El desafío de Guillermo Moreno

moreno - milagro sala

Dicen que esta campaña ha sido aburrida ¿Quiénes lo dicen? Bueno, eso es para discutirlo más largo, pero hay que reconocer que muchos -entre los que no participan- son sinceros. Creo que el punto es que no se asume que son dos campañas. Terminamos con la primera, nomás.

Es la consecuencia inevitable de la ley de “internas abiertas”. A la que las fuerzas políticas y los votantes se van adaptando de a poco. En las provincias o en las fuerzas donde hay una hegemonía clara se vota una lista única. Y se “miden las costillas” para la segunda vuelta (en este caso, en octubre).

En donde esa hegemonía no existe, se definen contenidos y estrategias para el inevitable frente. La Capital Federal es un caso testigo. Al haber colaborado en la campaña de Guillermo Moreno, no puse énfasis en la discusión ideológica; mi consejo fue que expresara con nitidez el “no al macrismo”, a través de los temas que tocan a la vida cotidiana y a esa víscera sensible, el bolsillo.

Pero igual, necesariamente, esta elección interna tiene un profundo contenido ideológico. Que, en lo estratégico, es fundamental. Otra vez lo expresa muy bien Marcos Domínguez en su blog.

“El poder del peronismo radicó, en definitiva, en su capacidad para dar expresión pública a lo que hasta entonces solo había sido internalizado, vivido como una experiencia privada. Así lo señala Pierre Bourdieu:

Las experiencias privadas pasan nada menos que por un cambio de estado cuando se reconocen a sí mismas en la objetividad pública de un discurso ya constituido, signo objetivo de su derecho a que se hable de ellas y a que se hable públicamente. “Las palabras”, dice Sartre, “hacen estragos cuando encuentran un nombre para lo que hasta entonces ha vivido innominado” 

Daniel James  en “Resistencia e integración: el peronismo y las clases trabajadoras argentinas” (fragmento)

El debate subyacente entre peronismo y socialdemocracia progresista al que se hizo mención en este otro escrito, permanece inalterable por necesidad y su intensidad va in crescendo a días de las PASO porteñas. Sucede que otra vez la liturgia se apodera de los debates de toda la fauna militante de la ciudad-puerto, pero no a través de tarjetas amarillas ni de Spots de campaña que emulan series de Netflix, sino de la obstinación de la campaña “políticamente incorrecta y piantavotos” en la prédica de Guillermo Moreno; hasta hace un mes, “una expresión marginal”.

Parece que el guiso se pone espeso, y la fibra sensible de la porteñidad politizada se canaliza no tanto en encuestas pagas, sino en el boca en boca intramilitancia, el comentario sobre corte de boleta entre compañeros de trabajo, los ataques permanentes de Clarín/La Nación/Infobae, ataque mancomunado con el de escribas progresistas hacia el candidato de Honestidad y Coraje.

Los nervios existen pero tienen que encontrarte militando, diría un politizado Einstein. Sin embargo, a ciertos sectores de nuestro espacio los encuentra utilizando la poco loable receta de utilizar dos productos de la góndola mediática: críticas al Indec + pedido desesperado de desafuero de Menem.

Nada lograríamos en reiterar que la justicia ha aprobado ya en segunda instancia la metodología de medición del polémico Indec de Moreno. Menos lograríamos con reiterar que el tema Menem es el árbol que tapa el bosque del plan Cóndor judicial que viene por Cristina. ¿Y por qué nada lograríamos?, la respuesta es más obvia que pesimista: porque cuando el peronismo señala el sol, el progresismo mira el dedo.

Evidentemente el despertar matinal con agua fría en la espalda choca con el modus viviendi que acostumbró a la socialdemocracia progresista a la comodidad de la convivencia democrática light con otros partidos/espacios también lights, que molestan al macrismo tanto como un bulldog francés a una pantera.

El peronismo se transforma en hecho maldito cuando empieza nominar, a gritar, porque cala en la fibra sensible a la que la cultura libresca biencomida y bienpensante no puede acceder. Dado esto, un respetado intelectual progresista con más interés en confundir que esclarecer se preguntaba, perdón, afirmaba:

Guillermo Moreno defiende a Menem. Menem es Macri. Pero peor. Logró muchas más cosas para el capital financiero y para el olvido del terrorismo de Estado. Vaya uno a saber soldado de quién puede ser Moreno

Hay varias hipótesis a esgrimir sobre la postura del autor, sobre todo porque expresa un conjunto aunado de falacias repetidas por derecha y por izquierda que intentan mansillar. Ahora bien: claramente es intolerable tomar un té verde o comer una ensalada de palta viendo permanentemente a un hombre de bigotes fachistoides que grita por tv y además es de “dudosa lealtad” según ciertos sectores de nuestro espacio. Grita en Papel Prensa, en la cara de esbirros millonarios, que un tal Héctor Magnetto, dueño de la principal empresa mediática del país, financiada a su vez por el pulpo financiero Goldman Sachs, estaba manchado en sangre y que Papel Prensa había sido “negociada” en la sala de tortura. Gritando cuidaba la mesa de los argentinos y advertía a CFK sobre el rol balcanizador de Alberto Fernández, que dió paso a la mesa de enlace oligárquica en la 125. Gritando que nuestro país tenia soberanía satelital con Arsat. Gritando para cuidar la mesa y el bolsillo de nuestros compatriotas. Gritando que era un soldado del proyecto nacional conducido hoy por Cristina Fernández de Kirchner a escala nacional. Gritando innumerables etcéteras desde la lealtad efectiva, no desde las sugerencias sesudas sobre la lealtad.

Entonces la pregunta no es por quien grita, sino ¿que hacían los que no gritaban además de estar aturdidos por el gritón de Moreno?

¿Acaso esos soldados bien parasitaban en el ecosistema del homo academicus y reproducían las discusiones epidérmicas del pasillo universitario?  Es cierto, pelear por defender el plato de comida que la oligarquía (concepto que para ideologistas modernos ha de ser “anacrónico “) le quería encarecer al pueblo, no tiene el mismo encanto que reproducir la endogamia del pasillo universitario donde la palabra sólo ocupa el lugar de la ilustración sin riesgos.

Es que el Neofrepasismo y su cultura del desmarque están bien presentes en el  diagnóstico situacional del progresismo socialdemócrata, mucho más que la inminencia del Plan Cóndor judicial. Por eso se empecinan más en balcanizar el espacio con moralina que en discutir lo que hay que discutir.

Los escribas socialdemócratas debieran, por la salud del frente que todos compartiremos la próxima semana, dejar de querer contribuir al frepasismo chiquito de “los mejores” y dejar de usar a Cristina como escudo de todas sus agachadas discursivas. A su vez, hemos dicho que la vacancia de fiscal acusadora con jurisdicción en la moralina que esconde al verdadera moral nacional ya la usufructúa la Sra. Carrió ¿Por qué comportarnos como Carrió, entonces?

Hablando de radicales “Si la sociedad se hubiese derechizado, lo que la UCR debe hacer es prepararse para PERDER elecciones” decía el bueno de Raúl Alfonsin, que tal vez nunca imaginó la política como la vocación desmedida por expresar una minoría intensa (otra más de todas las que ya somos) aspiracional, pura y moralista que reviviese otro Neofrepasismo tardío que abone a una balcanizacion serial, donde una cofradía progresista pasa mates  entre “los mejores del radicalismo” y “los mejores del peronismo”, quizás en “plazas de pueblo”, ahí al solcito, en Parque Centenario, diciendo que la sociedad argentina es estúpida, no comprende el proyecto y criticando al trotskismo por “vanguardismo elitista”.

Si vamos a construir un frente para enfrentar al macrismo porteño –que expresa el ideario de la oligarquía de todos los tiempos– es mejor que lo hagamos sin disfraces, codazos ni agachadas, con los sindicatos y las fuerzas políticas que se sientan interpeladas por el anchísimo espacio nacional-popular.

Desde el peronismo se entiende que no se combate a la oligarquía atacando compañeros por diferencias tácticas. Es algo que el progresismo debiera aprender. Si vamos a declamar lealtades, es mejor que salgamos de la pose groupie, y aprendamos que pegándole a los MILITANTES sólidos, que nunca tuvieron miedo a “los carpetazos”, no hacemos más que contribuir al berenjenal mediático hegemónico que solo quiere a Cristina presa, y a su base, que somos TODOS NOSOTROS (peronistas, progresistas, etc), dividida.

En el corto plazo el que gana conduce, el que pierde acompaña, pero siempre es mejor recordar la premisa fundamental de largo plazo: unidos o dominados.

Anuncios

14 Responses to El desafío de Guillermo Moreno

  1. Jose dice:

    Aguante el Napia!

  2. claudia dice:

    Empiezo por decir que a mí también me sorprende este menudeo, esta pequeñez con la que se están evaluando las listas e integrantes de las PASO peronistas y capitalinas.
    Pero no debería sorprenderme, si lo pienso, porque por más pasillos de universidad que se transiten, por más bibliotecas selectas que se devoren o rayas en la piel de tigre que se exhiban, la verdad es que no podemos negar la impronta pavorosamente digital que nos viene constituyendo y nos deja a las puertas de la intolerancia pequeña, repito. La idea predominante debería ser integrativa e insisto en no jubilar el viejo pero sabio axioma “el que pierde, acompaña”
    De la misma manera, viralizar escritos de cuna deficiente y claramente antagónica para satisfacer una personal o corporativa inquina, es otro acto destructivo que me pregunto si podemos permitirnos. Leo esta semana un texto de Pablo Seman, convenientemente difundido por la bloguería peronista: un escrito clasista en el peor sentido que está destinado a pegarle a Cristina (¿podría ser de otro modo?). Un mamotreto disfrazado de llamado de atención al Peronismo (por parte de un notorio antiperonista, jaja). Allí se alternan categorías (esa manía argentina) pretendidamente académicas, se disfraza el texto de “ponencia” y se prometen capítulos, al mejor estilo Semán, que sabemos nunca llegarán porque se agotan, como de costumbre, en el primer y único objetivo: el Kirchnerismo y Cristina, los que aparecerían debatiéndose dentro de categorizaciones alumbradas, probablemente, en el tramo Once-Retiro, por un vendedor ambulante de biromes y no por un intelectual, realmente. “Moyanismo social” y “pobretariado”, así queda resumida la disyuntiva Sylvapen, parece.
    Pero otros dos textos mucho mejores vieron la luz estos días. Dos textos corrosivos y molestos que guardan mucha verdad sobre nuestra actual constitución subjetiva. Valen la pena, digo. Para saber desde dónde hablamos, para comprender, hasta qué punto, tenemos los huesos tan minados por el estroncio que, verdaderamente, no podemos marcarle el mercurio en sangre a los otros.
    Uno, el de Fabris, se expedirá sobre la relación ambigua entre los términos víctima-sociópata al pensar nuestra sociedad actual (siguiendo a la autora mentada , Marie-France Hirigoyen, yo me desplazaría hacia un eje algo más complicado también trazado por ella… “complementario-sociópata”… porque hay una innegable instancia de goce en el sufrir a manos del único que ha descubierto nuestra oculta oscuridad: el sociópata (o la banda de sociópatas que la sociedad ha llamado a concurso para que la reintroduzcan a homeostasis, diluyendo ese corpúsculo molesto que la aqueja).
    Otro, el de Forster, abordará la rebelión de los significantes que describe Bifo Berardi ; su total independencia respecto de lo real supuestamente nominado. Rebelión pírrica y de previsible corto plazo civilizatorio (por lo que dure las crisis, señal o terminal de una hegemonía, por caso la yanqui, por supuesto).
    Son dos textos para pensar desde dónde, en qué sitio se está mientras se habla, se pontifica, se degrada. Saludos.
    http://www.lateclaene.com/fernando-fabris-subjetividad-neoliberal
    http://www.lateclaene.com/ricardo-foster-semiocapitalismo-

  3. oscar conte dice:

    Estoy pensando si estos muchachos (frepasistas tardíos) son pasibles de debate. Y me parece muy difícil. Creo además, que Cristina quizás supo leer cambios en la sociedad, que ya se venían dando y que tiene que ver con este nuevo sector no peronista, que sí adhiere al kirchnerismo y que es importante (son votos). Aquí incluiría una buena parte de las 2 CTA. Habría que ver si esto se repite en todo el país, creo que no, pero no lo puedo asegurar Queda el sector vinculado a CGT (los trabajadores formales) y los informales ahora en CTEP. Es también una mezcla rara porque aquí están los “heridos del kirchnerismo”, en el primer intento de Néstor (que volvió atrás) que había visto como el frepaso había juntado sectores que votaban peronismo pero con la nariz tapada. (Menem los galvanizó y el peronismo no estaba aun tan fragmentado por abajo) Y que Cristina retomo con fuerza por ese componente “mayo francés” que tiene. Lo que dispersó a muchos, demasiados. Casi una mitad del peronismo fragmentado. Creo que es central el laburo de conducción política de Cristina pero no veo indicios ni tampoco la forma de que pueda y quiera romper esa “grieta”. Creo que uno que podría hacerlo es Randazzo. Otro Massa (pero ninguno con todos). Me quedo con el primero. Tampoco, por ahora., Cristina., pero aprende rápido, tiene esa poderosa capacidad de adaptación y cambio del peronismo. Por abajo la cosa es juntar a “todo el peronismo”. Por ahora no tenemos muchos dirigentes, uno es Moreno, pero no alcanza, y necesitamos alguien, que mas que soldado, sea un general. O una conducción por ahora coordinada por Cristina. Para lo cual ella debiera quererlo. Creo que deberíamos ir pensando en juntar en una nueva agrupación a los convencidos y a los a convencer, que se vayan convenciendo. No estamos muertos estamos en proceso de mutación, pero por ahora solo estamos para poder ganar. Aunque por poco, una elección. Como dice Abel, el que viva lo verá.

  4. Capitán Yáñez dice:

    Mi siempre muy estimado blogger no más en jefe, empiezo por aclarar que no me aburre ninguna campaña… lo que me aburre -desde mi más tierna adolescencia…- son las citas a Sartre y otros reverenciados personajes por el estilo. Es más: a estas alturas… cuando encuentro una de esas citas ipso facto dejo de leer y paso a otra cosa.
    Mañana, en el mostrador de Dios el peronismo tiene una interna. No más que eso. Y aunque alguna vez el mismísimo General haya mandado a “callar” al del bombo… en lo que a mí respecta peronismo y bombo son inseparables. Al Napia no me cuesta imaginarlo dándole al bombo… al inefable Filmus ni con una dosis de LSD encima podría verlo sacudiendo un parche con un pedazo de manguera. Así que…
    A partir del lunes será otra historia.

  5. Rogelio dice:

    Estimado Abel:

    No voto en la Ciudad, pero si tuviera que hacerlo no dudaría en votarlo a Guillermo Moreno.
    Esperamos que la voluntad libremente expresada por los porteños le arrime los votos suficientes para llegar al Congreso.
    Y una vez ahí, confiamos en que no dudará en cruzar los límites políticos convencionales que fijan la General Paz y el Riachuelo para darnos una mano a los bonaerenses, que mucho la necesitamos.

    Saludos

  6. Silenoz dice:

    Je je… muy bueno….

    Esto me hace acordar cuando NK mandó al frente a la Shell y en el 2014 –creo- cuando se llamó a un boicot contra los supermercados…….. en llamas estaban los “socialdemócratas” (pero de esos que nunca jamás de los jamases nos habrán de votar) …

    Cuando el boicot recuerdo a un “socialdemócrata” que puteaba a la shegua por, brevemente, la “forma”, la prepotencia del discurso de la dictadura, el maltrato a los pobres empresarios explotados por el yugo y el látigo impiadoso de la diKtadura…… Medio hinchado los gobelinos de tanto “bienpesamiento”, cuando le pregunté si se adhería al boicot, me contesto que si pero ñañañaña… y seguía el loco este… ja ja…

    Hay dos cosas que una empresa de renombre no puede soportar:
    1- hacerlos perder guita cuando empiezan con los curretes
    2- y quizás más importante que el anterior: mancillarle su buen nombre –aka su marca- mandándolos al frente por las hdputeces que hacen….

    Fintech con la ley de medios aceptando la adecuación, cuando la otrora GestAFIP lo engrampó a P&G haciendo cositas locas con las DJAI….. Y la última: hace unos días me llamaron por una encuesta sobre Pepsico a pesar del “cerco mediático”….

    Y buehhh…. yo espero que se meta el cro. polémico qué quere’ que te diga ¡¡yo quiero tener un poco de buen rock!!….. ja ja….. Se esté con uno u otro, “is a mast” estar “unidos” dejemónos de boludear con la agenda de los “operadores independientes”

  7. Buenas noches, celebro la honestidad de Abel, de reconocer en esta publicación, desde que lado dice lo que dice. No resulta fácil, bancar a un Moreno, asi como salvando las distancias a un Delía, a un Boudou o un Aníbal Fernandez. Todos ellos cargan con un estigma hoy casi imposible de exorcizar, han sido demonizados de tal modo, que más allá de sus méritos (los que los tuvieran), resultan “piantavotos”, lo que para un peronista o cualquiera que se precie de pertenecer a un movimiento popular, los coloca en un no lugar, del que no se vuelve. Ese no lugar, al que han sido condenados, se debe muy probablemente, al haber sido escogidos por un stablishment mediático, judicial y político muy poderoso, como enemigos. Un dispositvo, con capacidad de moldear subjetividades y por ende generar sentidos comunes, amén de que varios de los citados, han elegido con sus dichos y conductas el lugar de los malos de la película de un modo autocelebratorio. Las críticas de otros dirigentes y sectores internos de lo que suele denominarse el campo nacional y popular, desde lugares afines al progresismo, si bien no son justas, ni aceptables, resultan casi insignificantes en comparación con la capacidad de fuego del stablishment antes citado.
    Pero debo reconocer, que lo que me provocó a escribir este comentario, ha sido el comentario de Claudia, con el que tengo enormes coincidencias, amén de resultarme muy divertida la ironía sobre los blogger P que levantan a un notorio antiperonista como semán (y toda esa geografía centroamericana literaria y académica).
    Se les nota demasiado el esfuerzo por bajarle todo el tiempo a Cristina y al kirchnerismo, el precio. Sobre todo, teniendo en cuenta, que quien lidera hoy la resistencia a este gobierno y sus políticas, ha sufrido y sufre ataques de una intensidad y virulencia infinitamente superiores, a los compañeros antes citados, pero aún así, por su capacidad política (inigualable) conserva lo fundamental para derrotar a este proyecto político antipopular: votos.
    Y una capacidad intelectual y emotiva, para cambiar lo que resulte necesario, sin quedarse anclada en clichés o personajes, que resultan hoy claramente deficitarios para ganar elecciones.

  8. […] el posteo anterior, mencioné que se decía que esta campaña fue aburrida. En buena parte, se debe a que muchos […]

  9. victorlustig dice:

    1030 domingo
    habia leido por arriba
    lo cierto es que se sacaron las caretas, ahora Moreno no es peronista, buenisimo

    Hasta Silenoz es morenista, indicio del cambio de aire?

    7 hs mas y lo sabremos

    suerte a los morenistas, al resto, espero el peronismo se los saque de arriba y vuelvan a ser 800 partidos, ya que, el quepierde acompaña es cuando ganan ellos (cambio el verbo por obedece)

    sera el tiempo del XX Congreso?

  10. También lo voto a Moreno. No puedo fundar el voto con argumentos tan sólidos como los que me preceden, sino por una experiencia directa.
    Moreno y su madre, Vicky, fueron mis vecinos durante una punta de años. Mucho tiempo antes de que él estuviera en la función pública.
    Moreno es un peronista divertido, apasionado, discutidor, REALISTA (en todos los planos), católico y directo. No tiene vuelta de hoja.

    En una oportunidad, le pedí una gauchada, no para mí, sino para un amigo. No dudó un minuto en hacerla. Un tipo macanudo.

  11. guillermo p dice:

    “…con un esperpento mediático como Moreno, que encarna la caricatura de un peronista macartista, clerical y prepotente que Cristina está tratando de dejar de lado para construir otra vez mayoría. Si a uds les parece que salir del claustro ideológico es idolatrar a un clown que solo puede moverse como el monito que el macrismo quiere, nada de lo que argumente los va a convencer. El versito de la “izquierda marginal” del ultimo anonimo me produce entre náusea y risas, por lo macartista y por adjudicarle a Moreno capacidad para construir mayorías.”

    9 de agosto de 2017

    “…peronismo” es un malentendido que se aplica a Walsh y a Osinde. A mí los chupacirios violentos. Tengo compañeras que se fueron del Indec aterrorizadas por su violencia cotidiana…”

    9 de agosto de 2017

    “…Mirá que le voy a contestar “lo de pacato” a un votante de Moreno, je… Y no sé por qué te molesta la mención a Osinde, ¿no era peronista?.”

    9 de agosto de 2017

    Esto es parte de un intercambio que tuve con un bloguero de nuestro palo. Y uno de los más respetados.
    ¿Es posible a esta altura que tengamos un debate interno en estos términos?. ¿No se entiende que el enemigo es poderoso y nos necesitamos a todos?.
    Dejemos de calificar a los compañeros, por ejemplo con los descubrimientos literarios de Oberdan Rocamora (a) J.A. que trabaja para el enemigo y ni siquiera es menemista aunque parezca su viuda. Es cavallista (vean Emergencia Intelectual por América este viernes con Milei, que de paso desnuda el talento literario y la pobreza enciclopédica de J.A.).
    Me refiero por ejemplo a la calificación de “Frepasito Tardío”.
    No podemos usar las categorías del enemigo.
    Bienvenido el debate interno, pero con buena leche.

    Yo voto a mi morocha en PBA, pero Moreno es mucho más que un soldado.
    Fue el primero en salir a bajar línea, y eso se entendió en CABA.
    (Y en muchas provincias incluída PBA aunque Florencio la haya desafiado). Su triunfo no va a ser ganar las PASO. Eso sería miopía.
    Es referente entre las autoridades del PJ, y entre los economistas del espacio.
    Si Cristina es la Comandanta en Jefe, Moreno bien podría ser por agudeza y lealtad el Jefe de Estado Mayor. (Aunque lo sea en la sombra). Y su discurso es táctico, aunque algunos se confundan. La estrategia se adivina detrás. Hay mucho material en la Web para analizar al Napia, y a nadie extrañe que Hebe y Diego estén con él.

    La demonización, a ver si se entiende, tiene como objetivo final a CFK. A nadie extrañe que los demonios sean los leales, los capaces los que tomaron decisiones estratégicas, y los honestos. Honestidad Coraje y Lealtad no se perdonan.

    Basta muchachos, los argumentos en la discusión interna no pueden ser chicanas. A los bifes: política con conocimiento de causa. Terminemos con los todólogos. Y ahí empezamos a discutir (mejor diría intercambiar). Cada cual aporta lo suyo y sostiene desde su disciplina a los demás mientras es sostenido a su vez. Tenemos entre nosotros lo mejor de la ciencia, el arte, la academia y la “intelectualidad”. Además tenemos a los operativos.
    Si se cumple el “plan de Dios” vamos a tener trabajo. Y fulero.

    Abrazos a todos los compañeros.
    Hoy empezamos a volver.

  12. GUI dice:

    Vengo de votar al enorme Napia. Aunque solamente fuera por lo que hizo (lo de los guantes de box fue lo mas, disculpenme…), pero también por lo que (nos) representa. Decir que es piantavotos… puede ser… hay mucha gente que lo odia y no lo votaria nunca, pero dudo que muchos de ellos pongan la boleta de Filmus. En todo caso es igual de piantavotos que Cristina.

  13. kaliban35 dice:

    yo corte boleta. vote moreno-recalde no se me movio un pelo

  14. ruben dice:

    La realidad es la unica verdad. Moreno 2.8 , se acabo la discusion…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: