Los votos que le faltan a Unidad Ciudadana

La expresión “votos propios” siempre me pareció una tontería, como saben los seguidores de este blog. Una fantasía de algunos políticos y de muchos analistas. Los votos son de los votantes, y cada vez hay que convencerlos que se los presten a algún candidato. De ahí las caras y cansadoras campañas electorales.

Eso sí, es cierto que, estadísticamente, se pueden establecer correlaciones entre conjuntos numerosos de votantes y las fuerzas políticas que se han presentado en sucesivos comicios. Por eso, es razonable suponer que, por ejemplo, el 37,28 % que votó hace dos años en Buenos Aires a Scioli para presidente en la primera vuelta es un buen punto de partida para Unidad Ciudadana en esa provincia. En otros posteos apunté un hecho obvio: el peronismo perdió en muchos lugares el “voto oficialista”, porque perdió el gobierno nacional y unos cuantos provinciales. Pero puede evaluarse que no fue un porcentaje apreciable del voto a Presidente en la urbanizada Buenos Aires.

Más del 37 % es un buen punto de partida, pero -repito- los votos no están atados, y naturalmente Unidad Ciudadana quiere cosechar entre los que no votaron al Frente para la Victoria, el 62 % y algo restante. Por eso intensificó la campaña que lanzó Cristina Kirchner hace más de un año, para sumar a todos los que están descontentos / furiosos con el gobierno de Macri.

En mi evaluación personal, técnicamente veo hasta ahora una campaña inteligente por parte de UC (¿Con errores? Y sí. Todas los tienen. Cada semana vemos uno del macrismo). Pero eso es en el plano de la “táctica”. Si lo encaro desde la “estrategia”, tengo que decir que hay un sector social importante, tal vez decisivo, descuidado (Sí. Como sospechan: Es el que tomé hace mucho de Fabián Rodríguez: “el pibe Gol”). No porque CFK y sus colaboradores no lo perciban. Pero pienso que se confían en que las políticas de ajuste, la baja del consumo, de la actividad, la víscera más sensible en fin, se encargue de convencer a los que no les dice mucho la consigna “La Patria es el otro”.

No estoy seguro de eso. Y encontré un argumento muy bien desarrollado en un artículo que publicó en estos días José Natanson, que hace lo que puede ser la pregunta opuesta: ¿Por qué tantos votantes de los sectores medios y bajos se inclinan por un candidato que les promete una sociedad menos igual?

Subo el fragmento que me parece más relevante, como aporte a un debate sobre estrategia electoral que empecé a plantear en ¿Porqué ganó Macron? ¿Y Macri?:

“¿La sociedad argentina optó de manera deliberada por mayores niveles de inequidad cuando eligió a Mauricio Macri en las presidenciales del 2015? Aunque es cierto que el macrismo prometió mantener las políticas sociales, cosa que hasta el momento cumplió, y “no sacarle a nadie lo que ya tiene”, cosa que no hizo, también es verdad que la desigualdad estuvo completamente ausente de su discurso de campaña y que la redistribución del ingreso, tan socorrida durante el kirchnerismo, ha desaparecido del debate público.

Como señalamos en otra oportunidad, la filosofía que orienta la gestión macrista no apunta a construir una sociedad más igualitaria (igualdad de resultados) sino a garantizar condiciones iguales para todos (igualdad de oportunidades): la idea es consolidar una línea equitativa de largada para que luego los individuos, que en su singularidad identitaria son todos distintos (y por lo tanto quieren cosas distintas), compitan entre sí, y que cada uno llegue hasta donde pueda. Bajo esta perspectiva, la balanza de la justicia se desplaza de la redistribución del ingreso a la redistribución de las oportunidades, de la igualdad social al esfuerzo individual, del Estado al mercado.

Típicamente liberal, se trata de uno de los pocos conceptos abstractos a los que cada tanto recurre el macrismo, verificable en las apelaciones al ciudadano-vecino utilizando la segunda persona del singular (“Te hablo a vos, que querés estar mejor”) y en las referencias permanentes a recuperar una “cultura del trabajo” supuestamente extraviada por los desvaríos del populismo. El hecho de que la mayoría de quienes formulan este discurso estén lejos de ser ejemplos de self made men queda para otro análisis: lo central es que resulta políticamente eficaz.

Esto se explica en buena medida porque el argumento encarna en un actor concreto, el verdadero sujeto social de esta nueva batalla cultural: el trabajador meritocrático. Habitante de la periferia de las ciudades globalizadas, asalariado en el sector industrial o cuentapropista con algún capital propio (un taxi, un kiosco), el trabajador meritocrático mantiene –igual que el macrismo– una relación ambigua y problemática con el Estado.

Lejos del vínculo vital de los sectores excluidos, que dependen de la Asignación Universal o la jubilación mínima para su supervivencia cotidiana, pero lejos también de la prescindencia de los grupos más acomodados, combina dependencia estatal con un rechazo casi pulsional por la política: obra social con escuela pública, colectivo diario al trabajo con universidad del conurbano, escuela parroquial con dos semanas en Mar del Plata.

En este contexto, las mejoras de bienestar experimentadas durante el kirchnerismo suelen ser atribuidas menos al contexto político que al esfuerzo individual del “nadie me regaló nada”, y por eso la vía de ascenso social hacia la clase media pura, que es el gran ideal aspiracional, es vista menos como una construcción colectiva que como una escalera hacia lo privado: del hospital a la obra social y de ahí a la prepaga.

Durante su largo ciclo en el poder, el kirchnerismo nunca encontró la forma de hablarle a este sector social, al que paradójicamente había hecho mucho por ensanchar, y al final optó por abandonarlo a su suerte, como si ya no mereciera su distinguida atención. En cambio el macrismo, tomando la posta de Sergio Massa, desplegó una estrategia para seducirlo que incluyó la promesa de satisfacer sus dos grandes demandas: la baja del impuesto a las ganancias y la lucha contra la inseguridad. De este modo logró sumarlo al voto republicano y al apoyo del campo hasta redondear una base social tan amplia como policlasista: sin la adhesión tardía del trabajador meritocrático, Cambiemos nunca hubiera ganado la provincia de Buenos Aires ni municipios como Lanús, Tres de Febrero o Quilmes.

Con su concepción de la sociedad como una pecera donde las personas nadan sueltas, sus apelaciones en singular y sus referencias casi calvinistas al esfuerzo y la cultura del trabajo, cuya contracara es por supuesto un rechazo implícito a la pereza y la dependencia estatal, el macrismo interpela a este sector social y, de manera sutil pero perfectamente visible, cambia el eje del debate público: al poner el foco en la pobreza en reemplazo de la desigualdad, opta por un problema más consensual y menos conflictivo, abierto a las soluciones piadosas al estilo Iglesia Católica. El resultado invisible del nuevo enfoque liberal que nos gobierna es un resquebrajamiento de la trama de solidaridades identificada por Dubet como una de las causas para la legitimación de la injusticia social.

La cultura de masas suele reflejar estas mutaciones sociales. ¿Dónde las vemos? A la espera de una obra de arte más potente, un libro o una película, llamemos la atención sobre la deriva de “Meritócratas”, el comentado aviso publicitario del Chevrolet Cruce. Estrenado cinco meses después del cambio de gobierno, el spot invitaba a imaginar un mundo en donde “cada persona tiene lo que merece”, donde “el que llegó, llegó por su cuenta, sin que nadie le regale nada”. Sobre un fondo de edificios vidriados, aeropuertos, anteojos modernos y sushi, la publicidad sostenía que “un verdadero meritócrata es aquel que sabe qué tiene que hacer y lo hace, sin chamuyos”, porque “sabe que cuanto más trabaja, más suerte tiene”, antes de un cierre casi de campaña: “El meritócrata pertenece a una minoría que no para de avanzar y que nunca fue reconocida. Hasta ahora”.

¿Qué nos dice “Meritócratas” sobre la Argentina actual? Los publicistas podrán ser superficiales y frívolos, pero disponen de un instinto agudo a la hora de detectar tempranamente las corrientes subterráneas de la sociedad, que es en definitiva la que compra o deja de comprar los productos que ofrecen. Con la publicidad de Chevrolet, los creativos de la agencia Commonwealth McCann buscaban conectar con el Zeitgeist del macrismo: que se hayan animado a poner al aire semejante aviso demuestra que el clima de época efectivamente había cambiado, del mismo modo que el hecho de que al poco tiempo lo hayan tenido que sacar del aire, forzados por la reacción negativa, las memes y las burlas, sugiere que la perspectiva liberal-individualista todavía no ha cristalizado en una nueva hegemonía cultural“.

Anuncios

46 Responses to Los votos que le faltan a Unidad Ciudadana

  1. Daniel Eduardo Arias dice:

    Un análisis singular y desoladoramente lúcido. The “Pibe Gol” rules!

    ¿Cuántos “pibes Fitito” apoyaron en su momento a Martínez de Hoz?

    • Ameli Graciela Parini. dice:

      “people tell themselves stories to justify inequality, such as blaming the victim or believing injustice to be natural”.

      Acotación antropológica: ojo con imponer el propio programa ideológico al análisis. La aspiración a la igualdad no viene de la cuna: necesita mucho para construirse. Y algo que no siempre está presente (y cuando lo está puede estarlo solo efímeramente) es la idea de la sociedad como una totalidad cuyos miembros son más o menos iguales. Algunas analistas parecen asumir que la gente piensa SIEMPRE así, desde marcos generales lo que no es cierto. El pibe gol, por ejemplo (o cualquier sujeto social) no tiene por qué partir de una idea general de la sociedad, sino arribar a ella a partir de su propio contexto de como anda ese año y POR CONTRASTE con individuos o situaciones concretas. (Razón por la cual machacar con las estadísticas suele dar poco resultado).

      La idea de que la gente tiene de modo permanente un programa igualitario en la cabeza es poco realista. Tampoco me parece razonable la idea de que existan consensos hegemónicos. El 54 de Cristina o el 51 de Macri no indican movimientos en los consensos ideológicos mayoritarios de la sociedad (fantasía de sociólogos y politólogos). La inclinación meritocrática y la aspitación a un contexto igualitario pueden aparecer sucesivamente (e incluso simultáneamente) en un mismo individuo.

      Mi pronóstico: a Massa, antes o después, le va a ir bien porque reúne creíblemente ambas posiciones

      • Norberto dice:

        Mucho bla bla para poner hipótesis falsas con una consecuencia más falsa, no es lo mismo el 54%, que en realidad fue el 55%, que el 51%, el primero fue una elección, el segundo una opción basada en una estafa electoral donde daba casi lo mismo inclinarse por uno o el otro, y se podía ensayar lo nuevo.
        En cuanto al mar de tres centímetros, de profundidad, cuya vida son golpes de efecto como la quita de IVA que en la góndola no llega el 5% del producto por el encadenado y descargo en las sucesivas etapas, se le notan a las claras los hilos y se ven a través del telón sus titiriteros, es muy obvio y a pesar de sus voces y reclamos pour la gallerie, sus bloques siempre votan según el interés de sus mandantes, que son los mismos que los del ejecutivo, y por lo tanto en apoyo de las necesidades de los primeros expresados por el último.
        Nunca menos y abrazos

      • guillermo p dice:

        Bueno Norberto, se me ocurre que Ameli Graciela Parini planteó la cuestión lo más asépticamente que puede permitirse, y dijo en difícil lo que se puede traducir como “la ancha avenida del medio” que puede ser contradictorio para la lógica formal pero no para las deciciones electorales de laggente.

        La cuestión no es enojarse, sino tomar debida nota de la posibilidad de ocurrencia y precaverse al respecto.

        Nunca menos y abrazos.

      • guillermo p dice:

        Desiciones, perdón.

      • guillermo p dice:

        Decisiones, me cache…

      • guillermo p dice:

        “En general los hombres juzgan más por los ojos que por la inteligencia, pues todos pueden ver, pero pocos comprenden lo que ven.” Maquiavelo; El Príncipe.
        (Se lo capturé a: http://lasbalasdelcampanario.blogspot.com.ar/2017/07/el-coaching-supone-la-desaparicion-de.html).

  2. Eduardo dice:

    Al trabajador meritocrata del sector industrial que voto a este gobierno ( como el de VW por ej.) quisiera decirle que por que yo tengo que pagar un automóvil el doble entre otros motivos para que el gane el triple de un albañil, o pagar el combustible carísimo para que los trabajadores petroleros del sur ganen 4 veces más y haya 50 % más de personal que el necesario. A ese trabajador quiero decirle que gracias por votar a Macri , me hicieron ver la realidad …..

  3. Norberto dice:

    Sin embargo en esta última encuesta de Gustavo Córdoba, y en otras del mismo y otros consultores, el problema no parece estar en los jóvenes

    aunque esta nota da cuenta que no es un flanco que se haya descuidado en esta campaña

    “Por Alfredo Silletta. La ex presidenta y candidata a senadora por Unidad Ciudadana ordenó que la mayoría de los integrantes de las listas trabajaran con los expertos en comunicación para que no haya errores en los encuentros con periodistas. El eje de la campaña es la economía y la política de ajuste en cada rubro. Por supuesto, no todos necesitan de esos encuentros. Ni Jorge Taiana, ni Daniel Scioli, ni Hugo Yasky o Leopoldo Moreau lo necesitan, pero si los más jóvenes que integran la lista.

    Cristina desde hace tiempo viene teniendo encuentros con el catalán Antoni Gutiérrez-Rubi y con el ecuatoriano Vinicio Alvarado con quienes dialogó sobre el manejo de las redes sociales y la comunicación sobre los temas cotidianos de la gente. Los ejemplos de Donald Trump y del laborista Jeremy Corbyn, quien en Gran Bretaña realizó una campaña extraordinaria a partir de spots contando historias que se viralizaron en las redes sociales sobre la desesperanza y la falta de trabajo del inglés medio.

    Los precandidatos de Unidad Ciudadana ya comenzaron sus recorridas. Fernanda Vallejos en una fábrica metalmecánica en Berazategui; Hugo Yasky con trabajadores de una cooperativa en Hurlingham; Roberto Salvarezza, con becarios y científicos en la Universidad de La Plata; Leopoldo Moreau con militantes radicales en Chascomús; Daniel Scioli con trabajadores en Mar del Plata y así todos los candidatos recorrerán diariamente la provincia de Buenos Aires.”

    http://info135.com.ar/2017/07/04/cristina-y-el-topo-de-la-historia-para-frenar-a-macri/

    vamos a tener que remar en dulce de leche contra varios monstruos, pero han cometido muchos errores no forzados que acumulados no creo que puedan ser irrelevantes en el resultado de las primarias.
    Ah, Happy Independence Day para los asiduos defensores y seguidores de Isidoro y su banda que frecuentan su blog, Gran Jefe.
    Nunca menos y abrazos

  4. Alfre dice:

    “Se animaron” a poner el aire el aviso pero en unos pocos días arrugaron y desapareció de aire.

    La pretendida pretención meritocrática está presente en buena parte de la sociedad, está presente también de un modo relativo, cuando no de modo directamente “Falso”, es decir, “de la boca para afuera”.

    Relativo porque los más que la reclaman no son idiotas: la pretenden para ciertos ámbitos pero no para la totalidad de la vida, ni particular ni social.

    Y es “falso” cuando una minoría pero que son los que más gastan aire en palabras pidiéndola son usualmente los que en su vida menos movieron el c… para tener lo que tienen.

    Por eso reitero acá la idea que ya tenía entonces cuando sacaron el aviso: ¿quieren meritocracia? Bueno, cuando la declamen, digámosles que sí, sigámosles la lógica y repasemosles de modo puramente lógico algunas cuestiones mínimas que deberían derivarse de esa pretension.

    Y esto es básicamente, como en cualquier deporte, asegurarse mediante rígidas reglas de que el punto inicial, las condiciones, son iguales para todos.

    Lo que se traduce como MINIMO, en que, por ejemplo, entre otra infinitud de cuestiones, la herencia no debería existir.

    Y se pueden deducir MUCHAS otras cosas. Cuando se empiezan a plantear de modo lógico, los “meritohipócritas” desaparecen.

    Como el anuncio.

    Y por eso tampoco creo que le convenga mucho platear esto al oficialismo como eje de campaña, si casi todos ellos (empezando por bien arriba) encajan en la figura del “nacido en cuna de oro” como anillo al dedo.

    Saludos

    Alfre

  5. Carlos Maris dice:

    No leí nada aún, pero se me ocurre que si un joven se presenta en un club y pregunta si tiene méritos para practicar deportes, luego del análisis ergonométrico de rigor le pueden a su vez preguntar, ¿para qué deporte? ¿Boxeo, ajedrez, rugby -qué puesto-, basketbol…? El mérito (me parece) de una persona depende del sistema social donde podría aprovecharlo. Si el sistema es repugnante deberá tener méritos para llegar a ser tan repugnante como pueda y sobrepasar a los otros demostrando que en esta meritocracia está para los cargos más importantes. Ésa es mi postura, ¿cambiará en algo luego de leer el post y los otros comentarios? En general nunca cambio nada, y me pregunto en qué minisistema la falta de capacidad para el cambio podría ser un mérito. Para evitar desafíos no leo nada (por ahora), tengo un IAPI para administrarme estas cuestiones.

  6. Chiclana dice:

    Esa gente que mejoró “gracias” al kirchnerismo, no vió esas mejoras en salud, educación, infraestructura o seguridad.
    El pibe Gol para entrar a su casa daba dos vueltas manzanas y tenía que llamar a la casa para que le digan si estaba toda tranquilo, igual le afanaron el auto

    • Norberto dice:

      ¿No las vio o se las ocultaron?
      Hay mucho para decir, incluso en la seguridad, donde basta con tomar la cantidad de crímenes dolosos por cada cien mil habitantes en 2002/03 y ver el descenso en los años posteriores mientras en cadena se repetía cada media hora el mismo asesinato en ocasión de robo hasta que a los dos o tres días aparecía otro, porque solo una pequeña porción de los crímenes dolosos son cometidos en conjunto con delitos contra la propiedad. Del resto, siempre se aprecia lo que se pierde, cuando esto sucede.
      Nunca menos y abrazos

      • Chiclana dice:

        Sobre el ocultamiento es por lo menos interesante que un ultra K hable de eso, dejaron de dar estadísticas de seguridad por el 2008, entre otras, algo que ya comenté en este foro.
        El pibe Gol festejo la aparición de las UPA, hasta que fue a una, o hasta que se le quedo un pariente a dos cuadras de la UPA10 que tenia espacio para ambulancias, pero no tenía ni ambulancias. O fue al Balestrini inaugurado ¿4 veces? donde solo hay guardia diurna. O sigue viviendo en la misma calle de tierra y sin cloacas del conurbano desde hace 30 años.

      • Norberto dice:

        No es cierto que no haya estadísticas desde 2008,como son datos de difícil elaboración y a pesar que fue una búsqueda muy rápida aquí tiene datos internacionales hasta el 2014

        http://www.datosmacro.com/demografia/homicidios/argentina

        donde se puede ver la curva, pero además en este sitio al 31 de octubre del 2016 con datos del Ministerio de Seguridad de Isidoro vemos los datos del año 2015

        http://elpaisdigital.com.ar/contenido/inseguridad-las-estadsticas-del-crimen-en-la-argentina/2984

        y tenemos este gráfico que lo extiende al 2015

        ¿El Balestrini es uno por los que la Intendenta Macario reclama el equipamiento para su puesta en funcionamiento, como del Del Cruce reclaman por insumos y presupuesto and so on?
        Nunca menos y abrazos

      • Chiclana dice:

        El Balestrini es el que se pintó 4 veces para 4 inauguraciones. ¿le van a pedir a Macri que termine todas las obras ya inauguradas?
        La inseguridad es tanta que le robaron los datos oficiales desde el 2008 al 2014.

      • Norberto dice:

        En el programa de la ONU para el desarrollo los datos existentes para Argentina, uno de los mas actualizados llegan al 2012, pero como para Ud parece que es muy engorroso ir a la referencia y la misma no permite copiar tabla o gráfico, le haré el listado desde 2000 pero señalando que el pico es bastante semejante a los noventas y estos bastante mayor que lo que se registra desde el 2004 en adelante

        2000: 3693 homicidios y 10,0/100000
        2001: 3570 homicidios y 9,6/100000
        2002: 4630 homicidios y 12,3/100000
        2003: 3837 homicidios y 10,1/100000
        2004: 2998 homicidios y 7,8/100000
        2005: 2847 homicidios y 7,4/100000
        2006: 2669 homicidios y 6,8/100000
        2007: 2789 homicidios y 7,1/100000
        2008: 2847 homicidios y 7,2/100000
        2009: 2935 homicidios y 7,3/100000
        2010: 2760 homicidios y 6,8/100000
        2011: 2794 homicidios y 6,9/100000
        2012: 2888 homicidios y 7,0/100000
        2014: 3269 homicidios y 7,6/100000
        2015: 2837 homicidios y 6,6/100000

        Este trabajo no es por Ud sino por respeto a los demás comentaristas y lectores del blog a los que su negacionismo pretende hacer creer en su falta de razones.
        Nunca menos y abrazos

      • Chiclana dice:

        hablás del SNIC?
        el que en 2016 decía:
        Non reporting or Low data quality in some provinces

        Few controls of internal validness

        No controls of external validness

        Since 2009 there were not national reports, with a
        notorious lack of
        accountability

        donde tirés del ovillo en las estadísticas de la década ganada, encontras al final o indeK o estrapolación de datos y rellleno de faltantes.

  7. Juan Manuel dice:

    Abel, muy buena la nota. Natanson es, en mi opinión, de las personas más lúcidas que hay para los análisis políticos (en un plano más teórico que terrenal).
    Hay un solo punto con el que no comparto y es cuando dice que el gobierno de Macri busca “garantizar condiciones iguales para todos”. Si bien en la teoría la igualdad de oportunidades plantea esto (precisamente Dubet lo analiza de manera brillante en su libro Repensar la justicia social), en la práctica resulta imposible porque aplicarlo llevaría a chocar con su propio electorado.
    En la práctica, eso implicaría el acceso a la educación (pública) para todxs, a un sistema de salud, ingreso mínimo, etc. Es decir, se fija un umbral mínimo de condiciones de vida y a partir de allí se compite. Sin este umbral, como sabemos, sería imposible. Por más libertad de mercado que haya, una persona que no tiene un ingreso/nivel de educación mínimo no puede competir contra otra que sí lo tiene. Eso no es meritocracia.
    Es más, tomando literal el concepto, uno podría decir que el kirchnerismo estuvo más cerca de la igualdad de oportunidades que la de posiciones, porque la mayoría de sus políticas buscaron garantizar un piso mínimo, independientemente de su condición social/ideología/clase/etc. Como ejemplo, se puede mencionar la AUH, el Progresar, el aumento del haber mínimo (y la inclusión de la mayoría de los jubilados); como así también (como contra-ejemplo) su disputa con la mayoría de los sindicatos.
    Creo que es un error asociar siempre la igualdad de oportunidades con un gobierno de derecha y la de clases con un gobierno de izquierda. Es más, salvo excepciones como la nuestra, hasta es anacrónico: hoy el discurso hegemónico tanto en los partidos de derecha como de izquierda apela a la igualdad de oportunidades, lo que refleja la fragmentación de la sociedad y la supremacía del individualismo por sobre lo colectivo.
    Saludos.

    • Leandro dice:

      De acuerdo con tu opinion, pensé lo mismo. TODO lo que hizo el kirchnerismo fue para igualar oportunidades, para que nadie quedara rezagado “de entrada” por no haber podido alimentarse bien de pibe y por lo tanto tener peor desarrollo intelectual, por ejemplo. Nunca fue un objetivo que los que eran ricos ganaran igual que los que eran pobres (igualdad), si fue un objetivo que los pobres tuvieran un minimo mucho mas alto que el que tenian, sin por eso subir el tope de los de arriba, lo que en la práctica achica las diferencias y mejora la distribución.

      La vision elitista progre pretende mejorar toda la piramide en forma proporcional, está de acuerdo en mejorar al de abajo, pero siempre y cuando se mejore en igual proporcion al de arriba para que “mantenga las distancias”. Esa fue la razon del quiebre con la “clase media de pibes gol”: una de las razones para querer progresar es lograr sobresalir del resto (por algo tienen exito las campañas donde un jean pedorro de calidad mediocre que te dura 2 meses sale 20 veces mas que uno desconocido que te dura dos años, sólo por la marca). Cuando los pobres mejoran pero ven a muchos en su misma situación sienten que no mejoraron, porque “mejorar” deberia ser sinónimo de “estar un escalon más arriba”, y de ahi ese amor a la meritocracia: pretender que exista un modelo donde si logras mejorar puedas sentirte mejor que el vecino, o mejor aún, donde para mejorar vos otro se tenga que hundir, lo que te garantiza que vas a sobresalir respecto al menos de ese.

      La version elitista de derecha quiere empeorar la piramide, cree en el darwinismo social, cree que si naciste con peores oportunidades es injusto mejorartelas, te la tenes que bancar, mala suerte y a joderse, y sobre todo cree en el derecho cuasi divino a garantizarte un mejor pasar a fuerza de empeorarle la vida al otro.

      En definitiva son cuatro modelos: 1) igualdad de riquezas (que casi nadie propone en el pais, salvo una minoría), 2) igualdad de oportunidades subiendo el piso, 3) igualdad de oportunidades subiendo todo proporcionalmente, y 4) derecho a hacer valer sin limite la distribucion de nacimiento de oportunidades (“ventajas comparativas de nacimiento” podriamos llamarlas).

      El kirchnerismo fue logrando juntar voluntades de los que creen en 1, 2 y 3, mientras hubo un buen contexto economico, el crecimiento y los recursos sobraban para todos, y todos esos creian que se iba a poder lograr cumplir sus modelos, se mejoraba a los de abajo, pero los de arriba tambien mejoraban aunque no tan rápido, pero alcanzaba a que los tres sectores estuvieran conformes. Al irse deteriorando el contexto externo con la crisis de 2008 en adelante, algunos de 1) empezaron a sentir que no se sacaba tan rapido a los ricos su riqueza para darsela a los pobres, y fortalecieron algo el “son todos lo mismo”. Con la profundizacion de la crisis internacional y en particular con brasil en 2012, en un contexto de más estrecheces no se podia hacer mejorar tanto a los de abajo como los de arriba, y se eligio mejorar a los de abajo, relegando a los de arriba (en toda la escala, no solo a los del tope). Eso hizo que se enojen los “pibe gol” del modelo 3, que veian que las mejoras no se traducian en diferenciación social. Asi llegamos al 2015 con un nucleo duro de gente que cree en el modelo 2. Esa es la identidad kirchnerista, estamos entre el modelo 2 y el 3, queremos mejorar las oportunidades para todos los de abajo, si la riqueza alcanza y el contexto es propicio, no tenemos problema en que mejore tambien proporcionalmente la parte de arriba de la pirámide. Pero si el contexto no lo permite, siempre se prioriza lo otro. Eso explica tambien por que perdimos las elecciones, el segmento 3) es considerable, y en en contexto economico mundial que estábamos no era posible satisfacer sus espectativas, por eso el 3 se fue en manada a votar al 4, porque para ese segmento el afan de exito individual diferenciador es mas importante que mejorar al vecino, y combinado con la vanidad que nos hace creer que “lo que tenemos lo logramos por ser mejores, por esfuerzo propio”, creian que un sistema como el 4) de competencia despiadada elitista les iba a permitir salir bien parados, por eso, porque “eran muy trabajadores, se partian el lomo y eran mejores que esos negros, asi que deberian andar bien en una meritocracia”. Bueno, ahi es donde están los decepcionados, que estan descubriendo que no eran lo suficientemente buenos para salir exitosos en la meritocracia de libre competencia y derecho a hacer valer sus ventajas macrista.

      • victorlustig dice:

        todo muy bonito, me tome el trabajo de leerlo, ahora, para vos y Claudia, como explica toda la gesta el subsidio implicito a ricos y clase media alta del periodo, via tarifas, junto con la exacerbacion de ese subsidio via dolar PURE, la devolucion de ganancias y el dolar ahorro?
        Me da la impresion, con todo respeto, que la gesta era para la gilada, mientras trataban de capturar votos, de dos segmentos que, por otro lado, nunca los iban a votar.
        Como siempre digo, gracias CFK/Axel, me subsidiaste varios viajes al extranjero, comprar electronica y ropa de paso.

      • Leandro dice:

        Creo haberte dicho varias veces que con vos no me interesa hablar.
        No ensucies mis comentarios con tus vómitos resentidos. No te tomes el trabajo de leerme, pasa de largo, no pierdas el tiempo en escribirme, hace de cuenta que no existo. Lo que escribo no es para vos. Ignorame.

      • victorlustig dice:

        querido Leandro
        dejando de lado el alto estilo, te recuerdo a vos que debes ser honesto intelectualmente, no lo sos, recordas? y, por lo que valga, con los tuyos y tu laya, bienvenida la grieta

        Usando tu logica amigo enemigo, le erras, como dijo Corleone, tenes que tener cerca a tuas amigos, pero mas cerca a tus enemigos, ya que asi lo definis.

        Usando tus conceptos, a mi si me interesa leerte a vos y tu laya, esos que creen ser los dueños de la verdad, para poder refutarlos y ponerlos en evidencia, por que bajo el ropaje de los pobres y etc del discurso son, digamos, basura con lindas palabras

        besi

        PS Yo laburo desde los 13 años, asi que si queres hablamos de eso (perdon, trabajar, quizas alguien te pueda explicar que es eso que hacen los pobres para comprar comida), conoci muchos como vos laburando de caddie, jugando al golf y pregonando la revolucion, el que llevaba la bolsa era yo

      • Juan el Bautismo dice:

        que vas a labura vos. Cada vez que terminas un “trabajo” tenes que mudarte de pais donde no te conozcan

      • Mariano T. dice:

        El retroceso relativo de la escuela pública no es algo que haya ayudado mucho a la igualdad

    • guillermo p dice:

      “En todo pensamiento de clase hay una raíz económica. Por eso la ideología del intelectual de la clase media es solidaria con la clase que paga sus servicios y de la que, en el orden cultural, es un mero agregado económico. Diversos en su composición económica (…) por su misma inestabilidad económica, son elementos pasivos e intermediarios de la clase gobernante (…) en las épocas de rápidos cambios sociales, (…) amenazada en su relativa seguridad material (…) se fragmenta ideológicamente según sus diversas capas componentes (…) y experimenta el sentido temeroso de su aislamiento entre la clase alta a cuyo ideal aspira y la clase baja a la que teme descender. ( ..).

      Hernández Arregui J.J. La formación de la conciencia nacional; pág 94-95. Plus Ultra, Buenos Aires 1973.

      Ay Víctor! ¿así que eras caddie?

  8. Carlos G. dice:

    Supongo que hoy, buena parte de esos “pibes gol” devenidos en meritócratas habrán sufrido en carne propia que a la via del ascenso social se le contrapone otra vía: la del descenso social, que suele tener una pendiente más pronunciada.
    Y quizás hayan comprendido que la “igualdad de oportunidades” es un canto de sirenas desmentido por la esencia misma del sistema. Y que el Chevrolet Cruce nunca fue para ellos.

  9. manolo dice:

    ¿La Izquierda Oligárquica desafiada por la Derecha Populista?, estimado Abel.

    Se entiende, por estar en la Argentina, porque lo “retiraron”

    ¿No les cae la ficha?, estimados

    Las dos irrupciones de movimientos sociales en la historia argentina tuvieron su canalización política a través de la Unión Cívica Radical con Leandro N. Alem e Hipólito Yrigoyen, y el justicialismo como doctrina con Juan domingo Perón.

    Mientras el primero focalizaba en la institucionalización, y el reconocimiento y ejercicio de derechos civiles, y la contención al poder terrateniente y al capital agroexportador; el segundo fue una filosofía y praxis de la reivindicación, la inclusión social y la legitimación de la visibilidad del “subsuelo de la Patria”.

    La conceptualización ligera, de las diferencias de entender la realidad de estos dos procesos sociales, esta en la relación entre pasividad y acción.

    Mientras que para los radicales, la idea de la inclusión debía ser producto del reconocimiento de ciudadanía portadora de derechos; por lo tanto es una característica intrínseca al sujeto de derecho, pasiva, ajena a la voluntad de las personas.

    Para el peronismo; la apropiación de las leyes sociales, y la reivindicaron política, era la conclusión del hecho de ser trabajadores.

    Por lo tanto, el basamento del reconocimiento social parte de la acción de trabajar, de dominar la naturaleza y convertirla en riqueza a ser distribuida con justicia.

    He aquí, en esta situación, uno de los marcos conceptuales que diferencian a peronistas de radicales.

    Si la reivindicación surge de la incorporación de derechos en el marco de la Republica, el método es el estudio, la comparación, el debate legislativo, la redacción de instrumentos; y básicamente, es una tarea de abogados, técnicos, y especialistas.

    En tanto que, si la justicia surge de la apropiación de la parte de la riqueza que les corresponde a los que trabajan; el método es la acción directa, la lucha física, la búsqueda del Poder, y su ejercicio.

    Una aproximación a “nuestros” marcos, paginas 163-164.
    Capitulo V, Los Temas, los Mensajes y los Marcos Conceptuales.
    La campaña emocional.
    Guillermo Bertoldi.

    En el “retiro” no hay “casualidad”, sino “causalidad”, coincidió con el “comienzo” de la “ola de movilizaciones sociales”.

    Si creen que es “verdura”, chequeen los “tiempos”, y verán la vigencia de la Kulturkampf.

    “Solo uso sus palabras de cuando se desmorono y lloro.
    “…sabía que tenía que entregar y arriesgar, quedarme sin trabajo y sin obra social, y lo hice confiando en Dios”
    Lo mismo pide el pibe tigre;
    Rezó a Dios pidiendo antes de dormir
    por ser contratado, obteniendo así
    los beneficios de ser un efectivo por ley.
    Duro al pedal, pitando un firme.
    De obra social sus sueños son,
    http://deshonestidadintelectual.blogspot.com.ar/2007/10/pern-patrimonio-comn-de-carrio-y-el.html

    https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-90409-2007-08-28.html

    ¿Conclusión?, putear menos por las redes sociales digitales, y “estudiar” más a quienes se enfrenta.

    En cuanto a “los que faltan”…

    Ahora bien, no solo Sidicaro y Fernández Díaz sufren el Síndrome de Michael Corleone.

    Sin “Estado”, y si es necesario “contra el Estado, cuando creen que esta difunto vuelve a “emerger”.

    Bandera de Simón the digger, retruécano que mezcla el anime japonés con la Revolución Inglesa. ;-P

    Abrazo.

  10. claudia dice:

    Si la realidad viene dando cuenta de que no pocos votos a Cambiemos partieron, también, de sectores vulnerables beneficiarios de AHU (antes concebidos como monolíticos), podríamos decir que, igual de móvil e incierta, es la caracterización del pibe Gol hoy día. Diseñar una campaña de seducción para un sujeto cuya fisonomía desconocemos en virtud de la explosión repentina de contextos, no tendría mucho sentido. Más vale apuntar a lo indiferenciado porque todos los sujetos,desde 2016, están mutando.
    Cuando Hugo Pressman se preguntó hace poco por esta extraña migración de apoyos populares a regímenes restrictivos en toda Sudamérica, yo ensayé una respuesta que copio por aquí:
    Se me ocurre que los procesos políticos creativos, amén de sus yerros o aciertos comprobables, resultan extremadamente demandantes para los sujetos a los que van dirigidos. Porque los instan a rediseñar sus propios marcos de vida y subjetividades al presentarles un combo, tan vasto como ambiguo, de posibilidades sociales de las que pueden apropiarse y cuya imagen, por sí sola, apabulla. Ya que esas transformaciones probables resiginificarán, sin duda, el rol individual y social, presuponiendo urgente valuación de lo que se posee, de lo que fue arrebatado o de lo nunca fue siquiera dado. Lo que arroja al ciudadano, necesariamente, a la disyuntiva individual de adentrarse, o no, en territorio de antagonismo a fin de restablecer el equilibrio social (que es el objetivo explicitado por el agente político novedoso y al cual éste quiere sumarlos).
    Por el contrario, la oferta neoliberal es menos exigente en lo identitario y en lo gregario (instancia que atomiza convenientemente) aunque costosísima en lo material, en el corto y largo plazo. Promete eximir al sujeto de emprender construcciones sociales titánicas y deja en calma estatuaria sus relaciones de proximidad (acalla la revisión de esos vínculos que, de otra forma, deberían mutar.). Es una cosmovisión accesible y acotada (existe el arriba y el abajo inamovibles) que aporta marco de certidumbre básica y la provisión de identidad y realidad resulta más sintética que aquellas posibilidades abiertas e incógnitas que esboza su contraparte política. Aunque la desigualdad estructural sea el costo a sobrellevar por generaciones.
    ¿Erró el Kirchnerismo muchas veces en su aproximación y praxis? Sí. Y acertó en tantas otras. Pero no puede desconocerse el hecho de que lo que proponía este agente político novedoso, presuponía tremendo laburo. Y, muchos, decidieron no emprenderlo. Saludos.

  11. claudio Maxl dice:

    ” Por eso, es razonable suponer que, por ejemplo, el 37,28 % que votó hace dos años en Buenos Aires a Scioli para presidente en la primera vuelta es un buen punto de partida para Unidad Ciudadana en esa provincia”.
    La primera vuelta PBA estuvo influida x el efecto Anibal, mas preciso es tomar las PASO, ahi se llego al 40% PBA y ese es el piso.
    https://www.dropbox.com/s/16tkl6vigkoot5b/P.V._DEFINITIVO%20x%20Distrito_PASO%202015.pdf?dl=0

  12. victorlustig dice:

    y aqui es donde, esta dicho implicitamente, se ve que el “votame boludo” o ” te lo dije” no funciona, y, no funciona por que mucha gente duda que los iluminados que iban a conducir a nuestro pais al futuro que se asoma luminoso en el horizonte, y, que les vuelven a pedir el voto, les siguen diciendo votame boludo sin el mas minimo sintoma de autocritica (la frase es de Mitre, mas o menos)

    El pibe gol, le costara pagar la nafta,pero, se acuerda (buena frase) de las dos vueltas manzanas.

    La otra cosa, que, harto a muchos, es el gobierno de los grupos de presion, quienes no los teniamos, me incluyo, hicieron la gran Trump, que te voten ellos a ver si ganas.

    En esto ultimo si se dieron cuenta, se fijaron que en el ultimo acto de CFK no los hubo? pero, probablemente los votantes se acuerden.

    • Silenoz dice:

      Che ¿asì que perdimos por que “laggente” o, mejor dicho, “los vecinos” querían oir autocrítica y la tiranía de “La CAmpera”?……merda … nos les tenía tan politizados….

      “se acuerda (buena frase) de las dos vueltas manzanas.”
      ja ja ja… a vo’ sí que te te viene bien cualquier bondi….”las dos vueltas a la manzana”…. justo un pibe Gol…. no tenés la más p… idea de lo que son, hacen y donde “caravanean” los pibes Gol

      • victorlustig dice:

        creo que no tenes idea vos, pero bueno, cuando entiendas cuando te dicen kilometro 8 que estan diciendo (o 42) o la comisaria del 42 y medio, capaz comiences a entender que hay al pibe gol, ese que años viajaba como el c.. en bondi, junto para una moto y se la afanaban lo pibe (no gol)

        entiendo que hicieron todo bien, pero, siempre alguien lucido queda

        una ultima pregunta, existe Aldo Bonzi? o despues de la rotonda de Firestone te perdes, mas de uno me quiso correr con el conurbano, perdio, lejos

        beso

        PS Hay todo un mundo al oeste del Belgrano Sur y a ambos lados del Roca

      • Silenoz dice:

        Ehhh bolo’…. cómo que no… Cristianía más allá y la inundación… Jesse James … tambien Sunset, Mirage… Saint Kalet… Camelot… Vinicius… Amadeus… Kishers… Electric Circus….. Badía….Soul Train pffff ¡somos inclusivos y no le hacemos asco a nada ehhh! ja ja….

        =^._.^= ∫

      • victorlustig dice:

        ves que no conoces, Cristiania esta al este del Belgrano Sur,bolo, agarra el mapa, te confundiste de tren

        Manolo, mandele un mapa

  13. Capitán Yáñez dice:

    ¿Existe todavía el pibe Gol?
    Ayer a la tarde -a eso de las 3- me fui a Once a comprar un “jean” (en mis tiempos era “vaquero”) de fajina con el peor de los ánimos: dadas las desventuras de Castillo & Cía. supuse que a la habitual multitudinaria concurrencia a ese mercachifle barrio porteño se le habría sumado la saladense. Craso error. No había “nadie”. Es más: por Larrea de Sarmiento a Perón (¡si… la Cangallo de la poesía!) el único que andaba por la vereda de la derecha era yo… temeroso de que alguno de los desesperados vendedores me agarrara de los pelos y me metiera dentro de su local. Uno me tentó: ¡tres zolcilloncas por 50 mangos! Pero no, pasé de largo y seguí camino haciéndome el dolobu.
    El guadañazo PROcesista a “los de abajo” ya es tan notable en Once como la desaparición de tres peluquerías (Don Gato y la rmqtp… después de 15 plácidos años con el mismo fígaro voy a tener que buscarme otro) en mi barrio de clase media – media, sito en el límite entre el cajetilla Barrio Norte y el borgeano Palermo.
    ¿Qué significará todo esto en términos de votos?
    Vaya uno a saber. El que viva hasta fines de octubre -huelga decir que espero ser uno de ellos- lo verá.
    Aclaración para algún desprevenido: la otrora multitudinaria concurrencia a Once era porteña en una ínfima minoría. La abrumadora mayoría era “conurbanoerense”, sobre todo del oeste manolense (¡salud, maestro, que anduvo hoy más arriba… exquisito lo suyo… aunque tan críptico (¡jurujujajujaju!… no se caliente) como de costumbre).

  14. Silenoz dice:

    ”la filosofía que orienta la gestión macrista no apunta a construir una sociedad más igualitaria (igualdad de resultados) sino a garantizar condiciones iguales para todos (igualdad de oportunidades)”

    ja ja.. e’te Natanson me hace a acordar al “macrista culposo” del tiramierda de Bercovich….
    El macrismo NO ES NI UNA COSA NI LA OTRA….

    Por acá hay otro análisis del cro. poeta M. Rodríguez que llega maso a las mismas conclusiones y a dicho fenómeno lo denomina Moyanismo tomando este término de una nota de P. Semán.

    Básicamente la idea del voto “castigo” (a ellos mismos como sujeto agrego pero buehhh cosas de “clase media”) son:

    1- impuesto a las ganancias
    2- inseguridad
    3- el estado como barrera al ascenso socio económico

    Don Martín agrega:
    a- la (mala) comunicación –“centralista (….) demasiado e incorregiblemente porteño (…) y con modos y modales unitarios”– poniendo como ejemplo una nota de un tal Leguizamón que escribió para la revista Anfibia llamada “Cordobesismo”

    b- hace hincapié en la noción de “clientelismo” pero la que perciben estos “vecinos”, y que tiene bastante de leyenda urbana (tipo el hijo de un vecino que se acomodó y que por ello se benefició de determniada cosa o a estos negros vagos que reciben ayuda del estado y a mi que me rompo el toor nada)

    Primer punto creo que nos tenemos que poner de acuerdo si comunicar correctamente tiene sentido o no, digo por que algunos realpolitikeros que se la saben lunga sobraban a aquellos que decían que unas de las debilidades del kernerismo y sus desventuras, se debìan a su mala comunicación

    A mi entender no queda otra que segmentar el discurso y de acuerdo a quien se tenga enfrente de ciertos temas ni la menor de las palabras
    Por ej. si estas en R. Mejía ni hables de AUH, si te metés en I. Casanova no hables de impuesto a las ganancias… (aunque me parece que lo de ganancias ya está solucionado ¿no? por que no se habla a pesar que hoy están alcanzados muchos más sujetos que antes… delicias de los triunviros….)
    En CABA, de Rivadavia pa’l norte a modo de “corte social grosero”, a “los vecinos” les importa 3 sorongo los hospitales y la escuela pública
    Para esta segmentación son necesarias las listitas recolectadas por intendentes y militancia pateando el territorio, creo que esto debe estar hecho

    Pero lo más complicado a mi entender es cómo hacerle entender A TODOS que el estado NO SIEMPRE es una barrera para su realización y que no es lo mismo éste estado que el pasado, no se trata de decir lo maravilloso que era el anterior sino ponerlo en perspectiva con el actual. Creo que hay sobradas muestras como para bajar dicha perspectiva a tierra (deva, jubilados, tarifas, pensionados, etc)

    La dificultad es cómo mezclar todo esto en las redes sociales ya que ahì te miran todos pero quizàs en este segmento conviene hacer notar bien “in yor feis” la mentira de este gobierno de mierda, afortunadamente hay material “fìlmico” de sobra y que hablen por si solos, basta un corto compilatorio con mensaje final de pocos segundos…. (en esta debo reconocer que Pioli tiene una buena a su favor por que el manco puede libremente decir ¿te acordás cuando la campaña del miedo?)

    PD: esta nota de Natanson y la de M Rodríguez podría formar parte del Tratado sobre el alcance y capacidad de destrucción masiva del voto o dícese del uso indebido de las hormonas

  15. Carlos Maris dice:

    ¿Me falta plata a mí? Depende, me gustaría viajar por África, recorrer en helicóptero y a pie el Valle del Rift. Ahí sí me faltaría plata. Pero para vivir con tiempo y hacer lo que me gusta me alcanza, y hasta creo que me sobra. ¿Necesita votos la UC? Depende, Perón en 1954 obtuvo el 64% de los votos, y al año siguiente bombardearon la Plaza de Mayo, etc., y lo echaron. En 1957 ya tenía el 25% (votos en blanco); y en 1963 el 19%. [Pausa]

  16. Gabriel dice:

    El tema de fondo es ¿porqué los oprimidos eligen y prefieren seguirlo siendo?. Visto a nivel macro, esa es una contradicción que, sin embargo, opera en lo más profundo del “sentido común”. Es tal vez el fenómeno más claro y palpable que podemos encontrar en el mundo entero y a lo largo de los siglos, por lo que no me parece algo que, desde una mirada contemporaneidad, pueda entenderse solamente como el producto de una arraigada y triunfadora conciencia capitalista; en toda sociedad y en todo momento ha existido la mayoritaria tendencia a aceptar la iniquidad como algo dado y necesario, y esto ha sido aceptado, a lo largo de los siglos, bajo diferentes metáforas (por lo general relacionadas con algún tipo de trascendencia que vendría a redimir toda iniquidad actual). Por otra parte, también a nivel macro, si consideramos los pongamosle “momentos revolucionarios” que se han sucedido a lo largo de la historia, no creo que tampoco estos puedan entenderse simplemente desde un “lagente” se canso de sufrir y ser explotada; porqué han existido situaciones de enorme explotación que no han desencadenado revoluciones, y revoluciones que sea han dado en lugares donde uno no puede decir que ya la cosa no daba para más. Ha lo que voy con esto es que al igual que la iniquidad y la injusticia es soportada e incluso abrazada bajo algún tipo de metáfora, también los grandes cambios se producen por la suplantación de la metáfora imperante, por otra – que además en los hechos suele devenir igualmente injusta e inequitativa- pero esa suplantación no opera a nivel consciente, mucho menos por la fuerza de los hechos y en la realidad empírica; en tanto que cambio de metáfora, lo que opera es un cambio a nivel inconsciente que solo a posteriori se expresa bajo otro tipo de metáfora, y está es la que aparece bajo relatos, concepciones, ideologías y también, por qué no, campañas políticas.

    La metáfora capitalista – como sistema socio-cultura y hasta metafísico imperante – sería, en cuanto tal, inexpresable. Pero una idea que tal vez a-parece, se me ocurre que es la del “sueño americano” en el sentido de que siempre existe la posibilidad de progresar y que de un momento a otro uno puede pasar a ocupar un estatus de bienestar y privilegio. Es obvio que todos saben que no funciona! y que a diario todos comprobamos que no hay ninguna relación causal entre merito y progreso ( y para esto no hace falta recurrir a ningún indice de gini) sin embargo, ideas como estas se encuentran de lo más arraigadas en el sentido común y son virtualmente reales. Lo que en verdad se vende y se consume es una ilusión – no un producto- una virtualidad que resulta ser más real que la propia realidad, la cual solo se sostiene sobre esa base ilusoria; sobre esa virtualidad real. Dicho de otro modo, lo que en el fondo importa no es cuantos más chevrolete cruce se vendan, sino cuantos más manejen un gol deseando que fuera un cruce. El punto que de alguna manera intento expresar brevemente en esto, está en que los – en otro comentario – llamados procesos políticos creativos, que son los que demandan adoptar una posición confortativa, encuentran su limite o esa “dificultad de llegada”, en el hecho de que se intenta promover o demostrar la situación real de confrontación, como un fenómeno puramente externo (básicamente bajo la demostración del traspaso de riquezas desde los sectores menos favorecidos a los más acaudalados) cuando la confrontación que en el fondo o primeramente ocurre es de orden interno, en el sentido de que lo que se está promoviendo es confrontar con los PROPIOS deseos, ilusiones y aspiraciones que uno tiene. Digamos, el “pibe Gol”, digamos, con más o menos dificultad, logra asumir que las políticas neoliberales – entre otros males- lo alejan cada vez más de comprarse un cruce, sin embargo le otorgan -de una forma que la realpolitik poco sabe apreciar- la ilusión y la virtualidad de que, de tener él un cruce, de ser él un meritocrata, sería el tipo más feliz del mundo (porque lo mejor a lo que se puede llegar es a ser un meritocrata,justo igual que aquellos a los que reconoces como los beneficiarios de las calamidades ajenas y propias) y que importa no serlo y saber que no lo será! si es esa ilusión la que en algún punto ya le permite un poco de goce en el manejar un Gol.
    Mientras que por la otra parte, en lo que tal vez encuentre mayor resistencia a los procesos que requieren una posición confortativa, sea en encontrar en estos una amenaza a lo que él “ya tiene” osea, a esa virtualidad real por la cual él “ya ganó”, él ya “tiene” un cruce; aunque por lo pronto tenga que preocuparse en cómo pagar la cuenta de la luz (eso no siempre logra frustrar los deseos y aspiraciones, y a veces hasta las fomenta como velados consuelos) pero aquello de “la patria es el otro”, la igualdad redistribución y equidad… resultan o a-parecen como completas hipocresías y engaños fraudulentos que, aunque se logre más o menos entender que te ayudaron o te pueden ayudar a comprarte el Gol; lo que vos queres es el cruce… no solo o mejor dicho, no tanto por ser mejor auto, sino por todos los que andan en Gol deseando un cruce.

    En ese – reconozco, bastante intrincado – sentido, el asumir una posición confortativa es, para el “pibe Gol” y para cualquiera, autoreferencial: se confronta con uno mismo y así preferimos sostener cualquier ridiculez, esperar segundos semestres , segundas vidas o luces al final del túnel, antes que contradecirnos y confrontar con aquello qué, aunque no tengamos ni seamos (muy posiblemente nunca) es lo que más deseamos.

    • claudia dice:

      Ni duda, Gabriel, de que el componente aspiracional tiene peso enorme porque amasa gran parte de la identidad individual. Que se siente en riesgo cuando alguien le propone rasear para arriba. Ni duda, también, de que la propuesta del Kirchnerismo se fue armando sobre la praxis de gobierno (no podría asegurar que gran parte de ella partió de convicción deliberada; más bien, creo que resultó así, fruto de las vicisitudes de una praxis que no cuestionó capitales concentrados hasta que le pisaron los callos en 2008 y, del encuentro fortuito con una masa importante de población que encontró lugar para colar sus demandas más interesantes).
      Pero lo cierto es que esa expresión política se fue armando en el camino. Y luego, sí, se detuvo a precisar contenidos innegociables (contenidos básicos, tampoco la exquisitez ideológica, ojo). Y los expuso al público con mayor o menor habilidad comunicativa. Lamentablemente, la misma vocación de comunicación parece que tuvieron sendos corruptos enquistados: a su manera ladrona, ellos también expusieron su visión del mundo y nos expusieron a descrédito, con ello.
      Pero hay en las personas mucho de volición, no son papelitos al viento flotando a manos de su caprichoso inconsciente. Y si laburan (o, infelizmente, no tienen laburo pero hacen uso de idéntica lógica diaria para sobrevivir), tienen herramientas mentales suficientes para decidir si apoyar o no un proceso de transformación.
      Porque más allá de la propia voluntad del kirchnerismo (acotada o amplia en relación al lugar adonde se dirigia), se veía clarito que un tipo de administración así, conducía a verdaderos cambios de paradigma. Y al menos una parte de la población esperaba hacía tiempo esa oportunidad de transformación.
      Pero una transformación requiere que te reformules y comiences a cuestionar las relaciones de proximidad (tu patrón/a, tus amistades, la legitimidad del comerciante de tu barrio para estafarte, que pienses en el sistema de propiedad – es fácil pensar en la obligatoria generosidad de un Estado pero muy difícil pensar en practicar la individual -, etc.). Y ahí veo yo el problema. En el rechazo al trastrocamiento de las relaciones de proximidad (a la postre, el mundo conocido de cada quien). Saludos.

      • Raúl C. dice:

        Conectada con el tema de la dificultad para adaptarse a los cambios de paradigma, es esta reflexión de un español:

        “Se cuentan con los dedos de la mano [se refiere a la gente de ‘izquierda’] por que la mayoría, silenciosa siempre, recurre al resorte de supervivencia que la lleva a camuflarse con el entorno, para aprovechar el privilegio desde esa opción que llaman apolítica. Si uno es apolítico, es de derechas. Si se define de derechas, es de derechas. Si cree que todos los políticos son iguales, es de derechas. Si reniega de la política, es de derechas. Si no es de nada, es de derechas. Como verán ustedes, ser de derechas es fácil. Sólo hay que dejarse llevar”.

  17. […] del día siguiente. Un valioso amigo del blog me señalaba un posteo que subí hace justo 40 días Los votos que le faltan a Unidad Ciudadana. Creo que había ahí un análisis acertado (aunque incompleto). Pero quiero remarcar que el […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: