Foreman-Alí, Macri-Cristina. Peleas legendarias

George-Foreman-Muhammad-Ali

Los domingos, ustedes saben, comento la coyuntura política local… tratando de ver las corrientes profundas, las que provocan el oleaje. Esta vez voy a mezclar material ajeno: un reportaje de hace justo dos meses, la crónica de una pelea de hace más de 40 años, para sacar una conclusión que a algunos los va a entusiasmar y a otros los pondrá furiosos. A mí me parece evidente. Como dice Joan Manuel Serrat “Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio“.

El 29 de mayo (este posteo lo estoy redactando el sábado y lo programo para el domingo, con la razonable convicción que no va a pasar nada que cambie mucho el panorama. No pasó en varias semanas) El Economista le hizo un reportaje a Julio Burdman, uno de los analistas más inteligentes del palo “nacional y popular”. Lo conservé en mi archivo, porque me sigue pareciendo una descripción lúcida de las razones por las que el macrismo consiguió el apoyo, la adhesión de muchos argentinos. Pero… la situación como la veía el informado Burdman hace sólo 60 días la encuentro muy distinta de la de este momento. Lean:

Al peronismo le está costando entender el relativo éxito de Mauricio Macri en las encuestas”, escribió, hace algunos días, en la revista El Estadista. Pensaba que es algo bastante inédito que el peronismo esté con la ñata contra el vidrio, desempleado y haya en la Casa Rosada un Presidente, como usted sugiere, moderadamente popular. Es un examen exigente. ¿Perdió el olfato el peronismo? O una parte de él, cuanto menos…

No sé si es tan inédito que el peronismo esté en la oposición, ni atravesando por un período de necesario reacomodamiento tras una derrota electoral. Lo novedoso, tal vez, es que en esta oportunidad enfrenta a un adversario que no termina de entender. El peronismo supo quiénes eran los gorilas, los militares, los conservadores, los radicales… pero el macrismo lo desconcierta. Macri, en las famosas reuniones de equipo, les dice a sus colaboradores que el liderazgo se ejerce cuando el resto -los votantes, en este caso- quiere ser como el líder. El macrismo ejerce el poder a través de una administración de las aspiraciones sociales. Gran parte de la dirigencia del PRO provienen de un sector que sabe lo que es mandar y, por lo tanto, conoce a los que son mandados. Sin embargo, el peronismo cree que el macrismo no entiende a la gente, no conoce la calle y vive en una burbuja social. Cuando es al revés: el macrismo sabe bien lo que la gente quiere. O al menos, una buena parte de ella. De esa errónea presunción, de que el macrismo “no entiende la calle”, se deriva otro prejuicio peronista sobre el PRO: que el macrismo no entiende de política. Hugo Moyano dijo, en una frase ya célebre, que Macri sabe “menos de política que yo de capar monos”. Doble error: el macrismo sabe de política, y a los hechos nos remitimos. Macri es más exitoso como político que Moyano. Y una clave del éxito político del macrismo, insisto, es que se especializa en saber lo que la gente quiere. Si eso después se traduce en beneficios materiales, o no, es otro tema.

Uno de los temas que usted criticaba en esa columna es la “fijación” del peronismo con la economía, es decir, que todas las críticas se vertebren en la situación de la economía. A priori, no parece descabellado: la gente vota con el bolsillo y la coyuntura dista de ser ideal. ¿Por qué es un error?

Porque el bolsillo es importante y, sin dudas, mucha gente vota con él, pero no es lo único que juega. No, al menos, en forma tan lineal y directa. La gente vota por muchas razones y solemos creer que gana quien reúne la mayor cantidad de razones para recibir el voto. Y el macrismo trabaja en eso. Sin ir más lejos, las encuestas muestran que muchos votantes están insatisfechos con la economía de hoy, pero depositan esperanzas en Cambiemos. Creen que el gobierno va a traer prosperidad en el futuro. Los dirigentes cambiemitas se visten bien, transmiten confianza sin exagerar, serenidad, éxito personal: el estilo Cambiemos promete al votante algo indeterminado, pero positivo. Ahí entran las expectativas del bolsillo por venir, con compras a crédito, iPhone’s, mejores servicios estatales, un modo de vida más internacional, todo aquello que el elector quiera poner en su horizonte. No está hoy, pero estamos trabajando en ello. “Disculpe por las molestias”, rezan los carteles de las calles de la Capital cuando hay obras de asfalto. El peronismo, en cambio, hoy ofrece un discurso excesivamente racional. Mucha dirigencia peronista, empezando por la ex Presidenta, insiste en dar una discusión sobre modelos económicos, y en tener razón en una competencia de argumentos. Dice que “mucha gente está peor y con nosotros ganaba más y se consumía mejor, y ya van a comparar y ganaremos”. Pero no ofrece mientras tanto ninguna ilusión, más que la razón, para ese sector importante de votantes que tiene aspiraciones sociales. Y se queda hablando solo porque el oficialismo no tiene ningún interés en discutir de políticas económicas con el peronismo. Como dice Mariela Cuadro, el discurso peronista está anclado en una racionalidad propia de la modernidad. Cambiemos, en cambio, apela mejor a ese deseo clasemediero que mueve a muchos argentinos y argentinas. De hecho, apela a eso en forma permanente, con una comunicación muy bien diseñada a tal efecto.

¿Por dónde debería enhebrar las críticas el universo panperonista? Usted habla, por ejemplo, de incluir también al “votante cambiemita” en ese discurso político…

En principio, debería no solo criticar, sino mostrar caminos. Y apelar a más votantes. Con su núcleo duro no alcanza. El peronismo debe entender que Cambiemos también le habla a los pobres, aunque con las herramientas de la aspiración y no de la identificación. El timbreo representa eso: el líder no se convierte en multitud, se acerca al barrio a oír para aprender a ser mejor líder, y no para mezclarse en el barrio. Lo que le falta al peronismo es ofrecer un horizonte positivo a los que están mal, y que esté más allá de la crítica socioeconómica del macrismo. Con personas y mensajes que encarnen ese horizonte positivo. Obviamente, ello implica salir a conquistar a los votantes que hoy apoyan al Presidente.  Y a la gobernadora María Eugenia Vidal, el mejor producto cambiemita.

¿Qué dirigentes peronistas están interpretando mejor estos nuevos tiempos? ¿El kirchnerismo duro, los intendentes de GBA, los gobernadores del interior, los del Frente Renovador?

Hay varios que podrían estar interpretando esto a nivel individual, pero no hay un discurso peronista coordinado o unificado en esta dirección. En la provincia, la ventaja de Verónica Magario es que solo habla del presente, y no se engancha tanto con debates del pasado. Una gran falencia del peronismo en esta elección es que no tendrá un comando único de campaña. Ya le pasó en 2015, a pesar de que el FPV-PJ estaba gobernando. En esta elección, la dispersión del mensaje será aún mayor. Y enfrente tendrá a un discurso oficialista que está perfectamente coordinado y alineado, con una sola voz disonante: la de Elisa Carrió. Cuando habla de unidad, el peronismo debería referirse a los mensajes y discursos, y no tanto a las listas.

Por último, hablemos directamente de las elecciones de octubre pues usted hace encuestas también. Faltan clima, listas concretas y tiempo, ¿pero cómo viene más o menos la cosa?

Es difícil proyectar octubre cuando aún no se determinaron las candidaturas de las PASO, pero hoy podemos decir que Cambiemos arranca con ventaja: es la marca política mejor instalada a nivel nacional, el Gobierno de Macri mantiene un nivel de apoyo razonablemente bueno, y la oposición peronista tiene los problemas antes mencionados. Tengo tres grandes interrogantes. Uno es en qué condiciones organizativas y “espirituales” estará el peronismo para enfrentar la elección. El segundo es si la valoración positiva de Cambiemos se va a transferir a sus candidatos: en el Gobierno hay un convencimiento de que será así, pero hay que recordar que la historia no es tajante al respecto. Y el tercero es en qué medida Sergio Massa y Margarita Stolbizer lograrán construir una coalición nacional de la tercera vía: una cosa es si logran cerrar una alianza con Martín Lousteau, los socialistas santafesinos y José Manuel de la Sota, y otra muy distinta es si el Frente Renovador y el GEN quedan reducidos a un fenómeno bonaerense“.

Creo que no hace falta señalar que el “clima” hoy es muy distinto. Las encuestas sobre la elección bonaerense -todas predicen un triunfo de Cristina Kirchner- son menos elocuentes que la preocupación de las espadas mediáticas del oficialismo. Majul, que demanda que el gobierno encuentre una estrategia triunfal, Lanata que dice que las elecciones de medio término no importan…

Prefiero describirlo con la crónica de una vieja pelea que me hizo llegar el amigo Ezequiel Gaut Vel Hartman, famoso en las redes sociales:

Volver. Se siente en el aire. El campeón está cansado. La pelea va por la mitad, pero el campeón ya está cansado.

Había ganado el título máximo hacía poco, y en buena ley. Pero no le sirve de nada ahora. La pelea es entre dos. Por más que uno tenga la corona y el otro no, la pelea es entre dos.

El contendiente, el ex campeón, pretende recuperar el título. Todo el mundo, en la previa, decía que iba a ser imposible, una patriada descabellada. La fuerza, los recursos, todo apuntaba a que el actual campeón podría retener fácilmente su corona contra el viejo contendiente. “No puede ganar”, decían: “es un comeback que no tiene chance”. Pero aún si lo lograra (pensemos lo imposible) ¿cuánto tiempo más podría seguir peleando? No es precisamente un debutante. “No, no puede ganar lo viejo”, dicen con insistencia los medios.

Pero la pelea está promediando y el campeón luce cansado. Estamos en la mitad de un duelo pactado a 15 rounds. George Foreman, lleno de furia por las sobradas de Muhammad Ali del primer round, perdió los estribos. Empezó a tirar golpes sin parar, sin medir, sin pensar. Mientras tanto, Ali, lo deja que se desgaste, no contesta los golpes. Ali está contra las cuerdas, aguantando, dejando que Foreman siga revoleando sus prodigiosos golpes, siempre iguales, siempre los mismos, siempre infructuosos. Ali no contesta, se cubre la cabeza, esquiva, se agacha. Pero no contesta. Foreman se va agotando, va perdiendo su fuerza. “¿eso es lo mejor que tenés”? le dice Ali a Foreman en un momento en que se traban y quedan abrazados.

El contendiente, el ex campeón que intenta su retorno, no contestó casi ninguno de los tremendos golpes que Foreman le propinó. Solo se cubrió todo el tiempo, esperando que el vendaval termine. Toda una estrategia. Casi como si hubiera dicho “yo no haré nada, todo lo harán mis enemigos”.

La pelea va por la mitad, el campeón insiste con furia, pero ya sin fuerza. Está frustrado porque tiró sus mejores punches y el contendiente no cayó. El ex campeón está ahora parado en medio del ring. Le tiraron de todo y no cayó. La pelea va por la mitad y al dueño de la corona se lo ve cada vez más cansado“.

EGVH hace como que se refiere a la legendaria pelea del 30 de octubre de 1974 en Zaire (ahora es la República Democrática del Congo), que enfrentó al por entonces campeón del mundo de los pesos pesados, George Foreman contra el anterior campeón Muhammad Ali. Alí ganó… Hubo un documental que obtuvo el Oscar When we were kings. Pero esta crónica a los argentinos hoy nos hace pensar en otra cosa.

¿Por qué este cambio en la expectativa política (porque la realidad no cambió)? Macri no acierta con su política económica, seguro, pero la mayoría de la gente no está más golpeada que en el 2016, o en febrero y marzo de este año. Como dije al principio, me parece evidente que el hecho clave es que el peronismo bonaerense, la oposición más importante, en la provincia ídem, tiene a su frente para la inminente batalla electoral una figura que es la oposición nítida a las políticas de Macri y a Macri mismo. Que está haciendo una campaña inteligente y prudente, es cierto. Pero eso no disminuye en lo más mínimo su protagonismo. Se lo garantizan los que la quieren y los que la rechazan.

Y el punto no es que Burdman no percibiera esto. Por esos mismos días, muchos analistas políticos -y algunos “cristinistas” de credenciales impecables- se preguntaban si la candidatura de CFK no sería funcional a Macri, al volver la discusión al pasado.

Bueno, también muchos lectores -algunos de ellos buenos amigos- han dejado de seguir este blog, porque lo encuentran “demasiado favorable a Cristina”. A todos ellos sólo les puedo recomendar escuchar a Serrat. Será cierto o no, pero el catalán canta muy bien eso de “Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio“.

Anuncios

33 Responses to Foreman-Alí, Macri-Cristina. Peleas legendarias

  1. Yo trato de confiar en el voto popular. Los crímenes terroristas de la última dictadura destruyeron en gran medida mi confianza en éste (a muchas de las víctimas les destruyeron algo más que la confianza) y a esta altura me cuesta reforzarla. Es evidente que Cristina hoy es la única líder posible y por lo tanto la única que puede apoyar el “voto popular”. Los demás son los cobardes o bien los que votan como cobardes. Me di cuenta que en el voto popular queda siempre demostrada la obediencia a la directiva: “nunca muerdas la mano de quien te da de comer”. Nadie va a votar (como no sea por intereses mezquinos y personales) al dirigente que le suelta la mano al pueblo.

    ________________________________

  2. Me encanta tu blog, Andrea.

    ________________________________

  3. elguebo dice:

    Estimado Abel, excelente el blog, lo sigo desde hace tiempo aunque no participe comentando. Si hoy lo hago es solo para aclarar que “Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio” es de Serrat pero jamás de Antonio Machado. Cordiales saludos peronchos!

    • Abel B. dice:

      Estimado, tengo q darle la razón. Y corregir el post. No encuentro, en mi memoria ni en Internet, un poema de Machado en que diga eso.

      Y estaba convencido que era suyo, desde que lo escuché en un longplay (puede calcular los años) de Serrat dedicado a Antonio Machado…

      Abrazo

      • Raúl C. dice:

        Creo que ahí está la razón de la confusión.
        El tema es ‘Sinceramente tuyo’ y el LP es ‘Cada loco con su tema’ (allí todos los temas son de Serrat).
        Ojo, mi memoria es mala, tuve que buscar el dato…

      • Raúl C. dice:

        Más todavía: durante bastante tiempo yo también me confundía porque creía que ese tema era del disco de Serrat con Mario Benedetti.

      • guillermo p dice:

        Es probablemente el poema más exquisito de Serrat.
        Y lleva su sello, quién lo dudaría.

  4. Carlos Maris dice:

    Desgraciadamente hay una diferencia tremenda, horrible. Para los empresarios del boxeo daba casi lo mismo que triunfara uno u otro, Foreman o Alí. El establishment del negocio boxístico podía festejar cualquier triunfo. No ocurriría lo siguiente, que si ganaba Alí le iban a hacer la vida imposible, boicoteándole otras peleas, amenazándole a la familia, pagándole a los colaboradores para que los sparrings lo lastimaran. Yo viviría más tranquilo si Cristina perdiera (estaría triste, pero el mundo es triste -también-), si no peleara. Pero pelea. ¿Y quién de nosotros puede no sumarse a esa batalla para luchar a su favor? Escribió San Agustín: “ama y haz lo que quieras”. Sin embargo por amar (en mi caso al menos) veo que hago mucho que no querría hacer.

  5. Norberto dice:

    Es muy claro que Isidoro no se cansó peleando, nació cansado como gran parte de la estirpe Blanco Villegas, pero acostumbrados a mandonear en estancias caracterizadas por el negreado a sus empleados entendió, que bastaba con eso para corregir lo que el ve como desajustes del orden natural de las cosas, cosas de señoritos dirían en España, el se acata pero no se cumple de nuestros conquistadores, donde se firma, y se da por cierto, aquello que nunca se tuvo intención siquiera de implementar, algo que estuvieron y están experimentando quienes hoy admiten a regañadientes liderazgos que hasta hace una hora objetaban,
    Lo digo porque ayer escuche la entrevista de Iván Schargrodsky a Pablo Moyano donde el periodista antes de preguntar dijo que un encumbrado y declarado dirigente gremial anticristinista le habría dicho confidencialmente que la Sheeegua era quien podría poner freno a Isidoro y su banda y que ese sería el voto útil en las elecciones, la respuesta del segundo fue aún mas impresionante, por provenir de un Moyano, dijo que el elección general debería votarse por el candidat@ antimacrista con mayor caudal en las PASO, y me recordó al rey del Principito dando órdenes al Sol, como que salga durante la aurora, o se ponga durante la caída de la tarde.
    Y eso sin hablar de la modesta rebelión de la Liga contra las ordenes del a ratos ocupante del Sillón de Balcarce en la expulsión a De Vido, que preanuncia realineamientos en relación a la pelea de referencia.
    A Carlos Maris, durante años volé cumpliendo con los reglamentos de seguridad de vuelo, pero siempre dispuesto a enfrentar la emergencia, sin embargo en la época de Malvinas, los reglamentos fueron dejados de lado en muchas ocasiones, lo que implicaba, pero había importantes razones para hacerlo y se sabía que uno haría todo lo posible para cumplir la misión con el pellejo a salvo, en mi opinión en esa situación está hoy Cristina.
    Nunca menos y abrazos

  6. claudia dice:

    A pesar de la notoria habilidad de Burdman, sigo creyendo que hay una pulsión irrefrenable por categorizar realidad a como dé lugar y Burdman no escapa a esta tendencia actualísima. Por eso, se notan en oferta degradada varios supuestos vendidos como axiomas surgidos para contrarrestar sus fallidas “videncias” de Anfibia.
    http://www.revistaanfibia.com/ensayo/arte-capar-monos/
    http://www.revistaanfibia.com/ensayo/vidal-la-formula-duhalde/

    Pero veamos los supuestos:

    “El peronismo supo quiénes eran los gorilas, los militares, los conservadores, los radicales… pero el macrismo lo desconcierta.”
    El desconcierto peronista atañe más a las nuevas mutaciones antropológicas de sus sujetos de seducción que a su oponente, convengamos. Lógicamente, como resultado de esas transformaciones sociales no relevadas oportunamente, la resultante – este invunche político inesperado -, sí lo noqueó transitoriamente. Pero el Peronismo sabe muy bien de donde salen los cuadros de Cambiemos, quienes, por más zigzagueo que realicen, no pueden desdibujar un pensamiento más viejo que la escarapela (eugenesia social incluida).

    “Gran parte de la dirigencia del PRO proviene de un sector que sabe lo que es mandar y, por lo tanto, conoce a los que son mandados.”
    Curioso que Burdman se permita algo inusual en su cuidada escritura: largar a ruedo un indisimulado y horrendo prejuicio.
    Pero resulta que existe clara diferenciación entre los cuadros que llevan décadas presidiendo asociaciones, multinacionales y grupos nacionales concentrados y aquellos que mamaron únicamente de think tanks microclimáticos y se brotan cuando confrontan con seres reales de carne y hueso. Prueba de ello es que no todos están demostrando que pueden con la presión del “mando”. Ergo…
    Además, en un década que es pura mutación frenética… ¿quién osaría, hoy día, asegurar que conoce el pensamiento puntual de un contingente determinado?

    “De esa errónea presunción, de que el macrismo “no entiende la calle”, se deriva otro prejuicio peronista sobre el PRO: que el macrismo no entiende de política”.
    Bueno, el Macrismo ha demostrado que sabe hacer gestión política de mediano plazo, de forma brillante… cuando el contexto es doméstico-vecinal (15 años no son nada en términos históricos). Pero cuando el escenario y los deseos de implantación temporal de proyecto son más extensos, el Macrismo confunde planos y prácticas (desdibuja quehaceres nacionales e internacionales), confunde ámbitos (democráticos y de los otros), y, por sobre todo, revela que malgasta herramientas de control social en las que sí fue entrenado eficazmente, al sobreactuar o minimizar amenazas (utiliza arsenal pesado para lo irrelevante a su supervivencia, y gomera inocua para planos donde sí debe concurrir mejor armado).

    “Cambiemos promete al votante algo indeterminado, pero positivo.” Ciertamente. Pero si vamos al caso, no inauguró esa práctica (aunque los resultados de tal liviandad auguran que le irá como a quienes le antecedieron en esa audacia risueña).

    “En principio (el Peronismo), debería no solo criticar, sino mostrar caminos.”
    Y… te está diciendo que como primera y urgente medida hay que ganar plazas en un Congreso de juguete y Legislaturas viciadas, para volverlos adultos y de verdadera utilidad popular.

    “Cambiemos también le habla a los pobres, aunque con las herramientas de la aspiración y no de la identificación.”
    Bien, más allá del reciente blanqueo del componente aspiracional / irracional de las clases medias y populares (algunos años atrás esto habría sido impensable e incorrecto de formular), la aspiración y la identificación no son compartimientos estancos y pueden interseccionarse, desde el realismo o la fantasía más etílica.

    “Lo que le falta al peronismo es ofrecer un horizonte positivo a los que están mal” .
    Con recordarles apenas año y medio atrás, ya tiene de sobra. Pero se entiende que debe superar largamente esos parámetros.

    “(El Macrismo representa) un discurso oficialista que está perfectamente coordinado y alineado, con una sola voz disonante: la de Elisa Carrió.”
    Carrió no es una voz disonante sino complementaria. Cumple a la perfección su rol de policía malo/bueno, dependiendo la ocasión y hasta se toma el trabajo intelectual de construir, en algún caso puntual, la justificación misma de lo que será implementado a posteriori.

    “Cambiemos arranca con ventaja: es la marca política mejor instalada a nivel nacional”.
    Otra presunción. El Peronismo es una marca instaladísima que tiene dentro varias sub-marcas igualmente registradas, fácilmente discernibles y por ende, instaladas. Lo importante es no confundir “instalación” con “éxito electoral” porque no necesariamente se acompañan.

    Ah, y mundial, verdaderamente, el paralelo con el relato Ali-Foreman. Mundial . Saludos.

    • Martin dice:

      Excelente comentario,muy completo e inteligente.Siempre leo tus comentarios Claudia,no te conozco pero los admiro.Te felicito

    • Daniel Eduardo Arias dice:

      Excelente apostilla, la de Claudia, al análisis de Burdman. Y ese análisis nos muestra peor que Foreman en su histórica “Rumble in the Jungle” contra Muhammad Cassius Ali Clay.

      Porque Foreman podía estar desgastándose al cuete contra una defensa cerrada y una cintura relampagueante. Pero no estaba ciego. Sabía adónde pegar, sólo que no llegaba.

      Lo que Burdman muestra es que el próximo par de anteojos que nos dan a los que estamos en “la resistencia” (bah, en el aguante, seamos sinceros) es un perro y un bastón.

      Loas a Abel por los pensadores con los que nos viene bombardeando. Últimamente me aterrizan en el mate como una caja fuerte desde un quinto piso. Pero ojo con la sobredosis de Burdman, porque induce al suicidio. Lucidez sí, pero tampoco la pavada.

  7. Lo económico es determinante en “última instancia”, la gente puede darse el gusto de prescindir del bolsillo, cuando le alcanza o le sobra. Pocas veces nos podemos dar ese gusto. Un Titán como Néstor pierde con un 4 de copas como De Narvaez… Allí se habían dado, ya, las condiciones para que la clase media “percibiera” _falsa conciencia_ que su progreso era debido al esfuerzo personal. Pasa, también, que Cristina fue como un crisol que descomponía, en su accionar, dónde residía el verdadero poder y quienes se escondían detrás de los quiebres institucionales desde 1930: justicia, medios, terratenientes, oligarquía y, ¿por qué no? las Pymes y la burocracia, indignadas por el pago de ganancias. Ahora, y comparto la excelente metáfora pugilística del Compañero Abel, me parece (estoy segura) que el bolsillo, o lo económico es lo determinante pues nuevamente caeremos en otra útima instancia. Algo así como que esta película ya la ví, que no es lo mismo “que la haya vivido”.

    • David (idu) dice:

      Sincera Tamara: agregar al bando de los malvados a las PYMES.

      Es políticamente incorrecto hablar mal de 600 mil organizaciones que dan el 80% del empleo, pero lo mejor es sacarnos las caretas.

      Hay que terminar con el capitalismo, aunque sea disgregando a sus más ínfimas células productivas…

  8. Juan dice:

    “Sinceramente tuyo” es una canción de Joan Manuel Serrat, el pobre Machado no tiene nada que ver con esa sentencia absurda y ligera del catalán. La verdad muchas veces es triste y muchas tiene remedio. Por el resto es una poesía fácil de recordar y recurso rápido para conseguir acercar posiciones cuando la intentona filira se va encarrilando hacia buen puerto

    • guillermo p dice:

      Por ahí un curso a distancia de poética acelerado te viene bien.
      Y si no no digás boludeces como explicar que la verdad “a veces es triste y muchas tiene remedio”.
      La poesía no se explica huevón.

  9. mem dice:

    Yo voy a ser mas cauta a la hora de hacer pronosticos. Coincido con que Unidad Ciudadana esta haciendo una campaña inteligente, brillante y que con certeza Cristina se impondra en las primarias. Pero, alguien puede saber con seguridad hacia donde migraran los votos cuando prime el voto util? Lo pregunto aunque hace poco escribi que creia que si se polarizaba la eleccion una parte de los votos de 1Pais irian a Unidad Ciudadana. Como sea, el resultado de las PASO en las que creemos va a triunfar Cristina va a ser una foto que va a funcionar para que los votantes se amiguen con una Cristina ciudadana o no se amiguen nada y repiensen su voto estrategicamente…

    • mem dice:

      Amo a Serrat ♡ Volviendo a lo q comentaba, es cierto que tambien podrian repensar estrategicamente su voto en contra de Macri, pero eso sí o sí implicaria amigarse con Cristina. Estaran los argentinos dispuestos a amigarse y resistir con Cristina o pesara mas el balance negativo que se hace desde los medios de los doce años de kirchnerismo? Como dirian nuestros amigos desde ambos lados de la grieta: Y vos, de que lado estas? De que lado vas a estar cuando todo se reduzca a una pelea Macri-Cristina? Del lado de la ilusion (la aspiracion) o del lado del malhumor (racional)?
      Yo lo que no haria seria subestimar a los Cambiemos y en ese sentido lo banco a Burdman: es un esfuerzo por comprender a los Cambiemos saliendo de los lugares comunes con los que usualmente los subestimamos. Y no son bobos, son gatos. Sino no nos estarian gobernando ahora.

      • claudio Maxl dice:

        Asi como existe votantes antiK en votos a Massita tambien existen votantes antiM en el FR. Y lo mas importante: para q se de vuelco d votos del 2 al 3 la diferencia entre ambos debe ser enorme, el PRO ni a palos perfora el 30% PBA y Massita tiene una media d 20 puntos, las condiciones no estan dadas para el ese vuelco, mas aun, solo fue posible q votos d Massita fueran al contrabandista cuando no existiron boletas FR en el cuarto oscuro, es decir en el ballotage, en octubre 2015 Massita retuvo todos sus votos pese a q las PASO lo ubico tercero comodo.

  10. Esther dice:

    Burdman no tiene la culpa, pero sigo sin neuronas y de mal humor.

    — Elisa Carrió no es una voz disidente: su disidencia es una puesta en escena.

    — «El peronismo supo quiénes eran los gorilas, los militares, los conservadores, los radicales… pero el macrismo lo desconcierta.»
    A mí lo que me desconcierta es esta frase. No sé a qué se refiere. ¿Cuándo el peronismo supo? ¿En los 50, en los 90, cuándo? ¿Y por qué estaría desconcertado por el macrismo, si es fácil identificar qué es el macrismo?
    Lo único que se me ocurre para darle un significado lógico a esta frase es que confunde el qué es (supo quiénes eran) con el cómo pueden hacerse de un apoyo político esos que son.

    — «Gran parte de la dirigencia del PRO provienen de un sector que sabe lo que es mandar y, por lo tanto, conoce a los que son mandados.»
    No. Ls única forma de que sea cierta esta línea causa-consecuencia es que el ejercicio/calidad del mandato dependa de la voluntad/decisión de los mandados.

    — «El macrismo ejerce el poder a través de una administración de las aspiraciones sociales.» Este es el núcleo del pensamiento del entrevistado (y también lo que le da sentido a las frases que extraje antes). Y está bueno: efectivamente, el macrismo administra ilusiones. Convenció y sigue convenciendo con ilusiones. Es curioso cómo nos, la clase media blanca, educada e ilustrada (entiéndase el sarcasmo), tan propensa a descalificar a “los negritos choripaneros planeros kk”, caemos tan fácilmente en la ilusión y compramos buzones a lo loco.
    Jauretche, ¡ídolo!

    ¿Hay que dejar de utilizar razones y vender humo si querés ganar elecciones?

    Abrazo,
    Esther
    PD: la interpretación que hace Burdman de los timbreos Pro está en las antípodas de la que hace Touzon en el artículo posteado en “Durán Barba y los superhéroes”.

  11. Un peronista dice:

    Reblogueó esto en Un peronistay comentado:
    La única verdad es la realidad.

  12. Peter de A. dice:

    Suerte que cada tanto tenemos elecciones que traen números y certezas y no tenemos que conformarnos sólo con este tipo de discursos tan llenos de deseos que son los de los analistas políticos (en general).

  13. David (idu) dice:

    El voto tiene generalmente poco de racional.

    La frase simbólica sería: “Estamos hartos de hechos, queremos promesas”

    Muy bueno lo de Julio Burdman en general.

    Discrepo conque la apelación actual de Cristina sea a “lo racional”.

    Justamente lo racional sería persistir en la profundización de la Grieta, con el estilo de los grandes líderes personalistas, como lo fue Cristina hasta hace 10 minutos. Fórmula infalible.

    Sin embargo, está copiando la extraña (para una sociedad como la nuestra) propuesta de Duran Barba, lo cual podría significar que otra parte del texto sería la plausible:

    “Sin ir más lejos, las encuestas muestran que muchos votantes están insatisfechos con la economía de hoy, pero depositan esperanzas en Cambiemos. Creen que el gobierno va a traer prosperidad en el futuro”

    O sea, que con la economía que no termina de despegar (salvo a partir de los 100 Km de CABA, la Pampa Húmeda, feraz y salvadora), podría caber el pensamiento de que la sociedad argentina “imagina” algún “cambio”, por indefinido que este sea.

    Tal vez los estrategas cambiemitas hayan leído el importantísimo corte de boletas a favor de Heidi cuando fue elegida, como una novedad política de magnitud en la sociedad, para colmo en el conurbano pobre y siempre postergado, del tipo: “Prefiero contar con menos plata ahora y tener cloacas mañana”

    Cosa que está por verse: ¿Dos o cuatro años de esfuerzo valen agua potable para los nietos?

    El abandono del discurso confrontativo por parte de Cristina tal vez tenga que ver con ese “cambio” difuso en el que estaría creyendo la sociedad.

    Dentro de poco tiempo lo sabremos: cuando la “verdadera” encuesta de las PASO esté en la calle.

    Está claro, que para todo el mundo, el suscripto inclusive, el gran tema acutual es Cris.

    ¿Dios será argentino esta vez?

    • Casiopea dice:

      Veremos, don David. A mí me parece que si Cambiemos logra afianzar el mapa electoral que le dio una victoria ajustada la vez pasada, es decir, compensar el peso de la PBA con el “centro” del país, entonces está en carrera, hablando estrictamente en términos electorales. En Argentina gana el voto popular. En la PBA está el 37% del electorado, o más quizá. Para las PASO no sé qué esperar, pero para las legislativas propiamente dichas la pelea es más comprensible. CFK se va a concentrar en su fuerte en la PBA las provincias “garantizadas” y Macri va a dar pelea por “los otros” votos. A Macri no lo ayuda la economía, pero al peronismo tampoco lo ayuda estar dividido en tres. El otro día conocí en persona a alguien que la vez pasada votó Massa-Macri. Era una entelequia que sabía que existía pero no la conocía en vivo. Va estar interesante para los que miramos mapas electorales como quien mira una serie de Netflix…Tienen un no sé qué, yo puedo llegar a pasarme un rato decifrando uno de Lituania :-0

      https://www.cronista.com/elecciones2015/Cuanto-pesa-cada-provincia-en-las-elecciones-nacionales-20150807-0087.html

      • Norberto dice:

        Por ejemplo estos votos del Centro, que fueron los que decidieron el ballotage

        “Luego Carlos Zannini depositó su confianza en el intendente de Villa María Eduardo Accastello, y se ilusionó con las promesas de Schiaretti, quien en 2015 le hizo creer que luego de la elección provincial en la que seguiría a José de la Sota, en la presidencial apoyaría a la fórmula del Frente para la Victoria. Por eso la fiscalización fue delegada en la esposa de Schiaretti, Alejandra Vigo. Sin fiscales propios, el resultado fue el peor del país. Este año Vigo encabeza la lista del cordobesismo y Accastello declinó postularse, por lo que la representación del kirchnerismo fue asumida por el joven y poco conocido dirigente de la CTA, Pablo Carro, pobre pero honrado.”

        https://www.pagina12.com.ar/53355-campeones-morales

        Nunca menos y abrazos

  14. Politico Aficionado dice:

    ¡Cavallo volvé, que te perdonamos todo!

  15. Pedrodro dice:

    Blablabla, dólar a 20 para fin de año, se dispara la inflación, Cristina afana y el peronismo vuelve mágicamente a comprender a sus votantes. Mientras tanto se escriben muchos análisis muy agudos, eso sí.

    • Norberto dice:

      Lo del dólar a $20 es muy optimista, implicaría que se le siga prestando sin tomar en cuenta capacidad de repago, que no haya huida hacia el dólar a la renovación de las Lebacs, que al momento bajaron a $840 mil millones por falta de renovación en junio y julio, y en agosto, el 15, vencen más de $530 mil millones, cerca de U$S30.000 millones, que sumados a las tenencias bancarizadas y consideradas reservas, algo así como U$S16.000 millones, que no deberían huir al colchón, equivalen a las reservas existentes a este momento.
      Están entrampados y espantados, su derrota política desencadenará su derrota económica, y lo saben, ya han hecho su negocio, pero como angurrientos que son, quieren más, pero están viendo el precipicio adelante y como dice Arbolito, en las elecciones, ella es el empujón.
      Nunca menos y abrazos

  16. ruben sabas gomez dice:

    ABEL SI NO QUEREMOS MIRAR LA REALIDAD UNA FAMILIA DE UN MATRIMINIO CON DOS HIJOS ES UNA FAMILIA TIPO CREO NO EQUIVOCARME. EN LA CUAL EL JEFE DE LA FAMILIA A PERDIDO EL TRABAJO CON UN HORIZONTE QUE DA MIEDO PUES NO HAY TRABAJO Y EL AÑO PASADO PAGO UN KILO DE DE NARANJA 12 PESOS Y HOY LA 50 PESOS NOSOTROS SOMOS PERONISTA NO CRITINISTA DEFENDEMOS LA JUSTICIA SOCIAL PERO SI SEGUIMOS ASI NI UN VASO DE AGUA VAMOS A TOMAR EL JUSTICIALISMO POR MAS LUCHEMOS TODAVIA NO ESTA INSTALADO ESTA LUCHADO MAS EN EL MUNDO QUE NOSOTROS..
    ESTOS QUE NOS GOBIERNAN A NOSOTROS SON LOS MISMO QUE LE DIJIIERON CORNUDO A SAN MARTIN , LARREA EVA PERON.-
    LA YEGUA A CRISTINA NO SABEN LO QUE ES PERONISMO NI CONOCEN LA DOCTRINA MAS ALLA DE LA LUCHA DERRAMADA
    Y LOS HERRORES QUE PUEDE COMETER UNO ES EL PUEBLO
    QUE NO SE VA EQUIVOCAR . HOY NOS GOBIERNA LA PLUTOCRACIA..-

    RUBEN SABAS GOMEZ

  17. Julio dice:

    No coincido con el Sr. Burdman, es cierto que en su mayoría los integrantes del Gabinete del PEN son Ceos de importantes empresas multinacionales como también del sector financiero, pero una cosa es administrar empresas cuyo objetivo central es la toma de ganancias, otra muy distinta es administrar el estado donde el fin es lograr un equilibrio en los sectores en pugna por la toma de los excedentes, que permita el bienestar general

  18. Capitán Medibacha dice:

    Me parece que en el comentario de Burdman –muy interesante, por otra parte- se está mezclando lo importante -el contenido- con lo accesorio, la forma para publicitar mejor ese contenido.- ¿Quién tiene alguna duda respecto de los objetivos e intereses que persigue el PRO en el Gobierno? Que los sectores concentrados del poder en la Argentina concentren todavía mayor poder y se beneficien con mayúsculas transferencias de ingresos desde los asalariados hacía las empresas cuyos CEOs comparten el Gobierno.- Ese es el contenido y la cuestión de fondo que no debe perderse de vista.-

    El resto son comentarios de venta publicitaria a lo Durán Barba.- Interesantes recetas para políticos que quieren ganar elecciones, así como con Dale Carnegie, querían conquistar amigos o vender aspiradoras.- No dudo incluso de la necesidad que tienen los políticos de tener este tipo de asesores si aspiran realmente a ganar alguna elección.- Imagino que alguno de estos consejeros, en 2002, y luego de que el país sufriera las indecisiones y desorientaciones de un De la Rúa, recomendara a los Kirchner mostrarse frente a los argentinos como líderes decididos y de carácter dominante.- Nunca los conocí personalmente, pero no me extrañaría que en la realidad fueran muy distintos a como los percibimos por TV.-

    La sensación del argentino medio hoy cambió sobre esa cuestión.- Después de 12 años de liderazgo fuerte muchos ahora quieren comprar otro tipo de producto-líder.- Puede que por ello Cristina también esté cambiando la forma de mostrarse en la campaña.-

    Todo eso es posible, pero no puede hacernos perder de vista quienes son y qué persiguen los que hoy nos gobiernan con Macri y el PRO.- Son los mismos que se opusieron y obstruyeron toda acción del Gobierno de los K, incluyendo los boicots y cortes de ruta agropecuarios con la 125.- Los que estaban con Menem y Cavallo con la privatización y remate de las joyas de la abuela y el festival de deuda.- Los que hicieron el golpe de mercado contra Alfonsín a comienzos de 1989.- Los que vivaban a Videla y a Onganía en la Exposición Rural y colocaron a su representante, Martínez de Hoz, como ministro con un plan económico cuyo ADN comparte el que sigue Macri.- El camino político de los que nunca viajaron en subte en toda su vida; de los que nunca fueron a una escuela pública ni a un hospital público, que nacieron heredando fortunas que ningún argentino podría llegar a tener –honestamente- aunque trabajase de sol a sol durante tres vidas.- De los que están convencidos que los pobres son pobres porque son vagos, borrachos y adictos a las drogas.-

    No tengo ninguna duda que hay dos modelos muy distintos en cuestión para las elecciones de las próximas semanas y meses.- Esa realidad no debe inclinarse ni subordinarse al camino publicitario que se decida seguir en la campaña.-

    Saludos Capitán Medibacha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: