“Reformas estructurales”: 30 años no es nada

Ya que estuvimos comentando la coyuntura económica, y que el gobierno actual insiste en hablar de reformas estructurales, me pareció apropiado acercarles esta nota que mi amigo Fernando del Corro preparó para TELAM. Allí nos cuenta una historia del pasado cercano, y, tal vez, del futuro ídem. ¡Absit omen!

De cualquier modo, nos sirve para tener presente que no es de cumplimiento automático la vieja frase “De los laberintos se sale por arriba”. A veces, se sale por abajo.

“El 20 de julio de 1987, 30 años atrás, los entonces ministros de Economía, Juan Vital Sourrouille, y de Obras y Servicios Públicos, Pedro Trucco, en el marco de las negociaciones para la refinanciación de la deuda externa que el gobierno del presidente Raúl Alfonsín mantenía con el Fondo Monetario Internacional (FMI), anunciaron un Plan de Reformas Estructurales, cuyo objetivo fue intentar disminuir el gasto público.

Las negociaciones, iniciadas con el FMI a comienzos de ese año, avanzaron hacia la obtención del acuerdo por un stand-by por parte del organismo internacional, que incluyó una serie de condicionamientos como la participación de la banca privada mediante nuevos préstamos y la implementación de las reformas estructurales que fueron rechazadas por la mayor parte de la oposición.

Trucco fue reemplazado en septiembre de ese mismo año por Rodolfo Terragno, quién intentó avanzar hacia la privatización de una serie de empresas públicas pero que solamente pudo concretar en el caso de Austral Líneas Aéreas. Porque el Congreso de la Nación rechazó los acuerdos con Telefónica de España y con la Scandinavian Airlines System para convertir en sociedades mixtas a la ex Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL) y Aerolíneas Argentinas, respectivamente, cediendo el manejo de la gestión operativa.

A los efectos de llevar adelante los ajustes, que incluían un programa de reducción del personal estatal mediante retiros voluntarios indemnizados, se creó un Directorio de Empresas Públicas en el que participaban representantes de los referidos ministerios de Economía y de Obras y Servicios Públicos, lo que se encuadraba con un anuncio formulado a comienzos de 1986 referido a la intención de vender la mayoría accionaria en las empresas del estado.

Esos intentos del gobierno de Alfonsín, que resultaron fallidos por acciones de la oposición justicialista, fueron concretados y en una proporción enormemente mayor cuando a partir de 1989 se hizo cargo de la Presidencia de la Nación el hasta entonces gobernador riojano Carlos Saúl Menem. Quien, contrariando la postura previa de su partido, no sólo privatizó ENTEL y Aerolíneas Argentinas sino también a muchas otras empresas estatales, con el agregado de que vendió el 100% de las acciones.

Dicho programa de Reformas Estructurales fue la tercera versión en materia económica del gobierno radical iniciado en 1983 que se completó un año después con el Plan Primavera. El fracaso de éste último hizo que el gobierno acelerase la convocatoria a elecciones nacionales. Por ello Alfonsín no completó los seis años de mandato por entonces establecidos por la Constitución Nacional.

El retorno a la legalidad constitucional en 1983 se había concretado en un marco de serias complicaciones socio-económicas, ya que durante los más de 7 años de duración del Proceso Cívico-Militar la deuda externa había pasado de US$ 7.900 a US$ 45.000 millones y el nivel de pobreza en el conurbano y Gran Buenos Aires había trepado del 5% al 37%.

Mientras esto ocurría en la Argentina, en el ámbito internacional México, en 1982, había declarado la moratoria de su deuda externa lo que hizo difícil para los demás países de la región acceder a financiamiento externo.

Frente a ello el primer ministro de Economía de esa gestión, Bernardo Grinspun, había intentado un plan nacionalista keynesiano pero al no poder controlar la inflación su reemplazante, Sourrouille, instrumentó otro, basado en los trabajos de los brasileros Pérsio Arida y André Lara Resende sobre “inflación inercial”, conocido como Plan Austral.

Este Plan fue inicialmente exitoso pero al no completarse el segundo tramo propuesto por los inspiradores de la iniciativa, el Austral también entró en crisis y así se optó por las Reformas Estructurales primero, y el Plan Primavera. Teminaron en un descontrolado déficit fiscal de US$ 3.600 millones y la hiperinflación, que enmarcaron la llegada de Carlos Saúl Menem a la Casa Rosada”.
Anuncios

11 Responses to “Reformas estructurales”: 30 años no es nada

  1. Daniel 7 dice:

    Don Abel:

    Que tiempos aquellos!!!!
    Todo un liberalismo por conocer habia alli nomas a la vuelta de la esquina.

    Tenemos los sintomas, conocemos la enfermedad, sabemos que no hay medicos calificados. En fin vamos derecho al fracaso (tan clara la foto del tren descarrilado de ayer).

    Como es que no hay un freno de emergencia!
    En que pensaban nuestros constitucionalistas en el 94, que no pusieron un freno de mano para economias desbocadas?

    Como se preserva la economia de un pueblo desde el llano?
    Donde esta el MOO?

    Creo que hay que apostar “a revisaremos toda la toma de deuda, negociados y privatizaciones que se hayan realizado en esta restauracion conservadora”.

    Y… hacerlo, no dudar, no suponer, no inferir.

    Abrazo, Daniel 7

  2. arroyoludue dice:

    que esto es muy parecido al menemismo no tengo dudas
    lo que no tengo claro es si estamos en “1991-92” o “1999-2001”

    o sea: en aquel 91-92 todos sabiamos que era una burbuja, pero durò bastante -endeudamiento mediantes, etc-

    lo que no tengo dudas es que solo se pudrirà todo si le tocan ahorros a la clase media.
    y eso, pos quien sabe si pasa

  3. Alcides Acevedo dice:

    Y bueno, 30 años no son nada.

    Aunque analizando el nivel del debate económico dudo que Argentina encuentre una salida, un pequeño comentario acerca de Grinspun, veamos el trato que recibía por parte de la prensa progre:


    Y debe quedar claro, en la época de Alfonsín no se pagó un mango de deuda, lo que hubo fue capitalización continua de intereses y una carencia crónica de dólares para sostener el funcionamiento adecuado de la economía, el día que lo entiendan podrán entender muchos otras cosas también.

    • Daniel 7 dice:

      Con el alfonsinismo fuimos el primer pais deudor en romper con la posibilidad del “grupo Contadora” un pequeño club de deudores de pais “en desarrollo” (?! ) que salian de sus respectivas dictaduras que hacia temblar el mundo de las finanzas especulativas.

      NYT saco una significativa nota ” se convertira el dolar en papel picado?” como la cierta posibilidad de que aquellos paises repudiaran las deudas y los 20.000 billones de “papelitos” debieran hacerse efectivos con el consiguiente despelote para la FED.

      El primer soborno que recibe Alfonsin son los 100 y pico de millones de dolares que el tesoro de USA, administracion Reagan I, le presta a la argentina para el pago de la primera cuota de los intereses.

      Asi, que que no se pago un mango de deuda es cierto, pero si se inicio el pago de los Intereses de la misma.

      Gran oprtunidad perdida por el padre de la “Democracia” para sentar el precedente de repudio a la deuda que nos persiguio hasta el año 2007.

      • Alcides Acevedo dice:

        No hay caso… si ustedes creen que el dólar no se convirtió en mero “papel picado” por culpa e Alfonsín… está todo dicho, hace más de 30 años que viven esa fantasía y nadie los va a convencer de lo contrario, pero lo cierto es que Argentina (y todo el resto de los países de LA) estaba en default y eso duró hasta inicios de los 90, Argentina no pagó un centavo de deuda en aquel período, deuda o intereses, CERO, NADA, no teníamos, el giro del comercio exterior argentino no lo permitía, así de fácil.

    • Silenoz dice:

      Ja ja ja..

      Qué pavote el peludón.. típico de quien le señalan la luna y mira el dedo….

      A Grinspun lo macartearon porque su idea estaba en contra del pensamiento “maistrim” de los capitanes de la industria o la patria contratista o algo así no se, la sociedad rural, milicos entre otras yerbas….

      Podrá haber tenido errores ¿quién no? pero si de ellos hablamos el principal corrió a cargo del Alfonso por no repudiar la deuda

      Es un contrafáctico pero de haberla repudiado, seguramente el moishe hubieses tenido (muchísimo más) aire para reencuazar a la Argentina en una senda que precisamente tus añorados y sentidos milicos asesinos truncaron.

      La nota dice que Grispun no pudo frenar la inflación… es díficil disminuirla si devaluás a cada rato para obtener saldos favorables en la balanza comercial para poder destinarlos a pagar los intereses cada vez más altos

      El mote de la “década perdida” se debió a que fue una liderada por exportaciones pero, a diferencia de la “década deprededa” (© Etchevehere), no sirvió para un carajo… bahhh en realidad sí: para terminar peor que en el ’82

      • julia dice:

        alfonsin intentó reunir un “club de deudores” para por lo menos, confrontar con los acreedores sin ir al repudio por la falta de genuinidad de la deuda , cosa q se logró con la causa q impulsó Alejandro Olmos, y fue declarada ilegítima, la deuda, por la SCJ, pero q no se usó, aunque creo q en parte la firmeza de Néstor puede q estuviera basada en ese fallo. http://www.argentina-rree.com/14/14-091.htm
        Además Grispun generó la obligación de ajustar los salarios por inflación, Iniciaron una campaña multimedia por supuestos fraudes del banco latinoamericano.. q terminó con el keynesianismo ,mas o menos en el ’85 y el cambio de grispun por el primaveral,,,,,,, El agotamiento del modelo de sustitución de importaciones, así como la oposición activa de los grupos de poder, determinaron el fracaso del plan económico de Grinspun

  4. victorlustig dice:

    Alfonsin,para mi eh, cometio el error inicial no pudiendose resistir el el jardin de la Casa Blanca en su primer entrevista con Reagan a hacer un discurso de barricada contra el imperialismo americano.
    Fuiste
    El resto fue por añadidura. Lo de Grinspun, etc etc.

  5. David (idu) dice:

    Alfonsín fue bien acompañado por Ubaldini.

    La pareja perfecta para los 13 paros nacionales…

    ¡Esas eran luchas, amigos!

  6. Villerito dice:

    Pobre Grinspun , tan solo acá y en su coordinación regional. Brasil y Chile bajo los milicos no querían ni escuchar . México siempre buscando la relación especial .
    http://www.revistas.unam.mx/index.php/ROF/article/view/47533

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: