Jorge Castro y el otro proyecto

Dalí El niño geopolítico

Somos muchos los que tenemos formado un juicio con sesgo negativo sobre las afirmaciones de Jorge Castro (no se lo puede llamar un prejuicio, porque él expone sus ideas con vigor desde hace décadas, y se ha trenzado en largas discusiones).

El motivo de esta desvalorización no es sólo ideológico -un factor decisivo en las grietas argentinas. Es también su constante optimismo, que siempre ve una revolución en marcha victoriosa, aunque cambian las vanguardias que él aplaude: los EE.UU., la globalización en sí, la República Popular China… Pero es un error aprovecharse de los vaivenes de la actualidad (¿quién se salva de ellos?) y descartarlo. Castro está exponiendo, con inteligencia y muchos datos, el discurso de la globalización, que atrae a los que son exitosos en ese juego. O que creen que pueden serlo.

Por eso les recomiendo leer con atención este artículo de la revista Crisis. Ahí hace una exposición “pum para arriba” del mundo que se acerca en forma inevitable, según él. Y tenemos que conocerlo, aunque sea para defendernos.

Los que lo entrevistan a Castro lo cuestionan desde las ideas de la izquierda tradicional. Sin mucho empuje, creo. No importa. El desafío para los “nacionales” es saber si somos capaces, desde nuestros valores, de elaborar un proyecto igual de ambicioso y convocar a sumarse. Corear “Vamos a volver” parece que no será suficiente.

“J orge Castro apabulla. En un párrafo puede condensar más información que toda la que encontrarás en el resto de esta revista: “El único país que tiene relevancia mundial inmediata en la región es Brasil. Brasil representa el 74 por ciento del Producto Bruto del Mercosur, el 51 por ciento del Producto Bruto de América del Sur, la sexta economía del mundo, y es uno de los tres grandes países emergentes (junto a China y la India) que se convirtieron en el eje de la acumulación global durante los últimos quince años. En términos de PBI, el de Brasil es un poco superior al de la India pero allá hay 1200 millones de habitantes y Brasil tiene 230 millones. La relevancia mundial de Brasil la da el hecho de que en estos últimos seis años, que han sido de crisis económica, orgánica, estatal y societaria, ha recibido un promedio de 65 mil millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED). Y en 2017, año en que se agudizó la crisis política, la inversión aumentó de forma récord al punto que las estimaciones de los primeros nueve meses indican que va a recibir 87 mil millones de dólares de las empresas trasnacionales. Con estos números Brasil es hoy el tercer país del mundo en materia de atracción de inversiones, detrás de Estados Unidos y de China. Por eso, la crisis que experimenta Brasil tiene un significado global”.

Es uno de los analistas internacionales más sagaces que hay en el país. Dirige el Instituto de Planeamiento Estratégico. Y, obvio, conoce al poder bien de adentro. Sumergirse en la sencilla oficina que posee en la calle Perón, atestada de libros amarillentos, es como descender a la sala de máquinas del capitalismo, donde todo se mide en función del desarrollo, la productividad y la febril geopolítica de la globalización. En la ventana, detrás de su mesa de trabajo, cuelga un nudo místico chino, acaso un souvenir de alguno de sus siete viajes al gigante oriental vertebrado y vidente, “siempre invitado por el Partido Comunista”, aclara. El Pan Chang, así se llama el amuleto, protege contra los malos espíritus (que tal vez seamos nosotros).

Condenados al éxito

“La novedad de los gobiernos de Lula es que la economía brasileña creció en promedio 5,5 por ciento anual, el doble de crecimiento nominal que había tenido Brasil a partir de fines de la década del setenta. Esto se explica por la plena aparición de Asia en el mercado mundial, lo que provoca un boom en la demanda de commodities. Las únicas exportaciones de Brasil que han crecido en los últimos quince años son la soja y el mineral de hierro. Y más del ochenta por ciento de la soja y el mineral de hierro brasileño se dirigen a un solo mercado: China. Además, al haber dominado la hiperinflación gracias al Plan Real de Fernando Henrique Cardozo (FHC), este crecimiento les permitió transferir recursos a los sectores de menores ingresos. De ahí los planes sociales y la incorporación de más de cuarenta millones de brasileños que pasaron de una situación de extrema pobreza a una incipiente clase media, la denominada clase C. Esto es el fenómeno Lula”.

Sin embargo, durante los gobiernos de Dilma el crecimiento se congela.

—La crisis sobreviene en el segundo mandato de Dilma Rousseff. A partir de entonces Brasil tiene tres años consecutivos de recesión, la más profunda de la economía brasileña desde la década del treinta. En estos tres años la caída del producto ha sido de más del nueve por ciento.

¿Esa crisis responde a la caída del precio internacional de los commodities?

—Responde a la desaceleración de la economía china. Al disminuir la tasa de inversión en China, en especial en materia de construcción y urbanización, para hacer frente a la crisis financiera internacional de los años 2008-2009, Brasil perdió más del treinta por ciento del valor de sus exportaciones (sobre todo de mineral de hierro) en un plazo de dos años. Vale SA, una de las empresas más rentables durante los primeros diez años de este siglo, estuvo al borde de la quiebra.

Además de agronegocios y mineral de hierro, ¿hay algún otro sector dinámico en la economía brasileña?

—El estado de San Pablo es un dínamo desde el punto de vista productivo capitalista. Tiene un PBI superior al de Argentina. Pero está frenado y no logra arrancar. Brasil tiene 25 trasnacionales de envergadura, muy competitivas, muchas de ellas antiguas empresas estatales que se privatizaron durante el gobierno de FHC. Tiene una clase media extraordinariamente pujante, casi setenta millones de personas. Este año va a producir más soja que Estados Unidos. O sea, ya es el principal productor y exportador de soja del mundo. Pero Brasil está viviendo una transición histórica ineludible que va a demorar varios años más. Y el hecho clave será lo que suceda con su estructura industrial, cuya productividad es nula. Hoy Brasil está a la cuarta parte de su potencial.

¿Y hacia dónde va? ¿Cuál es el esquema productivo que se anuncia? 

—Vamos hacia la vinculación de la estructura industrial manufacturera (que es la mayor de América Latina) con el sistema integrado trasnacional de producción. Porque lo notable es que la inmensa mayoría de los 87 mil millones de dólares que Brasil recibe este año de IED están orientadas a industrias que producen para el mercado interno brasileño. Entonces, el punto crítico es que para incorporarse a las cadenas trasnacionales de producción tienen que bajar el costo Brasil.

Por eso apuraron la reforma laboral.

—No me refiero tanto al costo laboral. El sistema brasileño está pensado para evitar competir en el mundo. La inversión pública prácticamente es inexistente, aunque el gasto público es el mayor de América Latina, por encima de Argentina. Pero el 98 por ciento de los recursos del Estado se utilizan para satisfacer los gastos de la alta burocracia. En Brasil, la clase privilegiada no es la burguesía paulista sino la alta burocracia del sistema estatal.

Crisis de verdad

Dice Castro, en su libro El desarrollismo del siglo XXI, que en política no importan las ideas sino las estrategias. La frase podría leerse en espejo con otro manual del neoliberalismo sudamericano, La política del siglo XXI, de Jaime Durán Barba. Pero si el ecuatoriano reconoce como amo y señor de la posmodernidad a la opinión pública, nuestro sinólogo dice que la única verdad es “el sistema integrado trasnacional de producción” (y señala con el dedito hacia el cielo). Una “iluminación general” que le da sentido a la época. Y la estrategia es el arte de enganchar nuestros fértiles territorios al maravilloso tren de la prosperidad capitalista. No parece una tarea fácil.

“En este momento, el sistema político brasileño está concentrado en su crisis interna. El presidente Michel Temer prácticamente no viaja al exterior. No hay condiciones para elaborar un pensamiento estratégico de mediano plazo, hasta que Brasil no resuelva su crisis interna de carácter orgánico. El Lava Jato obliga a una modificación de raíz del sistema político. La corrupción en Brasil tiene un carácter sistémico. Es la forma de vinculación entre el gran capital brasileño y el Estado desde la década del treinta en adelante. En la lista de Odebrecht no escapa ninguno de los partidos ni dirigentes, ninguno de los ex presidentes, tampoco Fernando Henrique Cardoso. El sistema político necesita encontrar una forma de financiamiento distinta a la que tiene. ¿Lo conseguirá? No sabemos. Por lo pronto, el gobierno de Temer tiene siete por ciento de respaldo en la opinión pública, y sin embargo posee un dominio abrumador del parlamento. Lo notable es que estén logrando gobernar en estas condiciones. Y que estén aprobando reformas fundamentales”.

¿No te parece un signo de interrogación profundo sobre la democracia contemporánea?

—Más que en términos de democracia, yo tiendo a pensar en términos de sistemas políticos. El sistema político vincula el centro de decisión del Estado con la red de intereses tanto nacionales como internacionales que caracterizan a un país determinado. En Brasil hay una crisis del sistema político que tiene un carácter orgánico. Lo que ocurre es que el sistema político no depende de la opinión pública.

¿Cómo afectó a la Argentina y a Brasil la victoria de Trump?

—En la pantalla de intereses de Trump el término América del Sur no existe. Ni siquiera Brasil. Hay una sola preocupación que es México, la renegociación de los términos del NAFTA. Desde el punto de vista del comercio internacional argentino, Estados Unidos está en el cuarto o quinto lugar. La vinculación fundamental que Argentina tiene con el sistema mundial es vía Asia. El principal inversor extranjero directo en Argentina es China. Hay un punto de profunda continuidad entre los gobiernos de Cristina Kirchner y Mauricio Macri, que es la relación privilegiada en términos estratégicos con China. Macri firmó en el marco de su visita de Estado a China por 28 mil millones de dólares, y se está negociando un segundo tramo por 35 mil millones de dólares más.

Trump, Temer, Macri. ¿Es un poco pobre el panorama de los líderes en el continente?

—Mirá, yo tiendo a pensar que los jefes de Estado carecen de aparato psíquico. Son sistemas de relaciones de fuerza. Su función es interpretar el momento histórico. Lo que tiene que saber un dirigente es para dónde va la realidad. Esa es la única verdad, en el sentido hegeliano.

El zorro rocca

Mientras el analista se pone minucioso con la historia de Brasil, disecciona los gobiernos militares, rememora con admiración al Barón del Río Branco y hasta recuerda que el imperio portugués se manejaba desde Río de Janeiro, nosotros hacemos malabares para desviar su atención hacia el segundo país más relevante del área. Pero Jorge Castro no cree en los análisis políticos comparados. “La Argentina es otro mundo en el sentido estricto del término. Brasil es un país de elites, Argentina es un país bárbaramente democrático, profundamente democrático: por eso, sin instituciones. En Brasil hay instituciones, sobre todo la parlamentaria”.

¿Cómo ves la inserción de Argentina en el mercado mundial?

—Lo propio de Argentina es la fuga masiva de capitales. La última estimación del Banco Central indica que hay 250 mil millones de dólares que los argentinos tienen fugados adentro o afuera. Distintos estudios indican que en realidad la cifra es superior. Porque a lo que tienen en cajas de seguridad o en paraísos fiscales se le suma lo que está invertido afuera. En total son más de 400 mil millones de dólares. Prácticamente un PBI. La Argentina es un país extremadamente rico en términos de disposición de recursos, lo que pasa es que ese capital no se utiliza para invertir. Macri tomó dos medidas trascendentes en diciembre de 2015, cuando unificó el mercado cambiario y eliminó las retenciones, o las bajó en el caso de la soja, lo que permitió el despliegue del potencial agroalimentario del país, que es uno de los tres más importantes del mundo. El resultado es que este año, 2017, la cosecha de granos será de 137 millones de toneladas, la mayor de la historia. El sector agroalimentario, que incluye a gran parte de la industria argentina, está creciendo a una tasa del ocho por ciento anual. En frente, Argentina tiene un mercado mundial que duplicará la demanda en los próximos veinte años.

Sin embargo, la famosa lluvia de inversiones no llega.

—La tasa de inversión en la Argentina es un quince por ciento del PBI. Sin embargo el país tiene el más alto índice de ahorro individual de América Latina. Tenemos un ahorro gigante y una tasa de inversión escueta. Con una tasa de inversión de estas características no creceremos, yendo muy bien las cosas, más del tres por ciento anual. La razón no es de orden cultural, ni psicológico, ni biológico, no hay un código genético errado de los argentinos, ni nada de lo que se dice tan apasionadamente en las redacciones de los diarios. Si no viene IED a la Argentina, no es porque están esperando qué va a pasar en la Provincia de Buenos Aires con Cristina Kirchner. ¡No es así! No vienen porque el costo de invertir en Argentina es elevado y por lo tanto la rentabilidad de esas inversiones es baja. Además, la demanda está en una etapa recesiva o depresiva incluso. Hay solo dos sectores donde la tasa de retorno no solo justifica sino que atrae más inversiones: uno es el agroalimentario, por eso el año pasado el campo invirtió, con recursos propios por supuesto, más de sesenta mil millones de dólares en su reproducción. ¿De dónde lo sacaron? De ese fondo común que tienen los argentinos en el exterior. Porque no vino un peso del sistema financiero. Los bancos en la Argentina, por definición, no prestan. El segundo sector es Vaca Muerta. Paolo Rocca, titular de Techint, anunció un programa de inversiones por 2300 millones de dólares en el desarrollo de los recursos gasíferos.

Después de los acuerdos con los sindicatos para bajar salarios.

—Para bajar el costo de producción, no los salarios. En el viaje de Macri a Estados Unidos, la entrevista con Trump no tuvo la menor relevancia; el tema de los limones, con el respeto de los tucumanos, no tuvo la menor importancia; la clave fue la visita con Rocca a Houston, Texas, para hablar de un solo tema: Vaca Muerta. El año pasado ya se invirtieron más de cinco mil millones de dólares en la cuenca neuquina; este año entrarían entre seis y ocho mil millones; el cálculo de Aranguren es que en el 2021 o 2022, cuando el sistema productivo se despliegue, la Argentina va a recibir (y coincide Paolo Rocca) 22 mil millones de dólares por año solo para Vaca Muerta.

¿Y la gente cómo llega al 2022?

—El problema es el siguiente. En el mes de octubre de este año hay una sola elección nacional en Argentina, y es en la provincia de Buenos Aires. ¿Por qué es la única elección nacional? Porque Buenos Aires no es solo la provincia más grande, es además la contracara del poder nacional. Hay una razón política, demográfica, sociológica: en seis partidos del conurbano con eje en la Matanza, fáciles de identificar porque tienen más de la mitad de su población con las necesidades básicas insatisfechas, se concentra el cuarenta por ciento de la pobreza del país. Y ahí Cristina Kirchner tiene cerca del cincuenta por ciento de los votos.

El reverso de mao 

Castro lleva sesenta años estudiando un único tema. “Silvio Frondizi fue mi maestro. A él debo, desde los quince años, lo poco o mucho que he logrado aprender en materia de conocimiento político y hacia él manifiesto mi gratitud y reconocimiento”. No se trata de un mentor cualquiera, sino de uno de los más lúcidos intelectuales marxistas del siglo veinte, fundador del grupo Praxis, asesinado por las Tres A en 1974. La sólida formación del discípulo no fue impedimento para una carrera política zigzagueante, quizás errática. De sus coqueteos con Onganía al entusiasmo con Menem, de quien llegó a ser secretario de Planeamiento Estratégico. A veces, decía Confucio, una pequeña impaciencia puede arruinar un gran proyecto.

¿Te considerás marxista?

—Me resulta muy difícil pensar que exista una persona inteligente, culta, educada desde el punto de vista político, económico y social, que no tenga formación marxista. El teórico más importante del sistema capitalista fue Marx.

Sin embargo muchos de tus colegas dicen que el neoliberalismo refutó a Marx.

—Bueno, cada uno dice lo que cree. Pero el asunto es el siguiente: no es verdad que exista algo así como una contienda entre las distintas corrientes doctrinarias. Raymond Aron decía que el debate ideológico es pluri-monoteísta. Nadie discute con el otro, solo se discute con la realidad de las cosas.

Políticamente, ¿cómo te definirías?

—Peronista.

Si yo te digo que tu posición política es neoliberal, ¿cómo te suena?

—Se puede decir cualquier cosa. Yo tiendo a pensar que la conducción del Partido Comunista Chino no es neoliberal. A lo mejor estoy equivocado, no estoy suficientemente informado, pero hay 300 millones de personas en China que accedieron a la clase media. Es la población norteamericana. El ingreso per cápita de esa franja es entre 45 y 55 mil dólares anuales. El año pasado los turistas chinos al exterior fueron 135 millones, gastaron por viaje y por cabeza 8870 dólares cada uno, por encima de los niveles alemanes y norteamericanos. El objetivo del gobierno chino, del presidente Xi Jinpin, muy neoliberal él por cierto, es terminar en el 2020 con los residuos de pobreza, que son 57 millones según los términos del Banco Mundial. Hay que tomar en cuenta que en 1978, cuando Deng Xiaopin, que era neoliberal también pero había sido comisario político de la Larga Marcha (¿te das cuenta?), abre el sistema al capitalismo los pobres de China eran más de 800 millones.

¿Pero no es raro ser marxista y pensar que el capitalismo es lo mejor que le puede pasar a la humanidad?

—No, yo les sugiero que lean las dos páginas iniciales del Manifiesto Comunista. Lo que ha hecho el capitalismo como sistema no tiene comparación, en términos de creación de riqueza, de cultura y de civilización.

También es un sistema basado en la explotación y la producción de injusticias.

—Yo tiendo a pensar lo que dice Rosa Luxemburgo: hay una sola cosa peor que ser explotado por el capitalismo, estar afuera es lo verdaderamente crítico.

Te respondo con una de Hannah Arendt: el problema de los que eligen el mal menor es que rápidamente se olvidan de que eligieron el mal.

—La verdad que no sé qué decirte, porque nunca leí a Hannah Arendt.

¿Pero por qué creés que tus maestros, desde Marx hasta Silvio Frondizi, pasando por Rosa, dedicaron su vida a luchar para destruir al capitalismo?

—Yo no creo que esa lucha haya sido para destruir al capitalismo, creo que ellos querían hacer la revolución. Que no es lo mismo. Ellos eran muy críticos del sistema capitalista, basados en su conocimiento y su reconocimiento. Y resultó que el capitalismo era capaz de volver a crecer, porque su nivel de productividad era superior. Ahora el socialismo sobrevive en el sistema chino”.

41 Responses to Jorge Castro y el otro proyecto

  1. David (idu) dice:

    Es una bocanada de aire fresco leer a Jorge Castro.

    Tiene números duros, no solo de la Argentina, sino de todo el Mundo.

    La continuidad comercial de Argentina con China a pesar del cambio de gobierno, apoya la tesis (que comparto) de que nada sustancial cambió ni va a cambiar aquí.

    Tampoco va a cambiar la desmedida participación de la burocracia estatal en el PBI:

    Pero el 98 por ciento de los recursos del Estado se utilizan para satisfacer los gastos de la alta burocracia. En Brasil, la clase privilegiada no es la burguesía paulista sino la alta burocracia del sistema estatal.

    Y si bien Javier Milei dice que nuestra burocracia se fuma el 40% del los recursos del Estado, eso es suponiendo que realmente nuestro PBI sea de 580 mil millones verdes, cosa que discrepo, aunque me pongan en fila a todos los INDEC que quieran.

    Porque el dólar subvaluado distorsiona todas las cuentas nacionales (como ya ocurrió durante el menemato). Dicho de otro modo: el gasto de nuestra opulenta burocracia no debe andar lejos de la brasileña.

    Por eso cada familia tipo debería – según PBI – tener ingresos mensuales de $ 80 mil, cosa que obviamente no ocurre.

    Y “last but not least”, la experiencia china desafía todo el andamiaje
    ideológico socialista, sea del Siglo XXI o del XIX: están en el horno, muchachos: ¡300 millones de chinos (un cuarto de la población) entraron a la Clase Media en pocos años con el viejo secreto capitalista de PRODUCIR RIQUEZA!

    ¿Cambiemos?

  2. Silenoz dice:

    Había leído la entrevista pero este “cro.” siempre me pareció un libro gordo de Petete, hiper informado pero con diganósticos incorrectos y, además a la fecha, vetustos.

    Mucha perolata pero no entiendo cómo es que el tipo no se pregunta por qué Brasil está para el ojete a pesar del boom de IED -según él- y otras “potencialidaes”. Además todavía anda haciendo apología con los “vetnajas comparativas” de nuestros países que se consideraban relevantes a inicios/mediados del siglo pasado, resumibles en vulgaridades tales como “con dos cosechas nos salvamos” y boludeces parecidas

    La entrevista es regular y cae a malísima con ese ping-pong “marxista-luxemburguista-arendtisma-socialista” o algo así. Otra cuestión menor pero intrigante es cómo y a qué se debe esa mutación de marxista a neolib… típico de algunos integrantes de nuestra clase media ilustrada…

    Y ya que dale y dale con Brasil, y a pedido de la hinchada (¿?) mirá lo que encontré:
    Piketty: desigualdade do Brasil só muda com uma guerra!
    (ojo que no es el único que piensa que las guerras son unos de los nveladores sociales más poderosos… y cuanto más grande, mayor costo, el resultado fue mayor igualdad ehhhh…)

  3. Vincent Vega dice:

    Me pareció bastante pobre. Castro fue, durante mucho tiempo, el tipo que conseguía ver más lejos que nuestra mediocre oligarquía. Pero en el reportaje habla obviedades del presente, cosas que hasta el tonto de Macri sabe, como Vaca Muerta y China. Pero el proyecto del poder local ahora, por primera vez en la historia, se asemeja al brasileño, que se agota en vender materias primas a los chinos y en proscribir al populismo. Las obviedades del mercado son, justamente, visibles a los ojos. Lo que no está nada claro es cómo darles sustentabilidad en el tiempo. Las declaraciones del General Mourão y la Lava Jato en Brasil, o las “delicadas” operaciones mediático judiciales aquí, muestran que les está faltando un Barão de Rio Branco, o un Dromi-Corach por aquí…

  4. Julio dice:

    Carl gustav Jung, decía que,
    el intelectual debe tener una mirada
    prismática sobre lo (complejo/específico)que sabe,
    y dar (expandir) a conocer/enseñar a la popular.
    Sean bienvenidos los tipos de ésta clase, derecha, izquierda, religiosos,
    estos hombres levantan la cota media del aprendizaje,
    de lo contrario, nivelaremos pá abajo..
    Más allá que las ideologías y religiones, contemplen ciencias y prejuicios,
    y dejen un lugarcito al Hombre,
    aspecto que si incluyen los iluministas, helenos, confucionismo, románticos y el Justicialismo.
    Saludos,  muchachos.

  5. Silenoz dice:

    Y el famoso epistemólogo Erkekjetter Silenoz junto con el aporte del filósofo Calico Jack dicen que:
    este tipo de “mirada prismática” es capaz de reflejar un sólo color: el sepia….

    Y por ello “estos hombres [NO] levantan la cota media del aprendizaje…” y de darle mucha pelota (sic y recontra sic) SÍ “nivelaremos pá abajo..”… ja ja…

    Saludos cordiales

  6. guillermo p dice:

    Datos duros sí, ¡duriiiiiisimos! como que la cosecha de este año va a ser 137 M Tns.
    De dónde lo sacó? Andaaa

  7. David (idu) dice:

    “Dato duro”, por definición, es ex-post

    La estimación de la cosecha es ex-ante. Se verá.

    Así que, estimado Guillermo p, buscá otras falencias “de dureza” en ese muchacho (yo tengo algunas, pero poco relevantes).

    Saludos.

  8. guillermo p dice:

    linda fuente la tuya.
    Ay David !

  9. Norberto dice:

    Lo que ocultan esos datos que el aumento es de volumen, no de valor, porque muchos de la zona núcleo se volcaron, en ese sentido estoy de acuerdo con ellos, al trigo y el maíz, cuyo rendimiento por ha es mucho mayor.
    Sin embargo y aún de acuerdo con ello porque además significa rotación de cultivos y mejora teórica en la oferta ese alimentos en el país, que por ahora no ve en los mostradores y dudo que se vea, obedece sencillamente a que para determinados campos la quita de retenciones sobre los mismos mejora la ecuación económica, pero la falta de una aplicación de mayor presión impositiva sobre la renta extraordinaria de la tierra, desequilibra notablemente la producción agropecuaria expulsando otros cultivos y las actividades pecuarias, entre ellas y fundamental, la lechería con su consecuente encarecimiento, que repercute en la baja del consumo.
    Así vemos agrogarcas rentistas gordos, rosagantes, con 4×4 y departamentos vacíos alimentando la burbuja, mientras que las condiciones de vida de los habitantes de las mismas ciudades se degrada día a día. Gracias, pero ese no es el país que quiero, donde el trabajo sea un favor, solo sirva para sobrevivir y un puñado de tierra permita vivir con lujo a quien ni siquiera lo cultiva.
    Nunca menos y abrazos

  10. Gauchitogil dice:

    Ud sabe Silenoz que yo nunca agrego nada a sus comentarios. Lo suyo es unico, incomparable. Pero esta vez hare una excepcion. Realmente su respuesta a un comentario como el de Julio me ha dejado helado. Realmente notable. Una clase magistral en muy pocas lineas de porque somos lo que somos y estamos como estamos. Tenga Ud muy buenos dias.

  11. Silenoz dice:

    Ja ja …

    Bueno… si sobreviviste al serenito hoy están pronosticados 27°C así que seguro que te “des-helás” o algo así…

    Por otro lado comente estimado… no sea tímido… los “servicios” no creo que te jodan así que dale no ma’… mandá lo que te piace…. yo no me enojo ehhh…

  12. Chiclana dice:

    Norberto, nunca entendiste a el campo y su gente, y por lo que veo ni te interesa. Formateado así.

  13. Daniel Eduardo Arias dice:

    La de Castro es una película china con una producción de puta madre. Pero no deja de ser una película. Y además, bueh, china. Artistas marciales que se cagan en la ley de gravedad, dragones, princesas, eso. La realidad es mucho más sucia.

    China mudó 400 millones de campesinos a ciudades construidas entre gallos y medianoche, produjo 300 millones de high pequebús, pero el Yang Tsé Kiang ya no llega al mar y el aire de Pekín (perdón, Beijing) te saca una década de expectativa de vida. ¿Cuánto valor económico se pierden jodiendo el 3er río del planeta y quitándole 10 años de existencia a 22 millones de ñatos que morirán escupiendo los pulmones?

    El día que alguien mida en serio las externalidades de su sistema productivo que China no logra exportar, es decir lo que pierde en casa, me pregunto en cuánto quedará la estimación de su PBI. No quiero ser especialmente injusto, pocos países pasarían este test y probablemente el mundo tampoco. Pero me resulta inevitable desenvainar este argumento cuando viene el Jefe de los Eunucos a decirme que Argentina debe sumarse como la esposa número 30 o 40 en el harem del Emperador.

    Ser lo que ya somos, el tercer feeder mundial de chanchos y pollos chinos, nos está saliendo carísimo. Es puro dumping laboral, social, político y ambiental para 2/3 de los argentinos, y 3/4 de la superficie del ispa.

    Dixit Castro que Brasil va a brillar porque… uh… ¿es el #1 mundial en producción de forrajes para chanchos y pollos chinos? ¿Y porque acaba de fabricar una ley laboral que parece anterior al 13 de mayo de 1888? ¿Promulgada por un gobierno con un 7% de aprobación? ¿Tan al borde del estallido social que los milicos están pensando seriamente en volver a una dictadura?

    ¿Y nosotros somos elogiables porque vamos a reventar Vaca Muerta exportando otra vez gas como un emirato? Ya lo hicimos (cuando Liberación Nacional Castro era manyaoreja de Menem) con Loma de la Lata, que en tiempos de Alfonsín iba a durar 60 años, y no 20, y que contaminaba 100 veces menos agua por pozo. ¿Nos fue muy bien, cuando nos hacíamos los emires?

    Haber sido alumno de Silvio Frondizi para terminar alabando la exportación de naturaleza cruda…

    La verdad, los muchachos de Crisis pudieron haber hecho un reportaje más difícil a Castro. Le podrían haber regado el piso de culos de botella, en lugar de dejarse pasar por encima por la grossa 4×4 del susodicho. Se abatataron. Ignoro por qué. Supongo que estarían sorprendidos de tanto menemismo explícito.

    Carlos Escudé provocaba ese efecto, y por lo mismo.

    Lo que me recuerda que tengo que llamar a la empresita de control de plagas de a la vuelta. Con esta primavera tan lluviosa y la napa freática pegada al piso, las cucarachas reaparecen por mi casa. Tienen a su favor que no son agentes de El Niño ni me prometen la felicidad, animalitos de Dios.

  14. David (idu) dice:

    No se si es linda.

    Es como las encuestas: al fin de la campaña (electoral y cosecha), se sabrá quién la pegó.

    Ja!

  15. Anónimo dice:

    El famoso “epistemólogo” se cocina en su propia salsa de desconocimiento aderezado con envidia y guarnición de resentimiento. Te regalo comer de ese plato.

    A propósito, ¿Dónde está tu cerebro?

  16. Manolo dice:

    Claudia
    Élite y barbarie democrática
    Brasil, Chile, Uruguay, México etc son “sistema de élite ”
    Argentina una democracia de masas, barbara por definición
    Ninguno de los comentaristas lo “vio “, o le prestó atención
    ¿sesgo ?
    Castro no es dealer ideológico “autónomo”
    Mas bien un “vocero y lobista” de us$ 1000 el cubierto, en los almuerzos y cenas de trabajo
    Repito : élite vs barbarie democrática
    ¿por estar de acuerdo soy un traídor punto vendido ?
    O, como plantean los turquesa, delirios de un viejo choto
    La revolución no es un picnic del día del estudiante, sino stalingrado o monte casino
    Barro, sangre y mierda
    Abrazo

  17. David (idu) dice:

    Algunos creen que la presión impositiva debe tender a infinito.

    En especial cuando un tipo que tiene 100 hectáreas cultivables, se compra la Hilux al fin de la cosecha, y peor aún, luego de años de recaudar los 1.300 dólares por hectárea, pagando sobre eso las retenciones, el IVA, Ingresos Brutos, impuestos municipales, impuesto a las Ganancias, sueldos, cargas sociales, semillas, seguros, royalties, maquinaria, fertilizantes, créditos, y asumir el riesgo de desastres climáticos, ¡COMPRA UN DEPTO EN CABA PARA LOS HIJOS UNIVERSITARIOS! Claro eso ya es “too much”. Ergo: desplumarlo.

    Lo de las 100 Hectáreas no es caprichoso: los 23 millones de hectáreas agrícolas, hay 240 mil unidades productivas: menos de 100 Ha por unidad productiva.

    Podríamos probar recaudar más del 50% del PBI, como ahora, y por ejemplo lograr la felicidad completa con… digamos… 80% del PBI.

    Resultado? Derrumbe de la producción agrícola y toda la demás.

    Todo hay que explicar. Todo. Uf.

  18. Norberto dice:

    Primero que la recaudación impositiva total nunca llegó a esos valores, en los datos publicados por organismos internacionales no alcanza al 35%, y si tiene dudas compare el PBI con los presupuestos sumados.
    Y como siempre Ud habla por hablar, le sugiero que trate de cobrar alguno de esos impuestos a los rentistas de primer piso, que reciben mucho en negro, o a los de segundo piso que en general triangulan junto a las cerealeras, por no hablar de las numerosas sociedades offshore que existen en ese tipo de explotaciones. Le recuerdo que los inspectores ni se animan a entrar a los campos.
    Para Ud Chiclana, durante no menos de quince años trabajé para uno de los múltiples rubros que componen ese sector productivo, y conozco cuántos pares son tres zapatos entre esa gente, debería haber visto el programa ADN sobre agrotóxicos para saber de qué son capaces, y no me hable de economías regionales porque no estoy hablando de eso, estoy y siempre estuve hablando de los agrogarcas de la cadena cerealera y solera, que incluye al matón de Manaos y su persecución de las comunidades originarias de Santiago para el desmonte del monte nativo.
    Nunca menos y abrazos

  19. Silenoz dice:

    En lo que me concierne no es que no lo haya notado, es que pasa lo de siempre con estos “lobbistas”: le pifia en los términos. Nosotros somos contenciosos con y -lo fuimos- SIN democracia. Y ahora inclusive con un estado de derecho severamente cuestionado o en excepción.

  20. Daniel Eduardo Arias dice:

    David (idu): los ñatos de 100 hectáreas no se compran una Hilux ni disfrazados de Martín Fierro, aunque esa tierra esté en la zona núcleo Rosario-Santa Fe, donde sacás 6000 kg/ha de soja… si no se te inunda.

    A los de 100 hectáreas no les da para Hilux. Y mandar a los pibes a estudiar a alguna ciudad con universidad les sale muy cuesta arriba. Tampoco hay mucho 100 hectarista en la zona núcleo.

    What’s your point? A los ñatos de 100 hectáreas no hay que matarlos a retenciones. Supongo que eso lo comparte casi todo el lectoraje malevo de este blog. Otra cosa es 15.000 hectáreas en zona núcleo, o contratistas que operan sobre 60.000 o 300.000 hectáreas de otros.

    O las semilleras grandes, que son las que se están quedando con la crema del agronegocio. ¿Guante de seda con esos?

  21. David (idu) dice:

    Hola Daniel:

    Lo tuyo también es una bocanada de aire fresco, aunque por razones opuestas a las de Castro.

    Lo tuyo es el amor por el ambiente y la Naturaleza. Lo de Castro el destierro de la pobreza.

    No existe aún el filósofo que sepa unificar ambas puntas en un todo coherente (que yo sepa).

    Mientras tanto, todos gastamos en el auto un litro de dinosaurio cada 10 o 15 kilómetros…

  22. ricardo j.m. dice:

    pobre idiota 100 hectareas contamela pelotudo, 240mil unidades que son 120 mil arrendatarios

    mira vos las fantasias de campesinato que hay que leer de estos boludos loco

  23. Chiclana dice:

    Conozco no menos de 20 con una media de 120 has. en Ayacucho, Barker y Juarez. Casi todos con GANADO, algo de girasol, ahí casi no se siembra soja.
    Prejuicios y más prejuicios.
    Para estos burros, como era para Zaiat, el campo es una fábrica perfecta y los rindes son todos de zona núcleo.

  24. Claudia dice:

    No sos el único que presto atención a esa definición “barbarismo democratico/sistemas de elite” (más que por “sesgo” obnubilante, no comente porque estoy a caballo de celular y descuento gente más solida para hacerlo).
    Suelo escuchar a Castro sin prejuicios, por esa norma de cortesía de no matar al mensajero. Es un tipo preparado y entrador que instala como al pasar algunas desprolijidades repletas de datos, por si pasan; un exponente no exento de candidez tipica de converso que puja por convertir en realidad material el 100% de una teoria empecinada en el arrasamiento de las lógicas sociales. Logicas mega empresariales segun las cuales existiria un mundo que duplicaria su demanda hacia nuestros commodities (el viejo mito de las centenas de millones de bocas que podemos alimentar ) ; contingentes sociales neomedievales resignados a mecánica de producción de escala y cuya materialidad e influjo serian tan inexistentes como el conveniente nulo psiquismo de los mandatarios (,o sea, unos tipos devenidos meros recipientes zen de una Historia apurada que pasa y marca); una definición de sistema político pulcra en donde lo azaroso y la reaccion popular no tendrían lugar ; una gran audacia para rediseñar de forma médiumnica los objetivos del gran Karlitos ; algunas contradicciones respecto del PC chino que no sería Neoliberal aunque si lo habrían sido los cuadros principales que lo controlan.
    Vale la pena, igualmente, para saber por donde aciertan y por donde patinan los cuadros neoliberales que mejor argumentan.
    PD: dudo que alguien te considere un traidor o un senil porque expreses las contradicciones del campo popular. Lo que si me he permitido marcarte es una cierta desproporcion en tu reacción a las PASO truncas, de cara a procesos que claramente las exceden y nos exceden. Saludos.

  25. Claudia dice:

    Cómo siempre, tus datos y enfoque enriquecen, Daniel.

  26. David (idu) dice:

    Hola Ricardo:

    De 27 palabras, incluyendo artículos, preposiciones, conjunciontes, etc, te dio para incluir tres calificativos:

    Pobre idiota
    Pelotudo
    Boludo

    Un eficiente uso del idioma de Cervantes.

    Tú puedes!

  27. David (idu) dice:

    Coincido totalmente Daniel.

    Pero vos conocés bien el tema de los promedios: “Si yo tengo dos pollos y vos ninguno, ambos tenemos un pollo”

    Pues bien: a quienes matan a retenciones es a los que tienen “un pollo promedio”, ya que a las 6 cerealeras exportadoras “la crema del negocio”, no se les cobran retenciones.

    Guante de seda es poco.

    PD: Dame 100 hectáreas, y me compro la Hilux. Y no estaría nada mal. Siendo PYME industrial, ni Hilux ni depto para los pibes.

  28. Claudia dice:

    Respondo a varios: soy santafesina y trabaje para estudio contable que manejaba arrendamientos/explotaciones sojeras de “Campesinos” (alzados en 2008 en “Rebelión Gaucha” segun la siempre lisergica Izquierda santafesina ).
    Existen unidades chicas que se juntan en pool para todo efecto (tierras propias más arriendos adicionales de un mismo productor, contratos convenientemente en negro, por supu). Ningún ganadero deja de tener explotación anexa o distante de soja (de boludos, ni un pelo, máxime cuando Está cotizaba arriba de 670 U$ la ha), . La gracia criolla se completaba con la solicitud y obtencion de creditos en bancos estatales , para hipotéticos emprendimientos productivos a tasas “Pagadios” , los que luego utilizaban para viajar al exterior con la parentela y cuyo pago recontar clavaban y refinanciaban con siempre dispuestos amigos del banco).
    Para esa época (2002/2008) se calculaba que el 40% de la soja local y también el 40% de los agro químicos utilizados se comercializarán en negro. La Afip bien gracias. Los impuestos viales e inmobiliarios eran una risa – por 660 metros cuadrados semirurales yo pagaba inmobiliario de $ 80 anuales y una estanzuela a 150 MT de mi , pagaba… $ 8 anuales ¡¡¡ por hectárea! !!.
    Otrosidigo: El díariero de mi cuadra tenía por herencia 60 has que daba en arriendo a pool fantasmagorico y con el producido…Se compraba una Hilux, señores (compra que no objeto, aclaremos, pero cuyo ejemplo sirve para desmitificar algunos equívocos bien folkloricos). Los tenderos de la calle San Luis (simil Once porteño), en Rosario, adoptaban idem pose gauchesca y se compraban campos que también arrendaban en grone a los peces más gordos. Los gerentes de campo no pisaban esas unidades, viviendo en la ciudad y dejaban todo en manos de puesteros obligados a ser monotributistas via inefable intervención del Momo, claro está. . Vi con mis propios ojos como corrían a Cardon (arrendadores y comerciantes textiles ) a disfrazarse con bombachas fashion y boina y se paraban en las esquinas de Rosario a plantar jeta de Fundador de la Patria cuando esa bonita asonada (porque lo era, pedían a gritos la destitucion de Cristina).
    No hay que confundirse con las pequeñas chacras de 50/100 has donde se realiza horticultura o las explotaciones tabaco/yerba misioneras, por ejemplo, donde el chacarero realmente vive allí y la pasa mal.
    El negocio de la Federación Agraria de entonces (dueña absoluta en aquel tiempo de las ddjj de siembra a módicos $ 12.- entroncaba con poderosos estudios jurídicos que prestaban testaferros indigentes para que la Afip no diera con los titulares de las explotaciones ; la cosa se puso jodida cuando las fotografías aereas retroactivas y presentes empezaron a caer y todos estos patriotas tuvieron que garpar ganancias correspondientes. Mundo pasado y extinto, aclaremos.

  29. Claudia dice:

    Fe de erratas: lo que manejaba la Federación agraria no era ddjj de siembra (disculpen mi memoria episodica) sino que eran las declaraciones de exportación o algo parecido; paso mucho tiempo y no recuerdo puntual nombre. Luego la Oonca sufrió a manos de directivos estatales igual de inescrupulosos ( es que el contagio de los curros ese afrodisiaco).

  30. Claudia dice:

    Última fe de erratas, prometo: ¿dije historicos 670 U $/ ha? Errorr …670 U$/ TN (en aquellos años el rinde no superaba los 18/21 quintales por ha, hoy es superior). O sea, cerca de 10 TN /ha, 6700 U $/ha multiplicado por 3 campañas.

  31. guillermo p dice:

    Ah! David, las proyecciones (ex ante) si están bien hechas también son datos duros. Ése es el tema.

  32. […] martes subí al blog un largo reportaje a Jorge Castro, que recibió muchas visitas y encendidos comentarios. Raro, para un tema aparentemente alejado de […]

  33. CV dice:

    Me parece que los que hacen de la “globalización” un “culto” no prestan la debida atención a los controles de capitales en el desarrollo de la economía China.

  34. David (idu) dice:

    Hola CV:

    La “globalización” no es un “culto” sino que es la realidad económica mundial.

    Dentro de la cual elegimos ser proveedores de commodities de bajo valor agregado : “alimentos para chanchos y pollos chinos” (qué pedorro…)

    Bueno. Cambiaremos?

    Vamos al próximo posteo de Abel

  35. Daniel Eduardo Arias dice:

    Claudia, estaba por felicitarte por tu radiografía del presunto chiquitaje agrario santafesino. No me imaginaba en absoluto que con 60 hectáreas y 60.000 manganetas con el estado uno se compraba una Hilux. Pero creo que lo decisivo en esos casos son las manganetas, no las hectáreas.

  36. Daniel Eduardo Arias dice:

    David (idu): no es amor por la naturaleza (aunque me gusta), es buena contabilidad.

  37. Daniel Eduardo Arias dice:

    En realidad, son más bien algas unicelulares con altísima acumulación de lípidos en el citoplasma lo que terminó haciendo lo que gastamos en nuestros autos. Con los dinosaurios -que fueron contemporáneos durante el triásico, el jurásico y el cretáceo- no nos habría alcanzado para mantener a las petroleras. En biomasa, siempre hay más algas y plantas que bichos en los ecosistemas, David (idu).

  38. Daniel Eduardo Arias dice:

    Otrosí digo: Castro no habla de desterrar la pobreza. Habla de desterrar a los pobres, nomás.

  39. David (idu) dice:

    Es verdad Daniel: no necesariamente lo de Castro sea el ansia de erradicar la pobreza.

    De lo que habla es de la generación de riqueza, que no es lo mismo, pero podría llevar al mismo resultado.

    Además, contabilidad y amor por la Naturaleza no son términos contradictorios, solo es una relación rara…

    Sobre el destierro de pobres y viejos, hay mucha literatura escrita, y hasta algunos intentos eugenésicos drásticos para todas las edades y clases sociales, que por ahora no tienen el poder mundial.

    Por ahora.

  40. Claudia dice:

    Estimado Daniel: no sin antes decirte que me rindo a tus conocimientos y prodigiosa logica, me atrevo sin embargo a contradecir algunas de tus reflexiones sobre el valor tierra . Dadas nuestras extensiones monumentales y lo feraz de nuestra geografia, los argentinos tenemos una severa distorsión respecto de las unidades de “tierra”.
    Una chacra autosuficiente puede desarrollarse en tan sólo 2 has. Si dispones de 25 podes largarte a cultivo extensivo en una parcialidad de ella ( si la pegas con el producto y mercado adecuados, por supuesto). El pueblo donde yo tenía mis mínimos 660 m2 ocupaba sólo 80 has subdivididas entre “rurales”, “semirurales” y casco urbano (eso definía el impuesto inmobiliario por eso una estanzuela de 25 has – asi definida por su caracter de cultivo o pecuniaria extensiva – a 150 metros de mi ,pagaba menos impuesto ( por 10.000 m2, 8 $ anuales mientras mis 660 m2, pagaban $ 80 anuales).
    El pueblo albergaba 1800 personas y estaba demarcado por una ruta que distaba 900 mt de mi casa. Tras esa ruta nacían las estancias que los gerentes fraudulentos del Citicorp habían arrebatado a Celulosa Argentina (previo exigirle como condición de la operación de compra, el desmonte de los extensos bosques de eucaliptos obligandola a traer las maquinas gigantes para esa tarea por la Hidrovia en costosisimas barcazas) y cuyos reales dueños nadie conocía en el pueblo (presuntamente gente de BsAs).
    En mis estúpidos 660 m2 ya estabamos en tratativas para instalar una mini estación experimental del INTA con su debido monitoreo agrícola e insectivoro (nos dedicaríamos a agricultura biointensiva con el método Chadwick y Jeavons ) con anexión de secaderos de frutos.
    Si digo que un pueblo entero, sus almas y emprendimientos comerciales y educacionales cabían en 80 has, te darás cuenta de la distorsión del imaginario argentino cuando hace pasar a un terrateniente que posee el equivalente de 2 pueblos por un “tirado” (ni hablemos de quienes podrían albergar de 10 a 100 pueblos en su propiedad).
    Las tasas viales eran mínimas pero no dejaban de ser una caja negra de las pequeñas y medianas Comunas (las que a su vez remataban a precio vil, solo para los amigos, cinturones de tierras fiscales ). Yo supe comprar por valor de U $ 8.000 lo que el presidente comunal y su abogado fiel remataban a …¡ 500 U $ (si eras del palo delincuencial, repito).
    Diez años antes, en Santa Cruz, me contaban tipos de El Chalten como los patriotas argentos particulares le vendían a Benetton y cuanto extranjero pasara por ahí, la hectarea a valor de $ 10 (si, un billete marron). Digamos que a esos valores cualquiera se hace de 900.000 has, claro. Y aún habiendo comprado a precio de bicoca, a estos tipos no les tiembla el pulso para diezmar población aborigen. Un escándalo, como diría Solanas.
    Las tierras de zona núcleo se dividen a su vez en agrícolas, mixtas y solo aptas ganadería (generalmente cañadones ).
    Entre otras curiosidades surgidas del Canal Rural, recuerdo como el INTI nunca se interesó en un tucumano que había inventado una máquina para reconvertir 30 cm de suelos y que tenía el porte de un Clark y que podría haberse comercializado en los pequeños fundos chilenos (un suspicaz campero de por aquí me objeto la palabra fundos, el muy torpe, cuando en Chile tiene esa denominación una unidad de 14 has por ejemplo).
    En fin, que cuando reingrese a mi provincia, como no entendia de que hablaban todos estos tipos, me obligue a ver sin descanso durante 45 días el Canal Rural, amén de apersonarme en cuanta FIAR o repartición gubernamental hubiere para instruirme. Es decir que 10 años atrás podrías haberme preguntado el precio del kilo vivo de cualquier especie y te lo hubiera respondido (hoy ya no, extendí tierna amnesia sobre esa experiencia) . Pero me comí cuanto plan estratégico encontré de cada inmundo pueblo y ciudad de esa zona núcleo. Por eso me sulfuro cuando todavia seguimos empantanados con discusiones sobre la 125 (por 2 meses no pude pisar mi propiedad porque mi pueblo estaba sitiado (yo me movía en remise desde Rosario y los chóferes no querían kilombos con los patriotas ) por tipos QUE NO COMPRABAN NI UN CLAVO EN EL PUEBLO que termino votando como carnero a los personeros de esos fantasmaticos “hacedores de Patria”).Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: