de Cambiemos.

Esto sería un paso necesario para construir el acuerdo que permita resolver las candidaturas del 2019, sin enfrentamientos destructivos. Aceptando, con realismo, que van a pasar muchas cosas, en la política y en la economía, que modificarán los escenarios actuales.

Ha sido un hombre emblemático de los gobiernos kirchneristas, Guillermo Moreno, quien insiste desde hace tiempo en la necesidad de mostrar unidad del peronismo ante el adversario externo: Una que incluyese a quien sumó más votos: Cristina, más el PJ, los gobernadores, anche Córdoba, el sindicalismo, aún Massa… Lo que le ganó rechazos entre los K y desconfianza en otros sectores. Pero hoy ya son bastante más, lo que tocan esta melodía. Inclusive gente muy cercana a CFK.

¿Se logrará? No voy a repetir “el que viva, lo verá”. Como militante (categoría senior), aportaré en lo que pueda. Pero voy a insistir que esa no es la unidad decisiva. Como he dicho muchas veces en el blog, la unidad que importa es la de los votantes. Que una mayoría de quienes votaron al Frente para la Victoria y a Massa-De la Sota en el 2015, y algunos de los que se fueron con Cambiemos, se sumen en una opción, es la condición necesaria y suficiente para que el peronismo vuelva al gobierno.

12 Responses to Las distintas unidades del peronismo

  1. Jose dice:

    “muchos militantes bienintencionados ” ¿Votarían “al que más mide”? ¿Otra vez? Fanáticos de la batraciofagia.

  2. Silenoz dice:

    Dos cuestiones:
    1- No por que lo diga este aspirante a sillón grondonista, pero es claro que las usinas estan buscando que predomine en el P una visión que no cuestiones el rumbo politico – económico actual ¿podrá ser? no lo se pero no viene mal tener en cuenta lo que sucede con las socialdemocracias y demócratas en el Atlántico Norte. Les es funcional: ahí están los Trump, Macron y otros

    2-Hay un problema estructural con el el ma$$sismo en (des) construcción: su acervo y cosmovisión es claramente antikernerista, a mi entender este perfil es más fuerte y contundente en la mayoría de sus votantes y en un porcentaje de sus actuales dirigentes jugados completamente en el proyecto “1Pais”, dirigentes encabezados por el mismo Ma$$a.

    Si en el ’19 persiste este clima de polarización con los reo-vandores adentro, no se si salimos favorecidos en la repartija. El hecho pasa por la dificultad o -derecho viejo- imposibilidad de unidad con este sector, a mi entender en el corto plazo es insalvable a menos que… buehh… suceda otro “clamor popular”: un “renunciamiento histórico” de ya saben quien

  3. Norberto dice:

    Mas allá de los húmedos sueños de personajes como Novaro y otros inclusive mas prominentes dentro del Gobierno y sus cómplices, de cualquiera de los poderes legales o fácticos, existe un antecedente de proporciones bastante importante que quienes se piensan en alternancia dentro del sistema, en lo que a todas luces hoy recuerda mas que nunca la Concordancia, deberían tener en cuenta.
    Ese antecedente es que pese a los estímulos que Gobierno y mierdos pusieron detrás de la candidatura a medida de Florencio, hubo muchos Intendentes, antes y después de las PASO que debieron acordar con sus votantes, o mejor dicho, con los votantes de CFK, que rechazan toda candidatura que confronte con ella, y más cuando es tan notable que son a hechura de los deseos del PRO Cambiemos, La Embajada y la sede del Multimierdos.
    El hecho es que estos personajes deberán convivir con ello mucho mas allá del ’19, tal vez como oficialismo o tal vez como oposición, aunque desde ahora podemos decir que su sueño neoliberal está próximo a ser su pesadilla, por la sencilla razón que existe paridad aún con todos ellos en contra. que no tardará en provocar efectos financieros que desembocarán en graves consecuencias económicas.
    Y las extorsiones, de grandes estímulos o carpetazos, tienen efecto en la cara visible de los afectados, pero la procesión camina dentro de ellos, y no debería extrañar que se acepte la oferta pero el rencor haga que de manera encubierta se trabaje en otro sentido, y eso eclosione en la etapa previa a las próximas ejecutivas, donde´ya no podrá imponerse un DOS de teflón, que no es característica de ningún otro aspirante dentro del espacio, a la voluntad mayoritaria del electorado peronista encabezando la coalición nac&pop.
    Detalle off topic de este comentario, al hacerlo di con la respuesta a algo que está en todos nosotros, que es como definir este Gobierno, porque no es la dictadura sangrienta del ’76, y tampoco el onganiato porque aún allí había mas libertad de información, y es el entorno opresivo de la Concordancia, donde el irigoyenismo estaba en una situación bastante similar a la actual del peronismo/kirchnerismo y sus voces.
    Nunca menos y abrazos

  4. Carlos dice:

    Si la unidad que se postula para 19 es una “PRO friendly”, CFK renunciaría a presentarse?
    Espero que no.

    CFK debe presentarse como sea. Si carrio después de un 5%, cree que tiene chances.

  5. Capitán Medibacha dice:

    Coincido plenamente con Abel.- Una cosa son los dirigentes y otra muy distinta la masa de votantes peronistas.- Entre la dirigencia me imagino que más de uno apuesta a la desaparición política de Cristina, teniendo a su lado Duranes Barba que les aseguran que tendrían la posibilidad de ocupar su lugar de liderazgo en el peronismo.- ¿Si lo lograron Menem y Néstor, por qué no yo? A río revuelto ganancia de pescador.- Tiendo a pensar que en gran parte de esa dirigencia tiende a prevalecer la ambición personal, la ventaja del grupo pequeño, los resentimientos por conflictos o enfrentamientos pasados, las cuentas y cuitas pendientes, etc. Haber perdido las elecciones en el 2015 abrió la caja de pandora y cada cual prefirió agarrar para su lado y echar culpas a los demás.- Con este panorama, francamente no veo ninguna posibilidad de unidad.- Ni siquiera me parece deseable.- Juntar Bossios, Pichettos o Abales Medina en una lista para que, una vez electos, se pasen a la contra no parece una política inteligente.- No olvidemos la 125.- Fue una tremenda derrota política, generada entre otros, por la defección de decenas de diputados y senadores del palo propio, y hasta del vicepresidente de la Nación.-

    La unidad vendrá de la mano de los votantes peronistas, o no vendrá y el peronismo desaparecerá.- El neoliberalismo en el Gobierno inevitablemente perjudica a las mayorías.- Transfiere recursos de los asalariados a los empresarios y genera un modelo económicamente inviable.- Esto lo hemos vivido con Aramburu, los Aleman y Alsogaray, con Onganía y Krieger Vasena, con Videla y Martinez de Hoz, con Menem y Cavallo.- El pueblo tardará, no se cuánto, pero inevitablemente llegará el momento en que lo advertirá.- Menem fue, incluso, reelegido en 1995.- El barco chocó en el 2001.-

    Cuándo la masa votante peronista tome conciencia, Macri y el PRO se transformarán en un mal recuerdo y la unidad peronista se producirá por voluntad de los de abajo, no de los de arriba.- No olvidemos que en la Matanza, hasta hace unos pocos años, el peronismo obtenía diferencias de casi un millón y medio de votos, en tanto en las recientes PASO se redujeron a un 10% de esa cifra.- Pienso que quienes antes votaban peronismo y en la actualidad prefieren otras alternativas, está la esperanza futura.- Cuando tomen conciencia del daño que este Gobierno les genera a ellos y a su país, serán los primeros que exigirán la unidad a los dirigentes del peronismo.- Y no creo que lo hagan siguiendo a los que fueron complacientes o blandos con el gobierno del PRO, sino que lo harán con quienes fueron más coherentes en su oposición al mismo.-

    La unidad del peronismo muy difícilmente pueda llegar por acuerdos negociados de la dirigencia, con desinterés y racionalidad, privilegiando el bien común.- Llegará generada por el enorme descontento que generará en las mayorías las políticas desastrosas de Macri y su gobierno de CEOS y Newman boys.- Hasta entonces, hay que trabajar políticamente y generar cuadros preparados y capaces para poder enfrentar la segura crisis en que el PRO dejará a nuestra Argentina.-
    Saludos

  6. claudio Maxl dice:

    Se obvia un hecho fundamental: los divisores del voto peronista PBA, los actuales cadaveres insepultos y soldaditos d Magnetto, entraran juntitos el 22 al cementerio para recibir cristiana sepultura. El desbande d Randazzo ya empezo y culminara el 22, el d Massita se inicia ese dia, Cristina, aunke no logre imponerse dentro d un par d semanas arañara los 40 puntos, piso suficiente para convertirse en faro y aglutinante d los huerfanos reo_vandores y troyanistas. Es obvio q gobernas kerran convertirse en el lider del peronismo, la pregunta es si les da el cuero: RESISTEN EN SUS BUNKERES PROVINCIALES Q CRISTINA LES PLANTE UN CANDIDATO A GOBERNADOR K Q LES DIVIDA EL VOTO PERONISTA?, kien lo resista podra disputarle el liderazgo, kien no debera transar para conservar sus territorios con todo el voto peronista a su disposicion ante la abstencion d Cristina jugando con candidato K en sus feudos. El peronismo tiene la opcion win-win Cristina nacion-gobernas provincias o derrota para todos y todas….

  7. ricardo j.m. dice:

    con lo imbeciles politicos que si hubieran decidio conservar la unidad del 15 y ser hoy lo que quieren ser mañana la pregunta para que , por que son idiotas politicos.

    hoy pichetto medina bossio randazoo massa son lo que son por su estupidez y falta de miras y su inclaudicable lucha en contra de la realidad.

    estos mas los imbeciles gobernas nos pusieron en el camino del radicalismo a la desaparicion como alternativa de gobierno.

    hoy si sos peronista estas con crisitna lo demas es chamuyo siomeria de la gilada obsecuente

  8. guillermo p dice:

    Bueno Abel, para ser un Grondona no hace falta mucho.

    Creo que el pobre descubrió que había otros pensadores además de Platón y un cacho de Aristóteles, de viejo.
    A Marx por ejemplo lo alcanza a citar ya jovato con una sentencia del 18 Brumario. Por ahí se le escapaba algo de Kant mal digerido. De Hegel ni hablar, demasiado enroscado ( le sentarían bien los comentarios de Schopenhauer sobre el coso ese, aunque dudo que los conociera).
    Algo de Hobbes? sí, citas remanidas. Y así…

    Ta bien, era abogado y profesor de derecho (¿qué materias? porque no se notaba). A propósito, digo “era”, está vivo?.
    Pero jamás lo vi lucirce con un poco de jurisprudencia tan siquiera.

    Lagggente decía ¡cómo sabe este hombre…!. Y yo que nunca fui muy versado me hacía de risa ante tanta mediocriad.

    De Ciencias Políticas no pasaba del Politeia de García Venturini que venía a ser un cursito de Educación Democrática disfrazado como para hombres serios (ésa de los
    programas de secundaria de lo ’60).

    Ésos suelen ser los intelectuales de la intelligentzia vernácula.
    Tipo un Aguinis o un Rositchner (h) ¡hasta la ex Mao Sarlo! . Y que encima son premiados escribiendo en ¡La Tribuna de Doctrina!!! por no hablar de los demás columnistas que dan vergüenza ajena.

    Esa diferencia es el activo que tenemos en el campo nacional: intelectuales, artistas, científicos, académicos, periodistas…

    Haga una encuesta Abel, y va a ver dómde están los nuestros y los de ellos. La ventaja que tienen es la visibilidad que siempre le dieron desde hace más de un siglo largo los medios hegemónicos ( antes “dice La Prensa, dice La Nación…” ahora, ya sabemos…). Pero la calidad y originalidad termina asomando y modelando conciencias.

    Y si a Novaro no le alcanza para un Grondona ¡qué mal que están!

    EL FUTURO ES NUESTRO.

    Nunca menos y abrazos

  9. guillermo p dice:

    Nota de color: recordemos el método de análisis del pobre Grondona que se basaba en gran medida en el análisis etimológico, partiendo de las definiciones actuales de la Real Academia.
    Para impresionar a la gilada.
    ¡ Éramos tan pobres !

  10. guillermo p dice:

    Y Niestche?, Y NIESTZCHE???. y los demás maestros de todos los tiempos?.
    Es injusta mi enumeración porque son multitud los que moldearon y moldean nuestros “paradigmas”, pero pedirle a Grondona,
    ¡ Grondona ! que la iba de cientista político anque filósofo y además (de yapa, claro) periodista, una peregrina idea de historia del pensamiento !!!

  11. Jose dice:

    Las “unidades” del peronismo parecen funcionar cómo las unidades del ejército británico en Baclava ¿Estaremos ante otra “Carga de la Brigada Ligera”?

  12. sandro dice:

    no queres ver la realidad, el problema del peronismo, son los 30 años gobernando la pcia de buenos aires, de cinco perdieron 4 y van a seguir perdiendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: