Macri y Cristina: la tormenta (im)perfecta

Antes de salir de viaje, vi mucho material sobre el tema de las PASO (como todos nosotros, los politizados). Pienso que algunos estaban sobrevalorando una aparente consolidacion de Cambiemos, bah, del proyecto Macri. Otros, mas militantes, repetian lo que habian dicho antes: que el adversario era Malo y Neoliberal. Y se quedaban en eso. Esto de Fernando Manuel Suárez, en Nueva Sociedad, me parece un resumen inteligente, antes de octubre. Lo comparto. Como pueden notar, solo agrego el (im). En este mundo no hay nada perfecto.

Al margen de haber sido objeto de duros embates –y algunas aisladas defensas– durante la breve campaña, los resultados de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias de la Argentina darán mucho que hablar. Los análisis y conjeturas ya esplendieron durante la noche del recuento, siempre afectos a las conclusiones apresuradas y la necesidad de sobreinterpretar unos resultados que, a diferencia de lo que ocurre con las elecciones generales, no tienen todavía ningún efecto sobre la distribución de escaños. Al margen de su funcionalidad para dirimir candidaturas, las PASO, como muchas veces se ha dicho, operan como una encuesta a cielo abierto. Los resultados, si bien no concluyentes, preanuncian un escenario posible para las elecciones generales y, necesariamente, fuerzan a los candidatos a reorientar su estrategia sobre un dato fiable de la distribución de preferencias del electorado. Las interpretaciones de esos resultados son un capítulo aparte dado que, al margen de los datos concretos, los contendientes –y sus escribas– optarán por aquella que consideren más eficaz para consolidar sus propios apoyos y alentar cierta transferencia de votos a su favor. El discurso exitista o derrotista (para atemorizar) se agitará según conveniencia, independientemente de la posición final en las PASO –aunque con márgenes variables en función de ésta.

En ese panorama, el éxito en términos globales de la alianza Cambiemos parece incontestable, sin dudas se trata de la consolidación de esta coalición como fuerza de alcance nacional y, en cierto modo, un contundente respaldo para el gobierno encabezado por Mauricio Macri. La gran ganadora parece ser la incombustible Elisa Carrió, su candidata en la Capital Federal, quien no solo se impuso con un margen de más de 30 puntos porcentuales sobre su inmediato perseguidor proveniente del kirchnerismo y ligado a la gestión de la ex presidenta, sino que lo hizo sin hacer prácticamente campaña en su distrito –privilegiando el acompañamiento a los candidatos bonaerenses– y con un significativo avance en su predicamento dentro de su propio espacio político de pertenencia. El triunfo apabullante en el bastión capitalino fue acompañado por una serie de victorias, más o menos contundentes, a lo largo y ancho del país, algunos esperables (Córdoba) y otros sorpresivos por su impacto (Santa Cruz y San Luis, gobernadas por kirchneristas y peronistas). El apresuramiento en reconocer triunfos ajustados en distritos claves como Santa Fe (donde el socialismo gobernante quedó tercero y la elección se disputó con el kirchnerismo) o provincia de Buenos Aires, en un recuento de votos que generó cierta suspicacia, fue el único punto gris para el oficialismo nacional.

La elección para el peronismo (más o menos kirchnerista) tuvo como foco de atención la candidatura de su figura más rutilante –aunque ya no claramente líder indiscutida–, Cristina Fernández de Kirchner, en el distrito más importante del país. El recuento minuto a minuto suspicacias mediante, el virtual empate técnico con Esteban Bullrich, el deslucido candidato oficialista que en las últimas semanas de campaña tuvo una serie de salidas de tono «por derecha» que se escaparon de la «narrativa amigable» oficial del macrismo, y un peculiar discurso triunfalista ya pasadas casi cuatro horas del día lunes, fueron las postales de esta elección que se presentaba como la madre de todas las batallas. La posibilidad del triunfo por escueto margen en la provincia de Buenos Aires o Santa Fe no ocluye la mala elección del peronismo en general –con escasas excepciones–, o, mejor dicho, la contundencia del triunfo del macrismo. Sin embargo, el peronismo sigue siendo por lejos la segunda fuerza del país, aunque con el imperativo de dirimir la fragmentación interna y reordenarse de cara a 2019, aunque queda por verse cuánto de kirchnerismo tendrá esa fórmula –que puede resultar fallida– de unidad. Para las elecciones generales se puede intuir que la fórmula será la misma que hasta el momento: agitar los fantasmas del ajuste económico para alentar la polarización y favorecer el traspaso de votos en su favor.

Esta fue una elección en términos generales mala para aquellos espacios dispuestos a saltar, evitar o desmentir la mentada «grieta». Ni Lousteau – el candidato del progresismo liberal en la Capital-, ni Massa – el candidato peronista «centrista» – en provincia, ni el Frente Progresista en Santa Fe – conducido por el Partido Socialista, opositor tanto al kirchnerismo como al macrismo – pudieron hacer mella en la polarización, y se llevaron a casa un tercer puesto con gusto a muy poco. Para colmo de males tendrán la dura tarea, sobre todo en los últimos dos casos, de conservar su caudal electoral en un escenario de mucha paridad y discursos beligerantes. La fragmentación extrema y los malos resultados en distritos claves han llevado al espacio de centroizquierda progresista a una situación crítica que, para algunas lecturas pesimistas, ya lo deja al borde de la extinción. Como contraparte, el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) de inspiración trotskista ha ratificado su consolidación como fuerza de alcance nacional, pero evidenciando cierto estancamiento en su sostenido crecimiento electoral de los últimos años. Sin embargo, es de esperar que el FIT canalice algunos votos en las elecciones generales de la miríada de fuerzas de izquierda y centroizquierda que no lograron vulnerar el piso impuesto por la ley electoral en las PASO.

Las conclusiones que se pueden obtener de estas PASO son varias, pero deben ser enunciadas con cierta prudencia. La polarización electoral fue ratificada, así como la primacía de la coalición oficialista. Las fuerzas que conforman Cambiemos, en especial el PRO – el partido del presidente Mauricio Macri—, de mantenerse estos números obtendrá una renta nada desdeñable, más si se tiene en cuenta que este éxito debe ser contrastado con los resultados de la elección de 2013. Los opositores, en especial el kirchnerismo, pondrán énfasis en el más de 60 % del electorado que, en términos desmañadamente binarios, «rechazó» la oferta del oficialismo. Renglón aparte merece el análisis de la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner y el balance de sus resultados. Más allá de si finalmente se impone o no en las PASO bonaerense –en cualquier caso será por un módico margen–, daría la impresión que su candidatura favoreció el «efecto de frontera» que el oficialismo constituyó –y explotó hasta el cansancio– como su eje discursivo. Se sospechaba que la candidatura de CFK podía ser la tormenta perfecta, aunque parece que las víctimas del naufragio no fueron del todo los esperados.

Anuncios

22 Responses to Macri y Cristina: la tormenta (im)perfecta

  1. Erkekjetter Silenoz dice:

    ”El discurso exitista o derrotista

    éxito en términos globales

    serie de victorias, más o menos contundentes

    recuento de votos que generó cierta suspicacia

    el peronismo (más o menos kirchnerista)

    el virtual empate técnico

    la contundencia del triunfo del macrismo

    progresismo liberal

    peronista «centrista»

    espacio de centroizquierda progresista”

    Me pa’ que este abusa de las categorías blandas… más o menos y de manera virtual como los radicales culposos ja ja…

  2. Claudio el bioquímico dice:

    Me hace ruido la subestimación que hicimos del Macrismo en su capacidad para la batalla electoral. Me parece que aún persiste (esa subestimación) y si no evaluamos correctamente y a fondo a quien tenemos enfrente (cosa que el macrismo está demostrando que sí lo hace) seguiremos llevándonos “sorpresas” como el resultado electoral de las PASO. También me parece que la caracterización del pibe Gol quedó desactualizada. Y por último, creo que hay que observar lo sucedido en las sociedades de los países vecinos. Modelos con sus características (Bolivia, Chile, Brasil y Uruguay) pero que tampoco manifiestan una respuesta contundente frente al avance derechista. Saludos a todos.

  3. claudia dice:

    Sinceramente, no me parece un aporte diferencial. Me quedo, si me apurás, con el de Adamovsky salido hoy en Ramble Tamble, que apunta más sobre el sustrato antropológico de las preferencias que se activarán en octubre y el tenor de los debates sociales que hoy se alumbran. Es bastante más creativo. Saludos.

    http://rambletamble.blogspot.com.ar/2017/09/la-guerra-del-cerdo-no-huyan-somos-sus.html

  4. Carlos G. dice:

    “Pienso que algunos estaban sobrevalorando una aparente consolidacion de Cambiemos, bah, del proyecto Macri.”
    Con todo respeto, creo que este señor forma parte de estos “algunos”.

  5. Norberto dice:

    Una pregunta Gran Jefe, si yo quiero leer el pasquín mitrista o algo del multimierdos no necesito intérpretes, ahora sí quiero análisis interesantes, más allá de los obvios sobre la castigada por el Gobierno Nacional Santa Cruz, o la inverosímil derrota en una provincia bien administrada más allá de mis objeciones a los métodos como San Luis, el analista debería revisar con meticulosidad los resultados provinciales tomando en consideración la extracción de los diversos frentes presentados al electorado.
    Dejemos Córdoba con sus características de original y copia, donde triunfó el primero, hay muchas provincias pintadas de amarillo donde el análisis fino muestra que la suma de vertientes peronistas se ubica por encima de ese color, además de las catorce donde el triunfo es incontestable, sin hablar de irregularidades que el peronismo no suele salir a denunciar, actitud que dejan a republicanos sin votos.
    Además desconocer el implante del partido centenario en todo el territorio nacional, adjudicando el triunfo a una agrupación que no existe más allá de algunos improvisados dirigentes, con la técnica empleada en su momento por el riojanato, es cuando menos desubicado, parece un análisis para los programas de Fabbiani o Susana.
    Como ejemplo para que revise, le aconsejo que lo haga con Corrientes, donde hoy la suma incluyendo a 1Pais de Artasa y Somos Corrientes es más del cincuenta por ciento.
    Nunca menos y abrazos

  6. claudio Maxl dice:

    Pinta q “vio” la peli sin deco: 2 D CADA 3 VOTOS NACIONALES FUERON CONTRA EL CONTRABANDISTA y EL PERONISMO ENTRE TODAS SUS LISTAS (excluyo a Massita y su Frente Reo_Vandor) PERFORO EL 40%. Obviar el resultado grueso d la eleccion invalida todo el analisis maxime teniendo en cuenta la permanente voluntad d Cristina d privilegiar la unidad peronista (la candidatura d Scioli 2015 impuesta x gobernas y el ofrecimiento a Randazzo como su cabeza d lista d diputados son muestras evidentes), no tengo dudas q el peronismo se presentara unido en 2019.

    • Tin dice:

      los peronistas desde el 2003 que se viene presentando separado (menem, nestor y r. saa) y a medida que pasa el tiempo cada vez hay mas listas peronistas, que le hace pensar que se uniran en el 2019?

  7. ruben dice:

    Bueno creo que no agregare mas. Solo decirle que para justificar la critica a una figura como Cristina haria falta un mayor esfuerzo intelectual. Mejore sus lecturas Abel-

  8. Capitán Medibacha dice:

    Falta poco más de un mes para las elecciones reales.- Siempre suelo tener la sensación de que, aquí en Argentina, nosotros realmente decidimos algo -o mucho- con nuestro voto, a diferencia de lo que ocurre en la mayoría de los otros países que consideramos “desarrollados”.- ¿Hubiera cambiado mucho España entre elegir a Rodríguez Zapatero o a Rajoy? ¿En Francia, entre Sarkozy, Hollande o Macron? ¿El laborista Tony Blair, en qué se diferenciaba de los conservadores? ¿Es realmente tan distinto Trump a Obama?

    En cambio, si en Argentina en 1983 hubiese ganado Luder en lugar de Alfonsín, o si en el 2003 Lopez Murphy hubiera obtenido unos pocos votos más, desplazando a Nestor K del 2° puesto, la Argentina de los siguientes 13 años habría sido totalmente distinta. Otro país.- En forma similar, si en el 2015 Scioli hubiese sacado un par de votos más y Macri algunos menos, la Argentina sería muy distinta.-

    Realmente creo que nosotros los argentinos, en cada elección, estamos eligiendo el país que queremos para el futuro como en muy pocos otros lugares del mundo se podría hacer.-

    Esto volverá a ocurrir el siguiente mes de octubre.- ¿A Ud. le gusta lo que está haciendo Macri y su gobierno y piensa que el país mejorará con este Gobierno? Sea entonces consecuente y vote por el PRO.-

    Si por el contrario, Ud. piensa que el camino que sigue Macri y su Gobierno es equivocado, que solamente busca privilegiar a una pequeña minoría de empresarios y CEOS, unos cuantos de los cuales integran el Gobierno, no tire su voto.- Vote para frenar el modelo oligárquico del PRO.-

    Saludos,

    • guillermo dice:

      Al nivel de estos intercambios no va a hacer mucha diferencia, pero si tuvieses la menor idea del estado de hospitales y escuelas britanicas cuando Blair asumio, el cambio para cuando salio, y la situacion de esas escuelas y hospitales hoy con los conservadores, por ahi no dirias lo que decis.

  9. Juan el Bautismo dice:

    esto se acabó señores. Imposible sostener nada con tal nivel de perdonavidismo.
    Deberia dejarse tranquilos a quienes quieren volver al hecho no tan maldito sin que les quemen la casa.
    La paradoja de gritar para cuidar la mesa de los argentinos, sin gritar, no tiene resolucion en este continuum.

    “Musica Fúnebre para Bailar Vol.2”
    http://www.youtube.com/watch?v=okcV8bTN5dU

  10. mem dice:

    Creo que efectivamente a Cambiemos le fue muy muy bien: con la economía en coma 4 mantuvo su caudal del año 2015 y evitó que arrasará Cristina en Pcia. de Buenos Aires. El triunfo por menos de un punto de Cristina en las PASO parece haber activado ese rechazo tan indiferente a “a quién hay que votar para frenarla”, ya que según todos los sondeos Bullrich crece respecto a agosto y ya la aventaja por alrededor de cinco puntos…
    Confirmando que ese rechazo al pasado se activa más rápido que el malhumor y la bronca con el macrismo, que, dicho sea de paso, todavía estamos discutiendo qué es: no llegó por un golpe de suerte -de acuerdo en ese punto. Pero “derecha democrática” no me parece de ninguna manera, es una derecha autoritaria…
    Como sea, muchos de los que eligieron Cambiemos no lo hicieron impulsados por una bonanza que los colma de bienestar desde hace un año y medio, sino porque politicamente se identifican con el Cambio y económicamente confían en el Gobierno y en que todo repunte y mejore…
    Que va a pasar si las cosas no mejoran? A quién vamos a llamar?
    Saludos peronistas

    • Norberto dice:

      Con seguridad se está refiriendo a esta encuesta publicada por el compañero Sentís

      que si bien parece ajustarse a la realidad entre quienes viven prendidos al televisor, léase amas de casa y gerontes, no parece muy ajustada en el caso de empleados de empresas privadas, y realmente fuera de escala en el de estudiantes, como se verifica con esta otra también publicada por el compañero Sentís

      tal vez no sea el momento, y debamos aceptar el empate hegemónico, lo cierto es que si se diera el resultado que Ud supone, será como darle cuerda al ahorcado, porque su modelo económico necesita endeudamiento y eso significa destinar cada vez más recursos a los servicios de deuda y menos a los habitantes del país en educación, salud, seguridad social, bienestar, obra pública, porque de algún lado deberían salir los recursos necesarios para el pago de capital e intereses, y todo eso suponiendo que no haya algún estallido de un país de segundo orden que precipite una nueva crisis, que le recuerdo cómo repercute en economías dependientes del endeudamiento como es esta y era la de los noventas.
      No es difícil contrastar que salvo algunas obras municipales cosméticas, no hubo inversión en infraestructura que no haya sido para completar alguna detenida desde el comienzo del actual Gobierno con fines electorales, y eso tarde o temprano se nota, tanto como que los viejos más temprano que tarde dejamos este mundo.
      ¿Cuál cree Ud que será el resultado electoral en 2019 después de dos años más de mentiras sin sustento aunque no se presente una nueva crisis?
      Nunca menos y abrazos

      • victorlustig dice:

        Norberto
        Como siempre, el pueblo nunca se equivoca (salvo que quiera cambiar al pueblo por otro mas, digamos, obediente)
        y, observe que lo digo ANTES de la eleccion.

        de paso,

        tal vez no sea el momento, y debamos aceptar el empate hegemónico

        que no decaiga eh, al menos Ud es mas realista

        saludos cordiales

        BTW, lo de fatuo fue leido (no me olvido del ad hominem) eh, y, gracias por darme implicitamente la razon en el tema homologacion, se ve que algo de ingeniero tiene

      • Norberto dice:

        Si no se equivoca, es muy extraño porque se arrepiente mucho.
        Habrá que ver hasta dónde les dura el masoquismo a los gerontes o en el peor de los casos que pesa más en la mente de los CEOs, si el ahorro que conlleva el exterminio o los votos que necesitan de esa franja etaria.
        Por otra parte Sr. Ingeniero no malinterprete mi exposición, lo dicho es que si estamos en condiciones de certificar y habilitar componentes satelitales, si podemos construir radares y reactores nucleares y sus componentes, la certificación y habilitación de los demás elementos solo es cuestión de garrar lo libro, donde todo lo que no sea secreto de alta tecnología está escrito y publicado. Con eso tendremos mejores elementos que los que nos puedan proveer como rezago desdentado, contando además la posibilidad de una certificación TSO para los componentes aeronáuticos.
        Nunca menos y abrazos

  11. Politico Aficionado dice:

    “El hombre puede desafiar cualquier contingencia, cualquier mudanza, favorable o adversa, si se halla armado de una verdad sólida para toda la vida.” JDP

    Con estos elementos tenemos que salir a combatir los espejismos que nos proponen Macri, Carrió, Duran Barba y toda la banda de estafadores que impulsa el imperio.

    • vale dice:

      Muy profunda y certera reflexión verdad inconstrastable que simbolizan tres banderas, tiene mucha relación con esto que nos pasa P.A, gracias por traerla.
      Me hace pensar en una frase de Rousseau citada por M Moreno,
      “”Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que se le debe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas, y después de vacilar algún tiempo entre mil incertidumbres, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos sin destruir la tiranía.”
      Prólogo del libro “El contrato social” de J.J Rousseau
      Me pregunto cúantos de tantos gobiernos que lleva la argentina, se preocuparon por eso más allá de declamarlo en un acto eleccionario….yo cuento 5 nada más….lamentable…
      ¿ Cuántos presidentes argentinos se han `puesto al pueblo y la patria y sus intereses al hombro? más allá de una campaña ?pre-eleccionaria?…también cuatro o 5….
      Lo demás es puro verso campañero para quienes la verdad es la billetera o la conveniencia personal de algún carguito para asegurarse el futuro….por fortuna una parte no es así.
      saludos

  12. Chiclana dice:

    No solo están en una burbuja, no ven para afuera!
    Tres años (o más) llevan repitiendo esos mantras, y de nuevo les digo: no funciona, no entienden y van a volver a perder

    • Politico Aficionado dice:

      Creo que es Ud, Chiclana, el que no entendió nada.

      Como señaló hace ya muchos años el General, a quien también demonizaron y juzgaron por traición a la Patria: “Si tenemos razón volveremos; y si no la tenemos, será mejor que no volvamos mas.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: