La globalización y sus segundas marcas

steampunk

Este martes subí al blog un largo reportaje a Jorge Castro, que recibió muchas visitas y encendidos comentarios. Raro, para un tema aparentemente alejado de la campaña electoral en curso.

La mayoría de los comentaristas lo cuestionaron. Bah, le dieron para que tenga. Salvo un par de habituales convencidos que el capitalismo globalizado funciona de maravillas en los «países serios», y si no pasa eso entre nosotros, es por culpa de todos esos populistas que andan por ahí.

Debo decir, sin embargo, que me parece que se perdió de vista la función de evangelizador que cumple Castro. Como si fuera un imán salafista, pinta el paraíso de la revolución tecnológica que nos trae la globalización. Y que puede atraer al sector de nuestra sociedad que le gusta pensar en un futuro sin necesidad de planes sociales, ni de quienes los administren. Sólo lo lee una minoría, pero forma opinión.

Por eso, creo que es importante dejar claro que ese luminoso futuro tecnológico no está en el menú que nos ofrecen en estas pampas chatas, como diría Brascó. Aquí vienen las segundas marcas. Indicaciones claras están en estos dos reportajes que se hicieron a Eduardo Dvorkin, y que mis amigos Arias y Amoedo me hicieron llegar. Los reuní en uno solo (son breves) y conservo la introducción.

Antes, aclaro quién es el que habla: Eduardo Dvorkin es doctor en ingeniería del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), dirigió el instituto de investigación científica de Siderca, Techint, y en los últimos años realizó los cálculos estructurales para la construcción de los satélites Arsat 1 y 2. Para más detalles, pueden consultar las 29 páginas de curriculum aquí.

«Hay un modelo de precarización de las relaciones de producción que emerge desde los centros de poder global. Las nuevas formas de producción existen y se profundizarán en los próximos años. Pero el Gobierno, en lugar de plantear una agenda de generación de conocimiento tecnológico con apoyo estatal, indispensable para pararse frente a lo que viene, adopta un individualismo chato, como el del “emprendedor de cerveza artesanal”. Al mismo tiempo, se desarticulan proyectos de incubación de industrias de alto valor agregado, como los satélites y radares. Pregunta Javier Lewkowicz:

–¿Cuál es la discusión en el terreno laboral que se plantea a nivel global?

–Hay un proyecto que excede a Mauricio Macri y a Cambiemos. Es lo que plantea Klaus Schwab, que es el fundador del Foro Económico Mundial de Davos. Schwab dice que estamos atravesando la cuarta revolución industrial. La primera fue la revolución neolítica, cuando la gente empieza a sembrar y a juntar ganado en lugar de ir cazando y recolectando. La segunda fue la que se llamó la revolución industrial, con la máquina de vapor. La tercera es la digitalización y la cuarta se vincula a una serie de nuevas tecnologías, algunas de ellas sin gran difusión todavía. Schwab dice que en algún momento todo el sistema de producción va a cambiar a producción 3D. Hoy las impresoras 3D imprimen maquetas, pero están empezando a usarlas con materiales duros. Por otro lado, desde el lado de la robótica, va a haber autos que se manejen solos junto al enorme desarrollo de las plataformas online. Hoy en día, Amazon vale en el mercado 355 mil millones de dólares, por arriba de la sumatoria de todas las supertiendas americanas, que suman 297,8 millones de dólares. Es decir, hay una nueva forma de comercio que ha desplazado a la vieja. Hoy Uber, que es una forma muy tecnológica de taxis, vale mucho más que Delta Airlines, y Uber no es dueña de un solo coche.

–¿Cuál sería el impacto de esas nuevas formas de producción sobre la relación laboral?

–La conclusión de Schwab es que se acabó el modelo de la relación de dependencia. Que se acabó el trabajador vinculado sostenidamente a una empresa. Según esa concepción, la empresa va a llamar al trabajador porque tiene que realizar determinada tarea durante un par de meses. Schwab le pone un nombre: la nube humana. De la misma forma que no toda mi información digital está en el disco duro de mi computadora, sino que está en lo que decimos la “nube”, dropbox, mail, etc. O sea, el trabajo humano no estaría ahí. Lo que conlleva un profundo cambio en la relación laboral hacia la precarización.

–La reforma laboral de Brasil va explícitamente en esa dirección.

–Macri viene de alguna forma a introducir, con menor fuerza que Michel Temer en Brasil, esa precarización laboral, lo mismo que Emmanuel Macron en Francia. Un exponente local de esa concepción es el CEO de Mercado Libre, Marcos Galperín. Schwab dice que el avance de la robótica va a generar que las industrias ya no tengan que instalarse en lugares con mano de obra barata, o sea, en los países emergentes. La industria se desplazaría de nuevo hacia el centro, y los emergentes competirían por los costos laborales, costo de la energía y leyes que regulan el tema ecológico.

–¿Cómo se conjuga esa descripción con la situación de la Argentina y los cambios en materia de apoyo del Estado a la ciencia?

–En la Argentina tenemos un neoliberalismo periférico. Ni Macron ni Merkel ni Barack Obama (porque Donald Trump es un personaje más raro) atentan contra su aparato científico ni contra su aparato tecnológico. En cambio, el Gobierno en los hechos reniega de la ciencia propia. Y sale con esa historia rara del emprendedurismo. Es rara porque el emprendedurismo consiste básicamente en gente que crece en base a programas bancados y promovidos por el Estado. O sea, sin un estado tractor no hay emprendedurismmo. Por ejemplo, en Sillicon Valley, el gran emprendedurismo norteamericano en el campo de la electrónica, las empresas, incluso Google, surgieron de programas financiados por el gobierno central. En Boston, cerca del MIT, hay enormes edificios de empresas biotecnológicas que se acoplaron a los programas oficiales. Pero acá se habla de emprededurismo en una forma muy chata y el famoso esquema triangular de empresas del Estado, pymes y los institutos de investigación está siendo desarticulado.

–¿Qué proyectos concretamente están retrocediendo?

–El Arsat 3, la Fábrica Argentina de Aviones, vagones de carga, radares y el presupuesto del Conicet, entre otros. Hay una política de ajuste del aparato científico (ver nota aparte). La falta de tracción del Estado, que es la principal fuente de investigación científica, implica un retroceso en el camino del manejo del paquete tecnológico en la producción industrial, que es lo que realmente importa. No hay país desarrollado que tome la decisión de ajustar su sector científico. Hoy comienza a haber nuevamente ingenieros desocupados.

  • Arsat: “Para entender lo que pasa con Arsat, hay que ser francos en primera instancia. ¿Los Arsat fueron los satélites más baratos para la Argentina? No. Si salís con plata al mercado, a Francia, Estados Unidos, Alemania o China, seguramente vas a tener un precio mejor. ¿Son los satélites más modernos? Los Arsat 1 y  2 tienen motores para regular la órbita que operan con combustible químico, mientras que los más modernos tienen motores eléctricos que se alimentan con energía solar, que era la tecnología que se planificaba aplicar en Arsat 3. Entonces los Arsat 1 y 2 no eran los más económicos ni los de última tecnología, pero sí era el surgimiento de una industria satelital argentina. Para incubar una industria hay que protegerla, esto pasa en todos lados. Ahora, la asociación con Hughes supone que la lógica de la incubación se termine, porque va en contra del interés de una empresa estrictamente comercial”, explicó Eduardo Dvorkin, quien trabajó estrechamente junto al Invap en el diseño de los satélites geoestacionarios argentinos.
  • Radares: “Al comienzo de la presidencia de Néstor Kirchner hubo una reunión en el Ministerio de Defensa en donde se discutía la compra de radares. Ahí Kirchner dijo que los radares se iban a hacer en el país. Fue una decisión muy valiente porque siempre es más sencillo importarlos y utilizar tecnologías probadas y corregidas. Los radares secundarios (para detectar aviones que quieren ser detectados) se produjeron en el Invap y hoy en día la mayor parte de los aeropuertos cuentan con radares argentinos. El gran paso es exportarlos. También se estaban desarrollando drones para patrullar el Mar Argentino. Esos proyectos están en veremos y si bien en el Invap no hubo despidos masivos, la gente más brillante ya se fue porque saben que la perspectiva no es buena”, detalló Dvorkin.
  • Conicet: “El año pasado no entraron al Conicet 500 personas. No son 500 pibes que acaban de salir de la secundaria. Son personas que siguieron una carrera universitaria, se doctoraron e hicieron por lo menos dos años de posdoctorado. El Estado invirtió dinero en esa formación y ahora le dice que no hay laburo. Son personas formadas para investigar y no tienen donde trabajar porque es mentira que las empresas privadas puedan absorberlos porque en general no hacen investigación. Y este año va a ser peor, porque van a ser 1000 los que no van a entrar”.

55 Responses to La globalización y sus segundas marcas

  1. Capitán Yáñez dice:

    «Schwab dice que el avance de la robótica va a generar que las industrias ya no tengan que instalarse en lugares con mano de obra barata, o sea, en los países emergentes».
    ¿Empezará la manga de pelafustanes que sigue a Don Gato a entender porqué no llega la mentada «lluvia de inversiones»?
    ¿Dejarán los diarios de Yrigoyen de Don Gato de tratar de convencernos de que lo que viene no será una «lluvia» sino un «huracán de inversiones» que reite de Irma y sus congéneres?
    No creo…
    Soja, bicicleta… ¡y good show!… y al que no le guste… pues palos y balas de goma (para empezar).
    Y los científicos a lavar los platos, claro.
    En cuanto a nosotros… corremos el serio riesgo, si seguimos discutiendo sobre los modales de Cristina, de terminar como el judío que 2017 años después fue al Vaticano a exigirle a Francisco que le pague la cuenta de la última cena.
    ¡Ah!… mi siempre muy estimado blogger no más en jefe… lo de comprar arroz por internet no me está resultando. Para comprarme la Harley tendré que ponerme a fabricar cerveza artesanal…

  2. Claudia dice:

    Muy bien apuntado lo del Neoliberalismo periferico. Y es inteligible que la producción avance hacia la masividad de la producción 3D impactando entornos y relaciones. El problema estaría entonces en el tipo de relaciones a establecerse ( se redefiniria groseramente el para quien). Porque en el mundo concebido en el MIT y tantas otras usinas de conocimiento y tecnología aplicada, es claro que sobramos algunos miles de millones de fulanos. Y no parece que se planteen seriamente que hacer con nosotros más allá de algunos delirios eugenesistas (delirios, no tanto por su imposibilidad de ejecucion , sino por la precariedad de su horizonte mismo, donde el problema seguiría subsistiendo intermitentemente).En un futuro como el descripto sobra gente.
    Siempre coexistieron paradigmas (aquellos resistentes encuentran nicho geográfico, la «limpieza» de lo viejo no es posible en su totalidad). Y si bien una guerra mundial contribuiría a realizar esa fantasía de economía demografica , las guerras tienen su contracara (la mayoría se empobrece pero también redescubre lo verdaderamente importante y rediseña demanda popular, a su vez). Por supuesto una guerra con tales tecnologías sería una novedad que no replicaria pasados antes vistos.
    ¿Que es lo que presenciariamos tras todo esto? ¿Una sociedad mundial donde haríamos cola para recibir una racion de bienes minimos? Porque repito que quedaría mucha más gente fuera que la actual. La misma tecnología, por su grado superior, quedaría fuera de acceso vasto, su complejidad determinaría al menos dos tipos de usuarios (los sofisticados y los basicos y la pregunta es cuanto duraría la precaria asistencia a los basicos).
    Lo que personajes como Castro intentan imponer es la resignacion para quienes quedamos fuera, la aceptacion y naturalizacion de una condición de parias que adscribirian culturalmente a determinismos presentados como inapelables.
    Estaríamos frente a un modelo que naceria con todavia mayores limitaciones que el Neoliberalismo, con un buraco todavía mayor: su imposibilidad para resolver lo social que vaya si es un determinismo. Saludos.

  3. Alcides Acevedo dice:

    Pobre Dvorkin, de doctor en ingeniería del MIT y con una vasta y exitosa carrera en el sector PRIVADO termina a su vejez dándole letra a los Nac&Pop, en primer lugar tendría que explicar bien por qué dejó de trabajar para el grupo Techint.

    Pero vamos mejor a los argumentos… parece que con el anterior gobierno estábamos embarcados en una especie de revolución científica tecnológica que incluía reactores. radares…. pero también a ¿Fadea? ¿la fábrica de aviones? ¿vagones de carga?, ah, están también los famosos satélites ARSAT, Interesante el tema, sobre todo porque me sirve para ilustrar la idea que tienen muchos del «desarrollo» en Argentina veamos qué dice Dvorkin:

    Para entender lo que pasa con Arsat, hay que ser francos en primera instancia. ¿Los Arsat fueron los satélites más baratos para la Argentina? No. Si salís con plata al mercado, a Francia, Estados Unidos, Alemania o China, seguramente vas a tener un precio mejor. ¿Son los satélites más modernos? Los Arsat 1 y 2 tienen motores para regular la órbita que operan con combustible químico, mientras que los más modernos tienen motores eléctricos que se alimentan con energía solar, que era la tecnología que se planificaba aplicar en Arsat 3. Entonces los Arsat 1 y 2 no eran los más económicos ni los de última tecnología, pero sí era el surgimiento de una industria satelital argentina. Para incubar una industria hay que protegerla, esto pasa en todos lados.

    Entonces:

    1) Los satélites costaron muchos más que comprarlos afuera, eso contando solamente los elementos importados.

    2) Son de tecnologóa obsoleta, los satélites de hoy en día tienen sistemas de propulsión más eficientes y modernos.

    3) Es mentira que el ARSAT 3 iba a tener sistemas que los ponían en la frontera del estado del arte en construcción de satélites

    Encima el caradura habla de «incubar» una industria «naciente» como si la industria satelital no tuviera un grado de madurez que a un país como Argentina le sería imposible alcanzar, mucho menos con su propia demanda doméstica ¿propondrán como estrategia de desarrollo salir a regalar satélites? eso nos daría la chance de incubar un cacho más de tecnología, lo de ganar dinero te lo debo.

    Queda claro que si cuestiones como la satelital son las grandes estrategias de desarrollo estamos fritos, no veo como monetizar esos «avances», ni siquiera nos sirven para ahorrar algunos dólares.

    En cuanto al rechazo a la «reforma laboral» que supuesta (o seguramente) aplique el gobierno tendrían que explicar ustedes qué proponen, el cambio de régimen en Brasil es un hecho y el tema de los robots también, este año en Alemania abrió una fábrica automatizada para fabricar zapatillas:
    https://www.economist.com/news/business/21714394-making-trainers-robots-and-3d-printers-adidass-high-tech-factory-brings-production-back

    Repito ¿qué quieren? piénsenlo bien, miren que del otro lado está Del Caño proponiendo 50 mil pesos de salario y jornadas laborales de 4 horas ¿ustedes pueden superar esa oferta?

  4. Oscar Alberto Reali dice:

    No conozco al lector preopinante, pero veo que entra con los tapones de punta pretendiendo exigir respuestas personales al Dr. Dvorkin. En tal caso – «nobleza obliga» – tendría que comenzar explicando desde donde habla y por la negativa suministra elementales afirmaciones del lenguaje agroimportador y antindustrial, mediante el reduccionismo a una única variable: si es mas caro o mas barato incursionar en algunos desarrollos industriales complejos o quedar librados a lo que en una época denominabamos la «dependencia».
    Los muy interesantes planteos del artículo que se critica forman parte de una discusión mas amplia y necesaria acerca de la política industrial y por ende científica y tecnológica con que nuestro país debe contar y que ha sufrido las marchas y contramarchas de los antagónicos proyectos por los que hemos transitado en los últimos 90 años.
    De seguir los razonamientos de Alcides llegaríamos rápidamente a una vieja receta: la división internacional del trabajo, nuestras ventajas comparativas en la producción primaria, el país para – a los sumo – 20 MM de habitantes y, quizás, volver a la época de la exportación de tasajo y cueros crudos.
    Por otra parte digamos también que el cuestionamiento a los supuestos mayores «costos» de algunas regulaciones estatales contribuyen a ocultar o disimular las brutales transferencias de ingresos que se están produciendo a través de los intereses -con sus tasas diferenciales – sobre una deuda cuyo destino no ha sido la inversión pública sino la alimentación de una nueva versión de la «bicicleta financiera» tan elemental como las anteriores (recuerdan la tablita de Martínez de Hoz o el 1 a 1 de Menem/Cavallo?).

  5. Daniel Eduardo Arias dice:

    Bravo, Claudia.

  6. guillermo p dice:

    Se «…supone que la lógica de la incubación se termine, porque va en contra del interés de una empresa estrictamente comercial”, explicó Eduardo Dvorkin.
    Será teoría conspirativa, pero yo creo que la incubación local va en contra de los intereses de una nación estrictamente imperial.
    O sea, no nos venden por eficientistas, sino por convencimiento de subordinación neocolonial. Y esto no cambió nunca pese a todos los cambios en las técnicas de producción y no veo por qué tendría que cambiar ahora.
    Eso sí, para soja y otras commodities tienen a un Castro que les da letra.

    Respecto de los cambios de las relaciones laborales producto de las revoluciones tecnológicas, es terreno de pura especulación.
    No tienen en cuenta la historia ni los cambios sociales que acompañarían. Usan las categorías del presente para imaginar el futuro.
    Sanata, si conocen un poquito de matemática superior y les gusta una fundamentación de ese tipo tendrían que aceptar que las ecuaciones que son útiles en macro o microfísica, o en meteorolgía o en cualquier otra disciplina: Poincaré, Heisenberg, Prigogine (Víctor Lustig, Manolo?), Lorentz y van… ilustran sobre la virtual imposibilidad de predicción a mediano y largo plazo aunque esta imprevisibilidad no implique comportamiento azarozo del sistema.

    Y Claudia, podés quedarte tranquila que si Castro es filomarxista debería saber que para sus maestros el capital no produce riqueza.
    Imaginate, Todo capital, todo robotizado, robots que fabrican y mantienen robots, inteligencia artificial que reemplaza el intelecto humano, ¿para quién producirían??. ¿Cómo podría haber tasa de ganancia si sólo produjeran para el capitalista? (unos pocos básicos y suntuarios para unos pocos). Y para el resto (miles de millones) un plan de extinción y en el mientras tanto AUH y pensiones no contributivas para consumir lo elemental.

    Imposible, el día en que estuviera todo robotizado, si eso llegara a ser posible, sólo sería viable en una sociedad diferente producto de una revolución política formidable.

  7. David (idu) dice:

    Hola, Abel:

    Formando parte de…

    «Salvo un par de habituales convencidos que el capitalismo globalizado funciona de maravillas en los “países serios”, y si no pasa eso entre nosotros, es por culpa de todos esos populistas que andan por ahí.»

    …debo decir modestamente, ya que mi curriculum tiene 28 hojas menos que el de Eduardo Dvorkin, lo cual no me ha impedido ser un «emprendedor chato» desde hace 41 años, incluyendo impresión 3D, software avanzado de auditoría, robótica educativa, y otras ideas que seguramente no me alcanzará la vida para concretar.

    Siempre, obviamente, fuera del triángulo «empresas del Estado, pymes y los institutos de investigación» Ja!

    Después de todo Bill Gates, Steve Jobs, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg… y hasta el muy argentino Marcos Galperín (Mercado Libre), han realizado sus proezas sin los impuestos de los contribuyentes, salvo la Universidad, claro. De paso pregunto: ¿Todos son universitarios?

    Y ya que el 90% de los ingresos del Estado van a parar a sostener la burocracia estatal, las jubilaciones y asistencia social, más la «asistencia social» a las empresas prestadoras de servicios públicos, apenas nos queda un 10% para obras… y para ser líderes mundiales en tecnologías del Siglo XXI

    «Too much», ¿no?

  8. Daniel Eduardo Arias dice:

    Un par de detalles respecto del Arsat-3: en realidad con este aparato todavía no se iba a pasar a un satélite de propulsión híbrida (motor de ascenso a órbita químicos, «thrusters» o minicohetes de mantenimiento de altitud y actitud eléctricos. Ése sería, de cumplirse la ley satelital, el Arsat-4. Con el 3 se pensaba usar la misma plataforma de servicios del 1 y el 2, cuyos motores de ascenso y thrusters para stationkeeping son químicos, como modo de amortizar el costo hundido de su desarrollo.

    Dvorkin tiene razón en que la vanguardia tecno en satélites geoestacionarios ya es puramente eléctrica, sin ningún tipo de propulsión química. Pero los satélites geo tienen 15 años de vida de servicio y la cantidad de autorizaciones para llenar posiciones orbitales está limitada físicamente por la distancia recíproca que deben mantener estos aparatos, y legalmente por la ITU, que autoriza o niega el uso de tales posiciones. Por esas dos causas, todavía no hay muchos satélites puramente eléctricos desplegados y trabajando.

    En suma, que la Argentina habría llegado a esa tecnología luego de haber transitado por un par de Arsat híbridos, el 4 y el 5. El 7 ya se habría encarado como puramente eléctrico, y obviamente también el 8. La ley satelital estaba pensada para ir avanzando en etapas hacia la frontera tecnológica a lo largo de 6 satéllites y entre 18 y 20 años contando desde 2015, fecha del disparo exitoso del Arsat-2.

    Es un modelo bastante sensato y poco rupturista, no muy distinto del que aplicó Embraer para pasar de su primer avioncito turbohélice chico, el Bandeirante, en 1965, a ser el tercer proveedor mundial en jets de cabotaje (detrás de Boeing y Airbus), y el único fabricante de cazas supersónicos de alto desempeño del Hemisferio Sur (el Vigen, en asociación con Saab de Suecia). Lo que requiere un modelo de estos es continuidad, es decir volverse un proyecto común a varios gobiernos que estén dispuestos a sostenerlo a lo largo de más de una generación, y a capear más de una crisis. Los brasileños lo tuvieron.

    Nosotros no lo hemos tenido, ni con la Fábrica Argentina de Aviones, que efectivament estaba haciendo drones y hoy está dirigida por un lechero, ni con los satélites geoestacionarios. De cumplirse la ley satelital, hoy el Arsat 3 debería estar terminando su construcción y entrando en su fase de testeos intensivos en los simuladores de vuelo de CEATSA, una empresa mixta de ARSAT e INVAP en Bariloche. Probablemente el año 2018 sería el de su lanzamiento.

    Y sí, efectivamente sería un satélite de los que todavía eran comunes a principios del siglo XXI, no un ultimísimo modelo «state of the art» en materia de propulsión o de carga útil. Su función no era impresionar al cholulaje, sino dar servicios y formar parte de una cadena de aprendizaje.

    Sus servicios originalmente planificados eran proveer de Internet satelital a todo el territorio nacional en banda Ka, por pago para empresas y provincias, pero en forma gratuita para escuelas rurales, comisarías y municipalidades alejadas de la red de fibra óptica. Esta última función social es imprescindible no para ganar plata, sino para contribuir a que el país no la pierda por el despoblamiento cada vez peor de vastas áreas áridas de su interior. Lo que es evidente es la voluntad de que tales servicios se terminen contratando con proveedores externos, y la plata se vaya del país.

    También es evidente que basta con romper un eslabón de la cadena de evolución tecnológica que iba desde el Arsat 1 al 8 para que ésta se corte. Es un modo de perder todo el esfuerzo económico y tecnológico acumulado desde 2006, y de paso, dejar fuera de mercado a un centenar y pico de pequeños y grandes proveedores nacionales de subcomponentes y servicios, con INVAP a la cabeza como blanco principal.

    Y eso no hay que ignorarlo. ARSAT nos transformó, con la precariedad de lo incipiente, en el 8vo país del mundo con capacidad propia de diseño, construcción y testeo de satélites geoestacionarios. Dicho de otro modo, en el 2do país en acceder por la propia a esta tecnología. El otro es EEUU.

    Es obvio que no estábamos amenazando la posición de ningún fabricante grande de geoestacionarios, donde hay empresas que ya tienen 50 satélites en vuelo y 20 en construcción. Pero también era obvio que en 1976, cuando INVAP empezó a construir el reactorcito barilochense RA-6, no estaba amenazando a los dueños de aquel momento de ese nicho industrial: EEUU, Francia, la URRS y Canadá. Y ahora 41 años más tarde, domina ese mercado en todo el planeta. Le está vendiendo 2 reactores tipo «Open Pool» a los EEUU, que es algo así como venderle arena a los tuaregs, con la diferencia de que estos no inventaron la arena ni la exportaron jamás,

    No era imposible que repitiéramos esa trayectoria. Si INVAP ha sido un cisne negro en el historial tecnológico nacional, probablemente la Argentina necesite de 9 cisnes negros más. ARSAT pintaba para serlo.

    El problema para los cisnes negros es sobrevivir a los gansos como el troll oficial de este blog.

  9. Capitán Yáñez dice:

    Pues si no conoce al preopinante, le informo que el tal preopinante propone la esterilización de mujeres pobles después del segundo hijo (y con mano dura, nada de excepciones), cosa que ya no hacen ni los chinos, de modo que ya puede imaginar usted qué rumbos transita el preopinante.

  10. Julio dice:

    Uno de los artículos más interesantes de 2017 de tu blog, Abel;
    con ésta serie temática se da el proceso inverso del repollo;
    y a la 4ta revolución Industrial
    no estaría mal agregarle la película de Pino Solana
    el legado estratégico de Juan Perón.
    Saludos.

  11. Silenoz dice:

    Je je …

    Como siempre las fervorosas y pelotudas sobre-actuaciones del peludo por antonomasia de acá arriba (Acidez Acepedo) dan pie para algunos puntos de vista que intenten explicar el por qué de aseveraciones de gente respetable y que tanto molestan a la neo termocefalia amarilla que, berretemanete, intenta refutar con sentido común del tipo (casi) más perverso:

    ‘Tons porái conviene empezar por el final por que lo que buscan estos tipos de emprendimientos es, entre otras cuestiones, la innovación

  12. Silenoz dice:

    Innovación
    Normalmente se entiende a dicho proceso como algo aleatorio, tipo que te puede “pegar” o no y/o probabilístico pudiéndose así calcular algún grado de éxito o fracaso. De esta forma se la percibe como “riesgosa”

    El tema es que en realidad la innovación se basa en:
    – conocimiento e innovaciones del ayer
    – es entonces acumulativo
    -“dependiente de la trayectoria” (aka “path dependancy” cumplo la cuota de extranjerización debida ja ja….)

    Trayendo al cro. Schumpeter la innovación sólo es posible en la medida que haya oportunidades potenciales de innovar. Recién entonces cuando estas “oportunidades” sean percibidas habrán de sobrevenir las inversiones por las cuales toda esta yunta de pelafustanes en funciones de saqueo se mojan.

    En definitiva desde un neo-schumpeterianismo – keynesiano las inversiones dependen de la tecnología futura y sus oportunidades de mercado. Sin estas últimas NO EXISTEN, no hay QE, flexibilización laboral, rebajas impositivas, tasa negativas o deuda que las promueva

    ¿Qué carajo tiene que ver todo esto con lo de ARSAT y el plañideo del primate de arriba?

    Que el desarrollo de la industria satelital aunque en sus primeros estadios sea cara y obsoleta, con el tiempo sus posibilidades de éxito para nuestros intereses provendrá exclusivamente de un desarrollo autóctono qué sólo podrá ser logrado con conocimiento acumulado pasado, “dependiente de la trayectoria” (pruebas y resultados, pifies y éxitos conseguidos “learning by doing” Kaldoriano) y que, en el mientras tanto y al final, permitirá generar nuevas oportunidades para seguir hundiendo guita.

    Frente al nuevo escenario productivo de las cadenas de valor, sólo mediante la innovación e inversión en educación e I+D en el “conocimiento de frontera” (dixit cro. A. Ferrer) es que tendremos alguna chance de desarrollo, debido al alto valor agregado y compatible por si fuera poco, con los salarios altísimos –según algunos- de nuestros laburantes.

    Dicho de otra manera: no nos vamos a desarrollar fabricando y exportando autos, PC, noteboks, celulares aipads y chirimbolos similares sino mediante emprendimientos como los de ARSAT, militar, farmacéutico, nuclear, químico, industrializando minerales. Y dentro de estos sectores propiciar en el país el eslabón de mayor valor agregado (básicamente los laboratorios en I+D como Alemania). Todo este desarrollo ENDÓGENO genera una cadena de proveedores que se verán compelidos a trabajar al más alto nivel tecnológico en fierros y (para tranquilidad de los neo-ludditas) en servicios.

    En este marco sólo es posible aventurarse y promover el “emprendedorismo” –y reconversiones agrego- exitoso para tod@s ya que la entrada en este tipo de “negocios” tiene que ver con las perspectivas de ganancias futuras y su tasa de crecimiento (a esto se refiere Keynes con su “animal spirit” esos son los “drivers”). Por supuesto el promotor y actor principal debe ser el estado, Dvorkin hablaba de Sillicon Valley pero no olvidar que todo eso se basa en internet que fue un “proyecto” del estado

    Y todo esto ¿qué catzo tiene que ver con la flexibillización laboral? MUCHO…..

  13. Silenoz dice:

    La flexibilización laboral vs. inversión, productividad e innovación

    En lo que sigue me centro en las desventajas que apareja esta modalidad en los procesos productivos y que tanto preocupan o intentan promover y mejorar los CEO fascistas tilingos gobernantes:

    1)entre 1960 y 2004 [1] los crecimientos de los salarios reales en la “vieja europa” fueron mayores a los propiciados en países con facilidades de despidos (modelo laboral a la Rhineland mucho más rígido comparado con el anglo –sajón)
    Si la “vieja europa” está en condiciones de pagar mejores salarios es por que ganaron mayor productividad que sólo será, indudablemente, si invierten reemplazando equipo obsoleto ya que éste se vuelve menos redituable con alzas salariales.
    En consecuencia salarios bajos tiende reducir la demanda por equipos nuevos, más eficientes cayendo de esta manera tasa de inversión y productividad

    2) desde el punto de vista Schumpeteriano (en donde los monopolios no son tan malos y con mayores posibilidades de absorber costos crecientes) altos salarios y rigidez laboral inducen la “destrucción creativa” ya que invirtiendo en innovación desplazan a aquellos competidores tecnológicamente rezagados. La innovació es más rentable

    3) la facilidad de despedir y contratar gente atenta contra la inversión en aprendizaje de los trabajadores. A la vez, estos no tendrán ningún incentivo o serán remisos en adquirir conocimientos específicos de una empresa en particular debido a la poca garantía de permanencia preferiendo perfeccionarse en saberes generales para poder insertarse en el mercado

    4) el efecto “confianza y lealtad” entre trabajadores y gerentes favorece la productividad ya que ambas sólo son posibles en situaciones laborales de larga data en donde los riesgos de despidos son bajos. Este tipo de relación suele producier los sgtes efectos:

    – disminuyen los costos de monitoreo y control

    – la lealtad disminuye las chances de filtraciones de secretos a los competidores

    – mayor duración y estabilidad en el empleo => mayor conocimiento tácito sobre todo en modelos productivos donde la innovación es relativamente rutinaria

    – este ambiente genera más y mejores “idas y vueltas” (aka feedbacks siguiendo con mi debida extranjerización) y cooperación entre la tropa y la oficialidad

    5) la rigidez laboral al hacer dificultoso los despidos incita a que las empresas no castiguen furibundamente a los trabajadores en situaciones de fallos u errores, de hecho incentiva a que el obrero se aventure, bajo ciertas limitaciones, a innovar con algún riesgo en lo que concierne a su trabajo haciéndolo más productivo.

    6) Por último, la posibilidad de estabilidad laboral y causales de despidos rigurosas hacen o permiten que los trabajadores sean más cooperativos con la gerencia en la mejora del proceso productivo sobre todo ahorrando trabajo y mucho más predispuestos a compartir su conocimiento “tácito”. A la inversa, en lugares con mucha rotación los empleados tienden a “encanutar” información y conocimientos

  14. Silenoz dice:

    Resumiendo:
    Las razones pro flexibilización no las expongo pero son de altamente cuestionables a mentirosas… posverdades digamos.

    Pero si deseamos el desarrollo y estamos de acuerdo en que éste se conseguirá invirtiendo en proyectos productivos en la “frontera de conocimiento” en donde la innovación es el “leitmotiv” una buena forma de propiciar esto es NO FLEXIBILIZANDO las condiciones laborales ya que atentan contra la innovación y su necesaria productividad mushashos…..

  15. Alcides Acevedo dice:

    ¿Perdón? ustedes viven despotricando contra el agro y el país para «20 millones de personas» y no se les cae una idea, si piensan que fabricar satélites que atrasan por lo menos 30 años es una instancia superadora no solamente se equivocan, están incubando la cristalización del atraso porque estos proyectos desquiciados terminan en la nada misma, ya sucedió muchas veces, el problema es que no lo quieren ver y le echan la culpa a Menem o Martínez de Hoz.

    Cosa injusta por otra parte, durante la época de Proceso la actividad nuclear tuvo su época dorada y con el menenismo se comenzó el desarrollo local de tecnología satelital… y me refiero a las «tecnologías» de punta que nos sacarían del marasmo tercermundista.
    No es el caso, pienso en la Federación Rusa, ellos sí que tienen cohetes y reactores como no soñaríamos nosotros en 200 años y sin embargo viven de sus recursos naturales, desarrollar tecnologías que uno asocia (sobre todo) con las potencias militares dominantes no te convierte en un país desarrollado industrialmente, mucho menos gastar los pocos dólares que uno tiene en reinventar la rueda.

  16. Alcides Acevedo dice:

    Parece mentira, gente grande, ¿tengo que contestar?

    Ponen de ejemplo a EMBRAER y lo que implicaría una política con continuidad a largo plazo, es cierto, los tipos de Embraer se merecen todo nuestro reconocimiento, lo que no se entiende es cómo las decenas de empresas norteamericas, japonesas, alemanas, francesas, suecas o inglesas que supieron fabricar aviones civiles pioneros fueron desplazadas por los brasileros, seguro son una serie de factrores y la inteligencia de al fijar políticas productivas realistas están en primer lugar, los tipos supieron explotar nichos desatendidos por otras empresas, leer la experiancia de EMBRAER como se debe seguro despejaría más de un mal entendido, como ser el desarrollo local de satélites puesto en perspectiva.
    Además no menos del 70% del costo de cada avión que fabrica EMBRAER son insumos e ingeniería importados, empezando por las turbinas. Para pensar.

    Por útimo el caso de INVAP como gran ejemplo de exito, si décadas de inversión y desarrollo consecuente trajeron como beneficio la venta de un par de reactores de verdad (Australia y Egipto) y otros pocos chiquitos a países del tercer mundo lo que representa en total a lo largo de toda la historia de esta empresa un monto neto menor a las exportaciones de soja de una semana… bueno, sin comentarios, lo mismo con los supuestos reactores que INVAP iba a vender en Estados Unidos, nunca se supo nada más de ellos:
    http://www.coquipharma.com/wordpress1/press-releases/

  17. ADA E IDO dice:

    SI CEOS de companias que cortan el bacalao ya hablan del universal basic income y si entre esos ceos esta mark zuckerberg de facebook te podes imaginar a partir de donde tenemos que empezar a pensar
    http://www.businessinsider.com/entrepreneurs-endorsing-universal-basic-income-2017-3/#pierre-omidyar-2

  18. Raúl C. dice:

    Entre las cosas increíbles que da este país está la militancia antiindustrial.
    No se trata de una mirada positiva hacia ‘el campo’. Que en parte se puede entender.
    Nada de eso: es estar en contra de todo posible desarrollo que no sea soja, soja, soja. Por principio.
    ‘Somos inferiores, no podemos, nunca podremos’.
    Qué manera de ser resentido y estar al pedo…
    Pero claro, estos están al pedo porque hay presupuesto. ‘Assholes with a budget’.

  19. Silenoz dice:

    la rueda no… la bicicleta de Lebacs…. supersticioso

  20. Silenoz dice:

    Y sí….. viviriamos en un capitalismo inimagible… de hecho podría ser NO capitalismo… o al menos que no tenga nada que ver con la generación de ganancias y riqueza ya sea vía producción o timba (esta última con raíces en la primera ya que la valorización de activos financieros empiezan en empresas productivas)

    Con todo, suponiendo que ese modo de vida sobrevenga, la lentitud del crecimiento de la productividad lo está retardando inexorablemente, lo aleja del horizonte.

    Y lo que deterministas no pueden ver es que los cambios en los métodos productivos hicieron desaparecer algunos trabajos pero se crearon otros en mayor cantidad que los primeros.

    Tampoco son lo sufucientemente sagaces para preguntarse por qué si la gobernanza de las máquinas está a la vuelta de la esquina, todavía se buscan formas de abaratar los costos salariales….

  21. guillermo p dice:

    Bueno…, me atrapaste Sile.

  22. David (idu) dice:

    Veo por aquí varios enfoques muy ideologizados.

    Lo digo como contraposición a lo que podríamos llamar «pragmatismo».

    El capitalismo es una verdadera mierda, pero es lo único que logró multiplicar la riqueza mundial exponencialmente y bajar la pobreza un 70% en el último siglo.

    El video que publicó CV es el mismo mensaje que leí yo en la revista Primera Plana, allá por la década del ´60 en donde se anunciaba más o menos lo mismo que se anuncia ahora.

    Y lo que vino fue la explosión productiva tanto industrial como primaria, la automatización, la informatización, tecnologías impensadas… y hasta el ISIS:

    Porque al fin y al cabo, las creencias son las creencias. Y según el antropólogo Yuval Harari, el Homo Sapiens le ganó al Hombre de Neanderthal, solo porque logró establecer creencias («chismes» los llama él) compartida por millones de personas (religiones, ideologías políticas, dinero…)

    De tanto criticar a nuestra producción primaria, nos olvidamos que el menemismo, o sea la versión «neoliberal» del peronismo, le puso la lápida a toda la idea desarrollista – industrialista que imperó desde la Doctrina Prebisch, o antes.

    Hace 40 años un amigo que fabricaba parlantes me dijo: «Esto se muere» Se lo discutí a muerte: yo estaba en la misma senda, con otros productos con más de tecnología.

    Videla, Joe, Menem, Cavallo, y el dólar eternamente subvaluado hasta el día de hoy hcieron el resto.

    Si, amigos: algún día un niño gritará «El Rey está desnudo», y nos alegraremos de reconocer, que, al menos, tenemos soja, Vaca Muerta, y un Ingreso Universal para los fideos.

    Porque lo otro, ya lo vieron otros países, que hace décadas están trabajando en eso, mientras nosotros discutimos si vender limones a EEUU, o volvemos a exportar carne a Europa…

  23. Claudia dice:

    Sumamente interesantes los argumentos de los ultra pensantes habitues (se agradece el esfuerzo docente para desazarnos a los más basicos).
    La pregunta que yo me formularia es no solo quien estaría en condiciones de comprar los bienes futuros (ciertamente, el capital necesita un bendito mercado para reproducirse ) sino…¿por que tanto esfuerzo intelectual y represivo emprendido por estos «adelantados» pos-neoliberales? ¿que escenarios sociales no tienen asegurados como para no cejar en sus esfuerzos de instalación cultural por goteo?
    Más allá de las añoranzas de unos de volver a una división laboral cuyo control social, en las periferias desindustrializadas y obligadas a primarizacion, precisaria de formas medievales inevitablemente, se me ocurre que no han de tener la vaca atada ni en su propio hemisferio como para asegurar una implantación tal.
    Cataluña (salga como salga el experimento, se resuelva como se resuelva esa crisis), acaba de abrir una Caja de Pandora que activa viejos problemas y desafía a los sistemas políticos con otros nuevos. Y digo Cataluña por su visibilidad, no porque otras iniciativas no estén horadando ya mismo a las democracias raquíticas. El fenomeno del terrorismo (así cuente con mañoso financiamiento de poderosos), es parte de ese rediseño no planificable. Porque no todo es causalidad en la Historia. El factor azar no es despreciable. No me opongo a esa 4ta revolucion industrial, entiendase, mas alla de intuirme probablemente excluida de ella (seguramente encontrare precario sitio en un nicho «pre-industrial», ja ja, soy buena pintando rinocerontes lanudos). Es solo que como bien apunto guillermop… sigue estando medio flojo el «para quien» y el «desde donde» (inevitablemente, un sistema politico todavia no nacido -guillermo lo desarrolla mejor-). Saludos.

  24. Silenoz dice:

    Mirá o miren ADA E IDO…. hay que tener cuidado con los aspirantes a Zaratustra:

    Los tipos están pidiendo beneficencia ¿las distintas religiones no se ocupan de ello ya y con una larga «expertise»? ¿qué tan lejos está de la «filantropía» de las señoras gordas en sus tertulias de te con scons victorianas?
    El problema de estas soluciones es que no le cambia la vida en forma estructural a nadie serán un poco menos pobres o un poco más clase media pero no mucho más

    Otro problema es la contradicción: los tipos piden que el estado lo financie total/parcialmente dentro de una cosmovisión dominante en la cual los déficit son malos, malísimos, buhh, caca, feo chancho peco y todos se encuentran en la cuesta de la santa «austeridad expansiva»

    Tambien hablan de emprendedorismo pero dificilmente reconozcan que su virtud es la mera explotación y usufructo -oportuna y con algún tinte visionario eso sí- de descubrimientos y fuerte «hundimientos» de guita por parte del Leviatán

    Y relacionado con el tema de la flexibilidad en boga, hay que tener en claro que para las empresas la flexibilidad les permite bajar costos laborales pero es más «cul» decir que trabajar de lo que a uno le gusta trae felicidad, amor y paz sobre los hombres en la tierra
    (Tienen otro recurso a mano: las agencias de personal temporario pero solo se utilizan para reemplazos normalmente debido a licencias y con un costo igual o mayor a los de sus empleados en relación de dependencia.)

    Igual esto tipo son muy bichos por que piden tirar guita para que la gilada pueda seguir consumiendo, sin embargo no pueden imaginar un mundo en donde se gane guita sin que nadie trabaje que, se supone, como está a la vuelta de la esquina es inexorable…..

    Por todo esto el testimonio de Tim O’Reilly es el más acertado y acorde al tiempo que seguramente y al menos dure su supervivencia

  25. Peter de A. dice:

    Es q justamente. Gates, Zuckerberg, Jobs, fueron muy buenos empresarios, hábiles en generar riqueza. Pero nada de eso hubieran hecho (o se hubieran dedicado a otros rubros), si mo fuera por el dedarrollo de la computacion en estados unidos que tuvo como principal impulsot ni mas ni menos q q al estado, si, con plata de los contribuyentes!, y otras instituciones como el mit, y las universidades.

  26. Chiclana dice:

    En toda discusión donde sale el Conicet no dicen nada del curro de Roecyt y de los pip que no se pagaban. Ni hablar de la persecuta a los que «hablaban».
    Donde rascas un poquito sale pus.

  27. David (idu) dice:

    Por supuesto. Nada viene del aire. Por eso hablé de las Unversidades, que además provienen de una mística progresista (me refiero al progreso de verdad, no a las ideas caducas del siglo pasado que hoy usurpan ese nombre).

    Como lo fuimos nosotros con la Generación del `80.

  28. David (idu) dice:

    Vale aclarar que ni Bill Gates ni Steve Jobs terminaron la Universidad.

    Fueron fruto de su medio ambiente motivador, en donde el Estado no les puso ni un dolar.

    Seguramente les puso otras cosas más importantes.

    El dinero es una ficción. Ja.

  29. Peter de A. dice:

    Pero a lo q voy es q lo valioso no lo hicieron ni Bill ni Steve ni Mark, ellos sólo usaron lo que ya se había desarrollado antes, y lo con irtieron en negocio. La idolatría de estos personajes es para la tribuna, nada q ver con personas como von Neumann, Kernighan, Ritchie, Knuth , etc.

  30. victorlustig dice:

    Dicho de otra manera: no nos vamos a desarrollar fabricando y exportando autos, PC, noteboks, celulares aipads y chirimbolos similares
    Silenoz dixit

    Paparulo
    Vos defendías eso, ahora, te diste vuelta?
    Deja que voy a ver Blades Runner a ver si encuentro alguna frase
    Ahora bien, de acuerdo a eso tiramos la guita 10 años
    Y lo dejo ahí, me cansa escribir en tablet, tenes mil para que me duela la mandíbula de reírme, learning by doing

  31. victorlustig dice:

    No che sino eran comisarios políticos es mentira eso te lo digo yo que levantó las piedras buscando

  32. David (idu) dice:

    Si, pero no, amigo Peter.

    Todos estamos montados «A hombros de gigantes», como reza el título de un libro de Stephen Hawking, donde a través de 1.100 páginas describe y agradece a sus brillantes antecesores: Copérnico, Galileo, Kepler, Newton, Einstein…

    Sin ellos, no habría llegado a enunciar la teoría de los agujeros negros.

    Del mismo modo Bill Gates y Steve Jobs fueron genios muy importantes, no solo pendejadas para la tribuna.

    Veamos:

    Bill Gates supo ver, solito con su alma, lo que la Corporación IBM no pudo: que lo que valía más era el software, y no el hardware. Es más: Bill Gates no escribió el DOS, se lo encargó por unos dólares a un compañero, le puso MSDOS, y se lo vendió a IBM.

    El amor que hoy tiene la computación por los «fonts», los «true types» y demás maravillas de las letras, no habría existido de no ser porque Steve Jobs, que no pudo pagarse la Universidad, asistió como oyente a un curso universitario de…. CALIGRAFÍA. De ahí inventó que las bellas formas de las letras podía revolucionar la experiencia computacional. Ni hablar del «mouse» ni de la pantalla táctil… ¡Genio mayúsculo!

    No son dioses, pero yo, un poquito, los idolatro…

  33. Raúl C. dice:

    Lo gracioso es pretender ser un partidario del desarrollo y del progreso científico-técnico… y aplaudir a la Generación del 80, que toda la tecnología y los bienes industriales los importaba, y proponía un destino de vendedores de materias primas ‘al mundo’ (a Inglaterra) per secula seculorum.

    No sé si es cinismo o… (llene la línea de puntos).

  34. Raúl C. dice:

    En otro comentario elogia a la Generación del 80.

    La Generación del 80 fue la que sentó las bases de país de trigo, maíz y vacas (y ahora soja) que ‘debe’ importar todos los bienes industriales y no tener industria propia porque es ‘populista’.

    No sabe lo que usted mismo piensa.

  35. Raúl C. dice:

    ¿Usted o sus patrones creen que con tres o cuatro insultos y vómitos va a refutar los puntos que desarrolló Silenoz arriba?
    ¿Y que va a lograr algo más que las risas de sus compañeritos de la oficinita?

    Qué gente ilusa.

  36. David (idu) dice:

    La generación del ´80 nos llevó a los primeros puestos mundiales de bienestar.

    Cosa que se acabó luego del Centenario de la Independencia.

    Habíamos tenido varias «décadas ganadas», y cansados de tanto éxito, nos dedicamos al militarismo populista. Y todo se fue a la decadencia.

    A lo mejor fue culpa de la misma generación del ´80 el no haber previsto que no estábamos «condenados al éxito» Ja.

    Hasta tuvimos recientemente un «repechaje» de «década ganada», que finalizó como… bueno. Finalizó.

    Sobre que no se lo que pienso, no es de sorprender: soy descendiente filosófico de Platón, que le hace decir a Sócrates: «Solo se que no se nada».

    Encima cuestionador talmúdico… no te sorprendas de nada.

    Queda la soja.

  37. victorlustig dice:

    Perdón,patrón tengo, para mi trabajo, noesto que es diletantismo
    Ahora
    Vos SOS empleado de Silenoz? O no sabe explicar sus desvaríos

    Besi

  38. Peter de A. dice:

    No es cierto lo que decis de Gates e IBM, que ya venía en la industria del software hace mucho tiempo. Dicho sea de paso IBM empezó organizando los datos de censos con inversiones del… estado. Lo q hizo Microsoft, ademas de un pésimo sistema operativo, es una computadora personal (con intel fabricando el procesador) mientras q ibm tenía empresas como clientes, que usaban mainframes (muy costosas para personas). Pero bueno, es un tema demasiado largo para un comentario de post, ojala Abel postee alguna vez dobre estos temas .

  39. Daniel Eduardo Arias dice:

    You are bloody well right, Silenoz. Por eso Japón exportaba relojes por kilogramo, como clavos, en la década del ’50, y en la década del ’60 y ’50 sacaron a Suiza del mercado. Lo mismo con automóviles en los ’80, pero contra las automotrices yanquis. And so on, and so on.

    Conozco bastante el ambiente de trabajo de las corporaciones japonesas, empezando por el del país mismo, que es otra corporación, y mi identidad criolla elegiría algún estilo rápido de suicidio antes de ser un «perteneciente» con disolución total en alguno de esos colectivos. Pero que económicamente eso de la fidelidad enamorada de trompas y laburantes por el dios-empresa funciona bien, ni duda.

    By the way, es uno de los secretos de INVAP. No el único, pero uno bastante decisivo.

  40. Daniel Eduardo Arias dice:

    Lo que AA dice es verdad, pero no sólo para Embraer sino para todo el mundo aeroespacial (excepción: el de Elon Musk, que es un planeta aparte, y el de Orbital Sciences, lo mismo).

    Los aviones y satélites se hacen con hasta un 70% de partes provistas por otros fabricantes, en algunos casos rivales jodidos, porque es el único modo de estar arriba en calidad y abajo en precio. El «in house» murió hace mucho.

    El mundo aeroespacial es competitivo.colaborativo. No es fácil entenderlo si uno es lineal, onda AA.

    Respecto del contrato de Coqui Pharma, el diseño desde cero de dos reactores tipo Open Pool de baja potencia toma no menos de cinco años. No se puede hacer un simple «cut job» de otros reactores de mayor tamaño ya vendidos. Y entre otras cosas, el proceso involucra «ab initio» a las autoridades regulatorias nucleares de los EEUU, y de yapa a la FDA.

    Thirsty work, that.

  41. Reynaldo dice:

    «La generación del ´80 nos llevó a los primeros puestos mundiales de bienestar.»
    Léete las 1500 páginas del informe de Bialet Massé y después hablamos. (Que diga Bialet si es kirchnerista!!!).

  42. Reynaldo dice:

    El mouse (como las interfases gráficas, como el «padre» de los lenguajes orientados al objeto: Smalltalk, como la Xerox Alto, que algunos consideran la primera PC,y, aunque no estoy muy seguro, las bases de Ethernet) fueron creadas en el Xerox Palo Alto Reserach Center en la década del 70. Ni Gates ni Jobs tuvieron nada que ver.

  43. Silenoz dice:

    Es que es «vital» por que si no… ponete un puesto en la avda. Avellaneda…..(si te dejan)

    Fijate el ramo de programaciòn y desarrollo de software donde sin contar o tener en cuenta los problemas de «jaqueos», en la intermedicaciòn de datos ligado a una red hacè de cuenta que estàs sentado en un ambiente tan estable como el cràter de un volcàn activo en la falla de San Andrès…. a cada ratos te salta un resorte y se te clava en el medio de buehhh… te podràs imaginar….

    Acà no podès fiarte de un plantel «flexibilizado» y màs allà de los conocimientos adquiridos previamente, el conocimiento «tàcito» y aprendido màs los secretos estratègicos en y de la especificidad de la empresa, no te queda otra que fidelizar a la tropa SI o SI… por lo menos a aquella que te resuelve los despelotes diarios y que se conectarà indefectiblemente con el sector que innnova ya sea proponiendo nuevas soluciones y/o explorando oportunidades … Esto ùltimo despierta el «animal spirit» ya que se especula la tasa de ganancia en ocasiòn de la oportunidad de ser el primero y su potencial crecimiento…

    ¿puede salir mal? «ofcors» pero no te queda otra que elegir meterte o no por que como esa oportunidad que viste digamos que no existe, no podès calcular su riesgo, en consecuencia el factor es la incertidumbre.

    Y como no se puede calcular la probabilidad de lo que no sucederà o pasarà, el privado serà casi siempre remiso a embarcarse por que està en juego su supervivencia mientras que el estado no quiebra

  44. guillermo dice:

    Las pavadas que se dicen por odio/ ideologia son despampanantes. Para industrializarse en el siglo XIX los requisitos esenciales eran tener hierro y carbón. Argentina no tenía ninguno de los dos, y Patagonia, donde eventualmente se encontró carbón mucho despues, era un páramo sin gente. Cómo se iba a industrializar Argentina en 1880? Que.pais en situación económica y geografica equivalente se industrializó en esa época?

  45. Silenoz dice:

    Jjjjjjjjj

    Bueh ya que taaaanto insistìs 3 cosas:
    1) algunos nacen con la estrella y otros estrellados
    2) a todo chancho le llega su San Martìn
    3) Segùi participando » ‘n lerning bai duing»…. ja ja….

  46. David (idu) dice:

    Así que, amigo Peter, IBM le regaló el negocio del Sistema Operativo de su PC a un simpático muchachito de anteojos…

    Tiernos…

  47. David (idu) dice:

    Gates no. Le copió la idea de interfaz gráfica (Windows) y mouse para PC al inolvidable Steve Jobs

  48. victorlustig dice:

    Pero lo dijiste a eso, cambio el libreto?

  49. David (idu) dice:

    Otrosí digo, Reynaldo:

    Tal vez el mouse y la interfaz gráfica hayan sido inventos de alguna corporación como Xerox.

    Lo cierto es que no vi a nadie usar ese supuesto mouse, ni lo vi en ningún museo. Sobre su interfaz gráfica no puedo opinar, no la conozco ni la recuerdo. Tal vez nadie de por aquí.

    Por algo será…

    A lo que voy es que las genialidades y emprendmientos individuales son a veces revolucionarios, mientras que cierta investigación básica y extremadamente compleja, está a cargo de Estados, como por ejemplo la investigación espacial, la física atómica, etc.

    Y algunas corporaciones colaborarán con genomas, nuevos medicamentos, etc.

    Lo que tienen «ellos» y que resignamos nosotros, es el clima creativo, la pujanza del estudio y el esfuerzo.

    Ellos valoran la riqueza como mérito y la cultura del trabajo. Nosotros la pobreza como mérito, el conformismo compartido, y los liderazgos mesiánicos.

    Pequeñas diferencias.

  50. David (idu) dice:

    No leí a Bialet Masse, pero si no fue la Generación del `80 la que nos condujo, habrá sido porque Dios es argentino.

    Y si, puede ser. ¿Qué le pasó a Dios luego del desastre militarista – populista?

  51. Reynaldo dice:

    Le envío un link (uno entre miles sobre este tema) con respecto al mouse:

    https://es.wikipedia.org/wiki/Douglas_Engelbart

    Con respecto a las interfaces gráficas, un link en el que Ud. seguro va a creer:

    http://www.lanacion.com.ar/437795-el-hombre-que-invento-el-mouse

    De nada.

  52. David (idu) dice:

    Gracias Reynaldo:

    Lo tuyo no se contradice con lo mío: Un invento que no tuvo desarrollo comercial es un valioso antecedente.

    «A hombros de gigantes», como dije antes.

    Copio esto de uno de los links que pusiste:

    Dinero no ganó demasiado: la patente del mouse (ver recuadro) quedó en el Stanford Research Institute donde trabajaba, que más tarde la licenció a Apple por US$ 40.000 y le envió un cheque por US$ 10.000 a Engelbart. La patente ya expiró.

    Es así: Steve Jobs hizo la versión comercial (muy mejorada y barata) del invento original.

    Guttenberg no previó la impresora Laser…

  53. Chiclana dice:

    Me enteré de algunos autos «tuneados» con líquido de frenos para los que hablaban, alguna cubierta, bien cientifico todo. Vamos a ver si avanzan algunas denuncias sobre compra de dolares «oficiales»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: